Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

lunes, 9 de abril de 2012

Cómo ayudar a nuestros hijos a madurar

Cuando los niños empiezan a crecer, poco a poco tendrán que ir tomando sus propias decisiones, una actitud abierta y positiva de los padres ante este hecho es fundamental para dar a los niños seguridad, fortalecer su autoestima y conseguir que los hijos vayan madurando como personas. Cuando sobreprotegemos a un hijo, estaremos enviándole la señal de que tenemos poca confianza en él. El niño empezará a asumir que es incapaz de hacer las cosas por sí mismo y le estaremos creando una sensación de inseguridad. La actitud más acertada es permitir que nuestro hijo vaya tomando decisiones, eso sí siempre debemos aconsejarles y supervisar sus decisiones para que no cometan errores que puedan lamentarse, no obstante, cuando no esté relacionado con algo realmente importante, debemos permitirles que se equivoquen, ya que son lecciones que les servirán de experiencia. También es muy recomendable que poco a poco los hijos vayan asumiendo cierta implicación en las decisiones de la familia, como dónde ir en las próximas vacaciones, cómo organizar un cumpleaños, etc. Conversar con ellos de diversos temas y pedirles su opinión, les hará sentirse valorados. / pulevasalud.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada