Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 25 de octubre de 2012

Esas preguntas incómodas…

Las parejas que hablan regularmente sobre sexo canalizan y disfrutan más sus encuentros sexuales y pueden ir aprendiendo el uno del otro para convertirse en mejores amantes”, dice la reconocida sexóloga Alessandra Rampolla.

Pero hablar de sexo no es fácil, por eso canalizamos algunas dudas de nuestros lectores hacia las lectoras de la Revista M de Mujer y descubrimos que si nos animamos a hablar de nuestros encuentros sexuales con ellas, es importante saber cuál es el mejor momento.

Para algunas parejas el momento posterior al sexo es el mejor, porque se encuentran relajados y con la información a flor de piel. Para otras, el post-sexo es un momento de relajo y es el malo para conversar. Por eso, con disimulo, pregúntale cuál sería el mejor momento para hablar sobre cuestiones íntimas y juntos lo van a encontrar. Hasta que te animes a buscar el momento, esperamos despejarte las dudas más frecuentes, según un sondeo realizado por H.

¿Les da asco hacer sexo oral?

El 40 por ciento de las consultadas contestaron que no, y el 60 por ciento dijo que a veces sí, porque los hombres se excitan y segregan líquido seminal y el sabor de ese líquido no es muy agradable. Algunas de las consultadas dijeron que el dolor de mandíbula hace que no disfruten totalmente el sexo oral. Los hombres generalmente tardan más que las mujeres en tener orgasmos de esta forma, por eso se necesita un buen entrenamiento y saber respirar y humedecer el pene con saliva, para que sea una práctica placentera para ambos.

¿Les gusta que les hagan sexo oral?

El 70 por ciento de las consultadas dijeron que sí y que es una manera muy efectiva de llegar al orgasmo. El 30 por ciento de ellas se siente insegura cuando se les practica el sexo oral, debido a los olores vaginales y el sudor. Una aplastante mayoría dijo que aunque el sexo oral es muy placentero, los besos “post” no son muy agradables. Las consultadas aclararon que de todas maneras necesitan excitación previa, antes de llegar al sexo oral.

¿Fingen orgasmos?

Una abrumadora mayoría dijo que sí. El 80 por ciento dijo que finge ocasionalmente y un 20 por ciento admitió fingir la mayoría del tiempo. Sin embargo, siempre es difícil admitir que se está fingiendo. Un pequeño porcentaje dijo que no le interesaba fingir orgasmos y que cuando no tenía ganas de “hacer el amor”, simplemente no lo hacía.

¿Por qué fingen?

Las consultadas dijeron que la razón principal para fingir, es cuando no tienen ganas de tener relaciones sexuales y no quieren que su pareja se sienta mal. La “falta de ganas” tiene muchas razones, entre las que mencionaron horarios inconvenientes, preocupaciones del día a día o simplemente “falta de ganas”.

¿Se masturban?

El 95 por ciento dijo que sí. Pero que esto no influía en su vida sexual de pareja. Muchas admiten masturbarse en la ausencia de la pareja y otras simplemente lo hacen cuando no han tenido relaciones sexuales satisfactorias. Según la sexóloga Alessandra Rampolla, una mujer que se masturba es una mujer que se conoce y con al que se puede llegar al placer conjunto.

¿Cuánto importa el físico?

El 70 por ciento de las consultadas admitió que el físico es importante en situaciones ocasionales, digamos, como “trofeo”, pero que si se trata de hallar a alguien con quien mantener una relación seria, el candidato ideal será un tipo con el que se encuentren cómodas, seguras y comprendidas.

¿Por qué no todas usan lencería sensual?

La mayoría dijo que le gusta usar lencería sensual, porque se siente bien, pero también admitió que hay algunas prendas de lencería que no son cómodas. Sobre todo si las llevan durante horas. Las tangas o hilo dental son un ejemplo de esto. También indicaron que algunas prendas de encaje son poco elásticas y por lo tanto incómodas.

¿El tamaño importa?

Un 80 por ciento dijo que sí. “Cuando un pene es muy pequeño no se siente nada”, dice una de las consultadas, pero la mayoría coincide en que no importa que la pareja tenga pene grande o pequeño, lo importante es que sepa estimularla y la mayoría de sus orgasmos no se dan a través de la penetración. Las consultadas dijeron que aunque su pareja tenga un pene grande es muy importante que haya estimulación previa, para no salir lastimadas de la experiencia.

TIPS PARA ESTIMULAR

Estos son algunos consejos de la sexóloga Alessandra Rampolla para lograr una buena estimulación.

1. Besos

Redescubre el arte del beso y bésala durante 15 minutos, sin permitir que se toque nada debajo de la cintura.

2. Masajes

Acaricia los pies de tu amada, porque los pies están repletos de terminaciones nerviosas y acariciarlos es tan erótico como relajante.

3. Al ras

Una manera sexy de dar masajes es acariciar la piel de tu pareja lo más suave posible, casi sin tocarla para provocarle escalofríos.

4. A ciegas

Véndale los ojos. Sus otros sentidos, particularmente el tacto, se enaltecerán para brindar una experiencia muy sensual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario