Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

miércoles, 14 de agosto de 2013

Erotomanía, mejor conocida como el delirio del ser amado

Erotomanía, mejor conocida como el delirio del ser amado, el síndrome de clerambault o el delirio de la relación amorosa, es una patología que puede darse en plena adolescencia, así lo informó la psicóloga Tusnelda Flores. ¿Quiere saber de qué se trata?, pues continúe con la lectura.

Es igual al amor platónico. Flores respondió que no. Porque, en el amor platónico, la persona es consciente de que el “otro” u “otra” no le corresponda. En caso de la erotomanía, asume que la “otra” persona sí está enamorada de él o ella. "Llega a malinterpretar mensajes y coincidencias, que hacen confirmar esa supuesta relación al que padece este delirio", afirmó la psicóloga.

Más común. Para la terapeuta, Rosario Valdés, la erotomanía es más frecuente en mujeres mayores a los 30 años "solteras"; pero también se puede presentar en plena adolescencia. "Hay que tener cuidado, porque no se trata de cualquier patología, puede que en algunos se debe recurrir a instancias psiquiátricas, porque si bien se controla el delirio, queda la fantasía de que el supuesto amor sigue", advirtió.

De quién se enamoran. "Generalmente, de personas públicas, famosas o económicamente con elevada posición, puesto que son los candidatos y candidatas ideales en los medios", coincidieron las especialistas.

El riesgo. De creerse esa fantasía, es que el enamorado, puede llegar a acosar a las personas con las que fantasea. "Esta situación se convierte hasta compulsiva, porque el adolescente es capaz de “todo” por supuesto amor", reiteró Flores.

Cómo detectarlo. "Los padres deben estar alertas a los comentarios de los hijos. Él o la joven, incluso puede asumir que los mensajes que dan por la tele, sea algún tipo de “declaración” directa al enamorado, destacaron las especialistas, argumentando que el delirio, no los deja distinguir entre la realidad y la fantasía.

Cómo ayudarlos. "No estamos hablando de cualquier patología, es demasiado delicado y por ello requiere la atención de un psiquiatra", aseveró la terapeuta, indicando que, parte de la solución también es la familia y la comprensión que le pueden brindar al menor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario