Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

sábado, 23 de marzo de 2013

La autoestima en la sexualidad

Es importante entender lo que es la autoestima, ya que es un conocimiento de aceptación, respeto y afirmación de sí mismo mediante el análisis de los propios valores, reconociendo y aceptando las oportunidades y carencias tanto psicológicas como físicas.

Algo que no reconocemos en nosotros mismos es sentir la confianza, el respeto y amor propio, estos aspectos afectan en nuestra vida, la forma de actuar con otras personas, con hermanos y amigos en el colegio en el trabajo, en el amor y en el sexo.

Nuestro actuar dependerá siempre de lo que pensamos de nosotros mismos quiénes somos y qué somos, en otras palabras la autoestima es la clave del éxito o el fracaso.

También es la clave para comprendernos, valorarnos, respetarnos, aceptarnos, tolerarnos y tener respeto a los demás. Sin embargo, es bueno recordar que todos tenemos una autoestima, se observan en las personas con una buena autoestima demostrando emprendimiento, éxito, son seguras en sus acciones, libres y creativas que nunca temen al cambio y es permanente el proceso de superación.

Lo contrario sucede en las personas de baja autoestima, no aceptan cambios, poco triunfadores, inseguros, derrotistas, temerosas. Pero también hay personas que tienen la autoestima en término medio, buena y baja, esta fluctuación refuerza la inseguridad.

Los padres juegan un papel o rol determinante para lograr una autoestima buena en sus hijos, la cual se adquiere en la infancia y debe seguir con una interacción de la persona en el medio en que vive. Los padres no deben ridiculizar a los hijos, por el contrario deben inducirles a mejorar o corregir las conductas, aceptarlos como son física y psicológicamente.

En la adolescencia la autoestima se debilita debido a los cambios que experimentan en su cuerpo y van formando su propia escala de valores y juicios. El adolescente elegirá y tomará sus propias decisiones, como resolver asuntos de su vida cotidiana.

El respeto por sí mismo será la sensación de considerarse merecedor de la felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario