Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

viernes, 14 de septiembre de 2012

Nietos, quiéralos sin malcriarlos

Dicen que se adula más a los nietos que a los hijos. Los abuelos son amantes eternos de su generación sucesora, por ello consentirlo es una prioridad que ellos tienen, pero cuidado que existe una línea fina entre consentir y malcriar. Un experto puntualiza en consejos para no fomentar malas conductas en los pequeños. La relación abuelo-nieto es saludable porque esto significa bienestar para las dos partes, en tal magnitud que puede incidir en el comportamiento del niño que se verán reflejados en su conducta, indica el psicólogo Willian Villagómez de Centro de Ancianos Vida Feliz.

Roles Claros. El profesional indica que los abuelos tienen que tener en claro que los nietos no son una posesión. "A veces las personas de la tercera edad son posesivas y buscan quien los quiera para sentirse bien", especifica el profesional.

"Nacen y se centran en ellos, le dan todo lo que necesitan y descuidan otras cosas", dice y resalta que existen otras actividades en las cuales también se debe poner atención para vivir la edad dorada plenamente.

SÍ a los regalos, pero justificados. Los abuelos suelen dar regalos incondicionalmente, lo que no es aconsejable, ya que los nietos se acostumbran a esto. "Si el abuelo sabe que el niño no tuvo un buen comportamiento, tiene que abstenerse a darle el regalo", señala.

El niño de 6 a 10 años interioriza todas la normas sociales y es la oportunidad para enseñarles. "A esta edad no es muy conveniente dar todo, sino que es bueno dejar en claro que el amor incondicional también se retribuye con una buena conducta, no con la intención de condicionar el cariño, sino de incentivar un comportamiento que será para el bienestar en el futuro del nieto", dice Villagómez.

No contradecir las normas establecidas. Las normas que existen en la casa deben ser respetadas por todos y ello no excluye a los abuelos. "Tienen un amor incondicional muy grande por el cual a veces pasan por alto los castigos, que los padres han impuesto". "Los padres ordenan que se lavan las manos antes de comer, vienen los abuelos y dejan que coman sin realizar este proceso", añade y advierte que ello nos es bueno para el niño ya que este aprender a ser desobediente. Los tiempos cambian, ya que no es lo mismo tratar con un niño de 5 años como con uno de 12, "Los abuelos no eligen cuándo van a ser abuelos, pero llegará el momento y se deben preparar, eso influirá en el desarrollo del niño, ya que juegan un papel importante en el traspaso de valores", concluye el psicólogo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario