Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 9 de mayo de 2013

Cómo solucionar el déficit de atención en los niños

En diversas ocasiones los padres perciben que sus niños se distraen con mucha facilidad y no logran mantener la concentración en la actividad que realizan, esta situación puede prolongarse hasta la etapa escolar y dificultar la ejecución de sus tareas diarias, el problema es conocido como déficit de atención.

El déficit de atención es un desajuste o dificultad que se diagnostica cuando un niño no tiene la capacidad de concentrarse en una sola cosa u objeto. Los niños que presentan esta dificultad, por lo general no terminan con sus tareas e inmediatamente pasan a realizar otras actividades sin haber terminado con el trabajo anterior, hacen las cosas más despacio que lo normal, y esto puede provocar que cometan errores en las actividades que realizan.

No retienen información de forma adecuada. Por esta razón estos niños no pueden reproducir las instrucciones o tareas y cuando llegan a casa, del colegio, no entienden lo que escribieron o lo que dijo la maestra en clases, lo que provoca problemas en su rendimiento escolar. La presencia física del niño se encuentra en un lugar, pero su atención está en otro lado, pensando en otras cosas, quizás esperando el descanso, jugar, comer, etc., pensará en todo menos en lo que se le está explicando en ese momento.

Una de las principales dificultades es que cuando logran poner atención a una situación, no saben distinguir lo principal de lo secundario y responden a lo que más les llama la atención, no pueden encontrar los detalles principales. Otra de las características es que son niños descuidados, pierden constantemente sus materiales, cuadernos, libros, juguetes, etc., olvidan dónde los pusieron.

Son niños y niñas que están moviéndose constantemente, difícilmente pueden mantenerse quietos, les cuesta concentrarse, se distraen fácilmente ante cualquier estímulo que pueda ocurrir a su alrededor, así por ejemplo: si el niño está en clases y de pronto escucha una conversación lejana o el ruido de un vehículo inmediatamente presta atención a ello y deja de lado lo que estaba realizando, sin terminar la actividad que realizaba.

Cuando los niños presentan esta dificultad pareciera ser que no escuchan cuando se les está hablando. No atienden adecuadamente las tareas cuando se requiere esfuerzo mental y esto hace que permanezca en sus deberes por más tiempo y por esa razón prefiere evitarlas.

Muchos de estos niños no completan sus tareas, no las terminan a no ser que lo hagan bajo presión, ya sea, por parte de los padres de familia o del profesor del colegio.

También podemos identificar la presencia de déficit de atención en un niño cuando éste no termina de participar en los juegos o actividades recreativas, en varios casos van dejando el juego, ya que notan que van perdiendo, por distraídos, y por el miedo a la derrota incluso abandonan el juego, no les gusta perder.

CAUSAS

Esta dificultad se origina generalmente por las prácticas educativas inadecuadas, en la familia o en el centro educativo. La familia es el núcleo elemental para todo aprendizaje que vaya a tener el niño, ya que, es la primera entidad educativa donde se adquieren valores, comportamientos y actitudes, los cuales, posteriormente, se van fortaleciendo. Estos comportamientos van reflejándose en la guardería, el colegio y en todo entorno donde el niño se vaya desempeñando.

Los aprendizajes que inculcan los padres de familia son esenciales en el desarrollo de los niños, la educación que se les brinde la reflejarán en el centro de estudio.

Será necesario que los padres de familia presten atención individualizada a sus hijos, si detectan una de estas características mencionadas anteriormente, se les recomienda algunas actividades útiles y sencillas para mejorar la atención de su niño como ser: Disfrazarse con varios adornos y quitarse algunos para que descubra cuáles han desaparecido; Identificación de aciertos y errores, para identificar qué es lo correcto o incorrecto en una determinada imagen, como también el juego de cartas de memoria; asociación visual, donde se le presenten una infinidad de materiales u objetos con la finalidad de agrupar cada objeto según corresponda. Recuerde que: “Usted es el ejemplo para su hijo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario