Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Las mujeres también quieren sexo

Hombres y mujeres son distintos en infinidad de aspectos, pero son similares en otros. Uno más que se suma a la lista de cosas en común es la rapidez con la que ambos se excitan. Hasta hace un tiempo se pensaba que el récord lo tenían los hombres, pero una investigación de la Universidad McGill, de Estados Unidos, muestra que las mujeres se excitan tan rápido como los hombres.

El experimento consistió en poner mujeres y hombres a ver gran variedad de videos con contenido sexual explícito. Las cámaras térmicas se centraron en las zona genital, tanto de los varones como de las damas, y monitoreó el progreso de la temperatura.

Los investigadores se sorprendieron porque todos los del grupo comenzaron a excitarse en un lapso no mayor a los 30 segundos y alcanzaron la excitación plena en no más de 10 minutos. Al comparar el frenesí sexual entre ambos, se vio que no hay diferencia en la cantidad de tiempo que tardan en alcanzar la excitación máxima.

En este sentido, la sexóloga Liliana Zabala dijo que la mujer es un potencial sexual y que incluso la mayoría son multiorgásmicas pero no lo saben.

“Por eso es necesario despojarse de los tabús y prejuicios sociales y familiares para que la mujer cada día busque su felicidad y su satisfacción sexual”, afirma.
Por su parte, el médico sexólogo Herland Roca Chaar afirma que los hombres y las mujeres tienen los mismos gustos y buscan el sexo de la misma forma.

“Es una ley natural. La mujer es un ser sexual, al igual que el hombre, por eso se excita con la misma facilidad. Solamente que como existen ciertos tabús y mitos, ella no habla, calla lo que siente”, expresa.

La mujer debe hablar con su esposo en un momento de tranquilidad y decirle lo que siente, lo que le gusta, aclarar que le cuesta expresarse cuando quiere sexo. En ese orden ella debe buscar señales para mostrarle a su pareja su deseo sexual.

CONSEJOS

- Ella tiene que dejarse llevar a los confines del sexo, dejando de lado lo reprimido y la vergüenza. Incluso puede iniciar la relación porque eso le excita mucho.

- Son necesarias las prácticas sexuales sin la penetración. Es importante que las mujeres dejen de lado sus prejuicios, se desinhiban y se entreguen al placer sexual para gozar fantásticos orgasmos que la llevarán a lo desconocido.

- Debe simular una masturbación, autoacariciándose todo el cuerpo y tocando sus genitales, para que su pareja la mire y se excite.

- El uso de ropas especialmente sensuales, los juguetes eróticos y las películas con contenido de sexo explícito pueden ayudarles a excitarse al máximo.

Piropos

Ni las flores de toda la primavera superan la belleza de esa sonrisa.

Con tus padres me siento contento, por haber fabricado tan bello y hermoso monumento.

Mi corazón te grita, mi alma te llama, qué difícil seguir viviendo sin alguien que te ama.

Me han pasado muchas cosas que jamás olvidaré, pero de una estoy seguro, de que por siempre te querré.

Las 24 horas del día yo las divido así: 9 soñando contigo y 15 pensando en ti…

Esta calle es un jardín y las mujeres, las rosas; y yo como soy jardinero escojo a la más hermosa.
No me mires, no me hables, solo déjame saber, con la dulzura de un beso, que me empiezas a querer.

Apuesto que hoy dormirás con los ángeles y soñarás conmigo, pero un día dormirás conmigo y soñarás con los ángeles…

Soñé que me amabas, soñé que me querías, soñé que me besabas y me caí de la cama por soñar tonterías.

Los ángeles están molestos conmigo, porque en vez de soñar con ellos, sueño contigo…

Dicen que robar es malo, yo nunca lo haría, pero un beso tuyo, con gusto lo robaría.

Cuando te conocí, algo bello descubrí en mí, era ese amor tan bonito y tan grande que sentí hacia ti.

Quisiera ser el aire que respiras, quisiera ser el sol que te ilumina, pero lo que más quisiera ser, es el amor de tu vida.

1 beso de tu boca, 2 caricias daria, 3 abrazos que demuestren 4 veces mi alegría y en la 5 sinfonía de mi 6 pensamiento, 7 veces te diría las 8 letras de un te quiero, porque 9 veces por ti vivo y 10 veces por ti muero.

Caricia placentera
El beso
Los besos son caricias que todos conocen y practican, dice el sexólogo Gérard Leleu y, sin embargo, siempre pueden seguir descubriéndolos o mejorándolos.
“Hay parejas que viven juntas y no se besan demasiado y es una pena. Por ejemplo, podrías proponerle instituir noches de besos. No hacer el amor, pero sí darse besos largos y apasionados. Se trata de degustar los besos, de probar toda la riqueza de sensaciones que ellos procuran”, dice el experto.
Existe una caricia que da mucho placer, agrega, como es acariciar el interior de la boca con un dedo. Sentir una cavidad húmeda y caliente, chupar y mordisquear los dedos, en cierta manera es muy sexual. “Es una manera muy simbólica de hacer el amor”, finaliza.

Movimientos
Lentos
Los hombres saldrían ganando si comprendieran que es inútil ir demasiado rápido y fuerte cuando se hace el amor, expresa Albert Barbaro, médico sexólogo. A menudo, reducir el ritmo es mucho más agradable para la mujer. Un varón suele creer que al ir más rápido es más viril, pero eso es completamente falso.
Como la vagina es sensible a la presión, para que sea agradable es conveniente provocar como un sube y baja gradual, es decir, una entrada y una retirada suave y lenta. Además, los hombres tienen todas las de ganar, ya que al moverse lentamente, en un movimiento de vaivén, pueden prolongar el placer durante más tiempo y procurar y aumentar el placer de su compañera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario