Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 20 de febrero de 2014

Descifrando sus errores sexuales

El portal de citas para personas casadas, Victoria Milan, realizó un estudio entre sus usuarias para conocer cuáles son las principales causas para ser infieles. Sorprendentemente, el 68% de las encuestadas respondió que se debe a la ausencia de buen sexo con sus parejas. Estos son algunos de los errores sexuales más comunes del género masculino en la cama.



ERROR 1: Pensar que lo sabe todo. Aunque las cosas están cambiando, hay un mito que permanece en nuestra sociedad: “saber sobre sexo es una característica masculina”. Sin dudas, se trata de una creencia falsa. “En general, los hombres suelen saber bastante menos que las mujeres sobre sexo, o lo toman con menos seriedad. Justamente, muchos de sus problemas se dan por falta de información”, asegura el doctor Fabián Gómez, médico urólogo y asesor Científico del Boston Medical Group para Argentina, en una entrevista al portal Entremujeres.



ERROR 2: Falta de creatividad y espontaneidad. Si ya estas con la misma persona durante un buen tiempo, probablemente conoces los movimientos exactos que le dan placer. Pero el sexo se puede volver tedioso si nunca varías las cosas. “Mezclar las cosas es lo que mantiene la mente, y otras partes vitales, estimuladas. Las mujeres estarán más intrigadas si el sexo en pareja tiene cambios divertidos y calientes”, asegura la Dra. Yvonne K. Fulbright, educadora sexual y autora de “Sultry Sex Talk to Seduce Any Lover.”

“Queremos ser un poco traviesas. Algunas veces necesitamos más ‘kinky’”, asegura una entrevistada. Investigaciones encontraron que las mujeres se excitan más por fantasías explicitas que las románticas. Y sí, las mujeres disfrutamos las películas eróticas (y ni que hablar de libros).



ERROR 3: Ausencia de preliminares. Este es un “must”. ¡NUNCA, NUNCA, NUNCA salten los juegos preliminares chicos! Y es que está científicamente comprobado que las mujeres tardan más en excitarse, y por lo tanto, en llegar al orgasmo. Así que es imprescindible dedicarle el tiempo que sea necesario a este punto. “Muchas mujeres sienten que los juegos sexuales previos no duran lo suficiente, lo cual les impide desarrollar con totalidad su capacidad orgásmica”, señala el doctor Juan Carlos Kusnetzoff, médico psiquiatra y sexólogo, en la “Guía ilustrada del orgasmo femenino”. “Para los juegos previos es fundamental hacer hincapié en el sentido del tacto. Incluye, necesariamente, besos, caricias y abrazos”.



ERROR 4: Concentrarse solo en “esas” partes del cuerpo. “A diferencia del hombre que en este sentido es más genitalizado, todo el cuerpo femenino es una zona erógena. Muy pocos lo perciben y, por eso, es clásico que la mayoría comience el acto sexual directamente con la penetración o, en el mejor de los casos, tocando los genitales de la mujer sin preámbulos. Y eso es, justamente, lo que inhibe o disgusta a las mujeres”, alerta el sexólogo Juan Carlos Kusnetzoff. Y es que, aunque el clítoris es importante, centrar la atención exclusivamente en él tampoco es una buena opción: “El clítoris es muy sensible, por lo que si se le estimula en exceso o con violencia, incluso si es con la lengua, puede irritarse produciendo una sensación molesta”, explica la erotóloga Ana Cerón.

Por su parte, la Dra. Fulbright asegura que “dirigirse hacia la estimulación genital demasiado pronto nunca es una buena idea: una mujer necesita ser excitada de otras maneras y en otras partes del cuerpo antes de llegar a la penetración o a cualquier actividad genital; ir muy rápido puede provocar que se sienta insegura”.

Para el terapeuta Chris Donaghue “Todo el cuerpo es una gran zona erógena: hay que explorarlo, conocerlo y descubrir diversos puntos eróticos antes de llegar a los genitales; asimismo, los aspectos emocionales y psicológicos son muy importantes para las mujeres, por lo que no deben ser desestimados”. Tomen nota chicos!



ERROR 5: Olvidarse del clítoris. Pero tampoco queremos que se olviden del clítoris, pues es el órgano sexual femenino por excelencia. “Al Punto G yo lo veo como un plan B. El plan principal tiene que ser siempre la estimulación del clítoris. Ese es el centro del placer físicamente hablando. No le genera placer a algunas mujeres, sino que a todas, TODAS”, alerta la sexóloga Alessandra Rampolla.



ERROR 6: Pensar que la penetración lo es todo. Para muchos hombres el sexo consiste en penetrar. Sin embargo, la mayoría de las mujeres no puede alcanzar el orgasmo sólo por la penetración. “Esto es porque el sexo pene-vagina no es efectivo para estimular el clítoris, por lo que muchas mujeres no logran llegar al clímax”, explica el Dr. Sudhakar Krishnamurti, experto en medicina sexual. “Es importante estimular el clítoris antes o, si es posible, durante la penetración, pues esto permitiría a la mujer alcanzar el orgasmo más fácilmente; para ello puede utilizarse la mano o algún juguete erótico; el sexo oral también es una gran alternativa”, explica la Dra. Janice B. Swanson, de la Clínica Mayo.



ERROR 7: Querer que sea como en las pelis. “Lo que vemos en las películas porno no es real, es una fantasía”, puntualiza la Dra. Fulbright, “Las mujeres no están ahí para satisfacer tus fantasías ni están siempre ansiosas de sexo. Pretender que tu pareja responda como en una película XXX es injusto y egoísta”. El porno está bien, si los dos están de acuerdo. El Dr. David Delvin, especialista en psicología sexual, asegura que “muchas parejas pueden usar la pornografía para dar más intensidad a su vida sexual, pueden incluso intentar imitar algunas posiciones o fantasías; sin embargo, debe ser un acto de común acuerdo”.



ERROR 8: “¿Y... llegaste?”. “Muchos hombres creen que la meta del sexo es conseguir un orgasmo. Esta mentalidad evita que pongan atención a las necesidades de su pareja, dedicándose sólo a perseguir su objetivo”, explica la Dra. Isabel Bueno, educadora sexual de la Universidad Autónoma de México. El orgasmo es de quien lo trabaja. Según la Dra. Bueno, “el orgasmo no se consigue con una carrera, hay que ‘construirlo’, obtenerlo poco a poco a través de una adecuada estimulación mental, física y emocional. Son varios aspectos los que van construyendo el orgasmo, y hay que detenerse en cada uno y disfrutarlo”. Insistir para que la pareja tenga un orgasmo es otro error frecuente. Nunca te olvides de esto: una relación sexual no fracasa porque el hombre y/o la mujer no lleguen al clímax. Lo importante es disfrutar del camino, no solo del final.



ERROR 9: Lo que le gusta a una, le gusta a todas. A menudo los hombres asumen qué le gusta a una mujer basándose en lo que le gustó a otra. Pero… ¡no somos iguales! “Los hombres desarrollan un repertorio que funcionó con la última mujer con la que estuvo, asumiendo que funcionará con la que actualmente está, no solo en lo sexual, pero también en la relación como pareja. Esto es un error”, asegura Fullbright. Y es que, lo que a una le gusta, a otra puede resultarle indiferente o incluso molesto. Así que es fundamental conocernos, y para eso debes prestar atención a las señales que te damos.



ERROR 10: Dejar las caricias sólo para la cama. Según el famoso sexólogo, autor de ‘bestsellers’, el Dr. Ian Kerner, “todos los hombres han escuchado sobre la importancia de las caricias previas, pero ignoran que éstas empiezan mucho antes de entrar a la habitación: a diferencia de un hombre, una mujer no puede ‘encenderse’ de un momento a otro, sino que tienden a considerar el comportamiento de su compañero durante todo el día, no sólo cuando están en la cama”.



ERROR 11: Controlar la cabeza. Otro gran “NO” es que nos muevan la cabeza durante el sexo oral. “NO lleven su mano detrás de nuestra cabeza y la acerquen a su pene, o traten de que nos atragantemos. ¡No, no y no! Por lo general detestamos esa actitud, es hora que lo sepan”, dice una encuestada. Y es que, aunque a muchas si nos gusta dar sexo oral, a la mayoría no. Y que nos fuercen a ir abajo o hacer un ‘garganta profunda’ hará que lo odiemos aun más!



ERROR 12: Estrujarnos. Está bien que te dejes llevar por el momento de vez en cuando y enloquecerte con tu pareja. Sin embargo, cuando están encima de nosotras, debes ser cuidadoso y no dejar caer todo el peso sobre nosotras, haciendo que nos sea difícil respirar o movernos… lo que nunca es algo bueno durante el sexo.

QUICKIE



Ejercitarse juntos como juego previo, aumenta los niveles de dopamina y disminuye la ansiedad. La transpiración masculina contiene androstadienone, un derivado de la testosterona que eleva nuestra excitación.

No te quedes mudo.Algo tan sencillo como un pequeño gemido o un ‘se siente bien’ (un poco de ‘dirty talk’) nos incentiva, anima y excita más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario