Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

lunes, 17 de septiembre de 2012

Niños felices mejoran de salud notablemente

Cumplir un deseo puede hacer milagros, y más si quien pide el deseo es un niño. Según los resultados del I Estudio sobre el efecto de las emociones positivas en niños enfermos, cumplir el deseo de un niño con enfermedad crónica o con mal pronóstico ayuda a mejorar su estado emocional y físico durante meses. Y no solo eso; además, favorece la aparición de emociones positivas por parte de los padres. Esta investigación tenía como objetivo alejar a estos niños de la tensión emocional que viven diariamente por la enfermedad y los tratamientos y, a su vez, proporcionar un estímulo que les animase a seguir luchando. Los expertos querían conocer la eficacia que debe cumplir el principal deseo de un niño a la hora de generar cambios en su bienestar psicológico y en el de su entorno familiar. Después de cumplir las peticiones, los expertos valoraron que se consiguieron potenciar las emociones optimistas y desarrollar las fortalezas emocionales y físicas de los pequeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario