Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 23 de enero de 2014

Comportamientos masculinos que ¡No comprendemos!

Escena: Un restaurante mejicano. Te sientas junto a tu pareja para cenar. Mientras miran el menú le preguntas: “Estás libre el siguiente fin de semana?”

“Los tacos parecen geniales”, dice él. Tu dices: “Mis papás están haciendo una cena, pensé que podríamos…”. Él busca al mesero. “Dónde está? Estoy muerto de sed y nos están ignorando…”.

“Mi mamá se muere por conocerte”… le dices finalmente.

Mmmm, tacos, piensa él. “Crees que deberíamos pedir guacamole?”, te pregunta.

Tu le das “esa mirada” que dice: “si tuviera el guacamole te lo lanzaría”.

Desde tu perspectiva, está claro: De manera deliberada él cambia el tema y evita contacto visual porque no quiere conocer a tus papás. Pero, la ironía es ésta: él si quiere conocer a tus papás, pero no esta listo para tocar el tema de manera directa. Esta noche él sólo quería comer tacos. Con éste ejemplo, Jeff Wilser, autor de The Maxims of Manhood, explica los malentendidos comunes entre hombres y mujeres. Y es que, éste tipo de malentendidos entre ambos sexos suceden… todo el tiempo! Ellos quieren decir algo, pero terminan diciendo, o haciendo, lo contrario. ¿Cómo aprendemos a leerlos, y así, evitar estas peleas frustrantes?

Estos son algunos escenarios comunes y malentendidos masculinos:

ESCENARIO 1: Estás hablando con él, pero él no deja de mirar la TV

Qué significa: Probablemente nada (¿realmente quieres competir contra The Walking Dead?) Aunque éste es un comportamiento común masculino (y muy molestoso) todos necesitamos un tiempo fuera (en blanco) cuando llegamos a casa, explica Carol Kinsey Goman, Ph.D., una autoridad en lenguaje corporal y comunicación. “Algunas mujeres toman tinas, chismean o hacen yoga. Los hombres también necesitan relajarse y muchos lo hacen frente a la TV o incluso dando vueltas en el auto”.

Cómo lidiar: Si lo hace de manera esparadica, entiéndelo! Dale su tiempo e intenta hablarle cuando los “zombies” estén muertos.

ESCENARIO 2: “Quiero ir a jugar futbol” no significa que no quiero estar contigo

“El tema de deportes en nuestro caso (latinos) es el futbol. Para los chicos es como una terapia de desahogo. Así como las mujeres tienen sus tecitos o van a la peluquería o a comprarse ropa, para los hombres el deporte es su tiempo, su espacio personal; ya sea jugando o viendo un partido con amigos, el hombre está en un ambiente donde se relaja y la pasa bien: grita, se enoja contra el otro equipo y se desahoga inconscientemente. Pero muchas veces las mujeres piensan o dicen ‘me cambio por un partido o el futbol’ pero sin pensar que para los hombres es más que un juego”, explica Juan, un entrevistado.

Cómo lidiar: Déjalo tener su tiempo con sus amigos, el fútbol, el golf… lo que fuera! Si no es una cuestión de cuatro horas todos los días, agradece que tiene un espacio propio y puede desahogarse con un hobbie o amigos… será una mejor pareja para ti.

ESCENARIO 3: Durante una gran discusión, él enmudece

Qué significa: Simplemente… que es hombre. Expertos dicen que los hombres están hechos para desviarse de las conversaciones profundas y muy personales. “Hablar de issues emocionales segrega oxitocina, y, en las mujeres, el estrógeno realza los efectos calmantes de esta hormona”, explica Kinsey Goman. La testosterona, sin embargo, insensibiliza las propiedades de la oxitocina; por eso, para los hombres, algunas discusiones pueden incrementar la ansiedad y la angustia. “Bloquearse es una respuesta automática cuando se sienten ahogados emocionalmente”, explica Katie Ramsburgh, terapeuta de matrimonio y familia en el Gottman Relationship Institute. “Él esta huyendo mentalmente de la situación. Es un mecanismo reconfortante”.

Cómo lidiar:“El ritmo cardiaco de un hombre en este estado puede elevarse considerablemente, y partes del cerebro se apagan (literalmente)”, explica Ramsburgh. Y es más probable que se sienta así si siente que le estás culpando o reclamando algo. Consejo: toca un tema personal y sensible sin acusarlo.

ESCENARIO 4: Pone su mano sobre el brazo de otra mujer…

Qué significa: De manera sorprendente expertos dicen que debes preocuparte por esto. “A veces un toque es casual, pero estaría atenta”, aconseja Kinsey Goman. Nuestras manos y piernas apuntan hacia lo que deseamos , incluso si no estamos listos para admitir esos deseos.

Como lidiar: Un toque bajo el codo es zona peligrosa, explica Lillian Glass, Ph.D., autora de The Body Language Advantage. Y Kinsey Goman aconseja que estemos atentas si existe contacto repetitivo: “Si pone su mano en la espalda baja de una mujer, si se inclina hacia ella, toca su pelo… si ves una combinación de estos dos o tres comportamientos, para las orejas.

ESCENARIO 5: Tú cuentas una historia conmovedora… él hace chistes

Qué significa: El está pensando: “no tenía idea qué decir y escupí lo primero que pasó por mi mente”. Es más probable que los hombres esquiven las emociones con humor, y si mostramos lagrimas, peor (los ductos para las lagrimas son más pequeños en ellos que en nosotras, además la testosterona disminuye la producción de lagrimas).

Cómo lidiar: ¿Su chiste fue gracioso? Entonces puedes reírte… pero luego explícale que es importante para ti y que te comprenda. Pero si de verdad fue un chiste cruel dile: “tus comentarios son hirientes. No hablemos ahorita, volvamos a la discusión más cacho”.

ESCENARIO 6: El quiere dormir en vez de tener sexo

Qué significa: Quizá nada. A veces los hombres de verdad se sienten cansados. Pero si es crónico, “necesitas considerar qué es usual para él”, dice Kinsey Goman. “Cuando el comportamiento cambia, especialmente si el cambio es la nueva norma, puede significar muchas cosas: que no está interesado en ti de manera sexual, que tiene un problema físico o que está bajo mucho estrés. Pero nunca adivinarás”.

Cómo lidiar:Puedes preguntarle de manera directa o puedes leer las señales. La manera en la que evita el sexo es importante, dice Glass. No es una bandera roja si hay afecto. Fíjate: te está mirando o dando la espalda? Para determinar si tiene problemas serios, Kinsey Goman sugiere preguntarte algunas preguntas: ¿Tiene que estar borracho para tener sexo? ¿Se aleja cuando te acercas o tocas? ¿Empieza una pelea contigo antes de ir a la cama?

Y para que tomes en cuenta: Una investigación de la Gottman Relationship Institute encontró que los hombres se quejan más sobre no sentirse deseados por su pareja que la falta de sexo. Con esto en mente, pregúntate: “Hice el esfuerzo de apreciarlo? Le dijes que es sexy y me encanta últimamente?”

ESCENARIO 7: Esté constantemente mirando a otras mujeres (mientras me dice que me ama).

Qué significa: Es uno de los motivos de pelea más frecuentes entre parejas. Lamentablemente, no tiene solución. La Dra. Louann Brizendine, profesora de psicología clínica de la Universidad de California y autora del libro The Male Brain (El cerebro masculino), asegura que los varones miran a otras mujeres como “en piloto automático”. “Se fijan en mujeres atractivas del mismo modo en que nosotras admiramos a las mariposas bonitas. Captan la atención del cerebro masculino por un segundo, para después desaparecer de su mente”, resume la experta en CNN.

Cómo lidiar: Acostúmbrate… es hombre. Pero tener respeto es otra cosa. Es una cosa que lo haga de manera discreta y opine contigo, y otra muy distinta que sus ojos se salgan de su cara y te diga: “Que cuera esa ñata… nunca vi un trasero así de bueno!”

ESCENARIO 8: Nunca cuentan lo que les pasa

Qué significa: “Los hombres no hablan de sus problemas hasta que no los tengan resueltos y las mujeres necesitamos hablar para resolverlos”, distingue Pilar Sordo, psicóloga y escritora chilena, autora del libro “Viva la diferencia”. Digamos que ellos no están “diseñados” para expresar sus sentimientos y emociones. Incluso desde la infancia se les enseñan juegos de acción, más que de diálogo.

“Les da vergüenza demostrar su tristeza, miedo o dependencia, todos sentimientos universales. Aprenden que estas reacciones les valdrán la etiqueta de ‘niño de mamá’ ”, explica la Dra. Lynn Margolies, psicóloga, al sitio Psych Central.

Cómo lidiar: Incentívalo a hablar y a confiar en ti creando un ambiente de confianza. Pero si no quiere hacerlo, nunca lo presiones… si lo haces, solo lograrás alejarlo. Él hablará del tema cuando esté listo.





Foto portada/Danilo Balderrama//

Modelos/Fabiana Montaño/

Rafael Roca//

Maquillaje/Lizandra Claros//

Ropa/Zafiro Night//

Peinado/MACC//

Producción/Sandra Cassab//

QUICKIE

Investigadores de la Universidad de Buffalo siguieron a 634 parejas casadas durante 9 años sobre su estado marital y consumo de alcohol: 50% de las parejas en las que uno bebía, se divorciaron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario