Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

sábado, 31 de enero de 2015

Una necesidad sexual o la ¿prueba de amor?

Hay que tomar en cuenta, que la adolescencia es una etapa en la que se experimentan cambios y transformaciones físicas, psicológicas y sociales, nuevas sensaciones y sentimientos, por lo tanto, hablar de la sexualidad en la adolescencia implica temores, curiosidades y un nuevo sentir. Nos referiremos a ese sentir, cuando empieza el enamoramiento, que puede ser por la presión de amigos, un acercamiento natural o más de las veces por una atracción fuerte que se llega a aceptar una relación.

Nos preguntamos: ¿qué es el enamoramiento?, ¿será una relación que nace por la atracción o la simpatía?, ¿para compartir y relacionarse en sus diversas actividades?, ¿conociéndose para determinar en un momento si es la pareja ideal o no?. Pero al sentir otras sensaciones, es sinónimo de enfrentarse a decisiones que marcan para siempre la vida de la persona. Sin darse cuenta se enfrenta situaciones de riesgo.

Todos estos aspectos que se presentan en la vida individual, es el momento de experimentar y de cómo enfrentar para saber cuidarse o diferenciar qué es lo correcto y qué no lo es. Sentir el riesgo en la adolescencia todavía se piensa que todo es un juego pero no se mide las consecuencias. La decisión firme que un adolescente debe tomar en la relación al inicio sexual es de utilizar la palabra "NO", que será con responsabilidad y madurez ante uno mismo. El enamorar significa compartir y evitar en lo posible la propuesta de la famosa "prueba de amor", en la que se pierde la ilusión de un amor sano y puro, supuestamente elegido.

Por no decir "NO" las consecuencias son amargas y no se sabe cuán seguras o inseguros se siente la persona. Los sentimientos de alguna manera quedan frustrados, además que la "prueba de amor" puede significar una situación de riesgo en la mujer como en el hombre.

El decir "NO" de manera firme, permite mayor salud en la sexualidad, un bienestar como pareja, además de generar el respeto mutuo o amor propio como personas y seguir construyendo el proyecto de vida.

viernes, 30 de enero de 2015

Tres tendencias sexuales marcan el comienzo de 2015

De acuerdo con un reportaje publicado recientemente en la revista estadounidense Cosmopolitan, el año que acaba de empezar traerá tres novedades sexuales que se pondrán de moda.
El artículo en cuestión, escrito por el periodista Frank Kobola, resume la opinión de varios expertos en la materia.
Aquí están las tres tendencias sexuales del 2015:
1. Teledildonics: sexo a larga distancia
Ante el hecho de que cada vez surgen más aplicaciones para tener citas y nuevas plataformas en línea para contactar con personas de cualquier parte del mundo, el "sexting” ha sido definitivamente la revolución de 2014.
Los mensajes subidos de tono e imágenes para practicar sexo a distancia cambiaron el panorama de los encuentros sexuales 2.0. Sin embargo, como explica el Dr. Justin Lehmiller, autor del popular blog Sex and Psychology, en 2015 vamos a dar un paso más gracias a "los juguetes sexuales que se pueden controlar de forma remota a través de los móviles y las computadoras ”.
Conocidos técnicamente como teledildonics, éstos se pueden controlar desde cualquier dispositivo con acceso a internet y marcar el ritmo del placer en una persona que esté en el otro lado de la calle o del país, destaca el diario mexicano Excélsior en un comentario.
2. Pansexuals: sexo libre no emocional
Para algunos, las relaciones de pareja son cada vez más abiertas. Ian Kerner, experta en sexo y autora del libro She Comes First, afirma que está aumentando el número de "parejas que quieren una aventura sexual, buscan variedad y aventura en sus relaciones y están dispuestos a explorar la poligamia de una manera fiable y respetuosa”.
Lo que hace una o dos décadas se podía denominar como parejas abiertas o incluso bisexuales, ahora recibe la definición técnica de pansexuals.
El término se refiere a aquellas personas que declaran abiertamente sentirse atraídos por otras personas e incluso mantienen relaciones sexuales, pero "sin dejar de ser emocionalmente fieles”, puntualiza Kerner.
Se trata de defender la libertad sexual de los individuos con un término, como explica Ian Kerner, que "parece ser menos crítico y estar fuera de las etiquetas tradicionales”.
3. El facesitting, el nuevo sexo anal

No se trata de ninguna novedad ni es una tendencia que pueda llamar la atención para muchos por su alto grado de depravación. Sin embargo, el escándalo provocado por su prohibición en los contenidos pornográficos en el Reino Unido, por tratarse de un acto potencialmente peligroso, hizo que vuelva a ponerse de moda. A tanto llegó la polémica que incluso los miembros de la industria del cine para adultos protestaron tratando de movilizar a la población para no permitir que se prohíban prácticas como la de poner "la cara de alguien entre sus piernas”.



Sex news
Afrodisiaco El descubrimiento de la tendencia de una hormona a aumentar el apetito sexual de los ratones podría ayudar a tratar a personas adictas al sexo, afirmaron investigadores suecos.
Maestras Dos maestras de preparatoria fueron arrestadas porque presuntamente tuvieron sexo con estudiantes durante dos viajes a la playa, revelaron investigadores del alguacil de Orange County.
Príncipe La mujer que declaró haber tenido encuentros sexuales con el príncipe Andrés de Inglaterra cuando era menor de edad prestó una "declaración jurada” en un tribunal de Florida confirmando su versión de los hechos.

jueves, 29 de enero de 2015

Consejos para recuperar a la pareja después de una infidelidad

Cuando se inicia una relación, todo parece perfecto y mágico, y te gustaría que dure para siempre. Sin embargo, la mayoría de las relaciones experimentan algunos momentos difíciles en cierto punto. Y en ocasiones, viene un colapso después de una infidelidad por parte de la pareja. Hay maneras de evitar una pérdida total. La primera es asegurarse de que realmente se desea salvar la relación. Para evitar una nueva infidelidad se debe estar dispuesto a resolver el problema de raíz. Si no es así o prefieres aferrarte al rencor y a la tristeza, entonces no habrá forma de superarlo, sin importar cuánto te esfuerces en lograrlo. Tanto tú como tú pareja necesitan pasar un tiempo solos para reflexionar y tener la mente despejada, pero debes estar consciente de que este proceso lleva tiempo. La recuperación no se logra en unos días, si así lo piensas, solo te estarás engañando y fracasarás en el intento de recuperarte. Cuando te sientas tranquilo para hablar, busca la razón de la infidelidad e intenta descubrir las causas para prevenir que ésta se produzca de nuevo

VIDA MATRIMONIAL ¿Cuál es el secreto de la convivencia en pareja?

Durante el noviazgo, la pareja se presenta ante el otro con su mejor cara, escondiendo casi siempre los rasgos negativos y cuando llega el momento de iniciar una nueva vida juntos, muchas personas terminan por decir que se casaron con alguien desconocido para ellos. Claro, la convivencia diaria saca a flote la verdadera personalidad de cada uno y es probable que con el tiempo descubras mil y un secretos que no tenías ni idea que existían. Es entonces cuando pasará por tu cabeza la idea efímera de que tal vez te has casado con la persona equivocada.

El primer año de casados puede resultar difícil para cualquier pareja, aun cuando lleven años de conocerse. Si le preguntas a tus amigos o amigas cómo les va de recién casados, de seguro te contestarán ¡es lo mejor que me ha pasado!, y no dudo que así sea, pero todo el mundo pasa por el proceso de adaptarse a esa persona totalmente diferente a uno y la verdad es que cuesta mucho trabajo.

Quizá se topen con bastantes problemas y es cuando surgirán los pleitos, que si no son bien manejados, podrán destruir tu vida matrimonial. Los problemas abren heridas y si no existe la sufi ciente comunicación, el respeto necesario y si no se escucha al otro, quedarán cicatrices que acabarán por destruir todo.

No es necesario ser igual a tu pareja para ser feliz; sólo hace falta aceptarla como es y si algo no te gusta, es mejor decirlo en el momento y ver la forma de solucionarlo. Sólo debes tomar en cuenta que las personas no pueden cambiar su esencia, sólo logran modifi car ciertas conductas si así lo desean, por lo que no pretendas que si alguien desde que nació está acostumbrado a actuar de una manera, de un día al otro cambie por ti, porque simplemente ¡no lo hará!

Por ello, debes: · Respetar la forma en que piensa y actúa tu pareja; esto no quiere decir que tengas que estar de acuerdo con ella en todo, ya que pueden tener opiniones diferentes, pero que esto no sea causa de pleito.

· Hablar con tu pareja si alguna conducta de ella no te gusta, para encontrar la mejor forma de resolverlo. Claro que debes contar con las razones suficientes y válidas para que ponga todo de su parte por modificarla.

· Ver de una manera positiva el hecho de que sean diferentes, ya que pueden aprender mil cosas uno del otro y complementarse entre sí.

· Estar abierto a aceptar cualquier cambio en su vida de pareja, porque aunque estés acostumbrado a hacer algo desde que eras adolescente, ahora vives con alguien con quien deberás aprender a compartir. Toma en cuenta que todo cambio es bueno, sobre todo si esto mejorará tu relación.

· Acepta al otro como es y no le reproches porque no piensa o actúa como tú. Es mejor y mucho más fácil tratar de entender y aceptar a tu pareja que tratar de cambiarla.

Por el simple hecho de ser diferentes, es probable que surjan algunos pleitos, pero esto se puede resolver con los siguientes consejos:

· Si no saben qué fue lo que causó la pelea, piensen juntos si es necesario aclarar algo, o si uno de los dos quiere que el otro le preste atención, ya que es la excusa perfecta para hablar, aunque sea a gritos, porque muchas veces hay temas que quizá alguno no se atreva a tratar.

· Lo peor son los insultos, reproches, incapacidad de pedir perdón, que alguien quede como perdedor, que no haya espacio sufi ciente para escuchar al otro, lo cual crea una insatisfacción enorme, ya que no se logra nada y los resultados por supuesto que no son buenos.

· No permitan que familiares o amigos tomen parte de las discusiones, con consejos externos o sugerencias. En la casa de los recién casados se debe vivir bajo sus propias reglas, generadas por mutuo acuerdo.

Es bueno aceptar el punto de vista del otro, y respetarlo. Son dos personas diferentes con gustos y preferencias individuales. Ser diferentes enriquece la relación; no sirve de nada sacrificarse con pesar a la hora de aceptar las diferencias ya que la resignación no sirve de nada. Recuerden que la verdadera aceptación nace del amor.

martes, 27 de enero de 2015

Diez errores que cometen las mujeres infieles

Aunque tampoco te lo imaginabas, existe una página web diseñada para aquellas personas que se encuentran en una relación, pero buscan una pequeña aventura extramatrimonial.

Estamos hablando del sitio Victoria Milan donde recientemente se publicó una encuesta sobre las actitudes de las féminas que provocan que sus maridos sospechen que están siendo infieles.

El estudio realizado a 4.256 usuarias activas concluyó que el primer error que ellas cometen (21%) es “no actuar de forma natural con el teléfono móvil”. Seguido de “preocuparse demasiado del aspecto físico” (18%) y “hacer planes sola o con amigos de los que nunca había hablado antes” (16%).

Estos son los diez principales comportamientos que delatan a una infiel:

1. Tener de repente el teléfono móvil fuera del alcance de su pareja (21%).
2. Preocuparse más por su apariencia (18%).
3. Hacer planes sola o con amigos de los que él nunca ha oído hablar (16%).
4. Estar exageradamente emotiva y feliz (15%).
5. Llegar a casa tarde del trabajo, y que resulte difícil contactar con ella (9%).
6. La tendencia repentina de ocultar sus sentimientos (7%).
7. Ser sarcástica e indiferente en la relación (6%).
8. Una evidente pérdida de interés hacia la pareja, y como consecuencia falta de afecto (3%).
9. Coquetear con más hombres, incluso con los amigos de su pareja (3%).
10. La pérdida del apetito sexual, y el rechazo hacia su pareja (2%).

Sin embargo, los hombres deben comprender que cuando ellas “rechazan tener relaciones sexuales con su pareja no es un signo especialmente vinculado a la infidelidad femenina", aclaró la sexóloga Alicia Gallotti al diario argentino El Clarín.

El estrés, depresión, baja autoestima y otros factores son alguna de las razones de la falta de deseo sexual. En este caso, sea cual sea la causa, lo aconsejable es consultar con un especialista.

lunes, 26 de enero de 2015

36 preguntas para que te enamores de un extraño

El psicólogo estadounidense de la Universidad de Nueva York, Arthur Aron, concluyó que en base a una serie de preguntas se puede ayudar, desde lo racional, a generar confianza e intimidad para una relación.

Los resultados de la investigación fueron puestos en práctica por la profesora de literatura de la 'Universidad de Columbia de Vancouver Mandy' Len Catron y aseguró que dio resultado.

Len puso a prueba el estudio denominado 'La generación experimental de cercanía interpersonal' y luego escribió en un artículo publicado en The New York Times, titulado 'Si quiere enamorarse de alguien, haga esto'.

"Hace más de 20 años, el psicólogo Arhur Aron tuvo éxito al hacer que dos extraños se enamoraran en su laboratorio. El verano pasado, apliqué esta técnica en mi vida y terminé parada en un puente a medianoche, observando los ojos de un hombre por exactamente cuatro minutos", aseguró la escritora.

¿Quieres hacer el intento? Encontes, sal con alguien completamente desconocido y pregúntense en voz alta las 36 preguntas que definió Aron en su investigación.

Parte I
1. ¿Si pudiera invitar a cualquier persona a comer, a quién invitaría?
2. ¿Le gustaría ser famoso? ¿De qué forma?
3. ¿Ensaya lo que va a decir antes de hacer una llamada telefónica? ¿Por qué?
4. ¿Qué hace que un día sea “perfecto”?
5. ¿Cuándo fue la última vez que cantó para usted mismo? ¿Y para alguien más?
6. Si pudiera vivir hasta los 90 años con la mente o el cuerpo de alguien de treinta, ¿qué elegiría?
7. ¿Tiene alguna idea de cómo se va a morir?
8. Diga tres cosas que usted y el otro tienen en común.
9. ¿Qué es lo que más le agradece a la vida?
10. Si pudiera cambiar algo de su crianza, ¿qué sería?
11. Durante cuatro minutos, cuéntele al otro la historia de su vida con la mayor cantidad posible de detalles.
12. Si pudiera levantarse mañana con alguna habilidad o cualidad, ¿cuál sería?

Parte II
13. Si tuviera una bola de cristal que le contara la verdad sobre usted mismo, su vida, el futuro, o cualquier otra cosa, ¿qué le gustaría saber?
14. ¿Hay algo que haya soñado durante mucho tiempo? ¿Por qué no lo ha hecho?
15. ¿Cuál es el mayor logro de su vida?
16. ¿Qué es lo que más valora de sus amigos?
17. ¿Cuál es su recuerdo más preciado?
18. ¿Cuál es su recuerdo más terrible?
19. Si supiera que en un año morirá de repente, ¿cambiaría algo de la forma como vive ahora? ¿Por qué?
20. ¿Qué significa la amistad para usted?
21. ¿Cuál es el papel del amor y el afecto en su vida?
22. Ambos cuenten una característica positiva del otro. Alternen hasta contar cinco.
23. ¿Qué tan cercana es su familia? ¿Cree usted que su infancia fue más feliz que las de otras personas?
24. ¿Qué tal es su relación con su mamá?

Parte III
25. Diga tres frases ciertas sobre los dos. “Estamos los dos en este restaurante…” etc.
26. Complete la frase: “Ojalá tuviera alguien para compartir…”
27. Si quiere ser amigo cercano del otro, por favor cuente ahora qué es importante que él/ella sepa.
28. Dígale al otro lo que le gusta de él/ella. Sea muy honesto, diga cosas que no le diría a alguien que acaba de conocer.
29. Cuente el momento más vergonzoso de su vida.
30. ¿Cuándo fue la última vez que lloró frente a alguien? ¿Cuándo la última vez que lloró solo?
31. Cuéntele a su pareja algo que ya le guste de él/ella.
32. ¿Qué tema es demasiado serio para hacer chistes?
33. Si se fuera a morir esta noche sin poder comunicarse con nadie, ¿qué es lo que más lamentaría no haberle dicho a alguien? ¿Por qué no se lo ha contado aún?
34. Su casa, con todas sus pertenencias, se está quemando. Después de salvar a sus seres queridos y a sus mascotas, tiene tiempo de entrar una última vez a salvar u objeto. ¿Qué sería y por qué?
35. De todas las personas en su familia, ¿cuál muerte le afectaría más y por qué?
36. Cuente un problema personal y pídale a su pareja que le dé consejo. Luego pregúntele a su pareja cómo cree que usted se está sintiendo sobre este problema.

sábado, 24 de enero de 2015

¿Un novio invisible? Lo ideal para tus exigencias

¿Estás sin pareja? ¿No quieres tener nada serio por tus experiencias pasadas? Tal vez, lo que necesitas es un novio invisible. Por más raro que suene, este tipo de novios ya existen.

Y lo mejor de todo es que llaman, escriben y te dejan mensajes todos los días a las horas que tu quieras. Incluso... ¡pueden mandarte notas hechas a mano!

La aplicación para celulares fue creada por Matthew Homann tras divorciarse de su mujer y tiene el objetivo de ser útil para construir la confianza de los clientes.

Por un tarifa mensual de 24,99 dólares puedes crear una historia sobre cómo se conocieron, escoger su nombre, aspecto físico, edad e intereses. El servicio básico incluye 100 mensajes de texto, mensajes de voz y notas hechas a mano.

“Hay una gran posibilidad de que la gente se una, a pesar de que no es lo que tratamos de hacer”, indicó Homann y agregó que el servicio puede crecer.

En el futuro 'Invisible Boyfriend' también tendrá la opción de llevar regalos a tu trabajo y dar otros servicios en la vida real.

La crisis económica mundial ha influido en la posibilidad real de montar este tipo de agencias. “Ha crecido una increíble fuerza de trabajo multinacional con gente dispuesta a hacer pequeñas tareas por muy poco dinero”, dijo Homann.

Actitudes que pueden terminar una relación

Nadie busca su media naranja para terminar al día siguiente. Por ello es importante lograr convivir de la manera más pacífica y comprensiva posible. Por ello, los expertos hacen una lista de "cosas" que no se deben hacer para no desencantar a ellos del cuento de hadas. Número uno, que ella se viva quejando. Es verdad que a los hombres les gusta ser consentidores, pero no hay que abusar de ello. Segundo, que se midan en exceso con el dinero. Está bien que la situación no dé para darse un viaje a Miami cada fin de semana, pero una "escapadita" en secreto de vez en cuando aviva la pasión. Tres, tanto dulce empalaga a cualquiera. El romanticismo como el realismo tienen su límite, deben saber diferenciarlo para que ninguno se aburra. Cuatro, falta de carácter. Por más dulce, tierno, buena o amable que sea, debe saber imponer sus ideales y defender lo que cree justo. Cinco, prohibido manipular, ni con llanto ni advertencias. El amor es una planta que crece con lindas palabras y consenso entre la pareja.

jueves, 22 de enero de 2015

¡Top secret!

¿Ese sentimiento de intimidad con tu pareja ha hecho que alguna vez hables de tus más íntimos secretos y después te arrepientas?.

Es que una relación no significa tener que compartirlo todo, no por lo menos en lo que se refiere a pensamientos íntimos, experiencias pasadas o la vida de tus amigos. Hay ciertas cuestiones que es mejor guardarse. Aunque sabemos que las relaciones de pareja están basadas en la confianza y la sinceridad, hay que saber diferenciar entre poner en práctica estas dos virtudes humanas y el contarlo todo, sin reservarse nada para uno mismo. Hay información del pasado y del presente que, en ningún caso, debería compartirse con el compañero de vida, por cuestiones de supervivencia e inteligencia emocional.

M de Mujer realizó un sondeo con mujeres entre 20 y 30 años, todas coincidieron que es mejor guardar ciertas cosas para una.

“Hay cosas que se deben mantener en el misterio, especialmente en el tema de anteriores relaciones. No por ocultarle cosas a tu pareja, sino que hay asuntos de relaciones pasadas que deben quedar en el pasado, especialmente porque cada relación es diferente”, dice Brenda una de las sondeadas por M.

Todo depende

Aunque la mayoría de las mujeres que consultamos coincidieron en que es mejor no hablar de relaciones pasadas y sobre tu opinión respecto a su familia, muchas explicaron que todo depende del tipo de relación en la que estés.

“Yo creo que debes contarle todo lo que tú quieras contarle y que nunca te deben presionar por información, tuve una relación en la que me presionaban y eso no es sano”, comenta Cecilia.

“Todo depende de la relación en la que estés, pero a la vez hay que cuidar un poco la información que le cuentas (a tu pareja), sobre tus problemas familiares e información de tus amigas”, dice Isabel.

“Hay hombres a los que les incomoda escuchar buenas noticias de parte de su novia, por ejemplo, éxitos académicos, trabajo, etc. Simplemente no soportan tener a una mujer inteligente y capaz a su lado. Si ese es el caso, ¡huyan mujeres! ¡huyan!”, comenta Cecilia, otra de las mujeres que participó en el sondeo de M. A continuación te damos una lista que puede ayudarte a conservar tu intimidad.



COSAS PARA CALLAR



COSA 1: INCONFESABLE

Si has sido infiel a tu ex. Confesarle a tu pareja que alguna vez le fuiste infiel a un ex con otra persona no es lo más indicado. Este aluvión de sinceridad es el primer paso para desatar la desconfianza de tu nuevo amor: si ya lo ha hecho antes, ¿por qué no lo va a hacer conmigo?. Convencerle de que esta relación nada tiene que ver con la anterior será un imposible. Mejor ahorrarse esta información.



COSA 2: INCONFESABLE

Tus inseguridades y debilidades. Tienes que proteger tu mundo íntimo. Dar demasiada información sobre tus puntos débiles, ya sean emocionales, físicos o a cualquier nivel, puede resultar un arma para tu pareja que empleará en una pelea o en beneficio propio en contra tuyo.



COSA 3: INCONFESABLE

Tus pensamientos más íntimos. Es importante construirse un mundo interior firme y propio, manejado por uno mismo, y en el que no se incluya a nadie. Hay que reservarse ciertas cuestiones, como pensamientos y emociones para uno mismo, y protegerlos.



COSA 4: INCONFESABLE

Las relaciones sexuales que has mantenido y los detalles de las mismas. Por más que lo quieras tratar como una anécdota, resulta innecesaria exponerte de ese modo y exponer tu relación al número de amantes que has tenido. Los detalles a este respecto también sobran. Él sabe que no le conociste virgen, pero hay información que es mejor no compartir, porque sólo dará pie a la especulación, a la desconfianza y a las conclusiones erradas y subjetivas.



COSA 5: INCONFESABLE

Contar las intimidades de tus amigos. El mundo paralelo que creas con tus amistades debe quedar entre tú y ellos. Cuándo un amigo te cuenta algo en confidencia, es importante mantener ese vínculo que has creado de confianza no aireando su intimidad a nadie, ni siquiera a tu novio o esposo. Dar demasiada información de tus amigos puede provocar que él les juzgue con severidad o empiece a verles con otros ojos cuando, la información que ha obtenido por tu parte no deja de estar descontextualizada.



COSA 6: INCONFESABLE

Las virtudes de tus ex. Los comentarios positivos sobre tus anteriores parejas son prescindibles. Alabar a tu anterior compañero puede provocar inseguridad en tu nuevo amor. No le compares, tampoco hagas excesivos comentarios negativos, porque para tu nueva pareja puede resultar brusco ver cómo te refieres a alguien a quien quisiste en el pasado.



COSA 7: INCONFESABLE

Que algún amigo te ha echado los perros en algún momento. Por más que tú le des poca importancia y que ya no haya ningún tipo de interés de tú amigo hacia ti, esto solo motivará la desconfianza de tu pareja. El desenlace más probable será obligarte a romper la relación de amistad que mantienes con esa otra persona por su inseguridad. Evíta este trance no dando demasiada información del pasado, si no centrándote en el presente y en la relación de amistad que mantienes hoy en día.



COSA 8: INCONFESABLE

Lo que opinas sobre su madre. No de forma explícita, menos cuando tu percepción de ella es negativa. Ser demasiado sincera a este respecto puede generar un mal ambiente entre tu pareja y tú. Y, por supuesto, no le pongas nunca en la situación de tener que elegir entre su madre y tú.

Apunta lo que no debes hacer después de una pelea

Las peleas de pareja son algo normal en toda relación. Es común tener opiniones diferentes y discutir al respecto no significa que no exista el amor. Sin embargo, algo que solemos descuidar es la actitud después de la pelea.

Actitudes que debes evitar. Es normal que sientas que necesitas espacio luego de una pelea. Sin embargo, lo mejor es ser honesta y decirle lo que necesitas. Porque, de lo contrario, al ignorarlo o evitarlo, él sentirá que lo estás castigando por lo que pasó. Siendo clara, evitarás que se produzca una nueva pelea o un malentendido. Definitivamente lo se dice en una pelea es producto del enojo y el dolor. Y es algo que debes tener en cuenta para que no afecte la relación. Si sus palabras te generan frustración debes decírselo en el momento. Y si al otro día descubres que no has podido olvidarlo, procura tener tu espacio para calmarte y respirar antes de hablar con él. Volver a revivir una discusión puede no ayudar a encontrar la solución y solo generará más distancia entre los dos. Es importante aprender a perdonar, debes concentrarte en mejorar la relación, esta es la manera adecuada de resolverlo./

Respuestas para que no te avergüence el solterío

No hay nada más intolerable que te pregunten por un novio que no existe. Pero no te amargues, porque con solo pensar bien la respuesta tendrás la posibilidad de quedar bien sin que te vean como la triste solterona. "La verdad no tengo novio porque amo la libertad", esta es una respuesta que deberías darles a todos para que ya no te vuelvan a preguntar y entiendan de una vez por todas que estás sola por decisión propia, aunque no sea cierto. Resulta incómodo por qué la gente siempre quiere saber todo, aún más sobre las cosas que no son gratas, como cuando no tienes pareja o aún no tienes niños. "Primero mi carrera, luego el amor" esta es otra buena opción para no inventar una pareja inexistente. Decirle a quien pregunta que ahora te estás enfocando en tus estudios, o en tu primera casa, o tu nuevo empleo son buenas respuestas para personas entrometidas. Es algo que no te hará ver como a una pobre abandonada por el amor, pues planteas que estás sola porque tus tiempos son muy acotados

Conoce las claves para mantenerte conectado intimamente con tu pareja.

Dicen que el amor es como una flor, a la que se le debe hablar y cuidar todos los días. Pues es cierto, según los expertos, durante la relación algunas parejas descuidan ciertos detalles, como enviarse mensajes, conversar sobre su día, salir a pasear, entre otras, que son muy importantes para mantenerse conectado con la persona que ama.

Enviarse mensajes. La sexóloga Carolina Rivero explicó que ambos deben enviarse mensajes de texto y llamadas telefónicas durante el día, no tiene que ser a cada hora, pero estos detalles cotidianos se van sumando y se unen formando un entramado.

Disfrutar de estar juntos. Rivero explicó que lo más importante es que la pareja comparta lo que hace en el día. Acotó que a los hombres les cuesta hablar de su trabajo, mientras que a las mujeres no, pero es necesario que él logre expresar cómo se siente porque así comparte su vida. Además, cuando están juntos son capaces de divertirse, de reírse, "cada cosa que hacen va hablando de la vida compartida, no solamente en lo sexual o de la casa, sino también afuera". El terapeuta de pareja Luis Nardín indicó que caminar juntos es importante. Por ejemplo, pueden dar una vuelta a la manzana, "tienen que darse ese tiempo con la pareja".

Sé un caballero. La experta aseveró que el varón no necesita ser un zalamero para mantener el encanto y la conquista. Cuando él o ella se arregla para salir significa que quiere gustarle a su pareja y que esa cita es muy importante para él o ella, eso es romanticismo. "Sorprender a su esposa o esposo con algo que le guste, también aporta", remarcó Rivero.

Mantén el contacto físico. Rivero sostuvo que el ser humano es diseñado para recibir caricias, por ello no dejes pasar un día sin que hayas besado, tomado de la mano o abrazado a tu esposa o esposo.

Actividades. La especialista enfatizó que aunque existan actividades que a uno de los dos no les guste ir, deben ponerse de acuerdo para acompañarse. Sin embargo tienen que buscar algo que a los dos les guste. "Siempre hay algo que los dos puedan compartir o puedan hacer como pareja". Nardín aseveró que ambos deben respetar que uno de ellos tenga otras actividades o intereses, "esa es otra forma de demostrar cariño".

¿Influye la diferencia de edad en las parejas?

El amor no entiende de edades. Por eso, es muy usual encontrarnos con parejas con mucha diferencia de edad, indiferentemente de que sea el hombre o la mujer. Si bien lo más común era ver a hombres mayores con chicas jóvenes, en la sociedad actual, y gracias a rostros conocidos, cada día es más frecuente ver mujeres de más edad junto a hombres menores.

Hoy analizamos los pros y los contras de la diferencia de edad entre la pareja y si esto es realmente un problema para que la relación funcione.

CUANDO EL HOMBRE ES MAYOR QUE LA MUJER

En la mayoría de los matrimonios la diferencia de edad entre los hombres son de dos a cinco años mayor que la mujer. Esto se debe a que las mujeres maduran antes y buscan a un hombre que sea intelectualmente más maduro que ellas. Sin embargo, es muy común en el hombre ver que cuando envejece quiera buscar a una chica mucho más joven para rejuvenecer él también.

Además los hombres se basan mucho más que las mujeres en el físico a la hora de encontrar a su pareja, por lo que una chica joven normalmente se ve mejor físicamente que una de más edad. Muchas chicas de entre veinte y treinta años se ven atraídas por estos hombres de más edad, porque aparentemente son más seguros de sí mismos y con más experiencia en la vida.

Al principio puede que la relación funcione estupendamente, ya que el hombre más viejo se sentirá rejuvenecido al hacer todo lo que su pareja más joven le proponga. No obstante, a medida que pase el tiempo quizás se sienta cansado de hacer algo que ya no es de su edad y, simplemente, quería hacer sólo durante una temporada.

La chica joven, en la mayoría de los casos, siente que es demasiado pronto para buscar la estabilidad en la pareja, por lo que no tendrá ganas de tener hijos o comprometerse. De todos modos, también puede suceder lo contrario: la chica se sentirá con ganas de tener hijos y empezar una familia y el hombre, ya viejo, no tendrá ganas de tener más hijos o volver a centrarse en el matrimonio ahora que sale con una chica joven y se siente más activo que nunca.

Por lo tanto, para que la relación con una diferencia de edad entre un hombre mayor y una mujer joven funcione el hombre tendrá que estar dispuesto a llevar el mismo ritmo de vida que su pareja, o bien aceptarla y dejar que viva a su modo y también a tener los mismos objetivos de cara al futuro, tanto el cercano como el que aún nos queda lejos.

CUANDO LA MUJER ES MAYOR QUE EL HOMBRE

Muchas famosas están borrando poco a poco el tabú de mujeres de más de cuarenta años en matrimonio junto a hombres más jóvenes. Aunque en algunos casos les sucede lo mismo que a los hombres, quieren una pareja más joven para rejuvenecer, en muchas otras ocasiones la mujer siente un afecto especial por un joven que por un hombre mayor.

Si bien cuando las chicas son jóvenes buscan un hombre maduro para que les dé estabilidad y protección, cuando son mayores y pasan por una dura ruptura del matrimonio, las mujeres prefieren un hombre más inocente, que no deba pensar las cosas tantas veces y tenga todavía ganas de vivir la vida. Mientras más mayor, la mujer tendrá ese instinto maternal de querer cuidar a alguien más joven. Aunque el amor por su nueva pareja no tendrá nada de maternal le sorprenderá que su nuevo amor todavía pueda hacer cosas que no se esperaba, pero sin caer en la rutina en la cual vivía con un hombre mayor que ella. Sin embargo, con el paso del tiempo puede que la mujer se canse de la falta de madurez del hombre joven, su vida más ajetreada o su diferencia de objetivos de cara al futuro.

UNA RELACIÓN ARRIESGADA

A los hombres, y todavía más si son jóvenes, les cuesta ponerse serios a la hora de casarse y tener hijos y, probablemente, no tenga prisa en hacerlo. La mujer, por el otro lado, al ver que es mucho mayor sabe que se le acabará el tiempo y que no puede esperar para siempre.

También puede suceder que el joven se sienta atraído por chicas de su edad, por su físico y por compartir gustos y que esto pueda terminar con la relación, por muy bien que se cuide la mujer físicamente. Así pues, nadie garantiza que en una pareja con gran diferencia de edad la relación funcione mejor o peor que con las que se llevan pocos años.

Siempre hay que dialogar, tener aficiones en común, querer lo mismo en la vida y pasarlo bien juntos con tal de que la relación dure muchos años y sean felices para siempre.

miércoles, 21 de enero de 2015

El clásico misionero reivindicamos a la pose conservadora

Un innegable triunfo, la posición del misionero es la elegida por las mujeres. Se notó claramente cuando realizamos un sondeo para saber qué nos agrada más. El 90% de las consultadas afirmó que sí la conoce y admitió que es la que más practica.
Aunque esta postura es catalogada como aburrida, es la más popular, porque según ellas, es la más romántica, pese al cliché de que es muy conservadora.
Ante este hecho, la sexóloga Carolina Rivero Elder, nos explica el por qué de la popularidad de esta pose y sus beneficios.

Por qué la pose del misionero es un clásico
La sexóloga explica que esta postura es la más practicada y conocida desde la época colonial: “La iglesia la aconsejaba para concebir y la catalogó como la mejor”. Ahora sabemos que ese consejo no era del todo cierto.

Rivero comenta que aún así es la más utilizada porque a las mujeres les da tranquilidad saber que todas lo hacen de esta manera y se sienten más normales; y admite que otras la adoptan en realidad por costumbre.

Ventajas y desventajas
Una ventaja muy evidente para la sexóloga es que hay más conexión emocional entre ambos, porque tienen la facilidad de verse a los ojos, amarse y poder erotizarse mirando sus cuerpos.
Según ella, en esta posición ambos pueden llegar al orgasmo y sentirse complacidos.

Sin embargo realizar siempre las mismas posturas torna monótona la relación y se constituye en una desventaja. Esto se aplica para esta y todas las otras poses.

Enfatizó además que en algunas circunstancias esta postura debe evitarse, por ejemplo, si el hombre sufre de eyaculación precoz, pues es recomendable que este no esté arriba. De continuar con ‘el misionero’ no podrá mejorar su cuadro dado que esta posición crea tensión en el hombre y necesitará un mayor esfuerzo para la penetración que propicia la eyaculación precoz.

¿Conservadora y aburrida?
Rivero dijo algo que es muy importante, el aburrimiento no está en la pose, sino en la rutina y en que no se varía el ritual sexual.

Ella explicó que en una relación íntima no solo cuenta la penetración, sino estar un momento en contacto con tu pareja, situación en la que todo influye, desde cómo le hablás hasta cómo la acariciás. Concluyó recomendando que se disfrutará más, si aprendés a seducir. Por lo tanto, lo que se diga del misionero es puro prejuicio

lunes, 19 de enero de 2015

Tres reglas básicas para las parejas

ACTITUDES PARA ESTAR BIEN

AMOR Y COMPRENSIÓN

La relación entre dos personas involucra dar y recibir amor, siempre buscando la felicidad propia y la de nuestra pareja.

Con una buena base de pareja, lo que construyamos será sólido y si es necesario hacer modificaciones en el futuro, podremos realizarlas sin que tiemblen los cimientos de nuestra afectividad.

Pero para ello, tal y como explica la psicóloga Mila Cahue en su último y flamante libro, “Amor del bueno”, es necesario tener muy claras tres pautas básicas para entender la afectividad. “Son muy obvias, pero demasiado a menudo nos encontramos en consulta con personas que las obvian. Una pasa por entender que el propio bienestar y/o felicidad dependen de uno mismo, no de segundos, ni terceros, o cuartos. Otra, que el objetivo de estar en pareja es el bienestar afectivo de los dos, no sólo de la otra persona, y tercero y último, que el amor no tiene nada que ver con el sufrimiento y el dolor. Pero nada, de nada”, resalta con énfasis esta especialista en parejas.

LA FELICIDAD DEPENDE DE UNO

Esta regla permite romper con la lacra de la dependencia emocional, según la cual, explica Cahue, sólo se puede ser feliz en función de que alguien nos ame. “Uno de los errores que todavía colean del amor romántico es la idea, muy arraigada, de que uno no puede vivir sin el otro. Películas, novelas, canciones, etcétera, nos inoculan a diario esta actitud inmadura condimentada con unas gotas de masoquismo. Hoy en día todavía muchas personas lo denominan amor verdadero, cuando en realidad se trata de una conducta que se encuentra a punto de superar el límite de lo patológico o que incluso ya lo ha rebasado”.

Para acabar con este pensamiento erróneo, es necesario no dejar en manos de otra persona la decisión de lo que a uno le hace feliz, dejar de cargar con la responsabilidad de tener que decidir sobre la felicidad de otro y por último, pensar en que la felicidad propia también será una influencia para la felicidad del otro y por ende, de la pareja.

BIENESTAR DE AMBOS

“¿Demasiado evidente verdad?”, pregunta Cahue. “Podría serlo, pero hay que profundizar en ello porque otra de las señales que nos encontramos los psicólogos es que la mayoría de la gente que inicia una relación en pareja tiene el objetivo prioritario, probablemente inconsciente, de irse a vivir juntos”.

“A veces parece la consecuencia de una improvisación sobre la base de "primero nos vamos a vivir juntos y luego... ya veremos", que de un proyecto analizado, planificado, y consensuado entre los dos”, explica.

“La gente debe saber que vivir juntos no es indicativo de estabilidad emocional ni de calidad en la relación. La convivencia no necesita de urgencia, sino de intimidad psicológica y compatibilidad”.

Por todo esto, antes de tomar una decisión es conveniente darse tiempo para conocerse más a fondo, saber si la pareja es compatible en la convivencia, así como saber cuál es la relación que tiene la pareja con la familia y los amigos. Las metas y proyectos comunes también son esenciales al momento de tomar una decisión.

Sin embargo, existe un punto importante para tomar en cuenta. Cuando la pareja tiene hijos o está pensando en tener uno para salvar una relación deteriorada, es importante cuestionarse lo siguiente: ¿Qué contexto estamos preparando para todos los hijos, el de la separación o el de la gélida convivencia?

Por ello, debe existir una intimidad afectiva de calidad debe haber un espacio de bienestar en el que cada uno se encargue de su propia felicidad.

Ambos miembros de la pareja deben pronunciar experiencias felices mutuamente y los objetivos en el terreno fértil que pretendan alcanzar.

AMOR VS. SUFRIMIENTO

El amor no tiene nada que ver con el sufrimiento ni el dolor. «Esto lo tenemos que borrar de nuestro cerebro. No juguemos con fuego. No hay que confundir el dolor sano producido por la introducción de cambios saludables en nuestras vidas, con el dolor provocado por un daño inesperado, intencionado, y destructivo que es, precisamente, lo antagónico de lo que debe producir una relación amorosa», indica Cahue.

La aparición del dolor nos está indicando que es el momento de hacer cambios. Éstos pueden ser de lugar, persona o pensamiento. No estar atentos a esta señal y continuar haciendo lo mismo de igual manera trae consigo el sufrimiento y la aparición de heridas profundas.

Para vivir felices y en armonía con la pareja, es importante focalizarse en estar bien con uno mismo, así como pensar en la felicidad de la pareja.

domingo, 18 de enero de 2015

Por qué él diría no a la pasión



Las mujeres no son las únicas que se excusan con un dolor de cabeza cuando no quieren intimidad con su pareja, a los hombres también les pasa. Tal vez la mayoría de ellas crea que es porque ya tiene otra, pues no siempre es así. Sigue leyendo que expertos explican las razones, que van desde lo físico hasta lo psicológico.

Disfunción sexual. La sexóloga Carolina Rivero explicó que si un varón ha tenido uno o dos episodios de disfunción eréctil, en una posterior ocasión él va a tener la sensación de que va a volver a fallar. Esto le impide dejarse llevar por el placer y disfrutar con su pareja, "esa es una de las razones más frecuentes". Asimismo comentó que si su pareja es inteligente lo va a tranquilizar.

Depresión. Rivero mencionó que algunos varones tienen una personalidad depresiva, pero que su pareja debe investigar más, ya que no se descarta que exista entre una baja de testosterona o algún problema hormonal.

Baja autoestima. La profesional aseveró que este es un factor que viene desde antes de estar con su pareja. Es un hombre que no se siente seguro de sí mismo, no confía en sus atributos sexuales, ni de conquista, además de no sentirse atractivo. Para el varón es muy importante la virilidad y la hombría.

¿Cómo ayudar? Rivero aconsejó que la pareja tiene que hacerle sentir que es importante, incluso pueden tener una relación sexual espectacular, sin necesidad de que sea coital. "Lo único que tienen que hacer es darse masajes y caricias, nada más", así él no se sentirá presionado. El sexólogo Luis Nardín indicó que ambos deben tratar de identificar los motivos y buscar un terapeuta sexual.

Medicamentos. Nardín explicó que automedicarse (antidepresivos) puede actuar de manera negativa sobre la libido.

jueves, 15 de enero de 2015

El misterio de la química sexual

La atracción a flor de piel es parte del combustible que mantiene en éxtasis la vida sexual de las parejas durante los primeros tres años. Descubre qué sucede en el cuerpo y en la mente desde que saltan las chispas que prenden la llama de la pasión, hasta que lentamente se apaga. Dos sexólogos clínicos, la doctora Berta Fornés y el psicólogo Manuel Fernández, explican en el libro ’100 preguntas sobre sexo’ (Lectio Ediciones) a qué factores se debe esta parte de la vida íntima de las parejas, que los autores describen como un “cóctel afectivosexual” compuesto por tres elementos: psicológicos, emocionales y fisiológicos. Atracción, fijación erótica, deseo… toda una serie de sensaciones que se experimentan y conducen a la persona a querer estar con la pareja y a la búsqueda del contacto físico. ¿Qué hay detrás de la química sexual?

Factores fisiológicos

La actividad química que tiene lugar en el cuerpo aviva la llama de las emociones en un proceso que arranca por la comunicación neuronal a través de neurotransmisores y hormonas que se hallan en la parte más antigua del cerebro conocida como “cerebro reptiliano”, señalan los expertos, quienes explican qué papel cumple cada sustancia en este proceso:

Cuando se conoce a alguien que nos atrae se produce la activación de neuronas con un elevado contenido de dopamina “vinculada a la gratificación, placer y la búsqueda de novedad”.

Al comenzar la relación, los andrógenos elevan el nivel de la libido y conforme se acerca el encuentro sexual, la excitación es fomentada por un aumento de adrenalina y noradrenalina que facilitan que la sangre llegue a los órganos genitales.

Erotismo activo, beneficio asombroso

Los sexólogos explican que si la relación ha sido placentera, la acción de la dopamina sumada a la de las endorfinas y la oxitocina, provocarán una sensación de plenitud. Pero la actividad de esta hormona no termina aquí, ya que su abundancia facilitará una sexualidad activa en sucesivas relaciones con la misma pareja.

Otra hormona, la vasopresina, favorece que se desee estar con la misma pareja de forma continuada y de nuevo, la oxitocina aparece para ayudar a la creación de vínculos afectivos y de fidelidad. Con el paso del tiempo, “la dopamina aumentará tras cada relación satisfactoria, aunque en menor grado para aumentar de nuevo de forma exponencial si conocemos un nuevo sujeto altamente atractivo”.

En el libro se describe que, durante el apogeo de la química sexual, la parejas viven “colocadas” por su propio cuerpo debido a la elevada presencia de todas estas sustancias en su sangre. Al superar esta fase, los niveles comienzan a descender de forma progresiva; “los de oxitocina y vasopresina son los que más tardan en decaer ya que están implicados en el amor maternal y paternal”, concluyen.

Desgaste energético para el cuerpo

En el libro se alude a la química sexual como a un “invento de la naturaleza para que hombres y mujeres se relacionen íntimamente”.

La razón de que esta comience a descender tras un periodo entre dos y tres años puede ser una “gestión de recursos eficiente” de la actividad natural, señalan los sexólogos.

“A nivel filogenético, probablemente dos o tres años es el tiempo necesario para atraerse, procrear, y cuidar de los hijos favoreciendo su supervivencia y por ende, la de la especie”, apuntan. Una vez concluida esta fase, la eficiencia de la naturaleza favorece que suceda igual con otras uniones de parejas, lo que da lugar a una mayor diversidad genética.

“Toda esta activación requiere un elevado gasto energético así como también para la producción de todas las moléculas implicadas”, concluyen.

Adrenalina

El despertar de la química sexual provoca el aumento los niveles de adrenalina, noradrenalina y dopamina en sangre y esto provoca la elevación del ritmo cardíaco, la tensión arterial, la tensión muscular, incrementándose el metabolismo de la glucosa para generar toda la energía necesaria.



Factores psicológicos

Desde la niñez hasta la edad adulta lo nuevo resulta atractivo para el ser humano, “la novedad que supone otra persona en nuestra vida es un ingrediente básico de la química sexual”, sostienen.

Al gusto por lo novedoso se suma la idealización, que aleja al individuo de la realidad y hace que se valoren inmensamente las aptitudes de la pareja, mientras que los defectos se disminuyen.

Gradualmente, la rutina y el hábito quitan poder a la novedad. Las cualidades que en un primer momento fueron altamente valoradas pasan a percibirse como normales y los defectos que eran vistos como insignificantes cobran mayor importancia llegando incluso a verse como molestos.



Factores emocionales

Los expertos explican que la vivencia emocional durante el apogeo de la química sexual es totalmente variable y depende del tipo de personalidad que se tenga.

Puede vivirse desde el júbilo y la euforia, como un estado de enajenación transitoria “cuando pensar en el otro impide conciliar el sueño”, e incluso puede producir estrés y agitación hasta el punto de que el individuo requiera el uso de ansiolíticos.

Una vez que la pareja está unida, la rutina provoca que la agitación emocional sea cada vez menos intensa.

Por qué existe miedo en la relación

Estando en pareja siempre surgen miedos, bien si se trata de la primera vez o si, tras varias decepciones, no podemos evitar comparar nuestra actual relación con las anteriores. Miedos que, en muchas ocasiones, deberían ser omitidos en pos de un mayor disfrute del presente; sin embargo, como humanos que somos, siempre existirán cosas a las que tememos estando en pareja. La infidelidad. En el mundo existen dos tipos de hombres: los que pueden ser fieles y los que no, al menos si nos dejamos llevar por la intuición. Si, además, ya te engañaron en una anterior relación, la preocupación está servida. Los padres, amigos y quizás, también tú te des cuenta años después de una dependencia emocional que, si bien dijiste que nunca alcanzarías o que incluso temías en un principio, ha terminado por absorberte y esclavizarte a una relación, a controlar lo incontrolable, a discutir por detalles nimios y a verte poseída por la idea de que, sin tu chico la vida no merece la pena. Esto está muy mal

Las cosas que no deberías compartir con tu pareja

Seguramente cuando comienzas una nueva relación deseas que tu pareja sepa todo de ti, pero no siempre es bueno contarle todo desde un principio.

Lo que no debes contarle. Lo que te cuentan tus amigas. Primero porque a él no le importa y segundo porque son cosas que solo tienen que interesarle a tus amigas y a ti. Seguramente cuando le cuentes a tu chico, él te mirará con cara extraña. Siempre que tengas una cuenta en Facebook, Twitter u otra red social, se aconseja que no compartas las contraseñas con nadie. Lo mismo ocurre en el caso de tus cuentas bancarias o de tu computadora personal. Lo que opinas de su madre, esto es algo que no debes compartir con tu pareja, porque aunque no vivan juntos, él debe aún convivir con ella y si haces comentarios negativos hacia su persona, es probable que tarde o temprano lleguen a sus oídos

Tips para alargar los momentos de pasión en pareja

El peor enemigo que tienen los varones es la eyaculación precoz, debido a que les afecta en su vida sexual. Para que no te pase, sigue leyendo, que expertos dan tips para prolongar el placer.

Llevar una dieta saludable. La psicóloga y sexóloga Liliana Zabala y la sexóloga Carolina Rivero expresaron que las parejas tienen que evitar las comidas con grasas y el consumo excesivo de bebidas alcohólicas. Deben incluir en su dieta minerales, vitaminas, legumbres, frutas, verduras y mariscos. Además, Zabala acotó que deben realizar ejercicios y caminatas diarias, esto ayudará a tener un mejor desempeño sexual.

Dejar los problemas. Zabala mencionó que la pareja debe apartar toda clase de problemas para entregarse al placer sin perjuicios, ni tabúes. La intimidad en pareja es saludable, ya que evita el estrés y la ansiedad.

Intimidad. Zabala también expresó que durante la relación sexual ambos pueden masturbarse, ya que esto les producirá placer sin llegar a la penetración. Asimismo agregó que esta práctica se vuelve dañina cuando se convierte en una adicción.

Preámbulo amoroso. Asimismo también sostuvo que son muy pocos los hombres que conocen estrategias para complacer a su pareja en la cama, como dar besos apasionados, caricias corporales, masajes y abrazos. Además acotó que existen mujeres que les cuesta excitarse, por ello deben hablar con su pareja, sin perjuicios, sobre sus zonas erógenas.

Después de la pasión. Rivero señaló que las parejas no deben olvidarse del post sexo, es decir que después de la relación sexual tiene que existir un momento de cariño, de conversar y abrazar a su pareja, mismo que puede durar cinco minutos.

VIDA DE PAREJAS Lugares para revivir el amor

Entre los factores más comunes que pueden afectar la convivencia y cariño de una relación se encuentran la falta de comunicación, discutir por las tareas del día a día e incluso los hijos. Por eso es esencial que te brindes el tiempo y busques formas para revivir el amor con tu pareja.

De acuerdo con Susan Krauss Whitbourne, profesora de psicología en la University of Massachusetts, cuando las parejas no logran comunicar sus sentimientos, no sólo la relación sino también la salud mental de cada persona, sufre.

MOMENTOS PARA EL ROMANCE

Una investigación de la University of Queensland en Australia, brinda como resultado la afirmación de que recordar los buenos momentos que has pasado con tu pareja ayuda a mejorar la comunicación y a revivir el amor que se profesan.

Para que puedas realizar esta actividad nada mejor que un viaje, que además de ayudarlos en su unión, también puede brindarles beneficios para que se relajen, disfruten de momentos memorables y creen nuevos recuerdos amorosos. Éstas son algunas sugerencias.

1. Spa. Fuera o dentro de la ciudad este lugar es una alternativa ideal para “juntarlos” y ayudarlos a olvidarse del estrés. Además entre sus especialidades se encuentran los masajes, que tienen beneficios para el bienestar físico. Busquen la oportunidad para disfrutarse y amarse a solas.

2. Aguas termales. Existen hoteles que dentro de sus espacios cuentan con el atractivo de estas maravillosas aguas, pueden disfrutar de un relajante momento y aprovechar para contarse las características que cada uno ama del otro, e intentar conocer aquellas que perjudican su amor.

3. Pueblos mágicos. Son lugares caracterizados por contar con espacios culturales, históricos y tesoros naturales ideales para la creación de “intimidad”. Pasear por ellos les brindará la posibilidad de reencontrarse con los orígenes de su amor y pensar en el futuro.

4. Montañas. Una aventura llena de adrenalina, que ante momentos de felicidad les permitirá “abrir” los canales de la comunicación y que puedan expresarse. De esta manera, ante una fogata y cuidándose mutuamente, pueden expresarse el amor mutuo.

EN TU DÍA A DÍA

Los problemas se generan día a día, Alicia Galloti, especialista en sexualidad y autora de “Soy infiel, ¿y tú?”, afirma que los 15 primeros minutos al reencontrarse al final del día no son buenos para el intercambio de palabras.

Al llegar a casa, te relajas y dejas atrás todo lo demás, pero a su vez tampoco has agarrado el ritmo de dos. Por ello, durante esos 15 primeros minutos es mejor evitar el contacto. Hay que tener autocontrol y estar alerta porque durante este intervalo lo puedes estropear todo por menos de una tontería”

Revivir el amor con tu pareja requiere de trabajo constante, de buscar y propiciar momentos exclusivos para su relación y que recuerden por qué decidieron estar juntos y los planes que tienen a futuro.

¿Es posible tocarse otra vez aunque haya crecido una pared de hielo en medio de dos personas que se aman?

«A menos que la pareja se haya deteriorado demasiado, siempre se puede revivir el deseo sexual, recuperando como primer paso las caricias perdidas u olvidadas y volviendo a tocarse con cuidado», afirma el doctor Ernesto López Méndez, médico especialista en medicina familiar y psicólogo clínico, quien da algunas recomendaciones para afrontar este tipo de crisis de pareja.

López trata de transmitir a las parejas que la idea básica para resolver los problemas sexuales, es el aprendizaje de un nuevo método para fortalecer la relación afectiva y sexual.

¿EN QUÉ CONSISTE?

Cada persona es única, según Ernesto López, si alguien quiere revivir el deseo, debe tener muy presente que esa persona con quien va a compartir sus caricias es única.

«Tomar en consideración a alguien quiere decir, entre otras cosas, aceptar que tiene perspectivas y ritmos diferentes, momentos oportunos para la relación y otros que no lo son, y, en consecuencia, nos pone frente al reto de desarrollar una fina capacidad de observación», sostiene el experto.

Además de ser el órgano más extenso del cuerpo, la piel también puede ser considerada el órgano sexual por excelencia, ya que si bien la vista es importante, el sexo comienza en la epidermis, en el contacto físico.

miércoles, 14 de enero de 2015

Test: ¿Cómo fue tu 2014 en la cama?

Diciembre es el mes para evaluar lo que nos dejó el año: ¿hubo más cosas positivas o negativas? ¿Cuáles nos gustaría cambiar a partir de enero?

Lo mismo podemos hacer en el terreno erótico. Te facilitamos un cuestionario para ponerte a prueba si te animás.

¿Qué te dejó el ‘año sexual’ que está a punto de terminar?
El siguiente cuestionario te ayudará a saberlo y, además, a pensar objetivos para el 2015. Si estás preparada para auto-conocerte, hacé memoria de lo que viviste en los últimos 365 días y contestá las siguientes preguntas

- ¿Cuántas fantasías sexuales cumpliste este año?

A. Quizás alguna, ya ni me acuerdo.

B. Varias que teníamos pendientes.

C. ¿Fantasías? Ni pienso en eso.

¿Cuántas veces preparaste un ambiente que incitara al placer?

A. Me hubiera gustado, pero no tuve tiempo.

B. Muchas veces... ¡Imposible sacar la cuenta!

C. Eso es para adolescentes o para la Luna de Miel.

- ¿Cuántos conjuntos de ropa interior sexy te compraste en el 2014?

A. No fue necesario, uso los de años anteriores.

B. Uno rojo, uno animal print, portaligas, y mucho más.

C. Nada de eso: mi ropa interior es cómoda.

- ¿Incluyeron juguetes sexuales?

A. Ninguno de los dos lo propuso.

B. Claro que sí: juguetes eróticos, disfraces, y hasta me animé al látigo y las esposas.

C. Le dije que eso no es para mujeres como yo.

- En su vida cotidiana, ¿con qué frecuencia se besaron o acariciaron?

A. Pocas veces, antes lo hacíamos más.

B. Todo el tiempo: no hace falta tener sexo para dar muestras de cariño o de deseo.

C. Casi nunca.

- ¿Cuántas posiciones sexuales practicaron este año?

A. Las clásicas: misionero y cuchara.

B. Hicimos un repaso del Kamasutra.

C. Así estoy bien, ¿para qué pensar en eso?

- ¿En qué situaciones te arreglaste más?

A. Ya casi no salgo de casa.

B. En las salidas románticas con mi pareja.

C. Para ir al trabajo, como debe ser.

- ¿Le confesaste a tu pareja qué cosas te dan placer y cuáles no?

A. No me lo preguntó.

B. Sí, siempre hablamos de nuestros gustos y necesidades.

C. De esas cosas no se habla.

- ¿Quién tuvo más veces la iniciativa?

A. Mi pareja.

B. A veces yo, a veces mi pareja.

C. Eso es cosa de hombres.

- ¿En qué lugares de la casa tuvieron sexo, más allá de la cama?

A. Quizás en el living o alguna vez en la ducha.

B. Probamos en la cocina, el living, la ducha, el baño, el jardín, la casa del perro...

C. Nunca lo hemos intentado en otro lugar.

- ¿Cuántas veces tuviste sexo este año?
A. Pocas. En realidad pensé más veces en sexo que las que lo concreté.
B. Mmmmm.... Perdí la cuenta.
C. Podría contarlas con los dedos de una mano.

Ahora, calculá cuántas respuestas A, B y C tuviste y mirá los resultados:
Mayoría de respuestas A

Para vos el sexo se convirtió en una rutina o en una obligación. Más aún, si tenés hijos. Este año no te esforzaste por sumar nuevos estímulos.

Pero no te preocupes: incluí entre tus objetivos para el 2015 el de probar cosas nuevas y tratar de recuperar la pasión.

“El simple hecho de hacer algo diferente nos permite vivir una experiencia más excitante, que estimula nuestra imaginación y le da un aire de frescura a nuestra pareja de largo plazo”, asegura Alessandra Rampolla en su libro Juntos y revueltos, ¿para siempre? (Sudamérica). ¡Ponelo en práctica!

- Mayoría de respuestas B

¡Felicitaciones! Leíste todos los libros eróticos, probaste nuevas posiciones, te sumaste a las tendencias sexuales o, simplemente, le pusiste onda a cada encuentro en la cama (y fuera de ella). El 2014 explotaste todo tu potencial en materia erótica. El balance es sumamente positivo y, para el 2015, tu objetivo tendría que ser mantener tu performance... o superarla.

- Mayoría de respuestas C

Lamentamos decirte que de ‘año sexual’, el 2014 no tuvo nada para vos.
Los encuentros fueron pocos y de baja calidad. Hay una notoria desconexión con tu pareja y el sexo dejó de estar entre sus planes.

Están en alerta roja. La buena noticia es que siempre hay tiempo de revertirlo: solo tienen que proponérselo en esta época del nuevo año, es ideal para proyectar un cambio.

No todo está perdido, haciendo este test ya diste el primer paso.

Balance sexual ¿qué es? ¿cómo hacerlo? esto te puede ayudar

Al comenzar un nuevo año las personas acostumbran a evaluar las cosas que consideran más importantes y que sucedieron en el año que terminó, es decir, cómo les fue en el trabajo, en la dieta que habían iniciado, si cumplieron o no las metas que se trazaron, pero a la mayoría jamás se les cruza por la cabeza evaluar cómo les fue en la cama o cómo estuvo el rendimiento sexual con su pareja durante todo el año.

La vergüenza y el temor a la reacción del esposo o novio son los factores que influyen para que la pareja evite realizarse un balance sexual, indica René Calvimontes, siquiatra, terapeuta familiar y sexólogo.

Entonces, que la vergüenza no te limite, siempre es bueno autoevaluarse, más aún si se trata de la intimidad en pareja, solo de esa manera sabremos si nuestra relación se ha apagado y se ha vuelto rutinaria o va por buen camino.

En el test que te proponemos más adelante tendrás la oportunidad de medir tu intimidad y de prender la alarma en el caso de que hayás detectado puntos flacos para redireccionar tu vida sexual y aprender a disfrutar de ella más a plenitud.

En el caso de que hayás aprobado, ¡felicidades! seguí por la misma senda y tendrás otro año placentero, en el que aguardarás cada día con ansias el encuentro en pareja. Una vida sexual plena hace personas más felices.

Aprender a diferenciar
Según Calvimontes, antes de evaluar el rendimiento sexual es importante saber diferenciar entre el balance sexual y genital, el primero es la sumatoria de un todo, es decir cómo funciona tu sexualidad, es una reproducción de lo que como pareja estás viviendo en tu hogar. En cambio, el balance genital es netamente instintivo animal, es decir, pene erecto, pene que penetra la vagina y solo incluye a los genitales.

Las dos caras
El sexólogo señala que realizar una evaluación de tu vida sexual puede traer ventajas y desventajas para tu relación porque cada pareja reacciona y responde ante ella de distinta manera. En cuanto a sus ventajas el experto revela que la pareja puede mejorar no solo en el aspecto sexual, sino en todo porque conocerá y aceptará sus fallas y querrá solucionar el problema que los aqueje.

Te alertamos de que no todas las parejas están preparadas para realizarse un test sobre su desempeño sexual, principalmente los hombres pueden sentir una agresión hacia su capacidad en la cama.

La idea es ser confidentes y de manera cómplice reconocer todo aquello que les falta por explorar y de paso, que cada uno de manera sincera aproveche para mencionar aquellas cosas que le gustan y que no se dan muy a menudo a la hora de estar debajo de las sábanas.

Factores que intervienen
Tomando en cuenta que cada pareja es un mundo diferente, hay que tener claro que el balance no puede tener el mismo resultado en jóvenes, en adultos, en parejas casadas o novios porque las parejas jóvenes tienen más impulso genital y los mayores tienen costumbre o rutina matrimonial y vivencial, por ello no se puede esperar el mismo resultado.

Según el especialista la ocupación laboral, el tipo de dormitorio que tengás, cómo vivís y con quiénes, la razón por la que te casaste, los complejos de inferioridad que posean vos y tu pareja, son solo algunos de los factores que influyen en el tipo de relación que tengás y en los resultados de la evaluación que te realicés.

En el caso de que vos y tu pareja no obtengan el resultado esperado o ningún cambio en su relación como pareja después de hacer un balance sexual, Calvimontes aconseja como segunda alternativa que asistan al sexólogo, la ayuda de un especialista puede solucionar los inconvenientes sexuales que tengan

martes, 13 de enero de 2015

Acciones que matan el amor: Las 10 conductas que te harán perder a la mujer que amas

Amor, la fuerza más poderosa, la quinta esencia de la vida. Nos encanta estar enamorados, sentir que somos amados, amar y estar en compañía. Pero, ¿por qué llega el desamor, la pérdida y el término de una relación? 


“Si no existe la libertad de preguntarse qué espera cada uno de la relación ni hay honestidad para mantener despejado el espacio para la confianza , o para desarrollar lo que es de cada uno, se vuelve difícil mantener una buena relación de pareja”, explica la psicóloga transpersonal Edith Saa, deCasaFen.


En este sentido, desarrolla, que lo que puede perturbar una relación suelen ser actitudes y conductas fallidas, tales como falta de honestidad, descuido del tiempo para estar juntos y en calma, pero también el dejar de escuchar atentamente lo que el otro quiere decir.


“Ser pareja es compartir el tiempo, lo cual implica considerar lo que interesa a ambos, y cuidar de que haya siempre momentos equilibrados para respetar intereses, necesidades y ganas de cada uno”, dice. 


Es que de acuerdo a la psicóloga Saa, el estar en pareja significa también dar apoyo y compañía para empujarse, en forma mutua, a crecer y así, poder desplegar todas las capacidades y potencialidades de cada uno.


Por lo tanto, para la especialista, lo que suele ahogar las relaciones de pareja es tener la expectativa de que la pareja sea todo, o ser todo para la pareja, y donde no haya reflexión sobre los intereses individuales.


“Que sea todo es una exigencia desmedida e imposible de cumplir, y niega la individualidad, la diversidad y el mundo propio que cada uno necesita conservar en alguna medida”, explica. 


Ahora, observa que ese “espacio” individual y para estar juntos, es algo que se construye en la intimidad y confianza, en el conocer quién ese otro con quien se comparte, saber hacia dónde se desarrolla su vida, sus habilidades y sus intereses. 


“En una relación debes tener conciencia de que siempre se está cambiando, de que estamos en permanente transformación, y por tanto, hace falta mantenerse abierto a hacerse preguntas, a mirarse y mirar al otro con preguntas, con curiosidad, desafiando la tendencia a creer que ya sé quien es”, aconseja.


Los momentos críticos 


Para la psicóloga Varinia Signorelli los problemas surgen en una relación cuando la pareja viene a llenar un vacío, una carencia. “Por ejemplo, si posicionas a tu hombre como objeto amoroso que te cuida y te protege, y esa característica desaparece y deja de ser el protector, tú comenzarás a sentir que ya no es lo que tú quieres y si no lo trasladas a otro lugar, te comenzará a perder”, explica. 


Pero también indica que para la mujer es importante la valoración en la diferencia, es decir, cuando te comparan con el resto. “Si un hombre no te hace sentir que eres especial, ni tú sabes las razones por la que te eligió, comenzaras a sentir que cualquier puede ocupar tu lugar y uno comienza a desilusionarse, a cuestionar el por qué él está en la relación y si tienen algún futuro estar juntos”, acota. 


Ahora, el asunto empeorará si no somos escuchadas ni tenemos un feedback de lo que estamos diciendo, o más aún, si no nos pueden aconsejar ni dar su opinión sobre nuestros temas.


“Las mujeres somos más racionales al contrario de lo que muchos puedan pensar, siempre estamos buscando y dando sentido a lo que hacemos y si esto lo ponemos en conversación con la pareja, se generará una relación duradera; sino será difícil de mantenerla”, advierte. 


Es que es muy cierto que el amor se construye en el compartir, acompañarse y racionalizar juntos y no sólo en temas íntimos, sino que en todas las cosas que pasan en el cotidiano, con honestidad, complicidad y confianza.


“Estar en pareja es crecer y caminar juntos, donde la complicidad, el juego, el compartir y respetar las diferencias con la pareja son fundamentales y una fuente de profundidad en el contacto sensible y el respeto mutuo de cada día”, agrega la psicóloga Edith Saa.


Las acciones que matan el amor


Para que la reflexión sea práctica, la coach norteamericana Tamara Star publicó un artículo en el elephantjournal.com, donde enumera las 10 cosas que te harán perder a la mujer que amas. ¡Hombres, tomen nota! 


1. Dejar de hacer pequeños gestos hacia ella, como tomar su mano y mirarla a los ojos. 

2. No hacerle preguntas sobre lo qué le pasa, siente o piensa. Es decir, perder el interés por conocerla. 

3. No escucharla cuando habla contigo o peor, interrumpirla en el momento que comparte desde su corazón, sus pensamientos y respuestas a sus problemas.

4. Ponerse a la defensiva cuando ella te cuestiona para sentirse segura que la amas, porque la mujer lo hace con la sola intención de relajarse en que el amor es correspondido. 

5. Tomar todo como un ataque personal y mantener una actitud defensiva y enojona. 

6. No hacerla sentir que es especial ni que ella sienta que es tu “mujer”. 

7. Tener sexo y no hacerlo como una expresión de amor. 

8. Dejar de bromear y hacerla reír.

9. Estar con ella pero sin darle toda tu atención. Esto es, estar más pendiente del teléfono, el chat o pegado a las redes sociales, que en ella.

10. Ser infiel.

Estudio dice que mientras más amigos hombres tengas, más sexo buscará tu pareja

Parece que la abundancia de amigos hombres en la vida de una mujer no solo la beneficia en la compañía fraternal de camaradas masculinos –que le darán su apoyo y consejos desde la mirada varonil-. Según un estudio, esta realidad, también le ayudaría a tener más sexo con su pareja, por el solo hecho de tener varios varones en su vida.
En algunos medios ya lo llaman el celo darwiniano, ya que responde a un reflejo en el comportamiento de los hombres, que responde a lo que los científicos llaman la “competencia de espermios”, y que significa que un macho se esmerará más en inseminar a una hembra, si se siente amenazado por otros competidores sexuales.
Y, según la investigación realizada por la Oakland University, esta competencia sería desencadenada cuando un hombre ve que su pareja está rodeada de muchos hombres que puedan considerarla sexualmente atractiva, y tendría como resultado que él quiera tener más sexo con ella para asegurar su descendencia.
El estudio, publicado en el Journal of Comparative Psychology, agregó que este reflejo responde a un comportamiento evolutivo, arraigado en lo más inconsciente de la naturaleza masculinas, por lo que algunos medios ya lo han llamado el “celo darwiniano”.
Tal como se explicó en la investigación, esta manera de relacionarse existe en otros seres vivos –que copulan más veces con las hembras para aumentar las posibilidades de éxito de la competencia de espermios frente a otros rivales sexuales-, pero esta vez se quiso evaluar cómo se ajustada al ser humano.
“Efectivamente, los mamíferos y primates compiten por copulación y fecundación de hembras. En el ser humano esto esta modulado por fenómenos sociales de aprendizaje (…) Y se puede ver una mayor atención a la mujer por parte de ese hombre que la ve como objeto deseado y que genera competencia de otros hombres”, aseguró el sexólogo chileno Mauricio Salas.
El doctor Salas, miembro del equipo del Instituto de Urología, Sexología y ETS, agregó otro factor que hoy contribuye a que la competencia sea más fuerte: el empoderamiento femenino. “La mujer está más integrada, se quiere más y es dueña de su sexualidad y cuerpo por lo que se vuelve mucho más atractiva, seductora (…) Está más arrojada al encuentro intersubjetivo, disfruta integralmente la sexualidad y eso es apreciado por los hombres”.
Los potenciales rivales masculinos: amigos y colegas
En el estudio se reunió a 393 hombres comprometidos en relaciones heterosexuales y que tuvieran una vida sexual activa con sus parejas. Luego, se les pidió que calificaran cuan atractivas, física y sexualmente, les parecía a ellos su pareja y cuánto ellos consideraban que ellas lo eran para el resto de los varones que la rodeaban en su vida.
Asimismo, se les pidió hacer una lista de los hombres que forman parte de la rutina diaria de su esposa o polola y la cantidad de encuentros sexuales que tuvieron con ellas la semana anterior.
De esta manera, los investigadores descubrieron que a mayor número de hombres presentes en la vida de la pareja, mayor frecuencia de sexo en la vida en pareja de una mujer.
“Este estudio es el primero en investigar empíricamente el número de potenciales rivales masculinos en el ambiente próximo, como una señal de riesgo en la competencia de espermios”, aseguraron los encargados. Sin embargo, se recordó que en este trabajo, no se contempló cuál miembro de la pareja tomaba la iniciativa para comenzar la actividad sexual. Ya que, en el caso de que fuese la mujer, esto no correspondería a la famosa “competencia de espermios” de la que se habla.
Tal como comentó al The Huffington Post el coautor de esta hallazgo, Todd K. Shackelford, tanto en los animales donde este comportamiento se repite, como en los humanos, no es necesario que el macho vea a la hembra teniendo sexo con otro para sentirse amenazado, sino que basta que estén presentes o, en el caso del homo sapiens, que formen parte del día a día de la mujer.
“Muchos trabajos demuestran que los hombres se excitan con sus parejas cuando estiman que hay mayores probabilidades de infidelidad por parte de ellas”, dijo a Fusion.net el autor principal del estudio, Michael Pham, agregando que todo el tema de la competencia funciona de manera subconsciente en el cerebro masculino.

domingo, 11 de enero de 2015

El buen sexo no dura más de 13 minutos

EN CONTRA DE LA FANTASÍA POPULAR DE QUE UNA PAREJA NECESITA HORAS DE AMOR PARA SENTIRSE A GUSTO | DE ACUERDO UNA INVESTIGACIÓN AMERICANA, LA RELACIÓN SEXUAL SATISFACTORIA DURA DE 3 A 13 MINUTOS...

La frase de “Lo breve, si bueno, dos veces bueno”, atribuida al escritor Baltasar Gracián, también podría aplicarse al terreno sexual, de acuerdo a una reciente encuesta efectuada a terapeutas sexuales de los Estados Unidos y de Canadá.

Los investigadores Eric Corty y Jenay Guardiani, de la Universidad Estatal de Pensilvania o Penn State (www.psu.edu), efectuaron una encuesta a 50 miembros de la Sociedad para la Terapia y la Investigación Sexual (SSTAR, por sus siglas en inglés), que incluye a psicólogos, médicos, trabajadores sociales, terapeutas matrimoniales y de familia y a enfermeras, que han tratado en conjunto a miles de pacientes durante varias décadas.

Treinta y cuatro miembros de la SSTAR (www.sstarnet.org), es decir el 68 por ciento del grupo encuestado, clasificaron las distintas cantidades de tiempo empleadas por las parejas para sus relaciones sexuales, desde la penetración de la vagina por el pene hasta la eyaculación, en cuatro categorías: adecuado, deseable, demasiado corto y demasiado largo. Los terapeutas sexuales definieron los lapsos promedio de duración de la actividad sexual de la siguiente manera:: "adecuado" (de 3 a 7 minutos); "deseable" (de 7 a 13 minutos);"demasiado corto" (de 1 a 2 minutos) y "demasiado largo" (de 10 a 30 minutos).



DISIPANDO LOS ESTEREOTIPOS SEXUALES

"La interpretación que hacen una mujer o un hombre acerca de su propio funcionamiento sexual y del de su pareja se basa en una serie de creencias personales desarrolladas, en parte, a partir de los mensajes que reciben de la sociedad, tanto formales como informales", dicen los investigadores de la Penn State.

"Desafortunadamente, la cultura popular de hoy en día ha reforzado ciertos estereotipos sobre la actividad sexual y muchos hombres y mujeres parecen creer en ciertas fantasías que no se corresponden con la realidad, de acuerdo a Corty y Guardiani.

Según la Penn State, algunas investigaciones anteriores han encontrado que un gran porcentaje de hombres y mujeres afirman querer que su actividad sexual dure 30 minutos o más.

"Esta idea parece una situación propicia para la decepción y el descontento, y con este estudio esperamos disipar dichas fantasías y alentar a hombres y mujeres con datos realistas sobre lo que es un acto sexual aceptable, evitando así que experimenten decepciones y disfunciones sexuales", señala el autor principal, Eric Corty, profesor asociado de Psicología.

Para Corty y Guardiani, esta encuesta puede tener aplicaciones en el tratamiento de las personas con problemas sexuales, ya que "si un paciente está preocupado acerca de cuánto tiempo debe durar el coito, estos datos pueden ayudarle a eliminar su preocupación acerca de que pueda sufrir un trastorno físico y permitir que sea tratado inicialmente mediante el asesoramiento psicológico, en vez de con la medicina”.



¡NO HAY QUE BATIR UN RÉCORD!

La investigación "Canadian and American Sex Therapists’ Perceptions of Normal and Abnormal Ejaculatory Latencies: How Long Should Intercourse Last?", se publicó por primera vez en 2008, en el Journal of Sexual Medicine, pero "sus resultados siguen siendo válidos", explica Eric Corty a Efe desde su despacho en el Behrend College de la Penn State, en Erie, Pensilvania (EE.UU.).

Según Corty, profesor de Psicología, en el Behrend College, “la mayoría de los terapeutas sexuales son más realistas que la población en general acerca de cuánto tiempo dura la relación sexual desde la penetración hasta la eyaculación”.

¿Y qué sugeriría a quienes piensan que necesitan más tiempo o incluso horas de actividad sexual para sentirse satisfechos?.

"Creo que la mayoría de la gente cree que nunca se es demasiado rico o demasiado delgado, o nunca se tiene un sexo que dure el suficiente tiempo. Pero, lo cierto es que en algunos casos el sexo puede durar demasiado, ya sea físicamente (debido a problemas de lubricación y al dolor), o pragmáticamente (por la necesidad de dormir o porque hay otras tareas que hacer). Para Corty, "puede ser psicológicamente perjudicial tratar de llegar a una meta que no es razonable. ¡El sexo consiste en mantener una intimidad con alguien, y no en intentar establecer un récord!”.



"Los terapeutas sexuales encuestados por la Universidad Estatal de Pensilvania (Penn State) de EEUU, definieron los lapsos promedio de duración de la actividad sexual de la siguiente manera: "adecuado" de 3 a 7 minutos; "deseable" de 7 a 13 minutos; "demasiado corto" de 1 a 2 minutos y "demasiado largo" de 10 a 30 minutos"

sábado, 10 de enero de 2015

Detalles que no deben revelar

La comunicación es lo más importante para la salud de una pareja, pero eso no quiere decir que le debas contar todo a tu novio. Hay ciertos detalles que será mejor que los guardes en la intimidad. No hay nada más feo que decirle a tu chico con cuántos hombres intimaste en el pasado. Es una información que te la debes guardar y que nadie te puede obligar a divulgar. Si tu novio te presiona para que le digas, no es un verdadero caballero. Pero si decides contárselo porque tienes ganas, pueden pasar dos cosas: que piense que eres una chica fácil o que crea que eres una inexperta. A nadie le interesa saber cuántas veces vas al baño por día o que tienes más cantidad de gases que nunca. La consistencia de tus producciones en el baño, la constipación o el sabor de tus eructos definitivamente es información que jamás deberá conocer tu chico. No creo que estés orgullosa de la vez que engañaste a tu novio anterior, por lo tanto, te aconsejo que esa historia quede en el pasado y en el fondo de tu corazón, pues si se la cuentas a tu chico, podrá pensar que no eres confiable

Beneficios de dormir en camas separadas

Hay parejas que se quieren mucho, que hablan de todo, que tienen buena comunicación. ¡Pero que no pueden dormir juntos! Esto no tiene por qué suponer ningún problema y mucho menos si la relación va bien. A veces las parejas no pueden dormir juntos porque uno de los dos roncas, porque se mueve mucho. Pero dormir en camas separadas no tiene por qué ser algo negativo, siempre y cuando ambos estén de acuerdo y sea una decisión tomada en conjunto. Algunas de las ventajas son: Cuando duermes con tu pareja también puedes acostarte y levantarte cuando quieras, pero si alguno de los dos tiene que irse a dormir temprano porque madruga no habrá inconveniente para la pareja porque no se enterará si uno se levanta o se acuesta. Podrás moverte sin problemas ¡y nadie te quitará las sábanas! Cuando se duerme en pareja es inevitable que alguna vez uno de los dos le quite las sábanas sin querer. También sin querer se dan patadas o codazos debido a los movimientos involuntarios durante el sueño, pero durmiendo en camas separadas esto no sucederá./

Pruebas de amor

Existen pruebas de todo tipo, no solo las académicas, sino también las sentimentales. ¿Quién no ha escuchado hablar de las famosas pruebitas de amor? seguramente que muchos y quizás no se refieran a la intimidad, propiamente dicha.

Actividades juntos El terapeuta de pareja, Luis Nardín, indicó que las personas antes de estar en pareja tenían sus propias actividades, pero cuando están en una relación el reto es hacerlas juntos. Uno de ellos quiere hace algo que realizaba en el pasado, ahí vienen las negociaciones y con esto el conflicto, "lo ideal es agendarlas".

Dejar el alcohol Nardín explicó que si uno de los dos bebe en exceso o haces escándalo cuando se emborracha, puede ser un problema a superar por el bien de ambos. La prueba de fuego es dejar de ingerir bebidas alcohólicas o hacerlo con moderación.

Olvidar el pasado El terapeuta explicó con un ejemplo, si la mujer tiene hijos de un anterior matrimonio y con su actual pareja también tiene hijos, el conflicto surge al momento de educarlos, "cómo van a manejar la disciplina". El examen "de vida" radica en coordinar y consensuar los valores, principios y decisiones que tomen como pareja sobre sus hijos.

Buscar soluciones. La psicóloga y sexóloga Liliana Zabala, mencionó que las discusiones son parte de la pareja, ninguna relación es un "camino de rosas", sobre todo cuando son personas inmaduras e inseguras. Aconsejó que antes de formar una pareja, sean amigos, así se conocerán y conocerán qué gustos tiene en común, de esta manera evitarán algunos problemas en el futuro.

Celos. Zabala sostuvo que la prueba viene cuando está rodeado de alguien del sexo opuesto, por ello agregó que es prudente evitar hacer comentarios de alguien que llamó su atención, peor aún en las redes sociales "debe tener prudencia con lo que dice porque se puede prestar a malas interpretaciones". Por otro lado, Zabala expresó que si no se entienden es mejor que tomen caminos diferentes.

viernes, 9 de enero de 2015

Pareja propone: Vamos a vivir juntos...¿En tu casa o en la mía?

Por supuesto que los dos se quieren. Pero ¿es necesario que ella lleve también sus saquitos aromáticos de lavanda al dormitorio y que él se traiga sus viejas sillas compradas en el rastro? Preguntas como éstas se plantean a más tardar cuando dos personas deciden vivir juntas. La respuesta es clara: sí y no.

Ella necesita espacio para decenas de zapatos. Él insiste en colgar sus dos guitarras en la pared. Ella quiere flores en el balcón, y él una parrilla y una caja de cervezas. Ella quiere un ambiente acogedor, él necesita un escritorio en casa. El problema surge cuando dos personas quieren vivir juntas y las dos tienen su propia vivienda. Tienen que tomar una decisión: ¿vamos a vivir en mi casa o en la tuya?

¿Es éste sólo un problema para quienes viven en el Primer Mundo? Es un problema que afecta a mucha gente. Si deciden vivir juntos en la vivienda de uno de ellos, los dos tienen que hacer concesiones. Uno renuncia a su vivienda y el otro tiene que crear un espacio para su pareja en su querido hogar propio. Esto siempre pone a prueba la relación. En el mejor de los casos, los dos dicen al final: este es nuestro nuevo hogar.

"El acento hay que ponerlo en la palaba ‘nuestro’, porque si uno de ellos no lo puede decir así, los dos tienen un problema”, explica Felicitas Heyne.

La psicóloga asesoró a una pareja de la que la mujer se había ido a vivir en casa del hombre. En algún momento surgió una crisis. Los dos no consideraban la situación en la vivienda como un problema. Sólo cuando se separaron, la mujer se dio cuenta de que cuando se fue a vivir con él, sólo llevaba consigo una maleta y una caja de cartón. "En ese momento quedó claro lo poco que había sido su hogar la nueva vivienda para ella”. Lo que demuestra que esas situaciones difíciles pueden surgir de manera totalmente involuntaria e inconsciente.

La pregunta de "¿en mi casa o en la tuya?” en realidad está mal planteada. El camino del medio es buscar juntos una nueva vivienda común. "Lo mejor es vivir en terreno neutral”, dice el psicólogo Roland Kopp-Wichmann, quien opina que, de lo contrario, puede ocurrir que uno siempre siga siendo el extraño en la casa del otro.

Buscar una nueva vivienda puede tomar su tiempo. Por ello, al final muchas veces se vuelve a plantear la misma pregunta: ¿en mi casa o en la tuya? En ese caso conviene al menos decorar nuevamente la vivienda común, recomienda Heyne. Muchas veces las cosas pequeñas ya pueden hacer milagros: pintar las paredes de otro color o cambiar la distribución de los muebles, por ejemplo.

En ese momento se plantea la pregunta de qué cosas viejas puede uno llevarse a la nueva vivienda y qué cosas pueden quedarse en ella. Es cierto que sólo se trata de un par de muebles, pero en el peor de los casos este asunto puede degenerar en una feroz lucha por el poder, advierte Heyne.
Entonces, rápidamente se plantean cuestiones menos superficiales: ¿quién de los dos tiene el mejor gusto? y ¿podemos hacer buena pareja con unos estilos de vida tan diferentes?

Para que sea más difícil que surjan más tarde riñas, es bueno que cada uno disponga en la vivienda común de un espacio propio donde retirarse. Por ejemplo, cada uno puede ocupar un rincón para sí mismo o los dos acuerdan que en determinado día de la semana ella pueda ver su serie televisiva favorita en el salón mientras que él pueda tocar ahí su guitarra otro día de la semana.

Y ¿por qué no dividir simplemente en dos la vivienda común? ¿Por qué ella no puede decorar el salón y el dormitorio mientras que él puede tener su propio cuarto de estudio con su escritorio para la computadora? Kopp-Wichmann no cree que esto sea una buena solución: "Eso no va a funcionar. Si él no se siente bien en el salón, no se puede compensar esa sensación”.

Sugieren superar con el diálogo
Las parejas entran en crisis frecuentemente por una serie de problemas típicos que sobrevienen a la convivencia, señalan los psicólogos: trabajo, familia, dinero, vivienda, etc., etc. Sugieren afrontarlos con el diálogo.
Expertos señalan que el sentimiento de proximidad, de solidaridad, de apoyo, es muy importante en la pareja, y debe hacerse todo lo que sirva para fomentarlo.
Hacer la cena juntos, lavar las vajillas, encender la estufa, repasar lo que ha sido el día antes de ir a la cama, compartir las obligaciones del día siguiente... todas esas cosas son muy saludables para la pareja.

Los hombres tardan más tiempo en superar una ruptura amorosa

Un estudio realizo por sociólogos de la Wake Forest University y la Florida State University, reveló que los hombres, especialmente los más jóvenes, son a quienes más se les dificulta el superar una ruptura amorosa. Es decir que presentan una mayor tendencia a sumergirse en un profundo sentimiento de soledad y aislamiento. A lo que se suma que sólo salen de ese estado de manera muy lenta y dolorosa.

De acuerdo a la investigación, son muy poco los hombres que comparten sus inquietudes y tristezas con los demás, desde muy pequeños la misma sociedad le enseña a reprimir sus sentimientos para mantener una imagen firme. Y, en el caso de quien sí quiere desahogarse, difícilmente contará con amigos reales que le ayuden a solucionar su situación.

Según contó Susana Ifland, terapeuta de parejas y vicepresidenta de la Sociedad Chilena de Sociología Clínica, “uno de los aspectos que más influye en la melancolía de los hombres tras romper con su pareja, es tener que enfrentarse a la tarea de recomponer su mundo social”.

La experta aseguró que la costumbre de los varones a salir en pareja, les hace perder la capacidad de relacionarse por sí mismos. “Ellos se acostumbran a compartir mucho tiempo con su círculo social o con la familia de ella”, señaló Ifland.

Uno de los mayores riesgos en los que suelen caer, es en la búsqueda de una persona que reemplace a su anterior pareja.,

Después de terminar la relación, el hombre normalmente se sentirá con ganas de salir con otros individuos, “pero después de citas fracasadas, se dan cuenta de que va a tomar un largo tiempo alcanzar el nivel de comodidad que tenían con su ex”, afirmó la especialista.

No es amor realmente lo que buscan quienes nacieron en el género masculino, sino que es el apuro de cubrir esa necesidad de compañía y seguridad dejada por su pareja anterior.
“La mayoría de las veces sus expectativas no radican en encontrar a una persona especial, sino a una que sustituya a su ex y llene ese vacío”, apuntó Susana Ifland.

jueves, 8 de enero de 2015

6 señales que revelan que todavía sientes amor por tu ex pareja

Volver a encontrar a tu ex pareja siempre significa todo un revuelo de emociones, es posible que el hecho de volver a verlo te haga sentir inseguridad, temor, nervios y por qué no, amor. Muchas veces aseguramos que el pasado es pasado y que jamás tropezarás con la misma piedra; sin embargo, terminamos “cacheteando la banqueta” nuevamente por esa persona y sin darnos cuenta.

Para evitar este tipo de confusiones, es necesario analizar cada sensación que aparece en nosotros cuando mencionan cualquier cosa relacionada con el o la susodicha y sobre todo, con aquella relación llena de recuerdos conjuntos. ¿Cómo darnos cuenta de que aún estamos con el amor a flor de piel por esa persona? A continuación 6 puntos claves:

1. Las personas a tu alrededor están hartas de escuchar del tema

Cuando terminas una relación ya sea bien o mal, es posible que el tema salga a flote con tus amigos y conocidos. El problema está cuando la situación es recurrente y las personas comienzan a detestar el nombre de tu ex, debido a que cualquier cosa te lo / la recuerda y cualquier pretexto es perfecto para mencionarle. Si es así, definitivamente aún sientes algo.

2. No importa con cuántas parejas has estado, sigues en contacto con tu ex y de alguna manera continúan vinculados.

Cuando se trata de una relación de años, es probable que ambos aún compartan ciertos gastos o tengan la “custodia” de las mascotas o cualquier cosa que implique contacto entre ustedes. Cuando tienes una relación nueva y tu ex pareja sigue estando presente en ciertas situaciones; además de que te traerá severos problemas con tu relación actual, jamás cerrarás círculos y sí, seguirás de alguna manera clavado con tu ex.

3. Por más que te digan que te alejes de tu ex, no le ves nada malo en ser “amigos”.

Incluso la relación más sana tiene algunos puntos débiles. Una forma de saber si has comenzado a superar a un ex es si eres capaz de evaluar la relación de forma realista. Eso significa reconocer lo positivo, así como lo negativo.

Un estudio encontró que las personas que fueron capaces de identificar algo negativo sobre su pareja un mes luego de terminar, eran más propensos a tener un tiempo más fácil ajustándose a la nueva situación.

4. Aún conservas cosas de ella / el.

Seguramente conoces a alguien que lleva años de haber terminado con su ex y todavía conserva fotos, mensajes, cartas y ropa. El hecho de que alguien continúe guardando residuos de aquel amor hace evidente que esa persona no está lista para darle vuelta a la hoja y seguir con su vida…

5. Sigues en contacto con tu ex suegra.

Sí, esto puede parecer algo enfermo y psicópata pero hay personas que logran tener una relación amistosa con las madres de sus ex. No todas las suegras son malas, ¿o si?

6. Los stalkeas en todas las redes sociales.

Si tienes la suerte de que te hayan bloqueado, el olvidar a tu ex será más fácil. Sin embargo, hay personas que se obsesionan por saber qué, cómo, cuándo y quién está en la vida de sus ex, así que abren cuentas alternas para tener bajo la lupa a esa persona que en teoría detestan… Vaya, es lógico que si sigues interesado/a en saber cada detalle de la vida de tu ex es porque no lo superas…