Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

lunes, 3 de septiembre de 2012

¿Sabes cómo identificar la infidelidad en tu pareja?





“A mi no me puede pasar”. Muchas personas creen que la infidelidad de su pareja es imposible porque “me daría cuenta inmediatamente”. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, la persona infiel cuida mucho cada uno de sus actos para no despertar ninguna sospecha.

La infidelidad es universal, sucede en todos las culturas, afecta por igual con independencia de la edad o del nivel económico de la pareja. Es un “engaño” del que nadie quiere ser víctima por los sentimientos de traición, deslealtad, frustración, humillación, ansiedad, rabia... que genera.

No se trata de obsesionarse, pero si sospecha que algo ha cambiado en su relación tenga en cuenta las siguientes pautas:

• Su pareja ha aumentado considerablemente el volumen de trabajo.

• Las horas extraordinarias se disparan. Surgen de repente comidas o cenas de trabajo que, en ocasiones, se suspenden de la misma forma, inesperadamente.

• Aumentan los viajes de trabajo.

• Se relaciona con nuevos amigos que usted no conoce, y de los que ignora su dirección y teléfono.

• Usa excesivamente Internet, teléfono móvil o cualquier otro medio de comunicación, creando nuevas cuentas de correo electrónico, ocultando las contraseñas, borrando incluso la memoria del ordenador.

• Esconde las facturas del teléfono móvil, los resguardos de la tarjeta de crédito, abre una nueva cuenta corriente.

• Surgen gastos de difícil justificación.

• Aparecen kilómetros de más, la factura de la gasolina es más elevada y frecuente.

• Tiene un “estado de felicidad” que, en principio, no tiene justificación aparente.

• Se queda “ausente” mientras mantiene una conversación o realiza algo.

• Cambia los hábitos sexuales. Puede existir una pérdida de interés o quizá le solicite nuevas prácticas.

• No lleva alianza de boda alegando excusas absurdas: me molesta, se me clava, me la dejé en el baño...

• Cambios radicales de costumbres o actitud: se arregla y asea con mayor dedicación y detalle e, incluso, cambia su estilo.

• Cancelación de compromisos sociales comunes.

• Huele a perfume o a alcohol.

• Se olvida de compromisos con usted o con los niños.

Causas más comunes de la infidelidad

1. De la pareja ideal a la real. Cuando finaliza la fase de enamoramiento, la pareja idealizada va dejando al descubierto a la pareja real, lo que en muchas ocasiones puede defraudar las propias expectativas.

2. La perdida de interés de la pareja hacia nosotros puede motivar que centremos los ojos en otra persona que nos valore y resalte nuestras virtudes para no caer en un sentimiento de frustración y de baja autoestima.

3. La rutina. Uno de los mayores riesgos en parejas de larga duración es la monotonía. Cuando una de las partes, casi siempre la mujer, siente que su pareja no le presta la atención debida y que el tiempo que pasan juntos se caracteriza por la falta de comunicación, la relación pierde su encanto. Si una tercera persona se cruza en el camino y ofrece atención, emoción, misterio, conversación... la parte desatendida de la pareja se convierte en presa fácil.

4. Cambios en las relaciones sexuales. En frecuencia y calidad. Las relaciones sexuales constituyen un elemento de unión en toda pareja. Si una de las partes se siente insatisfecha, puede caer en los brazos de alguien que le ofrezca lo que no obtiene en casa, incluso, aunque siga sientiendo amor por su pareja estable.

5. Dependencia emocional de los padres. Si uno de los dos no ha madurado lo suficiente y mantiene una gran dependencia de sus padres, puede hacer sentir a su pareja apartada e insatisfecha, porque solo valdrán las opiniones de los padres. Se sentirá desatendido, un segundo plato a la hora de tomar decisiones. Buscará una vía de escape.

6. Sentirse activos. Hay personas que llegada una determinada edad necesitan seguir sintiendo que son capaces de seducir a personas distintas a su pareja.

7. De mutuo acuerdo. En algunos casos, las relaciones fuera de la pareja son consentidas con el objetivo de satisfacer las propias necesidades que no son cubiertas con la pareja estable.

8. Cambio de estatus. Un ascenso, contar con una importante suma de dinero, provoca en algunas personas una falsa sensación de poder que les invita a mantener relaciones con aquel/ aquella que se proponga.



No hay comentarios:

Publicar un comentario