Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Libido sexual qué comer y qué no para mejorar el sexo

¿Qué alimentos y cuáles no debo comer para aumentar la libido y tener buen sexo? es una pregunta que muchas mujeres se hacen pero en la mente, y que muy pocas se atreven a conversarlo con su pareja o a consultarlo con un especialista.

Lo cierto es que sí hay alimentos que mejoran la vida sexual y son conocidos como afrodisiacos.

Según el nutricionista Raúl Hurtado la alimentación influye en el aumento o disminución del deseo sexual. No comer sano afectaría la vida sexual de la pareja en un 80% y no solo es la nutrición que repercute en el tema sexual sino otros aspectos como el no dormir bien y el estrés, explica el experto.

La sexóloga Liliana Zabala señala que los alimentos que contienen carbohidratos y grasas trans reducen el vigor y le quitan energía al organismo, energía que el cuerpo necesita para quemarlas en el sexo

domingo, 28 de diciembre de 2014

Sentimiento y pasión: secretos para que duren

AMOR Y PASIÓN

PAREJAS

Dos factores son elementales

para una relación duradera entre parejas: amor y pasión.

Cuando comenzamos una relación todo es maravilloso y de color de rosa pero, poco a poco, los sentimientos se van enfriando y la pasión que antes se sentía, se desvanece casi por completo. No hay que preocuparse, es normal. Del enamoramiento pasional se pasa al amor verdadero que busca algo diferente.

Existen reglas infalibles para llevarse bien con la pareja: mantener distancias adecuadas dejando espacio para cada uno, ser detallista, evitar la culpabilidad y cuidar los momentos íntimos.

ESPACIO PROPIO Y DETALLES

Tener pareja no significa estar las 24 horas del día juntos. Buscar tiempo para uno mismo, aumentará el deseo a la hora de verse. Y es que, siempre queremos lo que no podemos tener. En cuestiones de pasión, funciona, y mucho.

Además, que lleven años saliendo como pareja no quiere decir que se olvide por completo de los detalles que tenías cuando eran novios. ¿Hace cuánto no le organizas una escapada, le invitas a cenar o le llevas el desayuno a la cama? Son esos pequeños detalles los que nos hacen recordar a la persona que tenemos al lado y revivir al mismo tiempo por qué nos enamoramos de ella.

CERO CULPABLES

Uno de los principales errores que cometemos los adultos en cuestiones de pareja es responsabilizar al otro de lo que nos ocurre.

Sé responsable y asume las tuyas sin buscar culpables. Aunque no lo creas, este tipo de cosas provocan muchas discusiones que, en un mal momento, nos conducen a tomar decisiones apresuradas como dejar una relación.

MOMENTOS ÍNTIMOS

Otro de los grandes fallos de las relaciones de años es la poca iniciativa a la hora de practicar sexo.

En muchas ocasiones se va directo a la relación y se dejan de lado los juegos previos y los momentos románticos. Lo ideal es evitar esta situación. Prueba juguetes sexuales y posturas nuevas. En definitiva juega y disfruta.

Además, con el tiempo podemos ganar en inseguridad en cuanto a momentos íntimos se refiere. Por este motivo sé tú misma y apuesta por tu relación, dejando de lado los prejuicios y complejos y disfrutando del momento.

martes, 23 de diciembre de 2014

¿Cuál es el origen de la infidelidad femenina?

Un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences indica que el origen de la infidelidad femenina se debe a hábitos primates para evitar la matanza de su propia descendencia.

En el mundo de los primates superiores los machos dominantes solían matar a las crías de otros machos. Para evitar el destino cruel de sus retoños, las chimpancés mantenían relaciones sexuales con muchos machos.

Con este comportamiento evitaban que sus parejas fueran capaces de distinguir a sus crías de las que no les pertenecían, concluye el estudio liderado por Dieter Lukas, de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido, y Elise Huchard, de la Universidad de Montpellier en Francia.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Cómo celebrar las fiestas con tu pareja a la distancia

Cuando tienes una relación a distancia, muchas festividades son duras y difíciles de pasar, sobre todo cuando se encuentran a cientos de kilómetros lejos y los tiempos se alargan. Una de ellas es la celebración de la Navidad y del Año Nuevo, pues mientras el resto de las personas pareciera que tienen todo servido en bandeja, tú te encuentras sola con tu chico lejos.

¿Qué hacer? Puedes enviarle algún obsequio realizado con tus manos que contenga una nota escrita por tu puño y letra en la cual expreses cuánto lo amas. Otra idea es que ambos se pongan de acuerdo en un horario y se conecten a esa hora con una copa para brindar./i

Tips para no perder el objetivo

Si últimamente notas que existen muchos conflictos en tu relación de pareja y uno de los factores puede ser la insatisfacción sexual. Pues hay más de una solución para ello y los especialistas las explican, sigue leyendo.

Ayuda a tu mente. La concentración es algo que cada persona debe dominar. Inicia por concentrarte desde antes en el placer que te provoca estar con tu pareja. "Ambos deben conectarse sin prejuicios ni tabú. Cuando uno de los dos no está en la misma onda la llama de la pasión se puede apagar", expresó la sexóloga Liliana Zabala. Por otro lado, el especialista Rafael Valdivieso mencionó que las personas tienen que tener madurez y respeto por su pareja para poder concentrarse en las relaciones sexuales.

Toma tu tiempo. "El preámbulo amoroso es lo máximo en una pareja, no debe de tener tiempo ni límites, los juegos deben incluir besos apasionados, caricias, abrazos y un te amo de tiempo en tiempo, es como agua para los helechos", remarcó Zabala.

Creatividad. La pareja tiene que ser creativa, de esta manera podrán sumergirse en la pasión, dejándose llevar por el instinto, "la penetración es una forma de llegar al clímax y debe darse cuando ambos estén encendidos de placer", explicó Zabala.

Fantasías. La profesional acotó que pueden poner en práctica las fantasías sexuales que ambos deseen, siempre y cuando los dos estén de acuerdo.

Cero distracciones. La sexóloga sostuvo que la pareja tiene que desconectarse de la realidad, por ello deben mantener apagado los celulares, el televisor, olvidarse de los hijos, la empleada y los problemas, de esta manera evitará interrupciones y podrá disfrutar al lado de su pareja sin restricciones, "el dormitorio debe ser el templo del amor, de no ser posible, pueden buscar un lugar reservado para darse una escapadita", recomendó Zabala.

¡Pasa la mejor Navidad soltera!

La Navidad es una fecha maravillosa: reuniones familiares, regalos, dulces... Pero, si tus amigas se la pasan hablando de sus parejas, cuáles son sus planes para el fin de año y, encima tu abuelita aprovecha para preguntarte cuándo le vas a dar nietos… puede que no sea tan divertido. Estas fechas pueden ser difíciles de sobrellevar cuando estamos solteras.

En M creemos que disfrutarás de esta temporada más que nunca, porque estar soltera (y fabulosa) en esta época, puede ser lo mejor que te pasó este año.

1 No te aísles. ¡Por algo le dicen "temporada de fiestas"! Si te quedas en casa, te perderás la oportunidad de socializar y conocer gente nueva. Las personas están en un ‘mood’ distinto, mucho más cálido y amigable que otras épocas. Además llegan personas de otros lugares y verás gente nueva. ¡Aprovecha! Diciembre es el mes ideal para arreglarte más seguido y sacar tu lado sexy (te damos ideas de maquillaje y outfits festivos en esta edición)

2 Consiéntete. Todo mundo piensa en comprar obsequios para otros, pero también puede ser un gran momento para autorregalarte, ya sean esos zapatos que llevas todo el año queriendo, o agendando esa cita en el spa junto a tu mejor amiga. En fin de año, suele haber más entradas de dinero y puedes apartar algo para ti y regalarte tú misma tu mejor regalo de Navidad.

3 Navidad solidaria. Quizás en esta época te sientes sola, echas de menos a tu familia y a personas que ya no están aquí, te acuerdas del pasado y de esos amigos que ya no puedes ver... Pero tienes dos alternativas: llorar sola en tu casa o hacer algo al respecto. Hay mucha gente que, como tú, en Navidad se encuentra sola. El voluntariado en Navidad se hace imprescindible. Puedes ayudar a los más necesitados y sentirte orgullosa de contribuir a la felicidad de otros y hacer que pasen unas Navidades llenas de cariño y generosidad. Recauda y dona juguetes o ropa, o cocina una cena a los niños de un orfanato.

4 ¡Haz lo que quieras! Estar soltera en Navidad te permitirá, entre otras cosas, hacer todo lo que desees cuando quieras: salir con tus amigas, ir de compras navideñas, salir de fiesta todos los días, pasear por la ciudad contemplando las luces que iluminan los árboles, leer ese libro que nunca has empezado... No tendrás que hacer la pregunta, ¿en tú casa o en la mía? Pasarás Navidad donde te de la gana, quedándote el tiempo que quieras. Puedes aprovechar para visitar a tu hermana, o a tu mejor amiga, y quedarte en su casa… lo que tú decidas. Es tú Navidad y tendrás todo el tiempo del mundo para dedicarte a ti y a quien tú quieras.

5 Tiempo de familia. Tu madre siempre se quejaba de que cuando salías con ese chico nunca estabas en casa y no pasabas tiempo con tu familia. Ahora podrás aprovechar para demostrar a los tuyos que te importan y que estás dispuesta a compartir la Navidad con ellos.

Quizás sea hora de ayudar a tu madre a cocinar la cena de Nochebuena, y acercarte más a ella: pregúntale cómo se encuentra, cuéntale tus proyectos de futuro, o pídele que te recomiende un libro que haya leído últimamente. Sentir que te interesas por ella es el mejor regalo que puedes hacerle estas Navidades.

Ofrécete a recoger a esos familiares que llegan de otras ciudades y vuelve a tu infancia jugando con tus primos. Y, por supuesto, no olvides a tus amigos. Quizás sea hora de encontrarte con tus antiguas compañeras del colegio, o con tus amigas de la universidad, esas a las que hace años que no ves. Nunca es tarde para ponerte al día, y agradecerán enormemente que las reúnas a todas.

6 Sigue conociendo gente nueva. ¿Quién dijo que no se puede ligar en Navidad? Con las vacaciones la gente tiene más tiempo libre y sale más de fiesta. Hay infinidad de personas nuevas e interesantes que conocer en estas fechas. Puedes hacerte nuevos amigos, conocer a diferentes hombres o tener citas. Es el momento más social y divertido del año, ¡aprovéchalo! Organiza tu propia fiesta navideña a la que invitarás únicamente a las personas que te hacen feliz.

7 Date un respiro. Quizás no tengas mucho tiempo para andar con citas: las cenas de oficina, las tardes de compras para las fiestas, reuniones familiares... O simplemente te apetece estar sola para replantearte ciertas cosas.

8 Como suelen decir: Año nuevo, vida nueva. Las fiestas son el momento ideal para empezar de nuevo. Tómate tu tiempo para pensar en todo lo que has conseguido hasta ahora, en las cosas que quieres cambiar y en lo que deseas conseguir el próximo año. Medita sobre tus errores y aprende de ellos. Y no nos estamos refiriendo sólo a tu vida: hazlo también con el amor. ¿Sabes realmente lo que buscas en una pareja? ¿Por qué han salido mal tus anteriores relaciones? ¿Verdaderamente estás preparada para salir con alguien?

Hacerte estas preguntas puede ayudarte a tener una visión más clara y meditada sobre tus relaciones sentimentales. Date un respiro y aprovecha para conocerte mejor a ti misma y aclarar tus emociones.

9 Viajarás a donde quieras. Este año no tendrás que gastar tus ahorros en ir a una ciudad donde no naciste ni creciste, ni te interesa. Usa ese dinero para viajar a un lugar al que realmente quieras ir o para visitar a alguien que hace mucho no ves. Es tú viaje.

10 No tendrás que ser la mujer perfecta. Este año nadie estará al pendiente de cómo andas vestida, si quemaste el pavo o hiciste pie de manzana en vez de nuez. Tu familia ya sabe cómo eres y qué esperar de ti, así que relájate y disfruta la Navidad con tú gente. Qué alivio no tener que pensar en el regalo de tu suegra.

Ser feliz está en tus manos, estés soltera o en pareja. Desde enfemenino.com te animamos siempre a que veas el lado positivo de las cosas. Tan sólo nos queda desearte... ¡Feliz Navidad!

‘Me intimida en la alcoba'

Hace un mes que Karina sale con un hombre. Aunque él asegura que ella le gusta mucho, percibe un problema: ella siempre toma la iniciativa en el sexo. Él le dijo que se siente intimidado ante esta situación.

“Cuando la mujer tiene mayor desempeño en su sexualidad, el varón puede no asimilarlo bien por una cuestión de roles de género y machismo”, explica el psicólogo Óscar Urzagasti. En los temas de cama hay roles asignados fruto de los estereotipos. “Muchos están avocados más al varón que a la mujer, pues se cree que éste es el que debe dominar”. Cuando se quiebran estos conceptos preestablecidos surgen los problemas, como que él no se sienta cómodo.

“Se cree que el hombre es el que debe tomar la iniciativa. Si la mujer adopta estas conductas, el hombre equivocadamente, en su pensamiento machista, se siente invadido, intimidado y en muchos de los casos incluso se aleja de ella sin haber llegado a conocerla y disfrutado de sus cualidades”, indica el sexólogo Winston Uzín.

La idea es aprender a conocer la propia sexualidad y estar en igualdad de condiciones. “Hay mujeres que deciden no fingir, se exploran y empoderan; lo que hace que ellos puedan sentirse intimidados por prejuicios como que ella tiene más experiencia sexual. Hay hombres a los que les da vergüenza hablar de sexualidad”, acota la psicóloga Anahí Navarro.

La presión

Los hombres suelen creer que ellos tienen la responsabilidad completa sobre la sexualidad y su desarrollo, en el que la mujer tiene un rol pasivo. “Deben conquistarla, llevarla a la cama y al orgasmo. Tienen una presión tremenda que crece cuando ven a una mujer empoderada con su cuerpo porque ellos sienten miedo de que ella sepa más y de que ellos no la puedan satisfacer”, expone la terapeuta.

Urzagasti coincide y explica que “el hombre es el que guía los pasos de la mujer y en teoría ella debería seguirlos, pero muchas veces se podrían invertir los papeles”.

En sexualidad no hay reglas fijas y según la personalidad de cada individuo pueden surgir combinaciones interesantes. “El sexo es como una sinfonía. Hay personalidades dominantes que se encuentran y pueden disfrutar mucho o al revés, hombres que disfrutan de que ella tenga el poder”, dice Urzagasti.

La terapeuta Marlene Gómez señala que un hombre puede sentirse intimidado cuando ve que el placer de la mujer no depende plenamente de él. “Es como un síndrome espejo, cuando ven a una mujer que es responsable de su placer o toma la iniciativa, ellos temen ser usados como usaron alguna vez”, agrega.

Hay otros aspectos que pesan, como la educación de las personas durante su infancia, cree Navarro. “Una persona que se reprime o tiene vergüenza durante el sexo es por cómo la han criado. Quizá durante su educación le han hecho creer que el sexo es algo malo o sucio y ése es un problema grande que repercute en su adultez. Una mujer que se siente segura en el sexo es porque en su crianza no hubo estos problemas y es posible que vaya a intimidar a un varón que haya crecido con otras creencias”.

Las inseguridades hacen también que un hombre se sienta cohibido. “Una mujer muy guapa, exitosa o independiente puede espantar a los varones porque no les permite jugar el rol de protector al no mostrarse sumisa o dependiente. La mayoría busca sentirse protector”, argumenta Urzagasti. También la educación religiosa puede pesar en la autovaloración masculina. “El pudor o recato son más frecuentes en las mujeres, pero muchos hombres se apegan a este concepto para mantener el poder en la cama”, asegura Gómez.

La terapeuta aclara que “el concepto mal entendido o manipulado del pudor puede llevar a las personas a generar una fobia sexual y rechazo a sus cuerpos. Sería un error decir que los hombres no experimentan problemas de rechazo a su cuerpo. Durante el sexo muchos son convencionales, incluso pueden sentir cierta vergüenza. Si una mujer es más atractiva que ellos, también pueden sentirse inseguros”.

El erotismo

La construcción de lo erótico sexual depende de cada uno. “Todo está en la mente. Las normas sociales, culturales y religiosas son las que han actuado sobre cómo pensamos y actuamos”, asegura Gómez.

Para resolver el problema, el diálogo y la valoración personal son muy importantes. “Hay hombres que prefieren tener sexo con la luz apagada, no probar nuevas cosas o no mirar a los ojos por miedos internos que pueden estar ligados a no querer que se vean sus imperfecciones”, señala Gómez, quien aconseja que para bajar la tensión y disfrutar del sexo “cuando un hombre se encuentra con una dama dominante, el manej

Cuando las ganas faltan ¿Sexo solo una vez al mes? activá la alarma de una vez

Muchos pueden ser los factores que, en ocasiones, interfieren con nuestras ganas de tener sexo: cansancio, insomnio, estrés, ansiedad, incluso anemia. Todos estos argumentos son válidos para decir que no. Sin embargo, cuando esta situación se vuelve constante quizás afecte nuestra relación de pareja en la cama.

El deseo sexual, según indica la sexóloga Carolina Rivero, es un instinto que todos poseemos y que cada uno de acuerdo a sus circunstancias lo activa o no. Sin embargo, para muchas mujeres el sexo y el placer son restringidos y autocensurados, como indica Alejandro Velarde.

El sexólogo comenta que existe una serie de mitos en torno al sexo. “Por cuestiones sociales y culturales en un alto porcentaje la gente asocia más al hombre que a la mujer con la actividad sexual y esto hace que muchas no se den permiso para el placer”.

Profecía autocumplidora
En el caso de las mujeres, de acuerdo a investigaciones realizadas por la estadounidense Rosemary Basson, se ha determinado que las relaciones sexuales femeninas tienen múltiples factores emocionales.

Rivero así lo explica: “Un encuentro sexual satisfactorio, biológica y emocionalmente va a propiciar en la mujer que la siguiente relación sea positiva y esto entra en un círculo positivo. Por el contrario, si fue negativo o neutral la predispone a que los siguientes encuentros sean similares”.

Cada encuentro sexual cuenta y es así como nace lo que Velarde define como la profecía cumplidora. “Cuando la mujer tiene poca expectativa de la relación sexual hace que el nivel sea bajo, porque ella no se da permiso para el placer. Actúa en función de su pareja, de la manera como él quiere y muchas veces sin disfrutar del encuentro. Es decir, yo tengo una expectativa de lo que va a suceder y hago que suceda de ese modo”, precisa.

La apatía sexual está asociada a múltiples causas. Para Carolina Rivero, una de las principales es la ausencia de vínculos emocionales con la pareja. “La falta de conexión emocional sobre todo de parte de los hombres con ellas hace que se produzcan este tipo de problemas. Ellos creen que su tarea principal es lograr que la mujer tenga un orgasmo y eso lleva a muchas mujeres a fingir para satisfacer al otro. Ella no está satisfecha y no hay un disfrute de la relación sexual. Esta desconexión se da porque la mujer no se siente consentida, ni valorada y es un camino en reversa dentro de lo que es la sexualidad en pareja, porque lleva a un desgaste que puede repercutir en la falta de deseo sexual”, asegura.
La baja autoestima y la rutina, son también factores apagan las ganas.
“Los pensamientos que tiene la mujer durante la relación sexual influyen mucho, como si ella no se encuentra atractiva o si está pensando en su desempeño. Por eso es importante que la relación sea más que solo penetrar, eyacular y ya”, resalta.

Reenamorate

La monotonía sexual lleva a la falta de deseo, coinciden los sexólogos, por lo que recomiendan plantear soluciones en pareja.
“Salgamos, hagamos cosas juntos no solamente en la cama.

Atención hacia el otro. Eso se necesita”, recomienda Rivero.

Si pese a esto la situación no mejora busquen a un profesional porque el éxito en la cama va a repercutir en todo lo demás.

La falta de sexo no es buena para tu salud

1. La autoestima se ve afectada por la falta de sexo
A veces las mujeres pueden sentirse insatisfechas o poco valoradas con su forma de ser sólo porque no han tenido afecto y placer que proviene de alguien más.

2. Menos claridad mental
Las relaciones sexuales ayudan a que se oxigene con más frecuencia la sangre que circula por el cuerpo y llega al cerebro. Por lo tanto ayudará a las mujeres a que vean la vida con mayor claridad porque no se verán interrumpidas con pensamientos negativos.

3. Más enfermedades
El sexo es considerado uno de los mejores ejercicios cardiovasculares, por lo que su falta estaría aumentando el riesgo de ataques cardiacos y muerte súbita, según un estudio de la Universidad de Tufts, EE.UU.

4. Puede afectar en las relaciones sociales
La ciencia explica esta situación como una falta de liberación de endorfinas, la hormona que te pone de buen humor. Por lo tanto la falta de sexo influye en la empatía y la forma de relacionarse con otro.

5. Acné y envejecimiento prematuro
Las relaciones sexuales liberan en tu cuerpo progesterona, una hormona que elimina las espinillas del rostro. Además, se libera colágeno, dándole más elasticidad y tensión a tu piel.

6. Mal humor
Según un estudio del sexólogo peruano Norbert Livinoff, la falta de sexo puede afectar de manera particular en el humor de las mujeres, debido a que luego de un lapso considerable de tiempo sin relaciones, se muestran malhumoradas, irascibles y de difícil trato.

Factores que “influyen” en la elección de pareja

Qué le vi? Es un cuestionamiento común. Sin embargo, más allá del amor o la química, ¿qué factores influyen en la elección de pareja?

El amor de pareja, especialmente en los primeros momentos de una relación, puede ser muy intenso e incluso revolucionar la vida y la forma de sentir de alguien”, afirma el psicólogo Rodrigo Hagar.

¿DE QUIÉN ES LA ELECCIÓN?

En la elección de pareja, muchas veces creemos que es otra persona la que elige por nosotros. Sin embargo, son los factores externos e internos que en conjunto te hacen escoger. Aquí te decimos algunos de ellos.

1. Igualdad de objeto. Se busca en la pareja las características de alguien importante en nuestra vida, principalmente las de la madre, por ser el primer objeto de amor.

2. Afiliación. Como seres sociales, los humanos tenemos una gran necesidad de pertenencia y vinculación con otros por medio de relaciones duraderas y cercanas, las personas pueden buscar pareja para no estar solas, mantener la especie o compartir su vida.

3. Apoyo. Las personas necesitan de alguien para seguir adelante en la vida, sentir en ella una seguridad que les hace falta, alguien que las pueda entender, comprender, ayudar en cosas que no pueden controlar.

4. Gentileza. Se tiende a buscar aquello que se considera ideal en las personas; en el hombre, que sea: educado, caballeroso, atento, detallista; y en la mujer: tierna y cariñosa, donde los dos tengan sentido del humor y sean románticos. Lo cual significa que son creativos, ingeniosos y graciosos.

5. Semejanzas. Son las características personales que comparten las personas, como: valores, creencias, capacidades, actividades, gustos, personalidad.

6. Admiración. Cuando la recibimos o la damos, nos sentimos notablemente apreciados, amados y reforzados en nuestro amor con la pareja, confirmando nuestro juicio y fortaleciendo nuestros sentimientos amorosos.

7. Novedad. En ocasiones nos llama la atención las personas que son originales, fuera de lo común, que gustan del riesgo, las emociones fuertes, no caen en la rutina o resultan impredecibles.

Existen muchos factores que influyen en la elección de pareja, pero sólo tú puedes decidir si esa persona que está a tu lado es la correcta.

domingo, 14 de diciembre de 2014

EL CUTTING CONSISTE EN CORTARSE LA PIEL CON EL FIN DE SUFRIR FÍSICAMENTE PARA ALIVIAR UN DOLOR EMOCIONAL

LOS CASOS CRECEN ALARMANTEMENTE | EL CUTTING CONSISTE EN CORTARSE LA PIEL CON EL FIN DE SUFRIR FÍSICAMENTE PARA ALIVIAR UN DOLOR EMOCIONAL, ENTRE OTRAS COSAS. SI NO ES DETECTADO Y TRATADO, ES PELIGROSO.

Es una de las adicciones que está creciendo entre los adolescentes y consiste en el autoflagelo bajo el argumento de no poder afrontar sentimientos. Al respecto el psicólogo Germán Burgoa de SEDEA (Servicios de diagnóstico y Estimulación del Aprendizaje), asegura que se puede considerar el Cutting como un trastorno emocional dirigido a liberar tención por medio de cortes, como un intento de bajar los montos de ansiedad, debido a conflictos que las personas, sobre todo los pre-adolescentes y adolescentes, no pueden manejar de manera efectiva mediante mecanismos adecuados de adaptación y solución de problemas.

“Se considera un acto compulsivo teñido de fuertes montos de agresividad y frustración contenida que encuentran una forma de escape mediante la sensación y percepción de dolor, así como la necesidad encubierta de rebelarse contra modelos rígidos establecidos en su entorno inmediato generalmente familia y colegio”, explica el especialista.

Se ha tratado de relacionar el cutting como una moda entre jóvenes de 12 años adelante siendo esta concepción un peligro, ya que este trastorno está asociado a otras patologías emocionales que a la larga pueden derivar en un deterioro progresivo de sus potencialidades y expectativas de desarrollo personal, por lo que jamás se debe minimizar la importancia de una intervención temprana y su resolución desde un enfoque terapéutico integral y multidisciplinario.

“En la mayoría de los casos se pueden encontrar rasgos o tendencia depresivas, estados profundos de tristeza y melancolía, deterioro de la autoestima, sin embargo cada una de estas patologías deben ser debidamente diagnosticadas y diferenciadas unas de otras hasta coincidir con el diagnóstico para el diseño de un tratamiento adecuado”, dice Burgoa.



CAUSAS Y DESENCADENANTES

Burgoa asegura que se debe diferenciar entre las causas del trastorno y los desencadenantes. Las causas están enmarcadas en una perspectiva histórica en la que se debe tomar en cuenta las relaciones socio afectivas sobre todo al interior del núcleo familiar que van perfilando a la persona desde su más tierna infancia al desarrollo de diferentes patologías entre las cuales se pueden mencionar al Cutting.

“Desde esta perspectiva se toma en cuenta el ambiente donde el niño se desarrolla como el principal agente para la manifestación de este trastorno entre los que se encuentran: sistemas familiares disfuncionales, modelos educativos extremadamente rígidos en los que predominan los extremos, exceso de sobreprotección, descalificación y deterioro de la autoestima mediante el uso de adjetivos calificativos negativos, modelos de alta exigencia en las que perspectivas de rendimiento son inalcanzables para los niños y adolescentes, agresividad, castigo físico y/o emocional, etc.”, explica.

En cambio los desencadenantes son, generalmente, situaciones vivenciales actuales que de alguna manera propician la emergencia de los síntomas y que están relacionadas con el entorno social y las actividades que los preadolescentes y adolescentes desarrollan cotidianamente, tales como: los conflictos con los compañeros, decepciones amorosas, malas relaciones con las figuras parentales o las que ejercen autoridad, bajo rendimiento escolar, modelos a seguir, etc.

Es importante recalcar que el tratamiento no debe atacar simplemente a los desencadenantes o a los síntomas sino a las causas que como ya se indicaron anteriormente se encuentran enmarcadas en la historia afectiva de la persona, dice Burgoa.



¿UN FENÓMENO ACTUAL?

Una de las características de este trastorno es que los chicos y chicas comprometidas no hablan del problema con sus padres, siendo esta la mayor dificultad para detectar este trastorno. Por el contrario suelen agotar todos los recursos para que nadie se percate del problema que padecen.

Sin embargo así como otras alteraciones como el TDA-H, los trastornos específicos de aprendizaje (dislexias, digrafías) existen y han existido siempre.

“Hoy en día el conocimiento de estas patologías y los medios de comunicación masiva como el internet y las redes sociales han puesto en evidencia una problemática a la que se puede identificar con nombre y apellido, dando más oportunidades de detectar y tratar de manera precoz con mejores resultados”, asegura.

Según el reportaje de EFE “Cutting: heridas que no cierran”, los casos alrededor del mundo, han crecido de forma alarmante en los últimos años. Por ello es un asunto que merece mucha atención no sólo a nivel de detección sino de prevención.

En cuanto al género, el especialista asegura que existe una tendencia a ser más frecuente en mujeres en el rango de los 12 a los 25 años, sin embargo en la actualidad el reporte de Cutting en varones ha aumentado considerablemente, aunque en Bolivia no se cuenta con datos estadísticos.



SÍNTOMAS PARA ESTAR ALERTA

Los síntomas más comunes son:

Cambios espectaculares de conducta

Estados emocionales alterados, pasan de la alegría a la tristeza con mucha facilidad

Agresividad y conductas de enfrentamiento

Aislamiento, tanto en el ámbito familiar como escolar (social)

Perdida de intereses: deportivos, culturales, artísticos, etc. o a los que antes estaban acostumbrados a practicar.

Interés por los temas relacionados al cutting ya sea mediante redes sociales, internet o grupo de pares.

Bajo rendimiento escolar

Baja autoestima, autoconcepto y autopercepción

Intento de cubrir las lesiones mediante el uso de adornos y/o ropa

Asociación a otras patologías como; anorexia, bulimia, bullyng, etc.

Aparición de tendencias o síntomas propios de depresión.

“Toda esta sintomatología debe ser evaluada y corroborada por un especialista en el ámbito de salud mental”, asegura el psicólogo.



PELIGROS DE NO TRATAR

“El peligro mayor es que como este tipo de patología aparece en una edad muy temprana y determinante en la formación de la estructura de personalidad, ésta se puede ver seriamente comprometida, dando lugar a la emergencia de patologías graves que deterioren o incluso anulen las habilidades y capacidades determinando de esta manera un fracaso en los diferentes ámbitos de relación tales como: el ámbito escolar, la relaciones afectivas y de pareja, la formación de una propia familia, problemas en el ámbito laboral, la asociación con el consumo de drogas, alcohol y relaciones sexuales precoces e irresponsables, hasta el riesgo y compromiso de la salud, la vida y la muerte.

“Toda tendencia a la autodestrucción sumada a depresión o estados de ansiedad o angustia severos pueden terminar comprometiendo la vida de la persona, sin embargo en principio el Cutting no tiene como intención fundamental el suicidio por lo que las posibilidades de que esto ocurra son menores, siempre y cuando se realice un abordaje temprano de detección y terapia”, dice.

Especialistas en el tema coinciden en que esta forma de autoagresión es un intento desesperado por mostrar a los demás como se sienten, un grito silencioso de ayuda.

sábado, 13 de diciembre de 2014

Por qué los hombres aman a las mujeres bajitas

Aunque ¿Aún no lo sabes? ¡Los hombres adoran a las mujeres bajitas! Es un hecho y por si no te enteraste, aquí conocerás las razones.

¿Por qué?. Esta es una razón que pisa fuerte. Los hombres se sienten grandes e imponentes al lado de una chica bajita, lo cual les viene bien para demostrar su hombría. Al sentirse enormes al lado de alguien bajita, también les nace un instinto de protección sobrenatural. Es así que sienten que su chica es una delicada personita a la cual deben defender contra todo mal. Las chicas de baja estatura reciben muchos abrazos, pues los brazos (y manos) de sus chicos ¡abarcan mucho más!/i

El reloj del matrimonio

Cuando miras a tu alrededor ves que hay parejas que llevan tres o cinco años en su relación y tú solo llevas algunos meses. ¿Cuándo es el tiempo adecuado para casarse? Si esta es una de tus interrogantes, continúa leyendo que expertos lo explican.

Tiempo. La sexóloga Carolina Rivero indicó que para que una pareja se case por lo menos tiene que haber pasado un tiempo de un año, ya que las personas biológicamente pasan por cuatro estados de ánimo que debes pasar al lado de la persona con la que planeas unir tu vida. Además, expresó que deben tener confianza y una buena manera de comunicarse.

Edad. Rivero remarcó que no es recomendable que las personas se casen antes de los 20, debido a que tanto el hombre como la mujer están en la adolescencia y el cerebro es inmaduro. Les falta desarrollar el lóbulo frontal, en el cual se encuentran las funciones ejecutivas, que te permiten mirar el futuro con objetividad y ayudan a ver las consecuencias de tus actos. Sostuvo que ambos a esta edad están viviendo el amor romántico, que no es suficiente porque no saben expresarle a su pareja lo que sienten. Para el terapeuta de pareja, Luis Nardín, las parejas pueden casarse a los 21 o 25 años siempre y cuando tengan estabilidad económica.

Temas por conversar Existen muchas cosas que debes analizar con tu pareja, si ambos comparten los valores fundamentales de la vida, qué piensan ambos del aborto, del matrimonio, de la familia y de la religión, deben mirar hacia el futuro. Por ejemplo, si se casan teniendo diferentes religiones cuando tengan hijos van a discutir; por ello y aunque aparentan no serlo, estas cosas son fundamentales, aseveró Rivero.

Comunicación. Rivero mencionó que es muy importante el grado de comunicación que hay en la pareja. Qué cosas le interesan a él y a ella, qué capacidad tienen de enfrentar crisis y conflictos, como los resuelven, es algo en lo que las parejas no se ponen a pensar. Un pésimo indicador es, si cuando se pelean lo solucionan teniendo relaciones sexuales, "porque no es una solución, se debe aprender a comunicar", señaló la experta.

Económico. Nardín apuntó que la pareja debe tener una base económica, "no necesariamente tiene que ser universitario, sino tener un trabajo". Pero para Rivero el factor económico no es fundamental. El terapeuta de pareja señaló que las parejas deben tomar en cuenta cosas básicas como de qué manera agarra el tuvo de la pasta dental para cepillarse los dientes, cuánto papel higiénico usa, de qué lado de la cama te gusta dormir, con cuánta frecuencia van a tener reuniones familiares, son muchos detalles que la mayoría de las parejas no toman en cuenta antes de casarse.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Cómo evitar tropezar con la misma piedra

Aún en pleno siglo XXI, ciertos asuntos respecto a la química en pareja continúan siendo un misterio. Por alguna razón, siempre algunas terminan con el mismo tipo de chico, ya sea agresivo o demasiado dócil. Si acabas de terminar tu vigésima relación y el motivo era, nuevamente, sus celos, posiblemente haya llegado el momento de sentarte y, con papel y bolígrafo, anotar la lista de todos tus ex y descubrir qué tenían en común y qué te gustaba de ellos, posiblemente encuentres la respuesta. Una vez la sepas deberás remontarte al pasado, pues toda conducta tiene su origen. Lo que debes hacer es cambiar el patrón de hombre. Posiblemente te resulte poco estimulante, pero es tu subconsciente, acostumbrado a ciertos tipos de hombres, que no te lo permite y el que, muchas veces, es el más duro crítico, haciéndote fracasar en cualquier tipo de relación. Céntrate en ese chico accesible y que te presta atención, en el que no parece tan independiente, el que muestra madurez y seriedad. /

¿Cómo saber si eres una novia posesiva en exceso?

¿Estás siempre pendiente de tu pareja? ¿Tu chico se queja de que no lo dejas en paz y muchas veces discuten por eso? Si quieres saber si eres una novia posesiva, continúa leyendo.

Señales. En toda relación es aceptable que existan ciertas solicitudes y pedidos siempre y cuando se encuentren dentro de lo razonable. Sin embargo, si le exiges a tu novio que te dé sus contraseñas, quieres saber todo el tiempo dónde está y no respetas su individualidad, esta es una clara señal de que eres una novia muy posesiva. Si estás todo el tiempo con él y no lo dejas vivir su vida o si no quieres que haga nada sin ti pues empiezas a sospechar y a pensar mal de él, lo tuyo es un problema de posesividad. Si bien demostrar un poco de celos puede ser algo muy halagador para con tu chico, pero si son celos exagerados es otra clara señal de que eres posesiva. /

Amor y dinero ¿Combinan?

En las novelas y en los cuentos de hadas les encanta mezclar las clases sociales, volviendo a los ricos sencillos y a los pobres exitosos y adinerados, entonces ¿será que el amor tiene clases sociales? sigue leyendo que especialistas lo explican.

Familia. La sexóloga Carolina Rivero indicó que es muy importante saber en qué grado la familia acepta a su pareja "porque si le va a hacer la guerra, aunque digan que el amor todo lo puede, a la larga la pareja se casa y tiene hijos las diferencias se van a ir haciendo más marcadas. A menos que sea una que a pesar de tener riquezas son personas muy sensibles, sencillas y abiertas. Lo mismo con los pobres, que a pesar de eso son muy cultos, que por cuestiones de trabajo están en situaciones económicas complicadas", sostuvo Rivero. Liliana Zabala, sexóloga, agregó que si la familia no acepta la relación, pero ellos se aman y quieren estar juntos, deben dejar de lado el que dirán.

¿Cómo logran encajar? Rivero mencionó que ambos deben evaluar cómo encajan en los diferentes medios sociales. Por ejemplo, si ella es rica y está acostumbrada a ir a las fiestas o cumpleaños a lugares costosos, cómo se relaciona la pareja en ese entorno que son los amigos. "Es muy importante que la pareja con menos recursos vaya evaluando las reuniones o fiestas, porque es ahí donde se va a dar cuenta si funcionará o no", apuntó la especialista.

Madurez. Rivero señaló que para que funcione una relación con diferencia de clases sociales, va a depender no solo del grado de madurez, sino también de cuál es el futuro que han vislumbrado para la relación. Además, tienen que estar dispuestos a cumplir con los retos que implique tener una pareja que no sea de su condición socioeconómica. Zabala remarcó que la relación depende de la solidez, del amor y de las metas que tengan en común, sin importar la clase social o el dinero.

Pasos seguros hacia una reconciliación efectiva

Nadie tiene la última palabra en cuanto a qué hacer cuando los problemas del corazón hacen su aparición. Es bueno escuchar las apreciaciones de aquellas personas que tú consideras de confianza y que te pueden aconsejar con sensatez. Escucha varios puntos de vista, pero nunca dejes a tu instinto (o corazón, como quieras llamarlo) fuera de la discusión.

Si el corazón está pidiéndote a gritos volver con tu pareja, lo primero es aceptar ese sentimiento y no rechazarlo, porque es más doloroso. Lo segundo, y más importante, evaluar con cabeza fría si el origen del rompimiento es una señal de algo más que un no entenderse en el diario vivir.

Una crisis se gesta a partir de “la pérdida del respeto, la confianza y la intimidad”, afirma Virginia Todd Holeman en su artículo ‘Reconciliación marital’, publicado en la revista de Psicología y Cristiandad. A partir de allí los problemas de pareja que llevan a un rompimiento se complican. A continuación citaremos algunos consejos dados por expertos en psicología que podrían allanar el camino a una reconciliación exitosa.

Identifica la clase de conflicto que dio pie a la ruptura. El psicólogo experto en terapia de pareja, Robert Bolton, identifi ca tres tipos de conflictos: los emocionales, de valores y creencias, y de necesidades. Con conflictos emocionales el autor se refi ere a la necesidad de afecto y cuidado mutuo. Los conflictos de valores y creencias están enfocados a la crianza de ambos, factores como religión y los conceptos de lo que es ‘bueno y malo’, que acaban por incidir en la vida en pareja a la hora de entenderse mutuamente. Los conflictos de necesidades se entrelazan con los emocionales, porque aluden a aquellos factores que cada uno demanda para sentirse pleno; muchos de ellos involucran a las actitudes del cónyuge.

Dialogar. Consejo tan machacado por todos los terapistas, y sin embargo tan vigente. Bolton considera vital las habilidades para resolver el conflicto y la preocupación por el otro a la hora del ‘cara a cara’. En este punto hay que retornar a la sinceridad que proporciona la amistad y exponer todos y cada uno de los conflictos (ya mencionados) que hacen que las cosas no vayan bien. Nada, absolutamente nada que afecte a la otra persona puede ocultarse.

Los porqués. Es hora de dar la explicación a las acciones que nos llevaron al rompimiento, aquí reaparece el conflicto de necesidades. Cada uno tiene diferentes necesidades personales, que a menudo chocan con las de ese otro ser al otro lado de la cama. Para lograr el perdón y la reconciliación verdadera no hay otra alternativa que saber las razones por las que ya no nos sentimos tan cómodos, exponerlas será la única manera de humanizarnos entre sí y evitar el resentimiento o el odio.

Erradicar el egoísmo. Tener una relación seria es un manifiesto implícito de que sacrifi camos parte de nuestra individualidad en pro de la unión con alguien más. Aaron Ben-Zeév, psicólogo y filósofo de la Universidad de Haifa (Israel), identifi ca al egoísmo como la principal causa del resquebrajamiento emocional. “Vale la pena la reparación cuando el prospecto de cambio es significativo”, dice el experto refiriéndose a que cuando se actúa pensando única y expresamente en las necesidades propias, desconociendo las de la otra persona, no es nada alentador el futuro de esa reconciliación.

Ojo con el lenguaje a la hora del diálogo. Ben-Zeév aconseja no utilizar un lenguaje apocalíptico, apelar al drama a la hora de exponer tus argumentos lo único que hace es ahondar la crisis, y violentar la posible calma del interlocutor. “Un tono positivo y neutral es más exitoso que el negativo para alcanzar una reconciliación”, agrega el experto.

Una negociación en la que no haya un perdedor. No hay reconciliación si cada uno no sacrifica algo y al mismo tiempo le reconoce algo más a su pareja, ambos deben ponerse de acuerdo sobre las reglas a las que se atienen si vuelven, por el contrario, si no hay concertación queda a consideración de las partes decidir cuánto quieren sacrificar su integridad emocional por estar junto a esa persona que no da su brazo a torcer.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Curiosidades de la disfunción

Uno de los problemas, quizás, más temidos por los hombres es la disfunción eréctil. Sin embargo, existen algunas poco conocidas que favorecen la aparición de este problema, independientemente de las enfermedades crónicas como la diabetes o cardiacas que también influyen. ¿Quieres saber cuáles?, comienza a tomar nota.

Falta de vitamina D. De acuerdo con Erin Michos, profesora asistente de medicina en el Hospital John Hopkins, la deficiencia de este nutriente es un factor de riesgo de ataques al corazón, que es una de las causas de disfunción eréctil. "Por ello se debe estar al pendiente del consumo de esta vitamina en alimentos que se ingieren en la dieta diaria", resaltó la especialista.

Trabajos estresantes. Los hombres que trabajan en los rubros como la salud o comercios son más propensos a padecer depresión y ansiedad. Estos son factores de riesgo para desarrollar disfunción eréctil, detalla el doctor Justin Sitron, profesor en el Centro de Estudios de la Sexualidad Humana en la Universidad de Widener en Chester, Pensilvania.

Imágenes eróticas. De acuerdo con el Instituto Kinsey, 9% de los hombres que observan este tipo de imágenes registran disfunción eréctil, ya que el consumo de estos productos se asocia con una menor autoestima y una mínima satisfacción sexual. "La ilusión de una imagen irreal se hace obsesiva y la realidad no lo conforma", sostuvo la sexóloga Yenny Cabrera.

Mala higiene bucal. Investigadores israelíes señalan que más de15% de los hombres con disfunción eréctil también sufren periodontitis, una enfermedad de las encías que se debe a una inadecuada higiene bucal. Versión que fue corroborada por el odontólogo, Roberto Hidalgo, que además añadió que puede influir incluso el mal aliento de la pareja.

Roncar. La Asociación Americana de la Apnea del sueño detalla que este problema genera presión arterial alta, enfermedades cardiovasculares, aumento de peso, dolor de cabeza y disfunción eréctil.

viernes, 5 de diciembre de 2014

QUÉ HACER CUANDO NO CONSIGUES TENER UNA ERECCIÓN

Se define a la disfunción eréctil como la incapacidad para lograr o mantener una erección y poder tener una relación sexual satisfactoria con la pareja.

Las causas pueden ser divididas en dos grupos: psicológicas y orgánicas, entendiendo que aunque la causa sea falla de un órgano, siempre habrá una fuerte influencia psicológica por la importancia que el varón le da a su sexualidad. Comúnmente, se sospecha factores psicológicos cuando la disfunción se presenta de forma aguda, repentina y asociada a algún causante emocional o recuerdo. Por el contrario, las causas orgánicas son de evolución más lenta y progresiva, revelando el daño que se va produciendo en el pene, sus venas, arterias, nervios u otros órganos. A su vez, los agentes orgánicos pueden ser cardiovasculares, neurológicos, hormonales y por fármacos o drogas. Asimismo, las deficiencias cardíacas, anginas de pecho, hipertensión y su tratamiento, diabetes mellitus, elevación del colesterol malo y trastornos endocrinológicos pueden ser considerados como elementos de riesgo para la aparición de la disfunción eréctil. Se deben tomar en cuenta también el tabaquismo, alcoholismo, uso de medicamentos como los antihipertensivos, tranquilizantes, antidepresivos y antiandrógenos que se usan en el tratamiento del cáncer de próstata y en algunos productos para la caída del cabello. Además, en la historia clínica se ha de investigar el consumo de drogas como la cocaína, heroína y darle mucho énfasis a los trastornos afectivos que revelen datos de una baja autoestima, conflictos de pareja, estrés, duelo, desempleo y educación sexual muy prohibitiva. No debemos olvidar el impacto que tienen los abusos sexuales o traumas de la infancia, depresión, ansiedad, psicosis, rechazo o burla por parte de la pareja, entre otros.

La investigación de la causa se inicia a partir de una historia clínica y examen físico detallados y se van agregando estudios cada vez más complejos en la medida en que no sea posible determinar el origen. Además, el tratamiento inicial puede no dar resultado. En centros especializados se realiza un examen llamado Rigiscan-PTN que consiste en registrar durante tres noches las erecciones que se producen normalmente durante el sueño, principalmente con el objetivo de determinar si el causante de la enfermedad es orgánico o psicológico.

En cuanto al tratamiento, éste va escalando por etapas en relación al fracaso de la medicación previa, desde la famosa píldora sildenafil (Viagra) o sus derivados mejorados como vardenafil o tadalafil y el uso de apomorfina que es un supositorio que se inserta en la uretra. También se recurre a las inyecciones en los cuerpos cavernosos del pene, los aparatos de vacío y la colocación de una prótesis peneana que permite la erección del pene cada vez que se requiera. Cada uno de estos tratamientos tiene efectos colaterales y contraindicaciones por lo que no se debe realizar ninguno de estos procedimientos sin previa consulta médica.

Finalmente, hacemos hincapié en la prevención que consiste en dejar de fumar, no abusar del alcohol, realizar ejercicio regularmente, comer sano y controlar el peso. También es importante dormir y descansar eficazmente, no automedicarse y conversar el problema con la pareja.


La disfunción eréctil, el mayor problema de los hombres

Los problemas eréctiles se pueden prevenir evitando las comidas pesadas y el tabaquismo. Asimismo, consumir bebidas alcohólicas de manera exagerada suele aumentar el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, hipertensión y cáncer, los cuales favorecen la impotencia sexual.

la relevancia de la alimentaciÓn

Es esencial adoptar una alimentación equilibrada y sana para tener una sexualidad óptima. También debes intentar mantener un peso normal, ya que el sobrepeso y la obesidad aumentan los riesgos de diabetes y enfermedades cardiovasculares que son causantes orgánicos importantes de la disfunción eréctil.

En primer lugar, los hombres deben consumir zinc para incrementar su potencia sexual y virilidad. Este nutriente se encuentra preferencialmente en el yogur, mariscos, trigo, huevos y nueces.

Por otro lado, es fundamental limitar el aporte en grasa, particularmente los ácidos grasos saturados, ya que suelen favorecer los problemas de impotencia. Es preferible privilegiar la ingesta de carnes magras, pescados y leguminosas. Asimismo, debes consumir productos lácteos, frutas, verduras y cereales. Evita al máximo las frituras y el uso excesivo de aceite o margarina.

Si encuentras dificultades para mantener una dieta saludable, no dudes en acudir a un nutricionista para que te pueda proveer consejos sobre tu alimentación y que te ayude a seguir minuciosamente tu dieta.

También es importante recibir el apoyo de tus familiares. Una buena opción consiste en adoptar un régimen dietético sano en familia, ya que además de ayudarte a reducir tus problemas eréctiles, comer equilibrado tiene otros beneficios importantes para la salud.

8 productos que debes consumir

La disfunción eréctil se define como la dificultad para tener una erección durable y llevar a cabo el acto sexual con tu pareja. Existen muchos remedios naturales que permiten tratar la impotencia sexual, los cuales puedes probar antes de iniciar un tratamiento a base de medicamentos.

1

jengibre

El rizoma de jengibre tiene propiedades vasodilatadoras, antiinflamatorias y afrodisiacas. Es comúnmente utilizado para tratar los problemas de impotencia sexual. Además de mejorar los problemas eréctiles, brinda un sabor exquisito a los alimentos e incrementa la libido. También contribuye a reducir el estrés y cansancio. Se sugiere agregarlo a tus diferentes comidas y consumirlo diariamente. También puedes realizar infusiones del mismo y beber al máximo 3 por día.

2

romero

Es indicado para aumentar el deseo sexual y la libido. Se recomienda mezclar 20 gotas de aceite esencial de romero con una cuchara de leche en polvo. Vierte esta mixtura en tu tina llena de agua. Aprovecha de este baño relajante durante 15 minutos al mínimo. Luego, no aclares tu cuerpo con agua para que el romero penetre correctamente en tu cuerpo. Si deseas, puedes añadir también 10 gotas de aceite esencial de ylang-ylang a la preparación inicial, ya que esta planta posee propiedades antiespasmódicas y es un excelente tónico sexual.

3

ginseng

Es la planta más popular para tratar las disfunciones eréctiles de manera natural. Suele ser un componente clave de muchos comprimidos para luchar contra la impotencia sexual, ya que incrementa la vitalidad y la resistencia sexual del hombre. Asimismo, ayuda a sobrellevar el estrés. Puedes consumir ginseng en pastillas o en infusión. No acarrea efectos secundarios cuando se respeta su posología. Toma en cuenta que se recomienda ingerir al máximo 2 gramos de esta planta por día y evitar su consumo en casos de hipertensión arterial severa, diabetes e insomnio.

4

lavanda

La impotencia sexual puede ser causada por la ansiedad, la cual impide la erección en el hombre. En este caso, se sugiere optar por técnicas de relajación y acudir a las propiedades calmantes de la lavanda. Para aumentar tu libido, puedes efectuar masajes con tu pareja, utilizando la esencia de esta planta. Otra opción consiste en verter 20 gotas de aceite esencial de lavanda en el agua de tu tina y bañarte en esta preparación. Es importante destacar que este tratamiento de fitoterapia no permite combatir los factores orgánicos que causan la disfunción eréctil.

5

apio

Los hombres que tienen dificultades para tener una erección durable pueden acudir a las propiedades del apio. Corta 250 gramos del mismo en pedazos pequeños y viértelos en medio litro de agua hervida. Deja cocer durante 5 minutos. Luego, añade 20 ramas de perejil y espera 3 minutos adicionales. Una vez que la preparación esté tibia, fíltrala y bébela durante todo el día. La posología recomendada consiste en ingerir medio litro de este brebaje cotidianamente durante 25 días.

6

palta

Esta fruta encierra numerosos nutrientes esenciales para favorecer la erección en el hombre. Contiene vitaminas de los grupos A, B y C, calcio, fósforo, glúcidos, proteínas y ácidos grasos. Además, permite luchar contra el insomnio y nervosidad, los cuales son factores que pueden causar disfunción eréctil. Existe una gran cantidad de recetas a base de palta para que la aproveches en tus comidas.

7

ginkgo biloba

Consiste en un anticoagulante natural que puede ser utilizado cuando el flujo sanguíneo hacia el pene es insuficiente, lo que impide tener y mantener la erección. Esta capacidad natural para fluidificar la sangre convierte al ginkgo biloba en un excelente remedio para luchar contra la disfunción eréctil. Se puede realizar una decocción de las semillas de esta planta u optar por ingerir tintura madre de la misma. La posología máxima consiste en 200 miligramos por día. Toma en cuenta que puede interactuar con algunos medicamentos. Por lo tanto, es esencial que pidas consejos a tu médico antes de consumirlo.

8

azafrán

Es considerado como una de las especias más onerosas, pero tiene muchas virtudes, ya que el azafrán lucha contra el insomnio, depresión y dolores. Diversas investigaciones científicas sugieren que ingerirlo contribuye a reducir la impotencia sexual. Además, permite aumentar la cantidad de erecciones y la duración de las mismas. Puedes consumir infusiones de azafrán cotidianamente. Sin embargo, es indispensable no ingerirlo en exceso y respetar su posología (2 gramos por día al máximo) para evitar complicaciones en la salud.




jueves, 4 de diciembre de 2014

Sexo el mejor elixir de la juventud

Envejecer con gracia y mantener la belleza de la juventud es algo que todas las mujeres buscamos, sin excepción. Desde practicar yoga y llevar una dieta vegetariana, pasando por los suplementos ‘anti age’ y una copa de vino al día, hasta las cirugías estéticas e inyecciones de botox. Sea cual sea la rutina de belleza o formula ‘antiage’ que lleves, hay un método que la naturaleza ha puesto a nuestro alcance, un método fácil, económico y, sobre todo divertido, de engañar al reloj: el sexo.

Recientes estudios científicos demuestran que mantener relaciones sexuales a menudo es bueno para la piel, alarga la vida, la hace más apasionante y mantiene el cerebro en forma. Los orgasmos son una cierta manera de resetear el disco duro que guardamos en el interior de nuestras cabezas y si queremos evitar el Alzheimer, lo mejor es dedicarle más tiempo a tu vida sexual.

Números y pruebas

El neuropsicólogo David Weeks, ex jefe de Psicología para la Tercera Edad del Hospital Real de Edimburgo, mantiene que el sexo puede rejuvenecer hasta diez años. En un estudio que llevó a cabo entre 3.500 individuos de diferentes edades y que duró una década, Weeks constató que las personas de entre 40 y 50 años que se mantenían más jóvenes tenían relaciones sexuales una media de tres veces por semana. Este científico sostiene también que el riesgo de mortalidad baja un 50% en quienes tienen cubierta su “cuota de orgasmos” –dos veces por semana–. “La calidad de la vida sexual, en adultos mayores predice el estado de salud en general y el bienestar”, sostenía Weeks en un artículo de la web The British Psychology Society.

La neuropsicóloga Inmaculada Fernández, matiza: “El problema es que no tenemos una frecuencia sexual tan alta como para que esto se note como un factor preventivo o factor de salud a nivel cerebral”. Es decir, para lograr los efectos rejuvenecedores que menciona Weeks hay que practicar sexo tres veces a la semana.

Una mente joven

El psicólogo Barry Komisaruk y la sexóloga Beverly Whipple están llevando a cabo otro experimento sobre el impacto del orgasmo en el cerebro humano, y si este puede ayudar a retrasar el envejecimiento. Parece ser que hacer ejercicios mentales, tipo sudoku, aumenta la actividad pero sólo en determinadas regiones del cerebro. En cambio, un orgasmo lo hace en la totalidad de este órgano, ya que al llegar al clímax un flujo de sangre riega el cerebro, aumentando tanto el aporte de nutrientes como de oxígeno.

Komisaruk se dedica desde 1982 al estudio del placer enfocado a la mujer. En el inicio de sus experimentos investigó con ratas llegando a la conclusión de que el orgasmo es capaz de inhibir las sensaciones negativas. Más tarde se animó a trabajar con humanos, y entre sus hallazgos descubrió que el placer máximo en el sexo es capaz de bloquear el dolor. Komisaruk trabajó con mujeres que tenían paralizadas las piernas y a las que sus médicos les habían dicho que no podrían tener ninguna sensación sexual. Tras analizar sus casos, descubrió un nervio en el exterior de la medula espinal por el que la sensación de orgasmo se trasladaba al cerebro. Así estas pacientes lograron alcanzar el clímax.

El estudio del Instituto de Neurociencia de la Universidad de Princeton (EE.UU.) dirigido por la doctora Benedetta Leuner ha descubierto que el estrés hace que la creación y mantenimiento de las conexiones entre neuronas se reduzca, mientras que hacer el amor los potencia, evitando el envejecimiento cerebral.

Adiós estrés

Cuanto más sexo practicamos, más bajos son los niveles de estrés del organismo, mayor es el número de neuronas de nuestro cerebro –estas se destruyen a un ritmo más lento– y mayores son las conexiones entre las mismas.

Inmaculada Fernández, presidenta de la Sociedad Andaluza de Neuropsicología, señala al diario El País que “es complicado” aseverar que uno puede rejuvenecer exactamente siete años. “Lo que el estudio viene a indicar es que gracias al sexo regular las alteraciones que conlleva el envejecimiento posiblemente van a retrasar su comienzo”. Por ejemplo, el sexo es más efectivo que los sudokus para evitar el alzheimer, según esta neuropsicóloga. “Una de las medicaciones básicas que se recetan hoy en día para prevenir demencia es aumentar el riego sanguíneo en el cerebro, oxigenarlo, efecto que se puede obtener con actividad sexual”.

Fernández subraya la importancia de mantener activo y saludable el cerebro, pues asegura que los últimos años han aumentado los accidentes cerebrovasculares, cada vez en gente más joven. “Estamos hablando ya de medias de 40 años. Algunos mueren y muchos quedan con secuelas muy graves. Para prevenirlo es importante mantener una sexualidad activa y positiva, además de practicar ejercicio, comer sano y tener hábitos de vida saludables”.

Pero más allá de las mejoras del sistema neuronal, vascular y hormonal, la doctora Francisca Molero, vicepresidenta de la Societat Catalana de Sexología, subraya que el sexo mejora tanto el bienestar físico como el psicológico, ya que ambos aspectos están interrelacionados. “Todos sabemos que cuando una persona está deprimida o estresada las defensas no están en las mejores condiciones y puede haber un mayor número de resfriados, aparición de herpes o enfermedades oportunistas —explica Molero—. En cambio, cuando alguien tiene una vida sexual activa y placentera su sistema inmunitario se fortalece”.

Lo que si, cumple la regla de oro del sexo sabio: Mantener relaciones porque quieres, con quien quieres y haciendo lo que quieres.

Tratamiento ‘beauty’

En el terreno de la belleza el sexo hace milagros, especialmente a la hora de cuidar la piel. La sexóloga de Georgia (EEU), Gloria G. Bramer, sostenía en un artículo de la revista realbeauty.com, que “el orgasmo es una de las cosas más saludables que uno puede darse al día. Desde el punto de vista sexológico debería estar incluido en las rutinas diarias, como cepillarse los dientes o lavarse el pelo”. Durante una relación sexual aumenta la circulación sanguínea y se bombea oxígeno hacia la piel, lo que hace que esta esté más brillante, permite eliminar toxinas y aumenta la producción de colágeno, que evita la flacidez , las arrugas y las manchas de la piel. Además, durante el coito se suda, lo que entraña una limpieza facial gratuita, liberando la piel de sus impurezas. Nars Orgasm Blush es un colorete de esta firma cosmética que trata de imitar el rubor que la actividad sexual deja en las mejillas.

El semen es otro derivado del sexo que últimamente se reivindica como producto de belleza. Con propiedades antioxidantes, de reducción de arrugas y alivio en casos de acné, la empresa noruega, Bioforskning, lo ha sintetizado y lo comercializa bajo el nombre de spermina, como ingrediente de una de sus cremas faciales.

Una buena y fructífera vida sexual puede paliar también la atrofia vaginal. Con el paso de los años la producción de estrógenos disminuye, lo mismo que sus efectos sobre el aparato genital femenino, ya que estas hormonas son las responsables de mantener en buenas condiciones el epitelio de la vagina. La mucosa vaginal se vuelve más fina y seca, se producen cambios en el pH y el equilibrio de su flora, lo que puede producir infecciones y cistitis. “Siempre digo que la función hace al órgano”, sostiene Francisca Molero, sexóloga, ginecóloga y directora del Institut Clinic de Sexología de Barcelona, “Mantener una actividad sexual regular mejora la función vaginal, preservando su elasticidad, previniendo su estrechamiento y manteniéndola joven”.



OTROS BENEFICIOS DEL SEXO

Huesos más sanos. Un beneficio especialmente para los hombres. Durante el sexo, ellos producen más testosterona de lo habitual, y esto ayuda a fortalecer sus huesos y prevenir la osteoporosis.

Mejora el sistema inmunológico. El orgasmo aumenta los linfocitos T3 y T4. Son un tipo de glóbulos blancos que producen anticuerpos.

Previene infartos. El sexo es beneficioso para prevenir infartos de corazón especialmente entre los hombres de más de 40 años. El riesgo de mortalidad por infarto se reduce un 50%, porque la actividad sexual mejora el riego sanguíneo y aumenta la oxigenación.

Menos riesgos durante el embarazo. Según investigadores de la Universidad de Ontario, las mujeres que más relaciones han tenido con sus parejas antes de quedarse embarazadas tienen menos riesgo de padecer preeclampsia (gran subida de tensión). Las parejas más activas tienen menos probabilidad de padecerla ya que las mujeres toleran mejor el semen de la pareja y esta tolerancia ayuda a reducir el riesgo.



Un orgasmo es mejor para nuestra salud mental que hacer un sudoku y también mejor para nuestra piel que una crema antiarrugas.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Hombres, ¿quieren más sexo que las mujeres? ¿por qué?

Para ninguna mujer es un secreto que el hombre piensa todo el día en el sexo y siempre está predispuesto a realizarlo, sin importar el lugar. Según la sexóloga Liliana Zabala Lobo, la razón para ello tiene que ver principalmente con la alta producción de testosterona, hormona masculina que controla todas las funciones sexuales del varón como las erecciones, la libido, la potencia y la fertilidad.

“Los hombres piensan en sexo todo el día, y tienen deseos sexuales constantemente, un escote o una minifalda los enciende”.

Una visión diferente
Los hombres viven más en función del sexo y su visión es la que les permite vivir su sexualidad sin restricciones, a diferencia de las mujeres. "Un hombre tiene que tener sexo para sentirse cercano a su pareja, mientras que una mujer tiene que sentirse cercana para querer tener sexo”, señala la experta.

Asimismo, menciona que cuando se trata de un encuentro íntimo el varón se enfoca mucho en la estimulación genital y la mujer se siente más atraída por los preludios amorosos y la conexión afectiva con su pareja. La gratificación que el hombre encuentra en el sexo es su apego a la pareja y la mujer la encuentra a través de los sentimientos y también el apego a su pareja, luego viene el sexo.

Las pulsiones, fuerza que impulsa a llevar a cabo una acción con el fin de satisfacer una tensión interna, principalmente de tipo sexual, son muchas y variadas en la persona, pero las dos más grandes y necesarias son: la alimenticia y la sexual; la primera se lleva a cabo diariamente y la segunda solo cuando se puede. Cuando la pulsión sexual no es satisfecha crea una crisis interna, la persona se torna irritable y altamente agresiva, incluso enfermedades fisiológicas y sicológicas pueden darse.

La edad no importa
En el hombre el deseo sexual aparece en la pubertad a partir de las primeras masturbaciones y en la mujer su edad no influye en sus deseos, porque su sexualidad nace y muere con ella, a no ser por alguna enfermedad.

La edad pico del deseo sexual de las personas en general, es en la juventud, por el desarrollo hormonal que se encuentra en su máximo esplendor, más propiamente en la adolescencia, aunque con la edad tanto la mujer como el varón van adquiriendo sabiduría y experiencia en el sexo, y deja de ser una sexualidad instintiva.

Consejos
Independientemente de quién desee más tener sexo en la pareja, la mujer o el hombre, la especialista sugiere que las relaciones deben ser estimuladas sexualmente cada día, la pareja debe decodificar primeramente lo que es el amor, porque cuando se ama no hay nada que detenga el sexo. Para ello, debe haber empatía en ambos, comunicación, diálogo, confianza mutua y el deseo de querer estar juntos, sin que sea una obligación.

También ayuda que entre ambos busquen literatura y material erótico, links para estimular el erotismo y mantener la llama de la pasión sexual.
Por lo menos una vez al mes darse una escapadita a solas o una cena romántica para no dejar morir el amor, y la predisposición por el sexo, sobre todo de la mujer