Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

lunes, 31 de diciembre de 2012

CÓMO GENERAR POSITIVIDAD Y ENTUSIASMO EN CADA UNO DE SUS MOMENTOS PRESENTES

*Podría decirse que nuestra vida es una sucesión de momentos presentes en los cuales somos felices o estamos negativos y nada más.

*Sé que esto es una simplificación deliberada; sin embargo, podemos aprender a configurar, modificar y experimentar un estado de ánimo mental que sea positivo, feliz y constructivo.

*Nuestra vida es una sucesión de momentos presentes que pueden ser felices o infelices de muchas maneras; la mayor parte de nuestros momentos presentes son negativos e infelices por la calidad de los pensamientos que tenemos que de muchas maneras suelen ser negativos.

*Los pensamientos negativos tienen que ver con los temores, con la ausencia de una filosofía de vida positiva, con personas que se resisten a la invitación de la vida respecto al hecho de vivir aprendiendo cada día algo valioso, algo importante; también los pensamientos tienen que ver con querer cambiar las cosas de manera negativa siendo que cuando así se hace, sólo se llega a producir un gran desastre para el pensador que está queriendo crear de esta manera.

*Vemos este ejemplo a veces en nuestros hijos que se empeñan en cometer errores a pesar de las advertencias y de las peticiones para hacer las cosas correctas; ellos no se dan cuenta de que la sumatoria de los errores llega a producir un efecto especial conocido también como, metafóricamente hablando, “el momento en que la pita se rompe” y así se ven nuestros hijos enfrentados a la suma de sus errores y no les queda más remedio que tomar la decisión de aprender o de seguir mintiéndose a sí mismos.

*De una o de otra forma, lo que nos interesa es aprender a convertir muchos momentos presentes en momentos felices, en momentos positivos y en momentos veraces porque sólo la verdad libera y edifica de manera perdurable.

*Ahora vamos al método, comience por enderezar su cuerpo, rote los hombros por favor y levante las cejas tres veces; ahora imagine que todo el aire se ha vuelto de color naranja y haga una gran inhalación profunda y luego exhale lentamente. A continuación diga en voz alta: ”Este es mi momento presente y lo declaro puro, perfecto y feliz; estoy lleno de buena salud y de actitud positiva; todo está mejor que antes y eso también se aplica a mis hijos (en caso de tenerlos) por lo tanto, podré generar puntos de vista positivos que me permitan respirar profundo y con alivio y me permitan saber que la ley de atracción ha funcionado en el pasado, sigue funcionando en el presente y va a seguir funcionando en el futuro, por lo tanto me declaro un ser feliz, creativo y lleno de positividad; estoy en paz y sé que todo va a seguir mejorando en mi vida, en la vida de mi familia y en la vida de todos”.

*Con este pequeño ensayo ha podido darse cuenta de que su momento presente, de alguna manera, se ha vuelto más positivo, más lleno de esperanza y que tiene el poder de revisar todos sus momentos presentes y hacerles ciertos cambios para que sean más felices pues se trata de momentos que de alguna forma, son su propia vida; al aprender a revisar sus momentos presentes también puede revisar la polaridad de los pensamientos y la liberación que está emitiendo con su campo áurico que es el campo que activa su ley de atracción.

*Afirmación constructiva para escribir diez veces o más:”Me concentro en la abundancia de sensatez en mi vida” .

Amores tóxicos

Ana tiene 35 años y con su actual pareja llevan una relación ‘tóxica’. Cuando conoció a su esposo, él ya evidenciaba una clara tendencia a la infidelidad, impulsividad y agresión verbal. Aún así decidió tolerar la situación porque explica que necesitaba sentirse amada y también más segura.
La situación se fue agravando a medida que permitía nuevos maltratos. Ya casada bajó mucho de peso, su rendimiento profesional, que era excelente, disminuyó y entró en depresión. Ahora vive presa de una situación que no puede controlar, pero tampoco se atreve a salir de ella.

Baja autoestima
“Se escucha hablar de mujeres que ‘aman demasiado’, pero lo cierto es que se aman muy poco y por vacíos y carencias afectivas aceptan relaciones que dañan su integridad, como una retroalimentación al bajo concepto que tienen de ellas mismas y que refuerza su creencia de poca valía”, explica la sicóloga clínica Ingrid Saavedra.
Deja claro que aferrarse a alguien no es amor. Llenar vacíos con la pareja tampoco lo es. “Necesitar de alguien no tiene nada que ver con el amor”, dice.
La especialista remarca que estas relaciones tóxicas que parecen no tener fin son vínculos en los que la ambivalencia y el desamor son el fermento, donde hay una víctima que alimenta a un verdugo. Por eso existen.

Un cuento sin final
María, de 45 años, durante años ha soportado la agresividad y hasta la infidelidad de Luis (50). Siempre dice que ya no aguanta más esa situación, que lo ama, pero que ya no quiere vivir de la misma forma. Lo deja por un tiempo y cuando menos lo piensa, está de nuevo con él.
“Es que mis hijos necesitan a su padre. Ellos lo extrañan. Sé que ahora sí va a cambiar. Él me lo ha prometido y ahora le creo”, afirma esta mujer que sufrió el abandono de su padre y un tanto de su madre, que se dedicó a trabajar para sacar a sus hijos adelante, privándoles de su cariño y atención.
Entre sus pacientes Saavedra ha encontrado un rasgo común en las mujeres que experimentan este tipo de relación: la mayoría de ellas son personas ejemplares, sumisas y muestran una característica de cumplimiento frente a sus padres o, caso contrario, tienen grandes carencias afectivas marcadas, ante la ausencia física o emocional de uno de ellos.

Por qué se las tolera
En criterio de la sicóloga Claudia Tórrez, varios son los factores que influyen en el hecho de que una persona tolere el maltrato y la infidelidad. La baja autoestima es uno de los elementos más importantes, ya que estas personas creen que merecen el maltrato, que no merecen ser felices y se sienten responsables de la violencia que sufren.
Estas personas no se valoran y llegan a sentir que sin la pareja no existen, no valen y no se creen capaces de soportar el abandono de su pareja, y por eso toleran las infidelidades y los maltratos de todo tipo.
Otro factor que entra en juego en los amores tóxicos es la cuestión cultural. Las mujeres se acostumbran a ver cómo sus padres han dominado a sus progenitoras y a ellas en su rol de hijas, reconociendo al hombre como el jefe del hogar.
Además, resalta Tórrez, como el controlador no siempre es agresivo, luego de una situación de maltrato, se disculpa y se deshace en halagos, regalos y promesas de que no volverá a suceder, y la persona agredida perdona una y otra vez.

No hay amor ni respeto
En criterio de la sicóloga Liliana Zabala, hoy en día la infidelidad y el maltrato conviven porque no hay amor ni respeto. “Nos enamoramos de personas que durante el noviazgo son infieles y torpes, pero perdonamos por amor y es un eslabón más que une la cadena de errores que se cometen. Lo peor es que no hablamos por temor a que nuestra pareja se vaya de nuestras vidas. Eso nos remite a pensar que somos dependientes del amor, pero por carencias de la infancia”, dice.
Desgraciadamente, para esta sociedad sufrir por amor es romántico y no hay amor sin un gran dolor de parte de alguno de los protagonistas, explica Zabala. “Las mujeres que ‘aman demasiado’ son aquellas que se sienten atraídas por personas problemáticas y quedan enganchadas a situaciones conflictivas por formar pareja con alguien inadecuado”, concluye la especialista.

Relaciones difíciles
Para la sicóloga Mónica Rivero una relación tóxica es aquella cuando la persona siente que no ama a su pareja pero es mayor la necesidad de no estar solo y por eso decide continuar. Asimismo, el vínculo es negativo cuando la mujer acepta todo lo que dice su pareja como ley, aunque no piense igual.
Explica que una relación es tóxica cuando la pareja acepta el maltrato, sea verbal, físico o emocional, poniendo como excusas sus defectos. Advierte que el juego vicioso comienza desde el enamoramiento. Primero es alguien muy gentil, halagador e intachable. Así enamora a su víctima, para luego, de forma sutil, ir anulando su autoestima.
“Desde la época de cortejos, el maltratador pone en escena alguna de sus artimañas, desvalorizando a su pareja, gritándole delante de gente, dando patadas a las puertas o enfureciéndose sin motivos. Luego hace un show para disculparse y la víctima perdona, al pensar que cambiará cuando se casen”, expresa.

No cambian tras la boda
“Es importante recalcar que la pareja no va a cambiar con el matrimonio. Al contrario, los rasgos buenos o malos se acentúan con la convivencia. Si como cortejo él era celoso, infiel, aburrido o irrespetuoso, en casado será el doble”, sostiene Rivero.
El círculo vicioso de idas y vueltas en esas parejas se da porque hay un encaje perfecto entre su forma de ser y la patología que tienen, dado que ambas personas no son felices pero se necesitan, expresa la experta.
Asimismo, hay personas que, siguiendo la tradición familiar, se enamoran de un maltratador, infiel o borracho como fue su padre. Así para ella es normal seguir en este ambiente es porque es lo único que conoce. Sucede igual con el que golpea o maltrata a su pareja. Es lo que aprendió en el seno familiar, aunque esto no justifica su comportamiento, porque hay excepciones y se puede elegir un camino distinto.






Gritos y peleas. No siempre la agresión es física, sino también emocional y sicológica; los agresores son manipuladores



PARA TOMAR EN CUENTA

Tipos de agresiones
Además del maltrato físico, hay otros tipos de agresiones, detalla la sicóloga Liliana Zabala, entre ellas:
Humillación. Por medio de la cual una persona es avergonzada generalmente en público.
Insulto. Con la intención de lastimar u ofender.
Amenaza. Posible o potencial perjuicio o daño.
Devaluación. Hacerlas sentir menos de lo que son y lo que valen.
Control. Tener dominio sobre ella, decidir sobre qué es lo que puede o no debe hacer.
Ofensas. Acto o palabra que sirve para herir o humillar la dignidad de la mujer.
Gritos. Para hacerlas callar e impedir que se expresen.

Causas
Dependencia emocional y afectiva y la sumisión, además de la baja autoestima.
Temor a estar sola y tener que enfrentar sola los problemas familiares y económicos.
La opinión de los demás, en especial del entorno, la familia y amigos sobre el papel de sumisión de la mujer dentro del matrimonio.
La culpa derivada de esa situación de sumisión y pensar que merece un castigo por portarse mal.
La falta de independencia económica y la necesidad de sacar adelante a los hijos.
La ley y las reiteradas denuncias de amenazas son archivadas. La Policía no actúa hasta que se cometa el delito.



AMORES Y DESAMORES
Algunas estrellas de Hollywood han tenido, y otras siguen teniendo, ese tipo de vínculos que solo provoca daño


1
Charlie Sheen y Denise Richards
Tormenta amorosa
El famoso actor de la serie Two and a half men siempre tuvo fama de mujeriego y adicto a las drogas. Su matrimonio terminó con escándalos, denun-
cias y juicios. Por amor a sus hijas pusieron fin a las peleas y se alejaron, pero, al parecer, no del todo.




2
Whitney Houston y Bobby Brown
Terminaron en divorcio
Estuvieron casados durante 14 años, pero la adicción de ella a las drogas provocó que la relación no funcionara, a pesar de muchos intentos. Su relación estuvo llena de conflictos. Al final,
decidieron divorciarse en 2007. Ella murió en febrero de este año.





3
Rihanna y Chris Brown
Una relación de ida y vuelta
Eran la pareja dorada hasta que Chris le dio una tremenda golpiza en la previa a los Grammy 2009. Tras ese violento episodio, él fue condenado a prisión en suspenso. Se le prohibió estar cerca de la cantante, pero los rumores afirman que siguen juntos.






4
Amy Winehouse y Blake Fielder
Peleas y agresiones
Su matrimonio estuvo lleno de peleas, drogas y problemas con la ley. Después de dos años juntos, se separaron en 2009. A pesar de que él estaba en prisión, regresaban siempre hasta que ella falleció.





CÓMO SALIR DE UNA RELACIÓN DESTRUCTIVA

La sicóloga Claudia Tórrez afirma que las personas atrapadas en algún tipo de relación insana pueden librarse de ella y apostar a una vida plena de amor verdadero y recíproco.

Qué hacer. Para alcanzar el objetivo, lo primero que debe hacer la víctima es reconocer el problema. También es fundamental querer terminar esa relación adictiva. Así se puede comenzar a ver la solución.

Buscar confidente. Entre los amigos o la familia alguien que escuche, de forma imparcial y sin juzgar los comportamientos ni del agresor ni del agredido, puede ser una buena forma de comenzar a salir de la situación. Es necesario quitarse de la mente que la culpa de las agresiones la tiene uno, porque no es así. Nadie tiene derecho a ejercer ningún tipo de violencia sobre otro ser humano.

Recomendación. Hay que recurrir a la ayuda de un profesional o grupo de apoyo. Se pueden compartir experiencias con personas que viven lo mismo y que las comprenderán mejor que nadie. El apoyo de un profesional capacitado en estos casos es muy beneficioso.


Es importante analizar por qué alguien nos cae mal para mejorar la situación.

El regular las emociones nos permite tener una interacción adecuada con las personas que nos rodean, ya sea en el hogar, en el trabajo, en la calle, es decir, en el ámbito familiar, laboral y social en el que nos desenvolvemos. Según la docente y psicoterapeuta Martha Heredia, generalmente es en el hogar donde se deja de lado la capacidad de regular o controlar las emociones. "Podemos agredir fácilmente a nuestra pareja, o a nuestros hijos; ya que tenemos la certeza que ellos nos perdonarán cualquier descontrol nuestro, aunque en realidad las personas que nos rodean pueden llegar a cansarse o sentir miedo, rabia, resentimiento e incluso odio hacia nosotros", indicó.

Regular no es reprimir. Por su parte, la psicóloga social Isabella Prado Zanini, indica que "regular" las emociones no debiera significar reprimirlas, sino más bien reconocerlas y tratar de concentrarse en aquello que nos genera emociones positivas y buscar evitar aquellas situaciones que nos provocan emociones negativas. Es aconsejable hacer un trabajo interior para procurar liberarnos de rencores, amarguras y otros sentimientos negativos que al final de cuentas nos afectan más a nosotros que a los demás. Eso nos permitiría disfrutar los buenos momentos y sería el mejor regalo que nos podemos hacer a nosotros mismos en esta época del año", indicó.

Paso a paso. Es muy importante hacer un análisis detallado de "cuáles son las emociones que nos causan problemas, o que dañan a las personas que nos rodean", señala Heredia. Por ejemplo, la vergüenza, el pesimismo son emociones que nos impiden valorarnos y ser felices, una vez identificadas estas emociones como negativas, se debe realizar ejercicios sencillos de afrontamiento para ir venciéndolos día a día. Se trabajará a la inversa cuando las emociones que le causen problemas sean la ira, la hostilidad. Entre las técnicas más sencillas, están la de aprender a identificar los detonantes que producen estas emociones, si estos detonantes pueden ser evitados, se disminuirá la ira, si no pueden ser evitados, como por ejemplo el tráfico vehicular genera ira en los conductores. Un ejercicio para manejar esta "ira", es conducir con música de su preferencia, ya que automáticamente relaja y disminuye el estrés, acotó.

domingo, 30 de diciembre de 2012

¿Amor en crisis?

TODAS LAS PAREJAS ENFRENTAN PROBLEMAS CONYUGALES, SIN EXCEPCIÓN | SIN EMBARGO, LA MAYORÍA DE LOS PROBLEMAS TIENE SOLUCIÓN. LO FUNDAMENTAL ES EVITAR UNA RELACIÓN DESTRUCTIVA Y CUANDO LA SITUACIÓN NO MEJORA, BUSQUE AYUDA PROFESIONAL.

Si bien la mayoría de las parejas contraen matrimonio ilusionadas, no es secreto que a lo largo de la vida conyugal, inclusive desde el principio, tendrán que enfrentar, unas más que otras, a una serie de problemas típicos que sobrevienen a la convivencia. Una cuestión que todos se preguntan es a qué se debe que algunos matrimonios duran toda la vida y otros no...¿Existe un secreto o fórmula?

“La pregunta es clave e importantísima y la respuesta es simple y lógica: los problemas frecuentes se deben a que la pareja no ha desarrollado una de las capacidades más importantes para sostener una relación y una vida plena en familia, sociedad y de manera individual; estamos hablando de la capacidad para resolver conflictos”, dice Verónica Trigo Padilla, licenciada y especializada en la Universidad Autónoma de Madrid, NHS Inglaterra, Colegio Oficial de Psicólogos Madrid. Máster en Psicoterapia individual, de pareja, familia, niños, adolescentes, grupal y transcultural.

Varios investigadores han tratado de encontrar la clave para lograr una pareja feliz, funcional y duradera y el secreto no está en la ausencia de discrepancias. Tanto las parejas funcionales como las disfuncionales, discuten, pero las funcionales encuentran la forma de hacer de esa discusión algo constructivo, logrando que ya no vuelven a divergir sobre lo mismo, sino que eso ya fue resuelto y si aparece algún otro conflicto generalmente es nuevo. Las parejas disfuncionales pelean y hacen que esa situación sea destructiva, magnifican los problemas o los minimizan, no resolviendo el fondo. Por lo general no llegan a ningún acuerdo y arrastran temas por días, meses e incluso años.

“Lo bueno es que al ser una capacidad, se puede entrenar y los psicólogos podemos ayudar a las personas a entrenarse en la capacidad para resolver problemas”, asegura la especialista.



PARA RESOLVER PROBLEMAS

Según Verónica Trigo, la capacidad para resolver problemas está vinculada a los siguientes conceptos:



• Habilidad para identificar el problema

• Tino para dimensionarlo adecuadamente

• Ejercitar la autocrítica

• Ponerse en el lugar del otro (empatía)

• Practicar la tolerancia

• Promover la creatividad

• Capacidad para aceptar

• Predisposición para disculparse

• Voluntad para perdonar

• Tener una gama amplia de estrategias para resolver los problemas (hay personas que siempre que pasa algo gritan, lloran o evitan; es necesario ampliar el repertorio)



PROBLEMAS MÁS FRECUENTES

La especialista asegura, basada en estudios y en su experiencia, que los problemas más frecuentes son:

• Casarse o tomar decisiones importantes en el periodo de la idealización, ya que luego en la convivencia es que se empiezan a conocer esos aspectos que se pasaron por algo o no se llegaron a conocer

• Mantener una relación o incluso casarse enamorado del amor o por la necesidad de establecer una pareja. La persona no se enamora realmente del otro, si no de la necesidad de tener a alguien a su lado

• Objetivos diferentes en el proyecto de pareja y personal. Por ejemplo: uno desea tener hijos y el otro no

• Diferentes estilos de vida y cultura

• Estilo comunicativo negativo y peyorativo

• Incapacidad para resolver problemas

• Desacuerdo en la distribución de las tareas del hogar

• Intervención frecuente de la familia de origen

• Infidelidad y celos

• Problemas económicos

• La monotonía

¿CUÁNDO BUSCAR AYUDA?

Es signo de inteligencia emocional buscar ayuda cuando uno mismo o su entorno no sabe cómo resolver un problema. No olvidemos que los psicólogos somos expertos en conducta, emoción, pensamiento y relaciones. Si no tenemos la claridad o las estrategias para abordar un problema, es sabio buscar ayuda.

Signos que muestran que se necesita ayuda:

• Las críticas generalizadas a la otra persona (en lugar de las quejas específicas)

• El desprecio o desdén

• La actitud defensiva (que generalmente se manifiesta como contra-ataque)

• La actitud evasiva (escapar del afrontamiento de los problemas, de manera indefinida)

• Sufrimiento continuo

• Sensación de estancamiento

• Maltrato psicológico o físico

• Tentación o actos de infidelidad



¿QUÉ SE PUEDE ESPERAR DE LA TERAPIA? Y ¿CUÁN EFECTIVA SUELE SER?

“La psicoterapia de pareja puede ser muy efectiva. Trabaja por algo muy importante: lograr una versión mejorada de uno mismo, que a su vez tiene efectos en cada relación y tarea que emprendemos. En mi consulta he visto parejas que han logrado vivir mejor, continuando un proyecto de pareja con más capacidades para resolver conflictos y dándole lugar a una comunicación más afectiva y efectiva. En otras ocasiones la Psicoterapia de pareja ha ayudado a tomar el paso de disolver una pareja con serenidad y aceptación para vivir de una manera más tranquila”, explica Trigo.

La Psicoterapia dirigida por un profesional especializado en parejas puede:

• Aclarar las posiciones

• Promover la autoconciencia

• Estimular la empatía y entendimiento de lo que necesita, quiere, piensa y siente el otro.

• Facilitar el diálogo y entrenar mejores formas comunicativas más efectivas.

• Entrenar en la resolución de problemas

• Desarrollar el crecimiento personal que a su vez tendrá efectos en las relaciones con los otros.

Muchas veces me llaman para solicitar una cita y me dicen: pero mi pareja no desea acudir a consulta. En esos casos yo recomiendo que la persona que sí está motivada lo haga. No nos olvidemos que la pareja es un sistema y es como cualquier otro sistema, si empieza a modificarse una de sus partes, ésta tendrá efecto en las otras y así empezará el cambio.

CARACTERÍSTICAS DE LAS PAREJAS FUNCIONALES

Existen varias teorías sobre las parejas funcionales. La especialista propone una serie de aspectos que debe preguntarse con respecto a su pareja. En la práctica clínica esto ha dado excelentes resultados:

• La atracción: no sólo física, puede ser emocional, intelectual, espiritual, etc. Se refiere a si le gusta la persona que tiene frente y si Ud. le gusta a ésta. Muchas personas mantienen una relación con personas que en realidad no les gustan y por eso necesitan cambiarlas.

• El afecto: ¿Sienten amor mutuo? (no adicción, lástima, miedo, necesidad que es otra cosa)

• La tolerancia: ¿Pueden aceptar lo que no les gusta sin que eso vaya en contra del bienestar y dignidad de cada uno?

• La autocrítica: ¿Tienen la capacidad de admitir sus errores?

• Capacidad parar resolver problemas: ¿Pueden llegar a acuerdos sin necesidad de agrandar los problemas? ¿Tienen distintas estrategias para resolver los problemas? ¿Después de las discusiones sienten que están más unidos o simplemente dejan pasar el tema como si no hubiera pasado nada?

• Fe en la otra persona y en la relación.

• Proyectos en común: ¿se orientan hacia la misma dirección?

• Afinidades: ¿convergen en aspectos esenciales?

• Capacidad para divertirse: la comunicación y las actividades no sólo son de coordinación si no también promueven el afecto y el humor.

Recuerde, ante de que sea

demasiado tarde, puede buscar ayuda profesional.

viernes, 28 de diciembre de 2012

¿Practicar deporte mejora las relaciones sexuales?

Usando ultrasonidos para medir el flujo de sangre al clítoris, Omer Faruk Karatas y sus colegas de la Universidad de Ankara (Turquía) llegaron a la conclusión de que las mujeres atletas, en comparación con las mujeres con una vida sedentaria, tienen mayor flujo de sangre al clítoris –lo que mejora el orgasmo- y mejor función sexual. “Para las mujeres, estar físicamente en forma implica que la actividad sexual es mejor”, concluían los autores en la revista Journal of Sexual Medicine publicado el año pasado.

Por otro lado, en un estudio con 31.000 hombres que superaban los cincuenta años de edad, investigadores de la Universidad de Harvard (EE UU) demostraron que hacer ejercicio aeróbico (por ejemplo caminar rápido o correr) entre 3 y 5 horas semanales reduce en un 30% el riesgo de sufrir disfunción eréctil y aumenta la duración de la erección.

jueves, 27 de diciembre de 2012

5 cosas que espantan a las chicas fiesta



Ahora que te agarró soltero, el flamante 2013 debe empezar con bombos y platillos. Así que ponte el tradicional boxer rojo, alista tus mejores pilchas, péinate de forma casual y usa una rica colonia. Luego de esto, presta mucha atención: éstas son las cinco cosas que hacen que pases de galán codiciado a un verdadero espanta solteras durante una fiesta de Año Nuevo.

1. El borracho. “La noche empieza bien, ves al chico de tus sueños frente a ti, y ¡eso que no querías ir a esa tonta fiesta!”, cuenta Rafaela, de 25 años. “Como no quieres pasar el nuevo año sola, le devuelves las sonrisas, pero con el pasar de las horas, se va desfigurando hasta que se cae de su silla. De príncipe pasa a patético”. Beber más de lo debido no es un afrodisíaco. “La clásica es que se emborrache y acabes con un saco de arena en vez de pareja”, se queja Analía.

2. El amiguero. Me emocioné cuando me invitó a festejar Año Nuevo con él y yo estaba segura de que tendríamos algún momento para nosotros, hasta que se convirtió en ‘alcuza’: se pasó toda la noche de mesa en mesa. Me enojé y lo dejé ‘circulando’ por ahí”, recuerda Ruth (22), aún ofendida.

3. El peleador. “No me molestó que este chico estuviese borracho, pues yo también lo estaba, pero de pronto empezó a portarse bravucón con los de mi mesa —mis primos— y los desafió a sacarse la mugre afuera. Como los chicos se quedaron boquiabiertos, el imbécil empezó a soltar patadas y puñetes. Lo sacaron a la fuerza del local”, rememora apenada Paulina (31).

4. El tacaño. “Después de que estuviste 48 horas preparándote para tal evento, pasando desde la depilación, el facial, la peluquería y demás, hasta el vestido, el tipo te termina llevando a un sucucho de quinta y ni se toma la molestia de decir que estás bonita”, aporta Mireya. “Estaba charlando con un tipo hasta que se le ocurrió pedirme que le invite un trago. O sea...”, resume Lía.

5. El galán. Cuando él se me acercó, tenía la sonrisa más cautivadora del mundo y una mirada seductora. Luego de hacerme algunos chistes, se fue a traerme un trago, el trago más lento de la historia, pues en el camino a la barra usó la sonrisa cautivadora y la mirada seductora para coquetear con cualquiera que se topaba en el camino. Me cansé de su actitud y lo mandé a rodar”, relata Melanie. “José me invitó a una fiesta para que conozca a sus amigos, pero lo único que pillamos fue una turba de amigas confianzudas que le secreteaban al oído y se reían. Preferí irme con un chico menos popular, pero con sus ojos puestos en mí”, concluye Carola.



Mi hijo es un coleccionista compulsivo

“Mi hijo de 17 años tiene colecciones enteras de videojuegos, superhéroes y animé. En su habitación ya no hay espacio y ha optado por poner sus cosas en muebles del resto de la casa”, cuenta Ana María, de 35 años, propietaria de un café internet.

Mientras llenar álbumes con cromos o coleccionar objetos no sea una tendencia obsesiva, hasta el punto de desarrollar una patología, no es malo. Al contrario, ayuda muchas veces a desarrollar habilidades y actitudes positivas como la constancia, el orden, la paciencia o la memoria.

Depende mucho de qué tipo de objetos coleccione el hijo. “Si la intención es inofensiva, por ejemplo, si le gusta tener camisetas de fútbol de diferentes marcas y los papás se las regalan en Navidad o su cumpleaños, o si prefiere tener las poleras de los jugadores más famosos en el mundo, no es algo malo. No los daña si es con medida”, dice el psicólogo Guillermo Soria.

Sin embargo, si el niño o adolescente empieza a coleccionar celulares, juegos electrónicos como el Wii, Xbox, Playstation y otros objetos costosos, es algo que debe ser frenado. En ese caso, los padres de familia tienen mucho que ver, porque inicialmente son ellos los que suelen fomentar esa conducta. Lo que debes hacer es enseñarle el valor de las cosas, así como que existen objetos que pueden coleccionarse y que otros no.

De hecho, coleccionar objetos de forma obsesiva es un síntoma grave y cuando el chico entra en la etapa de desesperación por conseguir el objeto —una muñeca específica, relojes, abanicos, figuritas, cajetillas de cigarrillo, dinosaurios, tanques, barcos, tajadores, lápices, figuras de acción u otros— puede llegar al punto de conseguir dinero de forma ilícita, vendiendo algunas cosas suyas o tuyas. Es entonces cuando necesita ayuda psicológica.

La excesiva publicidad de algunos juguetes o piezas de última tecnología —ya sea por Tv o internet— provoca que muchas personas que tienen una tendencia a sufrir un trastorno obsesivo compulsivo desarrollen más temprano esta patología.

“Si esta afición se cultiva de forma controlada, coleccionar objetos es beneficioso desde un punto de vista psicológico, ya que permite desarrollar habilidades y actitudes positivas para el individuo”, recomienda un reportaje sobre el tema en la página www.abc.es.

“El coleccionismo fomenta habilidades sociales, la disciplina y ayuda a los niños a comprender mejor la economía y el ahorro”, explica la psicóloga Marcia Mercado.

“Sin embargo, se debe vigilar de cerca para que esta afición no repercuta en el desarrollo de tu niño, como que deje de comer su merienda diaria para comprarse figuritas o que alguna vez saque dinero de tu cartera”. Por eso es muy importante que tengas control sobre este proceder.

Rasgos

Puedes reconocer en tu hijo rasgos de personalidad obsesiva, como una excesiva necesidad de control, perfeccionismo o meticulosidad. Éstos son frecuentes en personas que coleccionan objetos, al principio sin darse cuenta, y que terminan luego en una obsesión.

Relaciones

Si tu hijo es tímido o introvertido, coleccionar objetos le permitirá fomentar las relaciones gracias al intercambio y contacto con otros chicos.

Conocimiento

Hay colecciones que son ilustrativas, por ejemplo las monedas de los distintos países. Así conocerá su valor, su nombre y comparará una con otra. Ésta es una práctica divertida, segura y educativa para ti y para tu hijo.

ERRORES Y ACIERTOS EN LA PRIMERA CITA

La importancia de la primera impresión

En su libro, Misrahi (www.aliciamisrahi.com) explica qué pocas actitudes matan pasiones, ahuyentan a los candidatos y las posibilidades de encontrar pareja, como trasmitir una gran sensación de demanda desde la primera cita.

Mantén el misterio. “Estar muy pendiente del encuentro, entrar en confianza con demasiada rapidez, quejarse de que no se tiene pareja o de lo mal que han funcionado las relaciones anteriores, son algunas señales de desesperación que conviene evitar a toda costa”, señala.

Según esta experta, “en la primera cita, crucial en la seducción, o durante la primera salida, es importante no revelar demasiado, no hablar de uno mismo, ni decir cosas muy personales como el nombre que a uno le gustaría poner a sus hijos”.

Tampoco es aconsejable explicar las características sexuales de parejas anteriores ni lo que se hacía con ellas en la cama, o decir a alguien que es tan inteligente que se teme no estar a su altura, según indica la especialista.

Rompiendo el hielo. Asimismo, Misrahi aconseja “ser creativo y evitar empezar una conversación con frases tópicas del estilo ‘¿estudias o trabajas?’, ‘¿Qué hace alguien como tú en un lugar como éste?’, ‘me parece que te conozco de alguna parte’. Se puede empezar haciendo al otro un cumplido sobre su apariencia, personalidad, comportamiento o ingenio.

Para romper el hielo, también se puede efectuar “un comentario casual sobre lo que la otra persona está haciendo o, si es apropiado, ofrecerle algo que esté disfrutando: unas palomitas en la cola del cine o un poco de vino en su copa en una comida de grupo”, añade la escritora.

Sutil seducción. “Sonrisas prometedoras, movimientos velados, proximidades inquietantes, silencios elocuentes y el arte de sugerir, insinuar, dar a entender sin mostrar, generar interés por lo implícito...son habilidades que se pueden aprender y practicar con cierto éxito. La seducción es un arte innato que se puede perfeccionar con técnicas sencillas”, señala Miren Larrazábal, psicóloga-sexóloga, y coordinadora de “talleres de habilidades de seducción”.

Según la presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología (FESS) “todas las personas llevan un seductor dentro de sí que, con la práctica y el aprendizaje de habilidades específicas, se puede potenciar y manifestar”.

“La seducción se puede practicar y hacer más efectiva si se cuida, no solo de lo que se dice, sino también el lenguaje más sutil pero poderoso que se expresa mediante el cuerpo: miradas seductoras, palabras que acarician y sugieren, silencios persuasivos, leves gestos, contactos de apariencia casual”, según Larrazábal.



QUICKIE

¿Quieres encontrar pareja este 2013? Incrementa tus posibilidades haciendo nuevos amigos y socializa: los amigos de tus amigos son una fuente potencial de romance.

Si quieres conocer a gente nueva, inicia una conversación con ese hombre que te llamó la atención. Se arriesgada y toma el primer paso. Si no pasa nada, siempre sabrás que lo hiciste… y se siente bien.

Aprende algo nuevo y toma clases de algo. ¿Francés? ¿Cocina? ¿Baile? No solo aprenderás algo nuevo, pero conocerás a nuevos amigos que comparten tus intereses… Y ellos pueden presentarte a nuevas personas.

Año nuevo pareja nueva

“Noche de paz, noche de amor”, dice el conocido villancico que hoy sigue siendo popular en diferentes idiomas e infinidad de países. Y ¿por qué no intentar hacerlo realidad en lo que al amor se refiere y con la perspectiva de que dure más allá de una noche?

En estas fechas tan especiales en las que muchos corazones se abren a la esperanza, el cambio y la alegría, los contactos sociales y amenos se multiplican.Para la escritora y terapeuta de reiki Paloma Corredor (www.palomacorredor.com), una de las claves para atraer el amor en Navidad y Año Nuevo consiste en “mirar en nuestro interior para eliminar las creencias y las resistencias que nos impiden atraer un amor con mayúsculas, y poder así inaugurar el nuevo año listos para enamorar y enamorarnos”.

Además, “para conocer al amor de nuestra vida debemos permitirnos soñar a lo grande, creer que existe y mantener la fe en el amor y en las personas”, según la experta en ‘Consejos de Amor’ del portal online estadounidense About.com y autora de la novela “Yo y tú y todas las demás”.

Según Corredor, “cada pensamiento atrae situaciones y personas que vibran en frecuencias similares”, por lo que conviene “pensar en esos momentos en los que nos sentimos alegres, en paz, con ganas de comernos el mundo. Esa es la actitud adecuada para atraer más y más bendiciones a nuestra vida”.

De acuerdo con esta experta, “para adoptar esta actitud ayuda mucho practicar técnicas de meditación o cultivar la actitud de agradecimiento por las cosas buenas que ya tenemos, la gente estupenda que nos rodea o las sorpresas que nos han llegado durante el año que concluye”.

Navidad es la época en la que más se echa de menos no tener pareja, según una encuesta entre 800 usuarios realizada por Match.com, un portal de internet que busca “facilitar el contacto entre personas que desean vivir una bonita historia de amor”.

Adiós a la soledad en las fiestas

Pese a que el 69 por ciento de los encuestados afirman que la Navidad es una época alegre, un 71 por ciento de los participantes en la encuesta afirma que la época de fiestas es cuando más se echa de menos no tener a alguien al lado.

“Si en este momento no tenemos pareja, hemos de asumir nuestra situación como algo transitorio, en vez de obsesionarnos por conseguirla lo antes posible”, señala Dolores Mangas, terapeuta transpersonal experta en Tacto-Consciente y terapia de pareja.

“Si miramos hacia atrás descubrimos que la vida es generosa y si fluimos con ella, en vez de intentar controlarla, llegan las soluciones y las personas. En vez de forzar las cosas o lanzarnos desesperadamente a la caza de la “media naranja”, hemos de saber que “el amor es como la lluvia: si abrimos la mano se posa, pero si intentamos atraparlo se escurre entre los dedos”, señala.

Según Mangas para recibir al amor, “debemos estar atentos y receptivos, porque si nos pasamos rumiando nuestra soledad, puede que nuestra potencial pareja pase delante de nuestros propias narices y no las veamos por estar pensando en el pasado o en lo supuestamente mal que nos trata la vida”.

De todos modos “a veces nos sentimos mal por no ajustarnos a unos patrones de la sociedad que supuestamente estamos obligados a seguir y que indican que lo óptimo es emparejarse. Ante esta presión social conviene reflexionar: ¿para ser feliz es realmente imprescindible vivir en pareja?”, se pregunta Mangas.

El momento ideal

Reuniones, comidas, festejos, felicitaciones, invitaciones. Las fechas navideñas multiplican las oportunidades para la amistad y el romance. Los vínculos que se siembran durante estas fechas, pueden cultivarse y cosecharse durante el resto del año, cuando queda menos tiempo -y sobre todo menos energía- para entablar nuevos contactos sociales, debido al vertiginoso ritmo de vida.

Si se saben aprovechar, estas fiestas pueden convertirse en el momento ideal para iniciar la anhelada relación amorosa.

“Encontrar amor no consiste en salir a la calle y proponérselo. Al contrario, cuantas más ansias tiene alguien de hallar a la persona ideal, más fácil será que coseche desengaños, porque la capacidad de crítica disminuye”, señala Alicia Misrahi, autora del libro “Todo lo que no has de hacer si buscas amor”, en el que revisa los 101 errores más frecuentes en el juego de la seducción.

Los fallos más frecuentes en la mujer son intentar tomar siempre la iniciativa, mostrarse demasiado perfecta, inteligente o desesperada por contraer matrimonio y no evidenciar ninguna admiración por el hombre, mientras que los patinazos masculinos más habituales son mostrarse demasiado espléndido, experimentado o negligente, ser muy insistente con el sexo, hablar en exceso de sí mismo y no saber escuchar. /

Miren Larrazábal Psicóloga y sexóloga

"Sonrisas prometedoras, movimientos velados, proximidades inquietantes, silencios elocuentes y el arte de sugerir, insinuar, dar a entender sin mostrar, generar interés por lo implícito... son habilidades que se pueden aprender y practicar con cierto éxito. La seducción es un arte innato que se puede perfeccionar”

Salud Sexual Ejercitar el suelo pélvico mejora el sexo

Tanto las mujeres como los hombres pueden beneficiarse y mejorar sus relaciones sexuales si fortalecen los músculos del llamado suelo pélvico, que es el que sostiene el intestino delgado, el colon y la vejiga. Y el sexo no es el único aspecto que puede mejorar. El fortalecimiento del suelo pélvico es importante por otras razones, además de las ventajas que brinda a la actividad sexual. Mire lo que sucede cuando el suelo pélvico de la mujer es débil: los órganos pueden descender y cuando eso ocurre, hacen presión hacia la vagina. La presión excesiva sobre la vagina provoca los llamados prolapsos; es decir, la caída de las paredes vaginales hacia el interior y hacia abajo. Se dificulta controlar la orina, así como las heces fecales. Por estas razones los ejercicios para mantener fuerte el suelo pélvico son cada vez más recomendados y necesarios. Es mejor que busque asesoramiento con un fisioterapeuta para estos ejercicios./vidaysalud.com

lunes, 24 de diciembre de 2012

¡El deseo sexual! Sentir el erotismo navideño

Según los especialistas todo está preparado para que se incremente la actividad sexual.

De hecho, un grupo de investigadores estadounidenses especialistas en biorritmos y los productores de juguetes sexuales coinciden en señalar que en Navidad se alcanza el pico de actividad sexual y que es la época del año que más aumentan las ventas de productos eróticos.

El aumento del tiempo de ocio, el buen humor y el año nuevo animan a las parejas a mantener relaciones más frecuentemente y muchos deciden tener hijos empujados por la euforia del momento y los buenos augurios.

Es más, las dudas se disipan con la alegría de las fiestas y el subidón de las burbujas. De hecho, septiembre es tradicionalmente un mes con altas tasas de natalidad.

Un equipo de investigadores de salud pública británica va aún más lejos al comparar el periodo de Navidad y Año Nuevo con un "festival de fertilidad", en un artículo publicado en 1999 en el Journal of the Royal Society of Medicine, donde explicaban que esto se debe “a las mayores oportunidades para la socialización y a un enfoque general más hedonista de la vida".

No en vano, la tranquilidad de las vacaciones fomenta el apetito sexual. Y si sumamos esto a la euforia de la Navidad, una época en la que se dispara el consumo de alcohol, ya tenemos la mezcla para un cóctel explosivo.

Incluso las autoridades británicas para la educación de la salud lanzaron un anuncio de condones antes de Año Nuevo con el siguiente eslogan: "Por si las antiguas relaciones no están del todo olvidadas".
En fin de año aumenta el deseo sexual

Según los analistas las parejas que disponen de escaso tiempo libre suelen aprovechar los fines de semana largos (de tres días) para intimar y por ello se incrementan la ventas de condones. Lo mismo ocurre con el período previo al día de San Valentín, el Carnaval, Urkupiña, 21 de septiembre.

Así que un poco más de cuidado si no desea sorpresas.
Algunos toques de sensualidad

1.- Para crear un ambiente íntimo y sugerente, resulta muy eficaz correr las cortinas de gasa a modo de mosquitero o dosel, en el dormitorio, tiene un efecto sumamente sensual.

2.- Procurar que haya diferentes puntos de luz indirecta y suave para poder crear un entorno más íntimo.

3.- Si te atreves, puedes colocar un espejo alargado a la altura de la cama, para observarte cuando estes con tu pareja.

4.- Para crear un ambiente sensual es imprescindible poner una música adecuada de fondo, con melodías relajantes y sensuales.

Niños Comen más fruta y verdura si están en familia

Fomentar el consumo de frutas y verduras en los niños es fundamental para garantizar su salud. ¿Cómo animar a los más pequeños a consumir fruta y verdura? Comiendo en familia. Según un estudio de investigadores de la Universidad de Leeds, comer juntos como una familia, aunque solo sea una o dos veces por semana, aumenta el consumo diario de estos alimentos en los niños acerca de las cinco recomendadas al día (equivalente a 400 gramos). "Dado que los hábitos alimentarios se establecen en la infancia, la importancia de promover la comida de la familia debe ser más prominente en las campañas de salud pública", afirma Meaghan Cristiano, que dirigió la investigación también sugiere el consumo por parte de los padres de frutas y verduras y cortar porciones de estos alimentos a los hijos lo cual impulsó la ingesta en los niños. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda cinco piezas diarias.

jueves, 20 de diciembre de 2012

La viudez a temprana edad

La muerte en cualquier circunstancia es dolorosa. Más aún cuando se trata del esposo (a). Cuando ello sucede, no solo es la pérdida de una persona, sino un sentimiento de impotencia, rabia, soledad, desconsuelo. "No solo se muere el cónyugue, sino se desbarata un proyecto de vida y la visión de futuro se inestabiliza", indica Susanne Hansen, psicóloga y terapeuta de Potenciar Humano.

Doloroso y estresante. Existe una escala de sucesos estresantes en la vida, "con la muerte de un ser querido se llega a la máxima; es decir; es un momento que aparte de ser doloroso, es extremamente estresante". Inevitablemente se pasa por una proceso de duelo, señala la profesional, el primer sentimiento es creer que lo que sucede es una pesadilla, la persona se niega rotundamente que su ser querido murió.

Creer en algo puede ser una fortaleza. El miedo, rabia, enojo e impotencia llegan en un momento en que se empieza a culpar o buscar con quién enojarse, después de pasar esta fase la depresión es la que se hace presente y finalmente la persona entra en el proceso de curación, que es cuando acepta -aunque sigue doliendo- pero reconoce el dolor de la nueva realidad. "Para afrontar una situación así es importante tener una buena autoestima, autoconfianza y los recursos internos necesarios", enfatiza. "Otro factor importante en esta etapa es la creencia (cosmovisión), ya que puede volverse en una fortaleza", indica Hansen.

La profesional resalta que no existe un tiempo determinado para aliviar el dolor de la pérdida, pero señala que aproximadamente se necesita un año y medio para pasar un proceso sano y seguir con la vida.

La profesional explica que la viudez se da de distintas maneras en los hombres y en las mujeres. Los primeros rehacen más fácilmente su vida, mientras que a las segundas les cuesta más.

El caminar revela los orgasmos

Algunas van rápido, otras despacio; algunas se contonean, otras van derechitas; algunas paran en cada vidriera, otras siguen directo hasta la meta. Sí, cada mujer tiene un estilo y una manera de moverse que también indica... ¡cuánto y cómo gozan en la cama! Sí, ahora todo parece ser mucho más claro y la capacidad femenina de gozar en la cama queda al descubierto con algo tan simple e inevitable como ¡la manera de caminar! Eso afirma un estudio belga. Los profesionales creen haber descubierto la clave para saber qué cantidad de orgasmos ha alcanzado una mujer a lo largo de su vida: con solo observar su manera de moverse de un lugar a otro es suficiente. Y la conclusión no sorprende: cuanto más enérgico el caminar de una mujer, más activa es su vida sexual. De hecho, ellos mismos afirman que "los orgasmos vaginales se vinculan con una forma de andar fluida, enérgica, sensual y libre"

martes, 18 de diciembre de 2012

Niños que quieren ser grandes

Cómo quisiera ser grande! es la típica frase de los preadolescentes. Pero, ¿por qué quieren ser grandes? "Entre las causas son los cambios de su cuerpo, la diferencia de género y los conflictos con los adultos", asegura Fanny Parrado Flores, psicóloga terapeuta de pareja y familia. "Es en esta fase evolutiva de la vida en la que se experimenta una serie de cambios físicos y psicológicos, de acuerdo a la personalidad, las circunstancias, surgen sentimientos de ansiedad e inseguridad frente a los cambios", explica.

Sienten frustración en relación a sus pares. Parrado indica que la primer causa -la diferencia etaria- se debe a que este proceso de cambio en las niñas ocurre más temprano, entre los 9 y los 12 años, y en los niños entre los 11 y los 14 años. "Es conflictivo y contradictorio, por un lado su cuerpo comienza de a poco a ser distinto al de los niñas, pero aún no alcanza su máximo desarrollo , y al compartir en el colegio con compañeros más desarrollados puede hacerlos sentir en desventaja", señala Parrado y subraya que ello afecta porque en esta etapa lo que más importa es la aceptación incondicional de su grupo.

Inconformidad con el desarrollo. La especialista señala que otro factor es la diferencia de género. "Como las mujeres se desarrollaron antes y en esta etapa surge la atracción por el sexo opuesto, los chicos experimentan frustración porque las chicas, directa o indirectamente, se alejan de los compañeritos, ya que los ven muy infantiles", indica.

"En esta situación se sienten frustrados porque no pueden conquistar a la niña de sus sueños, que está en su mismo grado, porque ella están suspirando por los chicos de la secundaria, que tampoco la miran porque es una chica de primaria o porque actúa muy impulsiva y a veces ella en afán de aparentar madurez se viste con ropa o maquillaje de adolescente y hasta presiona a sus padres a que acepten que ella vaya a actividades, como fiestas o salidas", comenta la especialista.

Los conflictos en la casa también los motivan a ser grandes. Otra situación que los lleva a desear ser grandes son los conflictos con los adultos, como ya ellos piensan distinto, más reflexivos, más autónomos, difieren con los mayores, comienzan a chocar en criterios, sienten que ya pueden tomar decisiones pero no deben, no están de acuerdo en muchas cosas y aunque lo manifiestan al final deben hacer lo que los padres les dicen, porque no tienen la madurez de aceptar las consecuencias de sus decisiones y estar en esta situación los angustia.

Parrado recomienda que lo fundamental como padres es comprender que es una etapa normal y con ella las complejidades; por lo tanto, se debe propiciar que compartan en esta etapa con sus grupos etarios para que si bien surjan estos sentimientos encontrados se acompañen, eviten saltarlos de curso o descuidar sus estudios para que no repitan varias veces el año, para que no se desubiquen al intercambiar actividades de acuerdo a la edad. Asimismo, aconseja estar atentos como una manera de saber qué piensan, qué actitudes tienen frente a cada circunstancia. Si bien las niñas se desarrollan más rápido, eso no quiere decir que los padres permitan que ellas utilicen ropa y maquillaje de adolescentes, siempre hay que ir ubicando a los hijos que todo tiene su tiempo y su edad.

Triste cerca a Navidad ¡Alerta! Problemas emocionales

Tomar en cuenta el estrés y la ansiedad son los desencadenantes

Fin de año es para muchos un tiempo de reflexión. Para bien o para mal, los que vienen son tiempos que “movilizan”. El doctor Roberto Ré es médico psiquiatra y director de la Red Sanar, una ONG de asistencia gratuita en ansiedad, fobia, pánico, estrés y depresión y detalló los trastornos mentales más frecuentes en este período del año.

¡Cuidado: fobia social al acecho!

Las fobias son miedos irracionales o desproporcionados que anidan en nuestra mente y se manifiestan corporalmente; la más habitual es la fobia social entendida como el temor a ser evaluado negativamente o hablar en público, a relacionarse con un desconocido, rendir un examen o acudir a un encuentro o fiesta.

Las fiestas de fin de año para estas personas puede ser una tragedia, dado que esta oportunidad moviliza angustias no resueltas previamente, siendo una respuesta habitual el aislamiento social.

Muchas fobias, como la social, pueden a su vez ser el inicio de adicciones como el alcoholismo, dado que durante esta época se consume todo tipo de bebidas alcohólicas para “festejar”. Estas personas encuentran en la desinhibición que provoca el alcohol un reforzador negativo de su baja autoestima como también de las conductas evitativas e inseguras, ansiosas o depresivas potenciado por ser éste un tranquilizante y euforizante del ánimo en sus primeros estadios.

Diciembre: una locura

La llegada de fin de año trae aparejadas miles de tareas: la organización de las fiestas, las corridas para comprar regalos, los saludos a los vecinos o amigos olvidados, viajes y visitas de familiares, por lo cual se incrementan las comunicaciones interpersonales.

Todo esto genera presiones que producen un aumento de irritabilidad y malhumor. Según los especialistas, en diciembre abundan las consultas médicas por contracturas, angustia, tensión e ira, trastornos del sueño, dolores de espalda y cabeza, cansancio crónico, depresión, hipertensión arterial y malestares físicos en general.

Inevitablemente el fin de año es una instancia de replanteos donde se agudizan sentimientos de angustia y se tiende a hacer un balance que no siempre deja saldos positivos.

¿Qué hacer para evitar deprimirse en estas fechas?

* Realizar un presupuesto con anterioridad, escogiendo obsequios ajustables a la economía del hogar.

* Ser creativos al planificar actividades en las cuales no se requiera de un alto porcentaje de gasto, como por ejemplo, reuniones, visitas, que sean momentos de diversión y de compartir mutuo con la familia y /o amigos.

* Buscar amigos o familiares comunicarse con ellos con anterioridad, de esta manera, se tendrá varias opciones para pasar la Navidad acompañados.

* Reflexionar sobre el verdadero significado de la Navidad y transmitir a los hijos, infundir en ellos la solidaridad y la fraternidad hacia los demás.

* Tratar de mantener la calma y pensar positivamente en que esta época debe ser una época de paz y compañerismo.

* Renovar y estrechar los vínculos.

* Realizar una evaluación de los logros y fracasos del año que pasa pero hacer énfasis sobre el esfuerzo y voluntad que implica el cumplimiento de nuevos propósitos y metas.

* La “depresión navideña” en la mayoría de los casos suele ser un episodio pasajero caracterizado por nostalgia y pesimismo; sin embargo, si este cuadro depresivo persiste en el tiempo, es el momento de conversar con un amigo, familiar o acudir a una terapia psicológica con un profesional.

A nivel mundial

La Navidad es el período del año en el que se registra mayor número de suicidios y depresiones. Manuel González Oscoy, catedrático de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México, indicó que en esta temporada los casos de depresión y suicidios aumentan hasta 40 por ciento .


Lo que ellos secretamente quieren…

Los hombres mantienen sus labios sellados cuando se trata de sus preferencias y gustos sexuales. Pero, ¿qué mujer no quiere saber cuáles son? Aunque cada hombre tiene diferentes necesidades, “hay ciertos movimientos y actitudes que muchos hombres quieren pero no saben cómo pedirte”, explica el terapeuta sexual Sandor Gardos, PhD, fundador del sitio web MyPleasure.com. Estas pequeñas cosas harán que el sexo no sea solo mejor para ti, pero para él y tu vida sexual en pareja… el perfecto regalo para el hombre de tu vida esta Navidad.

Punto: a Que sepas excitarte sola

Está claro que las mujeres necesitamos un margen de tiempo para excitarnos, pero a todos los hombres les gusta cuando una mujer conoce su cuerpo y sabe excitarse sola. “Muchas mujeres todavía creen que excitarlas es el trabajo exclusivo del hombre”, expresa Gloria Brame, doctora, terapeuta y escritora sexual estadounidense. “Pero para tener una verdadera y satisfactoria experiencia sexual, debes esforzarte un poco poniéndote a ti misma en un estado mental sexual”, expresa la experta en su página Web. Para darle a tu libido un empujón, trae a tu relación las mismas fuentes de inspiración que usas cuando estás sola.

Punto: b Que le des pistas

Cuando se trata de darle placer a la mujer de su vida, cada hombre desearía tener una “percepción extra-sexual”. Pero la verdad es que él no puede leer todos tus deseos. “Por eso a un hombre le gusta cuando tú lo guías… pero sin ladrar órdenes”, dice Gardos.

No hay porque ser tímidas en la cama, dice Paul: “Estamos ahí para divertirnos, ser ruidosos y relajarnos, y si quieres tratar algo diferente, dilo. Siempre estamos dispuestos a tratar cosas nuevas. Si tanto les gusta expresarse y hablar, ¿por qué no lo hacen en cama?”, se pregunta el encuestado.

Solo recuerda: cuando se trata de dar instrucciones eróticas, procura ser lo más sexy posible y dar refuerzos positivos. “Dile cuán increíble se siente cuando él hace algo correcto o recuérdale sobre esa técnica que tanto te encanta”, sugiere Brame. “Si él no te da suficiente juego previo, guíalo, diciéndole que quieres esa experiencia”, aconseja la experta.

Punto: c Quiere observarte

Para los hombres, lo que ven es casi igual de bueno que lo que tienen, así que asegúrate de darle una buena vista. “Una vez durante el sexo, mi chica me llevó al frente de un espejo. Fue muy sexy, pero lo que hizo la experiencia aún más increible fue ver cuán excitada estaba ella”, nos cuenta Sergio.

Otra manera de alimentar su sentido de la vista, es manteniendo un poco de ropa puesta. Algunas veces ellos prefieren cuando dejas un poquito a la imaginación. “La lencería sexy puede ser muy excitante, a veces más que estar desnuda, porque construye anticipación”, dice Bob Berkowitz, PhD, co-autor de When Men Stop Having Sex.

Punto: d Que seas traviesa

Aunque seas una chica mala en el fondo, quizá te cohíbes con él, pues muchas mujeres no quieren “destruir” la imagen de “novia perfecta” que han construido mostrándose demasiadas traviesas en la cama. Pero la verdad es que a los hombres les encanta el sexo enardecido. “Las mujeres a menudo tienen miedo portarse traviesas o “kinkys” en su relación porque no quieren destrozar la imagen de “chica buena” que su pareja tiene o no quieren que piense que es rara. Pero los hombres quieren ver ese lado tuyo — solo que no quieren ofenderte al pedirte eso”, explica Brame.

¿Qué trucos son ideales para liberar tu “chica mala interna”? Cualquier cosa que le demuestre cuánto te gusta el sexo y cuánto te gusta hacerlo con él, dice Gardo. Así que no tengas miedo de expresar tus deseos, siéntete libre para traer un juguete sexual o para “hablarle sucio” durante la relación.

“Mi chica y yo entramos a una tienda de sex toys. Terminamos comprando un juguete. Fue divertido, pero lo que más me gustó es lo ansiosa que estaba ella por probarlo”, dice Juan. Por su parte, Julian admite que le gusta cuando su pareja se pone ruda. “Me gusta cuando me jala el pelo, me muerde o rasguña”.

Punto: e Una experiencia “fuera de este mundo”

La repetición puede hacer que las sesiones calientes se conviertan en aburridas. Así que no seas tímida y varía las cosas en la cama; no tienes que realizar un truco sexual complicado sólo apto para instructoras de yoga — solo debes tomar la iniciativa.

La mayoría de los hombres, según las encuestas sexuales, quisieran que las mujeres fuéramos más activas en la relación sexual. Por tanto, lleva la iniciativa en los juegos eróticos con caricias, masajes, posturas…etc. Pregunta, explora, experimenta con su cuerpo y observa las señales de placer que él expresa. Deja que tu sensibilidad e imaginación se pongan en juego y sabrás encontrar mil caricias para deleitarlo; busca los puntos sensibles y espera sus reacciones. A los hombres, al igual que a nosotras, les gusta que los sorprendan; a veces sé dulce y otras sé más atrevida.

A ellos les gusta que los dejen pensando todo el día en algo novedoso que experimentaron, ya sea durante el sexo oral, el foreplay o el coito. Ponle tu propia “firma” a tus movimientos, según lo que a él le guste para que te recuerde por siempre. “Si has dominado una técnica particular que es realmente excitante y diferente, toda la experiencia sexual se quedará en su mente”, explica el psicólogo Joel Block, en su libro The art of the Quickie.

Así que mantente abierta a mezclar las cosas un poco, cualquier variación en el ritmo, las posturas, la presión, el lenguaje o las caricias, le darán un giro interesante y harán que el acto sea más placentero… e inesperado. “La variedad lo mantiene en un estado de excitación altísimo porque nunca sabe que esperar”, dice Block.

Punto: f Que lo sorprendas de la nada

“Ganarás muchos puntos sexuales con tu pareja si comienzas el sexo de la nada. Además, le levantarás el ego al reforzar el hecho que lo deseas”, dice Gardos.

Obtendrás aún más puntos sexuales si le propones tener sexo en lugares inesperados: invítalo a un armario o a un cuarto oscuro durante una fiesta o jálalo en un momento inesperado, le elevarás el ego al cielo porque le estarás demostrando cuánto lo deseas. Para una seducción espontanea, dile que se detenga en un lugar desértico cuando estén manejando a casa una noche.

¿Otro truco? A ellos les encanta cuando les mandas una foto inesperada a su Whatsapp. “Somos una generación de auto fotógrafos. No tengas miedo mandarnos una foto sexy de la nada. No aguantaremos las ganas de verte”, dice Mario.

Punto: g Te quiere a ti…

¿La mejor manera para sacar a flote la bestia sexual en tu pareja? Inicia el juego del “no quiero (sí quiero)”. “Ellos aman ser un poco primitivos y mostrar su fuerza contigo, pero tiene que saber que tú también lo quieres”, dice Brame. Bésalo de manera seductora y luego déjalo, dándole a entender que si quiere tenerte tendrá que venir por ti, aconseja la experta. Durante el acto, le puedes decir algunas palabras, verbos para ser exacta, si sientes que te está manejando con mucha delicadeza.

Daniel estaba totalmente enloquecido cuando su pareja le dijo que puede hacer lo que quiera con ella. “Ella me dijo que le quite y rompa su ropa. Lo hice, y el sexo fue increíble, apasionado e intenso”, admite.

Punto: h A veces, no quiere hacer nada

Por otro lado, ocasionalmente a los hombres les gusta que tú tomes las riendas. Echarse de espaldas mientras tu haces lo que quieres con él es en definitiva una fantasía sexual masculina. Pregúntale a Sergio, que admite que lo que más recuerda de una ex pareja es cuando ella lo tumbaba sobre la cama y hacia todo. “No dejaba que levante un dedo”, dice. Igual que nos pasa a nosotras, algunas veces ellos no quieren hacer nada más que esperar a que la mujer tome la iniciativa y demuestre sus habilidades. Empújalo a la cama y quítale la ropa, siéntate encima de él y agarrarle las manos para que no se pueda mover mientras le besas el cuello. Lo dejarás fascinado.

Recuerda también que el sexo oral es otra de las actividades preferidas por el sexo masculino. A muchas mujeres les resulta muy excitante, mientras que para otras no constituye un placer en absoluto. Requiere de una buena dosis de intimidad, confianza y complicidad sexual.

Punto: i Que amas el sexo con él

“Lo único que un hombre quiere que acaricies más que su miembro es su ego. Dile que es bueno en la cama, o que lo que hace es increíble, que es lo mejor que te hicieron. Y, sin importar el tamaño de su miembro, sea chiquito o grande, hazle sentir que es inmenso”, aconseja Sergio.

Él quiere (no, necesita) saber que lo deseas. Si no te diste cuenta de eso hasta ahora, te damos noticias: los hombres pueden sentirse un poco sensibles e inseguros sobre el sexo. “Cuando tu pareja te da pistas o te habla sobre el sexo, y no le das una indicación que lo quieres y te gusta… lo matas. Los hombres quieren saber que te excitan.... y mucho”, dice Christian. Así que si no estás con ganas, aclárale que no es personal.

Punto: j Que ames tu cuerpo

Simón cuenta que una chica que tenía nunca se sacaba su brassiere porque no se sentía cómoda ni le gustaban sus pechos. “Le quitaba toda la diversión. No solo me daba cuenta que era insegura, pero que estaba incomoda siendo ella misma conmigo”, dice. En la pasión del momento, lo último que un hombre nota son tus “fallas” corporales, así que ignóralas… ellos lo hacen.

Punto: k Que seas tú misma

Cada persona, sea hombre o mujer, tiene diferentes preferencias, gustos, fantasías y deseos sexuales. No hay reglas preestablecidas ni guías concretas que sirvan para todos y todas. Lo apasionante de la sexualidad humana es la experimentación, la exploración y el juego erótico de los amantes que los lleva a descubrir a su pareja y disfrutar de la mano de la complicidad y comunicación sexual mutua.

Teniendo en cuenta que no es aconsejable generalizar y que cada hombre tiene sus propios gustos, recuerda que los hombres, al igual que nos ocurre a las mujeres, necesitan mimos y atención en la intimidad sexual. Y por último, recuerda que para ellos, tu placer es lo más importante para él, así que comunícate y sé tú misma.

QUICKIE

A ellos les gustaría probar el sexo anal. “Muchos hombres quieren probarlo, pero no se animan a pedirlo. Sí estas interesada, y él no lo menciono, menciónalo tú. Te lo agradecerá”, aconseja Pedro.

CENTROS

Claro que las pequeñas braguitas de encaje son sexys, pero esos “briefs” cómodos de algodón los excitan. “Que camine por la casa con calzones blancos y una camisa es igual de sexy que lencería, sólo que más sencillo”, dice Julian.

EL ‘DUELO’ ANTES DE VOLVER A AMAR



Cuando una relación llega a su fin y Cupido ‘vuelve a hacer de las suyas’, hombre y mujer se preguntan si existe un periodo de tiempo que los ‘autorice’ a iniciar otro romance sin ser mal vistos socialmente.

Además, resulta prudente tomarse su tiempo antes de encarar otra experiencia amorosa, para entrar ‘saneados’ a la nueva relación, como deja bien en claro el psicoterapeuta Oliver Silva.

A Susana le costó decidirse, pero al fin terminó con su matrimonio de diez años con Jesús. Tanto ella como su exmarido encontraron pareja más temprano que tarde, pero a ambos les costó animarse a salir a la calle de la mano con sus respectivas nuevas conquistas. A los dos les dio vueltas en la cabeza la gran pregunta: ¿cuál es el tiempo aceptable para terminar una relación y asumir públicamente otra sin lastimar al ‘ex’ y sin levantar malos comentarios de terceros?

Ese viejo dilema plantea que es necesario un periodo de ‘duelo’ que puede durar días o años, todo depende de cuán intensa fue la anterior relación, cuánto tiempo duró y lo convencidos que estuvieron el uno del otro.

El necesario periodo de ‘duelo’
“Hombre y mujer tienen que pasar por un periodo de ‘duelo’ para separarse bien. Para iniciar con éxito otra relación hay que tener un buen cierre con la pareja anterior, que puede demandar un día o diez años”, remarca la psicóloga clínica Beatriz Goldberg, autora de numerosos libros sobre crisis de pareja y conocida conferencista en su país, Argentina.

“El tiempo de duelo permitirá reconocer lo bueno que tuvo el otro y ver dónde nos equivocamos. Solo así se podrá solidificar la nueva relación para no repetir los errores del pasado”, asevera recalcando que cuando hay hijos de por medio hay que estar muy seguros, para no presentar a varios compañeros sentimentales y confundir a los chicos. En este punto Susana y Jesús saben que no se tomaron el tiempo necesario para cerrar bien las heridas y eligieron seguir el dicho ‘un clavo saca a otro clavo’.
“Eso es lo peor, no se dan cuenta de que al final del día, terminarán no solo con uno sino con dos huecos en el corazón”, advierte Silva.
Tampoco hay que irse a los extremos y pensar que se terminó la relación y por lo tanto, se acabó el mundo. Cada quien tiene derecho a rehacer su vida, como lo explica la psicóloga clínica y psicoanalista Paula Benedict: “Cuando sobreviene una ruptura y una separación definitiva, cualquiera de los dos miembros de la expareja tiene el pleno derecho de rehacer su vida emocional con otra persona. Pero sin importar las causas del rompimiento y la forma en que se llevó a cabo, resulta prudente introducir un espacio temporal para encarar una nueva experiencia de forma que se permita a cada cual desvincularse realmente de la relación anterior. Ambas personas requerirán crear un espacio afectivo saludable y suficiente para que la nueva pareja pueda crecer con libertad y sin contaminarse con asuntos emocionales pendientes. Esto no puede forzarse, retomar el equilibrio personal es un proceso de elaboración que no surge de un día para otro”.

Lo que dice la sociedad
“Vivimos en un pueblo grande, pero sin la mentalidad de las verdaderas metrópolis. Aquí le damos permiso al otro de meterse en nuestra vida porque nosotros también juzgamos al vecino”, asevera Silva; y dada su larga experiencia como terapeuta familiar se animó a decir que la sociedad demanda un tiempo apropiado para permitirnos salir de nuevo con otra persona. Para él, el camino está expedito cuando hay una disolución legal (entonces la sociedad ya no tiene por qué censurar, pues ya no existe el vínculo que une a la expareja), cuando hay una separación total de cuerpos y cada uno está haciéndose cargo de su vida y por último, cuando el grupo social de amigos lo permite. “Esto es lo más complicado, pues casi siempre la pareja ha hecho amigos en común”, reconoce.

Coincide con él Benedict que confirma que hay ciertos convencionalismos sociales que dan un marco cultural y ético para regular las relaciones de pareja y de la familia, lo cual, sin caer en la mojigatería, aporta para que los intercambios sexuales y el cuidado de los hijos no sean caóticos ni se caiga en la promiscuidad”.

Susana y Jesús le tenían miedo a lo que diga la gente. A ella le importaba qué iban a pensar sus padres y sus hijos y ella necesitaba su aprobación, cuando se la dieron (pasó casi un año), se sintió libre de salir a cenar, pasear de la mano y hasta de presentar a su compañero sentimental a las amigas. Jesús, por su parte, esperó a que Susana haga pública su relación para inmediatamente (al día siguiente) llevar a su actual amor al primer junte en parejas de los amigos de la ‘frater’ y subió al ‘Face’ las fotos juntos, en las que por cierto, se podía ver que la ‘sustituta’ ya estaba embarazada.

¿Cuándo presentar al nuevo amor a los amigos?
A Francisco, el nuevo compañero sentimental de Susana sus amigas lo aceptaron de inmediato. Les cae mejor que Jesús, a quién ya le habían elaborado toda una lista de defectos. Mientras que a Jesús sus amigos tampoco le hicieron mucho problema, pero este no pudo evitar sentir (o imaginar) que las esposas de sus amigos miraban de reojo a su amada Jéssica. Para empeorar más la situación, a veces se confundieron y en lugar de llamarla por su nombre, le dijeron el de la ‘ex’.

Al principio no conviene introducir a la nueva pareja al círculo de amigos, ese es el consejo de Goldberg: “La gente se toma a pecho la fidelidad con la antigua pareja y se corre el riesgo de que empiecen las comparaciones. La gente se mete y los mejores amigos, por más buenos que sean, no van a aceptar rápido al nuevo amor”.

Sobre el mismo punto Benedict cree que “Cuando sobreviene la ruptura es posible que se den cambios dentro del círculo habitual de amigos. Algunos permanecerán como amigos de ambos y puede resultar algo incómodo compartir los mismos eventos sociales con las respectivas parejas. Al mismo tiempo surgirán nuevas amistades fruto de la novel relación y otras amistades se distanciarán naturalmente por temas de afinidad. En todo caso, el cambio de estado o la nueva pareja no tienen porqué inhibir el relacionamiento con los amigos entrañables que seguramente estarán al tanto de lo ocurrido. Probablemente lleve un tiempo de ajuste de la nueva pareja regular el intercambio con los amigos pero paulatinamente se logrará un equilibrio y recobrará la naturalidad para departir con ellos. El asunto puede complicarse si la ruptura fue muy conflictiva o si aún quedarán temas pendientes o resentimientos con la ex pareja”.

Cuando duele ver al ‘ex’ del brazo de otro amor
Los especialistas coinciden en que muchos ‘ex’ fingen que no les intersa la persona por quien fueron remplazados, pero casi siempre caen en las comparaciones: yo soy más alto, yo soy más bonita... Para no caer en esto “hay que trabajar la autoestima y la idea de soltar al otro. Es un aprendizaje y para hacer un buen cierre, si es necesario, se acude a la terapia”, dijo Goldberg.

Ahora Susana vive bien con Francisco y Jesús con Jéssica, pero una vez tuvieron una sensación rara cuando se vieron cara a cara del brazo de sus ‘respectivos’. No sintieron celos, pero pasaron un momento embarazoso que no supieron explicar en su momento.
Al respecto, Benedict considera que si uno de los miembros de la expareja aún sufre cuando ve al otro acompañado, generalmente es porque los procesos de desprendimiento y de separación no se llevaron adecuadamente, habiéndose dejado asuntos sin aclarar. Otras veces sólo puede tratarse de añoranzas del pasado, de lo que en algún momento fue bueno para ambos.

¿Cómo saber que estamos listos para otra relación?
“Estamos preparados para establecer una nueva y sólida relación cuando hemos resuelto nuestro conflicto previo. Ya sabemos qué parte de responsabilidad tenemos en el fracaso anterior y estamos limpios y saneados para asumir otra pareja”, manifiesta Silva, que además apunta otro aspecto: ver al nuevo amor de forma objetiva crear demasiada expectativa. “Nadie es perfecto, hay que ser capaz de ver en el otro sus virtudes y defectos tal cual, para no precondicionar en absoluto la relación”.
Para Goldberg es fundamental reconocer si se logró vencer el miedo a estar solo (para no iniciar una relación únicamente para andar acompañado) y si se tiene la autoestima equilibrada.

Por último, cree que hay que ser conscientes de los errores cometidos porque se han dado casos en que se elige a alguien por cuán parecido o diferente es al ‘ex’, por miedo a repetir el fracaso, cuando la clave está en detectar los errores para no caer en lo mismo.

En esto Benedict es más exhaustiva, recomienda haber efectuado una separación lo menos conflictiva posible, tener bien claros los motivos de la separación para asegurar la decisión y saber que a pesar de la dificultad y el dolor esta es una oportunidad de crecimiento personal. La pareja no es el principio ni el fin de la vida.

También sentirse emocionalmente tranquilo, tolerando la soledad y disfrutando de ella (esto suele ser lo más difícil). Por último, lo más importante, desterrar los sentimientos de venganza, celos y conductas provocadoras o agresivas hacia la expareja.
Susana y Jesús creen que superaron el estrés de la ruptura, sufrieron la pérdida y ya dejaron de evocar el recuerdo. Sienten que se adaptaron a la nueva situación y ahora están construyendo una relación que no saben si va a dudar o no, pero creen que recorrieron el camino que era necesario.

TERMÓMETRO DE MADUREZ

Te falta un poco más si...
Querés vengarte. Seguís llorando por la pérdida y tenés ganas de conseguir rápido un remplazante para restregárselo frente a sus narices y que sepa que un clavo saca a otro clavo.
Las odiosas comparaciones. Encontraste remplazante, pero no dejás de compararlo (a) con tu ‘ex’. Te fijas como come, baila o hace el amor.
Resistencia. No asumís que ya todo terminó y te resistís a cortar el vínculo. Si tienen hijos de por medio le llamás seguido porque “al niño se le acabó la leche o está estornudando y está grave”

¡Estás listo!
Ya reflexionaste. Asumiste que la otra persona ya no está más con vos, que terminaron porque no se llevaban bien juntos y que están mejor separados. Reconociste tus errores y los de la otra persona y te has propuesto no repetirlos cuando Cupido te vuelva a flechar.
Encontraste alguien especial. Te sentís bien en su compañía y aflora lo mejor de tu personalidad cuando está a tu lado. Creés que sus defectos se pueden sobrellevar y que sus virtudes pesan más.
Llevás la fiesta en paz. Lograste cerrar con tu ‘ex’ en buenos términos y se han vuelto amigos.

DESAHOGO DE PENAS Y DE DUDAS EN LA WEB
Blogs y foros en la Internet dedican mucho espacio a los temas de relaciones de pareja y la inquietud respecto a ¿cuándo es prudente empezar de nuevo en el amor? En uno de ellos, conquistamicorazon.com, una ‘doctora corazón’ supo resumir así su consejo: “Se puede empezar una nueva relación cuando no tengás rencores hacia tu ‘ex’, sintás que ya lo(a) olvidaste, veás que fue algo lindo lo que pasó con esa persona y ya no pensás en venganzas. Estás listo (a) cuando dejás de llorar por él o ella, cuando creés que la nueva persona llena todas las expectativas que necesitás para sentirte bien afectivamente y dejás de compararla con tu ‘ex’. Y he aquí la última pauta: no te presionés para sentir algo por alguien ya que el amor debe ser natural y no un deber.
Por último, he aquí un dato interesante que da todamujeresbella.com: “Las secuelas físicas de una ruptura pueden llegar a ser una enfermedad, como reconoció Hime&Company, una empresa de cosméticos con sede en Tokio, que permite a sus trabajadoras pedir unos días de baja tras una ruptura sentimental”.

ANTES DE ASUMIR PÚBLICAMENTE LA NUEVA RELACIÓN HAY QUE...
Estar libre y sin ningún compromiso. Tiene que haber ya una disolución legal, así la sociedad ya no tiene qué censurar, pues ya no existe un vínculo que ate a la expareja. Así cada uno está socialmente habilitado para conformar una nueva relación.
No apurarse a conseguir pareja. Que tener compañía no sea el principio y el fin de nuestra vida porque puede empujarnos a concretar una nueva relación de forma ansiosa e impulsiva para llenar un vacío existencial.
Sentirse cómodo consigo mismo. Estamos tranquilos y disfrutamos de nuestro tiempo solos, a pesar de que la expareja ya no se encuentra incluida en nuestra rutina.
Tener el corazón saneado. Haber resuelto asuntos de responsabilidad compartida cuando se tiene hijos, en caso contrario ello es fuente de confrontación y evita el desapego exitoso. Tener claro cuáles fueron los errores propios para no volver a cometerlos con la nueva pareja.
Ser realistas. Ver a la nueva pareja de forma objetiva sin sobrecargarla de expectativas.

La celotipia, un mal tratable


Este mal, que puede dar origen a hechos de violencia, suele confundirse con actos de amor sobreprotector.


Los celos, un sentimiento tan natural como el amor, pueden convertirse en patología en el momento en que éstos se vuelven enfermizos, es decir, cuando la pareja empieza a desconfiar de la otra hasta llegar al extremo de que él o ella le prohíba salir sola, hablar con sus amigos y amigas, arreglarse, vestirse bien y hasta trabajar pensando que le puede ser infiel en el lugar donde se encuentre. Dos expertas hablan de los casos extremos.
Señales de alerta. Ante una situación de celos, según la psicóloga Ruth Quintanilla, es posible discernir éstos entre los normales, que aparecen con una intensidad controlable y manejable y no llegan a lesionar las relaciones amorosas, y los patológicos, denominados celotipia o delirio celotípico, que son irracionales, obsesivos y destructivos. “El perfil de la persona que sufre del delirio celotípico está asociado a una personalidad muy posesiva. Su forma de ser le lleva incluso a coartar la libertad a su víctima-pareja y agredirla psíquica y físicamente por la supuesta infidelidad”, explica.
Para la psicóloga Eliana Ponce, la espiral de violencia tanto entre parejas como en la familia empieza cuando una de las dos personas que sufre del trastorno psicológico de la celotipia no se reconoce como enferma y, más bien, lo toma como natural y normal, asumiéndolo como eje de su forma de pensar y actuar. “Al principio, son sutiles. Los hombres dicen: ‘Mi amor, ¿para qué vas a ir a la peluquería si ya eres linda?’’. La frase halaga, en principio, a una mujer, porque la hace sentir apreciada. Sin embargo, así empiezan ellas a renunciar a arreglarse, a tener amistades, se distancian de su familia y comienzan a hacer lo que sus parejas quieren”, señala. Ambas profesionales dicen que la celotipia se puede tratar a partir de sesiones con psicólogos.


3 niveles de celos identifica un estudio realizado en 1922 por Sigmund Freud.


Sigmund Freud IDENTIFICÓ TRES NIVELES DE CELOS. El creador del psicoanálisis plantea en un estudio escrito en 1922 que hay tres niveles de celos: los normales, que se componen esencialmente de la tristeza y el dolor por el objeto que se cree perdido. Los celos de segundo grado nacen, tanto en el hombre como en la mujer, de las proyecciones de las propias infidelidades del sujeto o del impulso de cometerlas. Y los de tercer grado, denominados celotipia, son trastornos psicológicos que  requieren de un tratamiento terapéutico.

domingo, 16 de diciembre de 2012

¿Qué relación tiene la migraña con el orgasmo?

Las cefaleas primarias relacionadas con la actividad sexual afectan en el 80% de los casos a hombres. En un 75% de las ocasiones se trata de cefaleas orgásmicas, caracterizadas por ser dolores de cabeza muy intensos y repentinos que ocurren justo durante el orgasmo, mientras que un 25% corresponde a cefaleas preorgásmicas, identificables por un dolor sordo en la cabeza y el cuello asociado a contracción de los músculos del cuello o la mandíbula, que se desarrolla gradualmente durante la actividad sexual y aumenta con la excitación. Son también conocidas como migrañas relacionadas estrechamente con la relación sexual.

sábado, 15 de diciembre de 2012

Disfrute de la vacación en pareja

Llega fin de año y muchos aprovechan para salir de vacaciones, un lapso ideal para descansar, relajarse y realizar actividades que se han postergado durante los últimos 365 días, pero también es un espacio más para compartir con la pareja, aunque en este último caso ese anhelado período puede conllevar a una serie de discusiones y conflictos.

Tal como explica un artículo en la guioteca.com, aunque suene paradójico, se ha visto que los conflictos de pareja aumentan durante las vacaciones. Conozca las causas de estas peleas y qué puede hacer para evitarlas.

Parejas frente a frente. Las discusiones de la pareja en vacaciones pueden suceder por diversos motivos. En primer lugar, el espacio escogido para las vacaciones, además que las fechas y las actividades a realizar también pueden ser motivo de complicaciones, sobre todo cuando los gustos e intereses de ambos son diferentes o cuando uno quiere imponer sus decisiones sin tomar en cuenta al otro. Por otra parte, el hecho de pasar más tiempo juntos genera muchísimas expectativas y cuando estas no se cumplen, la frustración aumenta y surgen recriminaciones y conflictos.

¡24 horas juntos! De una actividad casi frenética durante todo el año, los matrimonios pasan de repente a estar las 24 horas del día juntos. Muchas veces no saben cómo gestionar el tiempo ni el ocio, ni aprovechar los momentos para disfrutar el uno del otro. Sin embargo, las vacaciones son una buena época para ordenar todo lo que no se ha hecho y hablado para el resto del año, para tomar fuerzas y cuidar la relación. Se trata de recuperar el tiempo perdido, dicen los expertos en una nota en abc.es.

Cambios de momento. Veinticuatro horas al día junto al compañero o compañera que hemos elegido para toda la vida no es tarea fácil para nadie. Primero, porque pasar de la vorágine que mantenemos durante el resto del año al ansiado descanso es un cambio excesivamente brusco. "A veces se produce el típico bajón, físicamente nos sentimos agotados, apáticos, etc.", explica la psicóloga María Jesús Álava en abc.es. Segundo, porque convivir todo el día con la pareja conlleva cambios de horarios, de costumbres arraigadas, de roles muy establecidos (trabajo, tareas domésticas).

Difícil, pero no imposible. Suele pasar que transcurridos unos días las diferencias de gustos y preferencias entre uno y otro hacen saltar chispas. "Si existe una buena comunicación y confianza, se resuelve con facilidad. Pero si no se da ese nivel de comunicación sincera, auténtica y generosa, el escenario es otro", señala la psicóloga Alicia López de Fe (tupsicologoenvalencia.es).

"Ahora es el momento de tratar lo que se necesita solucionar", afirma Carmen Montoro, psicóloga clínica de ISEP Clínic de Granada. "A veces es complicado hablar y no sabemos cómo empezar a hacerlo", reconoce. "Basta una mirada, una sonrisa o un abrazo, la comunicación no siempre debe iniciarse con la palabra. Hay que expresar de forma clara y completa todo lo que no nos ha gustado", indica. Montoro lo ilustra con un ejemplo: "Primero, exponer la situación (anoche llegaste más tarde de lo previsto sin motivo). Después, expresar cómo se siente uno (estaba enfadada/o y triste). Y explicar el porqué (había preparado una cena para los dos). Lo que espero ahora (una disculpa). Qué hacer en el futuro (avisa, llama cuando vayas a llegar tarde). Y todo sin reproches ni recordando problemas del pasado en cada conversación. Solo se trata de regresar a casa y afrontar la nueva temporada con las fuerzas del amor recargadas".

viernes, 14 de diciembre de 2012

La sexualidad tiene una bella faceta espiritual


La sexualidad es una de las actividades más gratificantes que experimenta el ser humano, pero más allá de ser una práctica netamente corporal existe un aspecto pocas veces considerado como el lado espiritual. La combinación de estos dos aspectos son desarrollados en el Tantra, cuyas características propias ya congrega a muchos seguidores en el mundo.

Femenina (F) conversó con el biopsicoterapeuta cuántico Luis Muñoz (LM) para conocer su punto de vista en relación con la práctica del Tantra, quiénes pueden realizarla, sus beneficios y qué conocimientos se deben tener previo a su ejecución.

El ambiente para su práctica debe ser en lo posible distinto al del dormitorio con elementos como velas, flores e incluso ciertos alimentos afrodisíacos que incluyen almendras, carnes y frutas, porque muchas veces pueden tener una duración prolongada. Se aconseja dejar la procreación para la noche esto con la finalidad de jugar con la magia lunar que tendría influencia en los nacimientos.

F.- ¿QUÉ ES EL TANTRA?

LM.- El Tantra es uno de los aspectos prácticos y trascendentes de la tradición védica que proviene del oriente en el que se acepta la corporalidad, atracción y afecto humano como un prototipo universal de vida. Enseña a utilizar toda la sexualidad y el propio acto sexual (copula) en pos de la realización existencial y espiritual (felicidad). Doctrina que se basa en la canalización de la fuerza sexual hacia adentro y hacia arriba (coito reservatus) mediante procedimientos y prácticas alquímicas, posturas, ejercicios, danzas, cantos, rituales y meditación entre otros.

F.- ¿CUÁLES SON SUS PRINCIPALES FUNDAMENTOS?

LM.- La sexualidad no sólo sirve para procrear (tener hijos) y recrearse (deleite). El Tantra dice que la naturaleza humana se constituye en una multidimensionalidad cósmica de cuerpo, mente y alma. Su finalidad es transformar los estímulos del deseo sexual en máxima tántricas “sumérgete en el deseo y transfórmalo en amor y conciencia”.

F.- ¿QUÉ APLICACIÓN TIENE EN LA ACTUALIDAD?

LM.- Mediante el Tantra se pueden obtener varios elíxires como ser: Elixir de la eterna juventud, elixir de la larga vida y elixir de la medicina universal, entre otros anhelos que persigue el ser humano. Aquí es donde se aplica la famosa ley de la atracción que se vuelve tangible y real con resultados en el orden económico, social, afectivo y político, etc. Y para todos aquellos que están interesados en tener hijos, mediante esta práctica se puede encarnar almas muy especiales como son los denominados niños índigo, cristal, arcoiris y diamantes.

F.- ¿QUIÉNES PUEDEN PRACTICARLA?

LM.- Si se comprendiera el valor que tiene el Tantra debería ser algo universal. Lo puede practicar toda persona físicamente hábil y que sea mayor de edad, que no padezca de patología psiquiátrica, por lo demás es una acción individual que no tiene nada que ver con multitudes, pues es algo que se practica en la intimidad.

Se puede practicar incluso de manera individual, dado que existen cientos de técnicas llamadas pranayamas, métodos de sublimación energética sin necesidad de la complementación.

F.- ¿CUÁNTAS POSTURAS SE PUEDEN EJECUTAR EN ESTE TIPO DE MEDITACIÓN?

LM.- Ante todo es importante diferenciar el Tantra del Kamasutra si bien este último permite salir de la monotonía sexual no incluye en lo absoluto un proceso de crecimiento interior, sino un conjunto de posturas para un mayor placer físico. En cambio el Tantra yoga no sólo incluye el deleite sexual sino la meditación, danza, canticos, mantrams e infinidad de técnicas de masajes, etc. Esta práctica es una de las más completas porque desarrolla una excelente armonía psicológica, existencial y de estética corporal.

F.- ¿POR LO GENERAL EL TANTRA CULMINA CON EL ACTO SEXUAL?

LM.- No necesariamente y allí está la gran belleza y significado. Dos o más seres humanos pueden practicar una enorme cantidad de técnicas y lograr que sobrevenga una sensación divina, llena de gozo, que puede desarrollarse durante horas enteras. El Tantra es un acto de magnetización divina y sublime. Los puntos energéticos están esparcidos por todo el cuerpo, las manos y los dedos son uno de los principales pulsadores.

F.-¿CUÉNTENOS DE SU EXPERIENCIA DICTANDO ESTE TALLER, QUÉ IDEA TIENEN LOS ASISTENTES?

LM.- No hay proceso de progreso si no hay reconocimiento y aceptación de los procesos tan incipientes que se están llevando adelante para y con el empleo de la sexualidad. Un planteamiento comparativo, cuantitativo y cualitativo resulta motivo para que la persona investigue y revalúe su historia y creencias para crear una expectativa de curiosidad y motivación como una opción entre el laberinto de las teorías, los hábitos y costumbres que había asumido como verdades sólidas e inquebrantables.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Cómo y cuándo decirles que no los trajo una cigueña

Una de las preguntas más comunes de los niños es, ¿por qué soy diferente de mi hermanita? ¿de dónde nací yo? ¿por qué los niños orinan parados y las niñas sentadas? ¿Cómo salí de tu barriga?

La sicoterapeuta Ingrid Saavedra destaca que se trata de momentos difíciles debido a que los padres y madres por lo general no están capacitados para enfrentar esta situación, y aún sabiendo que deben hacerlo dejan las explicaciones para último momento.

La terapeuta de familia Fanny Parrado señala que si bien hablar sobre sexualidad para muchos es algo complicado y prefieren evitarlo, aconseja hablarles del tema desde muy pequeños.

Hay que comprender, afirma, que “la educación sexual debe empezar en el hogar. Nadie mejor que los padres, desde temprana edad, para informar y formar en estos temas, basados en la confianza y el respeto, a fin de que los hijos puedan identificarlos como los orientadores sobre varios aspectos de sus vidas”.

La sicóloga del Servicio de Orientación Familiar (SOF), Tania Buzzolaro interviene señalando que en esta actualidad, afectada por el ritmo acelerado de la vida, es importante abordar en el seno del hogar el tema de la educación sexual. Ella plantea que los padres asuman la responsabilidad inexcusable de abordar conversaciones con sus hijos en torno a este tema, y que no lo se convierta en un tabú.

Fanny explica que no hay una edad específica para comenzar a hablar sobre sexo en la familia. Esto depende de la etapa evolutiva en la que se encuentra el hijo o la hija, y su grado de curiosidad e interés. El momento de hablar es cuando comienzan las preguntas. “No hay que escandalizarse, sino responder a las preguntas con naturalidad, con datos concretos de acuerdo a la edad, de manera sencilla y con la verdad”.

Agregó que hablar de sexualidad no solo se refiere a mencionar el acto sexual y los genitales, sino que es toda una enseñanza integral y permanente, que incluye aspectos del conocimiento del cuerpo, sus funciones y los cuidados”.

Ojo con este detalle: si su hijo no pregunta no significa que no quiere saber, es que teme saber. No se anima ingresar a terreno desconocido, asociado a lo oscuro y misterioso. Hay que tener en cuenta también, que el niño no es capaz de asimilar todas las explicaciones de los mayores.

Lo que no se debe hacer cuando los niños preguntan
Pensar con calma. Si bien los expertos en conducta humana dirigen sus orientaciones hacia cómo actuar cuando los retoños ‘preguntan por demás’, también plantean cuidarse de decir determinadas cosas natural que como padres las preguntas de los hijos sobre sexualidad causen dificultades. Por una parte las interrogantes incomodan y por otro lado por la poca o escasa información que tienen los progenitores sobre el tema.

Cuando eso suceda, tomen en cuenta estos detalles:

No se escandalicen

Su hijo tiene derecho a preguntar sobre lo que ignora o no entiende. Si usted se escandaliza con sus preguntas él puede creer que está haciendo algo que no corresponde a su edad.

No burlarse de sus comentarios

Es perjudicial dejar a su hijo en ridículo por hablar o comentar sobre el sexo.

No muestren disgusto

Si se enfadan por lo que ha dicho, esto puede afectar otras áreas de su aprendizaje. Es que de inmediato va a sospechar que ha incurrido en algo muy grave.

No los ignoren

La confianza de un niño se consigue de a poco. Pero esta confianza se puede perder si los padres rehúsan la atención o empiezan a mentir.

PUNTOS QUE LOS PADRES 
DEBEN TENER MUY EN CUENTA EN LA HORA ‘H’

Cuando empieza la curiosidad infantil, dice Tania Buzzolaro, las respuestas tienen que ser muy simples, e ir ampliando a medida que las inquietudes crecen.

- A las preguntas e inquietudes, sobre todo en este delicado campo, no se debe contestar con prisa. Hay que explicarles que los hijos nacen de la unión de los padres. Seguro al comienzo no entenderán bien, pero a medida que tengan más edad lo comprenderán.

PUNTO DE PARTIDA

El momento oportuno para hablar de sexualidad es cuando la niña o el niño comienza a conocer su cuerpo y a nombrar las partes por su nombre. Es la ocasión que se debe aprovechar para las primeras explicaciones.

UN APOYO

A veces, antes de responder a las dudas, se le puede preguntar al hijo qué piensa él de eso, o cómo lo ve. De este modo se puede tener una idea aproximada del grado de conocimiento del niño en la materia.

¿QUIÉN LO EXPLICA?

La educación para niños y niñas en este campo es similar, pero mejor si la mamá lo hace con la nena y el papá con el varoncito, así la orientación será más precisa y contundente.