Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

viernes, 3 de mayo de 2013

3 actividades para hacer con tu hija

La relación entre madre e hija resulta muy compleja durante la adolescencia pero no es imposible. Y es que de pronto dejas de ver a la niña y notas que ha crecido, ahora se preocupa por su figura, está pendiente de su look y en casos extremos puede caer en problemas como la anorexia o bulimia entre otros, un verdadero combo de riesgo que se pueden prevenir con sencillos trucos de convivencia y porque no con hábitos que le permitan ejercitarse, y que mejor en este ultimo caso si lo hace junto a ti. ¿Sabías que el yoga, pilates o higrogimnasia son tus mejores aliados?

Razones para el pilates. La instructora y directora del centro Sí Pilates, Karina Correa, enfatiza en las cualidades del pilates ya que les ayuda aumentando la flexibilidad, agilidad, coordinación y equilibrio, asimismo, disminuye los niveles de estrés, aumenta la autoestima y mejora la postura corporal.

Razones para el yoga. Si quieres optar por esta opción, la instructora de Yoga Sivananda, Marcela Terceros, asegura que será un camino de tránsito seguro para tu hija, pues lo que está aprendiendo le ayuda a tener mejor concentración, disciplina, buena respiración (para momentos cargados de emociones), flexibilidad y aunque no va a tener musculación va a tener tonicidad y puede afinar la figura.

Razo nes para el hidrogym. En este aspecto, Virginia Nougues, instructora de Hidrogimnasia de Rolea Center, hace hincapié en la prevención que se logra, el beneficio es cardiovascular, además, permite que tu hija ocupe su tiempo de ocio en algo productivo, que la mantiene en forma y saludable.

1. Pilates

Terapia familiar que permite la conexión entre madre e hija

La clase de pilates puede convertirse en una terapia familiar muy agradable para compartir juntas madre e hija, además, les ayudará a desarrollar una musculatura fuerte y equilibrada, activar la circulación sanguínea, aumentar su rendimiento físico e intelectual y a todo esto se adhiere los beneficios psicológicos y energéticos, que sin duda alguna contribuirán la conexión entre madre e hija, indica Karina Correa, directora de Si Pilates, centro que ofrece cursos para mamá e hija adolescente con un descuento del 20%.

2. Yoga
Forma de enseñarle disciplina, control de situaciones
El yoga puede convertirse en tu aliada perfecta a la hora de lograr disciplina y concentración en tu hija  adolescente. Marcela Terceros, instructora del centro Yoga Sivananda, explica que "esta disciplina permite a las jovencitas manejar su mente y cuerpo, mejorando su salud en general, su respiración, concentración y en el aspecto físico a  sentirse bien consigo mismo, pues en esta etapa ellas andan fijándose si están gordas o flacas”, dice. Puedes practicar estas clases en Yoga Sivananda.
3. Hidrogimnasia
Para estar en forma y ocupar el tiempo en algo productivo
No es necesario saber nadar para sacarle provecho al agua. Según detalla, Virginia Nouges, instructora de Hidrogimnasia de Roela Center, la alternativa de la hidrogimnasia permite fomentar la relación madre e hija, mantiene a los jóvenes ocupados en algo productivo y es ideal para darle batalla a problemas como la anorexia o bulima, propios de la etapa adolescente. "Se trabaja mucho las capacidades aeróbicas, ayuda a mantenerse en forma, tonificar músculos y obtener flexibilidad pero sobre todo el beneficio es cardiovascular". En Rolea Center se ofrecen clases para madres e hijas.

Ayuda a prevenir malos hábitos
Muchos beneficios. Ejercitarse es una de las mejores cosas que una joven adolescente puede hacer por su salud y buen estado físico. Además, no solo ayudará al desarrollo de su organismo que es tan importante en esta etapa, sino también, servirá para prevenir hábitos muy perjudiciales como el consumo de tabaco, alcohol o drogas, asimismo, en las mujeres previene enfermedades como la anorexia y la bulimia. La práctica de cualquier deporte con constancia ayuda a que los adolescentes aprendan la importancia de la disciplina, la perseverancia y el esfuerzo. Eso sí, hay que  tener cuidado con la práctica de ejercicio en exceso y los padres son los mejores vigilantes aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario