Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 24 de enero de 2013

27 hábitos saludables para el amor

Estés soltera, saliendo con alguien, comprometida o casada… haz que este 2013 sea el año para mejorar en el ámbito amoroso y dejar de cometer esos típicos errores que toda mujer comete… y ni se percata. La experta en relaciones, Catherine Townsend, columnista, escritora de relaciones y autora de “Sleeping Around” nos da tips en su página Web, The Love Detective (La detective del amor).

Aplica lógica de CEO a tu relacion.

Las personas exitosas y directores ejecutivos no se afligen por sus fracasos; sino los tratan como oportunidades para aprender. Piensa: ¿Qué si esa relación que rompiste fue lo mejor que te sucedió?

Cierra la puerta del baño.

No puedes mantener ese misticismo sexy si él puede escuchar tu conversación mientras estás en el baño. ¡Cierra la puerta del baño!

Perdona.

El amor es saber pedir perdón. Muchas veces en el momento más fuerte de la pelea, cuando estamos enfurecidas, nos concentramos en tener razón y ganar la pelea, olvidándonos que estamos en el mismo equipo. Recuerda: nunca “ganas” una pelea si él se siente miserable.

Desahógate con tus amigas, no con él.

Para las mujeres, hablar sobre los problemas segrega la hormona que nos hace “sentir bien”, la oxitocina, y disminuye los niveles de estrés. Por el contrario, a los hombres solo les cansa y frustra. Acude a él cuando necesitas sugerencias a una solución, no cuando quieras desahogarte y hablar de lo mismo durante horas… para eso están las amigas.

Más abrazos.

Cuando se trata de la salud de las relaciones de largo plazo, abrazarse es igual de importante que el sexo. Ambos segregan la “hormona del cariño”, la oxitocina, que nos hace sentir un vínculo poderoso. Ademas, disminuye los niveles del estrés y la presion sanguínea, nos hace sentir bien y conectados.

Cuida tu cuerpo.

Claro que queremos alguien que nos ame “a pesar de todo”, pero aumentar kilos, vivir en poleras anchas, y encargar pizza cada noche, manda el mensaje que dejamos de esforzarnos y ya no nos importa sentirnos sexys o que nuestra pareja nos vea sexy, esencial en una relación.

Habla sobre dinero.

Ya sea un acuerdo prenupcial o una discusión sobre los gastos, pon el tema sobre la mesa: pregunta sobre su ingreso, la deuda y sus metas financieras. La incopatibilidad financiera es la causa principal de divorcio; asi que mantengan un plan y lleguen a un acuerdo.

Descubre qué quieres.

Si la relación con tu novio no está funcionando y te das cuenta que no es lo que quieres, no sigas invertiendo más tiempo y energía en la relación. En lugar de esperar a que algo cambie, se honesta sobre lo que quieres y buscas—con las personas con las que estas saliendo y contigo misma.

Ridiculos “musts”.

Es fabuloso tener estándares altos, pero si tu lista de cualidades “must” en una potencial pareja supera una página, estas siendo demasiado quisquillosa. Rompe de una vez con tu “chico de fantasía” que solo vive en tu cabeza y acepta que el hombre perfecto para ti, no será perfecto. Lo que está bien, porque tú tampoco lo eres.

Deja de compararte con otros.

Es tóxico. En vez de compararte con tus amigos y sus posts en el Facebook, mirate al espejo: ¿cómo creciste o maduraste en el último año? ¿Qué aprendiste? ¿Qué esperas alcanzar?

Se lógica.

Enamorarse activa la misma reacción de dopamina en el cerebro que la cocaína, asi que recuerda que durante los primeros meses de una relación estás bajo la influencia de la pasión loca y el encaprichamiento. Recuérdate a ti misma ser más racional.

Relájate.

¿Tiendes a preguntarte si es el “indicado” en la primera cita? Haz de cuenta que estás conociendo a un amigo; así no sobre analizarás cada mínima falla, lo que te dará mucho más confianza y estarás más relajada y divertida—lo que resulta atractivo.

Desconéctate.

Deja tu smart phone durante la cena, escucha de manera activa a tu pareja, y no pienses sobre tus diligencias durante el sexo. Este año proponte estar 100 por ciento presente cuando estén juntos. Disfruta de esos momentos en los que están solos los dos, que no son muchos. Cuando estás enfocada en otras cosa, tu pareja se sentira poco importante.

Este año deja el pasado atrás.

Olvídate de ese ex (de una buena vez) que te engañó o de esa amiga que te dio la espalda. Eso no significa que lo que hiciste fue lo correcto o está bien; significa que estás dejando algunas cosas en el pasado y eligiendo ser libre. Si estás aferrada a un sentimiento de culpa, busca redimirte, perdónate y aprende de tus errores.

Vive más.

Si estás aburrida (estando soltera o con pareja)... deja de estarlo! Aprende un nuevo idioma, viaja, o simplemente ten una aventura, sola o con tu pareja. Lo importante es nunca dejar de divertirse como pareja y nunca dejar de crecer y motivarte cuando estás soltera.

Regala.

Dale pequeños regalitos durante todo el año. Puede ser algo tan sencillo como un masaje, o cocinarle su plato favorito después de un dia estresante… todo esto fortalece la intimidad.

No hagas nada.

Cuando estés en duda sobre lo que quieres hacer, puede ser mejor no hacer nada. Después de una confrontación fe con tu pareja, respira antes de mandar un SMS en el que explotas de rabia. Pregúntate: ¿estás actuando o solo reaccionando? A menudo las ganas de “hacer algo” está motivada por la emoción del momento. Tendrás mejores resultados si esperas, cuentas hasta mil si es necesario o hasta que puedas tomar una decisión racional que los lleve a algún lado.

Cuida tus modales.

Es dificil portarte de lo más cortés y educada en el momento de una discusión caliente, asi que pon las reglas del juego antes de que suceda: no se insulten y no peleen delante de otras personas, son algunas reglas de juego.

Detox tu vida emocional.

Date permiso para elimiar a esas personas tóxicas en tu vida, a esos ex amores que no podian comprometerse pero que siempre aparecian cuando conocias a alguien que sí quería, y cualquier otra persona que te hace daño.

Agenda el sexo—o tengan un “date night.

” Mientras más sexo tengan, más sexo querrán. Es tambien la perfecta excusa para comprarte lencería sexy.

Vayan a cama enojados.

No hay lógica en seguir dándole vueltas a la misma pelea cuando estás exhausa o emocionalmente devastada. Duerme y despertarás con una perspectiva fresca y no te arrepentirás de las cosas que dijiste en el momento no adecuado.

Conoce tus opciones.

Si tu reloj biológico está sonando y tener hijos es importante para ti, investiga cuales son tus opciones de fertilidad, ya sea congelar tus óvulos, hacerte un test sobre tus reservas ováricas o considerar ser madre soltera. Tener un “plan B” te dará más confianza sobre tu futuro sin importar tu estatus amoroso.

No le des consejos si no son solicitados.

Ofrece tu apoyo, escúchalo, pero evita darle consejos si él no te los pide. “Damos consejos porque estamos tratando de ayudar, pero es visto como una crítica cuando ofrecemos muchas correcciones”, advierte Harriet Lerner, clinica psicóloga y autora de Marriage Rules: A Manual for the Married and the Coupled Up. Esto va para todo, desde su outfit a como maneja un problema laboral o económico. Dale espacio para tomar sus decisiones y para ganar confianza a traves de errores. “Lo que importa en una relación no es que las cosas sean hechas de la manera correcta, pero que las dos personas se dediquen a contribuir a la felicidad del otro”.

Cuidado con tu Facebook.

No publiques fotos personales y pensamientos. Quizá él no quiere que compartas todas las fotos de los dos. “Discutan las reglas relacionadas al “posting” en redes sociales, sobre uno mismo, como pareja y sobre otras personas”, dice Lerner. Y nunca comentes con el mundo sobre la pelea que tienes con tu pareja. “Es destructivo publicar los conflictos en Facebook”, advierte.

No vuelvas al pasado.

Las peleas pasadas vuelven a surgir cuando en problema no ha sido resuelto. Es importante conversar sobre los problemas cuando suceden, y llegar a una resolución—acordar a desacordar sirve. Dejalo ahí, y respeta la opinión del otro.

Vinculo fuerte.

En otras palabras, ten cuidado de la influencia de afuera, como un amigo que te pone ideas en tu cabeza. Las parejas felices tienen los mismos conflictos que las que se divorcian, pero la diferencia es que saben cómo superarlos. Una pareja debe tener un vínculo fuerte que no permite que otra persona esté al medio o influya sus pensamientos.

No critiques a sus amigos o papas.

Que nadie se atreva a hablar mal de ellos. Asi que ten cuidado con lo que dices te tus suegros, cuñados o sus amigos más cercanos. Incluso si está abriéndose y quejándose contigo, tus contribuciones lo pueden poner a la defensiva. Cuando tomas una posicion A, por ejemplo, provocas a tu pareja a tomar la posicion B. Ponte en su posición y se empática con él. /



No hay comentarios:

Publicar un comentario