Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

martes, 30 de abril de 2013

Identifique el abuso sexual

Según las estadísticas, una de cada cinco mujeres y uno de cada diez varones aseguran haber sido víctimas de abuso sexual durante la infancia. Realidad de la cual no se está lejos actualmente, debido a las frecuentes casos que se presentan en el departamento. Eso si se habla de los casos denunciados. Pero, ¿qué de los casos aislados? Muchos casos se dan en el entorno familiar; sin embargo, varios quedan en el silencio y los padres son los últimos en darse cuenta. Nadie está exento de que esta situación se presente, para ello sepa cómo identificar el abuso sexual y cómo se puede presentar.

¿Cuando sucede? Para el centro de salud sexual Mary Stop, el abuso infantil implica cualquier contacto de naturaleza sexual entre un adulto, por un lado, y un menor, por el otro, con el fin de estimular o gratificar la sexualidad del primero. "Incluye una variedad de acciones que van desde mostrar pornografía, exhibir el cuerpo desnudo, entrar en contacto con el cuerpo de la o el menor o hacer que este toque el cuerpo de quien abusa, hasta llegar a la penetración oral, anal o vaginal del menor", señala la página oficial.

Los profesionales advierten que los abusadores suelen amenazar o convencer a los niños para que no cuenten lo sucedido. Por su parte, el menor puede sentirse responsable por haber sido abusado, creyendo inclusive que será castigado si es descubierta la verdad. Asimismo, agregan que aunque se obtuviera el "consentimiento" del o la menor se trata de una agresión sexual, debido a que existe una relación desigual del uso del poder y el/la pequeña carece de autoridad y de desarrollo emocional, cognoscitivo y físico necesarios para tomar una decisión.

En la página web de entremujeres.com, puntualizan tanto los síntomas físicos y psicologías de la violencia sexual (ver recuadros). Mientras que Mary Stop enfatiza en los efectos no favorables de la agresión.

Un drama en el que conviven el secreto y la intimidación

Algunas personas llegan a mantener oculto durante años el abuso, padeciendo sentimientos de culpa. La dificultad para romper el secreto se debe a la intimidación y la culpa que deposita el agresor en la persona agredida. La complicidad: la agresión sexual se comete por un tiempo prolongado cuando los miembros de la familia ignoran o minimizan las llamadas de auxilio. En algunos casos, varios integrantes de la familia son víctimas del abuso. La impunidad: el secreto y la complicidad impiden que el agresor reciba su castigo. Esto se debe a que el abusador inventa toda una historia de intimidación para cometer la agresión sexual sin riesgo de ser acusado, sorprendido y/o castigado.

Síntomas psicológicos

>>Manifiesto de temor por parte del niño a una persona (inclusive el padre o la madre) o a permanecer en determinados lugares.

>>Reacciones anormales al ser indagado acerca de si fue tocado por alguien.

>>Alteraciones del comportamiento (como orinarse en la cama).

>> Evita realizar sus deposiciones.

>>Pesadillas frecuentes.

>>Protagonismo repentino de su genitalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario