Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

miércoles, 3 de octubre de 2012

¿Adiós al punto G? Hay otras zonas erógenas femeninas

La A, la K y la U, serían esas nuevas áreas orgásmicas de la mujer. ¿Dónde están? ¿Qué generan? Conozcanlas

La sexóloga María del Carmen Rodolico asegura que no solo existe el punto G en la mujer, sino que ahora se han descubierto otras zonas erógenas, como la A, la K y la U.

El punto A
¿Dónde está? Se encuentra en la pared vaginal pero más atrás, a medio camino entre el punto G y el cuello de la vagina.

¿Qué produce? Un estudio asiático demostró que el 95% de las mujeres se excitan cuando les estimulan esa zona y varias llegan a obtener su primer orgasmo o el más intenso.

¿Cómo encontrarlo? Hay que acariciar suavemente la pared vaginal anterior (la parte de adelante). Cuando la mujer empieza a lubricar, retirar un poco la mano y, luego, volver a tocar. Hacerlo de forma repetida. Otra variante es tocar de manera arqueada, en forma de gancho, como si hicieras el gesto del ‘vení para acá’.
También puede hacerlo con una penetración suave con el pene sin llegar a producir orgasmo, lo que se busca es su estimulación, indica la sexóloga Liliana Zabala.

Las mejores posiciones. Las posturas que favorecen su estimulación son: la mujer boca abajo y el varón detrás suyo, la mujer sentada en el borde de la cama y él arrodillado delante, o la mujer en posición de ‘cuatro patas’.

El punto U
¿Dónde está? Se llama así porque se ubica en la uretra, entre el clítoris y el comienzo de la vagina.

¿Qué produce? Ayuda a alcanzar el orgasmo, pero no por sí solo, necesita ser complementado con la estimulación del clítoris y de los otros puntos (G y A), además de la penetración.

¿Cómo encontrarlo? Separando los labios mayores entre el clítoris y el comienzo de la entrada de la vagina. Para su estimulación se necesita una firme presión, coinciden las sexólogas.

Las mejores posiciones. Lo ideal es cuando la mujer está encima del hombre y ella se inclina hacia delante. Otra técnica es cuando el hombre frota su pelvis contra el área clitorídea de la mujer o cuando ella permanece sentada atrapándolo con sus piernas mientras él está de frente de rodillas. Liliana sugiere ella encima de él, rozando íntimamente los genitales de él y presionando de norte a sur con movimientos suaves.

El punto K
¿Dónde está? Es casi inaccesible, tanto, que le dicen el paisaje misterioso. Queda en la zona final de la vagina, casi llegando al cuello del útero.

¿Qué produce? Su estimulación podría generar orgasmos muy intensos.

¿Cómo encontrarlo? Está tan lejos que muy pocos podrían alcanzarlo. Coinciden en que es casi imposible estimularlo a través de la penetración.
Lo que se puede hacer es utilizar un juguete sexual acorde a las necesidades de la profundidad de la vagina, claro si ambos están de acuerdo, agrega Liliana. Recomienda a la pareja buscar y explorar sus propios puntos erógenos y disfrutarlos al máximo.

Para mejorar el sexo

Hombres y mujeres deben tomar el control de su propio placer y expresar lo que les gusta o no en la intimidad y lograr acuerdos para mantener una vida sexual plena y satisfactoria. La terapeuta sexual Adriana López brinda cinco consejos para mejorar el desempeño en la intimidad.

Ingerir menos grasas. Las enfermedades pueden afectar el desempeño sexual, sobre todo las que se relacionan con el sistema cardiovascular. Eviten las grasas en exceso y hagan ejercicio al menos 30 minutos al día, eso ayudará a estar en forma.

Más romance. En muchas ocasiones la pareja relaciona el sexo con el amor, así que ¿por qué no incluir en las propuestas el decirle lo que sienten?

Sí a las caricias. Con excepciones, las mujeres necesitan más juego previo para estar listas para un encuentro erótico, así que pueden divertirse al intentar averiguar juntos cuáles son las caricias que más les gustan.

Más control, más tiempo. Hay hombres que no están conformes con el tiempo que tardan en eyacular, hoy en día la terapia sexual y los medicamentos que ayudan a tener más control sobre el reflejo eyaculatorio pueden coadyuvar.

Más imaginación. Fantasear es parte de la vida erótica, hablen en pareja e inventen juegos, emulen situaciones, o solo diviértanse con encuentros en lugares distintos a la alcoba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario