Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 29 de mayo de 2014

¿La pornografía afecta a la pareja?

Algunas parejas consideran que la pornografía puede ser un estimulante en la relación de pareja, ¿será esto cierto? Continúa leyendo lo que los expertos recomiendan.

Excitación. La sexóloga Carolina Rivero indicó que el único objetivo de la pornografía es la excitación por medio de la observación de personas que por lo general están sin ropa o con poca ropa en actos sexuales. Asimismo, dijo que si a él le gusta mirar pornografía antes de tener relaciones sexuales y además quiere hacer las cosas que vio, “ahí hay que darse cuenta que lo que él quiere es alguien que lo caliente y nada más, no quiere tener un intercambio sexual, una comunicación, que es lo que debe haber en una relación sexual”.

Violencia. La experta añadió que existe una estrecha relación entre pornografía y violencia sexual, “hay varios estudios que vinculan a las personas adictas a la pornografía con el maltrato sexual, debido a que ven a la otra persona como un objeto, por ello no les importa maltratarlas con tal de lograr satisfacerse", sostuvo.

Adicción. La sexóloga puntualizó que cuando se empieza a mirar pornografía, si no lo controla se hace una adicción, porque la persona se va a ir acostumbrando a eso y va a querer ver más. “El problema está en que lo que metes a tu cabeza, no lo podes sacar, por más que digas voy a tratar de olvidarlo, no vas a poder”.

Terapia. Por otro lado la sexóloga Liliana Zabala destacó que está comprobado científicamente que la pornografía puede ser utilizada con fines terapéuticos en las parejas, “aunque todo va a depender de la visión que tengan del sexo, no afecta cuando hay un consenso”. Además, mencionó que hay que tener precaución porque se puede volver una adicción y puede ocasionar rupturas porque uno de los dos no logra estimularse sin ver pornografía.

El doble filo del piropo



Un silbido, una simple expresión como “¡qué linda te ves!”, o una obscenidad pueden ser considerados un piropo. Pero, ¿hasta qué punto estas actitudes, ejercidas por el sexo masculino, pueden vulnerar la intimidad de las mujeres y tornarse en una forma de acoso callejero?

“El piropo es estudiado desde la psicología social, se da del varón a la mujer en torno a la corporalidad y atractivo de lo femenino y usualmente lo brinda un desconocido”, explica Lizette Gallegos, psicóloga.

La especialista enfatiza en que cuando el piropo transgrede la línea del coqueteo se constituye en una agresión a la integridad de las mujeres por su alto contenido sexual.

“Dependiendo de su contenido puede denotar la actitud patriarcal de lo masculino hacia lo femenino, es decir ‘yo soy hombre y puedo decirte cualquier cosa respecto tu cuerpo, imagen y apariencia’”, precisa Patricia Bráñez, feminista.

Gallegos acota que “cuando son soeces y agresivos se convierten en un ataque que una no espera y sucede repentinamente en las calles”.

En una conversación entre mujeres sobre el tema es común que todas coincidan en que de niñas, jóvenes e incluso en la madurez fueron víctimas de acoso callejero.

“Esta clase de piropos son una expresión del machismo y del poder que el hombre siente que tiene sobre ellas. Una imposición de poder que agrede”, enfatiza Gallegos. Bráñez concuerda con la psicóloga y precisa que en las relaciones de poder, el patriarcado cree que el cuerpo femenino le pertenece. “Es una expresión del hombre que cosifica el cuerpo de las mujeres y hasta puede desecharlo”, resume la activista en género.

En estas situaciones, las féminas no están protegidas por un entorno social y esa agresión es alimentada y socapada entre hombres.

“En nuestro medio es frecuente que si una reacciona a estos piropos reciba insultos a cambio, que buscan hacerla sentir mal, que debe ‘agradecer’ el acoso verbal callejero”, agrega la psicóloga.

Bráñez también considera que existe una complicidad machista que responde al patriarcado.

“En el imaginario de los hombres debe ser así e incluso algunas de las reacciones de las propias mujeres están dentro de ese término, justificar un supuesto halago, que está mostrando una relación de inequidad”, indica la activista.

Ambas profesionales concuerdan en que para equilibrar la situación se precisa promover un cambio de actitudes, donde tanto hombres como mujeres se miren como iguales.

Sensibilización

En el ámbito internacional se han desarrollado campañas en las que se invierten los roles y se observa a un hombre acosado verbalmente por una mujer. Los videos se pueden ver en la red.

Percepción

Un estudio de la Universidad Abierta Interamericana detectó que 59,2% de las mujeres que fueron “piropeadas”, o sea seis de cada diez, manifestó haberse sentido incómoda e intimidada con el supuesto “piropo”.

Diferencias

Se podría decir que hay “grados de piropos”, algunos pueden buscar el coqueteo, pero cuando son sexistas e intimidan se tornan en una agresión y en una forma de acoso callejero. Solo tú puedes calificarlos.

Fuente: Lizette Gallegos, Psicóloga (2433573) y Patricia Brañez, Feminista.


Adiós a las relaciones tóxicas

Las relaciones tóxicas son aquellas en las que de una manera u otra, una o ambas personas involucradas terminan lastimadas física, emocional o psíquicamente.

Cómo saber si estás en una relación tóxica.

Te da miedo o preocupación expresarte libremente.

Si lo pudieras poner en una balanza, pasas más tiempo sintiendo ansiedad o tristeza que felicidad y paz.

¿DESCONFÍAS DE TU PAREJA?

Tus estados de ánimo dependen de cómo esté tu relación. Tienes momentos de inmensa rabia o desesperación. Eres abusado(a) verbal, sexual o físicamente. Sientes que das más de lo que recibes.

¿COMÓ SON LAS RELACIONES TÓXICAS?

Primero que nada, a ningún nivel y bajo ninguna circunstancia es sano quedarse en una relación tóxica. Si eres infeliz, debes tomar acción.

Por otro lado, es importante entender el por qué nos encontramos con este tipo de relaciones, especialmente si tendemos a repetir el patrón.

Como todo lo que vivimos, nuestras relaciones tienen un propósito superior. Este propósito incluye afectar a otro ser, ser afectados por ese otro ser y aprender lecciones sobre nosotros mismos y lo que vinimos a hacer en este plano. En este sentido, las relaciones pasan de ser una interacción entre dos personas, a ser un instrumento para el autoconocimiento y la superación espiritual.

Existen varias versiones de por qué caemos en relaciones tóxicas. Algunos creen que son almas gemelas o contratos kármicos que tenemos con otras almas y que venimos a sellar o cancelar. Hay quienes piensan que antes de encarnar en estos cuerpos, nosotros mismos (o nuestra alma) escoge vivir ciertas situaciones difíciles para aprender las lecciones que nos van a impulsar en el proceso espiritual que todos debemos recorrer. Y otros creen que dependiendo de nuestra evolución espiritual, se nos presentan más o menos oportunidades de superar obstáculos. Si ganamos la prueba, avanzamos y si no, nos estancamos. Las relaciones con los demás son una de las pruebas más efectivas.

APRENDE DE LAS RELACIONES TÓXICAS

Lo primero es observar nuestra relación honestamente y ser sinceros sobre la calidad de ésta y lo que nos aporta.

Si vemos la vida en perspectiva –no desde el dolor o ansiedad que sentimos en este instante, sino desde una escalera donde avanzamos paso a paso– cualquier cosa que estemos viviendo en este momento tiene una razón de ser superior a nuestra experiencia terrenal.

¿Si estuviéramos completamente seguros de lograr superar lo que estamos viviendo nos llevaría a momentos y lugares mejores?, ¿Cómo viviríamos el presente? ¿Si entendiéramos que el dolor o problema que enfrentamos hoy es sólo un punto diminuto en un Universo de posibilidades, le otorgaríamos la misma importancia? ¿Nos aferraríamos a él?

El dolor es parte de nuestro camino. Es inevitable. Es parte de la experiencia humana. Sin embargo, viene y va. Pasa. Y esa es la primera cosa que debemos recordar cuando nos enfrentamos a una situación dolorosa. Esto también pasará.

Segundo, el control es nuestro. Imaginemos ese poder: ¡Todo lo que queremos lo podemos tener! Pero tenemos que explorar a fondo primero nuestras opciones y no dejarnos llevar por caprichos del corazón o de la mente. Si ya estamos en una relación tóxica, es nuestra decisión aprender de ella y superarla.

¿Qué podemos aprender de una relación tóxica? Depende de nuestro camino y propósito. Puede ser el amarnos a nosotros mismos, el perdonar, el manejar la rabia y la frustración, el evitar la tentación, el encontrar la conexión cósmica en toda relación terrenal… En fin, muchísimas cosas! Pero sólo nosotros podemos encontrar la respuesta a nuestra situación.

Sin embargo, lo importante es entender que no tenemos por qué quedarnos en este tipo de relación y que estaremos bien cuando la terminemos. Siempre y cuando veamos las cosas desde la perspectiva espiritual –como prueba y aprendizaje– el dolor momentáneo de la separación pasará a un segundo plano, y la fuerza y sabiduría que ganaremos será lo principal.

HERRAMIENTAS PARA SUPERAR LA SEPARACIÓN

Identificar las razones concretas por las cuales esta relación no debe seguir.

Identificar y reafirmar las razones concretas por las que nos merecemos una mejor y más armoniosa relación.

Identificar las lecciones sobre nuestro propósito de vida y sobre nosotros mismos que debemos aprender a partir de esta relación.

Visualizaciones de separación física y energética para disipar energías negativas y dañinas.

Purificación de nuestro cuerpo y energía para reducir la ansiedad, el estrés y la enfermedad que viene a partir de las relaciones tóxicas.

Construir afirmaciones que ratifi quen nuestro amor propio, que nos merecemos amor verdadero y que la relación perfecta para nosotros ya existe –sólo tenemos que limpiar el camino para que llegue a nosotros.

Mapa de tesoro para trazar el camino hacia nuestras nuevas metas. Plan de acción.

Sanación espiritual y física que nos ayude a conservar y aumentar el ki (En la cultura china tradicional el kì es un principio activo que forma parte de todo ser vivo y que se podría traducir como “flujo vital de energía”.

lunes, 26 de mayo de 2014

Consejos para reavivar la pasión

El deseo en la pareja es algo muy difícil de mantener a través del tiempo ya sea por costumbre o por problemas. Pero lograrlo tampoco es imposible, para ello le sugerimos algunas "infusiones" para conseguirlo.

El chocolate. La nutricionista Verónica Vargas explicó que el chocolate contiene sustancias que son liberadoras de placer, como la teobromina, la feniletilamina, misma que es sintetizada por el cerebro en momentos "especiales", y la anandamida, causante de bienestar general, además colabora en mejorar los niveles de dopamina, sustancia asociada a la excitación y el placer sexual.

Así mismo, mencionó que se lo puede tomar caliente o frío con agua o leche de 10 a 15 gramos por día, pero sin exagerar ya que contiene un compuesto llamado ácido oxálico el cual puede causar fracturas muy frecuentes y osteoporosis a largo plazo.

Maca. Vargas indicó que la maca promueve el balance hormonal del cuerpo, sus complejos fotoquímicos estimulan un adecuado suministro de hormonas, para un mejor funcionamiento de todos los órganos, aparatos y sistemas del cuerpo. La maca en polvo se puede utilizar en batidos, en té, leche de nuez, café o como sustitutos del chocolate, además se lo puede utilizar en la sopa y postres. Agregó que hay que tener mucho cuidado porque algunas personas son alérgicas a la raíz.

Cardamomo. La especialista sostuvo que también es conocido por sus propiedades afrodisíacas, debido a que es un poderoso estimulante del sistema nervioso. Se ha considerado un ingrediente increíble para tratar la impotencia y lograr reactivar el deseo sexual, pero su exceso puede llevar a la impotencia. Se lo puede tomar en infusiones como té.

Té verde. El nutricionista Edwin López indicó que contiene betacaroteno, el cual está relacionado a la parte sexual por los antioxidantes. Además sostuvo que los alimentos o infusiones que contengan vitamina C y E son considerados afrodisíacos ya que están relacionados con la relajación del cuerpo y por lo tanto hace que exista mayor estimulación.

Zinc. López remarcó que todos los alimentos que contengan zinc ayudan, especialmente a los varones en la maduración de las gónadas ya que estimulan el deseo sexual. Entre los alimentos que contienen zinc están la almendra, nuez, mocochinchi, semilla de girasol, linaza, entre otros.

jueves, 22 de mayo de 2014

Accidentes durante la intimidad

Algunas parejas optan por nuevas posiciones durante la intimidad, tal vez porque lo vieron en una película o lo leyeron en algún libro, pero sin tomar en cuenta las lesiones o dolores que tendrán, continúe leyendo que más abajo expertos explican sobre los accidentes más comunes.

Torcedura de tobillo Esto ocurre porque el hombre está de cuclillas totalmente apoyado en sus pies y mantener esa postura con el vaivén es bastante complicado. Por ello, "puede producirse una torcedura de tobillo", indicó la sexóloga Carolina Rivero.

Dolores musculares. Rivero sostuvo que esto se da cuando el coito ha sido prolongado y durante ese tiempo ha estado en una posición que no estaban acostumbrados. "Sobre todo esto se da en la mujer, que llega a tener macurca, es decir, dolor de músculos".

Fractura. En realidad esto no es una fractura, porque el miembro masculino no es un hueso, pero así se llama el cuadro clínico y la persona que pase por esto tiene que ir de emergencia. "Hay que aclarar que esto no es por la penetración coital, si no por un juego sadomasoquista y es aquí cuando ocurre", explicó la sexóloga.

Lesión en la cadera. La especialista puntualizó que esto se da por hacer movimientos inusuales, tiene que existir mucha fuerza o que estén encima de una mesa y cuando los cuerpos están enredados y al caer queda una pierna arriba y la otra abajo, además de las lesiones de cadera están los desgarros musculares, tortícolis, golpes, todo esto debido a las relaciones sexuales de tipo muy violento.

Desgarres vaginales. La sexóloga Liliana Zabala mencionó que por lo general sucede en mujeres que han tenido por primera vez una relación sexual o cuando están con el periodo menstrual debido a que “hay mujeres que se excitan cuando están con su periodo y muchas hasta llegan a masturbarse, lo que sucede es que ocurre un desgarre por los movimientos bruscos”.

Laceración. Zabala sostuvo que la laceración no es más que una llaga en el hombre en el pene y en la mujer en la vagina, en ambos casos les arde al orinar, mismos que son ocasionados por relaciones sexuales salvajes.

domingo, 18 de mayo de 2014

Lo que no debes renunciar en una relación de pareja

Existen un sinfín de ejemplos para relaciones controladoras, abusivas y restrictivas. Es bueno recordar que una relación saludable siempre entrega libertad y vida a nuestra existencia. Es fundamental hacer esta aclaración, y saber qué es a lo que nunca debemos renunciar en una relación. De eso se trata este artículo.

1. El derecho de decidir.

No dejes las llaves de tu crecimiento y felicidad en los bolsillos de otro. Las relaciones no se basan en autoridad u obediencia; se basan en acuerdos de amor y respeto. No puedes vivir el resto de tu vida siendo la fantasía de alguien más.

Debe existir compromiso y el espacio para hacer lo que consideras apropiado, incluso si alguien querido está en desacuerdo. Entrega, pero no permitas que te usen. Escucha a quienes amas, pero nunca dejes de poner atención a tu voz interior.

2. La necesidad de ser entendido.

No hay nada más íntimo que ser entendido y entender al otro. Incluso cuando existan diferencias, toda relación sana contiene esta mutua comprensión.

Recuerda escuchar sin defender, y habla sin ofender. La comunicación, no solo constituye una parte importante de una relación, es la relación completa. Hay solo una regla para llegar a ser un buen comunicador: La voluntad de escuchar a otros.

3. La libertad de amar.

El amor es la fuerza creativa del universo. Cuando el amor está presente en nuestras vidas nos sentimos más felices, más optimistas y satisfechos. Sin amor en nuestras vidas, nos volvemos gruñones, cínicos, resentidos y críticos con nosotros mismos y con otros.

Abre tu corazón y da amor. Ama a la gente, ama experiencias y amate a ti mismo. Aléjate de los que traten de detenerte.

4. El coraje y la determinación de experimentar en la vida.

Para vivir una vida increíble, debes perder el miedo a equivocarte. Recuerda que hacer algo y equivocarte es al menos diez veces más productivo que simplemente no hacer nada. Incluso cuando las cosas no resulten, al final, ganas experiencia. Y la experiencia es, a menudo, la cosa más valiosa que tienes para dar.

No dejes que alguien te intimide para avanzar. Todo en la vida es un experimento.

5. Disfruta.

Nunca dejes que algo o alguien se interponga en tu felicidad. Vive una vida que se acomode para hacerte reír

cada día. No querrás darte cuenta mañana que tu vida se reduce a un cúmulo de deberes y promesas demasiado vacías.

Así que… canta en tu carro a viva voz, baila en el living de tu casa, pinta tu casa del color que te plazca, haz una fiesta, escribe poesía y lee libros tan buenos que te hagan perder la noción del tiempo. Simplemente sigue viviendo y disfrutando…

6. Otras relaciones importantes.

Si una relación te está aislando del mundo, es tiempo de liberarte. Después de todo, una parte fundamental del amor es la libertad.

Así que no culpes a tu actual relación de interferir en otras relacione importantes, o que te roban tu autoestima y libertad personal. No, no culpes al amor. No es amor, es posesión, manipulación, confusión. El amor no tiene nada que ver con esa situación.

Igualmente si alguien espera que seas quien no eres, da un paso al lado. Es más sabio perder una relación por este motivo, que mantenerla intacta pretendiendo ser alguien que no eres.

7. Tu tranquilidad y paz Interior.

No importa qué hagas o cuan increíble seas, a pesar de todo esto hay gente que te molestará, te faltará el respeto y te tratará mal.

Déjalos ser, deja que el karma sea el que se encargue de las cosas crueles que han hecho. El odio y la negatividad llenarán tu corazón y tu mente, consumiéndote a ti y a tu potencial. Comenzarás a sanar y a madurar emocionalmente cuando dejes atrás esas heridas del pasado, perdonando a la gente que te ha dañado y perdonándote a ti mismo por los errores cometidos.

8. Tu imperfecta magnificencia.

No es difícil encontrar a alguien que te diga que te ama, lo realmente difícil es encontrar a alguien que de verdad lo sienta. Eventualmente lo encontrarás, así que no te enamores precipitadamente. Encuentra a alguien que no se avergüence de decir que te extraña. Alguien que acepte el hecho de que no eres perfecto, sino que te ame tal como eres. Alguien que te entregue completamente su corazón.




Qué hacer cuando tienes dos citas

¿Te ha pasado de estar soltera y de repente tienes dos chicos peleando por una cita contigo? Si te ha pasado o te está pasando, ¡no desesperes! Aunque puede ser estresante y confuso, debes sentirte afortunada. Pero debes tomar rápidamente una decisión y es inevitable que alguno saldrá herido, pero lo fundamental es poder elegir al hombre adecuado. Te damos algunos tips.

Para tomar en cuenta. Haz una lista mental o toma papel y lápiz y comienza a escribir las cualidades que cada uno tiene, esta lista te ayudará a pensar realmente lo que quieres y analizar los comportamientos y actitudes de cada uno para definir bien qué cosas te gustan y qué cosas no. Además hay factores que ayudan a determinar la compatibilidad con otra persona. Por ejemplo, si él suele salir todos los fines de semana y tú eres más hogareña. La química y los sentimientos son claros indicadores. Tómate un tiempo para pensar realmente en lo que sientes y en lo que quieres y lograrás saber cuál es la decisión correcta

viernes, 16 de mayo de 2014

En la edad de oro sé amigo de la computadora

Muchos adultos mayores tienen problemas para entender el nuevo lenguaje generado por las tecnologías, lo que limita la utilización de múltiples avances tecnológicos, que podrían resultar muy útiles a esta franja etárea.

Dificultades. Pensemos solo en las largas colas en el banco o los riesgos en la seguridad que causan las limitaciones en el uso del cajero automático, la dificultad para comprar virtualmente en aquellos con problemas de desplazamiento y el pleno uso de celulares, tarjetas de crédito, computadoras e Internet. Las dificultades no se relacionan con la capacidad cognitiva, sino que son producto de una socialización temprana donde estos elementos no existían. Incorporar nuevos esquemas para la comprensión de estos lenguajes puede resultar menos sencillo que para otras edades, pero lejos se encuentra de ser imposible. Solo exige más tiempo, destaca la psicóloga norteamericana Czaja, pero con entrenamiento y ejercicios pueden lograrlo

¡No puedo hacerlo sin tí!

Existen personas que tienden a buscar relaciones intensas y enfermizas, el novio o la novia son agresivos, maltratan, controlan, buscan la mínima ocasión para pelear y hacer sentir culpable al otro. Eso tiene un nombre, se llama codependencia, entérate qué significa y qué debes hacer si te consideras una persona así.

La psicóloga Isabel Mostajo Salazar, titulada en la Universidad Mayor de San Simón con un Diplomado en Psicología Clínica, nos ayuda a entender este tema.

¿Qué es la codependencia?

Mostajo afirma que la codependencia es aferrarse a algo o a alguien. Las personas a lo largo de nuestras vidas vamos dándole sentido a muchas cosas que nos suceden y entre esas pueden ser malestares y sufrimientos, entre otras.

En realidad, cuando vemos que una persona está en una relación con alguien que la maltrata, la domina, le hace daño y pese a todo eso no finaliza con eso, es ahí donde existe una codependencia. Esa necesidad de aferrarse a sentimientos destructivos mediante una persona o cosa, puede ser desde una relación sentimental hasta un hábito.

¿Hay cura?

Mostajo expresa que si la codependencia llega a molestar en los sentimientos y emociones, existe terapia psicológica para ayudar a las personas que sufren esto. Cada persona y caso es diferente, es importante acudir a un profesional en este caso un psicólogo, éste principalmente identificará la relación que el paciente tiene con la persona o cosa a la que se ha aferrado y después tendrán que seguir una serie de pasos para llegar a poner solución al problema que causa molestias.

¿Cómo me doy cuenta si soy codependiente?

Mostajo comenta que valerse por sí solos a medida que pasan los años es un signo de madurez, esto significa que llegamos a satisfacer nuestros deseos y necesidades porque nosotros mismos hicimos que eso sucediera, pero si necesitamos de “algo” o “alguien” para satisfacer nuestros deseos y solucionar los problemas, ese es uno de los principales síntomas de codepender.

Un claro ejemplo es que los drogadictos son adictos a las drogas, los alcohólicos son adictos a las bebidas alcohólicas y los codependientes pueden ser adictos a todo lo mencionado e incluso a personas que los lastiman física y/o verbalmente.

CONSEJOS PARA ENFRENTAR LA CODEPENDENCIA

Principalmente, es importante que los padres enseñen a los hijos a reflexionar para que puedan enfrentar los problemas del día a día. Esta reflexión ayudará a encontrar la respuesta a ¿qué de este problema tiene que ver conmigo?

Mostajo también afirma que hay que encontrar personas responsables e independientes que nos ayuden a buscar una salida y ver la vida de otro modo, que sepan enfrentar sus problemas y no utilicen otros recursos ni escapatorias para la solución de las mismas.

Si nos relacionamos con personas depresivas, adictas a drogas y bebidas alcohólicas, entre otras, sólo empeorará la situación.

Si bien no podemos relacionarnos con mejores personas que nos ayuden a salir del problema, es importante hacer una consulta psicológica para encontrar una solución efectiva.

La codependencia en la adolescencia hacia los amigos o la pareja es una etapa en la cual se puede decir que la persona está buscando su identidad en otras. Esta etapa puede ser pasajera, en especial cuando encuentran a un mejor amigo o amiga y quieren vestir y actuar de la misma manera o cuando consumen ciertas cosas para satisfacer necesidades de otros. El adolescente a medida que va creciendo se encuentra a sí mismo y realiza su vida con normalidad, pero también hay personas que no maduran en ese aspecto y necesitan de otros para ser ellos.

Para tomar en cuenta:

• El primer paso que se debe dar es reconocer que sí existe una codependencia hacia una persona o cosa.

• Buscar ayuda profesional, apuntar una cita con un psicólogo para hablar sobre el tema y buscar una salida adecuada.

• No sentirse responsable de la vida ajena, preocuparse por uno mismo y dejar que las demás personas tomen control de ellos mismos.

• Satisfacer las necesidades propias antes de satisfacer necesidades ajenas.

• Hacer lo que realmente te hace feliz y dejar que todo lo malo y lo que impide la felicidad se vaya poco a poco.

Encontrar una salida por cuenta propia o profesional nos puede servir mucho. A veces, pensamos que buscar una ayuda psicológica es sinónimo de locura, cuando en realidad nos ayudará a remediar esas molestias que sentimos y a tener una vida mejor.

jueves, 15 de mayo de 2014

Lo que ellas deben callar

“Cometí el error de contarle a mi pareja con quién perdí mi virginidad y cuando no tenía ganas de tener relaciones sexuales, él creía que era porque estaba pensando en mi ex. Este era el principal motivo de nuestras discusiones, creo que hasta el día de hoy se siente molesto por esto”, reveló Natalia (nombre ficticio), de la misma manera, María sostuvo que uno de sus grandes errores fue haber comparado a su pareja con otro en la intimidad. "Fue a manera de hacerle una broma, pero lo creyó todo y terminamos", afirmó. Estas mujeres cometieron "errores", que ahora los expertos explican por qué hay que evitarlos.

Virginidad. El psicólogo Johnny Ledezma expresó que el hombre por lo general insiste en saber con quién perdió ella la virginidad. Existen parejas que entre ellos lo hablan como cualquier información, pero otras lo utilizan para justificar sus actos a raíz de esa situación “para no generar malestar en la pareja lo conveniente es tener privacidad, pero si la persona desea contarlo en su momento lo hará”, sostuvo el profesional.

Beso. Ledezma mencionó que contarle a la pareja con quién fue su primer beso es mejor decirlo cuando están de amigos, así él sabrá con quién se está relacionando. “La persona que juzga a raíz de esta situación es porque tiene un problema de celos enfermizos", apuntó. Mientras, la sexóloga Carolina Rivero remarcó que uno de los principales problemas que puede generarse en la pareja es que al contarle cosas personales, él lo divulgue ya sea porque esté en un momento de ira o despechado, al hacer esto esa persona está demostrando que no es de confianza.

Autosatisfacción. El psicólogo sostuvo que cuando hay insatisfacción en la pareja se lo debe decir. "Lo que no se puede decir es que se masturba para lograr la satisfacción que él no le da", aseveró el especialista.

Experiencias sexuales. El psicólogo remarcó que no es favorable que tu pareja actual sepa las experiencias sexuales que viviste con tu ex, debido a que lo único que va a generar son conflictos “del por qué me lo está contando”. La sexóloga sostuvo que hay cosas que sí se pueden contar, “hasta podes decirle cuántos cortejos tuviste; pero lo que no podes contarle es qué fue lo que hiciste en la intimidad con ellos", dijo.

Recomendaciones. Ledezma puntualizó que se debe tomar en cuenta lo que se está viviendo el aquí y el ahora, vivir del presente, "de nada te sirve seguir escarbando el pasado".

7 cosas que no sabes sobre ellos y el sexo

“Para los hombres el sexo es como la pizza: incluso cuando es malo, es bueno”. Este es un típico estereotipo del sexo masculino y uno de los mitos que debemos descartar de una buena vez. “Siempre hablamos de las diferencias entre hombres y mujeres, pero creo que exageramos”, explica Abraham Morgentaler, M.D., autor de Why Men Fake It: The Totally Unexpected Truth About Men and Sex. Como director de Men’s Health Boston y profesor clínico de urología en el Harvard Medical School, Morgentaler ha estado ayudando a hombres y sus vidas sexuales desde hace más de 25 años. Como el titulo del libro implica, él escucha muchas cosas interesantes en su práctica. Por eso, Morgentaler decidió aclarar cuales son las cosas más sorprendentes que las mujeres no sabemos de los hombres y el sexo. Quizá te quieras sentar antes de leer esto.


VERDAD 1: Los hombres pueden fingir orgasmos (y lo hacen). En un estudio de caso que inspiró el libro del experto, un hombre que no podía alcanzar el orgasmo durante la relación sexual, decidió fingirlo para que su novia no se sienta ofendida. El problema era que este hombre no podía dejar de fingir orgasmos con su pareja, por eso acudió a Morgentaler. ¿Shockeada? Pues no es el único caso.


“Mientras escribía este libro y hablaba con personas sobre este tema, era sorprendente cuantos hombres me contaron que fingieron un orgasmo”, asegura Morgentaler. Y, ¿qué sucede con la ‘evidencia’? Si él usa condón, no te darás cuenta si lo bota rápidamente. “Si  no usa condón, la cuestión es cuánto fluido hay en la zona y cuán consciente estás de ese hecho”, dice Morgentaler.


VERDAD 2: Un orgasmo masculino no siempre llega con evidencia. ¡Es enserio! Y en algunos casos, los hombres pueden llegar al orgasmo sin eyacular, asegura Morgentaler. En algunos hombres con diabetes, la apertura en la vejiga no cierra bien y el fluido puede volver a la vejiga (y es expulsado cuando hacen pis luego de la relación sexual). También se da en hombres que practican sexo tántrico, aunque Morgentaler no esta 100% seguro que realmente lleguen al orgasmo sin eyacular.


VERDAD 3: Fingen por la misma razón que nosotras. De acuerdo a la mayoría de los hombres que Morgentaler ha tratado, la razón principal por la que los hombres fingen un orgasmo es porque no iban a llegar durante el sexo, no durante esa vez (que es una de las razones por las que las mujeres fingimos). Quizá bebió demasiado, quizá esta ansioso o con medicaciones para la ansiedad o la depresión. “Es muy parecido a lo que sucede con las mujeres. Es una manera de decirle a tu pareja que todo esta bien, que ella es fabulosa pero que hoy no es el día y que ya es suficiente por ahora”, explica Morgentaler. En esencia, ambos sexos lo fingen por motivos desinteresados y generosos (lo que no es algo bueno, aunque suene así).


VERDAD 4: No siempre tienen ganas. “Esta idea que los hombres siempre están listos y dispuestos para tener sexo no es verdadera. Puede ser verdad a los 18 años, pero una vez que el hombre tiene responsabilidades, las cosas cambian”, asegura Morgentaler.


Pensamos que es normal en el caso de las mujeres, cuando no tenemos ganas porque estamos estresadas o hinchadas o con las hormonas revueltas, pero por alguna razón asumimos que los hombres son inmunes a este tipo de cosas (a no tener ganas). Pero no lo son. Así que si realmente no tiene ganas esta noche, no te “frikees”, no pienses que “no lo excitas” y no hagas escándalo—es totalmente normal que ellos digan no al sexo de vez en cuando.





VERDAD 5: Los hombres están mas enfocados en tu placer.Este es un mito común: los hombres pueden ser egoístas en la cama. Pero sucede lo contrario. Los hombres, como las mujeres, a menudo están más preocupados por complacer a su pareja. “Cuando el hombre tiene sentimientos hacia su pareja—incluso solo si quiere gustarle—se enfoca en satisfacerla y ser bueno para ella”, asegura este experto en su libro.


Uno de los ejemplos favoritos del experto sobre este tema es el de un paciente parapléjico que cuando finalmente pudo tener sexo con su mujer (con la ayuda de inyecciones para su pene) le dijo a Morgentaler que se sintió como un hombre nuevamente—aunque él no sintió absolutamente nada. “Esta historia es sobre lo que realmente significa para el hombre ser un proveedor sexual”, dice el experto. Por otro lado, el experto cuenta que los hombres que acuden a su consulta buscan una erección más dura. Sin embargo, la firmeza no afecta la sensibilidad de su orgasmo—solo afecta el nivel de erección que él puede dar a su pareja. “No es sobre él mismo—es sobre quién esta tratando de ser para su pareja”.


De acuerdo a una pequeña encuesta realizada por M de Mujer, ellos se sienten en las nubes cuando su pareja alcanza el orgasmo. Una de las razones es porque se sienten victoriosos (¿Viste a un hombre luego de recibir una promoción en el trabajo? ¿O luego de que su equipo de futbol gane la liga? Así es como se sienten en la cama: cuando llegues al orgasmo, seguro esta sintiéndose como un campeón).


Otra de las razones es porque les gusta nuestras expresiones (corporales, faciales y lingüísticas) cuando alcanzamos el orgasmo. Otro entrevistado expresa que nuestra felicidad es importante (además que darnos un orgasmo es más divertido y barato que comprarnos zapatos o flores).


VERDAD 6: Son súper sensibles sobre su performance sexual.Nuevamente, no somos tan diferentes, ¿verdad? Morgen-taler tuvo pacientes con una disfunción sexual que tenía sus raíces en un comentario o experiencia negativa del pasado. Casos como un hombre atractivo que tuvo una mala experiencia con el alcohol y maridos devastados porque se enteraron que su esposa fingió un orgasmo, le demostraron al experto que la confianza y la masculinidad del hombre tiene profundas raíces en cómo ellos se ven a sí mismos a través de los ojos de sus parejas sexuales. Obviamente esto no significa que debas mentir a tu pareja sobre lo fabuloso que es en la cama (tú tampoco quisieras que te hagan eso), pero Morgentaler sugiere: “Si un hombre ha hecho algo bueno para ti sexualmente, dile. Incluso un simple ‘eso estuvo fabuloso’, hará maravillas para él y su autoestima”, asegura el experto.


VERDAD 7: Puedes tener una libido más alta que él. De acuerdo a Morgentaler, estamos en plena revolución sexual. Las mujeres se liberaron con respecto a su sexualidad y se sienten más cómodas pidiendo exactamente lo que quieren en la cama, lo que es positivo. Pero sorprendentemente, esto llevó a más consultas masculinas. Los chicos están familiarizados con el estereotipo de que ellos deberían tener libidos más altas que nosotras, aunque no es verdad. “Lo que veo mucho más ahora son hombres que vienen y describen una relación donde su pareja quiere más sexo que él. No es que su libido esté baja, es solo que algunas mujeres tienen una libido más fuerte. Siempre fue así, pero culturalmente ellas no lo expresaban como lo hacen ahora”, dice el experto. De hecho, cada vez más hombres acuden a su consulta pidiendo ayuda para “seguirle el ritmo” a la libido de su pareja.


Nadie sugiere que las mujeres tengan libidos más bajas o que se sientan avergonzadas por su deseo sexual. Ambos géneros tienen que aceptar que las libidos disparejas (en cualquier dirección) son totalmente normales. “Lo importante es cómo las parejas negocian esto. Uno tiene que ser respetuoso con la sexualidad de la otra persona”, aconseja Morgentaler.





¿POR QUÉ NO TIENE GANAS?
14.4 por ciento de los hombres reportó sentir falta de interés sexual durante dos meses en el ultimo año, de acuerdo a un estudio de The Journal of Sexual Medicine.
Las causas más comunes son:
1. Baja autoestima sexual. Solo un incidente de defunción eréctil puede llevarlo a pensar que puede pasar nuevamente y su libido general disminuye, explica el terapeuta sexual Brandy Engler.
2. Estrés laboral. Puede que esté estresado en el trabajo (es la razón #1 por la falta de libido).
3. Algo falla en la relación. “Si hay un problema en la relación de pareja y él no lo está expresando o tiene algún resentimiento, su cuerpo no responderá al deseo”, explica Engler. ¿No nos sucede los mismo a nosotras?
4. Esta (sexualmente) aburrido. Esto puede pasar, pero no lo tomes personal, porque no es por ti. Puede ser que tu vida sexual haya caído en la rutina, lo que siempre sucede. Además muchos hombres aseguran que ellos son los que se alejan un poco de su pareja cuando son siempre ellos los que inician el sexo.

QUICKIE
Cuando las mujeres salen y toman un trago, arriesgan su salud sexual: 40% de las mujeres dice que es mas probable que tengan sexo sin protección si han estado bebiendo.

Ayuda a tu hijo a superar una ruptura de pareja


Las rupturas sentimentales son siempre un shock y producen dolor, aunque ya sean un asunto que se veía venir por crisis previas y desavenencias continuas. Una cosa es ir intuyendo que la relación no puede ser y otra encontrarse en medio de un cambio drástico en la vida. Cuando es un hijo quien pasa por el trance, las madres queremos protegerles de ese dolor del corazón partido; quizás porque, la que más o la que menos, sabe lo duro que es.

Los hijos que confíen en sus madres, acudirán a ellas de inmediato en busca de consuelo y desahogo. Sin embargo, hay cosas que no deben decirse ni hacerse, cuando él o ella acaban de romper con su pareja.

LO QUE NO DEBES HACER ANTE UNA RUPTURA DE PAREJA DE UN HIJO

No hagas de lo ocurrido un acontecimiento familiar. Intenta hablar primero a solas con tu hijo, y que sea él quien decida cuándo y cómo comunicarlo al resto de la familia. Cuanto más respetes sus tiempos de asumirlo, más confiará en ti.

No quieras sonsacarle las palabras, déjale a su ritmo y que cuente lo que desee. Acabará por explicarte todo, pero en el primer instante sólo quiere sentirte ahí, apoyándole en silencio. Es su momento, déjale desahogarse hablando; casi habla más para sí mismo que para ti. Le servirá de mucho tu prudente forma de escuchar.

No hagas una tragedia griega del problema, pero tampoco contengas tus emociones como si no pasara nada. Abrázale y facilita que salga toda esa emocionalidad que lleva dentro y quiere contener por orgullo o pudor. Unas lagrimitas en común por el adiós al pasado no harán daño a ninguno de los dos. Y llorar alivia mucho la tensión.

No critiques a su ex pareja. Esa persona le habrá aportado cosas valiosas que es justo seguir teniendo en consideración aunque hayan tenido diferencias entre ellos. Esos asuntos deben juzgarlos ellos; quienes les amamos, sólo podemos estar atentos para rescatarles de caer en el rencor o en el sentimiento de fracaso. Cuanto más natural lo vea todo, cuanto más comprenda que todo está bien y que necesita tiempo para verlo en perspectiva, mejor superará la separación.

No le digas “ya te lo avisé”, “no debiste seguir con él (o ella)”, “siempre me pareció esto o aquello”. Por acertada que estuvieses, no interesan tus opiniones personales sobre su ex pareja en este momento. Seguro que tu hijo se hace ya suficientes reproches.

LO QUE SÍ DEBES HACER

· Aprovecha la primera frase positiva que le escuches decir para seguir la conversación lejos del tema del pasado. Dale seguridad, dile que es normal que se sienta mal, pero que pronto se sentirá mejor, que debe centrarse en el presente, y anímale a descansar y hacer planes para el futuro. Sin duda, le será más fácil pasar la página si siente que se abren nuevas oportunidades y que puede recuperar antiguos planes que dejó de lado por vivir en pareja.

· No es fácil ver a un hijo pasar por esos trances, pero hay ciertos aspectos que son inevitables:

La ruptura de la pareja es una vivencia que, aunque dolorosa y desagradable, no es grave.

Es necesario relativizar la situación sin desatender los sentimientos del que sufre de desamor.

Los pequeños gestos de afecto y cercanía se agradecen cuando alguien está en esa situación, pero sin continuas caras de compasión o tristeza, ni darle vueltas innecesarias a las cosas.

El tiempo lo cura todo, suele decirse, pero hay que esperar que pase y, mientras tanto, paciencia, cariño y mucha mano izquierda para afrontar los altibajos emocionales que sin duda irán llegando.

Las mamás sabemos que los hijos superarán ese momento, que le esperan muchas cosas buenas en la vida, que son más fuertes de lo que creen en el momento de la crisis, pero ellos no lo sabrán hasta que lo hayan vivido. Lo mejor es dejarles pasar el duelo y demostrarles que no están solos, que es importante el día a día, que pueden recuperar esa dedicación a sí mismos que habían ocupado en dedicarle a la pareja.

Cuando quieras ayudar a tu hijo en su dolor por una relación rota, dale su espacio, permite que se desahogue sin aconsejar, anímalo a hacer actividades o salir con los amigos, simplemente sé el apoyo incondicional que necesita. No hay más. Paso a paso, como cuando empezaban a caminar y, de pronto, se caían al piso… allí estabas tú para ayudarle a levantarse y seguir andando.

martes, 13 de mayo de 2014

Parejas de diferentes países, ¿un espacio para lograr la interculturalidad?

"Como en la música, cuando pones clave de fa al inicio de un pentagrama, una nota no tendrá el mismo sentido que cuando se coloca clave de sol. En esta investigación, cuando pones ‘clave’ de amor, las relaciones cambian”, manifiesta la autora del libro Parejas de diferentes culturas. ¿Espacios propicios para la interculturalidad?, Inés Gonzales.
Parejas de diferentes culturas... es una investigación realizada en La Paz y Cochabamba en la que se entrevistó a 12 parejas, en su mayoría matrimonios, conformados por una persona de nacionalidad boliviana y una extranjera con la finalidad de conocer si en el ámbito privado, con el amor como mediador, se puede lograr una verdadera interculturalidad.
"La interculturalidad es un tema que nos preocupa como institución (ERBOL) y lamentablemente, como un tema de política pública, no ha dado muchos resultados (...). Siempre se imponen las tensiones culturales, inclusive en La Paz, y entonces nos preguntamos: ¿Cómo será en el ámbito privado? ¿Será que en las parejas se plantean relaciones de poder?”, manifiesta la autora de la investigación y responsable de comunicación educativa en ERBOL, Inés Gonzales.

El estudio incluye a parejas con y sin hijos. En su mayoría conformadas por ciudadanos estadounidenses o de países europeos, que se unieron a bolivianos.
Las parejas contaron las circunstancias en las que se conocieron, enamoraron, casaron o empezaron a convivir y tuvieron hijos. Relataron cómo tuvieron que adecuarse a situaciones con las familias, la comida, estar lejos de sus seres queridos, entre otras cosas, por amor.
Estudio inédito
Gonzales indica que las parejas de diferentes culturas en Bolivia no son muchas, pero recalca la importancia de explorar un espacio que no ha sido investigado en nuestro contexto.

La búsqueda de las parejas no fue sencilla pues como asevera la autora "es complicado que las personas hablen de su vida privada”.
Sin embargo, la respuesta a las preguntas planteadas inicialmente fue positiva debido a que no se plantean las relaciones de poder en la forma que sucede en el ámbito público.

"Las relaciones de poder se dispersan y se impone más la negociación, el diálogo, el escuchar y comprender al otro”, argumenta Gonzales.

Para la investigadora la palabra clave es "adaptación”.
El amor... rompiendo prejuicios

Cuando el amor está presente los dos aprenden del otro que, como lo plantea la investigación, es la intención y la finalidad de la interculturalidad recoger y aprender lo mejor del otro para enriquecer la propia cultura.
Al mismo tiempo, ambos desarrollan una mirada crítica hacia su cultura y la de la pareja.
La basura en las calles y la "hora boliviana” son algunas de las críticas de los extranjeros a los bolivianos. La conducta familiar muy individualista es la principal crítica de los bolivianos hacia ellos. De hecho, todas la parejas coinciden en que criar a sus hijos en Bolivia es beneficioso porque pueden pasar más tiempo con ellos.
Algunas parejas dicen que en Bolivia se asocia su unión con el rol reproductor, la premisa tradicional de "si te casas tienes que tener hijos”. Pero también están presentes otros prejuicios sociales.
Un español tuvo que lidiar con la carga histórica de la Colonia. Una madre cocalera -radicada en el Chapare- que le pedía a su hijo, cuando iba a visitarla con su pareja estadounidense, que no hable de la nacionalidad de su yerna con la gente del lugar. Ésos son algunos de los prejuicios que las parejas tuvieron que afrontar.
Un espacio fértil
"Creemos que el espacio privado es un espacio fértil para crear interculturalidad. Porque con ‘clave’ de amor das libertad. En esas parejas se ve que hay diálogo y a base de ello hay libertad para definir lo que cada uno cree”, explica la autora.
Ambos ceden y crean un mundo en el que educan a sus hijos con el o los idiomas con los que fueron criados. Dejan a sus vástagos el libre ejercicio de su ciudadanía y su religión. Para Gonzales eso es ganancia.
Un aspecto importante es que las parejas incluidas en la investigación son en su mayoría de clase media y se conocieron en los ámbitos de voluntariado o cooperación internacional, un espacio propicio para el encuentro.
Según Gonzales, un detalle muy importante es que se no puede generalizar a todas las relaciones a partir de los resultados de esta investigación. Es necesario ver si hay otro tipo de intereses para la constitución de parejas como intereses territoriales. Algo que sabe sucede entre mujeres de la etnia yuqui y hombres quechuas en el TIPNIS, por ejemplo.
¿Qué encontrará el lector en el libro? "Encontrará la posibilidad de reconsiderar su construcción identitaria y su propia mirada respecto a su cultura” finaliza.
La investigación abre la puerta a nuevos estudios sobre el tema. La conclusión señala que el amor parece ser una de las claves para superar las diferencias culturales. Como diría el filósofo Alain Badiou, citado en la investigación, "en el amor la mediación del otro vale por sí misma. Y eso es el encuentro amoroso: uno parte al asalto del otro, a fin de hacerle existir con uno, tal como es”.
El libro La publicación Parejas de diferentes culturas ¿Espacios propicios para la interculturalidad? se encuentra a la venta en el quinto piso del edificio ERBOL, calle Ballivián esquina Colón.
Costo La publicación tiene un costo de 30 bolivianos. El tiraje de la primera edición es de mil ejemplares.

Parejas Para las parejas que formaron parte de la investigación, manifestó la investigadora Inés Gonzales, fue una experiencia enriquecedora.
Investigación El tiempo de investigación, que abarcó La Paz y Cochabamba, se prolongó por alrededor de nueve meses. Hallar a las parejas tomó entre dos y tres meses.

domingo, 11 de mayo de 2014

¿ Atracción o mala educación?



Marco cuenta que es difícil para él dejar de mirar a una mujer bonita o de buenas curvas cuando se pasa por su lado, y esto le ha causado más de un problema con su enamorada porque los ojos se le van aún sin querer.

“No puedo evitar darle una miradita a la joven de minifalda que se nos cruza, a la esbelta deportista que pasa corriendo por nuestro lado en calzas o shorts o a aquella mujer ya madura que tiene un escote excesivo. Es que por donde vamos nos encontramos con muchos estímulos visuales”, insiste Marco.

Echar una ‘ojeada’ casi siempre desata una oleada de celos y conflictos entre las parejas. Pero se han preguntado alguna vez ¿por qué los hombres, aún estando con una bella mujer a su lado, no pueden evitar mirar a otras?

Según algunos estudios esta actitud tiene una explicación científica y se debe a un fenómeno neurobiológico. La Universidad de Nueva York comparó la visión del hombre respecto de la de las mujeres arribando a varias conclusiones, una de las cuales demuestra que el hombre tiene mayor sensibilidad ocular para detectar el movimiento, inclusive a distancia.

En criterio de la sexóloga Mónica Rivero, hombres y mujeres tienen sus diferencias y entre ellas está que la gran mayoría de los varones son visuales, es decir, captan más información a través del sentido de la vista, aunque también hay féminas así. No obstante, el querer mirar con frecuencia no es ante todo sexual, pero sí instintivo.

“Muchos hombres, y mujeres también por supuesto, admiran la belleza física. La mayoría de las mujeres se sienten culpables cuando su pareja voltea a mirar y tal vez culpen a sus defectos, incluso pueden vivirlo como un error personal de su parte por no ser lo suficientemente mujer como para mantener su atención o como una traición personal y no es así, simplemente es un instinto”, explica.

La terapeuta sexual Liliana Zabala indica que un dato curioso es que las mujeres voltean a ver a otras féminas tanto o más que los hombres, pero lo hacen para analizarlas, criticarlas o encontrarles algún defecto.

Es puro instinto
La sicóloga Fanny Parrado explica que una característica del género masculino es que de acuerdo a su constitución física, programación neurológica y hormonal, su sentido de atracción es visual, lo que lo lleva a admirar impulsivamente la belleza femenina.
Señala que la mujer en este tipo de reacción es muy diferente al varón, ya que es más sensitiva al oído, más romántica, si bien también puede admirar la belleza masculina, sus reacciones son más conscientes y autocontroladas, razón por la que es menos notorio.
“Al hombre le llama la atención, involuntariamente, los rasgos femeninos, lo que produce que vuelque a mirar si le atrae la imagen de una mujer, esto no quiere decir que quiera una relación o desee un contacto íntimo sexual, el varón tiene el sentido de la voluntad y la razón y eso le lleva luego a dejar de mirar a quien le generó ese interés pasajero, también en ello influye la educación y la cultura”, remarca.
La escritora y conferencista Shaunti Feldhahn, en su libro Solo para mujeres, habla sobre el hecho de que todo hombre tiene un fichero mental de imágenes sensuales y estas no son necesariamente de su esposa, sino que a menudo se trata de escenas que penetraron de forma involuntaria en su mente por vivir en la cultura de nuestros días, son grabados que pueden surgir sin advertencia. Este es otro dato que demostraría que los varones constantemente están mirando a otras féminas que no son, precisamente, sus parejas.

El físico siempre atrae
Zabala acota que la primera impresión es totalmente visual. En ambos sexos lo primero que atrae es el físico y la cara de una persona. Y en ellos, es obvio que lo que miran son las pompis y de adelante, los senos. No es un secreto que los hombres voltean a ver a otra mujer aun teniendo a su lado a una esposa o novia bonita e inteligente. “Podemos llamarle atracción, ya que algunas féminas cuentan con un ‘sex appeal’ porque son bonitas o tienen algún atractivo que es difícil disimular y a los hombres les atrae mirarlas”, remarca.
Insiste en que los hombres son mucho más visuales y las mujeres más perceptivas e intuitivas; ellos son más prácticos y solo trabajan sobre el primer plano que los conduce al sexo, lo demás queda en segundo plano. Por su condición de macho, el varón necesita tener fichadas a todas las féminas que hay a su alrededor, las conozca o no, y esto puede ser uno de sus instintos más primitivos.
Zabala afirma que es imposible negarle a un hombre que mire a otras mujeres, porque es su naturaleza masculina instintiva. Cabe recordar, dice, que desde la prehistoria, los varones copulaban con muchas mujeres para perpetuar la especie por si no volvían con vida cuando salían de cacería. Desde esta época el hombre desarrolló una visión lineal para estar atentos por si aparecía la presa de cacería, mientras que la mujer desarrolló una visión periférica por los quehaceres en las cavernas como la atención de la prole, los quehaceres y otros oficios más.
“He ahí la explicación del porqué cuando los hombres son ‘infieles’ con la mirada se dejan pillar, en tanto que las mujeres lo disimulan mejor. Esta conducta es genética, ha quedado guardada como chip en el cerebro arcaico y esta hizo su trabajo con el paso del tiempo”, explica.

Celos denotan inseguridad
Parrado indica que esta conducta instintiva de los varones no debería molestar a las mujeres, porque el mirar es una reacción muy natural e incluso hasta inconsciente, además de pasajero. Por eso, no debería afligirse ni escandalizarse.

Subraya que una ‘ojeada’ muchas veces genera problemas en la relación cuando la pareja es muy susceptible, insegura y temerosa de que cualquier falda conquiste a su cónyuge, por lo que seguro reaccionará ofendida, herida, molesta y eso ocasionará peleas. Al contrario, si la mujer es segura de sí misma, tiene alta autoestima, a veces juntos pueden ‘evaluar’ los atributos estéticos de la chica guapa que se les cruzó por el camino.

Rivero manifiesta que no hay que caer en el error de molestarse ante esta situación sino más bien tratar de entender, tal vez anteponiéndose y decirles qué linda mujer o qué porte que tiene, etc.

“De esta manera, enseñamos a nuestra pareja y le permitimos ser sinceros. Ahora si desde siempre ha sido una persona morbosa, que ante cualquier presencia de mujer se inquieta, es recomendable buscar un terapeuta o terminar la relación porque difícilmente cambiará”, argumenta la especialista.

¿Falta de respeto?
Además, insiste Rivero, por más que el esposo o el enamorado vea miles de mujeres bellas y perfectas no tendrá ningún impacto en sus sentimientos, por eso hay que tomarlo como una simple observación.

Agrega que en muchas ocasiones voltearse a observar a otra persona trae consigo peleas por los celos que están de por medio; sin embargo, es importante saber que esta situación está dentro de lo normal por ser los hombres, y las mujeres también, aunque en menor medida, personas visuales.

“Lo que sí se tornaría en una relación de falta de respeto es agregar comentarios obscenos, que estén en un lugar y sin disimulo su pareja se dé la vuelta varias veces o que cada mujer que pase le cause asombro, porque estaría faltando el respeto a su pareja. Es aquí donde la mujer debe poner límites y, desde un principio, no permitiendo ese comportamiento”, afirma la sicoterapeuta.

Añade que en nuestra cultura machista está permitido que los hombres miren, por tal razón algunos se voltean con descaro. Por otra parte, prosigue, a las mujeres también les gusta mirar hombres atractivos; sin embargo, lo expresan menos por no estar socialmente permitido.

Zabala complementa que el que se fije en otra no significa necesariamente que quiera ‘ponerle los cuernos’ a su pareja, de ahí que ni siquiera repare en sus celos o quizá tal vez esté empleando el viejo truco: al principio, mira a otras de forma descarada y en cuanto la mujer se queja, se disculpa y para. Pero también puede ser que pretenda que ella baje la guardia para que no note que sigue ‘comiendo’ con los ojos a otras mujeres y es ya en esta situación cuando hay una falta de respeto a la relación.

Ya es un problema...
Cuando además de voltear, dice Parrado, el hombre se predispone a coquetear, seducir o propiciar un encuentro con esa otra mujer por quien siente atracción, ahí ya se está frente a un hombre con descontrol de sus impulsos emocionales, sexuales e inestabilidad afectiva y propenso a ser el donjuán conquistador de algunas féminas que se encuentran de paso.

“Si galantea a otra mujer, le pide su número de teléfono, se mensajea, concierta una cita y además deja sola a la pareja por ir tras su nueva ‘presa’, eso es un acto de infidelidad y eso sí debe molestar a la pareja”, indica.

Zabala concluye que cuando el varón mira con descaro a cuanta mujer se le atraviesa al frente, la ‘desviste’ con la mirada y la vuelve a mirar varias veces, eso ya se convierte en un problema para la relación

Lo que ellos miran

Liliana Zabala dice que es un mito que los hombres solo se fijan en el cuerpo de una mujer. “No es cierto. Ellos miran su apariencia, su personalidad, el look y sus actitudes. Claro, su primera impresión es el cuerpo, pero también admiran”:

La cara. Ellos gustan de una cara bonita. Un maquillaje que destaque más la belleza es impresionante para el sexo opuesto.

La boca. Los labios son el rasgo que los hombres enseguida miran, sobre todo si les parece atractiva y les dan ganas de besarla. Así que asegúrense de tener los labios suaves y ¡sin grietas!

La sonrisa. ¡Esto es obvio! ¿Quién no mira la sonrisa? Cualquier persona es mucho más atractiva cuando ríe y los hombres se dan cuenta de si la risa es genuina o falsa.

El cabello. Es muy importante para los hombres. Es un arma de belleza que hay que mantener limpio, suave y brillante.

El baile. Una mujer que se mueve bien es muy sexi y llamativa.

Su postura. Sin importar si es delgada o gordita, alta o baja, con o sin curvas, cualquier mujer que camine con la espalda derecha y la frente en alto es indudablemente atractiva y transmite personalidad y seguridad.

Su andar. Los hombres se fijan en el cuerpo, pero por sobre todas las cosas observan su caminar.

Zapatos. A los hombres no les importa si son de marca, pero sí notan a leguas cuando una mujer usa zapatos de tacón. Estos son muy sexis, audaces y transmiten feminidad, además de estilizar la figura y transformar el caminar.

10 consejos para llevar una vida sexual plena

Decálogo de consejos

CONVIVENCIA Y COMUNICACIÓN

Es importante seguir unos hábitos de vida saludables y cultivar el autoconocimiento del cuerpo.

1. Vida sana: lo primero de todo y más importante es seguir hábitos de vida saludables, cumpliendo "normas básicas" como seguir una dieta equilibrada, dormir 7-8 horas y practicar al menos 30 minutos diarios de ejercicio físico, lo que redundará positivamente en la predisposición y capacidad sexual. De hecho, actualmente se estima que 6 de cada 10 hombres con disfunción eréctil sufren exceso de peso.

2. La edad no importa: existe la falsa creencia de que el sexo lo practica solo la gente joven y que los problemas de salud sexual son "cosas de la edad". Sin embargo, las dificultades se pueden presentar en cualquier momento. No en vano, muchos jóvenes sufren dificultades como la eyaculación precoz o la disfunción eréctil.

3. Tu pareja, el mejor confidente: el primer apoyo a la hora de poner solución a un problema de salud sexual se encuentra en la pareja. Juntos se pueden afrontar mejor. De hecho, en muchos casos el tratamiento es para la pareja.

4. El problema debe consultarse: muchas dificultades sexuales permanecen años sin diagnosticar por el desconocimiento de quién las sufre o por una actitud pasiva ante los síntomas. "Ya se me pasará", piensan muchos. Sin embargo, es fundamental la consulta con el especialista ante cualquier indicio, ya que puede estar ligado a otros problemas de salud que han podido pasar desapercibidos.

5. El medico sexólogo y el andrólogo, son de gran ayuda: algunas mujeres acuden a su ginecólogo para consultar un problema de salud sexual y el hombre, al urólogo, sin embargo, no siempre encuentran respuesta. Sin embargo, deben saber que hoy en día existen médicos especializados en salud sexual. Los andrólogos son aquellos que se dedican al estudio de la función sexual y reproductiva del hombre y los sexólogos están especializados en dificultades sexuales del hombre, de la mujer y de la pareja.

6. No a la vergüenza: los problemas de salud sexual pueden tener causas tanto orgánicas como psicológicas, y en ocasiones existenciales, por lo que deben ser tratados del mismo modo que cualquier otra patología que afecte a la salud. ¡Fuera vergüenza, consulta y encontrarás solución!

7. Con diagnóstico, hay solución: un diagnóstico es la base para atacar la raíz del problema. Hoy en día existen tratamientos conductuales, sexológicos con y sin apoyos farmacológicos e incluso quirúrgicos, que ofrecen buenos resultados. Y desconfía de productos milagrosos recetados sin averiguar las causas de tus síntomas.

8. Vida sexual activa: la ausencia de disfunción sexual no es suficiente para una sexualidad plena. Hay que cultivar el autoconocimiento del cuerpo, el deseo y la intimidad con la pareja. Y si es necesario buscar huecos en la agenda, anticipar o planificar esos encuentros con antelación, hazlo antes de que la rutina y el estrés empiecen a hacer mella.

9. Sexo seguro, para evitar sustos con la salud: entre las patologías más frecuentes relacionadas con la salud sexual se encuentran las enfermedades de transmisión sexual (ETS) que, en muchos casos, pueden evitarse llevando una relación segura, respetando las medidas higiénicas y solo manteniendo sexo sin protección en pareja monógama, cuando ambos hayan descartado sufrir alguna infección. Un consejo para protegerse contra las infecciones puede ser orinar después de mantener relaciones sexuales.

10. Internet no siempre es la mejor fuente: aunque hay webs que ofrecen productos milagrosos a golpe de clic y de pago con tarjeta de crédito. Consulta en centros acreditados de medicina y salud sexual en los que se garantice que existen profesionales de la salud detrás para ofrecer un buen consejo.

viernes, 9 de mayo de 2014

¿La tecnología está arruinando tu vida amorosa?

Las computadoras, los tablets, los smartphones y todos los dispositivos móviles se han vuelto una parte importante de nuestras vidas. A tal punto que dependemos de ellas para prácticamente todo y no somos capaces de salir de casa sin celular.

Sin embargo, así como tienen sus beneficios, también tienen sus aspectos negativos y en el caso de la interacción social, se generan dramas que perfectamente se podrían evitar. ¿La tecnología está arruinando tu vida amorosa? Descubre la respuesta.

Vuelves a ver a tus 'ex' o a tus futuras citas

Si bien la tecnología tiene muchos beneficios, nada bueno ocurre por mirar las fotos de tu ex o ver el perfil de tu futura cita. ¡Imagínate si haces un click equivocado y le das Me gusta a una foto de tu ex con su nueva novia!

Las redes sociales generan una necesidad de conocer lo que le pasa al resto, pero hay que tener cuidado en el plano sentimental: es preferible evitar recorrer los perfiles de tus ex o ver algún dato en el perfil de tu cita que te pueda condicionar.

Pasas más tiempo con el celular que con tu pareja

Si eres de las personas que entran varias veces al día a las redes sociales incluso cuando están con su pareja al lado, no es una buena señal. Un estudio reciente asegura que las personas que son muy activas en Twitter tienen tendencia a tener conflictos con sus parejas sobre el tema. Si estás comiendo con tu pareja, deja el celular en otro lado y préstale atención. A veces perdemos la noción y hacemos que el otro se sienta reemplazado, algo nada bueno para la relación, reseñó el portal iMujer.

Te vuelves impaciente

Si le reclamas a tu pareja o a una amiga acerca de la hora de los mensajes y por qué tardan en responder si lo han visto, es probable que dependas demasiado de la tecnología. Si le mandaste un mensaje y lo vio, pero no ha podido responderlo no debes enloquecer y llamarlo mil veces, tómalo con calma, deja el celular y sal a hacer otra cosa.

Las redes sociales te deprimen

Si de repente los estados de Facebook de tus amigas y amigos son sobre casamientos, viajes, nuevas familias, parejas y amor, y te deprimes al respecto porque no has encontrado pareja, por ejemplo, es una clara señal de que la tecnología está perjudicando tu vida amorosa. En vez de estar al tanto de los estados de los demás, sal a bailar, a cenar, a conocer gente y a disfrutar de la vida, que de verdad está fuera de las redes.

La tecnología puede ocasionar que nos volvamos adictas, dependientes y demasiado histéricas acerca de nuestra vida amorosa. Si tienes pareja, no la descuides con el uso excesivo de las redes, y si no la tienes, evita entrar al perfil de tu ex o deprimirte por tu situación y en cambio haz algo al respecto.

jueves, 8 de mayo de 2014

El efecto de la música en el amor

A que no sabías que la música tiene la capacidad de despertar el deseo sexual. ¿Quieres saber más?, continúa con la lectura que un par de expertos hablan sobre el tema.

Tipo de música. La sexóloga Carolina Rivero expresó que el tipo de música que debe existir para el preámbulo de un encuentro sexual, ya sea que se complete esta o no, tiene que producir relajación, por ello la música debería ser romántica y tranquila. Aunque también hay parejas que prefieren los ritmos tropicales, “por lo general la música debe ir de media movida para abajo, con el fin de relajar”.

Pareja. La profesional sostuvo que por lo general existen parejas que se excitan con la música, debido al ritmo lento, movido o porque les trae recuerdos; aunque esto va a depender del tipo de pareja, porque la sexualidad es una cuestión muy original de cada uno, “hay personas que con música fuerte no pueden, sin embargo hay gente que les excita muchísimo el hecho de estar con música muy movida”, apuntó la especialista, a tiempo de agregar que lo más importante es que a los dos les guste, porque no sirve de nada que a él sí, pero a ella no.

Beneficios. Para Rivero, como para Deysi Ortiz, psicóloga, la música tiene beneficios porque se encuentra otra manera más de conectarte con tu pareja por medio de la música, entonces el hecho de que a los dos les guste un ritmo o una melodía, esto hace que tengan una conexión más a parte de la sexual y de la intimidad que puedan tener como pareja, entonces más bien va a ayudar a la relación de pareja.

Recomendaciones. La sexóloga recomendó que la clave en una relación de pareja es experimentar nuevas cosas “por ejemplo, si es una pareja que siempre lo hace en silencio o que nunca a usado música, que experimente, que lo charlen, la pareja que no habla de su sexualidad no es una pareja completa, él o ella puede proponerle a su pareja, mientras están echados en la cama, nada más, tal vez después le provoque algún tipo de encuentro sexual”.

Después de tener sexo ¿Qué hacer?

En el encuentro íntimo existe un desgaste físico que comienza con el juego erótico y mientras transcurre se hace más intenso. En él se producen manifestaciones fisiológicas como el aumento de la presión arterial, se aceleran las palpitaciones, se incrementa la respiración por nombrar algunas. Después de esto, pueden suceder diversas cosas ya que la pareja en el día a día puede vivir de manera distinta. “No se puede generalizar qué se podría hacer o no porque es una preferencia personal o de la misma pareja que le pone su propio toque a su estilo de compartir juntos”, sostiene la terapeuta de parejas, Fanny Parrado

¿Qué sucede con el hombre y la mujer?. Sin embargo, la doctora y sexóloga Carolina Rivero Elder, explica que cuando el hombre llega al orgasmo entra en los periodos de resolución y refracción, lo que significa que por más que nuevamente se lo estimule es muy difícil que vuelva a entrar en un orgasmo inmediato. Sin embargo, la mujer muchas veces no llega a este punto como el hombre, por lo cual se encuentra en el periodo de subida de la excitación, pero también puede tener otros más. “En caso de que la mujer haya llegado a ese punto, lo que ella necesita después es afecto, es decir que necesita saber que su pareja no solo quería pasar ese momento”,dice.

Lo que se debe y no se debe hacer. Es por ello que Rivero recomienda a las parejas que este acto no termine en un orgasmo fisiológico, sino más bien se prolongue en un abrazo interminable, es decir que después de hacer el amor, la pareja siga abrazándose, conversen algunos minutos diciéndose el uno al otro cosa bonitas, mimándose, acariciándose, etc.

Por su parte, Parrado advierte que después del acto sexual, darse media vuelta y dormir, o levantarse y contestar los mensajes o llamadas del celular abruptamente, en otros casos calificar el desempeño sexual haciendo comparaciones hacen que se genere un clima de desagrado, además que son acciones y actitudes que restan romanticismo, y por lo tanto hay que evitarlas.//

Tips

Dícelo

El tono en el que dices las cosas es muy importante. Si necesitas sentir afecto o algo te molesta debes decirlo pero con mucho cuidado ya que no es lo mismo decir, 'no te duermas' a decir 'mi vida, espera un momento más, no te duermas'.

Entender los mensajes

Tanto el hombre como la mujer deben aprender a escucharse más allá de lo que piensan, es decir que deben leer el cuerpo de su pareja y eso se logra con la confianza.

Mucho ojo

Las relaciones sexuales entre dos seres humanos no es lo mismo que entre dos 'animales', es ahí donde está el error, ya que muchas veces se cree que lo máximo que se espera de una relación sexual es el orgasmo y no es así. //

'Ambos deben ponerse en el lugar de cada uno'

Alguna vez puede ocurrir que él se duerma y también se debe expresar lo que uno siente, pero con mucha sutileza. Se le puede decir a la pareja 'mi amor quédate un rato más, no te duermas' y así prolongar ese momento. El hombre por su parte debe hacer un esfuerzo ya que este es significativo para ella y después del acto el puede abrazarla haciéndole sentir que el también está agradecido. Es un proceso en el que hay que tener paciencia, confianza, comprensión y no olvidar que la base de toda relación es que aprendamos a entender a nuestra pareja, pues nuestros cerebros son distintos.//

Confiar sin dañarse es un punto clave para un mejor disfrute

Pasar un momento íntimo con tu pareja recuerda que no solo es una necesidad, va más allá de eso.
El tiempo es aliado.
Si a veces no se entienden, tranquilos, el tiempo les enseñará a conocerse en todos los aspectos. Te damos algunos tips:

Hábitos tóxicos en la pareja

No existe universidad que nos enseñe cómo ser pareja o cómo comportarse frente a ciertas situaciones. Eso se aprende con la experiencia y el flujo de la vida. Pero el problema radica en que los hábitos que parecen comunes pueden llegar a aniquilar una relación. Partamos de la premisa: lo saludable y “normal” es lo que no daña a ninguno de los miembros de la pareja.

Un artículo del diario El Nacional indica que nos encanta el amor romántico, el amor imposible y mientras más se sufre, mejor.

Como una extraña especie de masoquismo colectivo.

Hay tendencias comunes en las relaciones que muchas parejas piensan que son sanas y normales, pero que en realidad son tóxicas.

Restando lo bueno

Este fenómeno, que se debe evitar, sucede cuando la persona con quien estás culpa a tu pasado de los errores que cometes en la relación. La persona saca en cara las malas acciones para justificar una injusticia actual como arma de manipulación. Esto provoca que cada uno en la relación se pase la mayor parte del tiempo buscando probar que es menos culpable que el otro. Si algo te molesta, soluciónalo en el minuto y no guardes la rabia, después puede ser peor.

Las indirectas

En lugar de pedir o decirte algo abiertamente, tu pareja da señales para que averigües lo que quiere decir. Las indirectas demuestran que no hay una buena comunicación. En estos casos se debe tratar de expresar los sentimientos y deseos abiertamente, es parte de la buena comunicación, confianza y apoyo mutuo.

No permitas que tu relación se convierta en rehén de tu pareja. Puede llegar a suceder que uno de los miembros de la pareja tiene una crítica o queja y chantajea a su pareja al amenazar su compromiso. Por ejemplo, si sientes que tu relación es fría, no debes decir “no puedo salir con alguien que es frío todo el tiempo”. Esta actitud se considera tóxica pues el chantaje emocional crea dramas innecesarios.

La culpa

¿Te ha pasado que has tenido un mal día y tu pareja no está siendo un apoyo en ese momento? Arremeter contra ellos por ser tan insensibles y crueles es lo más fácil para descargarse. Culpar a la pareja por las emociones es una sutil forma de egoísmo.

Es comprensible que a veces se tiene un mal día o se está molesto porque sí, pero tu vida no puede girar alrededor de su bienestar emocional. Asume la responsabilidad de tus emociones. Lo mismo sucede con los celos. Hacer una escena de celos en cualquier parte y por cualquier razón aparente, no es un buen augurio. Esta conducta a menudo acarrea comportamientos insanos que pueden producir una psicosis extrema. Además, no son una verdadera demostración de afecto.

¿Premios de reconciliación?

Cada vez que un conflicto mayor o problema surge en la relación, en lugar de resolverlo, se lo cubre con la emoción que viene con la compra de algo. No hay nada malo en hacer cosas buenas para una pareja después de una pelea pero nunca se debe utilizar regalos o cosas de lujo para reemplazar el enfrentar problemas emocionales. /

Lo que más nos molesta

Un sondeo realizado por M descubrió los hábitos que más nos molesta de ellos.

• “¡La impuntualidad me mata de estrés!”. Carla.

• “Que haga todo con mucha calma cuando estamos atrasados para ir a algún lugar”. María.

• “Que no levante la tapa del inodoro para hacer pis”. Isabel.

• “Que me haga seguimiento cuando me encarga cosas”. Mariel.

• “Que me pida que haga algo que yo le había pedido primero”. Cecilia.

• “Que si suena el teléfono o la caldera me grite para que yo vaya a atender o apagarla”. Rosa.

• “Que me ande fiscalizando mis compras personales como si las hiciera con su dinero”. Charo.

• “Que cuando le pida algo no me responda o que no me preste atención cuando ve algún partido por televisión”. Verónica.



Los EX

La psicóloga alemana Eleonore Höfner asegura en su libro ‘Instrucciones para estropear el matrimonio’ que el tener contacto o hablar de las exparejas es una de las situaciones más incómodas dentro de un matrimonio. Nada peor que conversarle de lo bueno que fue su ex o confundirle de nombre.

Varones y mujeres prestan mucha atención a la forma en que su pareja trata a sus amigos. Hay que evitar hablar de alguien en particular y las salidas de trabajo excesivas. Evite mencionar con insistencia a alguien con nombre y apellido, converse de personas en general.



QUICKIE

Hombres y mujeres se comunican de una forma diferente. De acuerdo con una guía escrita por la especialista en parejas, Jane Torres, para las féminas una relación funciona si ambas partes hablan de lo que les pasa. Sin embargo, dice la experta, los hombres pueden saturarse con tanto diálogo, por eso lo importante es buscar un balance.

lunes, 5 de mayo de 2014

Nuevas y mejores terapias para la disfunción eréctil

La revolución del tratamiento para la disfunción eréctil que supuso en 1998 el lanzamiento del Viagra no se ha agotado en el siempre vigente uso de la ya célebre pastillita azul, una solución para los problemas de buena parte de los más de 150 millones de varones que la padecen en el mundo.

Los últimos años han sido testigos de la llegada de nuevas moléculas emparentadas con el sildenafil -tal es el nombre real de la droga comercializada en Estados Unidos como Viagra y aquí, con decenas de nombres distintos-, de mejores tecnologías en implantes peneanos e incluso de tratamientos completamente distintos, como las ondas de choque de baja energía (...).

“Las ondas de choque constituyen un tratamiento absolutamente indoloro, que requiere unas cuatro sesiones de 20 minutos durante un mes, en las cuales se aplican en el pene ondas de choque similares a las que se emplean para disolver cálculos renales, pero de mucha menor intensidad, y que se ha observado que estimulan la formación de nuevos vasos sanguíneos", explicó el doctor Amado Bechara, jefe de Unidad de la División Urología del hospital Durand y director del Instituto Médico Especializado (IME), que tiene experiencia en el uso de las ondas de choque.

MAYOR CIRCULACIÓN

La necesidad de generar nuevos vasos sanguíneos en el pene de quienes padecen disfunción eréctil está dada porque, en la amplia mayoría de los casos, la causa de disfunción eréctil es vascular .

“La hipertensión arterial, la diabetes, el colesterol elevado y la enfermedad cardiovascular son los factores etiológicos que más comúnmente se encuentran detrás de la disfunción eréctil, y que tienen en común el daño del endotelio, que es la capa interna de las arterias del pene", agregó el doctor Adolfo Casabé, consultor de la Sociedad Argentina de Urología y encargado del sector de Medicina Sexual del hospital Durand.

Pero mientras que el sildenafil y sus moléculas parientes (el vardenafilo y el tadalafilo) actúan sobre el endotelio vascular, inhibiendo ciertas enzimas que restringen el flujo de sangre dentro de los vasos sanguíneos del pene, las ondas de choque directamente generan nuevas arterias dentro del pene, lo que lo convierte en una opción para los pacientes en los que las arterias están tan deterioradas que no responden a los citados fármacos.

“Este tratamiento es una alternativa para los pacientes que no responden al sildenafil o a las otras drogas, pero que no quieren pasar al siguiente tratamiento de la disfunción eréctil, que son las inyecciones intrapeneanas”, comentó Bechara.

“La tasa de eficacia ronda el 60 por ciento , lo que significa que el 6 de cada 10 pacientes tratados con ondas de choque va a poder responder adecuadamente a la terapia oral", completó Casabé, que agregó que los efectos del nuevo tratamiento se observan a los 45 a 60 días posteriores a su finalización.

El tratamiento desarrollado en Israel -y aprobado por las autoridades regulatorias de la Argentina y de 16 países europeos- no posee efectos adversos descritos.

MEJORA CONTINUA

El tiempo transcurrido entre el lanzamiento del Viagra, en 1998, y el reciente advenimiento de las ondas de choque no transcurrió sin novedades.

La aprobación del tadalafilo y del vardenafilo, ambos en 2003, no solo amplió la oferta de tratamientos orales para la disfunción eréctil, sino que incluso ofreció, en el caso del primero, interesantes ventajas para pacientes.

“La diferencia con el sildenafil la marca el tadalafilo, que no requiere restringir las comidas grasas la hora previa a su toma y que además tiene una duración de sus efectos de 36 horas, y no cuatro como el sildenafil”, señaló Bechara.

“Esto al paciente le da una sensación de espontaneidad, ya que no tiene que estar pensando en tener que tomar la pastilla una hora antes para poder tener una relación sexual. Se siente como curado”, agregó Casabé.

En 2009 fue aprobada una segunda presentación del tadalafilo, pero no para ser usada a demanda (cuando la persona quiere tener relaciones sexuales), sino de uso diario. “Así, el paciente incluso siente que no depende de la toma del fármaco”, dijo Casabé, quien recordó que las encuestas realizadas en pacientes que toman la píldora a demanda muestran que “81 por ciento extraña las relaciones sexuales espontáneas, y el 75 por ciento , no tener que planear la actividad sexual”.

Lo que también mejoró en la era post-Viagra son los implantes peneanos, que constituyen la última línea de tratamiento de la disfunción eréctil y que habitualmente se indican en personas que no han respondido a los tratamientos orales ni a las inyecciones intrapeneanas.

“Lo que ha mejorado es la calidad de los materiales y la tecnología, al reducir la posibilidad de falla mecánica, como también el riesgo de infección [durante su colocación]”, explicó.

A futuro, son de esperar innovadores tratamientos para este padecimiento masculino. Una reciente revisión publicada en la revista Therapeutic Advances in Urology menciona distintos dispositivos en experimentación, desde implantes peneanos que responden al calor y stents para arterias peneanas que liberan sildenafil hasta dispositivos que logran la erección por vibración.

"Hoy, el varón con disfunción eréctil que no vuelve a tener una erección es por una elección personal, no porque la medicina no le pueda dar una respuesta", concluyó Casabé.

Cómo evitar discutir con mi pareja

Una discusión de pareja es quizá uno de los momentos más desagradables que enfrentamos de manera cotidiana en una relación. Y es que ambos acaban molestos, sensibles, se dicen cosas que no quería/debían decirse, y al final lo que queda es un enorme malestar entre ambos. Pero muchas veces resulta posible evitar miles de discusiones si vamos directo al grano o aprendemos a reflexionar y ser más pacientes.

- En primer lugar es bueno entender que evitar una discusión con tu pareja no es lo mismo que callarte lo que sientes, o que ignorar aquello que te molesta del otro. Se trata más bien de simplificar aquellas situaciones cotidianas que nos generan malestar y definir cuál es la raíz del problema, qué nos molesta, en lugar de tener mil discusiones siempre por lo mismo usando distintas excusas.

- Cuando discutimos con nuestra pareja muchas veces usamos excusas o situaciones para hablar de un problema que siempre es el mismo, pero reflejado en distintos aspectos, lo que sin duda se traduce en muchas discusiones que pudieran ser realmente solo una.

- Compartimos nuestra vida con una pareja porque, al menos en la teoría, nos une el amor y el respeto. Por eso es importante entender que no se trata de una competencia constante para ver quién tiene la razón y quién no.

-Para evitar discusiones y las consecuencias posteriores, la típica incomodidad después de una pelea, es importante disminuir la hostilidad, y esforzarnos por entender qué es lo que realmente nos molesta y cómo podemos hacerle llegar al otro la información sin resultar ofensivos o perder el control.

- En ocasiones, y para evitar discutir con nuestra pareja, accedemos a hacer cosas que nos generan molestia. Esa es una estrategia que quizá funciona para contratiempos simples y cotidianos, pero cuando se trata de verdaderos problemas, más que acceder sin querer, resulta importante aprender a escucharse mutuamente.

- A veces nuestra pareja expone un punto en el que tiene razón, pero es tanto nuestro deseo de ganar la batalla, que nos cuesta escucharle y entrar en razón. Una vez que comprendemos que no se trata de una competencia, también entendemos que no se trata de ganar nada y que escuchar lo que el otro tiene para decir es importante para avanzar.

- Si un contratiempo diario refleja una situación más profunda que te molesta, no pierdas el control e inviertas energía en intensas discusiones que no llevan a ningún lado. Lleguen a una solución inmediata para resolver aquello que deben resolver y, cuando ambos estén más calmados, conversen acerca de lo sucedido, de este modo la manera de aproximarse al conflicto es completamente distinta, y podrán ir directo a la raíz del problema.

- Cuando vivimos en pareja es importante aprender a manejar nuestro ego, culpable de que muchas veces se generen discusiones innecesarias. Ceder cuando lo creemos oportuno es una herramienta importante que debemos incluir en nuestra relación, y que ayudará a evitar muchas discusiones.

Recuerda que la negociación es parte de la relación y que vivir en pareja no se trata de un juego de poderes.

- Una discusión debe conducir a la resolución del problema. Si no es así ha sido vana. Por eso es importante comprender que cada vez que discutimos con nuestra pareja debemos intentar encontrar soluciones para el conflicto con las que ambas partes se sientan cómodas.

Una discusión solo para ofender no solo es inapropiada, sino que además resulta nociva, desgastante y no lleva a ningún lugar.

jueves, 1 de mayo de 2014

Deja tu adicción a la pareja



Si no puedes separarte de tu pareja porque sientes ansiedad, como si la mitad de ti te faltara; si pese a la necesidad de hacer cosas por separado —como ir al trabajo, a la universidad o dormir cada quien en su casa— te enloquece; tienes un problema. La dependencia extrema es algo que debe ser tratado con un especialista, en caso de que no se pueda resolver en pareja.

El dependiente emocional pone su relación amorosa por encima de todo, incluyéndose a sí mismo, a su trabajo y hasta a sus hijos, si los tiene. No permite que nada ni nadie se interponga entre ambos o que algo pueda dificultar el deseado contacto y, aunque trata de que todo se maneje dentro de lo normal, siempre encuentra el pretexto perfecto para estar colado a la otra persona.

Si poco a poco dejas de lado tus aficiones y presionas para pasar todo el tiempo con tu pareja, tienes serios problemas de dependencia, que a la larga podrían afectar tu relación.

Para la psicóloga Pilar Manrríquez, esta conducta es propia de alguien que ha recibido este ejemplo en su vida o es falto de amor. “Son patrones que están relacionados muchas veces con la carencia de afecto, atención y amor por parte de los padres o por haber tenido una madre sumisa que solo seguía los pasos de su padre. Esto puede haber influido en esta persona que ahora, de adulta, demuestra dependencia afectiva”.

Esta situación hace que muchas veces un dependiente busque una pareja con las mismas características. “Cuando dos personas empiezan una relación, el querer estar juntos todo el día les parece normal y hasta se sienten a gusto. Es más, hasta suelen reclamar cuando alguno de los dos falta en determinado momento”, describe.

La psicóloga Marynés Salazar hace referencia a la cita bíblica que dice: Ama a tu prójimo como a ti mismo. “Esto significa que está bien querer a alguien, pero para esto, debes amarte y valorarte, antes, a ti mismo. Te ayudará a comprender que no necesitas a nadie a tu lado para vivir conforme con lo que eres y haces”.

Por lo general, las personas que tienen dependencia de otra creen que el amor es sinónimo de sacrificio y anulación, por lo que dejan que su pareja sea feliz y crezca a costa de su propia infelicidad, mostrando solo su resignación. Por ejemplo, pueden dejar de asistir a clases o de ver a su familia y amistades.

Son capaces incluso de renunciar a su trabajo con tal de estar todo el día con su amor.

A partir de esto y con definiciones erradas sobre lo que es el amor, se generan o refuerzan relaciones dependientes, utilizando frases fáciles de identificar, como: “Yo sin ti no soy nada”, “si no estás me muero”, “no soy yo si no estás conmigo”, “después de ti ya no necesito más nada”’ y otras.

Tanto Salazar como Manrríquez sugieren construir momentos independientes, así como respetar y delimitar espacios sin dañar ni incomodar a nadie. Ambos deben aprender a sus mantener procesos personales (familiares, sociales, amistosos o laborales) y apoyar a la pareja para que haga lo mismo.

Independencia

Una persona independiente, sin que signifique incurrir en faltas o indiferencia, podrá decidir por sí misma cómo, cuándo y de qué forma contactarse con su pareja.

Tecnología

La tecnología ayuda a mantenerse en contacto, pero no debes abusar porque podría causar que tu pareja se sienta incómoda y acosada o provocarle problemas en el trabajo.

Habla

Si te molesta la dependencia de tu pareja, reclama tu espacio y recrimina este tipo de comportamiento. Solo si te sientes feliz podrás hacer feliz al otro sin condiciones.

Límites

Si sientes que te controlan, exprésalo. Un: ‘Por favor, no me llames tanto’, ‘necesito mi espacio’, ‘no me agobies’ o ‘quiero hacer esto sola (o)’, a tiempo, será efectivo.

Fuente: Marynés Salazar y Pilar Manrríquez Psicólogas. Con datos de: www.dependenciaemocional.org/características.html.