Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

lunes, 29 de septiembre de 2014

Un estudio asegura que los orgasmos aumentan la inteligencia

Un nuevo estudio de Rutgers, la Universidad Estatal de Nueva Jersey, ha descubierto que el orgasmo puede en realidad incrementar la actividad cerebral.

Los investigadores utilizaron un MRI para medir el flujo sanguíneo de diferentes partes del cerebro y pidieron a los participantes en el estudio que se comprometieran con una variedad de actividades que iban desde completar un crucigrama a la auto-estimulación. Encontraron que si bien ciertos ejercicios mentales (como las palabras cruzadas o el Sudoku) pueden aumentar la actividad en partes del cerebro, solamente un orgasmo puede incrementar la actividad a lo largo y ancho del cerebro completo.

En otras palabras, la auto-estimulación y el orgasmo en verdad tuvieron más beneficios positivos mentales que la actividades ‘cerebrales’ como el armar un rompecabezas.

Más beneficios. Este estudio de Rutgers, según la doctora Laura Berman, educadora sexual y terapeuta quien escribe para el New York Times, es uno de los varios que ha decodificado los beneficios potenciales de la satisfacción sexual. Otros estudios han encontrado que los orgasmos son beneficiosos porque ayudan a mejorar la circulación sanguínea, a quemar calorías, a promover un sueño mejor, a aliviar el dolor, a mejorar el ánimo y a disminuir el estrés.

Por lo tanto, no solo que el sexo hace que las personas se sientan bien sino que en realidad es bueno para todos, en lo físico y lo mental como lo ha demostrado esta nueva investigación.

La pregunta entonces sería ¿cómo se puede disfrutar más de los orgasmos e incrementar el placer sexual? A continuación la respuesta a esto:

Aprenda a conocer sus zonas ardientes

Si no conoce su cuerpo y lo que le hace sentirse a gusto, ¿cómo puede esperar que su pareja lo conozca? Identifique esas áreas cálidas como su clítoris y su punto G y no tenga temor de intentar posiciones diversas que le provocan una estimulación que usted necesita durante el encuentro sexual. Dígale a su pareja algo como “Me encanta que me beses así”, hágale saber lo que le agrada.

Auto-estimule su cuerpo y su mente

Como bien demuestra el estudio Rutgers, los orgasmos son beneficiosos incluso cuando se producen por auto-estimulación. Al mantenerse en contacto con su cuerpo regularmente podrá ayudar a que mejore su circulación y su respuesta sexual y esto también le mantendrá en contacto con sus deseos y fantasías sexuales.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Video Infidelidad, te explicamos sus causas y sus síntomas

Ellas y los amores laberínticos

¿no tengo suerte en el amor? ¿Solo me atraen los hombres que no me convienen y mis relaciones me dejan cada vez más heridas, que no llegan a cerrar? ¿Por qué fracaso en el amor?

Según la psicóloga, sexóloga y psicoterapeuta, Clarisa Hernández (www.psicoclaramente.es) muchas mujeres brillantes, socialmente exitosas, independientes, fuertes y autosuficientes se plantean preguntas como estas al repasar su vida amorosa y comprobar que incluye una larga lista de fracasos, frustraciones y de relaciones poco satisfactorias.

Hernández, autora de “El libro del buen amar” ha identificado cuatro patrones sentimentales que llevan a muchas mujeres a perderse en el amor y explica cómo mirar en lo más profundo para comprender sus relaciones con los hombres y el amor, y la forma de encontrar una nueva y sana manera de amar y ser amadas.

Sobre la razón por la que muchas mujeres exitosas sufren fracasos en el amor, la experta comenta a Efe: “La fuerza para enfrentarse a retos y superarlos se dan en muchas áreas en las que las mujeres alcanzan el éxito gracias a sus capacidades académicas, científicas, artísticas, técnicas o políticas. Incluso pueden ser idealizadas y ser símbolos sociales o culturales de una época, como las denominadas ‘superwomen’ o ‘supermujeres’”.

“Sin embargo -prosigue la experta- ese éxito no sucede en la dimensión amorosa pues se pueden producir dificultades, conflictos personales e interpersonales que terminan en un bloqueo emocional y éste se perpetúa en el intento de establecer nuevos vínculos amorosos duraderos”.

Para la psicóloga, esos fracasos afectivos reiterados son incomprensibles para las personas que rodean a esas mujeres triunfadoras en otros ámbitos. “A veces familia, amigos y compañeros de trabajo no entienden la razón de que esas mujeres se embarquen en relaciones insatisfactorias y destructivas”.

Detrás de esta sucesiva elección de hombres que no le convienen, que puede convertirse en reiterativa, para la psicóloga “en muchas mujeres se encuentra la búsqueda de una manera de satisfacer una imperiosa necesidad de afecto que procede del pasado, en la mayoría de las ocasiones de su infancia”.

“La compulsión por repetir patrones o formas de comportamiento similares indica una forma distorsionada y forzada de dirigir una relación amorosa hacia un destino que no es espontáneo”, añade la autora de El libro del buen amar.

Estos patrones sentimentales son “una o varias ideas preconcebidas que una mujer maneja ante una situación que no necesariamente es un encuentro amoroso. Ella se encarga de recrear lo que debería ser esa relación, en un intento neurótico de forzar la realidad para que se logren esas “tozudas ideas suyas”, sostiene Hernández.

Destaca esta profesional que algunos autores han estudiado la relación entre los vínculos que establecieron los sujetos en su infancia con sus progenitores y las relaciones amorosas en su vida adulta, y han comprobado que el “código de la intimidad” que aprendieron los sujetos participantes en dichos estudios , es una experiencia que condiciona la forma de vivir el amor.

“Algunas personas quedan atrapadas intentando resolver lo que no pudo suceder en su infancia respecto del amor de sus padres y ese bloqueo sigue perpetuándose en su etapa adulta”, enfatiza.

La psicóloga Hernández ha identificado cuatro estilos personales de comportamiento que tienden a repetir algunas mujeres exitosas en la vida, aunque perdidas en el amor, y aporta consejos prácticos para salir de cada uno de esos patrones sentimentales inadecuados y cultivar, lo que denomina “el buen amar”.

ESTILO 1: La buscadora del príncipe azul

Según este modelo: El príncipe es un ser que aparece en el imaginario femenino como alguien atractivo, bueno y valiente. Es el buen chico que toda madre quiere para su hija. Pero la mujer se aburre con este hombre mítico y prefiere buscar un chico rebelde y desequilibrado con el que sentir la pasión y el peligro. Definitivamente está muy ocupada y el aburrimiento ha sido sustituido por los altibajos del amor-pasión y el sufrimiento.

Se vuelve al camino del buen amar cuando: Se prefiere lo cotidiano, lo posible, la ternura, frente a la pasión, a lo extraordinario o a lo imposible. La mujer se tiene que dar cuenta de que el amor imposible es una de las trampas del amor-pasión, un sentimiento efímero que se basa en la dificultad y que su vida, de esta manera, irá a la deriva.

ESTILO 2: Besadora de sapos

Según este modelo de amor:

El hechizo maligno que ha aprisionado al sapo queda roto por el acto de amor de un beso femenino, que lo convierte en príncipe. La dinámica de este tipo de relación se basa en la obstinación de querer cambiar a la pareja y este objetivo se convierte en una obsesión. Es un reto que no depende de ella, pero la mujer cree que lo conseguirá con sus cualidades personales.

Se vuelve al camino correcto del buen amar cuando:

Se reconoce la gran dificultad que supone saber lo que necesitan los demás. Ella debe darse cuenta de que es erróneo creer que a un hombre se le puede proporcionar todo lo positivo sin que él mismo quiera participar e implicarse en el cambio.

ESTILO 3: Mujer patera

Este modelo amoroso consiste en: Esta pequeña embarcación simboliza a aquella mujer que ayuda a un hombre a cruzar de una orilla a la otra. Son mujeres que han sobrevivido a numerosas y difíciles experiencias amorosas, que intentan encontrar hombres desahuciados, a menudo con poca formación, jóvenes e inexpertos, que tienen que empezar de nuevo y que, ante los ojos de esos hombres, ellas son como dioses. La idea es que ese hombre infantil o necesitado de formación o dinero, terminará siendo un hombre de verdad gracias a ella.

Para volver a la senda correcta del buen amar:

La mujer se tiene que percatar de que ha dejado de lado sus aficiones o incluso sus amigos y ha apostado tanto por crear a ese hombre completo, que cuando éste decide continuar solo, ella volverá a estar perdida.

ESTILO 4: Mujer ONG

Según este modelo amoroso:

Es aquella mujer que al igual que una organización no gubernamental u ONG- cuida de los demás, la que se vuelca, la que no sabe decir no, la defensora de los pobres, la que siempre está dispuesta a saltarse los dictados de la razón, cuando cree que tiene ante sus ojos una buena causa. Ella necesita siempre a alguien a quien cuidar, como si fuera una enfermera con un paciente.

Se vuelve al camino del buen amar cuando: Ella empieza a pensar en sus propias carencias personales y a darse cuenta del modo en que intenta compensarlas o negarlas ocupándose de las necesidades de su pareja, en vez de las suyas propias.

¿Estoy perdida en el amor?

¿Cómo puede una mujer darse cuenta si está atrapada en alguno de los cuatro patrones sentimentales que la abocan a fracasar en el amor? Clarisa Hernández da algunas claves para averiguarlo:

“En general, seguir un patrón supone tener unas ideas preconcebidas de cómo hay que guiarse al relacionarse con otros. Si cada relación entre dos individuos que sienten impulsos afectivos o eróticos es diferente, porque las personas son únicas, la existencia de un patrón crea la falsa impresión de que son iguales”, asegura esta psicóloga.

De acuerdo a Hernández, “no es que las personas, en este caso los hombres, sean iguales, sino que las pautas de la relación con ellos se basan en una serie de ideas de la propia mujer que están condicionadas por sus experiencias anteriores, y de ese modo ella intenta evitar el fracaso y ser imprescindible a toda costa”.

“Para una mujer, seguir un guión o patrón amoroso también implica intentar ser diferente a como ella es, es decir, llevar una careta que le sirve, tanto para protegerse de los demás, como para crear una imagen más cercana a lo que esa mujer cree que las personas de su entorno esperan de ella”, señala esta experta.

“Por lo tanto, tener un patrón sentimental muy reiterativo nos da la pauta de que hay un modelo disfuncional de comportamiento”, precisa esta terapeuta y sexóloga.

Según Hernández “la mujer se acomoda en el código amoroso que más recompensas le ha dado, pudiendo convertirse en su prisionera. La imagen del personaje que quieren representar se apodera de ella y, por eso, los mitos del amor romántico y los cuentos de hadas le vienen como anillo al dedo”.

EL DOLOR DE ESPALDA SUELE REDUCIR DRÁSTICAMENTE LA VIDA SEXUAL DE QUIEN LO PADECE

Pocos se atreverían a confesarlo a su médico (ya no digamos a sus amigos), pero los problemas de espalda pueden ser un importante escollo a la hora de disfrutar de una vida sexual plena. Nos hemos acostumbrado a una existencia sedentaria, y una de las consecuencias de ello es que hacer el amor nos resulta más trabajoso y, por extensión, doloroso. Con el objetivo de analizar la influencia del sexo en nuestra salud y desarrollar una guía de conductas saludables en la cama, la Universidad de Waterloo en Canadá ha realizado un análisis biomecánico del movimiento que realizamos con el cuerpo durante el coito, y este contradice la sabiduría médica.

En resumidas cuentas, la posición que durante años se ha prescrito como la ideal para evitar los dolores de espalda, no resulta particularmente positiva. Se trata del spooning o cucharita, en la cual la pareja se recuesta sobre uno de sus lados, la figura activa detrás de la pasiva, a la que abraza por detrás. Hasta la fecha se pensaba que esta posición reducía la tensión nerviosa y la carga en la columna vertebral, así como la posibilidad de sufrir hernias discales. Sin embargo, no es la más beneficiosa de todas. El honor recae sobre la posición del perrito, en la que la parte pasiva de la pareja se recuesta boca abajo en la cama, con la cadera levantada, puesto que es la que implica un menor movimiento de la pareja.

Cada caso es distinto

No todas las posiciones influyen de la misma manera a todas las personas, sino que cada problema de espalda tiene sus propias particularidades, señala el estudio publicado en el último número de la revista Spine. Tanto hombres como mujeres realizan más movimientos en su columna de lo que se pensaba, señala Natalie Sidorkewicz, autora del estudio. En consecuencia, como ha asegurado el profesor Stuart McGill, de la Facultad de Ciencias de la Salud, “una noche haciendo el amor puede llevar a meses de agonía por el dolor de espalda”. Según una encuesta citada en el estudio, el 84% de los hombres y el 73% de las mujeres aseguran que el dolor de espalda ha reducido la frecuencia de sus relaciones sexuales.

La técnica ideal

El estudio propone, como norma general, limitar el movimiento de la columna y reemplazarlo por un mayor esfuerzo de las caderas y las rodillas, especialmente cuando la pareja se encuentra en posición supina (es decir, recostada sobre el dorso). Es el caso de la posición del misionero, también altamente recomendada, eso sí, si se introduce un colchón o una almohada en las lumbares de quien se recuesta para evitar dolores de espalda.

Existe, además, diferencias entre los intolerantes al movimiento (cuyo dolor es exacerbado por cualquier actividad física) y los intolerantes a la flexión (que se sienten particularmente doloridos cuando están sentados por largos períodos de tiempo o si se ven obligados a tocarse la punta de los pies). Mientras los primeros deben evitar todas las posiciones complejas, los segundos deberían decantarse por la posición del perrito, eso sí, realizando el movimiento con sus caderas y no con la espalda. El spooning y la posición del misionero siguen siendo la mejor elección para los intolerantes a la extensión, que sufren cuando arquean la espalda.

Los resultados, que han sido obtenidos a partir de un sistema de infrarrojos y electromagnetismo semejante al que se utiliza en la captura de la imagen para cine y televisión, permitirá a los médicos realizar recomendaciones mucho más adecuadas a cada paciente. Durante los próximos meses, señalan los responsables del estudio, se publicarán los resultados sobre el movimiento de la columna femenina en el acto sexual. Por ahora, sabemos que los músculos más activos durante el orgasmo masculino son los abdominales y los glúteos, mientras que el de la espalda varía sensiblemente de una persona a otra.



SI TE DUELE LA ESPALDA

Según Ata Pouramini, orientador en salud, y quiropráctico español, si tienes dolor de espalda y no quieres que esto afecte tu vida sexual, sigue los siguientes consejos.

FACTOR 1: Tener mucho cuidado con tomar analgésicos antiinflamatorios para aliviar el dolor antes de hacer el amor, ya que si enmascaramos el dolor podemos perjudicar más a la espalda con posturas estresantes o al subir demasiado el ritmo de la actividad.

FACTOR 2: Una ducha muy caliente puede relajar los músculos y aliviar los síntomas temporalmente antes de hacer el amor.

FACTOR 3: Aplicar hielo en la zona dolorida después del acto puede bajar la inflamación. Es recomendable no hacerlo durante más de 10 minutos y utilizar un trapo para evitar quemaduras en la piel.

FACTOR 4: El sexo puede ser una actividad muy física, así pues estira los músculos de las piernas y espalda durante 10 minutos antes de empezar.

FACTOR 5: Hay que saber cuándo parar: si te duele es mejor dejarlo durante un rato.

FACTOR 6: Pero también es recomendable no «emocionarse» demasiado, porque el dolor puede venir después.

FACTOR 7: Modificar la postura. Por ejemplo, la gente con hernias discales suele tener más dolor cuando se agacha, por eso es mejor estar tumbado boca arriba, y si es necesario, poner una almohada pequeña debajo de las lumbares y de las rodillas para quitar la presión sobre la espalda.

FACTOR 8: Al contrario, la gente que padece artrosis o estenosis suele tener menos dolor cuando se agacha hacia delante.

FACTOR 9: Practicar pilates puede fortalecer los músculos de tu suelo pélvico y de tus lumbares.

FACTOR 10: La fisioterapia, la quiropráctica, el pilates.... pueden ayudar a miles de personas con dolores de espalda todos los días, por eso es muy recomendable buscar al mejor especialista para ayudarte a solucionar el problema.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Alcanzá el orgasmo sin temor, permitite disfrutar sin ataduras



Atrevete. Esta es la primera de cuatro entregas para que la mujer tome control de su sexualidad. Se viene una charla en vivo

Cecilia Bruno Bruno - ceci_bbruno@hotmail.com

Para muchas mujeres, un orgasmo resulta algo inalcanzable y otras solo saben de él porque alguna amiga le comentó.
Fingir placer para no desmoralizar a la pareja se suele hacer con más frecuencia de lo que se cree. Según la sexóloga Carolina Rivero Elder, si querés alcanzar el orgasmo debés primero permitírtelo, no reprimás tus deseos por temor.
Motivadas por esta realidad, Para Ellas inicia hoy la primera de cuatro entregas para lograr que la mujer tome control de su sexualidad. El 15 de octubre concluiremos esta iniciativa con una charla en vivo con la sexóloga en EL DEBER dirigida solo a mujeres mayores de edad y con el apoyo de Azucena.

El cuerpo femenino necesita preparación
La excitación previa es necesaria y muy importante, porque el llenado de sangre es lo que va preparando lo que se denomina como ‘plataforma orgásmica’. Recordá que no hay un estado físico o un cuerpo atlético para tener un orgasmo.

Date permiso para alcanzar el orgasmo
Si sos de aquellas que no te permitís gozar de tu propia sexualidad, sentir y disfrutar plenamente de ese momento íntimo, entonces algo anda mal. Está en tus manos cambiarlo, solo vos te podés dar el permiso de disfrutar sin culpas, sin remordimientos ni presiones, sabiendo que lo que hacés le puede gustar a tu pareja pero sobre todo a vos.

A pesar de varios intentos no lo lográs; algo no anda bien en la cama
Por alguna razón te estás bloqueando. Puede ser algo consciente que vos sabés pero que no podés manejarlo, como por ejemplo una antigua relación que te lastimó, o también puede ser algo inconsciente como una educación rigurosa que ha quedado interiorizada que no te permite soltarte, menos disfrutar.
En otros casos es porque tu pareja tiene eyaculación precoz, lo que hace que no llegués al orgasmo y te quedés con las ganas.

Lo que impide que alcancés el placer
Los prejuicios y los mitos sobre la sexualidad y la presión acerca de lo que debés y se espera que hagás en la cama no te permiten disfrutar de manera natural y gozar de un momento tan íntimo y placentero como es un orgasmo. Pensar en ¿yo debería sentir eso? o ¿me veré bien así? y “quizás no tendré un orgasmo” puede influir bastante y no debe jamás pasar por tu cabeza.

Conseguirlo no es tarea tuya, depende de los dos
No liberés a tu pareja echándote la culpa, porque en realidad la responsabilidad es de ambos. La mujer es la que debe dejarse llevar, disfrutar, relajarse y conectarse con su pareja, mientras que el hombre a través de caricias palabras agradables y mucha delicadeza debe conseguir que te entregués al placer sin ataduras.

Orgasmo y clímax es lo mismo, no te confundás
La palabra correcta es orgasmo, aunque también se le atribuye el nombre de clímax, porque es el momento “cumbre”. Es cuando alcanzás el máximo placer y esto ocurre cuando los músculos del periné, es decir la zona del piso de la pelvis, se contraen y producen una sensación altamente placentera que, si bien se ubica en la zona de los genitales, la percepción es en todo el cuerpo.

Para que logrés un orgasmo no necesitás de mucha ciencia
Solo debés permitirte explorar y conocer bien tu cuerpo, darte cuenta de cómo funciona tu respuesta sexual. Experimentá cuales son los lugares que te provocan mayor excitación. El clítoris es el maestro del placer, pero hay que aprender a tocarlo para tener resultados positivos.

Lograr el orgasmo con tu pareja al mismo tiempo
Esto no es más que un mito y puede ser contraproducente para la pareja, porque lo único que se logra es angustia por no llegar a conseguirlo. Debés tener claro que un orgasmo simultáneo no es sinónimo de acople sexual, ni de "encaje" sexual, ni siquiera de buen rendimiento en la cama

domingo, 21 de septiembre de 2014

Video ¿Qué cualidades debe tener tu pareja ideal?

Claves para detectar si es amor o dependencia

Una adicción destructiva sentimientos vs amor

Enamorarnos es una de las mejores cosas que nos pueden pasar en la vida. Sin embargo, a veces las personas se vuelven adictas al ser amado perdiendo todo sentido de normalidad, ya que son capaces de hacer cualquier cosa para estar con su pareja. Este comportamiento tan poco saludable, no es amor en realidad sino que se denomina dependencia emocional.

Es muy importante saber cómo se siente uno cuando está cerca de la otra persona y comparar cuáles son sus sentimientos en cuanto se encuentra sola. Si se siente que no puedes vivir si la pareja cuando no está a su lado, ese es otro indicador de una relación dependiente.

La mayoría de las veces las personas suelen confundir el verdadero sentido del amor, segados por su propia dependencia.

Cuado sienta que es víctima de la dependencia emocional es recomendable consultar con un terapeuta especializado en psicología, puesto que es probable que no pueda darle solución usted mismo.

En resumen, si solo se siente bien cuando la otra persona está cerca pero cuando se aleja el sentimiento cambia y existe depresión, la dependencia emocional está actuando y haciendo prevalecer una relación inestable y poco saludable.

consejos antidependencia

Existen varias cosas que puedes hacer para evitar ser dependiente de la pareja y caer en ese círculo vicioso que no lleva a ninguna parte.

Comience por tener intereses que no le hagan pasar las 24 horas del día pensando en la persona amada. Si aún tiene deseos de realizar otro tipo de actividades, verá que la dependencia no aparecerá en su vida.

También será necesario que sea responsable de sus propios actos y no espere la opinión de la otra persona para que indique qué es lo que se debe hacer con cada cosa de la vida.

Al lograr decidir por cuenta propia habrá dado un paso importante para liberarse de esta situación.

Finalmente, tenga presente la manera que resuelve esta situación. La actitud más adecuada es ser auténticos y únicos con nuestras actitudes con la pareja, respetándola y haciéndose respetar. Dejar de lado las inseguridades para disfrutar de una vida y una relación feliz.

Amor propio el primer amor

La cabeza de Esteban da vueltas sin parar, mientras hace sus deberes. “Nunca lograré aprobar este examen de historia. Mi padre tiene razón, soy como él, nunca llegaré lejos en la vida”. Se mira al espejo y piensa en lo flaco que está. “Seguro que el entrenador de fútbol no me deja ni intentarlo cuando vea lo poca cosa que soy”, se dice.

Julio está estudiando para el mismo examen que Esteban, y no es un amante de esa asignatura, pero tiene una actitud diferente. “¡Bueno, historia otra vez! Menos mal que me luciré en matemáticas, la asignatura que me gusta de verdad”. Cuando Julio piensa en su aspecto, también es más positivo. Aunque es más bajo y delgado que su compañero, es menos proclive a culpar o criticar su cuerpo. “Tal vez esté delgado, pero corro bien. Seré un buen apoyo para el equipo”, piensa.

La sicóloga Liliana Zabala señala que el amor propio es un sentimiento que las personas deben construir día a día y, en esto, la familia es la principal aliada. “Los padres, a través del amor, la aceptación y los cuidados que les dan a sus hijos, les demuestran lo valiosos que son para ellos y ayudan a que el niño vaya construyendo su autoestima”, explica.

La figura del padre, agrega la terapeuta, es como la columna vertebral para los niños, es el sostén de su ser, mientras que la madre brinda su acogida maternal con sus mimos y adulos mediante el beso y los abrazos a diario. Cuando no se lo vivencia así, en la adultez genera conflictos en la persona y con quien le rodea, sobre todo con su pareja a quien usa para desplazar sus traumas de la infancia.

Afirma que un individuo sin amor propio tiene serios conflictos internos a escala de procesos sicoafectivos, ni ella se valora ni lo hace con su entorno. Por ejemplo, los hijos son los que más sufren porque los utiliza como chantaje con la pareja.

“Esa persona busca que la amen sí o sí, porque tiene carencias desde su niñez y a raíz de esto busca amores conflictivos porque para estas personas amar es sufrir, ahí está el plus de goce para estas personas. Así lo vivenciaron en su infancia, por la ausencia de la figura paternal, o uno de ellos”, resalta. Asimismo, la sicopedagoga Nadia Rocabado coincide en que desde temprana edad se va formando el amor propio que tiene como base el seno familiar, ya que este es quien define en la persona la calidad del mismo.

“Si los padres proporcionan a sus hijos un trato cálido, amor, cuidados y aceptación, le están transmitiendo un mensaje de que son personas valiosas, que a futuro si el entorno le sigue proporcionando seguridad y respeto, va definiendo su amor propio y por ende su autoestima, que a su vez están bastante relacionados con el autoconocimiento y autoconcepto de sí mismo: estos dos últimos elementos nos ayudan a descubrir y a definir nuestras habilidades, aptitudes, intereses, valores, limitaciones, defectos como persona”, manifiesta.

Algunas características

Tórrez afirma que las personas que no tienen amor propio, constantemente se mandan mensajes internos negativos, desprecian sus virtudes, son demasiado autocríticas, no toman en cuenta los halagos, pero sí las críticas, optan por las decisiones de los otros, aunque crean que su opinión es mejor, actúan a la defensiva, se sienten despreciadas, con frecuencia piensan que tienen menos valor que los demás, no están conformes con su cuerpo y desearían ser otras personas.

Por su parte, Zabala agrega que son personas conflictivas, agresivas, generan problemas en su entorno familiar y social, sus frustraciones las descargan en sus hijos, son criticonas, manipuladoras y chantajistas, generalmente se buscan parejas conflictivas.

Además, prosigue, se estancan y no miran el futuro. Todo les parece problema, se involucran en la vida ajena, porque creen saberlo todo. Son personas que se victimizan todo el tiempo para llamar la atención y, generalmente, culpan a sus padres y a otros de sus frustraciones.

En criterio de Rocabado, si una persona no tiene amor propio, aquello se refleja en todas las áreas de su vida, desde su apariencia, en los estudios siempre fracasando por más que se esfuerce, en las relaciones amorosas involucrándose con personas que siempre van a tender a hacerlo menos, incluso a llegar a ser abusivos; en el trabajo no pudiendo tener un buen desempeño, permitiendo que el jefe o los colegas abusen de él o ella. Si el individuo tiene una sobrevaloración de su amor propio se va a reflejar también en todas las áreas de su vida: en el colegio no tendrá amigos, es más, cosechará enemigos o intereses, fracasara en las relaciones amorosas y en el matrimonio; en el ámbito laboral crea enemistades.

Con ojos de amor

Tórrez señala que para tener amor propio hay que quererse uno mismo, lo que acarreará grandes beneficios. Además, al mejorar el autoconcepto, las relaciones personales serán mejores y tendrán buenas opciones de empleo.

Es necesario también, asegura, invertir tiempo en el mundo interior y quererse sin condiciones. Para ello, hay que aprender a tratarse a sí mismo como lo hacen con ese mejor amigo que consideran fundamental en sus vidas.

Al igual que una relación de pareja, el amor propio hacia uno mismo muestra la complejidad de un largo camino, el proceso de autodescubrimiento es interminable. “Debemos pensar: hoy es el momento de asumir la asignatura pendiente, de quererse uno mismo sin excusas. El problema es interno y no externo”, subraya.

Las especialistas coinciden en que es importante que cualquier persona ponga mucho interés en mirarse a sí misma con ojos de amor y que muchas veces la culpa, la excesiva exigencia y los juicios de valor negativos que surgen de un pobre concepto personal, pueden boicotear la felicidad y el éxito que está dentro de uno mismo. “Cuando nuestro amor propio está dañado, no podemos dar lo que no tenemos. Para que hoy tengamos la percepción de cómo somos con defectos y virtudes, debemos aprender las características que cada uno tiene para ser aceptado, en primer lugar, por nuestros padres. Luego de esta primera aceptación, la persona se siente aceptada por el mundo; entonces, ya podemos amarnos como somos y construir nuestro amor propio y autoestima”, apunta Zabala.

Consejos a los padres

Rocabado remarca que si los padres quieren que su hijo tenga un sano amor propio y una alta autoestima, deben evitar menospreciar el esfuerzo con calificativos como tonto, burro, incompetente, flojo o cochino.

“Es cierto que esas palabras salen en ocasiones, pero se debe evitar que eso sea algo rutinario, porque todo lo que salga de la boca del padre o la madre, el hijo lo asumirá como parte de él. Los progenitores deben aceptar a su hijo como es, con sus virtudes y defectos”, indica la sicopedagoga.
Añade que a las hijas no deben criarlas con la idea de que en un futuro se tienen que casar sí o sí, o que tienen que ser unas excelentes amas de casa porque si no, no conseguirán marido. Vale decir, afirma la sicopedagoga, “no eduquen a las niñas para depender de un hombre”


Técnicas actorales para mejorar el sexo

¿ Puede el arte dramático contestar a las preguntas que habitualmente nos hacemos sobre el sexo y el amor? ¿Existe alguna relación entre las técnicas actorales y nuestra inteligencia corporal? ¿Hay similitudes entre una cama y un escenario?
Las respuestas a todas estas preguntas son afirmativas para Verónica Rodríguez Orellana, directora y fundadora de Coaching Club (www.coachingclub.es), que organiza talleres dedicados al amor, la sexualidad y el cuerpo, en los que las técnicas actorales y las dinámicas grupales son el punto de partida para analizar la denominada "inteligencia corporal” de los asistentes.
Estos talleres los dirige el terapeuta Víctor Ríos, quien aplica la psicología Gestalt y técnicas grupales y del psicodrama, procurando llevar a la luz nuestros vínculos afectivos y los agentes condicionantes que comprometen nuestra sexualidad y vida en pareja, y mejorar la percepción de nuestro cuerpo, para descubrir las raíces de nuestras limitaciones a la hora de vivir la experiencia sexual libremente.
Según Rodríguez: "hablando metafóricamente de la sexualidad, la cama es un escenario, tal vez el único, en el que todo está permitido mediante un consenso, en el que nos observamos a nosotros mismos a través de las reacciones del otro, en el que actuamos e interactuamos”.
"En la cama, al igual que un escenario de arte dramático, también padecemos, disfrutamos, sentimos, representamos a la actriz o actor que desearíamos ser y, en ese lugar compartido, la desnudez física es la menor de las desnudeces”, añade.
Según esta experta, descartando cualquier patología orgánica, muchas personas sufren algún tipo de disfunción sexual por no saber conectarse con sus emociones, y "algo que nos aleja básicamente del deseo, nos hace sentir ‘sin derecho a desear’, nos deja como náufragos en nuestro propio cuerpo”.
CONECTANDO CON LAS EMOCIONES Y EL CUERPO
"Estar desconectado de nuestras emociones nos lleva a autolimitarnos la posibilidad de expresar y satisfacer nuestras necesidades sexuales y, de esta manera, nuestro cuerpo puede influir, intensificar o ‘detonar’ en una disfunción, como la orgásmica, el vaginismo u otras similares”, señala.
Para Rodríguez solemos creer que el miedo, el enojo, la culpa y otras emociones nos acosan, y no es así. "Se convierten en problemas cuando no sabemos cómo aprovechar la información que nos brindan, cuando nos ‘enredamos’ en ellas y nuestra falta de cultura emocional las convierte en un inconveniente más”, agrega la especialista.
"Si los vivimos con problemas, cada uno de estos estados agrega más sufrimiento estéril a la experiencia que vivimos. No es la emoción en sí lo que perturba, sino el no haber aprendido aún cómo identificar, leer y expresar la información que nos transmite, para poder gestionarla en el ámbito adecuado y no llevárnosla a la cama”, asegura la directora de Coaching Club.
Otro de los aspectos que se trabajan grupalmente en los talleres de sexo y arte dramático es la "inteligencia corporal” que, según Rodríguez, "consiste en una conexión real y consciente del mundo de las ideas, las emociones y la expresión corporal partiendo de la base de que el cuerpo nunca miente y sabiamente encuentra las formas de expresarse”.
"Si reprimimos o no sabemos conectar los distintos campos que habitamos, que son mente, emoción y cuerpo, este último responde con las herramientas que encuentra, como las manifestaciones físicas de determinados estados emocionales, en lo que se conoce como psicosomatización”, explica.
"Un buen conocimiento de nosotros mismos y nuestras herramientas corporales nos permite entablar un ‘diálogo físico’ con la otra persona, que se traduce en poder vivenciar nuestro cuerpo y emociones libremente, en saber qué lugar quiere ocupar nuestro cuerpo en ciertas situaciones, en permitirnos manifestar lo que deseamos y en poder leer lo que nuestra pareja desea para interactuar con ella con espontaneidad y comodidad”, destaca.
"¡Somos nuestra sexualidad, por ello es tan importante el conocimiento de nosotros mismos!”, enfatiza Rodríguez.
Según esta experta, el arte dramático, las técnicas actorales y las dinámica grupales pueden ayudarnos a mejorar en el plano sexual, porque "la actuación dramática es un estado interior intermedio, un intermediario entre la fantasía y la realidad”.
SITUACIÓN SIMULADA, EXPERIENCIA REAL
"Aunque la modalidad actoral es ficticia, la experiencia que genera es muy real y nos permite hacer cosas que todavía se encuentran fuera de nuestro alcance en la vida real, tales como expresar emociones temidas, cambiar patrones de conducta o exhibir nuevos rasgos”, explica Rodríguez.
De acuerdo con la experta, "una vez que las hemos vivenciado, aunque sea en modo ficticio, estas nuevas experiencias pueden formar parte del repertorio de nuestra vida real”.
Rodríguez explica que el psicodrama "es una técnica global, que integra el cuerpo, las emociones y pensamiento, y hace énfasis en la movilización corporal. Al activar consciente y deliberadamente los músculos del cuerpo se intensifican los recuerdos y la imaginación relacionados con esta parte del organismo”.
Así, "la situación conflictiva se hace presente y se ponen en movimiento aspectos que estaban reprimidos, produciendo una catarsis, una liberación y una percepción más clara de la situación”, añade.
"En definitiva se trabaja la capacidad de dar una respuesta nueva a una situación antigua y esto nos da la posibilidad de resolver cuestiones que nos perturban en distintos ámbitos de nuestras vidas, como la sexualidad”, señala Rodríguez, poniendo como ejemplo, la mejoría obtenida por un participante del grupo.
"Es un hombre cuya primera relación sexual se produjo en un ámbito poco propicio y en circunstancias que no eran las más favorables, lo que había dejado en él una profunda huella de vergüenza que le impedía acercarse de manera espontánea a una mujer, le limitaba para expresar lo que deseaba en el terreno sexual y le desconectaba de sus necesidades personales”, describe.
"Participar en este tipo de talleres y experiencias grupales le posibilitó volver de manera ficticia a la temida escena inicial y, desde allí, poder desvelar y validar todas sus emociones dando una respuesta nueva a una situación antigua que le venía oprimiendo hacía muchísimos años”, señala Rodríguez .
"El trabajo con el movimiento y la consciencia del cuerpo, a través de las dinámicas grupales y las técnicas del psicodrama facilita que nos hagamos conscientes de las emociones y sensaciones de placer o incomodidad que sentimos, para poder empezar a dar y darnos una vida más vital y saludable”, indica.
ANTÍDOTOS PARA
EL ESTRÉS SEXUAL
"Las técnicas del psicodrama, como los ejercicios de improvisación, de superación de la vergüenza, de control y expresión corporal, nos facilitan un aprendizaje y nuevas herramientas para afrontar con mayor espontaneidad el arte de saber expresarnos en el amplio mapa de nuestra sexualidad”, señala Rodríguez, que da algunos consejos prácticos derivados del arte dramático para mejorar nuestra vida amorosa:
1. Frente a situaciones en donde nos sentimos invadidos por la ansiedad y el estrés, la relajación y la respiración son de suma importancia. Respirar es escuchar al cuerpo, es atender a sus necesidades y darle un espacio y un lugar de calma.

2. En las situaciones en que surgen fantasías catastróficas como "¿Y si sale mal?", "¿y si no gusto lo suficiente?” y "¿si no soy lo bastante bueno?”, es importante darnos un espacio para escucharnos, calmar ese caballo desbocado que se nos abalanza, mirar hacia dentro y darnos cuenta de que, si tenemos tanta capacidad para imaginar en un plano negativo, también la tenemos para vernos en una situación placentera. (EFE Reportajes).

Las técnicas del psicodrama ayudan a reconectar emociones; si estamos desconectados de ellas vemos limitada la posibilidad de expresar y satisfacer nuestras necesidades sexuales

sábado, 20 de septiembre de 2014

¿Qué preguntar antes de dar el sí?

Aceptar un compromiso es dar el primer paso al altar; por ello se debe pensar dos veces antes de decir sí. Expertos recomiendan hacer ciertas preguntas previas al gran evento, aquel que marcará el futuro de su destino. ¿Quiere saber cuáles son?, siga leyendo.

¿Qué te aporta? Para el psicoterapeuta Ángela Rosales, es importante que cada uno analice el aporte y complemento de experiencias que puede dar el uno del otro. ¿Te aporta algo nuevo?

¿Verdadero apoyo? ¿Está cuando lo necesitas? Esto implica que esté en todo momento, tanto buenos como malos. Walter Riso, experto en relaciones de pareja, asegura que no sirve de nada que cuando necesites a tu pareja no aparezca por ningún lado, que no te dé la atención o ayuda real en circunstancias de crisis.

¿Y la familia? "Es básico que mantengas una relación de cordialidad y respeto con ellos. Son muchos los eventos en los que se coincide con la familia y si no te llevas bien con ellos, a la larga genera problemas", apuntó Riso.
¿Qué hay con los amigos? Para el experto, la permanencia del amor, depende del entorno de tu pareja. Es básico, "esto implica tener su propio espacio, pero también compartirlos y aquí caben sus amistades", dijo. La interrogante es ¿Te caen bien sus amigos? Si no te caen bien, puede generar tensión y discusiones que pondrían en riesgo tu relación.

¿Es activo? Para que tu matrimonio sea próspero, "observa si tu novio se conforma con lo que tiene o busca opciones para mejorar sus condiciones de vida. Por ello debes cuestionarte: ¿es emprendedor?, cuando buscan salir adelante con intereses en común logran cumplir grandes objetivos", sugirió Rosales.

¿Vicios? Convivir con una persona con alguna adicción a una sustancia, alcohol o juego, llega a ser desgastante para la relación; "termina por afectar los sentimientos y acabar con la paciencia. Por ello observa, cuestiona: ¿tiene algún vicio?", señaló Riso.

viernes, 19 de septiembre de 2014

Sitio web de encuentros extra conyugales revela que los banqueros son los más infieles

Gleeden, el primer sitio web de encuentros extra conyugales pensado por mujeres, ha realizado un estudio acerca de las cifras clave de la infidelidad en la oficina

En primer lugar se extrae que la profesión catalogada como la más infiel son los banqueros, seguidos de los agentes de seguros y de los comerciales. Según la plataforma, el 64 por ciento de las nuevas inscripciones en Gleeden.com, se realizan desde la oficina, es más, se hacen a través del e-mail de trabajo

Del estudio se extrae además que el 39 por ciento de los usuarios registrados en el sitio web confiesan haber mantenido relaciones extra coyungalesdurante un viaje de negocios. Además un 28 por ciento asegura haber sido infiel a su pareja con un compañero de trabajo, mientras que el 83 por ciento de los hombres y el 61 por ciento de las mujeres han fantaseado con algún colega

El estudio muestra también que el uso de Gleeden suele producirse en el lugar de trabajo o durante la jornada labora. Así, un 51 por ciento se conectan al menos una vez al día a Gledeen.com desde su puesto y un 48 por ciento lo hace a través de la aplicación móvil.

Estudio indica que besarás 20 tipos de hombres antes de encontrar a tu príncipe azul

Un beso es una de las muestras de cariño o de amor más grandes que se puede dar a una persona. Apasionados o tímidos, existen diversos tipos y todos son especiales. Pero, ¿a cuántas personas besamos por amor a lo largo de nuestra vida?.

Según el estudio LoveGeist para Meetic, por ejemplo, los españoles besan a una media de 20 personas a lo largo de su vida. Los resultados del estudio indican que los hombres besan más (a 22 personas) y las mujeres a 18, entonces podríamos decir que en el camino besamos a 20 sapos antes de encontrar al príncipe azul. La revista Glamour hizo una descripción de algunos de estos tipos que por suerte o por desgracia, se cruzan en nuestra vida.¿Te suena alguno de ellos?.

El Primero: Lo guardas como un buen recuerdo porque, según dicen, el primero es al que más queremos aunque al resto los queremos mejor. Cosas de la experiencia.

El intelectual: Léase hipster o posturista profesional que te hizo creer que entender a Nietzsche era un propósito en la vida y la lectura ligera una aberración de la existencia humana.

El desconocido: Con suerte recuerdas su cara, a unas malas solo conservas una reminiscencia con sabor a gin tonic y un contacto bloqueado en whatsapp. Pasa en las mejores familias.

El ocupado: Puede que fuera el mismo que te dijo que no podía quedar contigo, o el que te reservaba citas con cronómetro entre el gimnasio y el partido de baloncesto. En cualquier caso, no era tu tipo.

El chico bueno: Ese el que te llamaba cuando decía que lo haría, recordaba tu cumpleaños y ¡hasta tu alergia mortal a los frutos secos! Todo un logro después de los anteriores... pero, somos unas inconformistas.

El ulises: No importa en qué términos se vayan, siempre acaban volviendo.

El ex: Si el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, para las mujeres ese obstáculo recurrente tiene nombre y apellido: Ex-Novio, o ese lugar común al que todas regresamos en bucle cuando sabemos perfectamente que se trata de un error.

El capullo: Tu perro lo olía, tu madre lo sospechaba y tus amigos lo sabían. Todavía te preguntas cómo pudiste ser la última en darte cuenta.

El extranjero: El título sugiere misterio y magnetismo pero la realidad puede ser mucho menos halagüeña. La posibilidad de una relación a distancia y el constante temor de tu familia y a amigos a que te expatríes sentencian su fecha de caducidad.

El eterno pretendiente: Ese amigo venido a más al que un día le diste una oportunidad y por el que todo el mundo siente lástima menos tú, que le profesas tanto cariño que no te atreves a romper con él tu relación inexistente.

El cómico: El punto G de la mujer está en la oreja y quien busque más abajo anda muy perdido. Suscribimos las palabras de Isabel Allende y, si a los hombres se los conquisa por el estómago, a nosotras por el oído. ¿Y cuáles son las palabras que todas queremos escuchar? Las que nos hagan reir. Lástima que solo unas pocas están hechas para un club de la comedia 24h.

El que pudo haber sido: Lo tenía todo o casi pero... solo puede quedar uno.

Y los besos no son la única coincidencia en el historial amoroso femenino global. Otro estudio realizado en Reino Unido cifra todos los acontecimientos que vivirás en la búsqueda del amor verdadero. Por ejemplo:

7 relaciones serias
4 rollos de una noche
2 citas a ciegas
1 relación a distancia
1 convivencia
1 plantón
1 engaño
2 citas online
2corazones rotos
4 citas desastrosas
y 20 besos

jueves, 18 de septiembre de 2014

Video El mensaje de amor más largo de La Paz está en la baranda del Puente de las Américas

¿Tiene sentido volver con tu ex?

Agua pasada... ¿si mueve molino? Depende. Después de una ruptura, puede volver a surgir con fuerza el deseo de volver con aquella persona con la que en su día tantas cosas compartimos. Pero muchísimo cuidado. Según los expertos, debemos meditar la decisión seriamente, y hacernos muchas preguntas en alto antes de volver a intentarlo. “Conviene recordar que la palabra "pareja" viene de "par", y que la decisión debe ser deseada del mismo modo y con la misma fuerza por los dos”, apunta Mila Cahue, psicóloga del área de pareja de Álava Reyes Consultores, antigua asesora del portal Meetic-Match y autora de numerosos libros relacionados con la pareja, entre los que destaca el último, Amor del Bueno (JdeJ editores).
Lo importante, prosigue esta experta, “es no volver a equivocarse por segunda vez por confudir la comodidad de que nos conozcan bien con el amor verdadero, o porque es muy cansino conocer a gente nueva todos los días, por ejemplo”

O porque pensamos que el otro va a cambiar. Así lo explica la psicóloga Silvia Congost, autora de «Cuando amar demasiado es depender» (Oniro): «Creer que el otro va a cambiar aquello que no nos gusta es volver de la peor manera posible. Si retomamos el contacto con esa persona, tiene que ser precisamente porque nos gusta cómo es, con sus virtudes y sus defectos, pero teniendo claro que aquello que no nos gusta y que para nosotros es importante puede acabar otra vez con el equilibrio de la relación». «No podemos volver a machacar a nuestra pareja para que cambie o sea de un determinado modo, o haga las cosas de esa otra manera que a ti te parece que es mejor», recuerda Congost. «Si tiene partes importantes que no me gustaban antes, debo seguir mi caminohasta que encuentre a la persona adecuada para mí», añade

Tampoco conviene pensar que podemos recuperar a las personas que pasaron por nuestra vida con éxito y rapidez. Debemos tener en cuenta, recuerda Cahue, «que quizá uno de los integrantes de la pareja haya sufrido y se encuentre todavía dolido, que haya rehecho su vida o que, sencillamente, no esté interesado en continuar con nosotros. Debemos contemplarlo todo»

Así que, si está pensando en volver con su expareja, considere las pautas propuestas por Cahue a continuación:
1. Deje de verse un tiempo. Por regla general, lo mejor es no verse y no agobiar al hombre o a la mujer con la que en su día compartimos una historia de amor. «Si se suceden los encuentros, la persona que se ha quedado "enganchada" puede sufrir y no recuperarse nunca», explica esta psicóloga. Además, prosigue, «siempre hay uno que quiere quedar "como amigos", algo que el que no ha sufrido puede hacer desde el día siguiente de cortar pero para el que todavía tiene sentimientos hacia el otro resulta imposible. Todavía tiene que asumir la ruptura, recolocarse...»
2. Madure lo que ha vivido. ¿Recuperar a la pareja con los mismos errores? o, por el contrario, ¿recuperar al otro con los cambios que necesitaba esa relación? Esa segunda oportunidad con la misma persona tiene que conllevar nuevos comportamientos. «Si le dejaron por tener mal carácter, por ejemplo, tendrá que trabajar mucho en ello antes de dar este paso», recomienda Cahue

3. Haga un tanteo prudente para saber en qué momento se encuentra su expareja. «Mucha gente llega a consulta diciendo "es que me he dado cuenta de que es la persona de mi vida", pero no se ha planteado si él sigue siendo la persona de la vida del otro», comenta esta especialista. A su juicio, si alguien quiere volver, debe hacer un tanteo prudente para saber dónde se encuentra el otro, si está recuperado emocionalmente, si está con otra persona... «Y si existe la más mínima sospecha de que la expareja sigue sufriendo, y la amamos de verdad, lo mejor sería dar un paso atrás. Si le puedo dar lo que necesita bien, pero hacer daño no tiene nada que ver con el verdadero amor», recalca

4. Cuidado con entrar en un bucle de 8 años. Hay parejas que lo dejan, lo cogen, lo dejan, lo cogen... y entran en una dinámica agotadora y devastadora. «Esto sucede porque uno de los dos quiere permanecer siempre en las primeras fases del enamoramiento, pero así nunca llega a entrar en las nuevas fases del amor», afirma esta experta

5. Si su ex ha rehecho su vida, evite el gran error de creer que todavía tiene derechos sobre él o ella. «Muchas veces la expareja piensa que tiene derecho a entrar y salir de la vida de su antigua pareja, y a reclamar espacios que ahora corresponden a la nueva persona que ocupa su vida. Aunque se hayan compartido muchos años de relación, eso no da permiso a entrar en el territorio del otro. Ahora toca un "saber estar"», aconseja Cahue

6. Redefina muy bien la nueva relación. Si finalmente se retoma la relación, hablen de todo lo que falló y establezcan unas nuevas bases. «Uno no vuelve con su ex pareja a lo mismo, vuelve a formar cosas buenas y mejores», concluye esta psicóloga.

Reír para seguir juntos

La ciencia acaba de corroborar una vieja creencia sobre las personas que ostentan buen sentido del humor: que ellas son, en definitiva, más atractivas.

Tras un estudio sobre el tema publicado recientemente, Eric Bressler, investigador de la Universidad McMaster de Canadá, concluyó que el 62 por ciento de las mujeres eligen como pareja a hombres que las hacen reír, mientras que el 65 por ciento de los hombres prefieren a las mujeres que aprecian sus chistes.

El mismo atributo, explican los investigadores, no solo resulta definitivo para la conquista sino para construir una relación a largo plazo, mucho más fuerte y duradera.

El perfecto relajante

Citado por el diario El Mundo, de España, el psicólogo neoyorquino John Gottman, uno de los mayores expertos en terapia y relaciones de pareja, asegura ser capaz de predecir, con un alto porcentaje de acierto, si una pareja continuará unida o no por largo tiempo, solo escuchando sus conversaciones y el nivel de humor presente en ella.

Gottman hace parte de los expertos que sostienen que las relaciones de pareja se soportan en cuatro bases: el sexo, la economía, la comunicación y el humor.

Una visión similar tiene María Claudia Abello, psicóloga y educadora sexual, quien sostiene incluso que el humor, o goce, está por encima de lo sexual y lo económico. “Cuando se trabaja el goce en la pareja –dice– hasta de los problemas aprenden a reírse”.

Según ella, el goce consiste precisamente en apreciar las cosas sencillas de la vida, en ser capaces de sacar una sonrisa hasta en los momentos más difíciles, pero no como una fórmula mágica que funciona para todas las parejas, porque cada situación es íntima y particular.

Otros analistas, como la psicóloga Sandra Herrera, creen que la gracia alimenta la comunicación y el amor entre las parejas.

“Los momentos divertidos se convierten en una forma de neutralizar los problemas laborales, personales o de otra índole. Los matrimonios, casi siempre, decaen por las crisis económicas y la apuesta es que la sonrisa sea siempre un punto de encuentro para tener de presente más las cosas que unen que las que desunen”, indica.

No obstante, recomienda la prudencia en los momentos en que se usan los comentarios jocosos como un método para aliviar las tensiones.

Sugiere, por ejemplo, no hacer gala de ellos durante una discusión, porque en esos momentos las palabras pueden llegar a destruir. “Lo mejor es dejar que los ánimos se calmen y después sí romper el hielo con algún comentario divertido que puede ponerle freno a un mal instante”, aconseja.

Humor y bienestar

Herrera sostiene que, en general, las mujeres buscan en su pareja siempre lo que les mostró durante la conquista. “En terapia, oigo comentarios del tipo ‘cuando éramos novios eras mucho más chistoso’. La rutina y los hijos no pueden hacer que se pierda esta armonía. La sonrisa aviva a la pareja y eso se siente adentro y lo ven quienes están afuera”, añade.

Por su parte, Victoria Cabrera –con maestría en psicología y docente del Instituto para la Familia de la Universidad de la Sabana– dice que la relación entre el humor y el bienestar de las relaciones es tan importante que ha sido objeto de investigaciones en psicología y medicina.

Desde la primera ciencia, de acuerdo con Cabrera, se ha concluido que la capacidad de hacer reír facilita las relaciones, porque genera confianza y relaja. Y afirma que aun cuando las personas no tengan mucha chispa, “pueden recurrir a un comentario agradable o simplemente traer a colación una experiencia divertida que hayan vivido juntos”.

Por último, la también psicóloga María Helena López explica que aunque el buen sentido del humor es un ingrediente que proporciona bienestar y es un potente catalizador en los conflictos, no se debe caer en el extremo de convertirlo en una manera de criticar, ridiculizar o hacer quedar mal al otro.

Y advierte la importancia de no usar con el otro, términos peyorativos que, por ejemplo, hacen mofa de su aspecto físico, de su forma de ser o de su trabajo. Eso puede resultar bastante lesivo.

Cultivar la risa

Si la risa no es parte de su personalidad, lo mejor es cultivarla gradualmente; forjar un hábito que con el tiempo se convierta en una virtud, como sucede con el orden o la responsabilidad.

No caiga en el error de reírse todo el tiempo, pues el exceso puede sonar a tontería. Cuando un asunto es serio, es serio.

Si el momento de fricción no da para recurrir al humor, evite hacerlo para no empeorar las cosas. Si siente que está a punto de estallar, mejor retírese.

Reviva con su pareja momentos que fueron divertidos y graciosos. Nunca falla.

El Amor no sabe de impedimentos



“Lo único que Mónica no sabe es caminar, lo demás puede hacerlo. El amor me trajo a Bolivia y es lo que me ató a esta maravillosa mujer”. El rostro de Jaime Rivas se ilumina cuando habla de su esposa, Mónica Quevedo. Y es que cuando un gran amor nace, no conoce de impedimentos. Mónica era una gran atleta en el colegio, pero a sus 16 años comenzó a sentirse mal y a tener una sensación de adormecimiento. Al no tener un diagnóstico claro en Bolivia, su situación fue empeorando. Entonces su familia buscó ayuda médica en Chile y Alemania, donde se enteró que tenía el síndrome de Guillain Barré. Así terminó en silla de ruedas.

Este hecho no melló su temple de mujer fuerte, alegre y optimista. Y cuando en 1988 su prima hermana le invitó a pasar unos días en Arica (Chile), allí conoció el amor.

Un día en la playa, sus amigas decidieron entrar a bañarse, así que la dejaron junto a un sujeto que estaba leyendo. De pronto, éste se levantó y se fue. Mónica vio que al poco rato regresaba, pero lo notó más guapo y bronceado: en realidad era el hermano gemelo del anterior. Se llamaba Jaime y se sentó a hablar con ella. Le hizo un poema. Le invitó a cenar esa noche —a un restaurante que había sido para gays, pero esa es otra historia—. Así comenzó su relación.

“Yo conozco mujeres que pueden caminar y son un cero a la izquierda. Mónica me colabora siempre y me apoya en todo. ¿Qué más podría pedir?, dice Jaime.

Mucha gente se opuso a su matrimonio y no creyó en su amor, pero ellos siguieron adelante y se casaron. “En esta unión hubo mucho de la mano de Dios”, asegura Mónica.

Tras un año de casados, ella no podía quedar embarazada pero luego de un tratamiento llegó su hija Laura Andrea y a los dos años, sin ayuda de nada, fue el turno de Jaime Alejandro, que complementaron su familia. Mónica halla en su esposo y sus dos hijos su razón de ser y la fuerza para seguir adelante: “Realmente creo en el amor”.

Como Mónica, Mariángela de la Rocha siempre fue muy activa. Sin embargo una extraña enfermedad, la esclerosis múltiple, se le presentó a sus 19 años. Nunca tuvo un diagnóstico certero para esta condición, pero varios síntomas —como quedar ciega de un ojo y sorda del oído izquierdo por algunos días— dieron los indicios de este mal.

Mariángela estudiaba Biología en la UMSA. Un día que no tuvo clases acompañó a su prima a la Facultad de Medicina para buscar a una amiga. Estaban comiendo en un snack en las cercanías y allí conoció a Mario Martínez, quien es ahora su esposo. Él ingeniosamente arregló una cita para esa misma tarde y así compartir más tiempo con ella.

Pasaron una amena tarde jugando juegos de mesa con otros amigos en común. Cuando él se fue, ella pensó que la historia terminaba ahí. Pero a los tres días él la llamó y comenzaron a hablar y a tejer su romance. Tras dos años de relación decidieron casarse y formar una familia.

“Al principio, la relación con Mario fue más que nada por teléfono, ya que él estudiaba mucho y los fines de semana era guía de turismo para ayudarse con los gastos universitarios”, cuenta Mariángela. “Nuestra relación es bellísima, comenzó como un rompecabezas que iba encajando perfectamente: teníamos los mismos sueños y metas para nuestras vidas”.

Hoy tienen tres hijas profesionales y muchos hermosos momentos más que vivir. “Como familia, somos un gran equipo que siempre se apoya”.

Fuentes: Mónica Quevedo y Jaime Rivas / Mariángela de la Rocha / los portales: http://www.med.nyu.edu/content?ChunkIID=104042, http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/multiplesclerosis.html. Fotos: Luis Salazar y las parejas.







Primavera, época de seducción

Curiosamente en primavera, conocida como “la estación del amor”, crece el interés en relacionarse con otras personas y poner en práctica las técnicas de seducción para ligar, buscar pareja, conocer amigos y encontrar el amor.

Los factores ambientales y el aumento de estímulos, sobre todo visuales, contribuyen a que en primavera se formen más parejas que en otras épocas del año.

Los colores y aromas, el buen humor reinante, el despojo de ropas, contribuyen a crear el clima propicio para el enamoramiento. Para buscar pareja en primavera, es necesario poner en marcha todos nuestros mecanismos de seducción. La mejor arma de seducción, es la seguridad en nosotros mismos, el optimismo, la risa y la buena predisposición de relacionarse con otras personas e interesarse en la vida de los demás.

Al respecto, los expertos recomiendan tomar la iniciativa, ya seas hombre o mujer, tienes que dar el primer paso para conocer a la persona que te interesa. En este sentido es necesario ser proactivos y darse la oportunidad de seducir y ser seducido.

La seducción en primavera, no sólo está reservada a quienes están solteros. Los que se encuentran en pareja, también pueden hacer uso de la seducción para reconquistar a su amor y renovar la pasión en la pareja.

En cada época del año es necesario cultivar el amor, estar abiertos socialmente a conocer gente, rodearse de amistad, esto es el motor que debe regir nuestras vidas pero, sin duda, es en primavera cuando todo el mundo parece apostar al amor.

Disfruta de la primavera, del amor y de la posibilidad de conocer gente. ¡Feliz primavera para todos!

¿Sabías que el amor no lo conquista todo?

Frecuentemente, la gente se casa con la idea de que su química o amor eterno los mantendrá juntos para siempre. Sin embargo, con casi 50% de los matrimonios acabando en divorcio hoy en día, es obvio que ese no es el caso.

Por lo tanto, vale la pena saber unos pocos secretos antes de casarse. Hoy te damos unos consejos que ayudan a mantener unidas a las parejas por un largo tiempo luego de casarse:

CONTINÚEN SALIENDO

Con los años, muchas personas usualmente se distancian, o las relaciones y matrimonios pierden la frescura, debido a que las parejas no hacen nuevas actividades especiales juntos. Por esta razón, tener nuevas y refrescantes salidas es muy importante. De hecho, hay algo acerca de las citas que crea una sensación de magia en una relación, e incluso puede hacer que las relaciones salgan de la rutina. Durante una cita, ambos se esfuerzan más en su apariencia, tienen más tiempo ininterrumpido para comunicarse a un nivel más profundo, y son unidos naturalmente. ¿Algunas ideas? Pasear en un lugar público, en el zoológico, en el museo, en la feria, en la librería, en la piscina o en el parque.

DEMORARSE ES MEJOR

Existen datos estadísticos que muestran que las parejas que salen durante un año o más, antes de casarse, tienen una tasa de divorcio signifi cativamente más baja que aquellas que se casan luego de un corto período de novios. Saliendo un año les dará tiempo para vivir muchas emociones y para descubrir muchos rasgos del carácter del otro. Puede que adore a alguien en la primavera, pero luego lo deteste en el invierno. Pedirle la mano a alguien en la tercera cita no es romántico.

EXPRESA SIEMPRE TU AMOR

Muchas veces, cuando una relación madura, sus miembros tienden a dejar de elogiarse el uno al otro, porque asumen que su pareja ya sabe lo que están pensando. Cuando en realidad, no debería pasar un día entero sin elogiar a su pareja. Alaga su forma de cocinar, reafírmale que él/ella es la mejor persona del mundo o dile que es un excelente modelo a seguir. Si quieres ser amado/a y cortejado/a por tu pareja, ámalo/a y cortéjalo/a primero. Cuando te sientes amado/a, es mucho más fácil devolver ese amor. ¿Eres un gran partidario de lo que tu pareja dice y hace? Así que anima y elogia siempre a tu pareja. ¿O él/ella sólo escucha abucheos o silencio?

TÓMATE EL TIEMPO PARA ENTENDER A TU PAREJA

Las parejas con más problemas son frecuentemente las que dicen: Simplemente no lo/a entiendo. Así que déjame preguntarte: ¿qué tanto sabes acerca de la profesión o carrera de tu pareja? ¿Sabes algo de su ascendencia? ¿Tienes la capacidad de tener una conversación signifi cativa acerca de su pasatiempo de bordado o de su interés en el rugby? Si eres un hombre, ¿llegas a comprender por completo lo que experimenta una mujer durante el síndrome premenstrual o la menopausia? No necesitan ser idénticos, pero hagan un esfuerzo por aprender acerca de las cosas de la pareja, y el resultado será que se volverán más unidos.

RESPONDE LAS "GRANDES" PREGUNTAS

¿Tu pareja quiere tener hijos? ¿Los dos quieren tener una carrera? ¿Tu pareja tiene antecedentes de gastar dinero hasta endeudarse? ¿Va a la iglesia? En mi opinión, la principal razón por la que casi la mitad de los matrimonios terminan en divorcio es porque las parejas no se hacen las preguntas adecuadas antes de casarse. Supongo que la gente cree que podrá cambiar a su cónyuge luego del matrimonio y que todo estará bien. Error. Si no se sientan a discutir sobre finanzas, religión, sexo, hogar, su futuro y otros temas en detalle, puede que terminen teniendo una discusión tras otra durante el resto de sus días. Al final, si los dos tienen diferentes deseos y metas en la vida, no hay garantía alguna de que la química o los Te amo les ayuden a seguir juntos. Hagan que entender al otro sea la prioridad antes de caminar hacia el altar.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Verdades de la vagina. Te podés sorprender

Es una fuente de placer, nos define como mujeres, sin olvidarnos su función más importante que es dar vida. Sin embargo, es todo un misterio para muchas de nosotras como para el género masculino. Según la ginecóloga Mónica Raya, la zona íntima de la mujer resulta ser más compleja y fascinante de lo que parece. Te presentamos algunas cosas que debés conocer sobre ella:



1
No existen vaginas iguales
Las hay largas y cortas. Como todas las mujeres son diferentes también lo son sus vaginas. La maternidad, la salud y la edad pueden ser factores determinantes en su apariencia. Llega a medir de 7 a 9 centímetros.



2
La vagina se puede ejercitar
Al ser un musculo fibroso es importante que la mujer haga ejercicios para lograr que su tono muscular aumente, lo que le ayudará a que las relaciones sexuales sean mucho más placenteras. Estos se pueden hacer de 10 a 15 veces al día, consiste en comprimir la zona genital, lo que dará como resultado una vagina más estrecha.



3
La alimentación afecta en su olor y color
La comida no saludable no solo puede hacernos subir de peso, sino también repercutir en la producción de secreción vaginal, provocando un mal olor y una apariencia nada agradable. El “olor a pescado” se debe al exceso de alimentos ácidos y salados. Se aconseja comer mucha fruta.



4
Se limpia sola
Realiza un proceso de limpieza a través de la lubricación para también mantenerse sana. Además tiene algunas bacterias que ayudan a no generar infecciones, como hongos, parásitos y gérmenes. Cuando la mujer está estresada sus defensas bajan, lo que da lugar a la proliferación de las infecciones.



5
Su tamaño no depende la estatura
Hay mujeres que pueden tener vaginas de 5 centímetros y otras de 9 o 10 que es lo normal. Depende más de las características físicas de cada una. Durante el sexo está se expande sin importar el tamaño, el cuerpo y la edad de la mujer. Es importante mencionar que no hay un tamaño estándar.

6
Se ensancha con el parto
Generalmente ocurre después del segundo parto, porque al ser elástica se estira perdiendo su tono muscular. Lo que hace que la mujer al tener sexo pierda parcialmente la sensibilidad y por tanto no obtenga placer. En los casos extremos se recomienda realizarse la perineoplastia para reconstruir la zona genital.

7
Se adecua al tamaño del pene
Al estar excitada la vagina puede llegar a expandirse hasta el 200%. Si el miembro masculino es grande al ser elástica se adapta a cualquier tamaño. Sin embrago cuando la situación se torna dispareja, es decir el pene muy grande y la vagina demasiado pequeña puede haber desgarro.

8
Las secreciones vaginales son normales
Siempre y cuando no tenga un mal olor y apariencia desagradable. Cuando es incolora y como un moco es totalmente benigno. Pero cuando la secreción se torna blanca, amarilla o verdosa es un signo de proceso infeccioso.

9
No tolera la ropa interior ajustada de nailon o licra
Porque atrapa la humedad y el calor desencadenando infecciones en la zona genital. Lo ideal es usar puro algodón.

10
Posee varios tipos de himen
‘El complaciente’ que al tener relaciones sexuales no produce sangrado, lo que hace dudar, (equivocadamente) a muchos de la virginidad de la mujer. También está ‘el anular’, que sí produce sangrado.

11
También eyacula
Al igual que el pene al momento de llegar al orgasmo expulsa una secreción lechosa parecida al semen que delata el alcance del placer femenino.

sábado, 13 de septiembre de 2014

¿Amor o dependencia?

E l amor es un sentimiento complejo, lo dicen los expertos por su conocimiento teórico, como los que viven o vivieron algo tan intenso. Por ello, muchos en búsqueda de ese gran sentimiento confunden las cosas y piensan que están enamoradas, cuando en realidad solo dependen sentimentalmente del otro ser.

El amor. Es un sentimiento sano donde existe el cariño, el respeto y la admiración. Donde hay armonía al estar juntos, pero no revueltos. Donde tienes la opción de crecer, tener independencia, planes, ideas y proyectos. Donde puedes compartir tus logros con esa otra persona.

Característica. Es una persona segura de sí misma. Admira a la persona que tiene en calidad de pareja, pero sin esa obsesión de por medio que tienen los dependientes.

El perfil. Vive y disfruta cada momento que está al lado de su pareja. Está consciente de que cada uno necesita su propio espacio, además del que comparte con su media naranja.

Síntomas. ¿Cómo identificar a un depediente?, no es fácil, pero la mayoría comparte características como: necesidad de estar en pareja, no tolera la soledad; amplio historial de relaciones de pareja; baja autoestima; no sabe decir "no" por complacer a la otra persona; pone

El perfil. Se caracteriza por una baja autoestima, carácter sumiso, no concibe en su vida la soledad, sino que ansía estar al lado de alguien a quien ha idealizado, de manera que vive por y para esa persona.

Característica. Podemos definirla como una "necesidad extrema de recibir amor y afecto, normalmente en las relaciones de pareja, de forma que su vida gira en torno a la otra persona".

La dependencia. Es un amor obsesivo donde perdemos el rumbo de nuestra propia vida por estar tan pendiente del otro. Donde queremos respirar el mismo aire de esa persona, controlar todo lo que hace, dice o piensa.

Síntomas. ¿Como identificarla o identificarlo?, aunque es complicado, el amor sincero no requiere de exigencias ni controles. El amor confía, respeta, comparte y vive su propio sentimiento.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Señales que delatan a un mujer inmadura

Una mujer inmadura es aquella que no sabe cómo reaccionar ante ciertas circunstancias y que de cierta forma, quiere tener las riendas de la relación sin dejar atrás los estándares tradicionales de un noviazgo o incluso, matrimonio.

A continuación 6 puntos claves para detectar a una mujer inmadura en una relación:

1. Las que se creen feministas extremas pero al final del día desean una relación conservadora

¿Qué quiere decir este punto? Hay mujeres que dicen que quieren ser independientes y cuando llega una situación más igualitaria, el día menos pensado te dicen cosas como “por qué no me invitaste la comida” o “por que no me dedicas más tiempo", estas mujeres se caracterizan por criticar constantemente la actitud “machista” de los hombres, pero desean que su pareja las idolatre todo el tiempo.

2. Quienes buscan un papá más que una pareja

Estas mujeres se caracterizan por buscar atención extrema, quieren que su pareja dedique el mil porciento de su tiempo a procurarla, cuidarla, consentirla y demás. La relación con este tipo de mujeres llega a fastidiar porque en lugar de ver por ambos, solo piensa en su bienestar.

3. Las que se encelan hasta por la mosca

No estamos tan seguros de que los celos puedan ser justificados; sin embargo, hay mujeres que exageran con sus celos y se enojan hasta porque la cajera que atiende en el super te vió. Una mujer madura analiza la situación y escucha antes de armar un “pancho”. Por lo general, estas mujeres son muy inseguras y no creen las razones por las que su pareja está con ellas, por lo que sus celos se traducen en temor a perder al otro en cualquier momento.

4. Quienes quieren controlar a la pareja todo el tiempo y se la pasan haciendo berrinche

Se supone que una relación es de dos; entonces por qué tratar de obligar al otro a ser como la contraparte quiere. Hay mujeres inmaduras que si no les das los buenos días en un mensaje a la hora de siempre, si no usas su camisa favorita o que simplemente rechazas la invitación a algún lugar que ella quiere ir en ese momento se enojan y se convierten en demonios.

5. Quienes tienen miedo de estar solas

Una mujer inmadura es codependiente de su pareja, puede que esto sea debido a viejas heridas y que esté tratando de conservar algo que para ella es valioso. Sin embargo, olvidan que nada es para siempre y que al querer conservar algo que posiblemente ya no funcione, se estén haciendo más daño.

6. Quienes provocan celos de su pareja con tal de llamar más su atención.

Este punto es de los más comunes. Una mujer que te enseña la foto de algún seguidor guapo que le dice “te amo”, que te dice que saldrá con el más fortachón del gimnasio o simplemente que te presume lo deseada que es por otros hombres, es inmadura.

jueves, 11 de septiembre de 2014

¿Se puede tener una relación basada solo en el sexo?



No hay reglas definitivas para que una relación de pareja funcione. Ésta puede tener múltiples variantes, como que muchas veces la pasión es más fuerte que el sentimiento. Como prueba de ello están aquellas duplas que mantienen sexo sin ningún compromiso. Lo importante en este caso es no generarse expectativas a largo plazo, pues la pasión suele durar poco, y es capital poner las reglas claras y estar ambos de acuerdo; de lo contrario, la factura emocional puede ser alta.

Este tipo de relación suele darse por una dependencia emocional, el típico “necesito que me ames, que estés conmigo”, explica la psicóloga Elba Elena. Muchas de las parejas que simplemente se basan en la parte sexual para relacionarse no son personas independientes, sino que una depende de la otra.

Si bien este tipo de unión puede ser muy placentera en un principio, no sirve para el crecimiento personal —advierte la experta—; aunque pueden dar estabilidad emocional por algún tiempo, no genera un crecimiento personal real; es por esto que a la larga no resulta efectiva.

“Más allá de las necesidades fisiológicas, Maslow (psicólogo estadounidense, 1908-1970) menciona que existe una verdadera necesidad en el ser humano de seguridad, afecto y reconocimiento, elementos que se relacionan estrechamente con la teoría del apego de Bowlby (psicoanalista inglés, 1907-1990) donde describe la protección y el apoyo como parte de la dinámica de las relaciones humanas, por lo que una relación de pareja que busca ser efectiva debería considerar estos factores”, recomienda por su parte la psicóloga Anahí Navarro.

Steinberg (psicólogo estadounidense) habla de tres componentes que caracterizan el amor en una relación de pareja: la intimidad, la pasión y el compromiso. Las diferentes combinaciones de estos elementos resulta en distintos tipos de enamoramiento. Está aquel que se apoya únicamente en la pasión (correspondiendo al deseo sexual), que se denomina encaprichamiento, ya que no hay una relación de cariño ni compromiso y es netamente una relación basada en el sexo, de la que no se puede esperar nada más.

La profesional afirma que “si ambas son personas maduras, (emancipadas emocionalmente) la relación no llegara más allá de los seis meses”. Elena indica que “puede que una relación muy apasionada llegue a casarse, pero le será muy difícil resolver problemas, puesto que se resolverán éstos durante el acto sexual, postergando así la comunicación del conflicto y la búsqueda de la solución real”.

El portal www.imujer.com indica que el buen sexo es una excelente forma de comunicación entre dos personas, pero que hay que definir si es solo esto lo que la pareja busca o si se persigue algo más, pues una relación basada en sexo no suele tener un final feliz, si no se pacta antes lo que se quiere obtener. Por eso, la sinceridad es muy importante.

Se debe tomar en cuenta que del roce nace el cariño y puede que con el tiempo uno de los dos quiera algo más. Por eso, es necesario poner límites a esta situación.

Si quieres una relación con amor y crees que tu vínculo solo está basado en sexo, habla con tu pareja sobre el tema. Si lo que te proponen no te interesa, aléjate sin remordimientos antes de permanecer en una situación que no deseas y no te lleva a nada, te provoque más daño.

Un noviazgo con este perfil fracasará en el matrimonio, si es que alcanza a llegar a esa etapa. En casos como éste, la sexualidad se convierte en un elemento distractor que termina con noviazgos superficiales, pues no se logra un conocimiento completo de la pareja.

VIDA DE PAREJAS Cuando la vergüenza supera el dolor

Los casos en los que las mujeres son maltratadas durante una relación amorosa son muy altos. Sin embargo, el número de hombres que se atreve a confesar que también ha sufrido maltrato por parte de su pareja cada día incrementa.

CÓMO SABER SI SOY UN HOMBRE MALTRATADO POR MI PAREJA

Existen dos tipos de maltratos en la pareja: el físico y el psicológico. El físico es quizás el más obvio en el caso de las mujeres, pero no tanto en el caso de los hombres.

Normalmente, cuando el varón golpea a la fémina le deja marcas que demuestran el hecho de su acto de violencia. No obstante, normalmente las mujeres no tienen tanta fuerza como los hombres y, probablemente, no le haga tanto daño cuando lo golpee.

Que el hombre no tenga marcas en su cuerpo no significa que no esté siendo víctima de un maltrato físico por parte de su mujer.

Aunque al principio puede parecerte algo extraño o un caso aislado, no debes permitir que tu mujer te ponga una mano encima, aunque no te haga daño. Al igual que tú no la golpearías, ella tampoco debe golpearte. Además este tipo de violencia en absoluto ni a tu autoestima, puesto que no mereces ser víctima de violencia. Puede ser que tu pareja no llegue a agredirte físicamente, pero que se pase el día rerecordándote lo poco que vales, todo lo que haces mal o que, incluso, te insulte o critique tu aspecto físico.

Si esto es así estás sufriendo maltrato psicológico por parte de tu mujer. Su intención es hacerte ver lo poco que vales para que no puedas llevarle le contraria y tengas que hacer siempre lo que ella desee.

Te tiene totalmente manipulado e intenta herirte con las peores palabras cuando intentas llevarle la contraria. No debes permitir este tipo de maltrato dentro ni fuera del hogar.

Tus hijos podrían aprender este tipo de abuso y aplicarlo con otros miembros de la familia.

El maltrato masculino se trata de una violencia más invisible, silenciosa y enmascarada. A un hombre le cuesta más admitirlo, la mayoría no es capaz de denunciarlo y tiene que ser su entorno que dé ese primer paso.

CÓMO DEJAR DE SER MALTRATADO POR TU PAREJA

Si crees que estás sufriendo de maltrato por parte de tu mujer, lo primero que debes hacer es abandonar el hogar, pedir ayuda y romper la relación o firmar el divorcio si estás casado. Quizás te duela hacerlo por tu familia o, simplemente, por el qué dirán.

Aquí interviene el factor género, porque socialmente al hombre se le pide fortaleza, dinero y producción. Admitir y manifestar que está siendo agredido por su pareja se interpreta como una señal de debilidad, pero puedes pedir ayuda a tus amigos o familiares y contarles el problema. Apóyate en ellos, la gente que te quiere será comprensiva y llegará a entender que no solamente los hombres pueden ser violentos, sino que las mujeres también.

En el mundo, cada día son más los hombres que toman la palabra y piden el divorcio a mujeres maltratadoras. Bajo ningún concepto creas que tu mujer tenga razón en cuanto a todas esas palabras horribles que te ha dicho y todos los golpes que te ha propinado. Debes pensar que no todas las mujeres son como ella, simplemente cometiste el error de confi ar en alguien que no era psicológicamente estable y se aprovechó de tu baja autoestima.

Por lo tanto, empieza a quererte y olvida a esa mujer para poder encontrar una nueva pareja, crear una familia mejor en un buen hogar libre de maltratos físicos y psicológicos. Confía en tus seres queridos y apóyate en ellos para salir adelante. Aquellos que te quieren te comprenderán y te ayudarán a alejarte de esta persona tan negativa y pronto podrás rehacer tu vida.

¡Tengo miedo a enamorarme!

¿Por qué tantos buscan el amor pero no lo encuentran? Quizás piensas que se debe a la escasez de prospectos solteros/as disponibles, o tal vez opinas que ya no quedan buenos partidos, o a lo mejor crees que la gente es muy exigente y por eso no hallan una pareja. Es cierto que lo mencionado puede obstaculizar la búsqueda del amor, sin embargo, una de las razones principales por las que hay tanta gente sola es, irónicamente, ¡porque tienen miedo a amar!

Si en el pasado tuviste una experiencia amorosa que te hirió profundamente, sin dudas, hoy tienes pavor de volver a enamorarte. Por eso, consciente o inconscientemente alejas a quien se acerca.

Hay que ser muy valiente para amar, especialmente si te han herido antes. ¡Toma demasiado tiempo recuperarse! Para amar intensamente la única opción es deshacerte de las barreras que protegen tu corazón y mostrar la debilidad tan grande que sientes por otro. Pero lo cierto es que se necesita un valor extraordinario para confiar en que otra persona sabrá cuidar tu corazoncito vulnerable.

Lo interesante es que, aún los que tienen terror al amor y dicen: “no me vuelvo a enamorar”, desearían enamorarse locamente. El problema es que asocian el sentimiento sublime del amor con dolor. ¡Qué error! ¿Quién dijo que el amor es sufrimiento? El amor es puro e inocente, !no duele!, sólo hiere cuando la persona que amas te lo retira. Y eso es un riesgo que todo el que ama tiene que tomar. Y para que este riesgo sea menor, tienes que ser selectivo y prestar atención al comportamiento de quien te pretende. Fíjate si le interesa escucharte, si le importan tus problemas, si parece estar feliz cuando está a tu lado, si en ocasiones te habla mal o si es brusco contigo. Cada detalle es un clara señal que te deja saber si es o no merecedor de tu corazón.

El amor es como el juego, hay ocasiones en que se pierde, pero el dolor que vas a experimentar es mínimo, comparado al éxtasis que vas a “saborear” cuando ganes. Recuerda, no hay que temerle al amor, sino a las personas que no saben amar.



Para más consejos visite:

www.MariaMarin.com.





QUICKIE

Dos de cada tres hombres afirman que su mujer los critica demasiado; más de la mitad de las personas que viven en pareja simulan ser más felices de lo que son y 33% de los hombres querrían una pareja más romántica.


Punto G: cae el mito

El punto G. Ese que tantos espionajes eróticos ha causado entre hombres y mujeres a la hora de mantener relaciones sexuales, no existe. Es lo que mantienen los investigadores de la Universidad Tor Vergata de Roma que afirman que el orgasmo femenino es mucho más complejo.

Las mujeres tenemos orgasmos CUV o, lo que es lo mismo, orgasmos clitoriuretrovaginales complejos. Es la conclusión a la que han llegado un grupo de científicos italianos que aseguran que el punto G femenino es poco menos que un invento, siempre oscilante entre el mito y la realidad y que, creíamos, era responsable de nuestros mejores orgasmos. Y es que, alcanzar el clímax femenino es un proceso complejo que implica más partes de nuestro sistema reproductor.

La legendaria región vaginal conocida como punto G, considerada altamente erógena y a la que se atribuyen poderes casi mágicos a la hora de conseguir orgasmos, ha resultado ser un mito, como muchas se temían.

Discusión

En realidad el denominado punto Gräfenberg es objeto de discusión desde los años 40. Está supuestamente en un lugar de la pared vaginal, localizado detrás del pubis y alrededor de la uretra. Sin embargo, son muchos los estudios, sexólogos e investigadores que han considerado que no está comprobado y que su supuesto papel como centro del placer sexual femenino es más que subjetivo. Ahora este equipo de científicos italianos, franceses y mexicanos, desmienten rotundamente su existencia y, en su lugar, han hallado una zona mucho más amplia y compleja que, en teoría, permite experimentar un gran placer sexual.

El hallazgo

Es lo que han bautizado como zona CUV, una región erógena formada por clítoris, uretra y vagina y que incluye tejidos, músculos, glándulas y útero. “La conjunción del clítoris, la uretra y la pared vaginal estimulados adecuadamente durante la penetración podría inducir la respuesta orgásmica”, explicó el endorinólogo y sexólogo, Emmanuele A. Jannini, profesor de la universidad y director del estudio.

La investigación también permitió descubrir que en la zona CUV existen ciertos marcadores químicos que procesan las sustancias responsables de la excitación, hecho que podría relacionarse con un hallazgo previo del mismo Jannini, mediante el cual se determinó que el tejido localizado entre la uretra y la vagina es más grueso en las mujeres que decían haber experimentado una excitación del punto G.

Los investigadores, gracias a modernas técnicas de imagen, han podido visualizar las interacciones de los genitales femeninos durante la masturbación o coito, y han concluido que las zonas íntimas de la mujer no son tejidos pasivos, sino estructuras altamente dinámicas y sensibles. De hecho, los autores del estudio aprovechan para condenar a aquellos ginecólogos y cirujanos que cortan y cosen sin respeto, maltratando los nervios, músculos y componentes vasculares de una región anatómica tan altamente sensible.

“La vagina es un tejido activo y sexualmente importante que debe ser respetado. Es algo más complejo que un solo punto”, asegura Jannini. Por ello, recomienda el conocimiento de la anatomía y fisiología de la zona CUV antes de someterla a un procedimiento quirúrgico. Algo que parece de bastante sentido común, por otro lado.

Gräfenberg

El Punto G fue conocido por primera vez en los años 40, cuando el ginecólogo alemán Ernst Gräfenberg y el estadounidense Robert Dickinson dieron con una zona de “especial sensibilidad erógena” la que se encontraba “en la superficie suburetral del muro vaginal anterior”.

Posteriormente en los 80, la sexóloga Beverly Whipple encontró una región en la que el 90% de las mujeres sentían mayor sensibilidad, la que fue bautizada como Punto G, por el primer estudio realizado por Gräfenberg.

A los 50 puedes disfrutar del sexo mejor que cuando eras joven.

Disfrutar de una vida sexual plena con tu pareja después de los 50 no es misión imposible, es más, hay que eliminar el mito de que en esta etapa no se puede gozar. Es por ello que la psicóloga y terapeuta de parejas y familia Fanny Parrado, aclara que no es que a esta edad la vida sexual desaparezca, sino que con el trajín del día a día muchas mujeres se dejan absorber y disminuyen este aspecto en su vida.

No descuidar. Sin embargo, este periodo también se caracteriza porque los hijos ya son independientes y no viven en casa, por lo cual se debe tener conciencia de que es un ser sexuado toda su vida y hacerse a la idea de vivir su vida sexual y disfrutar al máximo en cada una de sus etapas evolutivas, indicó Parrado.

Es el mejor periodo. Por su parte la terapeuta sexual Liliana Zabala asegura que en este periodo se disfruta más del encuentro íntimo, ya que en la juventud es casual, instintivo y fugaz debido a que no hay experiencia, mucho menos responsabilidad. Sin embargo, con el paso de los años, los cambios fisiológicos y hormonales pueden afectar la libido y la respuesta sexual entre las sábanas, pero el sexo depende más del estado de salud, buena compañía y actitud mental. "Por ello sostengo que a partir de los 50 y 60 años aumenta la confianza sexual", dijo.

Consejos. Y si no sabes por dónde empezar, Zabala aconseja tener empatía en pareja, ya que es de suma importancia charlar y dialogar acerca de las inquietudes de la vida diaria. Asimismo, trabajar la comprensión de la realidad, debido a que una pareja no puede satisfacer todas las necesidades si no se comunica.

Parrado asegura que para seducir a tu pareja los besos, caricias y exploración, son vitales antes del encuentro. "Se debe evitar que muera el romanticismo y la pasión, es más, hay que crear y recrear los momentos de intimidad porque la monotonía puede apagar el interés", dijo. //

1. Más alla de lo íntimo

Si bien el encuentro sexual es importante, también se debe disfrutar de la relación más allá de la genitalidad, además de trascender del aspecto físico y entender la relación como una forma de afianzar los lazos entre ambos. Con la experiencia se llega a la madurez emocional que permite entender el acto desde una perspectiva menos mecánica para sentirse satisfecho.

2. Dialogar

Es necesario hacerlo y con frecuencia, especialmente para saber cuáles son las preferencias sexuales, dónde y cuándo desea que la acaricie y qué juegos provocan mayor placer, asegura Fanny Parrado. Asimismo, las palabras también excitan, algunas confesiones románticas, otros con fantasías eróticas.

3. Es necesario

No olvides que el sexo es importante para mantener el equilibrio psicológico y emocional, porque aumenta el autoestima y la confianza. A su vez, ayuda a mantener una perspectiva positiva ante la vida, mejora el estado de ánimo y es un antídoto contra la depresión, estrés, ansiedad y problemas cardiacos.

Ir 'lento' al comenzar una relación ¿Es bueno o malo?

Mujeres y hombres por igual, en ocasiones, son juzgados por su 'lentitud' o 'rapidez' al momento de iniciar una relación de pareja.

"No tiene nada de malo ir lento en las relaciones. El ir lento no implica que a partir de la herida de uno de los miembros de la pareja utilice al otro miembro de ninguna forma y menos en el ámbito sexual. Hay que negociar si hay diferentes velocidades entre cada uno", recomienda el conferencista Carlos Fraga en su programa La Vida es Hoy, en Televen.

No se debe sentir presión en la pareja si se espera mucho o poco tiempo, por ejemplo, para tener la primera relación sexual o para compartir casa. "En pareja hay que poner las cosas claras, poner límites o sino esto se acaba, esa quizás sea la decisión a tomar", expresa.

Es importante "lo que cada miembro de la pareja siente, no solo de un lado. Revisemos nuestra autoestima y de ser necesario trabajemos en ella".

Huellas de infidelidad

Hay que aclarar que no se trata de ponerse paranoica con cada "supuesto indicio" sino de estar atenta a verdaderas señales de ciertos comportamientos, que puedan delatar que su pareja está sacando del plato. Expertos revelan algunas de estas "advertencias" que no deben pasar desapercidas.

Más atento. "¿Últimamente tu chico está más atento que lo habitual?", pregunta el terapeuta de pareja, Rodrigo Cáceres. "Pues si el comportamiento sale de lo normal, si lo hace de la noche a la mañana, ten cuidado porque en realidad puede que se trate de la culpa de haber cometido un error, que a medida que el amorío crezca las atenciones disminuyen", agregó.

Regalos inesperados. Un ramo de flores, un par de zapatos, cada día aparece con un regalo para ti. "Pero estos no son otra cosa que regalos de culpa, que compró por la traición que siente que cometió", apuntó el especialista, a tiempo de indicar que se debe tomar en cuenta también el comportamiento regular, si era detallista cuando lo conoció, si recuerda las fechas especiales y hasta los más mínimos recuerdos.

Instinto de mujer. Para Mercedes Flores, psicoanalista, la infidelidad es parte de las cosas que las mujeres "huelen a kilómetros". "Las féminas presienten ese tipo de cosas y muy pocas veces fallan. Pero no se debe juzgar a simple presentimiento, antes de hacerlo se debe comprobar el hecho", remarcó.

Irritable al 200%. "Ahora, él se enoja por cualquier cosa, lo que le da el pretexto perfecto para conocer una amante", apuntó Flores. Un marido infiel también puede tener esta actitud, porque siente que te está traicionando.

Fin de la pareja. "En las discusiones, menciona la idea de separarse de ti. Dice cosas como "¿qué pasaría si se termina nuestra relación?" o algo nos pasó, pero yo siempre te querré", subrayaron los especialistas, a tiempo de indicar que parece más negativo en cuanto a la relación y no le teme a que terminen porque, al fin y al cabo, ya tiene los brazos de su amante esperándolo.

Baja autoestima. El común denominador de varios hombres que tienen problemas de autoestima, es que terminan buscando consuelo en otros brazos. "Esto no significa que lo hará, pero sí que es una gran posibilidad", señaló Flores, a tiempo de indicar que es bueno estar atenta a ese tipo de detalles.

Critica lo que antes le gustaba. "Es como si fuera otro, ya no es aquel hombre que resaltaba tus virtudes, sino el que destaca tus defectos", apuntó Cáceres.

Consejo de oro. "Sea el hombre o la mujer infiel, en ambos casos se puede tratar de una simple crisis o de un problema más serio. ¿Cómo descubrirlo?, conversando, no hay de otra", coincidieron los especialistas.