Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

lunes, 5 de noviembre de 2012

Las rabietas deben ser controladas y sanadas

Las rabietas son episodios de fuertes explosiones de genio por parte de los niños pequeños y consisten, generalmente, en la manifestación de diferentes conductas como llorar, gritar, insultar, tirarse al suelo, no hacer caso a ningún tipo de razonamiento, entre otras. A medida que se producen, aumenta también el conocimiento por parte de los padres de los momentos y las situaciones en las que es más probable que ocurran. Es esencial restar importancia a las rabietas en cuanto estas se están produciendo, mostrar cierta indiferencia y no conceder al niño una especial atención cuando lo haga. Un buen manejo de la situación es mantener en todo momento una actitud de autoridad, control y serenidad sobre la situación, sin actuar de la misma forma que el menor. Comunicarle al niño que se tratará el tema en cuanto esté tranquilo y en condiciones de abordarlo es un buen camino para llegar a una solución./

No hay comentarios:

Publicar un comentario