Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 26 de septiembre de 2013

Estrategias para conquistar a tu pareja


GALERÍA(2)

El aspecto físico, la elegancia, la posición social y, en definitiva, todos aquellos factores superficiales que nada tienen que ver con la personalidad pueden ser útiles para tener relaciones ocasionales con alguna desconocida durante una noche de fiesta, pero de poco valen cuando de lo que se trata es de seducir a una persona que nos atraiga para construir una relación duradera con ella

Precisamente, cuando una persona conocida nos importa realmente y nos gusta más allá de su atractivo físico, más dificultades se suelen presentar a la hora de seducirla en una cita o mostrarle nuestros sentimientos.

El temor al fracaso crece, la timidez suele ser mayor de lo habitual y el miedo puede paralizarnos, acabando así por dar una aburrida imagen que nos hará perder una buena oportunidad. Para evitar incurrir en los errores más frecuentes, existen una serie de consejos que nos aportarán seguridad al estar con esa persona y nos ayudarán a seducirla. Las habilidades comunicativas son lo más importante, y éstas son algunas de las cuestiones que se deberán tener en cuenta:

DE QUÉ HABLAR

Al tratarse de una persona más o menos conocida, hay que orientar la conversación hacia temas que sean del interés de ambos. Además de captar así su atención y que no se aburra, se conseguirá evitar esos silencios incómodos que, en las primeras citas, es lo peor que puede pasar. Tampoco se trata de debatir confrontando diferentes puntos de vista por lo que, para no arriesgarse, es aconsejable recurrir a temas emocionales, como tus pasiones, los recuerdos de la infancia o las ambiciones profesionales y personales. Apelar a las emociones del otro, sea o no una cita, ayuda a crear empatía y facilita las cosas.

Por otra parte, es importante no dejar aflorar el ego. Es decir, no alardear de las virtudes, la clase social o la cuenta del banco. Una mujer siempre te valorará más si va descubriendo por ella misma estas cualidades que si tú intentas resaltarlas.

SÉ ENTUSIASTA

El lenguaje corporal debe ser acorde con lo que estás contando. Hay que ser expresivos, gesticular y emocionarse para contagiar de esta buena atmósfera a la otra persona y generar confianza. En este sentido la risa es muy importante. No se trata de ser el típico gracioso que puede acabar cansando, sino de hacer comentarios ingeniosos de vez en cuando para afianzar los vínculos entre ambos.

Cuida tu lenguaje corporal y fíjate en el suyo. Las señales no verbales pueden darnos más pistas, incluso, que las verbales. Así nos ayudarán, por ejemplo, a reconocer el momento en el que debemos cambiar de tema de conversación porque la estamos aburriendo o, si por el contrario, debemos continuar con el mismo tema. Como no todos somos iguales, lo mejor es intentar ser un buen observador para que, a base de ensayo y error, se reconozcan y aprendan las señales no verbales que nos manda. Saber escuchar es otra de las características fundamentales para salir airoso de las primeras citas.

SÉ ATREVIDO

El lenguaje corporal puede ser un indicativo de cuándo es la mejor ocasión para dar los siguientes pasos. Una mirada fija a los ojos o a la boca, así como sentarse orientando el cuerpo hacia la otra persona en posición de insinuación dice más de la atracción entre dos personas que cualquier declaración verbal. Por eso, no es de recibo nunca preguntar algo así como “¿te puedo besar?” ya que, además de provocar que se pierda la magia del momento, denotará una inseguridad poco agradable para la otra persona.

Es más recomendable lanzarse que arrepentirse luego de no haberse atrevido. La prudencia siempre es necesaria, pero no es conveniente que sea excesiva. Además se valorará más positivamente pecar de impetuoso que de persona fría. La capacidad para sorprender siempre será mejor para alcanzar estos objetivos que parecer monótonos y aburridos. A pesar de ello, estos pasos siempre tienen que ir dándose poco a poco, sin saltarse ninguna fase, porque así se mantendrá el interés y se evitarán errores que luego serán incorregibles.

NO DESESPERES, TODO ESTÁ EN LA PRÁCTICA

Existen una serie de factores incontrolables o que difieren dependiendo de la persona con la que se estés, pero que pueden ser decisivos en el éxito o fracaso del acercamiento amoroso. Entre estos elementos variables se encuentran el tono de voz del individuo, la ropa que lleve o la influencia del grupo de amigos que rodea tanto al hombre como a la mujer. En definitiva, se trata de un conocimiento más práctico que teórico, condicionado por el contexto y en el que intervienen factores difícilmente controlables.

Las estrategias de cortejo deben ser perfeccionadas a través de la práctica, el ensayo y error y el perfeccionamiento de la técnica.

lunes, 23 de septiembre de 2013

discutir sí, pero saludablemente

PARA TOMAR EN CUENTA | DISCUTIR ES NECESARIO PARA CONVIVIR, PERO SE DEBE HACERLO SIN OFENDER Y APRENDIENDO A ESCUCHAR.

Todo comienza con una sencilla pregunta: “Navidad, ¿con tus padres o los míos?”. Dos horas después, la pareja no ha logrado llegar a un acuerdo, ambos están irritados y han aprovechado la ocasión para sacar reproches del pasado.

¿Cuál fue el error? Los expertos coinciden en que la principal causa de las peleas en pareja es la incapacidad de convivir con las diferencias del otro, lo que lleva a la incomunicación y la falta de entendimiento mutuo.

“La premisa de la que partimos siempre es la de intentar cambiar la forma de pensar del otro. En este empeño, se siente incomprendido y surge el conflicto”, explica el psicoterapeuta, Norberto Barbagelata Churruarin, codirector del Grupo Zurbano de Terapia Familiar.

Tratar de cambiar a la persona que en principio nos enamoró no es la solución y es aquí donde hay que aprender a escuchar, negociar y aceptar las diferencias del otro, claves para que una relación crezca y evolucione. Y es que en realidad no se trata de ver quién tiene razón, sino de superar conflictos y aprender a negociar con la pareja. Suena sencillo, pero es complejo y, en ocasiones, requiere la ayuda de un experto que nos guíe en el complicado laberinto de la comunicación.

DISCUTIR, MÁS NO PELEAR

Enrique García Huete, director de la Clínica Quality Psicólogos (España), asegura que una discusión saludable se genera cuando “hay capacidad para expresar emociones con la habilidad de solucionar problemas y llegar al consenso”. Lo mejor es hacerlo paso a paso:
Escuchar. Hay que valorar la opinión del otro sin interrumpirlo.

Ponerse en el lugar del otro. Cuando se consigue prestar atención a lo que la pareja tiene que decir, es momento de dejar el orgullo a un lado y sentir empatía por lo que el otro está sintiendo.

Contar hasta diez. Si las cosas se están saliendo de control, hay que calmar los ánimos y ésta es una buena técnica para no dejarse llevar por el enojo, de acuerdo con los expertos.

Expresar y explicar. Hay que recordar que el otro no es adivino, así que es importante comunicar lo mejor posible cuál fue la molestia y el punto de vista al respecto.

Negociar. Llegar a un acuerdo con la pareja significa ceder en algunas cosas y aceptar cuando la otra parte tiene más puntos a favor.

LO QUE DEBES EVITAR

Violencia verbal y física. Fundamental para no perder el respeto mutuo. En caso de llegar a decir algo que no se deseaba, lo importante es retractarse en el momento, disculparse y trabajar en no repetir la conducta.

Tratar de quedar por encima del otro. Según nos cuenta el especialista, Enrique García, muchas peleas se originan porque una de las dos partes desea demostrar su poder sobre la otra. Grave error que solo genera resentimientos.

Perder la identidad. Tampoco se trata de evitar conflictos, por lo que no es válido guardarse la opinión. Esto solo ayudará a que la balanza siempre esté inclinada hacia un lado, mientras que del otro se genera la idea de que ha dado más de lo que recibe, según el psicoterapeuta, Norberto Barbagelata.

“El sujeto que inhibe su identidad se lo cobra de alguna manera. El aparato psíquico tiene una especie de cuenta de haberes y deberes. Si doy, espero recibir”, detalla.

Caer en los “mensajes tú”. Atacar a la pareja con recriminaciones como “es que tú haces” o “es que tú dices” no funciona, pues genera que ambos se pongan a la defensiva y el círculo de la comunicación deje de funcionar.

RUTINA “SALVADORA”

Las vacaciones no son lo mismo para todos y cuando hablamos de la vida en pareja, estar juntos 24 horas puede convertirse en un motivo para que aumenten las discusiones.

“Una persona que tiene un trabajo estresante y con complicaciones quiere relajarse durante sus vacaciones. Si la otra persona tiene un trabajo más relajado, lo que quiere es actividad y salir de casa. Ese puede ser un gran problema al momento de ponerse de acuerdo”, señala la psicóloga Trinidad Bernal.

Es por eso que muchas parejas “conviven” mejor cuando solo se ven unas horas al día y están envueltas en sus respectivas rutinas aunque, como aseguran los especialistas, ésta es otra señal de que la relación no va bien.

“Las vacaciones no son el factor que desata las peleas. La cuestión aparece cuando ya hay problemas en esa pareja y la convivencia hace

que aparezcan con más intensidad”, añade Enrique García Huete.

Polos opuestos se atraen pero… ¿permanecen juntos?

Los tres expertos consultados son contundentes: a más diferencias, menos probabilidades de que la pareja sobreviva a largo plazo.
“No funcionan las medias naranjas, funcionan las almas gemelas”, subraya Enrique García.

Es decir, al momento de elegir con quién pasar el resto de la vida, hay que buscar afinidad, así será más sencillo superar los conflictos.

“Elegir pareja es la empresa más difícil de la humanidad; sin embargo, invertimos poco en ello y se toman malas decisiones. Muchas veces se trata de mantener esa decisión por cuestiones económicas, por los hijos o por miedos y ese es un error que se paga caro”, comenta Bernal.

Si bien la terapia ayuda a que las parejas aprendan a comunicarse mejor, hay casos en los que la mano experta ya no puede hacer mucho. En esos momentos, concluye Norberto Barbagelata, solo queda una opción: “Cuando las diferencias son abismales, la única solución es aceptar que no se puede vivir juntos y separarse”.

viernes, 20 de septiembre de 2013

GUERY SANDóVAL Y MARIANELA MOLINA FORMAN UNA DE LAS PAREJAS MáS CONOCIDAS DEL PAíS

A menos de dos meses de cumplir 10 años de matrimonio, Guery Sandóval y Marianela Molina, conocidos en el mundo del espectáculo como el Pocholo y su Marida, afirman que para ellos a diario es el “Día del Amor”.

Una de las parejas de famosos más referenciales en el departamento, aunque en el escenario demuestren todo lo contrario, es Guery y Nelita, sin embargo consolidar la relación que mantienen no fue cosa sencilla.

“Conocí a Guery en colegio pero casi ni hablamos. Nuestra acercamiento inició cuando él entró al elenco del humor del que yo ya era parte, Tralalá”, recuerda Nelita, a tiempo detallar que lo que más le gustó de él fue su buen ánimo.

Por su parte Guery -con un tono más romántico- indica que Nelita es una fusión de sus máximas pasiones: el canto y la actuación. “Somos muy afines porque compartimos los mismos gustos. Creo que eso es lo más nos une”, detalla Guery.

HISTORIA Esta pareja inició un su romance el año 1998 y luego de cinco años de enamoramiento ambos decidieron unir sus vidas a través de una ceremonia religiosa el 2003.

Un toque que hizo aún más bella su relación fueron sus dos pequeñas hijas que ahora tienen tres y siete años.

“Creo que uno de los secretos para que una relación perdure es considerar a tu pareja como tu amigo”, señala Nelita y Guery acota que no se trata de evitar los problemas en la relación sino afrontarlos y aprender de ellos.

Una familia ejemplar en la sociedad

independientes Con la intención de mantener más unida su familia, Guery Sandóval y Marianela Molina se retiraron de Tralalá y se independizaron a través del proyecto “El Show del Pocholo y su Marida”.

Según detallan los actores, ahora tienen más tiempo para dedicárselo a sus dos pequeñas hijas y fortalecer sus vínculos familiares.


jueves, 19 de septiembre de 2013

Mi hijo es la papa partida de mi ex



El color de ojos, el cabello, la piel, los gestos e incluso la inteligencia y carácter de tu hijo o hija dependerán de la aportación genética de sus padres, y en consecuencia también su mayor parecido físico con uno u otro.

Como fuera, en caso de que la relación esté disuelta debido a una mala experiencia, si tu niño o niña es la papa partida de tu ex o heredó su temperamento, debes aprender a separar las cosas y pensar que tu retoño nada tiene que ver con esto.

Muchas veces, las mamás o papás que terminaron por separarse ven en sus hijos la viva imagen del excónyuge y, si los recuerdos son dolorosos porque existió violencia, malos tratos u otras causas, suelen descargarse en este parecido, utilizando frases como “eres igual de torpe que tu padre” o “me miras como me miraba tu madre cuando me insultaba”. El psicólogo Óscar Urzagasti recomienda al padre afectado controlar sus impulsos, separar las cosas y pensar muy bien en lo que va a decir para no herir al niño, que no tiene la culpa de lo que está pasando.

En el supuesto de que tu hijo haya heredado una mala costumbre de su progenitor, lo que debes hacer primero es separar las cosas: una cosa es la actitud y otra es la persona. “Si por ejemplo grita y ordena sin pedir por favor, puedes decirle: ‘Tú eres un niño educado y gritar no va contigo’. Jamás le digas, ‘eres un autoritario y malcriado, igualito a tu padre’”, sugiere la psicóloga Sonia Gottret.

Urzagasti recuerda que antes de reaccionar es útil respirar hondo y contar hasta diez.

Odio obligado

Si tu vástago, sea niño, adolescente o joven, decide mantenerse en contacto con tu expareja, no debes guardarle ningún rencor, pues está en todo su derecho. “Nunca pongas obstáculos entre ellos. La relación padre-hijo es única y no tiene nada que ver con tu pasado. Puedes detestar cuanto quieras a tu ex, pero no obligues a tu hijo a odiar a su padre, es ilógico y muy cruel. Los tuyos jamás deben cargar tus resentimientos”, afirma Carlos Vargas, psicólogo.

Esta actitud también puede producir que sientas celos de tu hijo. “Si recriminas a tu niña por pasarla bien con su padre o por hablarle con cariño, le estás enseñando que el amor es algo malo”, agrega.

En otro caso, si tu hijo te recuerda a su padre que murió y lo extrañas mucho, de igual manera trata de separar las cosas y supera el duelo. “Si todo el tiempo le estás diciendo, te amo porque te pareces a él o tienes sus ojos o su pelo, el niño crecerá confundido pensando en que lo quieres solamente porque te recuerda a su padre, que además será alguien con quien no podrá compararse, ya que está idealizado”, advierte Urzagasti.

Gottret insiste en que los padres deben aprender a diferenciar las relaciones con los hijos y la pareja. “Si el niño se parece a alguno de ellos o tiene un poco de ambos, lo más probable es que lo heredó o lo aprendió en el camino, con los ejemplos que sus padres le dieron”.

Superar la separación

Si la rabia que sientes por tu ex continúa y se manifiesta en el trato a tus hijos, es porque no lograste superar la separación con madurez. En ese caso, debes ser consciente de la situación, aunque sea difícil, y trata de darle la correcta dimensión a las cosas.

Si no lo consigues, busca ayuda profesional. “Un mediador ayudará a manejar adecuadamente este problema y evitará que se siga mellando la vida del menor”, asegura la psicóloga.

Si no consigues resolver este conflicto interno a tiempo, el niño estará adquiriendo el peso emocional de un rompimiento amoroso en el que no tuvo nada que ver y que, a la larga, podría traerle serias consecuencias, como el que se sienta culpable. “Los hijos van creciendo y en la adolescencia se vuelven rebeldes, más si tienen en mente que su madre le echó siempre en cara los defectos de su padre”, complementa Gottret.

Cuida tus actitudes

Si te separaste de tu pareja por infidelidad y tu niño viene a darte cariño y lo rechazas, diciéndole que cuando crezca de seguro será un cualquiera como su progenitor, lo único que conseguirás es que a futuro le cueste ser cariñoso porque creerá que ésta es una actitud de personas malas. Cuida tus palabras.

La ausencia

El duelo patológico (el que no se puede superar) afecta a las relaciones familiares. En esos casos pasa, por ejemplo, que la madre ve inconscientemente en el hijo un escape que le ayude a sobrellevar el dolor. Por eso duerme con él, lo abraza, lo mima y no quiere separarse de él; provocando confusión en el niño. Psicólogos: Sonia Gottret y Óscar Urzagasti

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Descubren que la amistad nos hace felices gracias a la oxitocina

Se la llamaba “hormona del amor”, pues ya se conocía su rol relevante en la formación y mantenimiento de lazos entre madre e hijo, así como en los apegos sexuales. Ahora habrá que llamarla también la “hormona de la amistad” o tal vez “hormona amiga”.

Los científicos acaban de descubrir que la oxitocina, además, es la hormona que hace que seamos felices con los amigos

El estudio realizado por la Universidad de Stanford (Estados Unidos) y publicado en la revista científica Nature devela las repercusiones de la oxitocina en otros aspectos de la socialización, que pueden ser de gran aporte en tratamientos para personas con problemas sociales, como el autismo, esquizofrenia y otros.

Los expertos, según notas de prensa de ABC de España e Informe21, sugieren que el papel de la oxitocina en las relaciones personales pudo haber evolucionado hacia áreas relacionadas con la afinidad grupal.

La oxitocina es el centro de un intenso estudio por su aparente papel en el establecimiento de las relaciones personales; de hecho, ya se ha administrado a niños con trastornos del espectro autista en ensayos clínicos con resultados dispares.

Así, otro trabajo también publicado en Nature hace un mes mostraba que la oxitocina podría jugar un papel relevante en la aparición del autismo al ser la encargada de reducir el ruido de fondo cuando se tiene una conversación con otra persona, por lo que “aumenta la intensidad de las señales deseadas”.

En este sentido, el estudio explicaba que esta hormona “tiene un efecto notable sobre el paso de la información a través del cerebro”, y que en las personas con autismo, se da la circunstancia contraria, ya que “se distraen fácilmente por las características extrañas de su entorno”.

Lo que el nuevo estudio explica es la forma única en que la oxitocina altera la actividad en una parte del cerebro que es crucial para experimentar las sensaciones agradables que los neurocientíficos llaman “recompensa”. Los resultados no sólo corroboran la validez de los ensayos con oxitocina en personas autistas, sino que también sugieren nuevos tratamientos para enfermedades neuropsiquiátricas en las que la actividad social se ve deteriorada.

“Las personas con trastornos del espectro autista pueden no experimentar la recompensa normal que tenemos el resto de las personas al reunirnos con amigos", explica Robert Malenka, autor principal del estudio. “Para ellos, las interacciones sociales pueden ser muy dolorosas. Así que nos preguntamos, ¿qué hace que nuestro cerebro disfrute de pasar un rato con los amigos?”.

Algunas evidencias genéticas sugieren que la incomodidad ante la interacción social, una característica de los trastornos del espectro autista, puede estar, al menos en parte, relacionada con la oxitocina.

La serotonina

La gran sorpresa del descubrimiento es que la oxitocina no actúa sola. “La oxitocina causa la liberación de otro químico del cerebro muy importante llamado serotonina”, explica Robert Malenka, líder del equipo de investigadores. Esto quiere decir que, de acuerdo con el experto, es la acción combinada de la oxitocina y la serotonina lo que se necesita para la recompensa social.

La aparición de la serotonina en la ecuación fue lo que más sorprendió a los investigadores, pues este químico no sólo está implicado en los comportamientos relacionados a la recompensa, sino también en aspectos como la regulación del ánimo.

lunes, 16 de septiembre de 2013

Relegados por los hijos

Ana y Felipe tuvieron una etapa muy feliz durante sus primeros tres años de matrimonio. Recibieron terapia familiar, pero también se instruyeron para convertirse en buenos padres.
Al momento de nacer su primer bebé, Ana experimentó la maternidad de un modo especial, su atención se hizo casi exclusiva para su hijo. Los continuos desvelos por atender al niño, su agotadora jornada que le exigía también mantener la casa limpia y preparar la comida, hicieron que se angustiara frente a su nueva vida y a los cambios que tuvo su cuerpo.
Todo eso fue repercutiendo en la relación con su esposo. Felipe se quejaba constantemente de la escasa atención que le brindaba Ana y pensaba que el bebé le había quitado su lugar, y su inseguridad y necesidades se hacían cada vez más fuertes. Esta situación tuvo una duración bastante larga y, al final, él decidió buscar consuelo y la atención que necesitaba fuera de casa.
Una historia que se repite
La sicóloga Ingrid Saavedra dice que esta situación es muy común en las madres, sobre todo en las primerizas, debido al cambio drástico en su estructura familiar, su cuerpo y su rol. “Por un lado, la emoción que le genera experimentar la maternidad, la atención y cuidados que requiere el bebé, y la inseguridad respecto a su cuerpo hacen que permanezca distante de la pareja”, explica.
Es muy común, agrega, que algunos varones experimenten ciertos celos hacia el nuevo integrante de la familia, puesto que ha pasado a ser prioridad para la madre.
A su vez, la sexóloga Mónica Rivero expresa que la llegada de los hijos genera cambios en el matrimonio que van desde lo económico hasta los más drásticos en la pareja. “Por las imposiciones culturales, por el sentimiento de protección que adopta la mujer en esa etapa de su vida como es la maternidad, la mayoría descuida uno de sus roles más esenciales como es el de esposa”, resalta.

Cambios en la dinámica familiar
Para la sicóloga Claudia Tórrez, la llegada de los hijos es un acontecimiento bello, gratificante y muy esperado por la pareja. Sin embargo, es también un evento que genera mucho estrés y tensión, ya que conlleva serias modificaciones en la dinámica familiar e implica asumir nuevos roles para los miembros de la pareja, para los que, en no pocas ocasiones, no se han preparado, incluso a pesar de que ya habían planificado la llegada de ese hijo.
En este sentido, Ingrid Saavedra explica que son varias las causas por las cuales la esposa relega a su marido a un segundo plano. Entre ellas menciona la evasión de dificultades conyugales, sobreprotección de los hijos, depresión, conflictos con el desempeño de su rol, esposo ausente de las situaciones familiares, desorganización y la falta de equilibrio, de orientación o de tiempo.

¿Prioridad al rol maternal?
La terapeuta Nadia Rocabado considera que cuando una mujer se convierte en madre muchas veces exagera su rol maternal haciendo de los hijos su centro de atención y descuidando su vida de pareja e incluso su propia vida, relegando al esposo a un segundo plano y a ella misma, a un tercero.
“Esto muchas veces tiene que ver con las exigencias sociales, ya que la misma sociedad demanda que las madres se centren por entero a los hijos, que sean abnegadas, caso contrario son señaladas como negligentes. Incluso el mismo cónyuge con frecuencia le exige más dedicación y hasta sobreprotección para los niños sin darse cuenta de que eso le juega en contra a la relación de pareja”, remarca.

¿Quién es primero?
Siempre, subraya Mónica Rivero, debe estar en primer lugar el cónyuge, puesto que si están bien como pareja, como padres funcionarán mejor y, por ende, transmitirán esa felicidad a los hijos.
Similar es el criterio de Rocabado, que asegura que la pareja siempre debe estar en primer plano porque si papá y mamá están bien, los hijos se sentirán seguros y felices.
Saavedra aclara que el sistema familiar tradicional consta de dos subsistemas: padres e hijos y que ambos desempeñan roles que ya están prestablecidos.
Añade que entre las pautas de interacción de los miembros está el respeto al subsistema ‘padres’, por orden de jerarquía, de lo contrario, se producen desequilibrios en la familia como la desvalorización de la figura paterna, pérdida de autoridad del padre, confusión con los límites y normas en los hijos, se fortalece el posible conflicto conyugal o se genera mayor distanciamiento con la pareja, además de la confusión de roles.

Conflictos que se generan
La terapeuta familiar y sexóloga Liliana Zabala hace hincapié en que relegar al esposo a un segundo plano dando prioridad a los hijos, puede provocar una desmembración total en la familia, ya que si estamos frente a una madre que desconoce sus roles de esposa-amante, es seguro que ocasionará una crisis familiar, ya que el esposo demanda no solo atención, sino también sexo y amor.
“Los hijos no deben ser motivo para que las mujeres descuidemos a nuestro esposo. Por ello, hay que darse tiempo para el romanticismo, salidas a cenar solos y encuentros sexuales. Hay que tratar de dejar a los niños con algún familiar, para que con nuestro cónyuge podamos compartir cosas juntos y a solas”, recomienda.
Para Rocabado relegar a la pareja a un segundo o incluso tercer plano puede ocasionar que la relación de pareja se malgaste y haya un alejamiento entre cónyuges, estrés, cambio de humor e infidelidad ante el descuido de la pareja, lo que puede derivar en divorcio.
Es importante, apunta Rivero, darse cuenta de que la relación se la tiene que seguir cultivando día a día sin importar el número de hijos, ya que un día ellos crecerán y si se descuida a la pareja, la pueden perder; en cambio a los hijos se los tendrá siempre.

La comunicación
Claudia Tórrez dice que una buena relación de pareja se basa en la comunicación y en la flexibilidad que tengan, tanto el hombre como la mujer, respecto a los roles que cada uno debe ejercer, además de la organización del tiempo, de las obligaciones, de los ratos libres y de las actividades que sean capaces de organizar y de disfrutar a solas y como familia.
“La clave está en apoyarse mutuamente para que además de ser marido y mujer, madre y padre, puedan seguir siendo personas, trabajadores, desarrollándose profesionalmente ambos sin que uno sienta que el otro le deja solo con toda la carga”, puntualiza.

Secretos para mejorar
Tomando en cuenta que el cónyuge es el que siempre tiene que estar en primer plano para que la familia funcione como es debido, es importante tomar en cuenta algunos consejitos que brindan las sicólogas.
Enseñar a los hijos a ser más autónomos, evitar sobreprotegerlos, tener un proyecto de pareja, no solo de familia, como por ejemplo hacer cosas o pasar el tiempo solo los dos, evitar que el tema central de conversación sea de los hijos.
Es bueno que durante el día la pareja tenga por lo menos una hora para estar los dos a solas. Hay que cuidar los detalles que al cónyuge le hacen feliz, evitar la rutina y siempre improvisar creativamente alguna actividad como tomar un baño juntos, ver televisión en compañía, dar un paseo por el manzano, cocinar y regar las plantas juntos.

Los hijos no deben acaparar la atención
Mónica Rivero resalta que el dormitorio de la pareja debe ser sagrado, en el sentido de que al llegar la noche y a cierta hora, todos los integrantes de la familia sepan que no deben interrumpir porque mamá y papá necesitan hablar.
Si los acostumbran de esta manera, indica, los hijos estarán aprendiendo normas dentro de casa así como de respeto a la intimidad de sus padres y la importancia que se da a la pareja.
Asimismo, Rocabado refiere que no es conveniente que los hijos acaparen el espacio y el lugar de la pareja, como la habitación nupcial, el baño y mucho menos la cama; hay que enseñarles a no acaparar la atención de la madre. “No se debe permitir que los niños y el trabajo le roben a su esposo, organícense y vean qué es prioritario”, señala la sicoanalista.
No tienen que rechazar las atenciones del esposo por atender a los niños. Si él quiere salir a solas hay que buscar con quien dejarlos, si trae un regalo, hay que abrirlo en ese momento, no después de que atendieron a los chicos.
“No pierdan la intimidad por los hijos, no antepongan el trabajo, incluso cuando estén trabajando háganle saber que están pensando en la pareja, mándenle un sms, un email o háganle una llamada corta”, coinciden en señalar Zabala y Rocabado

Algunas sugerencias para mejorar

La sicóloga Ingrid Saavedra dice que cada uno tiene su lugar y su rol en el hogar. Da algunos consejos:
Darle su lugar al esposo. Pero él debe ser partícipe de la educación y responsabilidades con los hijos, lo que equilibra, relaja y fortalece la distribución de funciones en el hogar y permite manejar mejor los momentos de encuentro entre esposos.
Demostramos importancia. Al respetar los momentos de pareja e incluirlos en las situaciones con los hijos, ya que la responsabilidad será liviana. Si ambos se involucran, tendrán más tiempo para estar juntos.
Un equipo. La familia debe esmerarse por el bien común y trabajar unida para llegar más lejos, a un mejor lugar y en menor tiempo.
Nivel jerárquico en la familia. Hay que respetarlo. Por ejemplo, el primer plato de comida que sirve la mamá debe ser para el papá, que al llegar a casa, el saludo especial y cariñoso tiene que ser primero para su esposa.
Hijos con dificultades. Si alguno tiene dificultades emocionales o de aprendizaje y demanda más atención, hay que observar si como pareja estamos manejando bien nuestra relación, ya que todos nuestros conflictos desembocan en los chicos.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Efecto de la alergia al látex del preservativo masculino

La alergia al preservativo de látex, dicen que afecta solamente al 1% de las personas, en realidad se puede desarrollar la alergia o sensibilidad al preservativo con el progresivo contacto con el látex. Se trata de la intolerancia que algunas mujeres (y también, hombres) sienten con la exposición de su vagina al látex -el material del que está hecho el preservativo- y/o hacia los lubricantes y espermicidas que contiene. Los síntomas más comunes de una alergia al condón de látex son, Picor localizado, ardor en el interior de la vagina, irritación y enrojecimiento, erupciones y mal olor vaginal. Generalmente, lo síntomas de la alergia al preservativo aparecen a los pocos minutos de ocurrida la penetración, aunque luego pueden ir empeorando. En los casos de irritación, urticarias y dermatitis más severas ocurren horas después. Para evitar estos incómodos síntomas debes acudir al ginecólogo.

jueves, 12 de septiembre de 2013

Una de mis hijas se siente poco bonita

Si una de tus hijas siente que su hermana es más bonita, llama la atención de quien la conoce y esto le hace sentirse disminuida o la “Patito Feo” de la familia, empieza por explicarle que todas las personas son diferentes y que cada una tiene sus propias virtudes, luce su estilo, es muy particular y vale por sí misma.

Sin embargo, para interferir como papá o mamá debes considerar la edad que tengan tus hijos. “Si son adolescentes es mejor que no te metas, a no ser que veas síntomas de depresión, cambios de conducta o actitudes suicidas; de lo contrario, la joven afectada pensará que es una invasión a su privacidad”, recomienda la psicóloga Bitia Vargas.

Si son niñas, seguramente ni lo notarán y si lo hacen, siéntate con cada una por separado y dales ejemplos de las virtudes que cada una posee. “Debes hacerles ver que lo físico no es determinante para que una persona sea valiosa”, agrega la psicóloga Mónica Soliz.

Según Vargas, muchas veces son los padres los que se fijan en esos detalles que en realidad a los hijos no les importa o ni siquiera han notado.

“Cuando son pequeños es más fácil manejar el tema, pero cuando son adolescentes o jóvenes se complica un tanto. Por eso es preferible intervenir sólo si tu hija te lo pide, ya sea porque se siente muy mal, porque las cosas son demasiado evidentes o porque ya llegaron al límite”.

Si das atenciones a uno o a otro hijo, trata de no hacer diferencias y, si lo haces, debes explicar por qué. “En algunos casos la compañía, cariño, importancia u otras expresiones son diferentes para el uno o para el otro, esto dependerá de cuál es el que más lo necesite o cuál sea más indiferente”, comenta Vargas.

De todos modos conversa con tus hijos o hijas para que entiendan que no porque te ocupes de uno en especial significa que quieres al otro menos, sino que tu objetivo es que todo vaya bien dentro de la familia y buscas que nadie la pase mal, manifiesta Soliz.Para la psicóloga Fabiola Calderón, los padres deben reforzar la autoestima y la autovaloración de la hija que demuestra actitudes de relegada.

“Es una tarea que deben emprender desde que las niñas son pequeñas para que aprendan a quererse”.çResalta virtudes

Apoya a ambas hijas y resalta sus virtudes por separado, pero también en presencia de ambas. No hagas sentir menos a ninguna de ellas para evitar sentimientos de rivalidad entre ambas.

Valorar

Enséñales a que los rasgos de su carácter y su cuerpo son particularidades valiosas. Habla de su agilidad, su capacidad para reflexionar, su compasión...

martes, 10 de septiembre de 2013

Tips Para que su hijo se interese por la lectura

Una de las tareas más difíciles tal vez sea que su hijo se interese por la lectura. Para que él no vea esto como una obligación, lo primero que tiene que hacer es identificar el problema; es decir, averigüe en qué se está enfocando, cómo utiliza su tiempo. Encuentre materiales que puedan interesarle. Si a su hijo le gusta una banda musical, intente conseguir libros sobre música. Por otro lado, también encontrará novelas de preadolescentes, cómics y revistas que promuevan la lectura. Otro consejo es promover espacios de lectura en donde pueda reunirse con sus amigos para leer alguna edición que esté de moda entre los preadolescentes. Otro factor determinante es fomentar un entorno favorable con una dirección clara hacia la motivación académica y social. Otra idea ea que usted dé el ejemplo leyendo libros en su delante. Por último, no lo obligue a leer, con esto lo único que logrará es alejarlo y hacer que no se interese./

domingo, 8 de septiembre de 2013

Ventajas de estar soltera: bienvenida a tu nueva vida

Después del divorcio

¿espera la soledad?

Tras la ruptura con la pareja se inicia una etapa de fuertes cambios a todo nivel.

Llevabas tanto tiempo en pareja que ni se te pasó por la cabeza que algún día volverías a estar soltera. Y ahora no sólo estás desconsolada por la ruptura sentimental, sino que además te aterroriza salir al mundo de los solteros otra vez.

¿Quién dijo miedo? Poco a poco irás descubriendo las ventajas de la vida de soltera y hasta es posible que te aferres a tu condición de soltera como al más preciado tesoro. Porque a partir de ahora tú tomas las riendas de tu vida y de ti depende que la soltería sea una etapa o un modo de vida.

Sola no, soltera

Se comprende perfectamente que eches de menos a tu exnovio o pareja, la tranquilidad de llegar a casa y encontrar a alguien con quien compartir los sinsabores del día a día. Y que recuerdes el consuelo de sus besos y abrazos cuando estabas triste. Ahora llegas a casa y no hay nadie, ¿has pensado en adoptar un gato?

Y es que uno de los mayores miedos cuando una relación termina es la soledad. Se trata de un miedo infundado, porque estar soltera no significa estar sola. Significa poder compartir más tiempo con tus amigas, con tu familia, con todas esas personas nuevas que ahora tienes la oportunidad de conocer.

Y sobre todo, significa pasar más tiempo contigo misma hasta que llegues a conocerte, a cuidarte y a mimarte mejor que nadie.

Puede que al principio notes que se te cae la casa encima cuando llegas de trabajar, pero poco a poco disfrutarás de esa tranquilidad. Piénsalo bien, ahora puedes invitar a tus amigas sin tener que consultarlo con nadie. Seguro que ellas están encantadas de cenar en tu casa y compartir confidencias como antes.

El amor en la soltería

De la misma forma que estar soltera no equivale a estar sola, tampoco creas que en esta nueva etapa sin pareja tienes que renunciar al amor. Todo lo contrario. Ser soltera es el estado ideal para conocer hombres nuevos, para enamorarte locamente y para disfrutar de amores pasajeros.

Piensa en la plenitud que te espera a partir de ahora. Las fiestas con tus amigas, todo el tiempo para dedicar a tus aficiones preferidas, centrarte en ti misma como la única responsable de tu felicidad y, por qué no, piensa en todos esos viajes que puedes hacer sola, que son fuente inagotable de aventuras y experiencias increíbles.

Si no te encierras en tu tristeza y te dejas querer, puede que te conviertas en una auténtica soltera por vocación.

Nuevos proyectos, nuevos amigos, nuevos amores te están esperando para que ahora sí, empieces una nueva vida, precisamente la que siempre habías querido tener.

Esta nueva etapa requiere de un esfuerzo para enfocar todas las acciones en conseguir aquello que deseamos y que nos motiva.

Proyectar un futuro mejor ayudará a trabajar para vivir de la forma deseada y mejorando los aspectos personales que nos permitan alcanzar ese ideal.

Los cambios que provoca una separación afectan a todos los planos de la vida, por lo que es hora de ponerse manos

a la obra y buscar nuevas actividades

y relaciones sociales que conformen la nueva identidad. No te desanimes, sigue adelante.

viernes, 6 de septiembre de 2013

El sexo después de un ataque cardíaco

Después de sufrir un ataque cardíaco la persona puede reanudar una vida sexual similar a la que tenía antes, siempre que su estado sea estable. El principal obstáculo son los miedos y las dudas. "Tras sufrir un infarto de miocardio el paciente cardíaco se replantea todos los quehaceres cotidianos y sus posibles secuelas, entre ellos algunas preguntas y temores sobre su vida sexual", explica el doctor Javier Andrés Novales, coordinador de Cardiología de los hospitales San Eloy, y San Juan de Dios, en España. La mayoría de los pacientes que han sufrido un infarto agudo de miocardio, deberían recuperar a los 15 o 30 días una actividad sexual. El sexo es recomendable para el corazón, tanto por el ejercicio realizado, como por su efecto para la recuperación de la autoestima y la vida normal, señaló. Según este especialista, lo más probable es que no surjan problemas durante el acto sexual tras un infarto, si bien hay casos en que, ocasionalmente, puede aparecer una angina de pecho que podría originar ansiedad.

jueves, 5 de septiembre de 2013

¿Por qué nos enamoramos de quien no debemos?

Todas las señales apuntan a una tormenta. Un evasivo “ya te llamaré” como despedida, esperar durante días a que te escriba, al menos un SMS. Nada. Y luego, cuando ya casi hemos perdido la esperanza, vuelve a dar señales de vida.

Normalmente ya de noche y con un contenido parecido a éste: “¿Te apetece venir a mi casa?”. El corazón te va a 100 por hora, tus alarmas internas no paran de sonar, te sale una sonrisa tonta en la cara de la alegría, todas estas sensaciones, y más, se entremezclan. Te ha escrito. Quizás sí que le gustes. De hecho seguro, si no fuese así, se podría haber ahorrado el SMS. Pero, ¿sólo querrá llevarte a la cama? ¿Deberías ir? ¿Por qué no ha dado señales mucho antes?

Las mujeres parecen no ser muy buenas interpretando las señales, al menos en lo que a hombres se refiere. sino ¿Cómo se explica que tantas solteras se enamoren una y otra vez de quien no deben? El Dr. Ragnar Beer, psicólogo de la Universidad de Göttingen, declara que “no se puede generalizar y decir que todas las mujeres se enamoran de quien no deben. ¡Ni de lejos les pasa eso a todas! Las demás, en vez de preguntarse por qué siempre se enamoran de hombres inadecuados, deberían plantearse qué es lo que hace que no fuesen los adecuados”.

POR QUÉ DON PERFECTO, NO ES EL PERFECTO PARA NOSOTRAS

Si estás buscando una pareja estable, el típico hombre que siempre tiene ganas de fiesta puede que no sea tu mejor opción. Como aprendimos en la película ¿Qué les pasa a los hombres?, no deberíamos crearnos esperanzas cuando un hombre no da señales de vida durante semanas y, cuando lo hace, es sólo para una cena íntima en su casa y por SMS. Pero, desgraciadamente, este conocimiento no sirve de mucho cuando has encontrado a un supuesto hombre perfecto. Y estás convencida - aunque casi no llame o todo indique que no quiere compartir su vida con nadie por el momento - de que es el hombre de tu vida.

“De quién nos enamoramos, no es una decisión que se tome conscientemente”, dice Ragnar Beer. Los responsables del enamoramiento son algunos procesos que se ejecutan en el cerebro y que se suelen denominar “química”. Esto plantea la pregunta de por qué deja nuestro cerebro que nos enamoremos de hombres que no nos hacen ningún bien.

¿TIENEN NUESTROS EX-NOVIOS Y PADRES LA CULPA?

La hipótesis de que este comportamiento se debe a la infancia, es una de las muchas que se encuentran cuando se trata de este tema. A menudo se lee que los niños con padres separados luego tienen más miedo a comprometerse en una relación o que, por el contrario, buscan desesperadamente una pareja perfecta para toda la vida. Y, si sientes una gran admiración por tu padre, es lógico que en el futuro sólo sea lo bastante bueno para ti alguien a quien quieras y admires de una forma parecida. “Naturalmente que nuestros padres nos influyen, nada viene del cielo así como así”, asegura el Dr. Beer. “En psicología lo llamamos aprendizaje observacional”, aclara.

Y es precisamente esta forma de aprendizaje, la que explica por qué las mujeres se enamoran tan a menudo de hombres que en realidad no son nada para ellas. “Las experiencias vividas en algún momento con hombres, ya sean con tu propio padre o con ex-parejas, siembran un patrón en el cerebro. Allí son percibidas como algo familiar y valoradas como algo a lo que no hay necesidad de temer”, afirma el Dr. Ragnar Beer.

¿QUÉ PAPEL TIENE EL PASADO A LA HORA DE BUSCAR PAREJA?

Si alguna vez un hombre, ya sea tu padre o una de tus parejas idealizadas, te priva de su amor, el cerebro guarda este patrón como algo conocido. Independientemente de si la experiencia fue positiva o negativa. Lo conocido está clasificado en el cerebro como algo seguro y, de esta forma, no ves conscientemente nada en contra de ese hombre que se comporta exactamente igual que el anterior que te había decepcionado.

“Aunque la realidad nos haya hecho daño más de una vez, tendemos a hacer aquello a lo que estamos acostumbradas como si se pusiese el piloto automático: ir detrás de quien nos rechaza”, aclara el psicólogo.

CONVENCER A NUESTRA MENTE DE LO CONTRARIO

Que el cerebro guarde lo conocido como algo positivo es, en principio, muy útil. Por ejemplo, al conducir llega un momento en el que dejas de preocuparte por el cambio de marchas porque te sale de forma automática. Pero, cuando inconscientemente se llega a percibir el rechazo y la búsqueda desesperada de amor como algo positivo, entonces sólo hay una cosa que hacer: tomar conciencia de qué es lo que realmente queremos.

“Da una oportunidad a los hombres que normalmente no te llamarían la atención”, recomienda el Dr. Beer. Según el experto, al principio nos sentiremos inseguras porque este tipo de hombre no es el habitual, que percibimos como seguro. “El cerebro puede aprender que las nuevas cualidades son mucho mejores para nosotras. Nuestra mente necesita tiempo para guardar positivamente las diferencias de este nuevo hombre, porque los viejos patrones y hábitos no son fáciles de reemplazar y, al principio, están todavía muy presentes”. Hacer a un lado los viejos hábitos en favor de los nuevos, es muy difícil para el cerebro, según el psicólogo.

TODOS LOS COMIENZOS SON DIFÍCILES, ¡PERO VALDRÁ LA PENA!

Por supuesto, todo esto no es fácil. Sin duda será un proceso largo y difícil, pero cuando reordenamos nuestras ideas y deseos para el futuro y pensamos qué tipo de pareja es la que queremos tener a nuestro lado, tiene lugar un proceso muy positivo. Después de todo, se trata de nosotras y de cómo podemos ser realmente felices. Este pensamiento debe ser mucho más importante que el supuesto hombre ideal, que viste bien, tiene un irresistible encanto, manos de artista y que, al final, no nos puede hacer felices.

Date la oportunidad de conocer al hombre perfecto de verdad y no te cierres a ese buen tipo que está siempre a tu lado. ¡Quizás él sea justo la pareja que necesitas!

martes, 3 de septiembre de 2013

Tener un orgasmo por la mañana ayuda a recuperarse del resfriado

Es una receta casera, simple, barata y muy placentera que te ayudará a subir tus defensas. Sexólogos expertos han descubierto que tener un orgasmo por la mañana ayuda a recuperarse del resfriado. Una relación al despertar mejora las vías respiratorias y es más eficiente para despertarse que tomar un café.

La relación sexual fortalece el sistema inmunológico, pone la piel tersa, la salud del pelo mejora y produce brillo en las uñas.

La investigadora y consejera sexual Debby Herbenic aconseja una dosis diaria de orgasmos para prevenir y curar las enfermedades invernales. “Recomiendo empezar el día teniendo sexo. Ayuda, como sabemos, a fortalecer el sistema inmunológico y mejorar los niveles de IGA, un anticuerpo que nos protege de las infecciones”.

Investigadores británicos aseguran que el sexo puede ser tan milagroso que alarga la vida. Los científicos ya nombraron a la terapia de sexo antigripal como inmunosexo. Se realiza con objetivos físicos pero, al mismo tiempo, también se logran objetivos médicos. Concluyeron que hasta un dolor de cabeza puede ser aliviado con un orgasmo.

domingo, 1 de septiembre de 2013

Tener sexo más de 4 veces a la semana atrae mejores sueldos



La próxima vez que piense en usar el dolor de cabeza como una excusa para evitar hacer el amor, piense en esto: es bueno tener más sexo, literalmente, según encontró una investigación.

Las personas que tienen sexo cuatro veces o más a la semana, ganan mayores salarios que sus colegas que son menos activos sexualmente en un nivel significativo estadísticamente, de acuerdo a una propuesta de Nick Drydakis del Instituto de Estudio Laboral, una organización privada e independiente enfocada en la investigación del mercado laboral.

Para llegar a estos hallazgos, Drydakis, analizó un sondeo que se hizo durante un año en 7.500 hogares griegos. En el sondeo se les preguntaba a los encuestados cuántas veces tenían sexo por semana, si estaban empleados, cuánto dinero ganaban y cuántas horas a la semana trabajaban, entre otras preguntas, informa The Huffington Post.

Sin embargo, antes de que usted se meta entre las sábanas, es importante hacer notar que los hallazgos de Drydakis no indican que tener más sexo se traduce directamente en un aumento de sueldo. En lugar de eso, el estudio encontró que los dos factores estaban relacionados.

Veamos, las personas que tienen sexo frecuente tienden a ser más felices, tienen una mayor auto-estima, mejor capacidad de razonamiento y es menos probable que se depriman.

Otra investigación encontró que las personas que trabajan y tienen problemas de salud tienden a ganar menos dinero debido a su limitada productividad y en algunos casos, discriminación.

Así que, para recapitular: Tener más sexo lo hace más saludable y más feliz. Y la gente feliz y saludable puede ganar más dinero. Otro factor podría explicar esta correlación positiva: entre más sexo más alto es el salario que se gana.