Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 28 de febrero de 2013

Corazón roto duele igual que una quemadura en la piel


Las mismas redes cerebrales que se activan cuando sufres una quemadura leve se encienden cuando piensas en un amor que te ha rechazado, reveló un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Al parecer, el cerebro no distingue entre el dolor físico y el sufrimiento emocional intenso. El corazón roto y las separaciones dolorosas son “más que simples metáforas”, afirma Ethan Kross, investigador principal del estudio y profesor asistente de psicología en La Universidad de Michigan en Ann Arbor.

El estudio, publicado también en el portal Health.com, revela el papel de los sentimientos de rechazo y otros traumas emocionales, los cuales tienen un efecto determinante en el desarrollo de trastornos de dolor crónico, como la fibromialgia: “Esto provoca interesantes cuestionamientos acerca de si tratar el dolor físico puede ayudar a aliviar el dolor emocional y viceversa. Estos hallazgos delinean el camino directo en el cual las experiencias emocionales pueden ser relacionadas con el cuerpo”, sostiene Ross.

Este estudio fue el primero en mostrar que el rechazo puede provocar una respuesta en dos áreas del cerebro asociadas con el dolor físico: la corteza somatosensorial secundaria y la ínsula dorsal posterior. Estas regiones del cerebro se encendieron en el estudio, debido a que el rechazo que los voluntarios experimentaron era inusualmente intenso.

Aunque Kross enfatiza que el estudio es "un primer paso", para comprender la conexión entre el dolor físico y emocional, los hallazgos podrían ayudar a los pacientes de dolor crónico a comprender que las emociones pueden afectar su condición física.

miércoles, 27 de febrero de 2013

El sexo también es bueno después del medio siglo, ¡bienvenida tercera edad !

La sociedad hasta hace unos años ridiculizaba el sexo de los adultos mayores de 50 años y más con comentarios como “viejos verdes”. Salvo por factores como enfermedad o ausencia de pareja sexual, es recomendable que el contacto sexual se siga practicando para lograr el bienestar sicológico y físico de la persona.


Es natural que las personas con el paso de los años hayan madurado y ello supone cambios síquicos, físicos y sociales. Por supuesto que todo cambia, incluso la sexualidad, que puede ser diferente, pero igual de satisfactoria.

“También hay que recalcar que a partir de la década de los 50 la sexualidad trasciende más allá de los genitales. La compañía, el cariño, los abrazos, las caricias, la intimidad del uno con el otro cobran mayor importancia”, manifiesta la ginecóloga Susana López.

Hablando de la mujer
“Numerosas mujeres, cuyos hijos e hijas son adolescentes, jóvenes o tal vez se casan y se van del hogar, comienzan recién a tener mayor oportunidad para ellas y descubren que sus experiencias sexuales reprimidas ahora afloran con mayor énfasis, de repente tienen un toque distinto y son muy gratificantes. Ya quedaron atrás las tensiones y la atención tan directa que requieren los hijos pequeños, la época entre el trabajo y la casa, no hay tiempo ni de mirarse en un espejo y que al sexo se iba casi de rutina. De nuevo, cuenta con mayor espacio para sus intereses personales y para el descanso y, por tanto, se puede producir un reencuentro erótico sexual y sensual, sin premuras, donde la pareja se dispone a coparticipar, en una transferencia recíproca de goces, emociones y ternuras sexuales”, dice la terapista sexual, Liliana Zabala.

Tal vez llegaste a una edad que tiene tantos beneficios como los 20 años, ahora podés hacer lo que se te ocurra, ya no tenés hijos que criar, ni mucho menos que cuidar. Entonces podés emprender viajes, paseos, amigos, dedicarte a lo que siempre quisiste, sin miedos ni preocupaciones por ir a buscar a los niños al colegio, por dejar el trabajo o por el almuerzo con la familia del marido. La juventud es sólo cuestión de actitud.

Hay que remarcar que la capacidad sexual no desaparece con la edad, solo disminuye su intensidad, tal como sucede con las funciones de algunos de nuestros órganos. Disfrutar de la plenitud sexual luego de la menopausia y la andropausia está lejos de ser una fantasía. Porque si bien se producen ciertos cambios físicos en la mujer y el hombre que afectan a la sexualidad, la capacidad de llegar al orgasmo durante una relación de pareja, no desaparece. La disfunción sexual es un trastorno que afecta a mujeres y hombres en cualquier etapa de la vida. Sin embargo en el caso de “ellas”, los cambios suelen ser más notorios durante el climaterio.

Menopausia
Esto produce cambios más notorios en la función sexual, como la sequedad, el dolor o la disminución del deseo, esto es variable, pues no a todas las mujeres les pasa lo mismo. De hecho, hay algunas que a partir del cese de la preocupación del embarazo, experimentan una liberación que mejora el deseo y por ende la relación sexual. Influye también el entorno, que se llena de tabúes y prohibiciones, de miradas y personas que parecen señalar a quien debería modificar su comportamiento, solo por haber cumplido 50. En esta etapa, me quedo con la frase: “se cierra la fábrica y se abre el parque de diversiones”, asevera Liliana.

El juego de las hormonas
Si bien es cierto que hay pérdida de algunas hormonas, no significa que no haya deseos sexuales para ambos, la sequedad vaginal y dificultades en las erecciones son normales. Las relaciones sexuales son más espaciadas, pero pueden llegar a tener mucha más calidad que en los años juveniles porque ya existe un acople beneficiado por el tiempo de unión.

Más ventajas
La menor necesidad de eyacular y el mayor control sobre el momento de los varones mayores, hace posible que esté más pendiente de la mujer. La mayor lentitud de todos los procesos de excitación, hace posible que varones y mujeres mayores disfruten con tranquilidad de la sexualidad.

El disponer de mejores condiciones ambientales para las relaciones sexuales; más disponibilidad de tiempo, ausencia de niños o la desaparición del miedo al embarazo, favorece las mismas.

Se debe aceptar que si una persona de edad avanzada, goza de buena salud física y mental, y tiene una pareja estable, tiene derecho a interesarse por el sexo. Modificá la creencia de que esto es sinónimo de juventud.

Las caricias son tan importantes como antes
Las relaciones sexuales despues del medio siglo de vida son más espaciadas y con más calidad al existir el acople en la relación, aunque el hombre necesita más colaboración de su pareja con mayores estímulos para producir los mismos efectos que antes, siendo la relación más prolongada de contactos corporales y mayores afectividades. Las caricias y el contacto afectuoso son vitales para lograr recepción de la mujer.


martes, 26 de febrero de 2013

La píldora puede disminuir el deseo sexual

La píldora está directamente relacionada con el deseo sexual. "Muchas usuarias de anticonceptivos orales han informado de sufrir disminución del deseo sexual en un porcentaje variable", asegura el doctor David Gómez Sánchez, del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital de Verín y autor de una de las revisiones más recientes sobre el tema. No obstante, añade el especialista, lo difícil es distinguir si esta disminución sexual se debe a la píldora o a otros factores. "Desgraciadamente, las disfunciones sexuales son frecuentes (en especial la falta de deseo), y siempre se encontrará un porcentaje de usuarias con este problema", dice, pero "evidentemente, si la píldora produjese una clara disminución del deseo, habría una epidemia de este problema (cosa que no ocurre), y las mujeres no la elegirían como método anticonceptivo". La píldora en España, explica el portavoz de la Sociedad Española de Contracepción (SEC), Ezequiel Pérez, es usada por el 20% de mujeres en edad fértil y un 5% opta por anticonceptivos hormonales de otro tipo, como el anillo vaginal o el parche./

¿Qué hacer si sorprendo a mi hijo con un cigarro?

Un hombre con un cigarrillo entre los dedos de la mano es común (aunque sea una droga). Una mujer con un cigarrillo en la mano puede verse mal, aunque sigue siendo algo normal. Pero, un adolescente con un cigarrillo entre los dedos, eso sí debería alertarnos. El tabaco es una de las drogas más consumidas en los círculos sociales de cualquier parte del mundo y por ello el control del mismo es más flexible, no por ello (como padres) vamos a permitir que los chicos fumen desde la adolescencia.

¿Por qué fuman? Los psicólogos Susanne Hansen, Carlos Chuquimia y Óscar Urzagástegui coincidieron al afirmar que el primer paso que se debe dar es: saber por qué mi hijo está fumando. "Existen varias razones, desde imitar el ejemplo que doy como padre, hasta la presión a la que puede estar sujeto como adolescente en el círculo social que se maneja", destacó Hansen.

Chuquimia y Urzagástegui destacaron que en realidad se trata de curiosidad, más que por placer. "A esto se suma las tentaciones que se dan a cada esquina", subrayaron.

¿Qué hacer? Según los profesionales, lo primero es entender que están en una etapa difícil y luego "hay que olvidar el papel autoritario y crítico. En su lugar reforzar y establecer canales de comunicación más fluidos con el adolescente, así podremos solucionar el problema", remarcó Hansen.

Después de haber conectado la vía de comunicación padre-hijo se le debe advertir sobre las consecuencias negativas en el cuerpo humano de continuar cultivando el consumo del tabaco. "A través de la comunicación se puede establecer otras causas que los lleva a fumar, porque entre las que no expresan puede estar la inseguridad o baja autoestima", señaló la psicóloga.

¿Cómo prevenir este mal? "Con el ejemplo", coincidieron los tres profesionales, quienes aseguraron que la moral de los padres que no quieren ver a sus hijos con un cigarrillo entre los dedos debe estar sustentada con su forma de vivir.

Al margen de ello, también se debe reforzar la autoestima de los menores, la comunicación y los buenos hábitos, como el hacer cualquier tipo de deporte.

lunes, 25 de febrero de 2013

Siete buenas razones para apagar el televisor

Para los fanáticos de la televisión, las últimas noticias son poco alentadoras. La ciencia comprobó que, si se mira en forma excesiva, puede aumentar

el riesgo de sufrir sobrepeso, diabetes, ataques al corazón, obesidad, y problemas de fertilidad. ¿Por qué es tan peligroso? Porque es un hábito sedentario, que nos hace pasar muchas horas sentadas o recostadas, en lugar de estar en movimiento. Ante semejante panorama, el diario Huffington Post detalló siete razones para levantarse del sillón:

1. Mejorar la fertilidad

Según un estudio realizado en la Universidad de Harvard, los hombres que miran más de 20 horas de televisión por semana pueden tener una reducción de un 44 por ciento en la cantidad de esperma. En el transcurso del mismo estudio, los investigadores notaron que hacer al menos 15 horas de ejercicio por semana aumenta un 73 por ciento la cantidad de esperma.

2. Tener una pareja feliz

¿Te encantan las novelas? Eso podría afectar tu matrimonio. Cuanto más creas en las relaciones románticas que ves en la TV, tendrás menos posibilidades de ser feliz con tu propia pareja, de acuerdo a un estudio publicado en Mass Communication and Society.

3. Vivir más

Mirar TV no sólo puede afectar tu salud en el corto plazo, también puede tener un impacto en tu expectativa de vida. Un estudio publicado en el periódico de la American Medical Association sugiere que, por cada tres horas de televisión adicionales al día, el riesgo de fallecer crece en casi 13 por ciento .

4. Ayudar a los niños a alimentarse

Un estudio publicado en “Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine” demostró que los chicos que miran TV después del colegio son más propensos a comer golosinas y gaseosas y olvidan las frutas y los vegetales.

5. Dormir mejor

En un estudio realizado entre 20 mil adultos de Estados Unidos, los investigadores notaron que cerca del 50 por ciento de ellos miraba TV las dos horas anteriores a dormirse. Esta acción reduce el tiempo de sueño, lo que puede contribuir a aumentar el riesgo de sufrir enfermedades.

6. Tener un corazón saludable

Un estudio publicado en el periódico de la American Medical Association señaló que, por cada dos horas adicionales frente a la pantalla, el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular aumenta un 15 por ciento . Mientras tanto, las posibilidades de tener diabetes crecen un 25 por ciento .

7. Mantener un peso en los chicos

Limitar el tiempo de exposición a la TV es una manera efectiva de ayudar a los niños a adelgazar, de acuerdo a un estudio publicado en Journal of Nutrition Education and Behavior.

sábado, 23 de febrero de 2013

Los niños van atrás por seguridad, hay que cumplir las reglas

Niños a bordo. Una especialista proporciona las pautas básicas para brindar seguridad a los pequeños cuando van en el auto. Cuidarlos está en nuestras manos y cualquier esfuerzo es poco

Paura Rodríguez Leytón | prodriguez@eldeber.com.bo

Prevenir los accidentes es una responsabilidad de todos y al momento de conducir llevando niños a bordo, esta responsabilidad recae directamente en los padres de familia o las personas mayores que están a su cargo. La especialista en seguridad, Elizabeth Camacho, brinda una guía básica sobre el tema.

Ella explica que las primeras reglas al momento de llevar niñiños en el vehículo son: usar asientos para niños que estén correctamente instalados y utilizar siempre el cinturón de seguridad.

Estas reglas combinadas con la práctica de hábitos adecuados de manejo gantizarán que los niños y los demás pasajeros viajen seguros.
Información

Las reglas de seguridad tienen que ser conocidas y cumplidas también por los niños y estas son las siguientes:

Los menores de 12 años deben de ir en el asiento de atrás. Sin discusión. Ir atrás los protege de las bolsas de aire del asiento del pasajero, las cuales pueden causar un grave daño a los niños pequeños porque no están diseñadas para su tamaño.

La segunda regla señala que los menores de dos años deben usar un asiento tipo portabebés, especial para su peso y talla. Este asiento siempre debe de estar correctamente instalado en la parte de atrás del coche, nunca en el asiento delantero. “En el mercado cruceño hay para comprarlo, no se restrinja por la parte económica, piense en la seguridad de su niño, eso no tiene precio”, aconseja Camacho.

La tercera regla es que los niños entre dos y siete años deben usar un asiento elevador que sirve para que alcancen la altura necesaria para usar los cinturones de seguridad. Estos asientos ya no necesitan el respaldo ni soporte que los portabebés; sin embargo, es importante que estén asegurados en el asiento trasero del coche. Los niños de 7 años en adelante pueden utilizar los cinturones del coche sin asientos especiales; si aún no alcanzan la altura para que el cinturón de seguridad cruce cómodamente sobre el hombro, se debe utilizar un adaptador.

Dar ejemplo
Debe dar ejemplo a los niños usando el cinturón de seguridad y creando un clima ordenado, pues se debe evitar que los niños se muevan y tengan juegos activos cuando el auto está en marcha. Maneje de forma segura, cumpliendo las reglas de tránsito, planifique su tiempo para no correr y afectar a otros conductores.



¡Alerta padres!, hay más obesidad y sobrepeso en los niños


Prevensión. Desde 1980 la obesidad se ha duplicado en todo el mundo. En 2010, alrededor de 40 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso. Todo es cuestión de educación paterna

Lechuga, berenjena, arveja, espinaca, brócoli, pepino, acelga. ¿Te parecen términos conocidos? ¿Los asocias con comida?. Pues todas son verduras verdes de las que debes ser amiga si tienes hijos. Debes empezar a amigarte con el verde, ya que los chicos incorporan hábitos por imitación.

Si querés tener hijos saludables que se convertirán en adultos sanos seguí leyendo.

Amigar a los hijos con las verduras no es tarea fácil, pero tampoco es una misión imposible. Para empezar, conviene aclarar que el término verduras es un sinónimo de hortalizas y no se refiere solamente a los productos de color verde.

La nutricionista Karina Serrudo aclara: “No son los niños quienes sienten que las verduras no les gustan, sino los adultos que suelen no aceptarlas preparadas de la manera más simple: hervidas y con aceite. No nos damos cuenta que el sabor especial que tiene cada hortaliza desaparece cuando se la asocia al queso y la harina. Por eso, ayudar a nuestros hijos a que se alimenten bien implica que resignemos ciertos hábitos no sanos que hemos ido adquiriendo. Debemos llegar a un equilibrio entre nuestros gustos y las necesidades del niño”.

El abandono de las hortalizas y frutas por los niños sucede por lo que se conoce como competencia desleal"de la comida que le gusta al adulto. La identificación del niño con sus progenitores va a producir que rechace el alimento que comió hasta entonces y pide lo que comen sus padres.
Para que nuestros hijos coman verduras debemos comenzar por hacer las paces con ellas. Un buen ejemplo vale más que cientos de palabras.

Las frutas merecen otra mención destacada, pero como casi todas tienen sabor dulzón, no son tan resistidas por los niños. Tampoco debes descuidar su consumo, porque son igualmente responsables de una dieta saludable para tu hijo.

Evita el sedentarismo
La vida sedentaria y una mala nutrición hacen que el número de niños obesos crezca de manera alarmante. Por ello, el ejercicio se ha convertido en un tema primordial para combatirlo.

Alejandro López, fisioterapeuta y kinesiólogo de Playness Center, refrenda esto: “Hay que estimular el crecimiento de los niños a través de ejercicios. Es importante trabajar en el desarrollo de sus estructuras óseas y musculares, además de la flexibilidad de sus cuerpecitos para potenciar su elasticidad”.

Tienen que hacer ejercicios al aire libre, los niños pueden hacerlo en máquinas ergonómicas de bajo impacto, adecuadas para su edad y que reúnan las máximas medidas de seguridad.

TV = Sedentarismo
“Es recomendable limitar el tiempo de televisión y la computadora para evitar que tu hijo pique mecánicamente mientras está delante de una pantalla, fomentá en él la actividad física. Las investigaciones han demostrado que los niños que reducen las horas de televisión también reducen su porcentaje de grasa corporal. Cuando se les limita el tiempo de TV, ellos encuentran formas más activas de pasar sus ratos libres. Y si la familia completa limita el tiempo que pasan delante de cualquier tipo de pantalla, tendrán más momentos para estar activos juntos”, insiste el pediatra Alejandro Pedraza, al referirse que los padres pueden evitar y derrotar la obesidad de sus hijos, solo con tener buenos hábitos alimenticios y seguir una disciplina de ejercicios.



Gimnasio para niños


Recomendaciones para padres
No necesitás graduarte en nutrición para criar hijos sanos
Los padres necesitan entender ¿qué significa comer de forma saludable?, porque desde la pirámide de los alimentos hasta la última grasa alimenticia, el alud de información existente sobre este tema puede desorientar bastante solo hay que ponerle mucho amor y empeño

Siguiendo algunas recomendaciones básicas, podés crear un entorno doméstico que fomente la alimentación saludable y el mantenimiento de un peso saludable. Se un buen ejemplo para tu hijo comiendo de forma sana. La mejor forma de enseñar buenos hábitos alimentarios es comiendo bien. Tomá tentempiés nutritivos, comé en la mesa y no te saltes comidas.

Los padres son quienes controlan el abastecimiento
Son ustedes los que deciden qué alimentos se compran en su casa y cuándo se sirven. Aunque es de esperar que los niños den la lata a sus padres para que les dejen comer alimentos menos nutritivos, son los adultos quienes deciden qué alimentos entran en casa. Los niños no se quedarán con hambre porque en su casa no hay lo que más les apetece. Aunque ellos también deben tener voz y voto en el asunto. De la selección de alimentos que le ofrecés a tu hijo, dejale elegir lo que quiera comer y la cantidad que quiera entre las cosas que compraste.

Hábitos alimenticios
Niños y adolescentes que comparten las comidas en familia tres o más veces por semana tienen más probabilidades de lograr un rango de peso normal y mejores hábitos alimenticios, cita un estudio de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP), de Chicago.
Los investigadores concluyeron que se requieren iniciativas de salud pública dirigidas a promover entre las familias las comidas compartidas lo más frecuentemente posible

Cuidado con los halagos en demasía para tus hijos, pueden ser peligrosos

«Eres el más listo del mundo», «no hay nadie tan guapo como tú», «eres el más fuerte», «nunca he visto a nadie que juegue mejor al fútbol»... ¿Quién no ha dicho alguna vez frases como estas a sus hijos? Normalmente estas reacciones se producen como resultado del orgullo que nos produce ver los logros de nuestros pequeños y, por otra parte, para animarle, motivarle y hacer que su autoestima crezca. Pero, ¡cuidado! Estos elogios deben tener fecha de caducidad.

Lógicamente el niño se siente encantado de escuchar que es el mejor. Su autoestima crece como la espuma, pero si esta actitud la mantenemos los padres más de lo debido, es muy probable que el niño se sienta por encima de los demás, y se convierta en un ser arrogante y narcisista en un futuro no muy lejano.

Según Teresa Rosillo, psisóloga infantil y socia de Pericial Psicológica, sobre los cinco o seis años, en función de la maduración del menor, se debe ir poco a poco, evitando este tipo de comentarios para desmontar el «yo grandioso». Además, no hay que olvidar que se irá dando cuenta de que no es verdad que sea el mejor en todo «por lo que hay que hacerle ver la realidad, a través de la observación, la palabra y los juegos: "mira cómo corre tu amiguito; el es muy rápido, ¿verdad?", "no importa que hoy no hayas ganado al parchís, no se puede ganar siempre, otro día seguro que ganas tú". Siempre hay que hablarle de forma amistosa y estar dispuesto a calmarle si insiste en que él es el mejor, o se niega a perder en un juego. Hay que hacerle entender que se puede ser el segundo,el tercero..., o no estar entre los primeros».

Cuando muestre su enfado hay que dejar que se exprese y manifieste toda su rabia y así podremos aprovehar para evaluar su conducta globalmente y mostrarle sus fallos, pero también sus aciertos. «Por el contrario —explica Teresa Rosillo—, si le decimos que todo en él es magnífico, en el momento que tenga un fallo, y descubra que no es perfecto, se sentirá muy mal y se criticará sin límites».

No obstante, los padres son un modelo a seguir y si el padre se muestra como un narcisista, el hijo tiene muchas probabilidades de serlo también. Es una actitud más constructiva la que muestran aquellos padres que muestran sus errores, que las cosas cuestan y que equivocarse sirve para aprender a no equivocarse.

Los niños narcisitas o con una autoestima muy elevada y, por tanto nada sana, se considerarán por encima del resto de compañeros. Si no lo es necesitará llamar la atención, de cualquier manera, para conseguirlo. Son, además, incapaces de ponerse en el lugar del otro, piensan que todo lo que se dice es en relación a ellos, están todo el tiempo preocupados para que nadie vea que comete un fallo, muestran una autoestima exagerada —«pues yo», «pues a mí»...—, lo que, en muchas ocasiones, provoca el rechazo de los demás a estar con ellos.

Autoestima alta, pero sana

Por eso, depende mucho de los padres, que los hijos tengan una autoestima elevada, pero sana. «Un niño con la autoestima alta será una persona asertiva —asegura Mónica Manrique, psicoterapeuta, formadora y divulgadora—. Buscará la manera de cooperar en lugar de competir para encontrar la forma de conseguir sus objetivos sin dejarse llevar por las emociones del momento, es capaz de expresar de forma clara y concreta sus deseos o necesidades siendo siempre respetuoso con los demás. Y también sabe empatizar (ponerse en el lugar del otro), hacer críticas sin ofender y también recibirlas, decir no, afrontar la hostilidad del otro sin “entrar al trapo”, y ser capaz de identificar sus emociones y expresarlas. También podríamos decir que se trata de una persona con inteligencia emocional».

En consecuencia, las personas asertivas tienen una alta autoestima, suelen conseguir sus objetivos y resuelven conflictos de manera adecuada. Por otro lado, resultan atractivos a los demás y consiguen tener y mantener relaciones profundas y duraderas. No mostrarán una actitud altiva puesto que no entienden el mundo en términos de dominio–sumisión.

Responsabilidad en la madurez

Si bien la adolescencia, es la etapa de vida en la que se experimenta el más rápido proceso de crecimiento físico y maduración emocional e intelectual, también incluye cambios físicos emocionales y sociales, estableciendo una nueva forma de vida.

Al margen de estos cambios se van estableciendo en forma paulatina su propia identidad en las cuales están incluidas nuevas emociones, nuevas responsabilidades y derechos.

Aspectos claramente influidos por las condiciones socioeconómicas, de género, cultura, etnia, religión y leyes o también de su habitad tanto urbano como rural.

En nuestra sociedad es importante dar énfasis a este desarrollo y conocer sus necesidades de acuerdo a su forma de vida, el acceso justo e indiscriminado a las oportunidades como es la prevención en salud, particularmente la salud sexual y reproductiva, estos aspectos deben estar siempre respaldados por el apoyo de los padres y de los educadores.

Una de las inquietudes en lo que se refiere a salud es justamente brindar la atención al adolescente en los centros hospitalarios, los cuales deben tener la disponibilidad de ofrecer una buena orientación en relación a las necesidades del adolescente.

Lo importante es enseñar los hábitos de vida sana y del ejercicio de sus derechos, este proceso ayudará en la toma de decisiones, la capacidad de juicio autocritico, ira contribuyendo en el proyecto de vida o sea de superar el presente y abrirse camino hacia el futuro.

La generación de cambios positivos desde la forma tradicional de vida, fortalecerá la prevención que se busca en esta etapa.

El buscar una interacción en todos los espacios del adolescente ayudará en la conexión, familia y comunidad.

El compartir ayuda mutua y solidaria entre "pares" también contribuye, pero siempre será necesario detectar factores de riesgo que no permitan entorpecer las relaciones de los mismos, mas por el contrario, fortalecer factores propios del desarrollo psicosocial como ser la independencia, autoestima y creatividad de la persona.

Conocerse en una relación y solucionar los problemas

Al inicio de una relación sentimental, especialmente si son jóvenes, se enfrentan en principio a una situación de ilusiones, consideran que todo va a salir bien, sin embargo, al conocerse en forma más profunda se van viendo los defectos y es el momento en que todo parece venirse abajo, comienzan los problemas, hay afecto y amor pero, ¿cómo equilibrar o sobrellevar para mantener esa relación?

Es inevitable que en una pareja siempre haya un conflicto el cual deban enfrentar de alguna manera, primero saber qué estimula el conflicto, sabemos que hay cambios en lo personal y social de una persona debido a las influencias de las circunstancias.

Será necesario buscar un cambio o aprender nuevos y mejores modos de responder a los conflictos, la construcción de mejores relaciones para que éstas sean más duraderas, conociéndose mejor uno mismo y mostrando cómo es uno sinceramente.

Los conflictos pueden ser intrapersonales cuando se enfrentan a situaciones difíciles y se deben tomar decisiones que marcan el momento, o también pueden ser conflictos de conciencia cuando los valores entran en contraposición.

También hay problemas interpersonales cuando los conflictos son con la pareja, la familia o terceras personas. Los conflictos sociales que suceden entre grupo de personas ocurren cuando los intereses no son los mismos o no hay compatibilidad en los objetivos que se buscan.

Entonces, ¿cómo se resolverá un conflicto? En algunas ocasiones se cede para la resolución del problema; en otras, se llega a una confrontación y si representa mucho para la persona mantener la relación con su pareja, ambas partes lograrán el mejor resultado.

Para resolver el conflicto en la pareja, se tomará conciencia del tipo de problema, se conversará sobre el problema o lo que les incomoda; se buscará una buena predisposición para un mejor acercamiento con un cambio en lo que se cree; se necesitará escuchar eficazmente para tener un enfoque adecuado del problema, para tomar una decisión.

Finalmente, el negociar en un asunto determinado tiene el único objetivo de llegar a un acuerdo que les beneficie a ambos.

El saber llevar un problema es "auto" educándose y tener la fuerza de voluntad con uno mismo para alcanzar la felicidad deseada.

Siete consejos para que exista una buena relación entre hermanos

La relación entre los hermanos cuando son pequeños está cargada de situaciones propias de la edad, por ejemplo, los celos. Los niños rivalizan por pura inseguridad ante la atención de los padres.

Por ello, los padres deben evitar establecer comparaciones entre ambos. Algo que se establece de una forma regular y habitual en cualquier hogar. Aprende a valorar a cada niño por sí mismo y no en función del otro.

Por supuesto, la diferencia de edad también es un obstáculo en más de una ocasión, para una perfecta relación entre hermanos. Es normal que el mundo de un hijo adolescente esté ajeno al universo infantil del hermano menor. En este caso, se debe entender que el hermano mayor no quiera ejercer de canguro del hermano menor en cualquier momento porque ya tiene sus planes y su rutina. Por ello, el hermano pequeño tiene que tener amigos de su edad, con los que compartir el proceso de crecimiento.

Cuando existe una diferencia de edad grande entre hermanos es mejor que tengan habitaciones independientes entre ambos. Y además, es positivo que cada uno aprenda a respetar el espacio del otro y también, sus cosas. Por ejemplo, se debe establecer la norma en casa de que nadie puede coger sin permiso algo del otro.

La relación entre los hermanos evoluciona a lo largo de los años y los padres no deben posicionarse en los conflictos entre los hermanos para dejar que ellos los resuelvan por sí mismos.



1. HERMANO MAYOR:

"Por qué vas a tener otro bebé? Yo no quiero a nadie más".

En lugar de: "Verás cómo quieres al bebé. Vas a tener a alguien con quien jugar".

Considera: "¿Eso es lo que sientes? Cuéntame más. Luego te diré que tú siempre serás mi único y queridísimo hijo mayor".



2. HERMANO MAYOR:

"¿A quién quieres más?"

En lugar de: "Los quiero a los dos igual"

Considera: "Esa es una pregunta muy difícil porque los dos son especiales para mí. Los quiero a cada uno por ser como son".



3. HERMANO MAYOR:

"¡Ga, ga, gu gu … ua, ua … mamá!".

En lugar de: "Deja de comportarte como un bebé. Ya eres un niño grande".

Considera: "¿Quieres jugar a los bebés? Ven, siéntate en mis rodillas para que te acune".



4. HERMANO MAYOR:

"Siempre le prestas más atención a ella que a mí".

En lugar de: "¡Eso no es verdad! Te presto atención constantemente".

Considera: "¿Te gustaría pasar más tiempo conmigo? A mí también me gustaría pasar más tiempo contigo. ¿Quieres que juguemos los dos solos más tarde?"



5. HERMANO MAYOR:

"¿Por qué siempre te pones de su lado?"

En lugar de: "Yo no me pongo siempre de su lado, pero a veces tú te comportas muy mal con tu hermanito".

Considera: "¿Eso crees? ¿Por qué no me ayudas a entender mejor lo que sientes para que pueda ser justa con los dos?"



6. HERMANO MAYOR:

"Odio a mi hermana"

En lugar de: "No es verdad; quieres a tu hermana"

Considera: "Algo de lo que ha dicho o hecho tu hermana te ha enojado mucho".



7. HERMANO MAYOR:

"Me gustaría que este bebé no hubiese nacido nunca".

En lugar de: "¿Cómo puedes decir algo tan desagradable de tu hermanito?"

Considera: "Algunas veces sí que te gusta el bebé, pero ahora no lo quieres aquí. Yo sé que los bebés pueden ser muy molestos a veces, pero cuando sea más mayor y puedas jugar con él te encantará"

10 “Mata-pasiones”

“La confianza apesta” dice el dicho y es muy cierto. cuando se convive permanentemente con la pareja comienzan los abusos de confianza como dejar la puerta del baño abierta cuando se lo está usando. Ese es un “mata pasiones” terrible, mejor mantén la privacidad.

Descuidado /

Una mujer o un hombre desarreglado desalienta a cualquiera; no se trata de tener todos los accesorios y la mejor ropa encima, sino de demostrar interés en tu persona. Está bien que muchos dicen que la belleza es mejor natural, pero tampoco hay que abusar.

Ropa interior /

Si en el momento íntimo, cuando ambos empiezan a despojarse de la ropa, uno de los dos se percata que el otro viste ropa íntima sucia, desgastada, con motivos o colores de mal gusto o de talla más grande o más pequeña, es seguro que la pasión se termina ahí.

Mala higiene /

Una apariencia desaseada pero más que eso, despedir malos olores, es un mata pasiones difícil de resolver pero fácil de evitar. No se te ocurra estar con tu pareja sabiendo que no te has bañado, que olvidaste usar desodorante o que no has podido lavarte los dientes.

Otro nombre /

Mencionar a tu ex cuando estás con tu pareja es un mata pasiones fulminante, de mal gusto y habla mal de ti porque parece que no superaste a la ex; lo más probable es que esto ocasione hasta la separación definitiva.

El celular /

No abuses de la atención que le pones a tu “Smartphone”, pues sería muy desagradable que incluso durante la relación sexual interrumpieras el ritmo por ver quién te escribió un correo o te mencionó en Twitter.

Encontrar defectos /

Le desabotonas la blusa y encuentras un granito en su espalda; no se lo digas, no se te ocurra sugerir “deberías ir a la dermatóloga, este granito de tu espalda no me está gustando”. Mejor espera otro momento si quieres decir algo sobre su piel.

El condón/

Estás en el momento decisivo, la temperatura está en su punto y te das cuenta de que no tienes condón, ¡pésimo!. Tienes que andar preparado por la vida y siempre tener protección, por ti y por ella.

¿Fútbol? /

En nuestro sondeo hubo opiniones divididas respecto al fútbol. Pero una mayoría dijo que les molesta que sus parejas hablen todo el tiempo de fútbol y que usen la camiseta de su equipo, sobre todo por el material sintético…

Como su mamá /

Acabas de conocer a la mamá de tu pareja e inmediatamente le dices “te pareces a ella”… no, no lo hagas, eso mata su pasión, no la compares con su madre y peor aún, nunca y bajo ninguna circunstancia se te ocurra compararla con la tuya.

¿Estoy malcriando a mi hijo?

Mantener malas formas, criticar al niño continuamente, lanzarle mensajes negativos y no ponerle límites, estar en desacuerdo sobre las normas de conducta, dar rienda suelta al mal carácter… Son algunos de los fallos de los padres, que según el sicólogo y psicopedagogo Bernabé Tierno, “si se cumplen sistemáticamente aseguran una segura mala crianza infantil, ayudando a que los hijos se conviertan en seres desgraciados, cuya vida será un infierno”.


Tierno, autor de ‘Vivir en familia: El oficio de ser padres’, como educadores, los padres han de “aplicar una serie de recursos que contribuirán a la formación integral de sus hijos, al desarrollo de su afectividad, autoestima o conciencia moral, a fomentar su responsabilidad, autodisciplina y habilidades sociales, y usar adecuadamente el ocio y los medios de comunicación”.


“Aunque abundan las malas hierbas, todavía son más abundantes los malos cultivadores”, señala Tierno (www.bernabetierno.net) en referencia a los padres en un artículo titulado ‘¿Cómo se consigue malcriar a un hijo?”, publicado en la revista especializada ‘Psicología Práctica’.


Con un toque de ironía, “que a veces ayuda a comprender mejor ciertas cosas”, y por ende a evitarlas, este psicólogo enumera algunos de los errores más frecuentes en los que  incurren los padres al educar y sus preocupantes consecuencias, aunque los mayores lo hagan con las mejores intenciones.


“Mantener las malas formas, las palabras groseras, las descalificaciones y la desestabilización emocional, dejará paso al estrés crónico que enfermará a toda la familia y se ha asociado a cuatro de cada cinco enfermedades que nos aquejan. En el niño está asociado a la depresión, los problemas de conducta, la baja autoestima, la inseguridad y la timidez”, explica Tierno.


Si los padres dan rienda suelta a su irritabilidad y mal carácter, “comportándose cómo energúmenos cuando se comuniquen con su hijo y los demás, convertirán al niño en un ser completamente visceral, primario y problemático”, vaticina este experto.


Además, según el psicólogo, “lo que de verdad hace mella en el niño es la crítica diaria, esa que evalúa de continuo su conducta, etiquetándole de incapaz, insoportable o malvado. Esta cotidiana actitud negativa y estricta, hará estragos en su mente y sistema emocional. Llegará a formarse una imagen tan desastrosa de si mismo que se creerá incapaz de hacer cosas dignas de elogio”.


Si se mantiene esta cotidianeidad negativa, “seguro que se despertará en el niño el sentimiento de incompetencia, de no tener solución, de ser un caso perdido. Se habrá conseguido formar un ser autodestructivo, agresivo hacia si mismo y/o los demás, con depresión, angustia y rabia”, apunta Tierno.


Cuando los padres no se ponen de acuerdo en las normas de conducta que debe seguir su hijo, “cambiando de actitud y de humor según les venga en gana o sople el viento, el niño no sabrá a qué atenerse ni cuándo se porta bien o mal, ni cuando merece premio o castigo”, añade el psicopedagogo.


Los  riesgos de no poner límites


Por otra parte, “si lo que se busca es que crezca sin voluntad ni autodisciplina y sea un eterno inmaduro, lo mejor es consentirle todo, dejar que haga siempre su capricho, que de órdenes a sus padres y se salga siempre con la suya. Así se convertirá en un pequeño tirano, que no interiorizará ningún límite que regule sus estados emocionales”, explica el autor de ‘Vivir en familia’.


No darle al niño la oportunidad de sentirse valioso y orgulloso de si mismo, para que se sienta útil y tenga criterio propio, ni valorar nada de lo que haga o pensar que no tendrá éxito en lo que se proponga, es otro de los errores de la educación mal realizada y, que según


Tierno, más caros se pagan porque el hijo “se sentirá inseguro e incompetente” y “desesperará de sí mismo y de todo”. 
La psicóloga María Jesús Álava Reyes ha enumerado otros errores que cometen y deben evitar los padres, como intentar ser “colegas” de sus hijos, tratar de “comprarlos” haciéndose los buenos o poniéndose siempre de su parte, así como protegerlos en exceso, favorecer el consumismo o educarles en el resentimiento, la intolerancia, la falta de generosidad y valores.


Para Álava Reyes, autora de ‘El NO también ayuda a crecer’, “los niños necesitan amor, dedicación, tiempo, paciencia, seguridad y nuestro objetivo debe ser proporcionárselo”.


Así, “favoreceremos su desarrollo dándoles lo que necesitan, señalándoles los aspectos clave en cada una de las etapas, con orientaciones claras y precisas”, señala la experta (www.mariajesusalavareyes.com).


Además de por su amplia experiencia clínica, las apreciaciones de Tierno y Álava Reyes se ven avaladas, entre otras investigaciones, por un reciente estudio estadounidense publicado en la revista ‘Journal of Abnormal Child Psychology’, según el cual el estilo de educación afecta de forma directa a la salud mental infantil.


El estudio de tres años de duración, y en el que participaron 214 niños con una edad promedio de nueve años al comenzar la investigación, así como sus respectivas madres, ha revelado que, si el estilo de crianza se adapta a la personalidad de cada niño puede reducirse considerablemente el riesgo de que el pequeño sufra síntomas de depresión y ansiedad.


“Tomamos en cuenta las características que hacen a los niños vulnerables a la ansiedad y la depresión, y las maneras en que éstos reaccionan a los distintos métodos educativos”, ha explicado Cara Kiff,  directora del estudio y residente en Psicología, de  la Universidad de Washington.


Ayudar sin controlar en exceso


“El instinto de los padres es ayudar y respaldar a sus hijos, pero no siempre está claro cómo hacerlo de la mejor forma. Esta investigación muestra que la educación es un equilibrio entre intervenir o no con guía, respaldo y estructura, según las pistas que proveen los niños”, ha apuntado Liliana Lengua, coautora del trabajo y profesora de psicología de la UW.


En el Estudio de la UW, aquellos niños que eran más capaces de controlar sus emociones y conducta eran más propensos a estar ansiosos o deprimidos si tenían un padre muy controlador. En cambio a esos mismos pequeños les iba mejor emocionalmente cuando sus madres les concedían algo de autonomía.


De estos resultados se desprende  que “en las situaciones difíciles, los padres deben estar disponibles para ayudar, pero no para hacerse con el control, y han de ayudar a sus hijos a navegar los desafíos por sí mismos”, ha agregado Liliana Lengua.


Por otra parte, los niños preescolares son más empáticos, compasivos y cooperativos, si han recibido cariño en forma de contacto físico frecuente, han sido amamantados durante bastante tiempo o se les ha animado a que jueguen libremente con otros niños, según recoge la revista digital ‘Tendencias 21’.


Es lo que sugieren tres estudios sobre las prácticas educativas de padres de niños de tres años de edad, dirigidos por la psicóloga Darcia F. Narvaez, de la Universidad de Notre Dame, en Indiana (EE.UU.), según los cuales “la crianza que aplicaban nuestros ancestros lejanos propicia el desarrollo moral de los pequeños”.


Según Narvaez estos resultados demostrarían que “las raíces del funcionamiento moral se forman en los primeros años de vida, y dependen de la calidad afectiva de la familia y del apoyo que reciban los pequeños por parte de su comunidad”.


Sus estudios han descubierto también que existe una relación entre las prácticas educativas comunes en las antiguas sociedades cazadoras-recolectoras, y una mejor salud mental, una mayor empatía y una mayor inteligencia en los niños que las reciben.


Dos características de la enseñanza en los tiempos de nuestros antepasados lejanos son el mantener mucho contacto positivo con los bebés y niños pequeños (tomarlos en brazos, acurrucarlos, abrazarlos, mimarlos), así como responder de forma rápida a las quejas y llantos de los hijos.


Para Narvaez, esta rapidez en la atención evita que el niño se altere y a su cerebro lleguen las sustancias químicas tóxicas que produce el propio organismo en situaciones de estrés.


“La calidez y el cuidado sensible hacia los niños, permiten que sus cerebros estén en calma durante los años en que su personalidad se está formando”, ha afirmado la psicóloga.


LO DIJO: “La calidez y el cuidado sensible hacia los niños, permiten que sus cerebros estén en calma durante los años en que su personalidad se está formando”

Darcia F. Narvaez
Psicóloga de la Universidad de Notre Dame

viernes, 22 de febrero de 2013

GUIA anticonceptiva

PASTILLA ANTICONCEPTIVA

Cómo se usa: Debe ser tomada de manera diaria

Efectividad*: 98%

Recomendada para: Control de natalidad temporal

No recomendado para: Fumadoras, mujeres con problemas cardiovasculares y cáncer de seno.

Riesgos: Incremento en el riesgo de coágulos sanguíneos, derrame cerebral y ataque cardiaco, si existe historia clínica familiar.

Posibles efectos secundarios**: Aumento de peso, retención de líquido, pechos sensibles, manchas en la piel.

Cuando estás protegida: Inmediatamente si comienzas el primer día de tu periodo, de otro modo, usa un método anticonceptivo de barrera durante una semana.



DISPOSITIVO INTRA UTERINO

Cómo se usa: Un dispositivo pequeño en forma de “T” que es insertado al útero por un profesional; dura de 5 a 10 años. Chequeos necesarios para ver su posicionamiento.

Efectividad: 99%

Recomendada para: Mujeres que desean retrasar el embarazo cinco años o más.

No recomendado para: Mujeres que quieren un método anticonceptivo a corto plazo o tienen historia clínica de fibromas.

Riesgos: Infección y expulsión. Depende de la  marca, y si es de cobre o progesterona. 

Posibles efectos secundarios: Calambres después de la inserción, infección, retención de líquido, sensibilidad en los pechos, manchas en la piel. 

Cuando estás protegida: Inmediatamente

 

PRESERVATIVO

Cómo se usa: Funda fina y elástica que cubre el miembro masculino durante el coito, a fin de evitar la fecundación. Mejor método para evitar contagio de enfermedades de transmisión sexual

Efectividad: 98%

Recomendada para: Mujeres que tienen múltiples parejas sexuales o no pueden tomar hormonas.

No recomendado para: Recomendado para todos.

Riesgos: Ni uno.

Posibles efectos secundarios: Irritación si eres alérgica al látex. Para su fabricación se usan habitualmente el látex natural y el poliuretano (utilizado básicamente en casos de alergia al látex)

Cuando estas protegida: Inmediatamente

 

PARCHE

Cómo se usa: Debe cambiarse el mismo día de cada semana, ya que está diseñado para que actúe durante 7 días. En la cuarta semana, cuando debe iniciar el periodo de menstruación, no debe utilizarse.

Efectividad: 98%

Recomendada para: Mujeres que prefieren medicaciones tópicas y no les gusta tomar pastillas a diario.

No recomendado para: Fumadoras, mujeres con historia de problemas cardiovasculares y cáncer de seno.

Riesgos: Incremento en el riesgo de coágulos sanguíneos y parálisis cerebral si existe historia familiar.

Posibles efectos secundarios: Irritación en el lugar de aplicación, retención de líquido, sensibilidad en los pechos y manchas.

Cuándo estás protegida: Inmediatamente si lo aplicas dentro las 24 horas que comenzó el periodo, de otra manera usar un método anticonceptivo de barrera durante una semana.

 

IMPLANTE

Cómo se usa: También conocido como pellet, es un dispositivo pequeño que se coloca debajo de la piel del brazo, ofreciendo protección anticonceptiva durante tres o cinco años.

Efectividad: 99%

Recomendada para: Mujeres que no pueden tomar estrógeno o están amamantando.

No recomendado para: Mujeres que quieren protección a corto plazo.

Riesgos: Coágulos sanguíneos o parálisis cerebral; riesgo a ataque cardiaco si hay historia familiar.

Posibles efectos secundarios: Sangrado irregular (puede detenerse completamente). Irritación en el sitio de aplicación, retención de líquidos, sensibilidad en los pechos y manchas.

Cuando estás protegida: Inmediatamente si es insertado entre los 5 primeros días del periodo, de otra manera usar método anticonceptivo de barrera por una semana.

 

ANILLO ANTICONCEPTIVO

Cómo se usa: Un anillo de plástico es insertado a la vagina mensualmente: se queda en su lugar durante tres semanas, luego se lo remueve durante una semana (tu periodo).

Efectividad: 98%

Recomendada para: Mujeres que no quieren tomar pastillas a diario y mayores de 18 años.  

No recomendado para: Fumadoras, mujeres con historia de problemas cardiovasculares  o  cáncer de seno.

Riesgos: Coágulos sanguíneos y parálisis cerebral, así como riesgo a ataque cardiaco, si existe historia familiar.

Posibles efectos secundarios. Infecciones vaginales, irritación y secreción, dolor de cabeza, ganancia de peso, retención de líquido, sensibilidad en los pechos y manchas.

Cuándo estas protegida: Inmediatamente después de que sea insertado, si es el día uno del periodo. De otra manera se necesita otro método durante una semana.

PÍLDORA DEL DÍA SIGUIENTE

Cómo se usa: Es oral, y debe ser tomada dentro de las 72 horas de una contracepción fallida.

Efectividad: 87%

Recomendada para: Mujeres que necesitan un respaldo a un método anticonceptivo fallado.

No recomendado para: Mujeres que pueden estar embarazadas, mujeres buscando un método anticonceptivo regular. Es solo para emergencias.

Riesgos: Puede incrementar los niveles de azúcar en la sangre a mujeres con diabetes.

Posibles efectos secundarios: Cambios en el periodo, nauseas, dolor abdominal bajo, fatiga, dolores de cabeza, mareos, sensibilidad en los pechos.

Cuando estás protegida: Luego de tomar la píldora, dentro las 72 horas después de la relación sexual.

 

INYECTABLE

Cómo se usa: Inyección administrada por un profesional en el brazo o trasero. Dura hasta cuatro meses.

Efectividad: 99%

Recomendada para: Mujeres que no pueden tomar estrógeno o están amamantando.

No recomendado para: Mujeres que quieren protección a corto plazo.

Riesgos: Una vez descontinuada, se puede tardar en quedar embarazada; puede existir perdida de calcio en los huesos, mayor riesgo a coágulos sanguíneos y parálisis cerebral, si se tiene historia familiar. 

Posibles efectos secundarios: Ganancia de peso, periodos irregulares, sensibilidad en los pechos, retención de líquido, depresión, ansiedad.

Cuando estás protegida: Inmediatamente si te la inyectan dentro los siete primeros días del periodo, de otra manera se necesita otra protección durante una semana.

 

DIAFRAGMA

Cómo se usa: Látex reusable o disco de silicona con espermicida insertado a la vagina antes del sexo.

Efectividad: 92-96%

Recomendada para: Mujeres que no les gusta tomar pastillas a diario o no pueden tomar hormonas. El diafragma debe ser medido por un experto.

No recomendado para: Mujeres alérgicas a espermicidas y que están en su periodo.

Riesgos: Infecciones urinarias más frecuentes, puede ser desplazado por la pareja o en ciertas posiciones sexuales.

Posibles efectos secundarios: Alergia al material del diafragma o espermicida.

Cuando estas protegida: Inmediatamente despues de la inserción; debe mantenerse en su lugar al menos durante 6 horas después de la relacion sexual.

 

*CUANDO ES USADO COMO RECOMENDADO

** NO INCLUYE TODOS LOS SINTOMAS, SOLO LOS MAS COMUNES

El anticonceptivo ideal para ti

Parches, implantes, dispositivos uterinos, anillo vaginal… Desde la aparición de los anticonceptivos orales en los ’60, la anticoncepción hormonal ha evolucionado notablemente con nuevas formulaciones y otras innovaciones; hoy la anticoncepción hormonal permite un adecuado control del ciclo, un alto porcentaje de seguridad anticonceptiva y nuevas indicaciones…


Pero elegir un método anticonceptivo requiere de resposabilidad e información veraz, ¡no es cualquier cosa! Acudir a tu médico es siempre la mejor opción. Pero antes compartimos tips contigo para que tomes una mejor decisión y estés informada.

TIP: 1 Comodidad.

Considera la comodidad de uso que te brinda cada método, pues entre más cómodo y práctico te resulte, mejores resultados tendrás. Además, con el ritmo de vida actual, se vuelve indispensable contar con un método que tenga un modo de administración sencillo, que no implique dedicarle demasiado tiempo y cuya aplicación sea fácil de recordar.

TIP: 2 Beneficios adicionales.

Hoy hay opciones que te brindan beneficios adicionales para la salud. Los anticonceptivos hormonales son útiles para tratamientos o enfermedades, como el acné y la seborrea, la poliquistosis ovárica, la endometriosis, la amenorrea…

TIP: 3 Evitar sustitos.

Si estás utilizando un método natural (coito interrumpido, temperatura basal o método del ritmo), seguramente más de una vez te ha quitado el sueño saber si estás completamente protegida. ¡Evita sorpresas y busca, con la ayuda de un ginecólogo, un método anticonceptivo que te brinde la mayor eficacia y seguridad!

TIP: 4 Quieres ser mamá.

Necesitas un método que se adapte a tus necesidades y proyecto de vida; busca una opción que te permita un retorno a la ovulación rápida después de su uso. Esto significa que así sea en un año o en cinco, tú decides cuándo embarazarte al dejar de usarlo.

TIP: 5 Pareja sexual.
El uso correcto del condón es uno de los métodos más eficaces de protección contra las infecciones de transmisión sexual, incluido el VIH. Por lo que, si aún no tienes una pareja estable es recomendable cuidarte con un método regular e insistir a tu pareja en utilizar condón, por el bien de ambos.

TIP: 6 Analiza tus opciones.

Pasar de un método a otro no es la mejor opción, conversa con tu médico para que, con base en tus necesidades logres encontrar el método que mejor vaya contigo, tus necesidades y estilo de
vida. No olvides consultar con tu ginecólogo cuáles son los beneficios que brinda cada uno, sus características y modo correcto de uso.

Tu relación ¿es normal?

Nunca se sabe lo que sucede detrás de puertas cerradas. Pero, ¿no quisieras averiguarlo? Ahora puedes echar un vistazo a los corazones, mentes y dormitorios de otras parejas gracias a The Normal Bar, un nuevo libro de Chrisanna Northrup, una empresaria dedicada al bienestar que buscaba mejorar su matrimonio, y lo hizo con la colaboración de Pepper Schwartz, Ph.D., un sexólogo popular de la Universidad de Washington, y James Witte, Ph.D., director del Centre of Social Science Research en la Universidad George Mason.

Para averiguar qué es “normal” en una relación, se entrevistó a 70,000 parejas alrededor del mundo (el estudio sobre relaciones amorosas más grande que se ha realizado), y se les cuestionó sobre sus relaciones. Se hicieron preguntas como: ¿cuán seguido besas a tu pareja? ¿Mantienen secretos de tu pareja? ¿Dudas si es el indicado?

Las respuestas nos proveen una mirada voyeurista a la pareja promedio. Además, nos dan las soluciones a esos problemas típicos de pareja que todas podemos atravesar. Verás que no eres la única con esos dilemas amorosos.

La cuestión: “Quisiera que se ocupe más sobre su apariencia”.

La norma: Más de un tercio de las mujeres y hombres quisiera que su pareja se ocupase más sobre su apariencia y se vea mejor.

Como lidiar con ello: Demuéstrale con ejemplo. Impresiónalo y alístate para una noche o cita y remplaza tus pijamas cómodas por unas más sexys—y espera que el haga lo mismo. “Las personas que se dedican a ellos mismos y se esfuerzan por verse bien, incluso cuando están en casa, mantienen la relación viva porque se sienten mejor con ellos mismos”, dice Northrup. Si él no entiende tu pista, dile piropos. Dile cuán guapo se ve con esa camisa que le regalaste. “A los hombres les encanta recibir cumplidos; tu pareja quiere saber que te sientes atraída hacia él”, dice Northrup.

La cuestión: “Somos vergonzosamente traviesos en la cama”

La norma: No debes sentir vergüenza sobre tus juegos sexuales o el uso de juguetes sexuales. 86 por ciento de las personas (mujeres y hombres) están intrigados por la idea de añadir juguetes a sus vidas sexuales; y más de la mitad de las parejas ya lo hicieron.

Como lidiar con ello: Si aún no se han subido a ese tren pero quieren hacerlo, la clave es “crear una atmósfera de confianza, seguridad emocional y diversión”, aconsejan los expertos en el libro. Para comenzar, expertos sugieren hablar abiertamente sobre lo que los excita (y lo que no) y compartir sus fantasías. Antes de una noche de pasión, prepara la habitación con música e iluminación romántica.

Es importante ir paso por paso: comienza con una locación nueva como la cocina o el jardín, y usa un aceite de masaje antes de introducir los juguetes sexuales más “intimidantes” a sus juegos sexuales.

La cuestión: “Me preocupa que sea infiel”

La norma: Solo el 39 por ciento de las mujeres confía completamente en su pareja. Y hay una razón detrás de ello: 69 por ciento de los hombres dijeron que si eran abordados por una mujer, estarían tentados a tener sexo con alguien fuera de su relación.

Como lidiar con ello: Ten cuidado con tu mente sospechosa. “Que te propongan es una cosa, pero las personas no serán infieles por cualquier razón”, dice Gary W. Lewandowski Jr., Ph.D., jefe del departamento de psicología en la Monmouth University. Para descubrir cómo se siente al respeto, de manera casual saca el tema hablando con él sobre esa película que vieron y que trata sobre infidelidad.

Pregúntale: “¿por qué crees que fue infiel?”, aconseja Lewandowski. “Al conversar con él de una manera abstracta, no amenazadora, la conversación puede revelar cuáles son sus expectativas en la relación”. Lo que diga (porque no se sentía querido o porque nunca tenían sexo) te ayudará a comprender qué es importante para él—y saber cómo mantener la unión fuerte.

La cuestión: “Nunca nos besamos”

La norma: 70 por ciento de las parejas tienen sesiones de besos de vez en cuando, y más de la mitad de las parejas asegura que se besan como locos un par de veces por semana.

Como lidiar con ello: Si eres más propensa a dar picos automáticos, sorpréndelo y abrázalo durante 20 segundos, aconseja Marsha Lucas, Ph.D., psicoterapeuta y autora de Rewire Your Brain for Love: Creating Vibrant Relationships Using the Science of Mindfulness.

Este sencillo acto estimula la segregación de oxitocina, la hormona que nos hace sentir cercanas a nuestra pareja. A partir de ese momento, el siguiente paso natural es un beso apasionado. “Besarse y hacerlo de manera intensa y apasionada, nos hace sentir mucho más cercanos a nuestra pareja”, aseguraLucas.

La cuestión: “No tengo idea cuanto dinero gana”

La norma: 80 por ciento de las parejas felices saben cuánto gana su pareja
Como lidiar con ello: “Si una pareja tiene una buena comunicación, conversarán libremente sobre sus finanzas y dinero”, dice Joan D.

Atwood, presidente y CEO de Marriage and Family Therapists. Cualquier cosa que ocultes de tu pareja puede dañar la relación, incluyendo secretos sobre la situación económica. Cuando estás comenzando a salir, la conversación financiera no va más allá de “quién paga la siguiente cita”. Pero si la relación avanza, Atwood sugiere que las parejas comprometidas comiencen una conversación sobre dinero.

Escriban tres listas: una de sus bienes, otra de deudas y otra de ahorros (y dónde irán éstos). Luego muéstrense sus listas y “hablen sobre sus finanzas actuales (y objetivos financieros) para que puedan decidir cómo manejar su economía”.

La cuestión: “Usamos apodos empalagosos”

La norma: Bien por ti “amorcito”! 76 por ciento de las parejas que aseguran ser felices usan apodos afectivos entre ellos.

Como lidiar con ello: Seguro que las personas de afuera piensan que sus apodos son ridículos, lo que es normal, pero los gestos pequeños y afectivos pueden convertir un momento ordinario en uno muy íntimo. “Siempre lo llamé a mi esposo por su nombre, pero ahora le dijo “amor”. Fue difícil pero nos hace sentir más especiales—y eso es lo que todos queremos en una relación”, admite Northrup. Si eres nueva con los apodos, Northrup sugiere comenzar a utilizarlos en mensajes de texto o emails.

La cuestión: “Varias veces pienso en terminar la relación”

La Norma: 37 por ciento de las personas (mujeres y hombres) piensan dejar a su pareja “todo el tiempo o frecuentemente”; el otro 33 por ciento “a veces” tiene esos pensamientos.

Cómo lidiar con ello: Es normal preguntarse: “¿Estaría mejor si lo dejaría?”. Esa es la reacción natural de “lucha o huida” que se apodera de ti cuando las cosas no van como tú quieres. Pero, en lugar de automáticamente huir o alejarte la próxima vez que él cancela los planes que tenían para salir con sus amigos (otra vez) o hace algo que no te gusta, nota tu reacción física inmediata: ¿sientes un incremento en tus latidos cardiacos, tu temperatura corporal y tu alerta? Si es así, detente antes de tomar cualquier decisión y acción. Tranquilizate y analiza la situación de ambos lados: quizá él no habría cancelado los planes contigo si tú le hubieses dicho cuanto esperabas esa cita. Este tipo de pensamiento es el que te detiene.

COMPORTAMIENTOS NORMALES?

NORMAL

Cuando estoy enojada, él duerme en el sofá. Más de la mitad de las parejas han dormido separados después de una pelea

Te amo, y lo demuestro
Más de la mitad de las parejas muestran su cariño en público

Me gusta auto complacerme
82% de las mujeres se masturba

Leo su e-mail
54% de las mujeres (y 49% de los hombres) husmean el email de su pareja.

ANORMAL

Mantengo contacto con mi ex
Solo a 26% de las mujeres siguen siendo amigas con un amor del pasado

Prefiero estar arriba
Solo a 24% de las mujeres les gusta más la posición dominante

¿Besos íntimos? Nunca
Solo 9% de las mujeres no practican el sexo oral con su pareja

SOLTEROS

El término “amigos con beneficios” es cada vez más común
47% de los solteros (40% mujeres y 53% hombres) han tenido “amigos con beneficios”. Estos arreglos hoy pueden convertirse en relaciones serias (contario a lo que se cree) – 44% de los encuestados el 2012 entabló una relación seria con un “amigo”, comparado con el 20% el 2011.

Su placer
En la cama, los solteros ponen a sus parejas primero. 97% de los solteros afirma que es más importante satisfacer a sus parejas sexualmente que a ellos mismos. ¡Que considerados!

Transparencia digital, un “must”
Las mujeres demandan transparencia digital en sus relaciones. 77% de las mujeres, 53% de los hombres, no saldrían con alguien que guarda secretos respecto a sus mensajes de texto.

Los casados tienen más orgasmos
47% de las personas casadas alcanzan el orgasmo la mayoría de las veces que tienen sexo (de 91 a 100%); comparado con 38% en los solteros.

Controlar las emociones Nadie tiene porque vivirlo, ¡Alto a la violencia verbal!

Comentarios descorteses, conversaciones agresivas… La violencia verbal es una realidad. Pero quizás es más insidiosa que los insultos. ¿Cómo neutralizar los ataques y los conflictos a través de la palabra? ¿Cuáles son las claves de un diálogo sin estrés?

Todos hemos tenido más que palabras con alguien o hemos hecho comentarios tan punzantes como la picada de un abejorro. Sin embargo, la violencia verbal no sólo aparece en estos casos. A veces, la manera como nos dirigimos a los demás o la elección de ciertas palabras nos sentencian como culpables de agresión.
¡NO A LOS INSULTOS!

En efecto, no eres de una naturalidad agresiva o vulgar. Sin embargo, ya sea en el coche o viendo un partido de fútbol, tu vocabulario no se aleja mucho del de un camionero. Debes eliminar los insultos de tus expresiones y prohibirte articular calificativos muy peyorativos (y mucho más en público).

Aunque no te des cuenta, estas palabras denotan una forma de violencia. Es normal que el comportamiento de los demás te exaspere. Es el destino de cualquier vida en pareja o familiar y lo más habitual en una vida social en general. La proximidad a los demás precisamente exige hacer concesiones y aceptar comportamientos diferentes. Es inútil que te enfades por las pequeñas manías de tu pareja, o que refunfuñes después de que tu hija se haya pasado horas al teléfono.
NO SEAS MUY DIRECTIVO

Sin embargo, la violencia verbal no se resume únicamente en palabras malsonantes o en un enfado excesivo. También puede encontrarse en tu tono de voz o en la manera como te diriges a los demás. Algunos comentarios, o palabras, son violentos. Pueden dejar heridas aunque parezcan invisibles.

Evitar este tipo de comportamiento puede hacerse mediante el principio de nodirigismo, por ejemplo, descrito por Carl Rogers (psicólogo norteamericano, 1902-1987). De forma sistemática, en vez de decirle a tu pareja “para de dejar tus cosas por todos lados”, lo cual es agresivo, es preferible hablar siempre en primera persona: “estoy molesto porque todas tus cosas están por aquí”. Esto elimina una parte de la violencia y da pie al diálogo.
COMUNICACIÓN NO VERBAL

Este principio de no-dirigismo ha sido retomado por Marshall Rosenberg, un alumno de Carl Rogers, que ha creado su propia disciplina: la comunicación no violenta.

En grandes líneas, propone eliminar las agresiones relacionadas con nuestro modo de expresión con el objetivo de reducir el estrés de la vida cotidiana, de neutralizar la agresividad y la cólera y de escuchar y comprender mejor a los demás.

Wayland Myers, autor de un libro sobre comunicación no violenta, ha definido tres reglas a seguir cuando nos dirigimos a nuestro interlocutor:

* Describe los hechos. No pongas etiquetas o sermonees al otro;

* Saca a la luz los sentimientos y las necesidades. Evita los reproches o una actitud defensiva;

* Requiere acciones deseadas. No utilices exigencias, amenazas, órdenes o manipulaciones.

Existen varias formaciones en comunicación no violenta destinadas a los educadores y profesionales que están en contacto con el público. En tu escala, atender a este tipo de formación te puede parecer superfluo. Sin embargo, intenta limitar las charlas demasiado agresivas y escucha un poco al otro. ¡Verás que la comunicación sin estrés te cambia la vida!

Síndrome de Wendy ¿Es saludable cuidar mucho a tu pareja?

Diagnóstico necesario. Si intentas complacer, atender y cuidar a tu pareja, casi como lo haces con tus hijos, entonces tienes el complejo de la amiga de Peter Pan.
Mujeres inseguras miedo al abandono

Proteger a tu pareja es algo normal de cualquier relación. Pero cuando esto se va al extremo y te sientes imprescindible para el correcto funcionamiento de su día, estás viviendo el síndrome de Wendy. Sí, la niña de Peter Pan que cuida a sus hermanos menores y a todos los niños en el País de Nunca Jamás, cumpliendo el rol de madre.

Es un problema mucho más común de lo que se podría pensar, pero no por eso adecuado. Puedes perder el horizonte de tus propias responsabilidades, por ocuparte de que tu pareja cumpla con las suyas.

Aunque Wendy está presente también en hombres, es más frecuente verlo en mujeres. De la misma forma, una persona que tiene este síndrome, tiende a relacionarse con quien tiene el complejo de Peter Pan, y no quiere crecer ni asumir obligaciones.

Algunas de las características de las mujeres que padecen este síndrome son que su perfeccionismo la lleva a sentir gran culpa cuando un aspecto no resulta como lo esperaban. Sienten que todas las responsabilidades están en sus manos y que tienen la misión de hacerse cargo de todo.

El psiquiatra de la Clínica Alemana, Alejandro Koppmann, señala que “es difícil poner el límite entre la preocupación normal y aquella patológica”.

Además, la esposa Wendy aparta su propia felicidad si es necesario, por conseguir la de su pareja. Incluso la encuentra al hacerse cargo de los asuntos de su marido. El cansancio, el desgaste y la pérdida de tiempo son considerados como el sacrificio que hacen por su marido y como signo de amor.
DESAPROBACIÓN Y RECHAZO

Igualmente, teme por la desaprobación, el rechazo y hasta el abandono de su marido. Tiene mucha fuerza interior, pero no la nota porque se preocupa de resolver todos los problemas de su esposo e hijos y descuida las preocupaciones personales.

Pero como todo tiene una razón de ser, hay ciertas explicaciones a la aparición del complejo de Wendy.

Si la mujer recibió una educación con una gran carga cultural donde la esposa está al servicio del hombre, el síndrome será agudo y difícil de evitarlo. Así también, la mezcla de una baja autoestima y de introversión, puede generar aspectos de Wendy.

Entre otros factores, la relación puede estar demasiado enmarcada en funciones determinadas que cada uno debe cumplir.

Por esto, Koppmann comenta que “en las relaciones poco sanas estos roles suelen ser rígidos y la relación se construye con un proyecto único al que el resto se somete. En este caso no hay posibilidad de negociación, pues no hay contraparte”.
DESCUBRIMIENTO DEL SÍNDROME

El síndrome fue nombrado como la amiga de Peter Pan en 1983 por el psicólogo estadounidense, Dan Kiley, quien también acuñó el término para las personas que se rehúsan a crecer.

Sin embargo, Wendy siempre ha existido, sólo que en las sociedades un poco más antiguas, era visto como lo correcto, la obligación de la esposa y no como una patología.

Los efectos del complejo, aunque puedan ser invisibles para algunos, abarcan depresiones, baja autoestima, sometimiento, pérdida de independencia, inseguridad y obsesiones. También puede afectar en la manera en que la familia se construye tanto en la pareja como en los hijos.

“El modelo educativo puede transmitir una dificultad importante para poner límites, construir autoestima y establecer relaciones saludables”, explica el psiquiatra Koppmann.

Para superar la condición de salvadora de todas las situaciones, la mujer Wendy tiene que darse cuenta de que tiene el síndrome y estar dispuesta a realizar cambios para mejorar tanto su estado como el de la relación.

“Las relaciones humanas se construyen sobre la base de complementos y el ideal es que estos sean sanos: roles equilibrados e intercambiables, capacidad de desarrollo personal, proyecto común, respeto por las necesidades individuales y capacidad de sacrificio y renuncia compartidos en busca de dichos objetivos”, sostiene Koppmann.

Las terapias se enfocan en que las mujeres pierdan el temor a la desaprobación y a liberarse de las obligaciones que no le incumben directamente. Delegar misiones y saber negarse a asumir nuevas funciones, es un paso para adquirir autonomía.

Cómo tratar las relaciones tóxicas

Si dentro de una relación existen actitudes de burla, chantaje, sarcasmo, manipulación, o humillación de una o ambas partes, es muy probable que se esté dentro de una relación tóxica. Según la sicóloga clínica, Martha Heredia Asebey, se manifiesta una dinámica con una relación ambivalente de maltrato y de momentos de agrado, felicidad o placer, que hacen que las personas piensen o sientan que esa relación es de "amor", o "amistad".

Medir la toxicidad. Una forma sencilla de medir, es que la persona que sufre, defina "qué es lo que la lleva a continuar en esa relación". Si ella cree que tiene más felicidad o sufrimiento, preguntar si la persona se siente "valorada o maltratada". Cualquier persona del entorno detecta con facilidad una relación tóxica, al observar el sufrimiento de una de las partes o de ambas, indicó Heredia.

Cómo manejar la situación. Si ambas personas desean mejorar la relación se trabajará en forma conjunta, buscando un equilibrio. Generalmente es una de ellas la "maltratada" y otra "la maltratadora". Heredia indica que es necesario trabajar con la maltratada en primera instancia. De ahí, el primer paso es determinar qué factores llevaron a la persona a tener esa relación, los factores que pueden ser causa de baja autoestima, de necesidad de afecto o compañía a cualquier precio. El segundo paso es comenzar a trabajar en superar estos factores, comenzando con la baja autoestima. "La persona empezará a tener respeto por sí misma, establecer límites, animarse a demostrar sus puntos de vista ante cualquier tema, trabajar en el desarrollo de sus intereses personales", indicó la sicóloga. Un tercer paso es dejar que la persona, una vez fortalecida, decida si realmente, la pareja o amigos que tenía eran los convenientes o no.

Es una lucha. Cambiar los términos del vínculo tóxico que se establece en una relación no es una tarea fácil. Se trata de modificar y/o eliminar rutinas y dinámicas fuertemente establecidas a través del tiempo, arraigadas en la personalidad de uno o ambos miembros de la relación, que no cambiarán por sí solas de un día para otro. Por este motivo, Heredia recomienda recurrir a un psicólogo, para que les guíe a disolver las partes nocivas de la relación y a crear y cultivar nuevas dinámicas positivas.

Pareja Consulta sexológica: ¿Cuándo?

La consulta sexológica se suele postergar o evitar. Fuimos formados en una sociedad que carece de una educación sexual establecida y aún no creemos que la sexualidad sea un tema de salud, que puede plantearse y solucionarse en un consultorio médico. ¿Cuándo consultar? Es necesario visitar un especialista cuando existen diferencias entre las propias posibilidades y lo que la pareja quiere, lo que produce un gran malestar en ambos. Por ejemplo: si existen dudas sobre la propia actividad sexual y uno se siente diferente a lo que cree que le sucede a otras personas. Cuando uno, la pareja o ambos no se sienten satisfechos uno del otro. Cuando se tenía un desempeño determinado y ya no. Cuando, a pesar del tiempo transcurrido y la terapia psicológica, el problema no se soluciona. Cuando se quiere tener una información teórica sólida para dar respuestas a los propios hijos, entre otros. Cuando se presenta una disfunción sexual: cualquier alteración de la función normal, como la falta de deseo, la dificultad para excitarse, la disfunción eréctil, la falta de orgasmo y la ausencia de control en la propia eyaculación./

lunes, 18 de febrero de 2013

Antes de 5 años Importancia de aprender a corta edad

En Estados Unidos, la organización First 5 LA lanza una campaña para informar a los padres sobre la importancia del cuidado infantil y educación temprana de calidad

El 90% del cerebro de un niño se desarrolla en los primeros 5 años; en este tiempo de vida es esencial para el desarrollo de la forma en que el niño piensa, siente, se comporta e interactúa con los demás.

Las investigaciones demuestran que los niños que reciben cuidados infantiles de calidad tienen habilidades lingüísticas más avanzadas, se desempeñan mejor en la escuela, tienen menos problemas de conducta y desarrollan mejores habilidades sociales. Muchos padres no saben que los primeros 5 años en la vida de sus hijos pueden determinar el nivel de éxito que alcanzarán en la adultez. Por último, estos niños tienen una mayor probabilidad de graduarse de la escuela secundaria. / Univisión

La obesidad y su efecto en la fertilidad

A diario decenas de parejas asisten a especialistas en fertilidad para concebir un nuevo ser, en muchos casos el problema radica en la fisiología de la mujer, pero en otros está en los hombres. Uno de los factores que impide la fertilidad masculina es la obesidad.

Más gordos, menos fértiles. Según el urólogo José Terrazas, mientras se es más obeso hay menos irrigación de sangre a los testículos, lo que significa menos producción de hormonas y, por ende, menos espermas. "La obesidad afecta a todo el cuerpo y el efecto en la cantidad de espermatozoides no es la excepción", remarcó el galeno.

De la misma manera, para el médico Ignacio Madero, está ampliamente reconocido y descrito que el exceso de tejido graso en los casos de infertilidad masculina está asociado con una disminución en los niveles de testosterona libre y total así como una elevación en los niveles del estradiol. Este fenómeno puede conducir a una disminución del conteo de espermatozoides.

Científicamente hablando. Un estudio realizado por la Universidad de Utah en Salt Lake City, EEUU, demostró que la obesidad se asocia con importantes trastornos hormonales que pueden afectar el sistema reproductor en los hombres y las mujeres. La investigación estudió un total de 390 hombres, quienes acudieron con su pareja a una consulta de infertilidad. Sus edades oscilaban en una media de 32,8 años. Al examen físico se halló que el 24,1% tenía peso normal (Índice de Masa Corporal -IMC- menor a 25 kg/m2), el 43,1% con sobrepeso (IMC mayor a 25 pero menor a 30 kg/m2) y el 32,8% obesidad (más de 30 kg/m2).

Los resultados. En los análisis de semen se halló una incidencia de oligozoospermia o semen de poca calidad (una concentración espermática menor a 20 millones por mililitro de semen) del 10,5% del total de pacientes, pero al correlacionarla con los diferentes grupos de peso de los pacientes, en este estudio, se observó que a mayor IMC, mayor era la incidencia de oligozoospermia: pacientes con peso normal 5,32%, en los pacientes con sobrepeso en un 9,52% y en los obesos la incidencia de oligozoospermia fue de 15,62%.

Alimentos que debes evitar antes de estar con tu pareja

El primer grupo de la lista son los granos, aunque son muy nutritivos y su consumo regular es necesario para aportarle al organismo los elementos necesarios para su funcionamiento, también tienen la capacidad de llenar nuestro estómago de gases, por lo que se produce inflamación del abdomen (entre otras consecuencias más embarazosas). Segundo, la cebolla y el ajo, por dejar un aliento poco deseable en la boca.

Tercero, las carnes rojas y su lenta digestión ayudan a que el sexo desaparezca. Cuarto, los productos lácteos y, aunque quizás no experimenten síntomas graves, sí pueden sentir cierta incomodidad, lo cual no es ideal al momento del sexo. Y por último, los vegetales, porque pueden producir metano en exceso.

Comer pescado y leer

Darle a los niños una dieta rica en aceite de pescado, matricularlos en un centro de preescolar de calidad e involucrarlos en la lectura interactiva son tres maneras eficaces de incrementar su nivel de inteligencia, señala un estudio cuyos resultados han sido publicados por la revista Perspectives on Psychological Science de la Association for Psychological Science (APS) de Estados Unidos. En general, los resultados de los meta-análisis indicaron que ciertas intervenciones dietéticas y ambientales pueden ser eficaces en el aumento de cociente intelectual (CI) de niños y niñas. En cuanto a la dieta, se constató que los alimentos ricos en ácidos grasos Omega-3 como suplemento dietético de embarazadas y recién nacidos pueden aumentar el CI de los niños en más de 3,5 puntos. Estos ácidos grasos esenciales pueden ayudar a aumentar la inteligencia, ya que proporcionan bases para el desarrollo de las células nerviosas que el cuerpo no produce por sí solo. Se encuentran en alta proporción en los tejidos de ciertos pescados y en algunas fuentes vegetales como las semillas de lino, la semilla de chía, el sacha inchi (48% de omega 3), y las nueces. Con respecto a otros suplementos dietéticos -como el hierro, la vitamina B, vitamina B2, la tiamina o vitamina B1, la niacina o vitamina B3 y el zinc- aún no existen suficientes datos. / larazón.es

viernes, 15 de febrero de 2013

Intuición femenina: mitos y verdades

¿No sabes si a ceptar o no la invitación de ese chico que tanto te gusta y que finalmente decidió llevarte al cine? Quizá tu sexto sentido te dice que ese no es el momento indicado, aunque exactamente no sabes por qué.

¿Serán nuestros miedos o deseos los que se manifiestan antes de decidirnos a hacer algo? ¿Existe realmente lo que conocemos como intuición femenina?

La respuesta no es tan sencilla. Por ejemplo, Angad Kaur, coordinadora General del Centro Prana e instructora de yoga kundalini y yoga flow, está convencida de que el desarrollo del sexto sentido en la mujer es una realidad.

Según la humanología, que es la ciencia yóguica, tenemos unos vórtices de energía llamados chakras. “Estos son centros psíquico-energéticos que generan, acumulan, transforman y distribuyen el Prana, que es la energía vital”, explica.

Hay numerosos chakras. Los más importantes son siete y entre ellos está el sexto chakra, llamado Ajña. Se localiza en medio del entrecejo (entre los ojos, arriba de la nariz) y cuando está activado, la persona tiene mayor intuición. “Aporta a la persona conciencia cósmica y una visión clara de lo visible y lo invisible”.

Para activar este centro energético se debe respirar conscientemente, focalizando la atención visual en el entrecejo y practicando una respiración larga y profunda. Este ejercicio también permite desarrollar el lóbulo frontal del cerebro que, al activarse, coadyuva a también a la mejor formación de la mente ejecutiva. “Es decir, la que ejecuta y apoya en la realización de los objetivos que cada quién se propone”, explica Kaur.

Antes de continuar, es necesario hacer una distinción entre la fisiología del cerebro femenino y el masculino. “Estudios realizados han demostrado que la mujer ,desde que nace, tiene más desarrollado el lado derecho del cerebro, y a eso se debe que tenga mayor sensibilidad e intuición que los hombres”, asegura la experta.

El hombre, por el contrario, tiene más desarrollado el lado izquierdo del cerebro y esto hace que sea más analítico y le resulte mucho más fácil entender un mapa o un plano.

“El sexto sentido es un regalo que tenemos las mujeres, porque cada que éste nos avizora del peligro o de la oportunidad debemos escuchar y dejarnos guiar por él”, sugiere Angad Kaur.

Lenguaje diferenciado

Más que la existencia de un sentido exclusivo femenino, el psicólogo Óscar Urzagasti, considera que esto tiene que ver con las diferencias entre los hombres y mujeres, que, entre otros, hemos sido entrenados para entender dos tipos de lenguaje: el verbal y el analógico.

Las mujeres tienen más capacidad de entender mejor ciertas situaciones que para un varón pueden pasar desapercibidas. “Las damas son más sensibles, susceptibles y perciben mejor las cosas, debido a que tienen un lenguaje diferenciado al que poseen los hombres y, para encontrar una respuesta al punto de conflicto, ellas hacen caso a su sexto sentido”, dice el experto.

“La intuición constituye la percepción íntima e inmediata de una verdad que se nos aparece como evidente”, publica por su parte la página www.entremujeres.com.

Este sitio web explica que la intuición es la facultad de comprender las cosas de manera instantánea, sin necesidad de que medie el razonamiento. Su enorme poder reside en la velocidad con la que nos transmite la información, acumulada por años de experiencia. “La manifestación de esta cualidad se relaciona con el área de las emociones. Éstas son alteraciones del ánimo, intensas y pasajeras, que nos indican la presencia de algo que, por alguna razón, nos interesa o afecta. Siempre surgen como reacción a una evaluación automática que hacemos de lo que nos pasa, y van acompañadas por cierta conmoción somática”.

Para los estudiosos de este tema, los sentimientos juegan un rol fundamental a la hora de tomar decisiones en la vida, ya que éstas no sólo requieren racionalidad, sino que exigen la presencia de sensaciones viscerales (actitud de expresar algo muy íntimo), que son indicadoras de la sabiduría emocional acumulada por las propias experiencias pasadas.

Gestos y señales

Esta capacidad especial de percepción que las mujeres, por genética y educación tienen más desarrollada que los hombres, les permite ser más persuasivas para entender por qué su hijo adolescente tiene una cara de tristeza o cuál es la razón para que su bebé llore. Desde pequeñas han sido educadas por sus mismas madres para entender gestos y señales y, por tanto, estar pendientes de quienes las rodean. Esto facilita adelantarse a las cosas.

Pueden equivocarse

Existe un margen de equivocación cuando una mujer intuye algo, aunque por lo general acierta. Es muy normal escucharlas llamarse a si mismas ‘brujas’ porque adivinan lo que va a pasar o está pasando en determinada circunstancia. Por eso las mamás son mucho más persuasivas con sus hijos, pues tienen de su lado a la experiencia.

¿Temes quedarte a vestir santos?

En todas las familias siempre hay alguien que, cuando vienen visitas, se mete en su cuarto y generalmente es la misma persona que el fin de semana prefiere ver una película de terror a salir de parranda. En mi familia, este antisocial era yo, hasta que un día me di cuenta que se me estaban pasando los días y que la vida era un ratito.

Si no salía a vivirla, me la podía haber perdido.

Luego, saliendo y conociendo, llegué a ser parte de varios grupos de amigos con quienes pasé (y aún paso) momentos increíbles. Eventualmente, un amigo me presentó a otro y este a otro y así, un día, conocí a mi príncipe azul.

Quiero que tú también conozcas al tuyo: por eso, te pido que te pongas tus tacos y tus lentes de lectura y veas estos tips para no quedarte vistiendo santos, escuchando a Ricardo Montaner.

¡Anímate! Busca realizar actividades nuevas para conocer gente nueva. Cursos de idiomas, bailar caporales, un diplomado o un club son buenas opciones.

¡Ármala! Aprovecha feriados, cumpleaños u otras fechas especiales para realizar actividades con tus amigos, siempre abriendo la posibilidad de que inviten a otros amigos que no sean del grupo, así no caerán en monótonas reuniones donde los mismos hagan siempre lo mismo.

¡Reviéntate! Aprovecha para salir de fiesta. La noche es la mejor cómplice para acercarte a un extraño y, si sales en un grupo de chicas, las probabilidades aumentan. Intenten conocer lugares nuevos, porque si van a los mismos lugares, será la misma gente.

¡Atrévete! En el Siglo XXI, la mujer ha dejado de ser la doncella delicada que espera en su castillo a que llegue el príncipe azul que mate al dragón y la lleve en brazos hasta su nuevo castillo. Primero, los dragones no existen, ni los príncipes, y ni hablar de los castillos. Cargar a alguien por más de cinco metros es imposible, salvo que seas un perro chiguagua. Así es que, lo único que te queda, es armarte de coraje e ir por él. No te digo que te avientes sobre él semidesnuda, sólo que inventes un pretexto interesante para comenzar a charlar “casualmente”.

¡Conéctate! Las redes sociales te dan un montón de oportunidades de conocer a nuevas personas. Tomando las previsiones respectivas, anímate a convertir a algunos amigos virtuales en amigos de carne y hueso, quién sabe y te conviertes en protagonista de otra historia de amor de personas que se conocieron por internet.

¡Retócate! Puede que conozcas al hombre de tus sueños en el supermercado, en el puesto de periódicos o en el banco, así es que asegúrate de siempre ser tu mejor “tú”. Eso significa que debes olvidarte de salir con peinado “cola” y con ropa de talla XXL.

¡Actualízate! Lee, investiga y mantente al tanto de la actualidad en política, sociedad, entretenimiento, ciencia y música. De nada sirve que conozcas al hombre de tus sueños, si espantas al mismo a los cinco minutos porque no tienen tema de conversación.

Mi hijo mayor no quiere a mi bebé

“No sé cómo hacer para que mi hija mayor tenga más paciencia con su hermanita menor y no la vea como algo que la agota o la estresa”, dice Claudia, madre de dos niñas: una de 14 y otra de un año de edad.

La diferencia de edad entre los hijos cuenta cuando ésta es de muchos años. Para la familia, el bebé se convierte en el hijo único, así como en su momento lo fue el hermano o hermana mayor, señala la psicopedagoga Martha Nuñez Sangüeza.

En esta situación, la especialista recomienda a los padres de familia no desplazar a ninguno de los hijos, sin importar que edad tengan. Primero debes conversar con tu hijo adolescente de una manera cálida, abierta y flexible, pero firme, sobre los roles que tiene cada miembro de la familia. “Si bien no es obligación del hermano mayor cumplir ciertas funciones con el menor, es una actitud natural”, dice.

Nuñez recomienda a los padres no pedir al hijo mayor un favor en forma de ruego y tampoco jugar con incentivos materiales, como ofrecerles salidas o dinero a cambio, pero si pedírselo con mucho cariño para que el adolescente no sienta que lo están obligando a cumplir algo.

Si bien es cierto que el bebé no puede valerse solo y necesita más atención, también se debe tener en cuenta que el hijo mayor se encuentra en una etapa egocéntrica y demanda atención, pero como ya es una persona independiente y autónoma, los padres suelen dejar de prestarle interés y eso hace que se sienta mal.

El adolescente, como su nombre indica, tiene muchas dolencias, porque aunque en algunas cosas es independiente y autónomo, sigue dependiendo de los padres en la parte emocional y económica, por este motivo es que no puede tomar decisiones autónomas en todos los casos, situación que lo confunde y genera una ambivalencia. Como resultado de todo esto, busca llamar la atención de los padres.

Si los hijos se sienten aislados, es culpa de los progenitores. “Pese a que el hijo menor es un bebé y merece toda la atención, los papás deben arreglárselas para darle la misma importancia y tiempo a ambos”, aconseja la psicóloga Mónica Soliz.

De todos modos, está claro que es con el adolescente con el que hay que hablar para que entienda que el pequeño “necesita ser ayudado a fin de cubrir ciertas necesidades básicas que él ya puede cubrir independientemente de ellos”, enfatiza Soliz.

Responsable

No le delegues al mayor tu responsabilidad como padre, esto hará que deteste al bebé y lo vea como trabajo extra en la casa. Pídele un favor de buena manera y eventualmente, para que lo haga con gusto y voluntariamente.

Independiente

Habla con el adolescente para que entienda que él también fue bebé y que como él, el niño crecerá y será independiente y un buen compañero con el que compartirá situaciones que marcarán sus vidas.

Equilibrio

Designa roles de forma equilibrada para todos de acuerdo a la edad. No olvides que dentro de esto están los tiempos que debes dedicar a cada hijo independientemente.

La frigidez se cura con terapia y el amor de tu pareja

No sentir placer. La mujer frígida no experimenta sensaciones eróticas ni placer, carece de fantasías sexuales y no desea contacto físico con su pareja. Dos expertos dicen que se cura.

La frigidez es un trastorno sexual, también llamado deseo sexual hipoactivo. Según la sexóloga Liliana Zabala, este trastorno ocasiona que la persona no sienta interés ni deseo por el sexo. Generalmente la mujer que lo sufre nunca toma la iniciativa y si lo hace es a regañadientes.

Dice Zabala que, como en casi todas estas disfunciones, las causas posibles son múltiples y se pueden relacionar tanto con factores orgánicos y problemas de salud, como con problemas psicológicos, problemas de la relación de pareja o problemas ajenos a la relación y a la sexualidad, pero que afectan.

La experta afirma que otras causas pueden ser la depresión, cambios hormonales, enfermedades, ingesta de algún fármaco, ansiedad, dolor, aburrimiento, estrés y baja autoestima. Hasta la edad puede ser un motivo que impide a la mujer tener relaciones sexuales placenteras. Por otro lado, también están las malas experiencias sexuales como violaciones, abusos o bien problemas vinculados directamente con la pareja.

Tipos de frigidez
Según la sexóloga existen dos clases de frigidez. La primaria, cuando la mujer no ha reaccionado nunca ante ningún hombre ni en ninguna situación. Y la frigidez situacional, cuando la mujer ha reaccionado en otras situaciones, pero carece actualmente de respuesta sexual con su pareja.

También existe la dispareunia
Se trata de un dolor en la vagina al momento del coito, asunto que obviamente no les permite a las mujeres disfrutar del sexo.

Según Andrea Gómez, psicóloga, y sexóloga que publicó un artículo sobre el tema en la página www.entremujeres.com, esta enfermedad generalmente es sicológica y su origen puede estar, como el caso de la frigidez, en la educación recibida, en situaciones traumáticas sufridas, fobias, etc.

Los dolores en algunos casos son tan fuertes que quienes los padecen evitan tener relaciones sexuales. La dispareunia puede incluso derivar en vaginismo, o sea el achicamiento de la vagina.

Gómez insiste en que la mayoría de los casos estos problemas son emocionales, como el temor a contraer una enfermedad de transmisión sexual, miedo a quedar embarazada, entre otros. También existen causas físicas como falta de lubricación o un tabique en la vagina que no permite la penetración.

Datos que preocupan
La página de Internet www.psicoterapia.cl publicó, como un dato poco conocido, el hecho de que solo una de cada tres mujeres logra alcanzar el clímax durante la práctica sexual y el 10% del total no lo logra nunca. En torno a la frigidez se han escrito muchas cosas, unas acertadas y otras no tanto, dice la página, y se destaca la necesidad de buscar una solución, ya que un dilema pasajero puede llegar a convertirse en un problema serio.
Fingir no es la solución

Hay mucha información sobre la frigidez, anorgásmia y problemas colaterales. Según la página www.belelu.com, la mujer no debe pensar que el orgasmo es una obligación dentro de la relación sexual. O sea, si nunca llegas a uno no te sientas culpable, lo natural es que ambos trabajen juntos para lograrlo. Hay que tener en cuenta que existen muchas otras formas de disfrutar en pareja, solo jugando, sin tener obligatoriamente que llegar al clímax. De hecho, si hay problemas para llegar al orgasmo y eso te lleva a fingir siempre, hay que dar más importancia y tiempo a los juegos preliminares.

Simular placer no garantiza el amor ni la permanencia de la persona que amas. A la larga ira notando que no disfrutas teniendo relaciones sexuales con él. Mejor habla, o infórmale sobre las cosas que te gustan. Si tú estás bien realmente, el sexo será más intenso y los dos tendrán mejores momentos.

El amor es el primer paso
Para la sexóloga Liliana Zabala, el tratamiento de la frigidez tiene mejores perspectivas de éxito cuando la pareja posee un auténtico vínculo afectivo. Si se aman, si están realmente unidos, si experimentan de verdad sentimientos el uno hacia el otro, entonces, todo es posible. Incluso la disfunción sexual más tenaz puede ceder cuando existe un verdadero amor.




Hay una tigresa en vos, busca ayuda si necesitas



La frigidez es una enfermedad
Somos mujeres modernas, nos proponemos disfrutar nuestra vida en todos los ámbitos y uno muy importante es el sexo, queremos vivirlo en plenitud, de forma sana y estimulante, pero a veces existen problemas que lo impiden


Durante el embarazo es normal
Los cambios hormonales hacen que la mujer pueda sentir que su líbido baja hasta casi desaparecer. Todo pasará.



No te congeles, supera y disfruta

Simular placer no ayuda

En nuestro medio la mujer finge mucho
Erland Roca Chaar | Sexólogo

­­El sexólo Erland Roca Chaar opina que fingir es casi un sinónimo de frigidez, porque la mujer no siente nada o tal vez siente muy poco. El problema de aparentar placer es que pasado un tiempo la pareja se da cuenta y entonces puede suceder una de dos cosas: o se busca ayuda profesional o sobreviene una crisis y posterior separación.

Es decir, al simular placer sexual las mujeres logran un resultado contrario al que desean, fingir que todo es normal no garantiza tener amor y compañía.

En nuestro medio las mujeres fingen mucho. En el consultorio trato el caso de una mujer con frigidez y anorgasmia, que se pone a lavar ropa o planchar, o cualquier otro quehacer en la casa, esperando que su pareja se duerma para recién ir a acostarse.

Para superar la disfunción hay que dialogar con la pareja, acordar cómo les gustaría el coito a ambos, tener intimidad, que nadie moleste o distraiga; cambiar de escenarios como parte del estímulo y visitar al profesional para resolver el problema.