Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 27 de septiembre de 2012

LA IDEA DE QUE EL SEXO TÁNTRICO ES PARA “SÚPER HOMBRES” ES ERRÓNEA

Es vital que el hombre no eyacule o por lo menos no lo haga hasta después de 10 ó 15 actos", dice uno de los principios del tantra. Es que está práctica sexual está hecha para personas pacientes. No es una filosofía que involucre sólo a los hombres, para practicar este “estilito”, se necesita que la pareja conozca la técnica y esté dispuesta a llevarla a cabo hasta el final.

Para la psicóloga y sexóloga argentina Sandra Lustgarten, una de las diferencias básicas entre el sexo "tradicional" y el tántrico es que, mientras en el primero la pasión se agota con el tiempo, en el otro el deseo se intensifica.

CUERPO Y ENERGÍA. El sexo tántrico pone énfasis en el cuerpo, y en la energía, acepta el cuerpo como algo sagrado, el deseo se entiende como trascendencia y el sexo es una fuente de placer.

Se desarrolló en la India y considera importante que el hombre no eyacule porque la energía que se liberaría con la eyaculación se entiende como una pérdida y puede utilizarse transformada para que la energía ascienda y active los siete chakras de la conciencia. El tantra no usa el sexo como descarga sino como intercambio de energías masculina y femenina.

Para el sexo tántrico, el amor sexual es un despliegue de energía que va de un cuerpo a otro, se asciende del placer carnal, de la estimulación de los sentidos al sentir de la energía y a la apertura de conciencia hacía la eliminación de miedos y tabúes.

BENEFICIOS. La psicóloga asegura que la diferencia es que para el sexo Tántrico se crece a través de las experiencias, a través del tantra se intercambia la energía del amor, y no se utiliza para descargar tensiones como el sexo tradicional, porque en este caso hay vacío, alivio y relajación, pero con el sexo Tántrico hay una transformación, una armonía, una forma de vida sana, afirma.

No cualquiera puede practicarlo, es necesario aprender a tener un conocimiento y manejo de la energía a través de la conciencia, el primer paso es la purificación y dura años y consiste en un cambio alimentario, con las herramientas tántricas que son las visualizaciones, danzas, meditación etc. cada individuo necesita un tiempo particular.

La idea del tantra es potenciar la energía diaria. El sexo tántrico es el medio para llegar al fin espiritual de la unidad; los seres humanos siguen desconociendo todas las propiedades del buen sexo porque no han sido educados sexualmente. Por ejemplo en cuanto al deseo, éste debe ser respetado, no negado o reprimido, pero el ser humano busca satisfacer sus deseos y equilibrarlos para que no se repriman o dejen de realizarse, o sea que el tantra persigue esta satisfacción de los deseos.

“Con la práctica del tantra se trata de disfrutar con todo el cuerpo, disfrutar con cada poro, con cada caricia”, explican en Escuelatantrica.com. “Se trata de desvincular el sexo de los genitales, disfrutar del cuerpo del compañero, sentir placer dando placer. No se trata de no llegar al orgasmo, sino retrasarlo lo más posible, disfrutar del camino sin obsesionarse ni perseguir un final”, agregan.

¿MENOS…MEJOR?. “Los seguidores del tantra recomiendan hacer el amor una sola vez al mes para acumular energía sexual. La abstinencia logra increíbles resultados. Quizás una vez al mes es demasiado poco; empieza por practicarlo una vez a la semana, pero con toda la conciencia en el acto”, publicaron en e-sexualidad.com, el sitio de la sexóloga Diana Resnicoff.

“Tenemos que estar dispuestos a vivir una experiencia diferente en la cual el placer no esté enfocado en el orgasmo sino en el disfrute de los sentidos. Para eso vamos a dedicar no menos de cuatro encuentros a explorar diferentes sensaciones sin llegar a la penetración ni al orgasmo”, sugiere Ezequiel López Peralta, psicólogo y sexólogo, en su sitio web.

“La respiración es primordial en el sexo tántrico. El hombre se sienta con las piernas abiertas, las rodillas lo más cerca del piso y los talones uno frente al otro. La mujer se sube en el hombre y lo “abraza” con sus piernas. Comienzan a respirar en forma pausada. Cuando uno exhala, él otro inhala; la idea es que él respire de tu aire y tu del suyo”, explican en e-sexualidad.com.

ALGUNAS TÉCNICAS

BESO DEL DESEO

Para jugar una posibilidad es “el beso del deseo”, que consiste en recostarse uno junto al otro, mirarse a los ojos y besarse sin tocarse. Deben seguir el ritmo de la respiración. Otro juego es “más cerca”: la pareja debe mirarse fijamente y besarse la piel. Poco a poco y sin apresurarse van llegando a los genitales con suavidad y dulzua, se explica en e-sexualidad.com.

POSTURA CLÁSICA

La postura clásica de dominio es conocida como Kali. “Para emular a Kali, la mujer se pone en cuclillas y el juego sigue. Los movimientos pueden ser lentos o vigorosos, la mujer puede detener el movimiento pélvico y dedicarse a usar los músculos internos de la vagina para apretar, acariciar el pene. El hombre está quieto, se relaja y deja que la mujer haga lo suyo. Cuando una mujer logra llegar al orgasmo en la postura de Kali y que el hombre llegue al orgasmo también, habrá dejado atrás muchos bloqueos o karmas”, explican en e-sexualidad.

SENTADOS

En el tantra, la postura sexual sentada se conoce como upavishta y se practican diferentes variaciones de la misma. Todas ellas tienen un lugar destacado en el sexo tántrico, ya que esta posición favorece que el impulso energético que se produce en el chakra situado en los genitales ascienda por la columna vertebral y se distribuya por el resto del cuerpo.

PROFUNDO ORGASMO

“El orgasmo no es el final de la fiesta sino el principio de la celebración”, describen en Akirelax.com. “Permanezcan unidos, mediten relajados, disfruten de él. Hay que prolongarlo, liberarse de todo lo que pesa, abandonarse por completo. Entregarse el uno al otro, no pensar en nada, sentir. Que no se apague la llama en un simple desahogo sexual. Tengan la valentía de ir más allá del placer”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario