Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

miércoles, 8 de enero de 2014

Conviértete en una experta en los detalles de su ‘mapa del amor’



Para John Gottman, uno de los más influyentes terapeutas familiares de la actualidad, las parejas emocionalmente inteligentes conocen íntimamente y mutuamente su mundo.
A este conocimiento Gottman le ha puesto el nombre ‘mapa del amor’. Se trata de un detallado esquema del mundo íntimo del otro: cómo piensa, cómo siente, cuáles son sus gustos, qué cosas le desagradan, cuáles son sus preocupaciones y sus miedos, cuáles son sus tensiones, qué actividades disfruta, sus sueños y así, una innumerable cantidad de información que tenemos que conocer, “porque en el conocimiento está la fuerza”, asegura el famoso terapeuta estadounidense.

“Podemos decir que el mapa del amor es esa parte de la mente donde almacenamos toda la información importante sobre nuestra pareja”, remarca y explica que estos mapas necesitan ser actualizados constantemente, pues cada ser humano cambia en sus estructuras, sus aprendizajes y sus experiencias.

Según los estudios de Gottman, a las relaciones cotidianas de parejas desde la década de los 70, ocurre que la información del mapa del amor se mantiene actualizada durante el tiempo de noviazgo y los primeros años de casados, pero luego la costumbre, la rutina y otros factores, como la llegada de los hijos, hacen que la información no se actualice y, por tanto, la que tenemos nos sirva para entender a nuestra pareja de manera óptima.

Gottman detalla que estos mapas del amor requieren tres tipos de datos fundamentales: los objetivos del otro, sus preocupaciones y sus esperanzas.
El experto asegura que “sin este mapa de amor, no podemos conocer a nuestra pareja. Y si no la conocemos, ¿cómo podremos amarla de verdad? Del conocimiento surge no solo el amor, sino la fortaleza para capear las tormentas matrimoniales. Las parejas que cuentan con un detallado mapa de amor están mucho mejor preparadas para enfrentarse a las dificultades y los conflictos, asegura Gottman.

La cuenta bancaria emocional
Para Gottman conocerse parte del acercamiento diario y permanente.
“Así se van creando ahorros emocionales que les servirán de ayuda en tiempos difíciles, cuando se enfrenten a grandes conflictos o crisis. Puesto que han almacenado esa cantidad de buena voluntad, pueden ser tolerantes cuando surgen los conflictos. Pueden mantener un punto de vista positivo sobre su pareja y matrimonio, incluso en momentos muy difíciles.

Una actitud de acercamiento cotidiano es también la clave de una pasión duradera. Muchas personas piensan que el secreto para volver a conectar con la pareja es una cena con velas o unas vacaciones en el mar. Pero el auténtico secreto es acercarse el uno al otro en las pequeñas cosas de cada día”, sostiene el experto.

Para Stephen Covey, conferencista estadounidense, autor del best seller Los siete hábitos de las personas altamente efectivas, la cuenta bancaria emocional se aplica a todas las relaciones humanas.

Una cuenta bancaria emocional es un contrato de emociones establecidas entre las personas, y que registran un balance de movimientos de emociones positivas o negativas, llamadas retiros y consignaciones.

Los retiros emocionales son por ejemplo: gritos, insultos, miradas despectivas, incumplimientos, irrespeto, altanería, irreverencia, desprecio, chisme, deshonestidad, subvaloración de los demás, entre otros.

Entre las consignaciones emocionales están las acciones de saludar, dialogar, respetar, responder, ser prudentes, honestos, autocontrolados, cumplimiento, pulcritud, sencillez, nobleza, servir a tiempo y bien, puntualidad, respetar los acuerdos, la amabilidad, entre otros aspectos

Punto de vista

Tenemos al cambio, pero generalmente es positivo
José Luis Álvarez - Terapeuta Familiar
Lo importante es lograr una buena comunicación. Por ejemplo, con mi esposa empezamos a planificar nuestras metas, planes y sueños para el nuevo año y, por supuesto, lo que hemos planificado es distinto a lo que planeamos hace cinco años. Ambos hemos experimentado modificaciones. Antes ella era solo esposa, ahora es también madre. Y entonces han cambiado sus objetivos y sus inquietudes.
Creo que la base es siempre preguntarnos qué piensas, qué sientes, cómo te sientes en tu nuevo trabajo, etc.
Tenemos que preguntarnos con mucha franqueza cuáles son nuestros planes o qué perspectivas perseguimos.
Los cambios son inevitables y, por lo general, son buenos, pero hay algunas parejas a las que los cambios les provocan temor, tanto a él como a ella.
Nos acostumbramos a ciertos roles y si nos salen con un nuevo punto de vista de pronto surgen nuestros temores. Para evitar susceptibilidad y miedo, hay que ser francos en la relación. Y si es de una manera saludable, incluso la confrontación y la discusión son positivas

Las relaciones se construyen cada día
Podemos hablar de rituales diarios de afecto y muestras de cariño. Estos a veces ni siquiera necesitan palabras, pueden ser gestos o actitudes que ayudan a que la pareja se mantenga conectada todo el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario