Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

miércoles, 12 de febrero de 2014

Las mujeres no quieren un cuento de hadas quieren un hombre real



Las mujeres no buscan un príncipe azul, quieren un hombre de verdad. No es un superhéroe, no es un actor de película o un adonis, sino una persona de este mundo. Alguien que tenga características básicas para que ellas puedan sentirse plenas estando con él.

No tiene que usar traje y sombrero pero si “tiene que ser un caballero, old school, para tratarme como la dama que soy” coincide Claudia A. con otras lectoras consultadas. Para ella los buenos modales y los detalles no pasan nunca de moda.

Tampoco está de más que ellos tengan buen humor “ni payasos, ni comediantes, ni charlatanes, basta con alguien que nos haga reír cuando haya la oportunidad”, acota Natalia S., agregando que otra de las virtudes que espera la gran mayoría es que el hombre sea sincero y cariñoso.

En eso mismo está de acuerdo Carla V. “Yo no soy gata pero a mí me encanta que mi pareja me mime, me haga sentir amada. Me gusta que él me cuide sin ser controlador, que me dé seguridad”, dice.

Las medidas perfectas
No es que “el hombre sea como el oso, mientras más feo más hermoso”, como versa una canción de la cantante mexicana Laura León. Aunque de gustos no hay nada escrito hay algo que es poco discutible. “La pancita cervecera no va, está bien que no sea fisiculturista pero que no abuse”, indica Claudia.
A ella le gustan los hombres que cuidan su aspecto sin que se conviertan en metrosexuales. Por otra parte, coincide con nuestras entrevistadas en que prefiere que los hombres sean más altos o a su mismo tamaño como para que solo pueda sobrepasarlos cuando use tacones.

La billetera no lo es todo
El hombre proveedor no le viene mal a ninguna mujer. “Me gusta que mi pareja no se canse de gastar en mi, para él es un beneficio el que me vea bonita” manifiesta Karla S. Dice que incluso para aquellas mujeres que pagan sus propias cuentas el hecho de que el hombre lo haga se traduce en un halago y una demostración de cariño en donde el dinero no pesa más que el detalle.

Para Patricia S. las féminas buscan estabilidad económica con los hombres, pero a su experiencia eso no lo es todo. “Lo que me conquista a mí, y a mis padres, es que mi pareja sea trabajador y se dé modos de ganarse la vida”, apunta.

A su experiencia, el ser adinerado no es suficiente “Tuve dos cortejos así; el primero era aburrido y el segundo demasiado divertido, llegué al punto en que con ninguno de los dos podía salir” relata indicando que las relaciones son imposibles si no se lleva una vida social en común, ya sea porque no les gusta salir a los mismos lugares o porque tu pareja se excede en
coqueterías y te toca convertirte en la celosa sicópata.

“El dinero te hace la vida más fácil porque puedes cumplir ciertos deseos, pero eso no te asegura la felicidad” concluye nuestra seguidora de Para Ellas.
Conversaciones y sábanas
A las mujeres les gusta conversar por eso buscan a alguien que comparta sus intereses, concordaron nuestras entrevistadas, las cuales no quieren que los grillos y el silencio incómodo las aleje de ellos.

Mente frente a mente y un cuerpo a cuerpo es lo que ellas quieren, “activo, seguro, romántico y que no sea egoísta en la cama. Que el placer sea reciproco”, añade Patricia C., que no descarta que creativo, incansable y con iniciativa sean otras de las características que los varones deben tener entre sábanas.

Encontrando al ideal
Si querés hallar a la pareja que soñaste la sexóloga Carolina Rivero te recomienda no separar a la persona, lo humano de lo sexual y viceversa. “Para alcanzar la plenitud de a dos es necesario comunicarse. Nosotras tenemos que buscar un compañero con el cual nos preocupemos en que ambos estemos bien”, explica.
Para Rivero, muchas personas llegan a sentirse insatisfechas y frustradas con sus parejas porque no llegan a conectarse con ellas. El primer paso es sentirse bien con él y lo demás viene por añadidura


No hay comentarios:

Publicar un comentario