Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

lunes, 31 de marzo de 2014

Cómo conservar a tu pareja




Queremos ayudarte en lo que es considerado uno de los momentos más angustiosos del ser humano: Ver cómo pierdes a la persona a la que amas. Para ayudarte, te proponemos que medites sobre algunos aspectos a fin de hacer que tu pareja te vuelva a amar, conservar el amor de tu pareja y aclarar puntos importantes. También te vamos a dar consejos realmente eficaces para recuperar la ilusión de tu pareja por ti. Ha llegado el momento de comenzar.

¿Recuerdas dónde se

conocieron?

Esto dice mucho de vuestra relación y de la personalidad de cada uno. No es lo mismo conocerse bailando que viendo un cuadro en un museo. Dos personas que se conocen bailando, seguramente, serán personas activas, alegres y sociables. Mientras que dos personas que se conocen en un museo, seguramente serán personas intelectuales, que les gusta relajarse y que tienen en cuenta los detalles. Por lo tanto, el lugar y momento donde se conocieron dirá mucho de la personalidad y gustos de cada uno. Hay muchos sitios y circunstancias donde se puede conocer a alguien, por eso no vamos a enumerar cada uno de ellos. Es el momento de que medites con calma en tu caso particular. Anota la conclusión a la que llegas en tu caso.

¿Qué les atrajo el uno

del otro?

Este aspecto es clave para poder conservar a tu pareja piensa en lo que más te atrajo en un primer momento de tu pareja. ¿Fueron sus ojos?, ¿su sonrisa?, ¿su figura?, ¿su ternura?, ¿su forma de vestir?, ¿su voz? Piensa en qué te dejó huella en tu corazón y pensamiento. Escribe una lista de las cosas que te atrajeron de tu pareja.

Ahora haz el mismo ejercicio, pero a la inversa. ¿Qué cosas de ti atrajeron a tu pareja? Una vez que dos personas que se gustan cogen la suficiente confianza, se suelen hacer confesiones a cerca de las cosas que atrajeron el uno del otro. Seguro que tu pareja te reveló lo que le atrajo de ti. Haz memoria y anota los aspectos por los cuales atrajiste a tu pareja. Como último recurso, y sólo como último recurso, escribe una nota a tu pareja pidiéndole de forma romántica que te recuerde qué fue lo que le atrajo de ti. La nota que escriba será la que necesitas para este ejercicio.

Una vez tengas las dos listas (lo que te atrajo de tu pareja y lo que a tu pareja le atrajo de ti), medita en qué cosas han cambiado. Para ayudarte, te proponemos una posibilidad: si lo que a tu pareja le atrajo de ti fue tu figura, entre otras cosas, pregúntate: ¿ha cambiado mi figura desde entonces? Piensa en qué has cambiado de cada punto de tu lista, y piensa en qué ha cambiado tu pareja en cada punto de su lista.

Ahora que eres consciente de los cambios que se han producido desde entonces, ¿cuántos aspectos perdidos estás dispuesto/a a recuperar? No presiones a tu pareja para que también recupere aquellos aspectos que te atrajeron de él o ella. Ni siquiera le menciones que van a producirse cambios positivos. Aprovechamos para decirte que todo lo que hagas con relación a este artículo tiene que ser riguroso secreto. Ni siquiera le menciones que has leído este artículo.

Si has conservado a tu pareja satisfactoriamente, y habéis recuperado la ilusión perdida, sólo en ese caso, y si te pregunta, podrás mencionarle este artículo. Esto tiene su explicación, y es que, los cambios que tu pareja vaya haciendo, en cuanto a mejorar la relación contigo, serán un indicador de tu buen avance. Si tu pareja vuelve a sonreír en tu compañía, o si vuelve a cogerte de la mano mientras pasean, etc., serán señales que te indicarán que vas por el buen camino. Sé paciente, no te desesperes, conserva el buen estado de ánimo como sí en ello te fuera tu vida. No caigas en el error, desgraciadamente muy común, de decir que vas a cambiar, o que vas a hacer que te vuelva a amar. No, no, y no. Nunca dan resultado ese tipo de frases.

No hay comentarios:

Publicar un comentario