Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

sábado, 29 de noviembre de 2014

El hielo podría ser un elemento más ardiente de lo que se piensa. Conoce cómo.

Si pensabas que solo los pingüinos se divertían con el hielo, pues es hora de que te des cuenta que no, porque este elemento lejos de enfriar la pasión, la aviva aún más. Un par de expertos aconsejan cómo utilizarlo a su favor, empieza a tomar nota.

Argumento. Para la sexóloga Roxana Ribera, la sensación de frío no solo resulta refrescante durante el verano, también brinda una sensación más helada entre las sábanas. "La idea es hacer del cuerpo una fuente de calor".

Opción uno. Para la especialista, primero se debe preparar la habitación para que esté un poco templada. "Alista a un lado de la cama una cubeta de hielo y si quieres puedes ponerle sabor a esos cubos con tu bebida favorita", aseveró Ribera.

Opción dos. Según Marcela Espinoza, terapeuta de pareja, enfriar un poco la boca antes de acariciar con ella el cuerpo de tu pareja "ayuda de buena manera a comenzar, dando pequeños besos helados despacio y en todo su cuerpo".

Opción tres. A decir de las especialistas, el hielo sirve para darle maravillosos besos helados a cada lado del cuello, frótale la piel sensible de la espalda, trazando círculos y zigzagueando. "Se debe aclarar que esto se tiene que realizar de forma lenta, sin apuros", apuntaron.

Opción cuatro. Otra manera de derretirse con hielo, es ir despacio desde el nacimiento del pelo en la nuca, pasando por la columna vertebral hasta la parte de atrás de las piernas.

Opción cinco. Una propuesta, aún más sugerente y deliciosa, podría ser un helado. "Del sabor que más les guste a cualquiera de los dos, lo importante es que ambos estén de acuerdo y disfruten el momento", apuntó la terapeuta.

Prohibido. El hielo solo sirve para recorrer el cuerpo, "pero esa magia se rompe cuando este por equivocación o voluntariamente, pasa por la entrepierna o intentan otra acción fuera de lo permitido y consensuado entre ambos", advirtió Ribera.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Cómo dejar de buscar al "príncipe azul"

Desde que somos niños nos pintan una vida de pareja parecida a la de las típicas historias de un cuento de hadas, en la que el final se da cuando la princesa encuentra a su príncipe azul, y después de eso no sabemos más de esa historia de amor, como si luego la vida de los protagonistas fuera perfecta y no necesitáramos saber nada más porque, como dice la trillada frase, "vivieron felices para siempre". Pero la realidad no es como los cuentos de hadas, pues para encontrar a la pareja perfecta influyen muchos factores y requiere de dedicación y trabajo mantenerla, cuando ya se ha encontrado.

Es muy importante una buena elección de la pareja, y con esto no quiero decir que hay que encontrar a la pareja perfecta, pues la perfección no existe, sólo es un ideal, pero sí podemos encontrar a alguien con quien nos sintamos cómodos y amados.

En este proceso de búsqueda de pareja, también es necesario estar conscientes de que nosotros, por naturaleza, no somos perfectos, y eso es justo lo que nos hace humanos, por lo cual debemos de estar muy conscientes de que la perfección no la encontraremos en nadie, pero sí hallaremos muchas cosas positivas que nos pueden gustar, aunque también debemos ser capaces de darnos cuenta de las cosas que no nos gustan de nuestra pareja. Así podremos ser responsables de tomar la decisión que nos sea más conveniente y si decidimos estar con alguien es aceptando sus defectos y sus virtudes, es decir, el paquete completo.

Al buscar a nuestra pareja es importante saber también qué podemos esperar, y no generar expectativas que superen la realidad, por ejemplo, pensar que con alguna persona todos nuestros problemas se acabarán.

Por esto mismo, es importante que trabajemos todos nuestros asuntos personales para no mezclarlo con los asuntos de pareja. Así, tendremos más claras las cosas y, sobre todo, nuestros sentimientos y no mezclaremos nuestros complejos y necesidades personales con la cuestión de pareja porque, entonces, podemos parecer exigentes.

Elegir bien sólo es una primera parte; la segunda es hacer que la relación funcione, y eso es trabajo de ambos. Como cualquier cosa, mantener algo requiere mucho esfuerzo, y mantener en buenas condiciones una relación, también. Es un esfuerzo continuo de ambos.

En conclusión, con tener a la pareja perfecta no es suficiente, tenemos que esforzarnos día a día para que la relación siga funcionando y ambas personas la puedan disfrutar.

Mejora tu calidad reproductiva



Hoy por hoy tanto la infertilidad masculina, como la femenina son parte de los casos "comunes" que se observan en los consultorios de los especialistas. Y es que la mayoría de las parejas que consolidan su relación sueñan con una familia, por ello, una noticia sobre incapacidad para concebir puede significar más que un simple diagnóstico. Ante ello, un par de especialistas darán algunos consejos para "mejorar la calidad de esperma del hombre".

Cuida lo que comes. Para Rubén Durán, experto en fertilidad, si lo que comes influye en tu apariencia es evidente que hace lo propio con la calidad del semen. "Llevar una dieta saludable es muy importante para producir buen esperma y garantizar así la gestación".

El café. A decir del profesional, nuevos estudios acerca de los efectos del café indicaron que la capacidad de esta bebida para activarnos y aportar energía tiene los mismos efectos sobre los espermatozoides, consiguiendo que avancen de forma más veloz hasta el óvulo para fecundarlo.

Otros alimentos. Para el nutricionista Raúl Melgar, una dieta de más alimentos con calcio, vitamina D y zinc son necesarios para mejorar la calidad reproductiva del varón.

Esos kilitos extras. "Tener exceso de peso es perjudicial en muchos aspectos y también en el reproductivo, algo que aplica para ellos y ellas", advirtió Durán.

Deja las copas del fin de semana. Tanto el nutricionista como el médico sostuvieron que el abuso del alcohol y el exceso de estrés también influyen en la calidad del semen, por eso lo mejor es evitar los estupefacientes, beber con moderación e intentar relajarse, todo esto contribuirá a mejores resultados.

Chau cigarro. Si tu objetivo es una gestión segura y sana para tu pareja, "no hay mejor recomendación que dejar los 'gustitos' como el tabaco", apuntó el especialista en fertilidad.

Ojo con los deportes. Los expertos en la materia aseveraron que utilizar un suspensorio cuando se practica deportes es muy recomendado. "No hace falta decirlo porque la mayoría de los hombres lo saben por experiencia, pero un golpe en los testículos te hará daño y matará tu esperma", apuntó el especialista.

Descarta un varicocele. Según explicó Durán, consiste en una inflamación de las venas que drenan el testículo. "Esta condición puede llevar a un aumento de la temperatura de los testículos y la disminución del conteo de espermatozoides". Para ello, lo mejor es consultar a un especialista para determinar si esta enfermedad podría estar afectando a su fertilidad.

Excepción a la regla. Dicen que los hombres que practican ciclismo atentan contra su calidad de esperma y por ende fertilidad; sin embargo, esto también depende de su alimentación y cuidados que tenga con su salud sexual.

¿El amor no tiene edad?

Un estudio realizado en los Estados Unidos afirma que la edad de la pareja puede determinar el tiempo en que ésta estará unida en matrimonio. Según explica Randy Olson, científico a cargo de este trabajo, la edad del varón y la fémina puede decir de antemano si el matrimonio será duradero.

Luego de analizar cientos de casos durante varios años, el especialista llegó a la conclusión que las duplas que tenían la misma edad tenían menos probabilidad de divorciarse, con un matrimonio más estable.

Según el trabajo esto se debería a que las partes están interesadas en objetivos comunes para su edad, y no se presionan por alcanzar metas. Sin embargo, las parejas que tienen cinco años de diferencia tienen un riesgo 18% mayor de divorciarse.

Asimismo, las duplas que se llevan 20 años tienen un 95% de posibilidades de separarse.

Otros factores

El informe también toma en cuenta otros factores que pueden hablar de un posible divorcio. Por ejemplo, las parejas que tienen un bebé dentro del matrimonio reducen hasta en un 76% la probabilidad de separarse. Sin embargo, si la concepción es antes de la boda, estas cifras se reducen al 59%.

Pese a que el trabajo se basa en muchos números, el informe final concluye que, finalmente, todo depende de la pareja y la confianza en su futuro que tenga la misma.

La diferencia ideal

Por otro lado, una encuesta realizada por Cofused.com demostró que la diferencia de edad ideal en una relación de pareja es de 4 años y 4 meses, siendo el hombre mayor.

Durante años, muchas personas han asegurado que para el amor no hay edad, pero una encuesta realizada a 2.000 personas dice que sí la hay.

El sondeo fue realizado por la compañía de seguros británico Confused.com, la que determinó que la diferencia de edad perfecta en una relación de pareja es de 4 años y 4 meses, siendo el hombre mayor.

También se tiene que un 33% de las mujeres señaló que no le importaría que su pareja fuese hasta 7 años mayor, mientras que sólo 1 de cada 100 dijo que quería un hombre más joven.

A pesar de que la mayoría de las mujeres creen que el hombre tiene que ser mayor que ellas, al mismo tiempo se permiten juzgar a otras féminas que mantienen una relación con alguien mucho mayor.

Ejemplo de esto, es que más de un tercio cree que si una mujer está saliendo con un hombre mucho mayor, debe ser porque éste es muy rico, mientras el 18% piensa que la relación no va a durar.

Además, una cuarta parte de las mujeres dijeron que si veían a una mujer joven con un hombre mucho mayor, inmediatamente pensarían que era una interesada.

Independencia

Pese a esto, varias mujeres admitieron que son financieramente más dependientes, ya que un 55% dijo que no podía permitirse el lujo de pagar un alquiler o un dividendo por su cuenta, mientras sólo un 24% de los hombres dijo lo mismo.

Cabe agregar que la estabilidad económica fue una de las razones por las que las mujeres dijeron que preferían inclinarse por alguien mayor que ellas. Otras razones señaladas fueron, el aprender una perspectiva diferente o contagiar su juventud a alguien con más años.

Parejas sexuales

Una nueva investigación en psicología evolutiva reveló las diferencias de género en las preferencias respecto a las parejas sexuales. Hombres y mujeres tienen distintas inclinaciones en cuanto a la edad de sus parejas sexuales, y es el sector femenino el que las tiene mejor definidas.

Psicólogos investigadores de la Universidad Abo Akademi en Turku, Finlandia, sugieren que cuando se trata de apareamiento, las mujeres controlan el mercado.

Desde el punto de vista de la teoría evolutiva, los investigadores sugieren que debido a que las mujeres son más selectivas que los varones en su comportamiento sexual, es menos probable que ellos tengan sexo con sus parejas sexuales ideales.

Por tanto, el comportamiento masculino sigue más de cerca las preferencias de las mujeres que las preferencias que le son propias.

Para estudiar este patrón, los científicos reunieron observaciones de una muestra basada en una población de más de 12,000 finlandeses y encontraron que las mujeres, en promedio, se interesan en hombres de la misma edad o algo mayores que ellas, y que este patrón se mantiene a lo largo de su vida. Los hombres, por otra parte, muestran una tendencia a estar sexualmente interesados en mujeres de alrededor de 25 años.

Esta tendencia también es observable cuando los mismos hombres son menores o mayores que esa edad. Los hombres menores de 20 prefieren mujeres de más edad, mientras los varones de más de 30 años se inclinan por mujeres más jóvenes.



Fertilidad

La razón por la cual el interés sexual de los varones se dirige hacia las mujeres en la mitad de sus 20 es probablemente porque es la edad de mayor fertilidad femenina. Esto significa que en nuestro pasado evolutivo los hombres que tenían sexo con chicas de esa edad tenían más descendencia que otros. Este estudio muestra que tratándose de sexualidad la evolución ha favorecido las diferencias en la psicología de hombres y mujeres.



Heterosexuales

El estudio de la Universidad Abo Akademi sólo observó las preferencias y la actividad de personas heterosexuales. En adelante, los investigadores tienen planeado estudiar el patrón correspondiente a individuos no heterosexuales.

Mentir en pareja

La gravedad de la mentira radica en el hecho de que mina la fe que habíamos mantenido en el otro. Lo expresó muy bien Nietzsche al afirmar: “Lo que me preocupa no es que me hayas mentido, sino que de ahora en adelante ya no podré creer en ti”.

La presencia de algún pequeño embuste es inevitable en una vida compartida a lo largo de muchos años. A veces, alguien puede considerar que una información no va a ser correctamente entendida.

Matrimonios que mantienen relaciones funcionales y satisfactorias se hurtan pequeñas informaciones con respecto a cuestiones como gastos personales, relación con parientes políticos o esporádicos encuentros con la propia familia de origen.

Aun dando por bueno el ideal de alcanzar acuerdos también en lo referente a esas parcelas de su vida en común, cuando la experiencia de pareja ha mostrado que tal ideal no es posible, tratan de huir del conflicto evitando aquello que pudiera llevarles al enfrentamiento.

No creo que esto pueda ser considerado como una falta grave contra la verdad. Lo interpreto, más bien, como una forma inteligente de aceptar las limitaciones que son inevitables incluso en los modelos de convivencia más ejemplares.

No faltan ocasiones en las que uno es consciente de haber incurrido en un error que despierta en él amargos sentimientos de confusión y autocensura. Sin embargo, considera innecesario revelárselo a la pareja, no con ánimo doloso de mantenerlo al margen de la propia vida, sino con el propósito honesto y la determinación sincera de evitarle sufrimientos o ahorrarle dolores para los que no dispone de analgésico adecuado.

Un principio básico en el que suelen coincidir los terapeutas es en lo inconveniente de abrir heridas cuando no se dispone del bálsamo que pueda contribuir a sanarlas. Importa que las parejas lo sepan y que aprendan a valorar qué es lo que cada uno puede o no puede asimilar.

Algunos sufrimientos innecesarios e inútiles podrán ser evitados. Pues no convendría olvidar que el silencio sobre conductas de las que no nos sentimos nada satisfechos, puede convertirse en un formidable tributo de respeto hacia la persona que amamos. Naturalmente, siempre que se mantenga el compromiso de aprender de los errores cometidos y el firme propósito de no repetirlos.

La sinceridad, pues, no nos obliga a compartirlo absolutamente todo. Los seres humanos tenemos derecho a preservar algunas parcelas de nuestro mundo íntimo. No parece sensato, desde ningún punto de vista, hacer partícipe al otro de algo que no va a entender, puede ser mal interpretado y, en consecuencia, convertirse en fuente de dolorosos desencuentros. Lo fundamental es mantener en relación a nuestro compañero o compañera una actitud de respeto, de confianza y de lealtad.

Nada tiene que ver lo dicho con hacer de la falsedad un estilo y de la mentira un hábito o un instrumento de manipulación. Ni con la situación de quien se adentra por los vericuetos de una doble vida que instala a aquél con quien se comparte la vida en la inestabilidad, la confusión y la amarga vivencia de que algo sucio está sucediendo a su alrededor.

MENTIRA SISTEMÁTICA

La mentira sistemática en cuestiones centrales de la vida de una pareja es un cáncer silencioso que, acampado en el corazón de una relación, produce efectos letales. Siembra los campos de la convivencia de peligrosísimas minas con temporizador incorporado que más pronto o más tarde harán volar por los aires el frágil edificio de la vida en común.

A lo largo de años de trabajar con parejas, he podido comprobar los efectos corrosivos del engaño. Las heridas que éste deja en el alma no son fáciles de sanar. Por eso no es infrecuente que quien se siente engañado prefiera, en ocasiones, no darse por aludido y tienda a refugiarse en una burbuja de simulación y fingimiento.

Le es tan doloroso y daña tanto su propia autoestima el descubrimiento de que ha sido traicionada su natural ingenuidad y su buena fe, que opta por vivir como si eso no fuera cierto aunque, tenga que pagar el alto precio de no poder eludir la conciencia de su propia estupidez.

Así parecen ser las cosas. No es un objetivo irrelevante cimentar las relaciones de pareja sobre la base de la confianza y la sinceridad. Ni siquiera creo que éstas sean posibles en su ausencia.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

7 errores que una novia puede evitar

Por más que te preparés con anticipación, que tengás una lista, que repasés el paso a paso, aún así la novia puede cometer errores ¡porque es humana!

Como dice Gastón Serrano, próximo a cumplir dos décadas organizando bodas: “La novia tiene derecho a equivocarse, es la dueña de la celebración y está nerviosa”.

Aprovechando que Gastón lo ha visto casi todo, le preguntamos cuáles son los errores más comunes de las novias para aprender de lecciones ajenas y de alguna manera, evitar ‘meter la pata’.

1.- Creerse la que se lo sabe todo
Por más que hayás sido la mano derecha de tu mejor amiga que se acaba de casar y de que la hayás ayudado, cuando llega tu hora de ser la novia se te olvidará todo. Accedé a tener un organizador de bodas y aprendé a delegar porque vos solita -así sea con la ayuda de tu mamá o tus amigas- no podrás con esta gran responsabilidad llena de detalles.

2.- Equivocarse con el fotógrafo
No escuchar consejos de expertos que conocen a los diferentes profesionales de la fotografía y ‘encapricharte’ con un fotógrafo porque viste su álbum y te encantó. “Me han tocado novias que con todo el ajetreo me dicen que se tienen que vestir otra vez para nuevas fotos porque ninguna de las que le sacaron le gustaron. Se dejan llevar por otras cosas y no por un buen consejo”.

3.- Abaratar costos acudiendo a soluciones caseras
Si estás pensando que tu tía ‘Cucha’ que hace unos chocolates espectaculares, te puede hacer la mesa de dulces y así te ahorrarás unos pesos, te estás equivocando. Tomá en cuenta que si tus invitados son 200 necesitás por lo menos mil dulces y tu tía no tiene la logística para hacerlos, llevarlos a la fiesta y ponerlos en la mesa con todo y decoración. Este es un error terrible que se comete para abaratar costos.

4.- Hacerte un cambio estético unos días antes
La sombra del desastre se cierne sobre aquellas incautas que se tiñen el cabello dos días antes de la boda porque quieren que las raíces no se les noten . “Después están llorando, dicen que odian cómo les quedó. Si hay tiempo se puede solucionar las cosas, pero si se hicieron el tinte al filo de la fecha, no hay solución”. Tampoco deben depilarse sobre la hora, pues si hay alergias o accidentes no podrán disimularlos.

5.- Descuidar la impresión de las invitaciones
Si hay dinero, es mejor pedir una prueba de las invitaciones en el papel o cartón real en el que saldrán impresas. Esto para tener la certeza sobre cómo se verán y comprobar que nos gusta el producto final, con la tipografía y ortografía correctas. “Esto tiene su costo un poco elevado, pero si se tienen los recursos yo lo recomiendo para evitar sustos de última hora”.

6.- No tocar el tema de un acuerdo prenupcial
En especial cuando hay una economía con grandes diferencias entre el novio y la novia. Es bueno tener un preacuerdo en el que quede claro este aspecto. “El matrimonio tiene que ser una cosa muy bien charlada, porque después suelen haber muchas sorpresas en lo que toca a lo económico”.

7.- Una talla menos
Pocas veces se cae en errores porque el vestido es aquello en lo que la novia pone toda su atención y esmero. Aún así, te aconsejamos que jamás se te ocurra comprar un traje más pequeño que tu talla real pensando en que hasta que llegue el día de la boda habrás adelgazado lo suficiente

Los genes toman partido en el éxito de una relación

Más allá de los aspectos que hacen que nos resulte atractiva una persona, como su tono de voz, su increíble personalidad, su sentido del humor o su belleza, un equipo de investigadores de las universidades chinas de Henan y Pekín querían demostrar que las variantes genéticas pueden contribuir a que nos enamoremos y que nuestra relación sea exitosa o que no lo haga.

Los expertos realizaron un experimento para comprobar si el gen 5-HT1A estaba relacionado con la probabilidad de un adulto joven a estar inclinado a comenzar una relación amorosa, teniendo en cuenta que en los animales no humanos los experimentos disminuyendo los niveles de serotonina del cerebro a través de agonistas de los receptores 5-HT1A, reducían la receptividad sexual femenina e inducían a la agresión hacia los machos.

Para obtener respuestas en humanos, los investigadores contaron con la participación de 579 universitarios. Recogieron muestras de cabello de todos ellos para obtener su genotipo. Una vez hecho, amplificaron el gen 5-HT1A (compuesto por las variantes C y G) mediante la reacción en cadena de la polimerasa, descubriendo que los portadores del alelo G creaban menos serotonina que las personas con la variante C. Por tanto, los estudiantes con genotipo G tenían más probabilidades de quedarse solteros.

Sus resultados demuestran por primera vez la relación entre los genes y las parejas amorosas. “Esto es porque los portadores del alelo G se sienten menos cómodos en relaciones íntimas con los demás. De hecho, los portadores del alelo G son más propensos a desarrollar personalidades neuróticas y trastornos psiquiátricos como la depresión. El pesimismo y el neuroticismo son perjudiciales para la formación, la calidad y estabilidad de las relaciones y esta conexión entre los trastornos de los alelos G puede disminuir las oportunidades de tener citas y las posibilidades de éxito en una relación romántica”, explican los autores a la revista Scientific Reports.

Comparando los resultados del experimento con la situación sentimental real de los participantes, descubrieron que el 50,4% de las personas con genotipo C tenía pareja; los que poseían genotipo CG o GG, apenas un 39%, confirmando esta vinculación entre los factores genéticos y la afiliación afectiva.

martes, 25 de noviembre de 2014

El orgasmo tiene una función oculta: la ‘charla de almohada’

Los orgasmos no solo son buenos para la salud, sino que también pueden promover la buena comunicación de las parejas.

En la última edición de la revista científica Communication Monographs, se asegura que tras haber experimentado un orgasmo, las personas son más propensas a compartir información importante y relevante entre ellas.

La comunicación poscoital probablemente está vinculada a la satisfacción sexual y a la relación. Por esta razón, la ‘charla de almohada’ “puede desempeñar un papel fundamental en el sostén de la intimidad", dice Amanda Denes, profesora adjunta de la Universidad de Connecticut y autora principal del estudio.

La oxitocina es una hormona ‘prosocial’ que inunda el cerebro de una persona inmediatamente después del orgasmo.

Los niveles elevados de oxitocina están relacionados con un mayor sentido de confianza y una reducción de las percepciones de amenaza; además que el cortisol, la hormona asociada al estrés, desciende a niveles más bajos.

Esta combinación puede crear un ambiente en el que las personas se sientan seguras para revelar información.

Las copas no ayudan
Contrariamente a la creencia popular, el mezclar alcohol con sexo no hará que los individuos revelen sus secretos más íntimos.

Inmediatamente después de la relación sexual, aquellos que han estado bebiendo son más propensos a decir cosas a su pareja que no tenían intención de confesar, pero la charla consiste en información irrelevante y poco positiva.

La investigación aclara que la oxitocina es una especie de estimulante, mientras que el alcohol es un depresor, por lo tanto tienen efectos distintos en el comportamiento.

Según Tamara Afifi, investigadora de la Universidad de Iowa, “las personas que beben más alcohol percibieron menos beneficios al revelar información a sus parejas”

lunes, 24 de noviembre de 2014

Video ¿Cuándo los celos dejan de ser saludables y se vuelven peligrosos? Esta nota te lo explica

La ciencia explica por qué a los hombres les gustan los senos

Todos los avances realizados en este campo parecen indicar que la fascinación que siente la mayoría de los hombres por los pechos femeninos tiene su origen en la evolución.

1. Teoría del eco genital.
Esta teoría sugiere que los senos femeninos se convirtieron en centro de atención masculino cuando el hombre comenzó a caminar erguido.
Hasta entonces, al igual que ocurre con numerosas especies de animales, el varón se interesaba principalmente por el trasero de las hembras, puesto que quedaba justo en su línea de visión.

Cuando los seres humanos comenzaron a caminar sobre dos piernas, el trasero ya no se veía tan directamente y destacaban más los pechos.

Esta teoría sostiene además que en paralelo, le evolución hizo que los pechos femeninos crecieran y se bambolearan para imitar la anatomía del trasero y seguir así atrayendo la atención de los varones y garantizar la continuidad de la especie.

2. Atracción de la oxitocina
Otra posible causa de la atracción ejercida por los pechos puede encontrarse en la oxitocina, una hormona que juega un importante papel en la relación que se establece entre madre e hijo durante la lactancia y más tarde en la pareja durante el acto sexual. De hecho, los pezones son una zona erógena para muchas mujeres, que encuentran placentera su estimulación durante la actividad sexual.

Esa estimulación favorece la segregación de oxitocina. Así, que argumentan que el atractivo de los pechos se debe precisamente a su capacidad para favorecer la generación de esta hormona y su utilidad es la de activar los sistemas neuroquímicos capaces de mantener unida a una pareja.

3. Sinónimo de riqueza
La teoría de la evolución es el soporte de esta teoría que asegura que los hombres heterosexuales se sienten atraídos por los pechos femeninos porque en estados anteriores, tener unos pechos voluminosos era señal de que la mujer gozaba de un acceso constante a alimentos y una mayor capacidad para amamantar a sus hijos, lo que implicaba a su vez mayores posibilidades de supervivencia para su prole. Algunos estudios dicen haber descubierto que los hombres de menor nivel y estatus socioeconómico prefieren mujeres con pechos grandes.

Estos estudios concluyen que cuando el hombre no tiene acceso garantizado a los recursos suficientes para mantener a su descendencia, busca una pareja del sexo opuesto que sí los posean. Eso incluye los recursos económicos

sábado, 22 de noviembre de 2014

Existen términos que dos enamorados no pueden ni deben evitar. Conózcalos.

Amar es un arte, lo dicen los poetas, plásticos e incluso enamorados. Es por ello que en nombre del amor se ha escrito, dicho, escuchado, leído y mostrado un sinfín de cosas. Esta vez, se trata de nada más ni nada menos que un diccionario sexual, que fue recientemente publicado en Argentina, pero que bien se podría aplicar a la realidad de cualquier parte del mundo; al final, el amor se entiende en todos los idiomas del mundo.

Abdorgasmo. Son los orgasmos que se dan a efecto de una actividad física (spinning, aeróbicos, yoga, etc).

Bangover. Son los dolores musculares tras una noche de pasión intensa.

Bondage. Consiste en el juego en el que él queda maniatado, bajo su consentimiento y sin provocarle dolor alguno.

Booty call. Es pura pasión que se consigue con algún conocido a través de una sola llamada.

Butch. Es un término que usa la comunidad homosexual para referirse a una mujer con estilo varonil.

Dogging. No es nada más ni nada menos que la intimidad al aire libre, en plena vía pública.

Double bag. Es una acción que algunos hombres realizan al ponerse doble preservativo.

Efecto coolidge. Así se le dice a la sensación de encontrar un nuevo compañero sexual.

Footjob. Es el masaje erótico que puede dar la pareja con los dedos de los pies.

Foreplay. Son los juegos previos. Los besos, caricias y todo lo que infiere antes del clímax.

Free pass. Es dar permiso a la pareja para que se aventure con otra, bajo las condiciones permitidas.

Humasexual. Eso fue lo que dijo Morrissey, que aseguró sentirse atraído por los seres humanos.

Hung. Es una manera de decirle a un hombre con un "gran" miembro.

Karezza. Ese es el nombre de la técnica que permite todo en un encuentro sexual, menos el clímax.

Kinky. Ropa ajustada e ideal para provocar un encuentro íntimo intenso.

Knismolagnia. Aunque parezca increíble, es sentir placer sexual haciendo o recibiendo cosquillas.

Kokigami. Es una práctica japonesa que consiste en disfrazar el miembro masculino.

Matutolagnia. No es más que el nombre que se le asigna a las personas que les gusta "un mañanero".

Master/slaves. ¿Amo y esclavo?, el juego lo dice todo.

Milf. Se refiere a las mujeres "madura" que merodean a jovencitos y consiguen estar con ellos.

Nyotaimori. Para los fanáticos del sushi. Se trata de este platillo japonés servido sobre el cuerpo de la mujer. Si es servido sobre el hombre, el nombre cambia a nantaimori.

Pegging. Sucede cuando la mujer asume el rol masculino en la intimidad.

Penis captiva. Práctica tailandesa que consiste en capturar el miembro en pleno acto, pero de forma sutil y sin dolor.

Petting. Se permite todo, besos, caricias, palabras, pero no la penetración.

Precop. En el medio son mejor conocidos como "amigos con derechos".

Quickly. Intimidad sorpresa, sin preámbulo ni planificación alguna, ligada simplemente a la pasión.

Sexdiet. Según los especialistas, son horas intensas de intimidad con la finalidad de perder peso.

Sexetarianos. A la hora de la intimidad, los vegetarianos buscan a otros que no coman carne.

Sexit. Eso se le dice a la idea de escaparse por algunos minutos de una fiesta, concierto o reunión, para un pequeño encuentro sexual.

Sexting. Amar es un arte, incluso a la hora de enviar mensajes de texto por la computadora o el celular.

Shabag. Así le llaman al kit de cosas para dormir fuera de casa, incluye preservativos.

Solodex. Es todo lo referente al placer solitario. Todo lo que puede generar una masturbación.

Splosh. Forma de fetichismo, que "emociona" tras derramar algo sobre los cuerpos.

Tickling. Así se le dice a la ecuación: risas más clímax igual a orgasmo explosivo.

Xenofilia. Se refiere al deseo sexual que se siente hacia los extranjeros, sin importar la nacionalidad.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Formas sutiles para invitarlo a una cena

¿Te gusta un chico pero no te animas a invitarlo a salir? ¿Quieres ser quien dé el primer paso pero no sabes cómo hacerlo? Pues no te preocupes más, aquí encontrarás las formas sutiles de invitarlo a salir. Existe una manera que es casi infalible para ser sutil al invitarlo, que consiste en realizar una salida grupal. Si te encuentras con él y no sabes cómo hacer para entablar una conversación, solo invítalo a una salida grupal. Una vez allí compórtate de la manera más amigable y amable que puedas, hazle notar que estás interesada en él. Habla con el chico que te gusta y averigua qué lugares son los que suele visitar. Como si hicieras un comentario, dile que casualmente tú pensabas ir allí la próxima semana e invítalo a unirse al paseo. Invítalo al cine, esta es una de las formas más sencillas, dile que ninguno de tus amigos está disponible para acompañarte, pues te regalaron las entradas y no tienes con quien ir.

El síndrome de Otelo

Los celos son inseguridad, nadie puede negar que alguna vez haya tenido este sentimiento. Aunque para algunas parejas signifique una demostración de que sí les importa, para otras puede resultar hasta la causa de una separación. En medio de ese dilema está el famoso Síndrome de Otelo.

¿Qué es? Es un trastorno delirante caracterizado por una preocupación excesiva e irracional sobre la infidelidad de la pareja. Está estrechamente relacionado con la celopatía, que es un trastorno de celos extremos y enfermizos. "Toma el nombre de Otelo en la obra de Shakespeare", explicó la psicóloga y sexóloga, Liliana Zabala Lobo.

Piensa que su pareja es infiel. Zabala mencionó que este síndrome consiste en un delirio y quien lo sufre está firmemente convencido de que su pareja le es infiel. La persona está obsesionada con la idea de la infidelidad y muestra una serie de conductas que se manifiestan tratando de buscar pruebas que lo demuestren. Por ejemplo, revisando la computadora o mirando el celular de su pareja, "están husmeando todo el tiempo, tiene conductas inquisidoras".

Actitud. Zabala enfatizó que la persona también puede mostrarse violenta o humillar a la pareja. En casos extremos el individuo puede llegar a matar al objeto de sus celos. Asimismo sostuvo que cuando llegan al homicidio, quiere decir que existe otro tipo de personalidad patológica, como la paranoia o un delirio celotípico. (Un delirio es una idea irreversible con una serie de respuestas a esas ideas que son realmente graves).

¿A quiénes afecta? El psicólogo Johonny Ledezma indicó que los celos existen tanto en el hombre como en la mujer. Pero las últimas manejan mejor los celos. "En el hombre se marca la cultura machista, por ello él se encierra en su ideas, fantasías y no le comenta nada a su pareja, debido a esto están susceptibles y reaccionan, llegando a herir a su pareja, en muchos casos llega al feminicidio o al suicidio", remarcó Ledezma.

La regla de oro de la sexualidad

En el libro ’100 preguntas sobre sexo’ (Lectio Ediciones) se responde de forma clara y concisa a posibles dudas sexuales basándose en las conclusiones de las investigaciones más importantes en sexualidad y en la experiencia de años de práctica clínica de sus autores, dos sexólogos clínicos: la doctora Berta Fornés y el psicólogo Manuel Fernández.

Para tener una vida sexual plena, Fornés recomienda guiarse por ‘la regla de oro’ del sexólogo Antoni Bolinches, cuya máxima es “hacer todo lo que quieras, nada que no quieras, desde el deseo previo y según tu escala de valores”. Asismismo, la sexóloga subraya la importancia de cumplir la regla de oro de la otra persona, “haces todo lo que quieres y no haces hacer nada que no quiera tu pareja” y al revés, intentando que sea desde el deseo previo”.

Fernández explica que todas las preguntas a las que se da respuesta “nacen de demandas y necesidades que detectamos en los pacientes”, porque cuando se trata de sexualidad “a veces es como si fuésemos con una venda en los ojos”.



El deseo

La disminución del deseo sexual es un motivo de consulta habitual tanto en hombres como en mujeres. Fornés señala que hay que cultivar el deseo y hacer cosas para favorecerlo; “es importante introducir elementos en tu relación para que deje de ser monótona”; juguetes, libros, lectura erótica o fantasías pueden ser un buen afrodisíaco.

La experta señala que aunque siempre hay excepciones, el comportamiento sexual masculino hace que “el hombre se active con más facilidad”. Sin embargo, en la mujer a veces cuesta más despertar el deseo; por este motivo, Fornés aconseja que “no se espere a tener mucho deseo, que si se está a gusto con la pareja, se empiece y se espere a ver si el deseo va despertando”.

Sobre todo no hay que obsesionarse, “si pasa perfecto y si no, lo hablas con tu pareja y le dices que no es el mejor momento”.

Errores habituales

Detrás de los principales motivos de consulta, hay ciertos errores que se suelen cometer; en el libro se recogen algunos de los más comunes:

Compararse. Las comparaciones siempre fueron odiosas y en el terreno sexual pueden jugar una mala pasada. Fornés asevera que cuando nos fijamos en otro o en los ex de nuestra pareja, se presta más atención a otras cosas que a ese momento concreto y “esto puede hacer que no se perciban cosas como las sensaciones propias de la excitación”, advierte.

Fingir. La sexóloga indica que la falta de excitación puede llevar a que se finja para que parezca que se alcanza el orgasmo y que esto se convierta en una rutina, ya que si un día no se finge y no se alcanza el orgasmo, puede parecer que hay algún problema. Y añade: “La otra persona puede pensar que te está estimulando correctamente cuando tú necesitas otras cosas y por miedo no se dicen y se va haciendo un círculo vicioso”.

Mantener relaciones porque toca. Debido a la falta de sincronía en el deseo, puede suceder que en un momento determinado uno quiera sexo y otro no. Hacer el amor de forma constante sin deseo puede desencadenar problemas como el rechazo al contacto sexual ya que se vincula al sexo con una tarea.

Ignorar los problemas. Pensar que los problemas sexuales se solventarán por arte de magia es un error que puede acarrear problemas más graves. Tener una buena vida afectivosexual es importante para la relación y su deterioro puede perjudicar la estabilidad de la pareja.

Dar más importancia al placer del otro. La necesidad de aprobación del otro, la disparidad de experiencia o la importancia que se otorga a la pareja pueden llevar a la persona a querer satisfacer a su compañero hasta tal punto que deje de lado su propio placer. Por ello, en el libro se recomienda vivir la relación desde el “egoísmo sexual positivo”: la habilidad de conciliar “la satisfacción personal de los instintos sexuales con la relación de pareja”.

EDUCACIÓN PARA VIVIR LA SEXUALIDAD

“En la consulta, en el día a día, uno se piensa que la gente tiene que saber mucho pero a veces nos encontramos con dudas muy básicas”, explica Fornés. Ambos expertos coinciden en que tener buena información sobre la sexualidad es fundamental para poder disfrutar de ella.

El psicólogo señala que ha habido un gran avance en lo que se refiere a formar a la población en prevenir enfermedades de transmisión sexual y evitar embarazos no deseados; “la salud sexual es buena pero fallamos en lo que tiene que ver con la parte psicológica de la sexualidad”, apunta el especialista.

El sexólogo afirma que hay una carencia de educación mínima sobre cómo vivir la propia sexualidad; Saber cómo manejar las emociones y los afectos que se experimentan, “ya que el sexo es instinto y emoción al mismo tiempo”.

Asimismo, Fernández advierte que existe una laguna importante en la sociedad con respecto a la educación sexual de los hijos. Los dos expertos indican que a pesar de que en la sociedad hay una imagen de los adolescentes muy atrevida, en realidad suelen presentar una falta de conocimientos sobre la vivencia de la sexualidad.



DUDAS MÁS FRECUENTES

Los principales motivos de consulta son “toda una serie de dudas sobre el funcionamiento sexual pero también acerca de la parte emocional de la sexualidad”, reconoce el sexólogo.

MITO 1: ¿Es normal lo que me gusta?

Al explorar nuestra sexualidad es común descubrir que todos tenemos particularidades. “Lo que es normal es un término establecido a partir de la sociedad y la gente intenta actuar de forma parecida a los referentes que existen, pero a veces el concepto de normalidad no está tan cerca de la realidad como parece”, sostiene la sexóloga.

MITO 2: ¿Se puede ser adicto al sexo?

En el libro se explica que la adicción al sexo es una realidad y se da “cuando una persona necesita y practica el sexo de forma compulsiva para calmar un malestar.”

MITO 3: ¿Cuánto nos influyen las disfunciones sexuales?

Más comunes de lo que parecen, entre un 50% y un 70% de los individuos padecerán alguna disfunción durante su vida, según se indica en el libro. Por ello, estos sexólogos hacen hincapié en su normalización y en la existencia de especialistas y métodos disponibles para ayudar a solucionarlas.

10 razones para amar a los hombres en su día

Este miércoles se celebra el día internacional del hombre. Fue creado por Jerome Teelucksingh en Trinidad y Tobago hace 15 años y luego se extendió a Europa y América Latina.

Esta fecha busca abordar los temas de salud masculina, tanto en jóvenes como adultos, resaltar el rol positivo y destacar cómo contribuyen en la sociedad. Además, de promover la igualdad de género.

¿Existen razones para amarlos sólo porque son hombres? Una periodista del portal terra.com realizó un listado de las mil y un razones para hacerlo, sin restricciones.

1. Son simples
Parece una características que nadie debería tomar en cuenta, sin embargo, no existe mejor combinación que el equilibrio, pues nosotros, las mujeres, somos más complicadas que la mecánica cuántica y más vale encontrarnos con alguien que ve la vida lineal, simple y bella.

2. Suelen tomar la iniciativa
Aunque la liberación femenina está en su punto más álgido, no cabe duda de que nos encantan los hombres que deciden por sí mismos. Ellos que toman la última palabra y deciden que es lo que buscan, a nosotras también nos gusta tomar decisiones, es cierto. Pero cuando ellos lo hacen, y sin abusar, todo fluye naturalmente.

3. Se creen más fuertes que nosotras
En serio, todo es mejor cuando sabes que estás al lado de un hombre “fuerte”, aunque nosotros seamos más fuertes que ellos, la verdad. Pero, se trata de una característica deseable, pues ellos pueden cargar un garrafón de agua o una televisión para que nosotros sólo los admiremos.

4. Son ubicados
No importa que no lo sean realmente, pero eso de que se sientan seguros en el volante y decidan no preguntar, aunque nos enoja a veces, nos enamora. Pues, nos sentimos seguras y eso vale más que ninguna otra cosa en la vida.

5. Saben estacionarse
Además, de saber cómo llegar a una dirección, saben guardar el auto en los sitios más reducidos del universo y eso, siempre lo valoraremos, en serio.

6. Se encargan de las tareas difíciles
Aman tomar las riendas de un asunto intrincado o de una tarea que requiera herramientas. Eso es, definitivamente, una forma perfecta para que todo se equilibre en una relación.

7. Son caballerosos
No todos, claro, pero quienes todavía conservan esta cualidad se convierten en una persona deseable, pues, aunque podamos abrir la puerta del auto y cargar nuestra bolsa nosotras solas, no existe nada mejor que cuando lo hacen ellos.

8. Les gusta el sexo
A nosotras también, pero cuando sabemos que ellos lo disfrutan tanto no hay cosa más emocionante que eso. Pues, no hay que andar con rodeos y ellos no buscan ocultar sus bajas pasiones.

9. Son amables
La naturaleza (o la literatura de caballería) los hizo un poco así, pues, para conquistarnos han tenido que hacer algunos malabares como ser amorosos y detallistas para ganarse un poco de atención de nosotras.

10. Les gusta aprender y lanzar datos inútiles
Le encanta conocer cifras, teorías y frases célebres, pues son curiosos (casi) por naturaleza y no hay nada más sexy que un hombre que encuentre a la vida y al conocimiento como algo profundamente apasionante.

VIDA DE PAREJAS Del amor al odio

La convivencia de una pareja es una dura prueba difícil de superar con éxito, más ahora que lo habitual es que dos personas deciden vivir juntas cuando ya han disfrutado de su experiencia solos.

Compartir la vida exige aceptar otra manera de vivir que puede ser eficaz, porque no necesariamente la forma de ser propia es la mejor.

La vida en común enriquece la personalidad, que se puede nutrir de las características del otro, que no siempre es su alma gemela.

El peor error de los hombres es identificar a su mujer con su madre y tener las mismas expectativas; porque la casa es de los dos y la responsabilidad de su funcionamiento de ambos.

La convivencia revela el verdadero carácter de cada uno de los integrantes de una pareja, cómo son sus sentimientos, su capacidad de generosidad o egoísmo, su manera de convencer, su necesidad de dominio, su capacidad para enfrentar los problemas, su paciencia, su comprensión, su fortaleza, y si son independientes y maduros.

El amor distorsiona la percepción de tal manera, que muchos rasgos de carácter de la pareja son minimizados y hasta ignorados en un primer momento por el otro, para aparecer durante la convivencia, en las contingencias y divergencias de la vida diaria, que es cuando recién se puede ser capaz de darse cuenta de la verdadera naturaleza del otro.

Los hombres muy seductores y atractivos es probable que lo sigan siendo mientras vivan; representan un orgullo por haberlos conquistado, pero significan un calvario para la convivencia. Necesitan sentirse halagados y perseguidos por las mujeres, y seguramente no podrán evitar tener aventuras.

Con las mujeres muy atractivas y bellas ocurre lo mismo, suelen ser peligrosas, porque son habitualmente asediadas por muchos hombres. Su pareja se podrá sentir orgulloso de tenerla a su lado, pero comenzará a sentirse celoso, inseguro e incómodo hasta de sus posibles pensamientos.

El problema más común es enamorarse de un ideal, no de una persona real, que seguramente tiene defectos, que comete errores y que no siempre tiene el comportamiento que se espera.

La gente no ve lo que no quiere ver, y está dispuesta a mantener la imagen idealizada de una pareja, construida desde la niñez en base a las figuras de los padres que tuvieron o que hubieran querido tener, que no tienen nada que ver con la realidad y que les servirán para elegir siempre el mismo tipo de pareja.

Pero el esfuerzo para hacer coincidir la persona real con el ideal, con el tiempo se diluye y es cuando se comienza a tomar conciencia de la persona real.

Es difícil admitir no haberse dado cuenta antes de quién es quién, de manera que se adjudica el fracaso de la pareja a la rutina de la convivencia y al desgaste, cuando en realidad fue que ambos no pudieron ver detrás del velo que los ocultaba antes, cuando estaban enceguecidos por el amor.

Sin embargo, no siempre, el hecho de haber idealizado a la pareja es una condición negativa, porque puede ocurrir en el mejor de los casos, que puedan superar sus expectativas si se comienzan a mirar desde una perspectiva más amplia, dejando de lado los condicionamientos de la niñez.

Las personas son insondables y complejas, y no se agotan en un solo rasgo de carácter. Son como los diamantes en bruto, hay que saber apreciarles su potencial, porque muchas veces nos llegan a sorprender.

Pero de lo que sí tenemos que estar seguros es que no podemos cambiar a nadie.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

¿Cómo elegimos una nueva pareja?

En la elección de pareja, muchas veces, creemos que es otra persona la que elije por nosotros. Sin embargo, son los factores externos e internos que en conjunto te hacen escoger. Aquí te decimos algunos de ellos con información de un estudio elaborado por la Universidad del Valle de México.



1. Igualdad de objeto. Se busca en la pareja las características de alguien importante en nuestra vida, principalmente las de la madre, por ser el primer objeto de amor.



2. Afiliación. Como seres sociales, los humanos tenemos una gran necesidad de pertenencia y vinculación con otros por medio de relaciones duraderas y cercanas, las personas pueden buscar pareja para no estar solos, mantener la especie o compartir su vida.

3. Apoyo. Las personas necesitan de alguien para seguir adelante en la vida, sentir en ella una seguridad que les hace falta, alguien que las pueda entender, comprender, ayudar en cosas que no pueden controlar.



4. Gentileza. Se tiende a buscar aquello que se considera ideal en las personas; en el hombre, que sea: educado, caballeroso, atento, detallista; y en la mujer: tierna y cariñosa, donde los dos tengan sentido del humor y sean románticos. Lo cual significa que son creativos, ingeniosos y graciosos.

5. Semejanzas. Son las características personales que comparten las personas, como: valores, creencias, capacidades, actividades, gustos, personalidad.

6. Admiración. Cuando la recibimos o la damos, nos sentimos notablemente apreciados, amados y reforzados en nuestro amor para con la pareja, confirmando nuestro juicio y fortaleciendo nuestros sentimientos amorosos.



7. Novedad. En ocasiones nos llama la atención las personas que son originales, fuera de lo común, que gustan del riesgo, las emociones fuertes, no caen en la rutina o resultan impredecibles.


Existen muchos factores que influyen en la elección de pareja, pero sólo tú puedes decidir si esa persona que está a tu lado es la correcta. ¡Cuidado!

Delgada o rellenita ¿Quién rinde más bajo el calor de las sábanas?

Sin lugar a dudas tener una excelente resistencia durante un encuentro sexual es súper importante, independientemente si sos mujer o varón, si sos flaca o si estás pasada de peso,, porque de ello depende el disfrute o placer de la pareja.

Según la sexóloga Carolina Rivero Elder, no existe una diferencia marcada con respecto al rendimiento en la cama de las mujeres, sean estas delgadas o rellenitas. “Si está dentro de los parámetros saludables no hay diferencia”, explica Rivero.

La capacidad, según menciona la experta, estaría más que todo en la motivación, en la manera de entrega, la creatividad sexual que tenés y sobre todo el que te sintás bien con vos misma. Los gustos de una persona a otra son distintos, de la misma forma pasa con el sexo, también hay para todos los gustos. Hay a los que les gustan las mujeres con más carnes y a otros las menuditas.

El estímulo es importante
La libido o deseo sexual no depende de tu peso, sino más bien de un estímulo sexual adecuado.

Cabe mencionar que las mujeres con algunos kilos de más son más creativas porque al saberse con más cuerpo se sienten más sensuales, pero esto tiene que ver más con la personalidad, según menciona la sexóloga. “Si es una rellenita que tiene su autoestima alta, podés ser más estimulante que una que tiene mejor figura pero que no se siente conforme con su cuerpo”.

Rivero también señala que predomina la idea de que una mujer delgada es más atractiva y eso provoca que algunas de ellas se sientan seguras con su cuerpo y más sensuales. “En general suelen ser un poco más pasivas, es decir, les gusta que sea la pareja quien haga las cosas durante la relación sexual”, comenta.

Para mejorar el encuentro
Si tenés unos kilos de más y querés mejorar el encuentro íntimo, volviéndolo más divertido y placentero, la especialista te da algunas pautas para lograrlo: Rivero aconseja que si tenés sobrepeso tomá en cuenta que puede ser complicada la posición en la que estés arriba. Lo mejor es que vos estés abajo o de costado.

Si es difícil conseguir la penetración, o es incómoda se puede ayudar colocando almohadas hasta lograr una posición más cómoda. Todo esto haciendo siempre mimos y caricias, es decir, a medida que se van acomodando se siguen acariciando, o sea que todo queda como si fuese parte del juego sexual. Ambos van a determinar cuál más les gusta o con cuál están más cómodos.

A pesar de las limitaciones, con creatividad y comunicación podés encontrar la manera de tener un disfrute sexual, sin importar tu volumen corporal

martes, 18 de noviembre de 2014

¿Cuántas bacterias intercambias en un beso?

Investigadores de Holanda seleccionaron a 21 parejas, tanto heterosexuales como homosexuales, y tomaron muestras de su lengua y saliva antes de un beso prolongado, y después de besarse.

“Estimamos que existen alrededor de 80 millones de bacterias que pasan de una boca a otra tras un beso de 10 segundos”, explicó el microbiólogo del organismo holandés TNO y principal autor del estudio, Remco Kort.

En el cuerpo de un humano adulto y sano puede haber alrededor de 100 billones de bacterias. Si se apilaran todas juntas, pesarían unos 1,5 kilogramos. Organizadas por especies, superan las 2.000 y, aunque la mayoría se encuentran en el estómago e intestinos, la mayor diversidad se da en la cavidad oral, relataron.

Los científicos concluyeron que había una correlación entre los besos declarados y la similitud bacteriana de la saliva. También vieron que, con nueve besos con lengua al día, la similitud entre floras bacterianas era significativa. Sin embargo, no había correlación con las bacterias de la lengua.

El estudio de Kort y su equipo ha sido revelado en el estreno científico de Microcopia, un museo dedicado al mundo invisible formado por los microorganismos que viven en el cuerpo humano, y también fuera de él.

lunes, 17 de noviembre de 2014

¿Amor después de una traición?

A quién no le han roto el corazón alguna vez, sin lugar a dudas a la gran mayoría (por no decir a todos). Por ello, empezar una nueva relación después de una traición cuesta, pero no es imposible. "Todo tiene que marchar paso a paso, sin apresurar nada ni acelerar los procesos y por supuesto, reconstruir la confianza que debe estar presente en la pareja", apuntó la sexóloga Carolina Rivero. Sigue leyendo.

Sé reservada. Cuando estás saliendo con una persona y él o ella quieren saber demasiadas cosas que son muy privadas, al principio es mejor no contarle por más que te inspire confianza o te parezca un buen tipo. "Así estén saliendo hace 15 días o un mes, es mejor mantenerse en reserva ciertas cosas que son tuyas", aconsejó Rivero. Asimismo mencionó que la confianza se construye, no solamente en base a lo que te dice; sino también de acuerdo a su actitud que demuestran si son dignas de confianza o no.

¿Qué opinan los demás de él? Es bueno conocer qué tipo de concepto tienen tus amigos de él, cómo se comporta con tus hermanos, con tu mamá, "ahí se ve que no solo contigo es buena persona, sino también con otros". Además mencionó que, como no existe un manual para construir una confianza, por ello hay que estar atento a todo, escuchar consejos y las opiniones de los demás.

Analízate. "Mirarse uno mismo es un requisito indispensable, se debe saber hacia dónde estás caminando, cuáles son tus cosas buenas e incluso las malas, porque si no te miras a ti mismo es difícil que te puedas relacionar con otras personas", sostuvo Rivero.

Razón versus corazón. Rivero enfatizó que al principio de la relación se sube la dopamina, estas en un nivel obsesivo por la persona, es la época en la que ella dice que él no tiene errores. "No existe amor desde el corazón, el que sabe al 100% es el cerebro. Debes aprender a tomar decisiones, a pensar antes de actuar". El sexólogo René Calvimontes sostuvo que "en Bolivia el 95% se enamora con el corazón, en cambio los europeos se enamoran el 60% con la cabeza y el 30% con el corazón, de ahí que ellos tienen menos fracasos".

Perdonar. Si en el pasado tuviste una pareja y te fue muy mal, debes aprender a perdonar y reconocer que también te equivocaste y perdonarte a ti mismo. "Pueden haber heridas muy dolorosas. Por ejemplo, confiaste en tu novio que te dijo que van a ser una familia, luego quedaste embarazada, el joven se fue y quedaste destruida. Ante esta situación debes perdonarte el hecho de haber caído, así podrás estar limpia para una siguiente relación", sostuvo Rivero. "Pero es importante reconocer su culpabilidad", acotó Calvimontes.

domingo, 16 de noviembre de 2014

La anafrodisia provoca bajo interés sexual

La anafrodisia o anorexia sexual es un trastorno relacionado con un bajo interés por el sexo. Las personas que sufren de anorexia sexual tienen falta de deseo, dificultades para llegar al orgasmo e incluso dolores al mantener relaciones sexuales.
Las causas de esta carencia de libido sexual -o deseo sexual inhibido- pueden ser tanto físicas como psicológicas y fundamentalmente se basan en el miedo al rechazo por parte de la pareja, tener una baja autoestima y sentir que se tiene nulo atractivo físico, dificultad para manifestar los deseos sexuales o negación del propio placer e incluso del amor.
Las personas que sufren este trastorno rechazarán siempre que les sea posible la posibilidad de mantener relaciones sexuales y si las llevan a cabo, no las disfrutan. Al bloquearse el apetito sexual, la frecuencia de relaciones se reduce considerablemente e incluso llega a desaparecer.

48,8
millones de basura electrónica se generan en el mundo cada año, según la ONU. De esa cantidad, China es responsable de seis millones y EEUU de 7,2 millones de toneladas.

jueves, 13 de noviembre de 2014

¿Cómo salvar una pareja en crisis?



Conservar los espacios individuales, aprender a ceder y negociar, y tratarse con respeto bajo cualquier circunstancia son algunas de las claves para tener una relación sana y duradera. Infobae entrevistó a dos especialistas.

Las tasas de divorcio van subiendo en casi todos los países, mientras que -en paralelo- la cantidad de bodas que se celebran va en notable disminución. Y es que, durante la vida en pareja, hay desacuerdos que algunas veces llegan a un punto de inflexión y la separación se presenta como la mejor alternativa. Sin embargo, en la mayoría de los casos, estos desacuerdos no implican que la relación funcione mal. Es normal que una pareja pase por etapas difíciles y de cierta conflictividad pero la clave está en descubrir cuál es el verdadero foco del problema y siempre enfrentarlo de a dos.
Desde Venezuela y en una entrevista con Infobae, Alberto Barradas -psicólogo clínico y conferencista internacional- sostuvo que las peleas de pareja son comunes dentro de toda relación. “El tiempo juntos, la rutina, el estrés y las circunstancias de la vida cotidiana inciden en los motivos principales de discusión. La educación de los niños, el manejo de la economía, la intromisión de los padres de la pareja en la relación o situaciones de celos y desconfianza, pueden ser los detonantes de las peleas, que pueden pasar de un simple debate a actos violentos de violencia doméstica”, sostuvo.
“Para evitar estas situaciones, la comunicación siempre debe estar enmarcada dentro de los principios del respeto, la sindéresis y la buena voluntad, sin perder de vista que dos personas que se aman no tienen por qué tratarse mal. Cuando una pelea sobreviene es importante tener en cuenta que el debate tiene que ser dentro de límites civilizados, considerando que toda verdad es relativa y que, si se toman en consideración los sentimientos del otro -aunque, a nuestro juicio, no tenga razón- se podrá comprender lo que éste desea decir”, indicó el especialista.
Barradas aseguró que una pelea de pareja puede ser devastadora si no se lleva con educación y se emplean gritos e insultos. “Siempre que exista una pelea, la misma debe estar dentro del contexto de un debate de ideas que, aunque puede ser muy emocional e incluso intenso, no tiene que transgredir los limites de las buenas costumbres y el compromiso amoroso”, recomendó.
Infobae también entrevistó a Eduardo Drucaroff -médico psicoanalista especializado en parejas y familias- quien hizo hincapié en aprender a negociar con el otro y preservar los espacios de la pareja. Además, brindó estas sugerencias para evitar los litigios:


- Cuidar los espacios y el tiempo disponible para la vida de pareja. A veces, es necesario un trabajo contra la corriente para preservar los espacios que la pareja dispone para sí, y que no sean invadidos por compromisos familiares, laborales o de otro tipo.
- Cuidar los espacios propios y los del otro. Defender el adecuado equilibrio entre lo propio y lo compartido es una manera de cuidar a la pareja en sus difíciles equilibrios.
- No es posible que sólo una de las partes tenga toda la razón. Cuando se genera una discusión, aunque sea difícil de aceptar, se debe pensar que cada una de las partes debe tener sus razones para sostener lo que está defendiendo como postura.
- Ponerse en el lugar del otro. Un buen ejercicio -que a veces puede hacerse sólo con posterioridad a una discusión- es ubicarse en el lugar en el que se cree que está el otro, para desde ahí poder entender mejor sus razones.
- Tomar por verdades absolutas las preferencias o costumbres. Tenemos tendencia a creer que nuestras elecciones son las únicas sensatas y obvias, de valor universal e incuestionable y cuando chocan con las del otro empiezan los problemas.
- Alguien tiene que ceder. Al igual que en el título de esa película es necesario que, si no hay acuerdo, alguien ceda aunque sea transitoriamente. No es sano ni justo que sea siempre el mismo integrante de la pareja el que cede.
- La comunicación es polifónica: Por más que una persona se esmere en ser precisa, lo que se comunica a otro debe ser decodificado por éste y, por lo tanto, se presta a malos entendidos y/o nuevas interpretaciones. Incluso, a veces, más acertadas.

¿Estás condenado al eterno fracaso amoroso?

Todos tenemos algún amigo medianamente apuesto, con recursos económicos y una conversación suficientemente interesante, pero que es incapaz de conquistar. No es que no lo intente, pero todas sus (pocas) historias amorosas terminan en fracaso pasadas unas semanas. Él se pregunta constantemente qué está haciendo mal, pero siempre acaba tomando las decisiones inadecuadas o fijándose en las mujeres que menos le convienen y más daño le hacen.

El psicólogo Billi Gordon, profesor de la Escuela David Geffen de Medicina de la Universidad de California y reconocido evolucionista, cree que los hombres que tienen tantas dificultades para encontrar pareja cometen siempre los mismos errores. Tienden a comportarse de una forma que no atrae a las mujeres, al menos como posible pareja. Y si no cambian no encontrarán su media naranja pues, en opinión del psicólogo, hay una serie de actitudes que las féminas rechazan de manera atávica.

Estos son, según explica Gordon en Psychology Today, los siete errores que, irremediablemente, condenaran a cualquier varón al fracaso amoroso.

1. PARECER DESESPERADO

No hace falta ser psicólogo para saber algo que te enseña a diario la universidad de la vida. Las mujeres, sencillamente, no se fijan en los hombres que parecen especialmente necesitados en el plano amoroso. Es como si no existieran. Y es algo que -según el experto- está fuertemente enraizado en el cerebro de las mujeres.

Los hombres desesperados no son valiosos y no merecen la pena como pareja

“Todos llevamos la sabiduría de nuestros antepasados en nuestros genes y neuropéptidos”, asegura el psicólogo. “Las mujeres se sentían atraídas por los machos alfa por razones de supervivencia, pues eran los que tenían la mejor comida y el mejor refugio. Los machos alfa nunca se mostraban desesperados. Los hombres que se mostraban desesperados eran los más débiles y los que tenían menos que ofrecer”.

La lección que han aprendido las mujeres a lo largo de la historia es que los hombres desesperados no son valiosos, y no merecen la pena como pareja.

2. EVADIR CUALQUIER DEFINICIÓN DE UNA RELACIÓN

Puede que no estés tan desesperado como para no conquistar (has logrado burlar a la evolución, acabaste con todos los machos alfa que te hacían la competencia o has encontrado a otra mujer desesperada), pero una vez que la tienes en tus manos eres incapaz de continuar. Si estás esperando a que sea la mujer la que considere que estás en una relación quizás sea demasiado tarde. Y de nuevo, Gordon ofrece una explicación evolucionista.

Si quieres tener novia, tienes que dirigir la relación adecuadamente.

Las mujeres segregan más oxitocina que los hombres, la hormona que ayuda a que se cree un vínculo amoroso, y éstos tienen una mayor cantidad de receptores de la vasopresina, la hormona que dispara el interés por todas las posibles amantes. “La oxitocina empuja a las mujeres a asegurarse una pareja, la vasopresina empuja a las hombres a buscar a otra”, explica Gordon. Es por esto que, si no dejas claro que te interesa tu actual pareja, las mujeres pensarán que estás interesado en otras, pues es lo que siempre ha ocurrido con los hombres. “Si quieres tener novia, tienes que dirigir la relación, como si estuvieras en la pista de baile”, asegura Gordon.

3. NO TOLERAR CIERTA DEPENDENCIA

Toda relación de pareja implica cierto compromiso pero, además, una pérdida de intimidad que debemos aceptar. No a todo el mundo le gusta tener pegada a otra persona, y es bueno establecer ciertos límites, pero es imposible tener pareja sin aceptar cierto grado de dependencia. Puede que haya momentos en los que no querramos saber nada de nuestro compañero, pero no se puede mantener una relación pretendiendo conservar una libertad total. Eso, sencillamente, no existe. Sólo unas buenas dotes comunicativas, y cierta flexibilidad, te permitirán mantener una relación en la que estés a gusto.

4. FALLAR A LA HORA DE PIROPEAR CONVENIENTEMENTE A TU PAREJA

A todo el mundo le gusta sentirse deseado y es algo que, en las primeras fases de una relación es necesario mostrar, aunque sea de forma implícita. Decir “te quiero” en los primeros meses provocará el efecto contrario del buscado, pero tenemos que dejar claro a nuestra pareja que nos gusta, pues si no, corremos el riesgo de perderla.

Si críticas la belleza de las mujeres con las que pretendes salir no tendrás novia en la vida

“Vivimos en una sociedad en la que se da mucha importancia a la apariencia física”, explica Gordon. “Estar en una relación con un hombre que sabe recordarle a su novia lo guapa que es ayuda a compensar el estereotipo de belleza que asegura que todas las mujeres deben ser jóvenes y tener un determinado cuerpo”. Si no le dices a ella lo guapa que es, pensará que no es atractiva para ti. Ni qué decir si la críticas..

5. FLIRTEAR CON OTRAS MUJERES

Parece un consejo de lo más obvio, pero muchos de los hombres que no logran tener novia, no la tienen porque son incapaces de controlar su líbido. Para Gordon, flirtear con otras mujeres delante de nuestra pareja es una falta de respeto intolerable, y lo que ellas entienden por flirteo no tiene que ser lo que tu entiendes: el simple hecho de que te pongas a hablar con otra mujer dejándola a ella sola.

La regla es muy simple: si has quedado con una chica, no puedes coquetear con otras. Si lo haces, te dejarán en el acto.

6. NO ENTENDER LO QUE SIGNIFICA TENER PAREJA

“Una novia no es un rehén, una secretaria, una empleada, ni una señorita de compañía”, explica Gordon. “No puedes tratarla como alguna de ellas, porque si lo haces no te durará mucho”.

7. NO EXPRESAR LOS SENTIMIENTOS

La oxitocina es la hormona que refuerza el vínculo amoroso. Según algunos científicos, es la responsable última de que los hombres acepten la monogamia y sean fieles, pero además juega un papel fundamental en el enamoramiento. Esta hormona se segrega cuando las parejas tienen contacto físico, y es por ello que los abrazos, las caricias y, claro está, el sexo, son aspectos decisivos en una relación: son actividades decisivas para facilitar el enamoramiento. No podemos pretender tener novia si no somos cariñosos con ella, pues sin el contacto adecuado la oxitocina no hará su trabajo, y nuestro amor se buscará a otro.

El amor a primera vista es un ¿Mito o una realidad?

La ciencia tiene opiniones encontradas. Existen estudios que explican cómo surge ese chispazo inicial. Algunos aseguran que el flechazo es solo un "engaño" del cerebro, un órgano que tiene la capacidad de editar y resignificar recuerdos pasados según su conveniencia.

Dos teorías. Por un lado están los que creen en las primeras impresiones. Sostienen que no hay posibilidad de vivir un gran amor con alguien si, en un comienzo, no se experimentó un temblor de gran magnitud. Según un estudio publicado en Los Archivos de Comportamiento Sexual, el amor a primera vista existe, al menos en el caso de ellos. “Cuanto más tiempo pasa el hombre mirando a su compañera, más pronto caerá a sus pies”. Otros aseveran que es solo producto de un engaño cerebral. Sucede cuando un conjunto de recuerdos del pasado, se combinan con sentimientos del presente. /clarin.com

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Remedios caseros para curar mal de amor

Algunos padres se emocionan ante el primer amor de nuestro adolescente, pero también deben admitir que tienen cierto temor pues en la adolescencia el amor llega y se puede ir así de rápido como llegó. Si tienes un adolescente en casa con el corazón roto, seguramente te interesarán estos prácticos remedios caseros que todo padre debería de practicar para ayudar a su hijo. Los padres saben que los hijos necesitan de buena compañía y apoyo en ese momento crucial de su vida. En este punto pueden pasar dos cosas, la primera es que el adolescente decida contar lo que sucedió o por el contrario se cierre como una ostra. Sin importar cualquiera de las dos opciones, hay que dejarle en claro que estarán para ayudarlo y escucharlo cuando así lo quiera y que no juzgan su relación ni las decisiones que tomó. Una de las reglas básicas a la hora de que termina una relación, es no hablar mal del ex del hijo o de la hija

martes, 11 de noviembre de 2014

Las mujeres prefieren dormir que tener sexo

Un estudio revela que entre el 60% y el 70% de las mujeres de Estados Unidos, Reino Unido y China se consideran satisfechas con su vida sexual pero prefieren una noche de sueño reparador antes que una noche de buen sexo.

En Brasil sólo el 32% de las mujeres elegiría esta opción según la investigación realizada por la compañía de relaciones públicas y marketing estadounidense FleishmanHillard. Estos datos contrastan con las preferencias de las chinas, que en un 70% prefieren dormir antes que tener sexo, las británicas con un 68% y las estadounidenses con el 60%.

Además, el estudio revela que, si a las estadounidenses y británicas se les da la opción de prescindir del sexo o de la tecnología durante tres meses, la mayoría preferiría dejar a un lado su vida sexual.

Otras preferencias sobre la riqueza o la calidad de vida se revelan en este estudio, titulado ‘Mujeres, Poder & Dinero’ y basado en 4.300 entrevistas realizadas en agosto de 2014 en Estados Unidos, Reino Unido, Brasil y China. Al ser consultadas sobre su definición de éxito, las mujeres citan con más frecuencia la seguridad financiera, la familia y la felicidad, antes que la riqueza, el lujo o ser un ejecutivo brillante.

Entre las opciones de sexo, poder o dinero, el 80% de las mujeres prefieren disponer de dinero para asegurar el futuro de su familia y, especialmente, conseguir que sus hijos vayan a la universidad. El estudio también revela que aproximadamente el 90% de las mujeres prefiere vivir 10 años con una buena calidad de vida que 20 sin disfrutar de plena autonomía.

Otro dato relevante que arrojó la investigación es la referente a la percepción de la edad en los países estudiados. En promedio, las británicas, estadounidenses y brasileñas creen que la ‘vejez’ comienza a los 70 años, mientras que en China consideran que comienza a los 59 años para las mujeres y a los 60, para los hombres.

Además, cada vez más, el deseo de privacidad en redes sociales entre las mujeres supera al deseo de compartir sus experiencias en internet. Dos tercios de las británicas y estadounidenses y el 80% de las brasileñas han tomado medidas específicas para proteger su privacidad en la red.

domingo, 9 de noviembre de 2014

El sexo es salud, sus 10 beneficios


¿POR QUÉ ES BUENO?

Hacer el amor con sinceridad, deseo, confianza, entrega y receptividad constituye una válvula de escape para las tensiones acumuladas, es gratificante, auspicia la exteriorización de emociones y sentimientos, educa y complace los sentidos, equilibra el sistema nervioso y glandular, levanta el ánimo, incrementa la autoestima, relaja e inspira. En suma, nos permite beneficiarnos en todos los planos. ¿Revisamos la lista?

1.- Diversión. La práctica sexual requiere energías pero distintas -diversas- de las que aplicamos al trabajo, los problemas y los compromisos; por eso, en lugar de agotarlas, las repone. No hay que hacer el amor por obligación. Hay que elegirlo porque los dos tienen ganas y, ahí, funcionará como ansiolítico y antidepresivo.

2.- Metas, sueños y proyectos. La seducción, la estrategia de conquista, la responsabilidad de complacer, el plan de construir que se ponen en juego en el deseo, la atracción y el amor, constituyen un entrenamiento para buscarle la meta a todo esfuerzo y dar sentido al futuro, aún el inmediato.

3.- Recompensas. La vida tiene sus arideces: dificultades económicas, frustraciones, enfrentamientos, peleas, injusticias…

El ejercicio de la sexualidad es un remanso que alivia y recarga las baterías, rearma para la siguiente batalla. Además, cada vez que hacemos el amor recibimos recompensas específicas: placer, aprobación, gratitud. No hay que desestimarlas porque son un nutriente básico.

4.- Percepción consciente. La vida tiene, también, muchísimas cosas

buenas que no siempre apreciamos.

El amor aguza los sentidos, entrena

en la percepción de estímulos -aromas, imágenes, sabores, sonidos-, cuyos efectos se multiplican al asociarse y ayuda a reconocer los mensajes secretos de la mente y el cuerpo.

5.- Autoestima. Esmerarse en el cuidado personal refuerza la autoestima. Verificar que uno es capaz de complacer, alegrar, conmover, cariño, deseo, brinda confianza en sí mismo.

6.- Descanso y relajación. La excitación y el placer son el reposo del guerrero: distraen de preocupaciones, relajan los músculos y los nervios, descargan tensiones, dan tregua al cerebro, equilibran las secreciones neuroquímicas, levantan el ánimo, oxigenan, activan la circulación.

7.- Ejercicios físicos. ¡Claro que sí! ¿Acaso en la cama no se ponen en movimiento los músculos y las articulaciones? ¿Acaso la sexual no es una gimnasia aeróbica? ¿Acaso no se queman un montón de calorías?

8.- Ejercicios mentales. Las fantasías, las tácticas de seducción, los juegos sexuales, la invención de personajes

y situaciones, la producción de climas románticos, la anticipación y los ensueños agilizan la mente, mantienen despierta la creatividad y la imaginación.

9.- Hacerse responsable. Cuando

sucede una falla sexual, la primera tendencia es echarle la culpa al compañero. Esa actitud, genera culpa porque uno sabe que no es cierto y que, en lugar de enfrentar el problema, lo está disfrazando y trasladando, con lo cual difícilmente podrá solucionarlo.

10.- Comunicarse. El acto sexual es comunicación, la más íntima y completa que existe. También la oportunidad ideal para ensayar todos los lenguajes -el de las miradas, las caricias, las palabras, las sonrisas-, expresar todas las emociones y aprender a pedir y a negarse, a preguntar y a dar, a ofrecer y a recibir, a compartir y a confesar.

Una increíble historia de amor

A los 42 años, Aminah Hart tomó una decisión que cambió su vida de una manera que nunca podría haber imaginado, llevándola a conocer y enamorarse del extraño cuyo esperma fue usado para concebir a su hija.

En ese momento, la mujer de Melbourne, Australia, quería tener un hijo, pero ya había sufrido la trágica pérdida de dos debido a un desorden genético llamado miopatía miotubular de enlace X, una condición que afecta a los músculos utilizados para el movimiento y se produce casi exclusivamente en los varones.

Su primer hijo Marlon, concebido con su exmarido, murió a los cuatro meses, mientras que ella estaba viviendo en Inglaterra, y en 2010, cuando Aminah estaba viviendo de nuevo en Australia, Louis -engendrado por un exnovio- murió a los 14 meses.

“Realmente no se puede poner esto en palabras. Tuve dos relaciones y dos hijos, pero no fue hasta la segunda que me dieron el diagnóstico de la enfermedad genética", contó Aminah al Daily Mail Australia.

Ella siempre había querido tener hijos, pero no fue hasta sus 30 que comenzó a pensar seriamente en ello.

A los 42, Aminah sentía que el tiempo se agotaba, pero también enfrentaba este trastorno genético que tiene una probabilidad de 1 en 4 de ocurrir en cada embarazo.

Pensó largo y tendido acerca de sus opciones y decidió utilizar un donante de esperma para concebir.

La clínica de fertilidad le dio tres papeles con las estadísticas vitales de tres hombres anónimos, uno de los cuales se convirtió no sólo en el padre de su hija, sino además en su futuro novio.

Cuando se decidió por un donante de esperma, ella buscó un hombre que tuviera las cualidades clave que quería para su hijo. "No te dan una foto, es, literalmente, solo un perfil (menos que el de LinkedIn), con estadísticas vitales, la edad, la constitución corporal, el color del pelo, los intereses como niño, y trabajo", explicó Aminah Hart.

El donante que se destacó de los tres era un hombre que se describía a sí mismo como ’feliz y tranquilo’ y con una fuerte ética de trabajo.

"Él también tenía un fondo genético muy limpio y no había nada que acechara en su familia en términos de discapacidad. Yo miraba la salud mental también porque mi propia capacidad de recuperación había sido lo que me ayudó a pasar el trauma que experimenté y yo quería un niño igualmente resistente", dijo Aminah.

El esperma de Scott Andersen había estado en "cuarentena" desde 2010, cuando Aminah lo eligió en 2011, por lo que el banco tuvo tiempo para descartar enfermedades.

Su donante elegido también ya tenía cuatro hijos felices y saludables, lo que hizo sentir segura a Aminah.

Scott puso en su perfil que sería feliz de conocer a cualquier niño que fuera concebido gracias a él.

Cuando la bebé Leila nació el 14 de agosto de 2012, siendo saludable, Aminah se sentía aliviada.

"Seis meses más tarde, mi madre empezó a husmear en Google. Ella sabía que Scott había dicho que era un criador de ganado y que había sido un entrenador de fútbol aficionado", contó Aminah.

A pesar de pensar que no era una buena idea al principio, cuando su madre se convenció de que había encontrado al padre de Leila, Aminah decidió ponerse en contacto con la agencia y ofrecer sus datos en caso de que él quisiera contactarse o ver una foto de su hija.

Scott respondió y la pareja comenzó el intercambio de correos electrónicos.

Aminah le envió fotos de Leila y al momento en que su hija tenía un año de edad, decidieron que era hora de conocer en persona.

El 18 de agosto de 2013, Amina y Leila fueron a la casa de Scott cerca de Phillip Island, a unos 140 km de Melbourne, donde se reunieron no solo con él, sino también con dos de sus hijos.

"Era mucho más fácil de lo que había previsto. Yo estaba nerviosa... estaba camino a conocer a un completo desconocido y con su hija genética en mis brazos", señaló Aminah.

Hubo una conexión inmediata entre la pareja, y sus hijos jugaron juntos.

La reunión fue tan bien que Aminah y Leila comenzaron a ver a Scott cada pocas semanas. Leila acababa de empezar a caminar y cuando ella se tambaleó hasta Scott y se sentó con él, Aminah pensó que era una "cosa preciosa".

Los tres empezaron a verse cada vez más seguido, hasta que decidieron pasar la última Navidad juntos como familia.

"Nos enamoramos. Fue surrealista, pero una experiencia increíble", confesó la mujer.

Ya han pasado diez meses y la relación va viento en popa. Aminah ve su relación como un "un hermoso capítulo" de su vida llena de "felicidad y alegría".


¿Por qué los hombres tienen erecciones matutinas?

La tumescencia peneal nocturna o erección espontánea es un fenómeno fisiológico al que rodean muchos tabúes. Según The Journal of Sexual Medicine, las erecciones matutinas no llevan implícita la excitación sexual, ni siquiera la experimentada durante un sueño erótico. Se trata, en cambio, de un mecanismo natural que desencadena la relajación de la musculatura de los cuerpos cavernosos y las arterias del interior del miembro permitiendo una mayor afluencia de sangre y oxígeno; es decir, el endurecimiento rutinario ayuda a la revitalización y regeneración de los tejidos del órgano genital

La excitación sexual permanente

El Síndrome de Excitación Sexual Persistente (PGAD, por sus siglas en inglés), es un trastorno caracterizado por la presencia de tensión en los genitales acompañada de excitación continua, sin que exista deseo sexual.
Se trata de un problema sexual femenino bastante peculiar y misterioso, descrito por primera vez en 2001 y considerado una disfunción sexual desde 2003.
Las mujeres que sufren de PGAD sienten que aumenta su frecuencia cardíaca, que se acelera su respiración, que su musculatura pélvica se contrae y que el cuerpo se prepara para el orgasmo.

La situación de vivir permanentemente en estado de excitación sexual sin quererlo, hace que estas mujeres pierdan todo interés por las relaciones sexuales ya que suelen quejarse de dolor durante la penetración, entre otras muchas cosas. A pesar de que esta tensión en los genitales no siempre conduce a un orgasmo, la sensación de excitabilidad no desaparece ni aún llegando a él.

288
millones de toneladas de plástico se producen por año y el 10% termina en el mar. Según NNUU, en cada kilómetro cuadrado de océano, en promedio hay 13.000 piezas de plástico.

El buen sexo no dura más de 13 minutos

L a frase de "Lo breve, si bueno, dos veces bueno”, atribuida al escritor Baltasar Gracián, también podría aplicarse al terreno sexual, de acuerdo a una reciente encuesta efectuada a terapeutas sexuales de los Estados Unidos y de Canadá.
Los investigadores Eric Corty y Jenay Guardiani, de la Universidad Estatal de Pensilvania o Penn State (www.psu.edu) efectuaron una encuesta a 50 miembros de la Sociedad para la Terapia y la Investigación Sexual (SSTAR, por sus siglas en inglés), que incluye a psicólogos, médicos, trabajadores sociales, terapeutas matrimoniales y de familia y a enfermeras, que han tratado en conjunto a miles de pacientes durante varias décadas.
Treinta y cuatro miembros de la SSTAR (www.sstarnet.org), es decir el 68% del grupo encuestado, clasificaron las distintas cantidades de tiempo empleadas por las parejas para sus relaciones sexuales, desde la penetración de la vagina por el pene hasta la eyaculación, en cuatro categorías: adecuado, deseable, demasiado corto y demasiado largo.
Los terapeutas sexuales definieron los lapsos promedio de duración de la actividad sexual de la siguiente manera: "adecuado” (de 3 a 7 minutos); "deseable” (de 7 a 13 minutos); "demasiado corto” (de 1 a 2 minutos) y "demasiado largo” (de 10 a 30 minutos).
DISIPANDO ESTEREOTIPOS SEXUALES
"La interpretación que hacen una mujer o un hombre acerca de su propio funcionamiento sexual y del de su pareja se basa en una serie de creencias personales desarrolladas, en parte, a partir de los mensajes que reciben de la sociedad, tanto formales como informales”, dicen los investigadores de la Penn State.
"Desafortunadamente, la cultura popular de hoy en día ha reforzado ciertos estereotipos sobre la actividad sexual y muchos hombres y mujeres parecen creer en ciertas fantasías que no se corresponden con la realidad”, de acuerdo a Corty y Guardiani.
Según la Penn State, algunas investigaciones anteriores han encontrado que un gran porcentaje de hombres y mujeres afirman querer que su actividad sexual dure 30 minutos o más.
"Esta idea parece una situación propicia para la decepción y el descontento, y con este estudio esperamos disipar dichas fantasías y alentar a hombres y mujeres con datos realistas sobre lo que es un acto sexual aceptable, evitando así que experimenten decepciones y disfunciones sexuales”, señala el autor principal, Eric Corty, profesor asociado de psicología.
Para Corty y Guardiani esta encuesta puede tener aplicaciones en el tratamiento de las personas con problemas sexuales, ya que "si un paciente está preocupado acerca de cuánto tiempo debe durar el coito, estos datos pueden ayudarle a eliminar su preocupación acerca de que pueda sufrir un trastorno físico y permitir que sea tratado inicialmente mediante el asesoramiento psicológico, en vez de con la medicina”.
¡NO HAY QUE BATIR UN RÉCORD!
La investigación Canadian and American Sex Therapists’ Perceptions of Normal and Abnormal Ejaculatory Latencies: How Long Should Intercourse Last?, se publicó por primera vez en 2008, en el Journal of Sexual Medicine, pero "sus resultados siguen siendo válidos”, explica Eric Corty desde su despacho en Erie, Pensilvania, (EEUU).
Según Corty, profesor de psicología, en el Behrend College, "la mayoría de los terapeutas sexuales son más realistas que la población en general acerca de cuánto tiempo dura la relación sexual desde la penetración hasta la eyaculación”.
¿Y qué sugeriría a quienes piensan que necesitan más tiempo o incluso horas de actividad sexual para sentirse satisfechos?
"Creo que la mayoría de la gente cree que nunca se es demasiado rico o demasiado delgado, o nunca se tiene un sexo que dure el suficiente tiempo. Pero, lo cierto es que en algunos casos el sexo puede durar demasiado, ya sea físicamente (debido a problemas de lubricación y al dolor), o pragmáticamente (por la necesidad de dormir o porque hay otras tareas que hacer)”.

Para Corty "puede ser psicológicamente perjudicial tratar de llegar a una meta que no es razonable. ¡El sexo consiste en mantener una intimidad con alguien, y no en intentar establecer un récord!”. (EFE Reportajes)

Un gran porcentaje de hombres y mujeres afirma querer que su actividad sexual dure 30 minutos o más. Esta idea es propicia para la decepción y el descontento.

sábado, 8 de noviembre de 2014

Cosas que no debes hacer al verlo con otra


Ver a tu ex nunca es fácil, ya sea que lo hayas olvidado o no, es un momento que todos preferimos evitar ¡y más aún si está con una nueva novia! Sin embargo, a pesar de la sorpresa, ansiedad o los nervios que nos pueden pasar en el momento, es importante hacer el esfuerzo e intentar tener la mejor actitud. Para que eso suceda presta atención a lo que no debes hacer al verlo con otra. Por más que haya pasado poco o mucho tiempo desde la ruptura, debes evitar obsesionarte con la nueva situación. Probablemente al verlo con otra te den ganas de volver y antes de cometer el error de escribirle, debes pensar en la relación y en el motivo por el que terminaron. También debes evitar obsesionarte con su nueva novia, buscarla en las redes sociales o querer saber de su relación. Si lo ves caminando y cruzas de inmediato o esquivas su mirada, no será una buena actitud para ti. Lo mejor que puedes hacer, es mostrarte amable y positiva.

¿El tamaño es un problema?

Existen algunos hombres que se sienten insatisfechos por el tamaño de su miembro viril, aunque las dimensiones sean normales y que para la mayoría de las mujeres el tamaño no sea un problema. Quiere conocer de qué se trata siga leyendo.

¿Porqué se da? El urólogo, René Heredia, indicó que uno de los factores del síndrome del pene pequeño se debe a la cantidad de sangre que hay en el momento del reposo. En algunas personas se vacía completamente, ahí es donde disminuye de tamaño, pero cuando se vuelve a llenar con los 130 cm de sangre vuelve a tener el volumen normal, esto es algo muy normal y por supuesto su período de reposo está relacionado con la cantidad de sangre que queda dentro".

Además mencionó que "hay personas que tienen bastante grasa y eso también hace que el miembro se esconda, está oculto detrás de una grasa pre-púbica, siendo que en el momento de la erección sale y llega a tener una consistencia completamente normal".

Obsesión. La sexóloga Liliana Zabala Lobo expresó que para los hombres es como su arma de presentación, por ello si lo tienen grande se llenan de ego. "Si bien es la protuberancia del cuerpo, es el órgano que produce placer en pareja o a solas", detalló. Heredia señaló que algunos varones se obsesionan con el tamaño de su pene, porque en las películas pornográficas nadie lo tiene pequeño, todos los tienen exagerado, pero en la practica no existe eso".

Ventajas o desventajas en la intimidad. Zabala sostuvo que la felicidad conyugal no está en función del tamaño; sino en las estrategias a la hora del sexo. Asimismo remarcó que "la mujer al momento de la relación sexual no siente si es grande o pequeño, la clave está en esperar hasta el final del clímax, además existen posiciones donde la mujer puede buscar su placer ya sea con la ayuda de condones corrugados, estriados o granulados", sostuvo Zabala.

Medidas. Heredia explicó que un pene pequeño mide 8 cm, un normal entre 12 y 15; mientras que se considera grande al que está por encima de los 15 y 18.

jueves, 6 de noviembre de 2014

Arrepentimientos sexuales

A la hora de estar en la cama, una mujer se puede arrepentir de muchas cosas. Tanto aquellas que son ‘más experimentadas’ como las que no tanto, toda mujer ha sentido arrepentimientos por ciertas vivencias sexuales que no les gustaría repetir jamás. Y es que las lamentaciones en materia de sexo pueden acompañarnos hasta la tumba. Ahora un estudio revela qué nos hubiese gustado hacer en la cama y qué errores cometimos.

Un grupo de científicos de la Universidad de Austin, en Texas respondieron esta pregunta llevando a cabo un experimento que se publicó en Archives of Sexual Behavior. El estudio incluía a sujetos de diferentes orientaciones sexuales como gays, lesbianas, bisexuales y heteros.

Los arrepentimientos más comunes de las mujeres en materia sexual eran, por este orden: Haber perdido la virginidad con la persona equivocada (24%), engañar a la pareja con otro (23%) e ir demasiado rápido a la hora de tener sexo (20%).

Las tres mayores lamentaciones de los hombres, sin embargo, apuntaban más a las oportunidades perdidas. La primera era haber sido demasiado vergonzoso con las chicas (27%), seguida de no haber tenido más aventuras en su juventud (23%) y no haber sacado más jugo a su época de soltero (19%).

El sexo femenino adelantaba, en un 17%, al masculino (10%) cuando se trataba de arrepentirse de irse a la cama con parejas no demasiado atractivas y, claramente, reconocía más remordimientos que ellos respecto al sexo de una noche.

Muchos interpretaron este estudio como una confirmación de los instintos y la biología más ortodoxa. Los hombres deben cubrir al mayor número posible de hembras para perpetuar la especie, y estas tienen la misión de elegir al mejor macho, y por lo tanto, los genes más fuertes para su descendencia. Una idea que tiene su parte de verdad, excepto que hoy el fin último de la especie humana ya no es el de reproducirse.

La primera vez

Siguiendo un orden cronológico, resulta que la mayoría de las personas coinciden en que la pérdida de la virginidad no fue lo mejor de sus vidas eróticas. Francisca Molero, sexóloga, ginecóloga y directora del Institut Clinic de Sexología de Barcelona, asegura al diario El País que “gran parte de la gente lo ve como un trámite por el que hay que pasar para entrar en la edad adulta, pero no le concede gran importancia. En los adolescentes existe una presión para perder la virginidad e iniciarse en el sexo, que es generalmente en torno a los 22 ó 23 años. Si a esa edad no se ha iniciado uno en la actividad sexual es muy probable que esto suponga una carga, y llegar a los 30 sin haberlo hecho puede generar problemas o traumas en algunas personas”.

Una noche de locura

Una vez que ya iniciamos en el sexo y rompemos el hielo, lo normal es que experimentemos aventuras de todo tipo, que vayan engrosando su lista de experiencias sexuales, buenas y malas. Es el momento del sexo casual y los affaires de una sola noche, que las mujeres lamentamos más que los hombre. Según Molero, “los arrepentimientos más comunes en materia de sexo, y yo diría en la vida en general, son aquellas cosas que queríamos hacer y no hicimos por miedo o dejadez; o las que hicimos sin quererlo mucho, pero que por diversas causas nos sentimos obligadas a hacer. Es verdad que muchas mujeres reniegan de experiencias meramente sexuales, en las que no había un fondo sentimental, pero también las recuerdan de forma negativa porque se embarcaron en ellas sin estar muy convencidas, por la presión de que había que ser activa sexualmente o para no defraudar a nadie”, asegura esta experta.

Arrepentimiento de una relación

La queja más común referente a la vida con pareja estable es la de no haber puesto antes fin a una relación que llevaba muerta mucho tiempo. Años desperdiciados en situaciones sin marcha atrás. Francisca Molero cuenta como a su consulta llegan casos con este problema, “ahora abundan mucho las parejas relativamente jóvenes que conviven, se llevan bien, tienen intereses comunes, pero ya no tienen sexo. La atracción sexual ha desaparecido y cuando eso ocurre, recuperar la relación es prácticamente imposible. A estas parejas les cuesta mucho romper porque todavía hay cariño, se instalan en una dinámica cómoda o por causas económicas. Pero a la larga esto pasa factura y es muy común que se vean esos años desperdiciados con un sentimiento de frustración”.

¡No más arrepentimientos!

Según esta sexóloga lo que deberíamos hacer ambos sexos para no arrepentirnos, en un futuro, de no aprovechar más nuestra sexualidad, pasaría porque “los hombres expresaran más sus sentimientos y emociones, se comunicaran más; mientras que las mujeres tendrían que ser más genitales y conocer mejor sus cuerpos. La vagina es todavía la gran desconocida y deberíamos familiarizarnos más con nuestra área de placer”.

Recientemente la sexóloga en activo más veterana del mundo, Shirley Zussman, con 100 años y consulta en el Upper East Side de Nueva York –recibe 12 visitas semanales- ha expresado sus puntos de vista sobre la sexualidad actual. A lo largo de su vida Zussman ha sido testigo de la legalización de la píldora anticonceptiva, ha sido discípula de Masters y Johnson, ha vivido la revolución sexual de los 70 y la aparición del sida en los 80. A esta adorable mujer le preocupa el exceso de trabajo y la forma en que el ritmo de vida nos deja exhaustos, lo que destruye nuestra libido.

“El deseo necesita una cierta cantidad de energía”, cuenta en la revista Time; además del impacto de las nuevas tecnologías en la vida sexual de la gente. “Hay una falta de conexión entre las personas por culpa de los Iphones. Actualmente hay mucho menos contacto físico. Hay menos tacto, conversaciones, abrazos, miradas. Necesitamos del contacto físico para sentirnos queridos. No entiendo como la gente ha perdido todo esto y parece no darse cuenta”.

Así que si no quieres lamentarte, mejor hazle caso a la abuelita Shirley. Cien años de sexo enseñan muchas cosas.

OTROS ARREPENTIMIENTOS

Conversamos con algunas mujeres y ellas nos contaron otros arrepentimientos que tienen.

1 El delatador ‘Hickey’. Esa nefasta marca o moretón, que por lo general se ubica en la zona del cuello, y que probablemente solo existe para que el mundo entero se de cuenta que tuviste un momento lleno de ‘besos pasionales’.

2 ‘One-night stand’. Sales por la noche, bebes un poco, conoces a un hombre y empiezas a platicar con él. La noche fluye y sigues bebiendo… y bebiendo. Pasan las horas y sigues pasándola bien. Entre la charla, él te invita a su casa y accedes. La química es evidente y es por eso que ambos acaban en la cama. Es al día siguiente que comprendes que tuviste una aventura de una sola noche.

3 La vuelta a casa. Es ese incómodo momento en el que regresas a tu casa al día siguiente, con el mismo atuendo de la noche anterior. Pero eso sí, una nueva anécdota en tu historial amoroso.

4 Reencontrarte con tu ex. Tu ex te contacta y te dice: “Me gustaría verte para platicar”. Cuando llega el día, te preparas mentalmente y como todos sabemos, hacen todo menos hablar.

5 Despecho. Involucrarse con alguien inmediatamente después de haber terminado con tu pareja para evitar el dolor. O como algunos dicen, porque ‘un clavo saca otro clavo’.



TOP 3

De acuerdo al estudio, las mujeres se arrepientan de:

Haber perdido la virginidad con la persona ‘no indicada’ (24%).

Engañar a la pareja con otra persona (23%).

Haber tenido relaciones sexuales demasiado pronto con una pareja (20%).