Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 13 de septiembre de 2012

Dile adiós al pesimismo, atrévete a conquistar un nuevo amor


GALERÍA(2)

Se dice que los amores de primavera quedan siempre ahí, pese al correr de los años, pese a que transcurra el tiempo y vuelva a ser otoño o invierno.

Aunque parezca incierto, este amor sí existe, sólo que no se trata de un amor a “carta cabal”, sino más bien de una ilusión de enamoramiento producida por nuestro buen ánimo, influido, a su vez, por el clima, haciendo que apreciemos positivamente las “pequeñas cosas” que producen felicidad y queramos compartirlas con alguien especial.

Estudios realizados concluyen que las estaciones del año influyen en el amor, su búsqueda y en los sentimientos. En ese contexto la primavera es la estación, por excelencia, relacionada con el amor.

Las flores, el trinar de los pajaritos y otros elementos, que son parte esencial de la primavera, son inspiradores también de hacernos ver la vida color de rosa; es en ese momento que deseamos encontrar nuestra alma gemela.

Si nos topamos con alguien que también tiene todos los síntomas de esta “fiebre primaveral”, lo más probable es que iniciemos el noviazgo casi inmediatamente, ya que ninguno de los dos podrá resistirse a las ganas de “encontrar el amor”.

Por lo general, estas relaciones nos hacen sentir como “en la luna” hasta que casi sin darnos cuenta terminamos absorbidos por el romance y descuidamos nuestras demás actividades. Ello forma parte del natural deslumbramiento por descubrir un amor tan intenso, pero al que hay que saber dosificar para que pase a un plano mayor y no quede en un simple noviazgo pasajero.

Si luego de las primeras semanas nos damos cuenta que la relación tiene futuro, lo mejor será sacrificar un poco del tiempo que pasamos juntos para compartirlo con los otros aspectos de nuestra vida, sin que tengamos que dejar de lado “nuestro espacio” ni lo que nos gusta hacer. Recordemos que quien nos ama de verdad nos aceptará tal y como somos y sabrá respetarnos de la misma manera. Salir de ese famoso "prototipo"

No es posible saber cómo ni quién va a ser el hombre que vamos a querer por el resto de nuestra vida así que debemos sacarnos esa idea de la cabeza que lo único que hace es excluir opciones. Lo importante es estar abierto a todas las posibilidades y no cerrarse. Muchas veces ese "prototipo" está asociado a alguna imagen con la que crecimos o a algún amor que nos marcó.

El amor en esencia, es algo muy teórico cuando no te animas a dar el paso de arriesgar y de compartir tu mundo con otra persona. Arriesgar implica, únicamente, darte la posibilidad de conocer gente nueva. Es decir, dejar de lado el miedo a un posible fracaso para emprender la aventura de buscar pareja en positivo.

¿CÓMO SE PUEDE ENCONTRAR EL AMOR?

1. Existen expertos que explican que es mejor marcarse un plazo. Sin embargo, la realidad es que el amor no es un objetivo como cualquier otro. El amor correspondido, implica a dos personas como indica su propio término. Por tanto, lo único que se puede hacer es centrarse en uno mismo y sentirse bien por los pasos que se van dando.

2. Sé sincero contigo mismo y responde a la siguiente pregunta: ¿De verdad quiero buscar pareja? Si la respuesta es afirmativa, entonces, deja de lado el miedo, asume riesgos y busca un plan de acción. Por ejemplo, si ya hay alguien que te gusta entonces, haz lo posible por conquistarle. Si no es así, mira a tu alrededor porque tal vez haya alguien que te parece interesante.

3. Si quieres buscar pareja, es mejor que esperes a estar bien plenamente a nivel emocional. Por ejemplo, no es nada saludable buscar una persona cuando sigues pensando en otra. Un clavo no se saca con otro clavo, es decir, las personas no son objetos que se utilizan. Por tanto, espera todo el tiempo que haga falta a elaborar el duelo por un desamor.

4. Cuida tu imagen física. Cuanto mejor te sientes contigo mismo al mirarte ante el espejo, más seguro estás. Y dicha seguridad aporta una gran sensación de carisma ante los demás. Ese carisma que atrae como un imán en el amor y en la amistad.

5. Si quieres buscar pareja, entonces, tienes que dejar de mostrar tanta autosuficiencia. Es decir, no te protejas tanto. Si dices con naturalidad que te gustaría encontrar a alguien, tal vez, alguien de tu entorno pueda presentarte a algún conocido. No se trata de ser un libro abierto ante cualquier persona, pero puedes mostrar tus deseos delante de aquellos con los que tienes confianza.

6. No detengas tu vida por el hecho de buscar pareja. Sigue viviendo como si ese amor no fuese a llegar nunca. No desperdicies tu vida por un objetivo que es incierto. Sé feliz porque hay una relación que nunca debes descuidar: aquella que tienes contigo mismo.

Si consigues un nuevo amor consérvalo. Las relaciones hay que cuidarlas, hay que regarlas para que crezcan sólidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario