Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 30 de abril de 2015

¿Qué enamora a un hombre?

La mayoría de las mujeres piensan que el sexo es lo que enamora a un hombre. Y es cierto que para ellos el sexo es imprescindible para sentirse felices en una relación amorosa. Sin embargo, existe otra cosa que ellos necesitan tanto como el sexo para sentirse plenos con una mujer. Esto que voy a revelar es unos de los secretos amorosos mejor guardados. Si todas las mujeres supieran esta información que voy a compartir, habrían más hombres fieles y menos divorcios.

¿Lista para descubrirlo? Bien, ¡A LOS HOMBRES LES FASCINA QUE LOS ADMIREN! y si tu no sabes hacerlo corres el riesgo de que se enamore de otra. Seguramente has oído de muchos casos en que un hombre deja a su esposa por otra que no le llegaba ni a los tobillos de su mujer, y te preguntaste: “¿por qué la dejó, si la esposa era más bonita y más inteligente? Lo que seguramente sucedió es que la amante sabia muy bien que para tener un hombre comiendo de la mano solo tienes que admirarlo.

¿Cómo hacerlo? Hacer sentir bien a un hombre no es tarea complicada. Frases tan sencillas como las siguientes lo vuelven loco: “eres tan divertido”, “contigo me rio a carcajadas”, “eres el mejor amante”, “me gustan tus ojos”, “que inteligente eres”.

Sé que algunas dirán: ¿acaso tengo que mentirle para que se enamore de mi? ¡Por supuesto que no! Solo tienes que fijarte en sus cualidades positivas y resaltarlas. Por ejemplo: si él es responsable, organizado o buen cocinero, déjale saber que admiras esa cualidad y que te sientes afortunada de tenerlo a tu lado. Aprende a elevarle el ego a un hombre ¡y lo vas a tener a tus pies!

Vacunas para el desamor

A veces los culpables del deterioro de la pareja somos nosotros mismos, al agobiar y controlar al otro por miedo a perderlo, según el orientador Albert Espinola, que propone el “ejercicio del anillo” para hacernos conscientes del aferramiento en las relaciones, y ofrece claves para mejorarlas.

¿Por qué nuestra pareja deja de amarnos? Para Albert Espinola, orientador emocional en Costa Rica, a menudo esto sucede debido a que “nos volvemos esclavos de la pareja porque no queremos perderla, queremos saber todo de ella en cualquier momento y, si no es así, sentimos que sufrimos y estamos perdiendo algo”.

“Sentimos celos, rabia, soledad y muchas sensaciones que nuestra pareja no está provocando sino nosotros mismos, sumergidos en este aferramiento en el que vivimos”, explica Espinola, escritor y autor del blog AEF, a través del cual también proporciona ayuda emocional “online”.

Para Espinola “el ser humano tiende a querer tener todo agarrado con fuerza, controlado y cree que así lo tiene más asegurado en su corazón, pero al aferrarnos alejamos lo querido, nos agobiamos y creamos malestar a nuestras personas amadas convirtiéndonos en “pulpos” más difíciles de aguantar”.

“El límite entre el amor y el apego o aferramiento, reside en el desarrollo y la creación de vínculos obsesivos hacia la persona que tenemos al lado. Cuando se dice ‘mi vida sin ti no tiene sentido’ es que algo no va, o no irá bien en la relación. Es un síntoma que indica que se pasa de amar a poseer”, explica Espinola.

Para este orientador en algunos casos “puede existir incluso vicio o adicción y la persona que desarrolla el apego siente la necesidad de tener contacto permanente con la otra persona en cualquier momento, sea por autorrealización, por seguridad o por obtener un placer que desarrolla una felicidad falsa y, tal vez, enfermiza”.

Para que una relación funcione desde el principio, este experto recomienda básicamente “aprender a vivir la vida y las cosas de pareja sin necesitar de ellas, sin creer que esas personas son nuestras, ya que nuestr@ compañer@ no es propiedad nuestra, sino alguien con quien vivimos un viaje de vida”.

En busca solo del amor

Para evitar aferrarse al otro, es aconsejable “desarrollar periodos de distancia o ‘ayunos’, y aprender a vivir sin en ese control enfermizo por todo, aunque la mejor vacuna contra el aferramiento sería vivir sin miedo a morir, vivir sin necesidades innecesarias, vivir con amor propio, dándose cuenta de que nada malo puede pasar y que la soledad no es mala”, señala.

Lo que no es bueno, de acuerdo a este escritor, “es no conocerse a uno mismo y temer el hecho de quedarse solo, porque si te amas a ti mismo, no temes a perder nada ni a nadie; siempre te tienes a ti y esto es, casi, lo más importante”.

Si detectamos que estamos perdiendo a nuestra pareja por haberla amarrado demasiado, Espinola recomienda “ponernos a nosotros mismos en cuarentena personal, no tanto ir a una terapia, sino crearnos nuestra propia terapia”.

“Hay que darse cuenta del problema y buscar el camino de la ética y la razón, la senda de la coherencia y la humanidad, el camino de la estima propia y la recuperación de nuestra dignidad”, destaca.

Ámate para comprender qué es el amor

Para Espinola el problema del aferramiento “no reside en el exterior, sino en nosotros, y en nuestra forma de ver el mundo y la vida, ya que pensamos que todo lo que tenemos apresado se tiene controlado, seguro y en posesión”.

“Entonces, para recuperar ese amor o a esa persona que decimos y creemos amar, lo primero que deberíamos hacer es amarnos a nosotros mismos para comprender qué es el amor y entender en su verdadera dimensión lo que significa realmente amar”, según este profesional.

“¡Deberíamos empezar por casa antes de salir fuera a buscar lo que adentro no hemos encontrado!”, enfatiza.

Si nuestra pareja está en riesgo por nuestro aferramiento, “la recuperaremos el día que seamos felices con nosotros mismos, porque de este modo amaremos la felicidad de nuestro compañero de viaje de vida y amaremos, tanto su felicidad como la nuestra”, señala Espinola, autor de “El inicio”.

Un ejercicio de conciencia: “El anillo”

“Soltar el apego está en nuestras propias manos”, según Albert Espinola, refiriéndose a un sencillo ejercicio para tomar consciencia de lo que representa el aferramiento en la pareja y sus efectos, que también sirve de inspiración para remediarlo.

“Tome un anillo y póngalo en el centro de su mano. Simboliza a su ser amado, al cual usted sujeta firmemente y no quiere perder. Lo natural es sentir ganas de cerrar el puño y mantenerlo apretado y bien sujeto para sentir que es nuestro. Haga la prueba”, sugiere.

Según este coach, este es “el modelo en el que vivimos cuando queremos tenerlo bien sujeto y, si durante las próximas 24 horas intentamos apretar este objeto para no perderlo, con el tiempo nos daremos cuenta de que nuestra mano no aguanta. Nos estamos haciendo daño.”

Si el anillo fuera un chocolate, acabaría totalmente deshecho y aplastado, y si fuera un ser vivo, probablemente se sentiría prensado, agobiado y dolorido, de acuerdo a este experto.

“Es mejor voltear la mano con la palma mirando al cielo y abrir el puño cerrado con los dedos bien estirados. Así, el anillo sigue permaneciendo en el centro de nuestra palma y uno siente alivio porque ha dejado de apretar”, prosigue Espinola.

De acuerdo a este asesor emocional, trasladado a la pareja, esto simboliza que nuestro ser amado sigue con nosotros y no lo hemos perdido, sino que está acariciando aún nuestra piel y sigue junto a nosotros por amor.

“Con este ejercicio y modelo de vida y de pensar, los dos miembros de la pareja ganan y pueden empezar una nueva vida sin aferramiento, y con más felicidad”, concluye Espinola, quien aconseja recordar que “¡Querer es poseer y sufrir. Amar es soltar y ser libre!”.

Caricias, claves en una relación

Según un estudio, investigadores del Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana concluyeron que las caricias ayudan a mejorar la satisfacción en las relaciones a largo plazo en parejas de mediana edad y mayores.

Los hombres son más sentimentales que las mujeres
El estudio también indicó que la ternura es más importante para los hombres que para las mujeres. Los hombres son más propensos a reportar ser felices en la relación y las mujeres más propensas a estar satisfechas con la relación sexual. Asimismo, participaron de esta investigación más de mil parejas de Estados Unidos, Brasil, Alemania, Japón y España que habían estado juntos.

Diferencias entre una relación casual y una para siempre

Conocer al chico indicado no es sencillo. Sin embargo, todo el mundo dice que cuando lo encuentras, lo sabes instantáneamente: hay una química y una chispa que te hace saber que has encontrado al hombre para ti. Pero no es tan fácil saber cuándo el hombre con el que estás es para el momento y cuando es alguien que será para siempre. Por eso aquí están las diferencias entre una relación casual y una para siempre.

Diferencias. El hombre de una relación de momento se emborracha contigo, el de una relación para siempre te lleva a tu casa cuando has bebido demasiado, en una relación pasajera no siempre te sientes del todo cómoda, en el segundo caso siempre puedes ser tú misma; en una relación de momento no necesitas compartir todo, un hombre para siempre sabe todos tus sueños, un hombre del momento solo te invita a salir, uno para siempre prefiere quedarse contigo en casa, uno del momento solo quiere una relación pasional, el que es para siempre te quiere para y por todo, el hombre del momento te escribe "Buenas noches"... Mientras que el que es para siempre te escribe "Buen día", el hombre del momento ocupa tu tiempo mientras llega algo mejor, con el indicado no tienes dudas y dejas de buscar. Con una relación para siempre planean el futuro.

VIDA DE PAREJAS Para mantener el deseo sexual

Una de las consultas más recurrentes de las parejas tiene que ver con el tema del deseo sexual. ¿Cómo rayos hacemos para mantener el deseo vivo y fresco en una relación de pareja a largo plazo?

Pareciera que el deseo sexual es poco compatible con las relaciones estables, pues cada cual busca satisfacer distintas necesidades del ser humano. Por una parte, el estar enamorados y querer formar una vida juntos en pareja supone que buscamos saciar nuestras necesidades de estabilidad, seguridad, permanencia e incluso, predictibilidad. Paralelamente, existen también necesidades por aquello que nos resulta novedoso, riesgoso, inesperado y desconocido: todas cualidades del erotismo que nos seducen y nos mantienen interesados (¡deseosos!) en el juego sexual.

La psicóloga Esther Perel establece un interesante punto de vista con el que concuerdo rotundamente: “La crisis del deseo a menudo se trata de una crisis de la imaginación”. Es una de las ideas centrales que me llevó a escribir Juntos y revueltos: ¡Para Siempre! hace unos años, y que desde siempre subrayo cada vez que abordo el tema.

Habrán escuchado decir que el órgano sexual más importante del cuerpo humano es el cerebro, ¿cierto? ¡Sí! Y es que para que haya sexo, antes tiene que haber ganas para ello. Esa motivación, ese deseo que impulsa todo lo demás, germina en el cerebro a través de nuestros pensamientos. La fantasía desencadena el proceso de respuesta sexual del cuerpo y entonces es que entramos en acción.

Lo realmente intoxicante de la intimidad sexual no es tanto la acción física de tocarnos y disfrutar, sino del contexto erótico en el que dichas acciones se colocan.

El sexo, entonces, ya no es algo que meramente se hace, sino un lugar al que se va. Un espacio en lo más profundo, privado y lujurioso de nuestra mente erótica al que accedemos, en ocasiones, en compañía del otro.

Ahora, pensemos en la definición de la palabra deseo. Algunos sinónimos que nos ofrece la Real Academia Española son: afán, anhelo, apetito y aspiración. Tiene que ver con querer algo que aún no se tiene. ¿Y la persona amada? ¡Ahí está! Ya se “tiene”. Entonces, para que esta ecuación pueda tener sentido, y el amor y el erotismo puedan no sólo coexistir, sino potenciarse, es necesario mantenernos interesantes y trabajar para redescubrirnos ambos una y otra vez.

Mantenernos interesantes implica sostener cada uno nuestra individualidad y no dejar de desarrollar nuestras pasiones e intereses de manera que logremos diferenciarnos del otro y podamos aportar algo nuevo a la relación. Además, la individualidad implica un cierto nivel de independencia. Es importante por momentos poder distanciarnos saludablemente de la pareja para poder mirar y admirar a esa persona ya tan conocida, desde una nueva perspectiva.

Básicamente, el deseo necesita espacio para construir el anhelo y el apetito que lo movilizan. De la misma manera que se necesita una determinada distancia para que los ojos puedan enfocar, se necesita una cierta distancia para poder provocar el deseo. En una relación de convivencia estable, por lo tanto, podrán imaginarse que resulta imprescindible seguir cultivándonos individualmente y no permitirnos tomar por sentado al otro. Como dijo Marcel Proust, “el verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en aprender a mirar con nuevos ojos”.

Por otra parte, todo esto necesariamente tenemos que volcarlo a la cotidianidad que implica nuestra vida real. Como sugerencias prácticas para incentivar la creatividad y el ingenio erótico en nuestros juegos sexuales, sumamos todo aquello que imparta variedad a nuestra experiencia sexual. Esto puede incluir, pero no se limita a: experimentar con posturas sexuales, compartir fantasías, experimentar con juegos de disciplina, ataduras, dominancia y/o sumisión, disfrazarse, asumir roles, incorporar juguetes, leer literatura erótica, masajearse, ver material pornográfico, grabarse, mirarse, mostrarse, cambiar de ritmo, estimular los sentidos… en fin, ¡las posibilidades son interminables!

miércoles, 29 de abril de 2015

Relación igualitaria

La investigadora Amaia Agirre, de la Universidad del País Vasco, ha analizado la gestión y negociación del dinero en parejas que se autodefinen como igualitarias. Uno de los principales obstáculos identificados es que el ideal del amor romántico –muy extendido en nuestra sociedad– hace incompatible los lazos afectivos con la defensa de intereses individuales.

Cuando una pareja llega al punto de la negociación económica, de forma más o menos explícita, se pone en evidencia si su relación es igualitaria o no. Esto es así porque las relaciones económicas prácticas tienen consecuencias en el plano simbólico, y viceversa.

Esta es una cuestión fundamental a tener en cuenta ya que configura los equilibrios de poder que se establecen dentro de la pareja y, en buena medida, son el reflejo de las relaciones económicas que se dan en la sociedad.
“Plantear negociaciones sobre la gestión económica redunda en una mayor igualdad de género. Sin embargo, uno de los principales obstáculos para dichos pactos dentro de la pareja es el ideal de amor romántico imperante en nuestra sociedad”, explica a Sinc Amaia Agirre, de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

El amor romántico es la ideología que pone en el centro de las relaciones sociales y afectivas la relación de pareja entendida como una unidad “indisoluble y aproblemática”, añade Agirre. Es decir, considerar que la pareja es una unidad y, por lo tanto, defender intereses propios e individuales se vive como un aspecto problemático.

Para el estudio, la investigadora llevó a cabo entrevistas en profundidad de entre 90 y 120 minutos a 30 personas diferentes que se autodenominaron como igualitarias en su relación de pareja. Además, utilizó datos cuantitativos de la sociedad vasca que reflejan la situación global y estructural, recogidos por Instituto Vasco de Estadística (Eustat).

Un ideal

"El amor romántico es la ideología que pone en el centro de las relaciones sociales y afectivas la relación de pareja entendida como una unidad “indisoluble y aproblemática"



HETEROSEXUALES Y HOMOSEXUALES

Estudio detecta tres modelos de reparto del capital en pareja

Los tres modelos de reparto de capital que se identificaron fueron: propiedad del dinero en parte común y en parte propia, toda la propiedad del dinero en común y propiedad individual del dinero, según la investigadora de la Universidad del País Vasco, Amaia Agirre.

“El modelo más practicado por las parejas que se definen ‘igualitarias’ es el de diferenciar el dinero entre común y propio, como instrumento para mantener la individualidad frente al ideal de amor romántico, y como mecanismo de evitar conflictos ulteriores”, declara Agirre.

Matices

Las variables que más influyen en que la pareja escoja una u otra opción son la edad, tener descendencia o no, y considerar la negociación como fundamental. El trabajo no encontró diferencias significativas entre los testimonios de parejas homosexuales y heterosexuales.

Más allá de Europa

“Esta investigación es extensible a otras partes de Europa. La muestra utilizada es del País Vasco –no de toda España–, pero existen trabajos previos de Capitolina Díaz, presidenta de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas, que los corroboran y que comparan la situación entre España, Estados Unidos, Holanda y Suecia”, concluye la experta.

martes, 28 de abril de 2015

Video ¿Y si vuelve a aparecer el amor de tu vida?

A veces el amor no es suficiente para que una relación continúe y cada quien debe separarse para continuar su camino.

Pensando en esta situación el programa español 'El Hormiguero' decidió contactar a cinco mujeres que deseaban reencontrarse con el amor de su vida.

Los hombres no sabían con quién se iban a encontrar y entraron al set televisivo con los ojos vendados. Luego del encuentro, informa Verne, uno e ellos está en pleno proceso de divorcio para regresar con la mujer de sus sueños y otra de las parejas continúa viéndose después de la grabación.

"Si dos personas están destinadas a estar juntas, aunque tropiecen mil veces, igual se encontrarán al final del camino", dice al final del video que fue publicado en el canal 'dulcineastudios' de YouTube el 23 de abril y a la fecha ya tiene más de tres millones de visualizaciones.

domingo, 26 de abril de 2015

La terapia de los besos saludables

Los besos son una de las formas más placenteras de comunicarnos. Muchos se besan por amor o solo atracción, sin embargo, este acto de afecto también contribuye a un buen estado de salud.

Los hay románticos, simples, apasionados, del día a día...los besos constituyen una parte importante dentro de las relaciones de pareja, y es que al principio de la unión cualquier situación es propicia para un beso romántico o apasionado, pero con el tiempo este ritual se va perdiendo y cada vez hay menos ocasiones para besarse. Por eso, y con la meta de hacer que vuelva a besar locamente a su pareja, le presentamos algunos de los beneficios de los besos para la salud.

Refuerzan los lazos, pues al besar a ese ser querido, el cerebro libera oxitocina, una hormona también presente durante los orgasmos, el parto y el amamantamiento, que ha sido asociada al amor, el cariño y el contacto físico con los demás, por lo que besar le hace sentir más amor por esa persona.

Ayuda a quemar calorías, y es que un beso apasionado que dure cerca de tres minutos, de esos que surgen sin razón aparente al comienzo de las relaciones, ayudan a quemar un promedio de 12 calorías, por lo que es una excelente herramienta para acercarse a su compañero/a y comenzar a besar sin parar.

Claro que no se puede comparar con 30 minutos en la elíptica, pero una sesión de besos vigorosa puede quemar de 8 a 16 calorías por beso, dice Andréa Demirjian, autora del libro Besos: todo lo que usted siempre quiso saber acerca de uno de los placeres más dulces de la vida.

“Besar y hacer el amor puede ser un ejercicio vigoroso si participas plenamente”, dice. “Es necesario besar apasionadamente, pero no tiene por qué ser una sesión de besos de 10 horas”.

Los besos frecuentes ayudan a combatir la depresión y tristeza, pues liberan endorfinas que hacen sentir bien y de mejor humor, además este acto activa la circulación sanguínea beneficiando a todo tu cuerpo.

Si se siente estresado o deteriorado, besar un poco o hacer el amor (es) verdaderamente el elixir que necesita para... sentirse mejor, afirma Demirjian.

"Los besos le relajará, restablecerá y revitalizará...los químicos del cerebro que te hacen sentir bien comienzan a propagarse: la serotonina, dopamina, oxitocina, cosas que puedes obtener cuando te ejercitas".

Y si le preocupa como luce, debe besar más, y es que durante un beso se utilizan cerca de 30 músculos con cuyos movimientos se ejercita algunas partes del rostro que nos ayuda a combatir la formación de arrugas, mejorando notablemente la apariencia.

Un beso apasionado libera adrenalina y aumenta la presión arterial, aportando energía física y mental, además es el mejor preludio del sexo, por lo que la frecuencia en los besos suele delatar complicidad y compenetración en la pareja.

Un estudio alemán descubrió que los hombres que recibieron un buen beso jugoso de sus esposas antes de salir para el trabajo hacen más dinero. "Si él sale de su casa feliz, es más productivo en el trabajo porque no se siente emocionalmente angustiado, así que va a ganar más dinero", explica Demirjian. "Besar tiene mucho que ver con tu autoestima y con sentirte amado y conectado".

Besar combate las caries la saliva que se genera en un buen beso limpia tus dientes y disminuye la placa bacteriana que suele formarse en las encías.

Besar elimina los calambres y dolores de cabeza. "Besar es bueno si tienes dolor de cabeza o calambres menstruales", dice Demirjian. Puede sentirse inclinada a rechazar esos avances cuando estás hecha un ovillo adolorido, pero la dilatación de los vasos sanguíneos que proporciona una buena sesión de besos verdaderamente pueden ayudarte a aliviarte el dolor. De hecho, Demirjian recomienda reemplazar la excusa "Esta noche no, querido, me duele la cabeza", por "Cariño, tengo dolor de cabeza. ¡Dame un beso!”.

Besar sirve de barómetro para la compatibilidad sexua. Puede ser una excelente forma para comprobar la compatibilidad de un posible compañero sexual antes de desnudarte e involucrarte emocionalmente, dice Demirjian.

Sin embargo, si tu primer beso con él o ella no es bueno es mejor darle otra oportunidad.

Consejos

No subestimes la importancia de besar, recuerda que es un elemento esencial dentro de las relaciones.

El beso es la mejor herramienta para iniciar un encuentro sexual, mientras más prolongado sea más beneficios obtendrás de el.

sábado, 25 de abril de 2015

Cómo elegir entre 2 pretendientes

¿Alguna vez te sentiste en la encrucijada de elegir entre dos hombres? No es sencillo tener el corazón partido en dos, y saber que tarde o temprano deberás elegir. Pero ¿cuál es la mejor opción? ¿qué debes tomar en cuenta de uno y otro? Sigue leyendo que las respuestas a estas y otras interrogantes las dan los expertos.

Antecedentes. El psicólogo clínico, Jorge Alex Pedraza, explicó que existe un momento en la vida de cada ser humano el cual emerge desde el interior un deseo o instinto natural de formar una pareja, "es aquí cuando nuestra capacidad de elección surge para enjuiciar aquellos pros y contras acerca de aquellas personas, las cuales consciente o inconscientemente consideramos como compatibles hacia nuestro ser".

Averiguar. La terapeuta de pareja Liliana Zabala señaló que lo primero que tiene que hacer la mujer es averiguar que el hombre que la pretenda no sea casado, "a no ser que quiera vivir en la penumbra toda la vida y quedarse estancada simplemente como la otra". Asimismo, acotó que debe buscar antecedentes familiares y sociales, de esta manera conocerá si tiene hijos en anteriores relaciones y se evitará sorpresas.

Advertencia. Zabala apuntó que la muchacha tiene que darse cuenta cuál de los dos realmente quiere tener una relación seria y cuál solo pretende pasar el rato. "Tal vez ambos solo quieren jugar al amor y ella no se da cuenta, piensa que ambos la quieren, ella está inventado su propia novela", agregó. La terapeuta sostuvo que la chica tiene que analizarse a sí misma, si lo que quiere es una relación seria o diversión.

¿Cómo es su carácter? Debes tomar en cuenta cómo reacciona ante un mal día o ante alguna frustración, si es violento o agresivo, ¿te valora como mujer? ¿es feliz por tus logros? Además tienes que analizar si tiene metas en la vida.

Considera tus sentimientos. Tal vez lo más importante es considerar los sentimientos que te guían hacia cada uno de los candidatos a habitar tu corazón, ¿cómo te sientes con su compañía? ¿de cuál de los dos esperas la llamada telefónica? La terapeuta de pareja mencionó que no se puede querer a dos personas a la vez, por ello debes determinar qué sientes por cada uno.

viernes, 24 de abril de 2015

Video Lo que no debes decir en la primera cita

Es la primera vez que saldrás con la persona que te gusta, no debes olvidar que además de la pinta y el lugar perfecto, lo que jugará más a tu favor será esa primera conversación.

Somos lo que hablamos, no lo olvides. Que los nervios no te ganen y aplica los tips que la Practipedia te trae en un video de dos minutos. Sal con éxito de esa primera cita y que se repita el encuentro romántico.

jueves, 23 de abril de 2015

Las ciudades donde sale más caro y más barato invitar a salir a tu pareja

Algunos dirán que una cita exitosa con el hombre o mujer que les interesa no tiene precio.

Pero para los demás, está un nuevo índice compilado por la firma alemana Deutsche Bankque compara cuánto cuesta la cita promedio en ciudades de todo el mundo.

El "índice de la cita barata", recuerda al célebre índice Big Mac, ideado por la revista británica The Economist, que muestra las diferencias internacionales en el costo de la vida, medido por lo que cuesta una hamburguesa de McDonald's en distintas ciudades del orbe.

Este nuevo índice trabaja el mismo concepto, pero extendiéndolo a lo que puede costar una salida nocturna, más bien frugal, con un/a acompañante.

Examina lo que cuesta una cena de hamburguesa para dos con sus respectivos refrescos, dos boletos para el cine, un par de cervezas y los taxis respectivos.

En su versión de 2015, incluye a 31 ciudades de todo el mundo, incluyendo a algunas latinoamericanas.

Lo más barato y lo más caro

¿Y bien? ¿Quiénes son los campeones del índice? Bombay, la capital financiera de India, es una verdadera ganga. Una noche de diversiones sencillas y buena conversación con su pareja sale en apenas US$24.

En cambio, exactamente la misma actividad en San Francisco, la bella ciudad costera estadounidense, cuesta más de cuatro veces más: US$104.

Apenas ligeramente menos caro es Tokio, con US$103.50.

Tres ciudades latinoamericanas hacen parte del índice.

En Río de Janeiro el plan "salida económica" cuesta US$48.5, mientras que en Sao Paulo está en US$52,30.

Mucho más barata es la Ciudad de México, donde una noche de hamburguesas, cine, y un par de "chelas" (cervezas) sale en US$35, según el índice de Deutsche Bank.

BBC Mundo hizo una pequeña y poco científica encuesta entre algunos de sus corresponsales en América Latina, para ver cómo salen libradas otras ciudades de la región en esta competencia.

En la región

"En Buenos Aires, dos hamburguesas con sus sodas, dos entradas para el cine con pochoclo, dos cervezas y dos boletos de metro o colectivo, te sale por unos 350 pesos (US$40 dólares al cambio oficial y unos US$30 al cambio paralelo)", asegura desde la capital argentina nuestro corresponsal Ignacio de los Reyes.

"Aunque si en el país de las pizzas, las empanadas y las parrillas yo invitara a alguien a una cita en una cadena de comidas rápidas, probablemente me responderían con un: '¿Me estás cargando?'", advierte el corresponsal.

"Bogotá no es necesariamente barata y mucho depende, sobre todo, de qué lugar se elija para cenar o beber algo. Las entradas de cine estarán en torno a los 10.000 pesos colombianos (US$4) por persona y en taxis puede que se gaste otro tanto o un poco más, por los extras nocturnos y porque seguramente uno preferirá llamarlo, lo que también implica otro extra. Eligiendo bien los lugares, la cita podría salir por menos de 100.000 pesos (US$40)", reporta desde la capital colombiana Natalio Cosoy.

En Venezuela, la comparación se hace un poco más compleja por las particularidades cambiarias del país.

"Dos taxis te cuestan 400 bolívares, dos combos en un restaurante de cadena de comidas rápidas salen por 500 bolívares, un par de refrescos valen 50 bolívares, dos boletos para el cine más o menos valen 300 y las dos cervezas unos 100, para un total de 1.350 bolívares", indica desde Caracas el corresponsal Daniel Pardo.

Si se usa el cambio llamado paralelo de 270 por dólar, la salida en pareja en Caracas costaría alrededor de US$5 dólares.

Mientras que usando la tasa oficial Simadi de 196 por dólar, el costo de la salida estaría por los US$6.88.

Lo que deja claro que, para alguien con acceso a dólares, muchos aspectos de la vida social en Caracas se han tornado comparativamente muy baratos frente a lo que cuestan en otras capitales latinoamericanas.

En su conjunto, las grandes capitales latinoamericanas parecerían estar hacia la mitad de una tabla comparativa entre las ciudades del mundo. Ni tan caro como en Japón, ni tan barato como en India.

Y, ¿cuánto cuesta una salida así en su ciudad?

El comienzo versus dos años después

Es diferente estar de cortejos que comenzar a vivir bajo un mismo techo donde tienen que compartir las 24 horas, sin embargo, al principio de la convivencia todo es color de rosas, pero después de dos años empiezan ambos a notar ciertas cosas que antes no veían, indicó la psicóloga Lilian Castro. Sigue leyendo que expertos explican cómo sobrellevar estas diferencias.

Importante. La sexóloga Liliana Zabala mencionó que la pareja no debe descuidar el amor, por ello ambos deben alimentarlo cada día, así como cuando eran cortejos y se daban un apasionado beso en las esquinas, además apuntó que no deben olvidarse de los regalos, flores o chocolates en fechas importantes, cenas románticas, citas y encuentros sexuales íntimos, asimismo, recomendó que envíen a su pareja mensajes con contenido romántico, que no descuiden su aspecto personal, ni tampoco dejen de lado los halagos o palabras dulces como: te amo, te extrañé, me encanta tu ropa y quiero estar contigo todo el tiempo.

Antes

Cita

La sexóloga Liliana Zabala señaló que al inicio de la relación todo es bonito, la pasan bomba y no importa lo que hagan todo es siempre romántico.

Tiempo para la intimidad

La pareja da lo máximo de su amor y su tiempo para estar juntos, "ambos buscan el lugar adecuado para entregarse a la pasión y la lujuria", apuntó Liliana.

Las diferencias les parecen adorables

Lilian sostuvo que las diferencias al principio pasan desapercibidas, "uno no lo ve porque está muy enamorado del otro".

Detalles

Al comienzo de la relación siempre están presentes los regalos y gestos románticos, "estamos pendientes de los detalles, los te amo son el menú diario y se preocupan por su vestimenta".

Después

Cero citas

Liliana mencionó que a medida que pasa el tiempo la relación se va enfriando porque se pierde el encanto de la misma, por ello las citas ya no son tan importantes.

Diferencias

"Pero pasa el tiempo y ahí la cosa suele cambiar, salvo que la pareja tenga capacidad y habilidad para sobrellevar estas diferencias", agregó la profesional.

No hay horarios

Con el paso del tiempo la pasión va bajando de intensidad, ya sea por la rutina o por las discusiones, agregó la especialista.

Regalos

No recuerdas la última vez que te trajo flores, "mantener una relación armónica es el trabajo de los dos", remarcó la psicóloga.

¿Por qué atraen los hombres casados?

Más de un paciente me ha preguntado, ¿Es cierto que el anillo de casado es un imán para las mujeres? y en realidad, no es el anillo en sí; es la realidad de un hombre comprometido lo que lo hace cotizar mejor en el “mercado“ masculino.

Este estudio publicado por las doctoras Melissa Burkley y Jessica Parker de la Oklahoma State University y publicado en el Journal of Experimental Social Psychology, demostró el antiquísimo mito; los hombres comprometidos, casados o no disponibles tienen “algo“ que nos intriga y a la vez nos seduce, y si se trata de enumerar las razones, podemos empezar porque…

1. ESTÁ MÁS ALLÁ DE TU ALCANCE

Quizá no seamos tan competitivas como los hombres (tenemos mucha menos testosterona para serlo), pero nuestra competencia tiene un estilo distinto. Al igual que todo aquello que está fuera de nuestro alcance (o que es “prohibido“, si quieres llamarlo así), el hombre comprometido tiene el aura de lo inalcanzable; y cuando coqueteas la primera vez con él – sólo para probar lo que se siente – en ese momento te das cuenta de que…

2. TE SIENTES SEGURA CON ÉL

No es lo mismo coquetear con la mayoría de los hombres solteros, pues la mitad están simplemente desesperados por acostarse contigo. Pero con un hombre casado es distinto; es como hacerle muecas a un animal enjaulado. Por un momento, sentimos que podemos batir las pestañas con fuerza sin esperar repercusiones, y esa sonrisa de regreso – Sin mayores implicaciones – es casi liberadora.

Y cuando te devuelven esa sonrisa…

3. TU EGO SE SONRÍE TAMBIÉN

Que el león enjaulado responda a nuestras pestañas es suficiente para alegrarnos el día. El problema es que podemos volvernos adictas a esa catarata de endorfinas, y a menos que le caigas a mordiscos a la barra de chocolate más cercana, al día siguiente vas a volver por más. Y más.

Y lo de la cotización en el mercado va en serio, considerando que…

4. TIENEN LA MEJOR MANAGER DE TODAS

Toda mujer quiere hacerle saber al mundo que su pareja es el mejor hombre que existe en el Universo (Después de Bradley Cooper, claro), así que se empeñará en sacar a relucir en público todo lo bueno y maravilloso que es. Así, sus amigas – y no tan amigas – se forman una imagen ideal (e irreal) del sujeto, lo cual puede causar algunas fricciones entre ellas.

5. SI ESTÁ CASADO, YA HA DEMOSTRADO SUFICIENTE

Tanto nos gusta la seguridad, que es lo primero que vemos en ellos, aunque ellos piensen que nos referimos a su billetera (¿O no?) Claro que unos hombros anchos ayudan, pero poder tener un héroe, un confidente, un amante y un papá (O papito) todo-en-uno es una oferta difícil de rechazar. Los hombres casados, por su mera condición de matrimonio, han probado su experiencia en todas estas lides, y por eso despiertan ese no se qué cuando los vemos.

Por supuesto, a pesar de toda la evidencia científica y empírica, nuestra sensatez debería ser mas fuerte que nuestras hormonas… ¿Cierto?

miércoles, 22 de abril de 2015

Proceso del noviazgo en la adolescencia

Cuando los chicos entran en la adolescencia comienzan a descubrir un mundo nuevo: el de las relaciones sentimentales. Puede que comiencen a tener sus primeras salidas con gente del sexo opuesto y tengan su primera pareja. Es importante por eso entender el proceso de noviazgo adolescente para poder ayudarlos. Tal vez la primera pregunta que debes hacerte es si tu hijo es lo suficiente mayor como para tener una relación sentimental. Para eso debemos mirar a tu hijo: si es una persona responsable, si se respeta a sí mismo y a los demás y si tiene claro lo que piensa. También es importante entender que para un adolescente el noviazgo no es lo mismo a lo que tal vez tú entiendes: en ocasiones puede significar hablar de vez en cuando, otras salir en grupo. Los expertos explican que el adolescente no debe salir con alguien mucho mayor, ya que estas relaciones conducen a la actividad sexual temprana y una mayor probabilidad de embarazo adolescente.

lunes, 20 de abril de 2015

Las desconocidas razones de por qué nadie sale a una segunda cita contigo

Pasado un tiempo prudente desde que terminó la última relación, la gente puede preguntarse –según sean sus prioridades en la vida- cuándo volverá a enamorarse. Sale, conoce nuevas personas, concreta citas y eventualmente, la chispa surge de nuevo para extinguirse al poco tiempo o para transformarse en una gran llama de amor. Pero no todos parecen tener la misma suerte y existe un buen porcentaje de solteros y solteras que no logra avanzar más allá de la primera salida –o incluso menos- con una potencial pareja. ¿La culpa es de ellos o de que el mercado del amor está en decadencia?

Charles A. Johnson, coach de parejas, creador del sitio AskDearLove.com y autor del libro "How to Find the Right One and Make it Last!” (Cómo encontrar a la persona correcta y hacer que dure), puso los puntos sobre las íes, con una serie de razones por las que algunos solteros que quieren dejar de serlo, no logra pasar a una segunda cita con alguien.

"¿Alguna vez has considerado la idea de que la culpa es tuya y no del resto?”, escribió, haciendo un llamado a la reflexión en una columna al The Huffington Post, y a continuación, dio una serie de razones que parecían ser patrones de conducta comunes entre sus clientes aquejados por la poca acción amorosa en sus vidas.

Algunas de éstas fueron:

-Crees que el amor golpeará tu puerta: De manera concisa, Johnson critica a quienes creen que sin salir de la casa encontrarán pareja: "Levanta tu trasero del sillón, arréglate bien y sal de ahí”, si no quieres ver tu vida pasar mientras esperas que la persona correcta te encuentre.

-Te falta clase: Es un duro argumento para justificar por qué nadie sale contigo, pero el coach no tiene piedad para abrirle los ojos a la gente. "No sabes lo que significa ser un caballero o una dama, eres de los que fácilmente hacen una escena, maldice a la gente, le chasquea los dedos al mesero, mastica con la boca abierta y bebe hasta quedar agresivamente borracho/a”, grafica el autor.

-Eres irresponsable: No haces lo que dices que harás, no llegas a la hora y parece que tus cuentas están desordenadas porque la tarjeta de crédito fue rechazada cuando pagaste la cuenta en la primera cita. Johnson dice que nadie quiere volver a salir con alguien que no es de fiar.

-No te preocupas de verte bien: Ok, no se trata de ser superficial y todos están de acuerdo con que la gente debe (también) fijarse en el interior, el alma, la personalidad y las virtudes del resto. Pero, tal como explica Johnson, no esperes que alguien quiera salir contigo si sales de tu casa "viéndote como un vagabundo”; busca el equilibrio entre tu belleza interior y exterior.

-Eres trabajólico: "De forma equivocada crees que el resto te respetará y hasta serás más deseable que estás constantemente demostrando tu compromiso con el trabajo”, por lo que eres estricto/a en tus horarios y prioridades. El coach llama a "despeinarse” un poco y relajarse si se quiere tener una segunda cita con alguien.

-Eres negativo/a: Es importante que seas capaz de darte cuenta si durante tu cita te pasaste criticando todo –tu familia, el lugar, tu trabajo, etc.-, llevando la conversación (y al oyente) a una situación deprimente.

Tal como aconseja el coach, si más allá de alegar no haces nada al respecto por arreglar lo que te molesta, mejor págale a alguien para que escuche tus quejas –psicólogo, psiquiatra, guía espiritual-, y mantén tus pormenores fuera de tu vida amorosa.

-Eres sucio/a: Atrévete a mirarte al espejo y hacer una buena inspección a tu casa para evaluar los siguientes puntos: ¿Estás despeinado/a? ¿Te ves sucio/a? ¿Hueles mal? ¿Tu casa revela un insipiente Síndrome de Diógenes? ¿El baño necesita un remojo en cloro? Si algunas de estas preguntas tuvo una respuesta afirmativa, haz algo al respecto ahora mismo.

-Eres cursi y poco original: Utilizas las frases de manual para, según tú, conquistar, pero tu cita se da cuenta que usas palabras armadas que, la verdad, no conmueven a nadie. Sé simple, aconseja Johnson. Tu oyente apreciará mucho más una conversación honesta y genuina.

-Eres un/a interesado/a: Si te preocupa el estatus socioeconómico y estilo de vida privilegiado de una potencial cita, tarde o temprano serás humillantemente desenmascarado/a. "Salir con alguien para tu beneficio personal es una bomba de tiempo que eventualmente estallará en tu cara. Sal con alguien por lo que es por dentro, no por su nivel social”, dice el coach.

-Estás cesante: Aunque a veces no sea tu culpa, la falta de un trabajo estable puede comunicar inconscientemente a la otra persona que no eres bueno/a para asumir compromisos, y hasta que esperas encontrar una pareja que te mantenga.

Si este no es el caso, Johnson recomienda que más que preocuparse de las citas, priorices encontrar un trabajo que puedas mantener a largo plazo, "de manera que puedas demostrar que eres un compañero de vida que vale la pena y no una potencial carga financiera”.

El arte de una buena cita: controlar la ansiedad y saber qué quieres en tu vida

Así como Johnson es un coach de parejas, existen aquellos dedicados a los solteros, como Cristina Vásconez. Esta publicista ecuatoriana lleva ya 26 años en Chile y desde hace un tiempo comenzó a ayudar a las mujeres sin pareja a hacer ciertos cambios que están truncando su éxito amoroso.

A través de sus talleres de coaching para el Amor, Vásconez repasa varios de los errores que podrían hacer fracasar una cita, centrándose en dos factores: la ansiedad y el desconocimiento de lo que se necesita en una relación.

"Si relacionas la soltería con la soledad-abandono, si su interpretación es querer salir de ese pendiente cuanto antes, todos esos juicios van a divisarse en todo tu actuar (desde el primero momento), ya sea en la elección de tu vestuario (para una cita), tu comportamiento, tu conversación, etcétera”, explica la coach, respecto al nivel de ansiedad con el que se puede llegar a un encuentro, impidiendo la fluidez de éste.

"El otro factor es no saber con claridad lo que se busca en una relación. Saber diferenciar entre ‘lo que gusta’ versus ‘lo que se necesita’ es indispensable”, comentó. "El primero está más relacionado a lo momentáneo, incluso a lo epidérmico. Lo segundo, a lo trascendental, aquello que es fundamental para sostener una relación sana y satisfactoria en el tiempo”.

Consultada sobre lo que suele aconsejar a sus alumnas en los talleres para solteras, Vásconez subrayó la importancia de conocerse a sí misma, previamente a buscar una relación.

"Aprender a reconocer cuáles son los patrones que han saboteado relaciones anteriores, de manera de poder trabajar en ello, es una labor que habla de una relación de cuidado y afecto personal, que sin duda conduce al mejoramiento de la autoestima. Solo después de eso, se puede estar apta para salir a elegir con libertad -y desde lo que se necesita-, con seguridad y alegría”, profundizó la coach.

Para Vásconez, es trascendental que los solteros comprendan que una relación de pareja es solo una extensión de la relación con uno mismo. "Una vez hecho eso, en ese primer encuentro solo podrá salir alegría, comodidad con uno mismo y confianza, sabiendo que lo que sucederá solo puede ser algo bueno”, concluyó.




sábado, 18 de abril de 2015

¿Cuántos tipos de 'deseos' existen?

Con el paso del tiempo las parejas han elaborado diferentes clases de deseo sexual, que han usado para explicar la reacción de ciertas personas sobre la relación sentimental. Continúa con la lectura y descubre en qué clasificación estás.

¿Qué es la libido? La psicoanalista y sexóloga Liliana Zabala indicó que la libido es una energía o pulsión psíquica descrita en la teoría psicoanalítica que se usa de manera general para denominar el deseo sexual de una persona.

Dos clases. Zabala mencionó que "la libido puede transformarse en sexual o no sexual, al transformarse en sexual busca el placer como tal, o de lo contrario sublimarse hacia otra meta no sexual".

Deseo dependiente. Se presenta en aquellos que necesitan tener relaciones sexuales para sentirse amados, al respecto la sexóloga Carolina Rivero indicó que en la actualidad la sexualidad se ha convertido en algo sin valor, por ello algunos muchachos y muchachas se sienten carentes de cariño y se dejan llevar por el deseo sexual.

Deseo por impulso. Surge en algunas personas debido a los cambios hormonales. Rivero sostuvo que este deseo debe estar modulado por las emociones, “reconoce que lo tiene (deseo sexual) pero debe controlar sus impulsos. Por ejemplo, está en una panadería y tiene el impulso de agarrar un pan y comérselo, esto no es aceptable, lo mismo ocurre en lo sexual, no debe dejarse llevar por el impulso”.

Deseo sensual. Está relacionada con los sentidos, por ejemplo al mirar una película súper sensual se excita, señaló la experta.

Deseo estresada. Él o ella sienten deseo pero a la vez demasiada ansiedad por no saber si puede complacer a su pareja, lo que ocasiona problemas durante la intimidad.

Deseo erótico. Suele presentarse en relaciones apasionadas cuando él o ella manifiesta cercanía emocional a su pareja a través de la intimidad.

viernes, 17 de abril de 2015

Besar es terapéutico

Cada 13 de abril se celebra el Día Internacional del Beso, fecha que conmemora el primer beso más largo de la historia, que duró 46 horas 24 minutos y 9 segundos.

Aunque pueda parecer una eternidad, no pasó mucho tiempo para que este récord fuera alcanzado y superado en Tailandia con 58 horas 35 minutos y 58 segundos.

Por suerte, no hace falta llegar a estos extremos. Con tan solo 10 segundos se pueden empezar a notar los efectos ´sanadores´ de este gesto tan natural.

Besar aumenta la autoestima y nos hace sentir bien, plenos y satisfechos. Esto sucede porque al hacerlo nuestro cuerpo libera oxitocina, la famosa hormona que hace que nos sintamos con buen ánimo, por lo que funciona a modo de antidepresivo natural.

Una afirmación respaldada por diversos estudios científicos que aseguran que besar es una forma efectiva de disminuir el estrés, la tensión y la ansiedad.

Por otro lado, besar también genera endorfinas que tienen la propiedad de actuar como reductoras del dolor. Incluso se dice que el beso tiene un efecto similar a una dosis de morfina.


jueves, 16 de abril de 2015

Objetivo: Lubricación

Antiguamente nuestras madres escondían el tarro de vaselina lo mejor posible ya que recurrir a ella significaba que su libido disminuía. El hecho de tener que utilizar habitualmente lubricantes para mantener relaciones sexuales es signo de no estar en nuestro mejor momento. Pero los lubricantes han pasado a ser complementos imprescindibles en la mesita de noche, al igual que los preservativos, y no solo para las mujeres maduras, sino para todas las edades, gracias a la industria del juguete erótico que añadiéndole sabores, olores y propiedades afrodisíacas los ha convertido en gadgets sexuales divertidos.

“Con el tiempo se superó la sensación de que comprar un lubricante estaba asociado a un problema sexual o algo negativo”, aclara Patricio Gómez Di Leva, sexólogo del departamento de educación sexual de Prime Argentina. “Tener un lubricante es parte de los preparativos para una noche especial. Una de sus funciones es la de facilitar la penetración, pero también se pueden utilizar para jugar en pareja, hacer masajes o para experimentar nuevas sensaciones de placer”, agrega.

¿Falta de lubricación?

La sequedad vaginal y la incapacidad para humedecerse cuando la situación lo requiere, se califica en sexología como trastorno excitatorio femenino, el equivalente a la disfunción eréctil en el hombre. La versión femenina consiste en estar seca y conlleva la disfunción eréctil clitoriana, el clítoris no sale, con lo que se siente menos. Pero las consecuencias de esto son mucho menos traumáticas para las mujeres, gracias a los lubricantes.

Las causas de que la lubricación natural no ocurra pueden ser muy variadas. Hay que descartar las propias de la edad; las orgánicas, producidas por una determinada patología, o las farmacológicas (los antidepresivos, ansiolíticos, o algunos anticonceptivos de baja dosis, que pueden disminuir la producción de estrógenos, entre otros).

Descartados estos supuestos, entramos al misterioso mundo de la psicología, que nos puede aportar mil y una razones por la que no lubricamos como deberíamos (entre ellas la ansiedad, ignorancia, prejuicios y mitos) y la sexualidad que comparte la pareja.

Y es que un buen prólogo debe ir antes que la introducción, pero además es posible que el estrés nos esté jugando una mala pasada, nos impida desconectar y ponernos en modo disfrute. Aunque otra razón por la que persiste la ‘sequía’ puede que sea que no nos sentimos excitadas por nuestra pareja, aunque nuestra cabeza así lo crea.

“Se denomina Trastorno Excitatorio Femenino cuando la disfunción es persistente y recurrente, lo que hace el coito doloroso (dispareunia) o impide el mismo. Una de las causas más frecuentes de la escasa lubricación es el apuro masculino por penetrar, cuestión que impide que la mujer logre buenos niveles de excitación. El tiempo que necesita cada mujer para lubricarse es variable: depende de la edad, el nivel de deseo, la etapa vital por la que transita y, fundamentalmente, la conexión con su propio cuerpo y las sensaciones erógenas”, explica el Dr. Walter Ghedin, Médico Psiquiatra y Sexólogo.

La excitación, toda una contradicción

En sexología se habla de dos tipos de excitación: la genital y la subjetiva y lo complicado del asunto es que no siempre van juntas. Según Francisca Molero, sexóloga, ginecóloga y directora del Institut Clinic de Sexología de Barcelona, “los estudios de Meredith Chievers pusieron de manifiesto esto y desterraron muchos tópicos sobre la forma en que las mujeres se excitan sexualmente y sus preferencias. Esta psicóloga norteamericana realizó experimentos en los que enseñaba diversas imágenes, eróticas y no eróticas, a hombres y mujeres con diversas orientaciones sexuales, y donde se medían sus respuestas fisiológicas –en los hombres se utilizaba la pletismografía peneana, para ver el aumento del diámetro del pene, y en la mujer la fotopletismografía vaginal, que mide el nivel de vasocongestión en el epitelio vaginal– al mismo tiempo que se les hacía un test para saber si se habían sentido excitados o no. Los resultados en las mujeres eran bastante confusos y a menudo no parecían pertenecer a la misma persona porque no había una concordancia entre lo que decían y lo que marcaba el medidor. Por ejemplo, muchas confesaban no excitarse con imágenes de lesbianas haciendo el amor, pero el aparato indicaba que sí. Y al contrario, otras reconocían en el test sentirse predispuestas al sexo, pero sus medidores genitales no confirmaban esta sensación”.

Cuida tu sistema de riego

Mientras la ciencia encuentra un puente para unir el mundo genital y mental para comprender a los humanos, existen practicas para mantener ‘un buen sistema de riego’ y estimular la lubricación natural. Los ejercicios de Kegel y las bolas chinas son las más recomendables. De hecho, éstas últimas, según la leyenda, fueron diseñadas por un emperador japonés con muchas ganas de sexo y poco tiempo o espíritu para centrarse en los preliminares. Las bolas hacían el trabajo por él, e introducidas en las vaginas de sus concubinas las preparaban para tener relaciones. Según Molero, “ambas prácticas son complementarias. Los ejercicios de Kegel, al tener que movilizar los músculos, ayudan a coger una mayor conciencia genital pero las bolas chinas, al moverse entre las paredes de la vagina, ayudan a sensibilizarla. Lo ideal es combinar ambos”.

Últimamente existen lo que se llaman hidratantes vaginales y vulvares, como los de Isdin, que nada tienen que ver con los lubricantes. “No tienen hormonas y los vaginales hidratan las paredes y retienen la humedad en la vagina; mientras que los segundos, de uso externo, son muy recomendables cuando hay sequedad, incomodidad o picor, que puede estar producidos por depilaciones, rozaduras de ropa, geles o detergentes”, comenta esta sexóloga. Beber mucha agua y evitar las dietas demasiado estrictas, ya que las muy bajas en grasas carecen de colesterol, un ingrediente esencial para la producción de estrógenos, sustancias implicadas en el proceso de lubricación, son buenas prácticas para ayudar a este proceso.

No hace mucho que se habla de Foria, el primer pre lubricante hecho a base de cannabis y diseñado para mejorar el placer femenino. Se rocían unas gotas, una hora antes de tener relaciones, y las que lo han probado aseguran que sus orgasmos son más intensos, algunos de hasta 15 minutos, además de amplificar la experiencia sexual. El producto ha sido desarrollado por Mathew Gerson, del Aphrodite Group, un colectivo formado por pacientes con tratamientos a base de marihuana con fines medicinales y especialistas. Aún no ha salido al mercado y de momento solo está disponible para los californianos que tengan una receta que les de acceso al cannabis medicinal, aunque se espera que pronto pueda comprarse en Colorado y Washington, donde la planta ya es legal.





LA ELECCIÓN DEL LUBRICANTE

El uso de lubricantes puede ayudar a muchas mujeres a hacer el sexo más placentero, con más acción, sin molestias, agregando al juego erótico un recurso más que eficiente. Los hombres también se entusiasman con su uso: brinda más libertad al movimiento de la pelvis y permite optar por distintas poses. También el sexo anal (el ano es una región que no se lubrica) se beneficia con el uso de los geles.

Para tener en cuenta

Que sea al agua o siliconado. Los más usados en nuestro medio son a base de agua. Se absorben por piel y no dejan ninguna capa aceitosa. Pueden rebajarse con el agregado de agua.
Que no altere el PH vaginal ni predisponga a infecciones.
Que no irrite ni manche.
Que no sea derivado de hidrocarburos: aceites, vaselina, cremas cosméticas, lanolina, etc. Estos lubricantes abren los poros de látex de los profilácticos y predisponen a infecciones.
Lo ideal es incluirlos en la relación como un recurso más para disfrutar.
Puedes usarlos para hacer caricias en otras zonas corporales. La estimulación suave de los pezones, o del glande previamente lubricado, es súper excitante.



MÁS PLACER

Un estudio reciente de la Universidad de Indiana investigó, en una muestra de 2400 mujeres, la satisfacción y la intensidad del placer sexual con y sin uso de lubricantes (al agua y con siliconas), en prácticas autoeróticas y con partenaire sexual. A las participantes se les pidió que evaluaran sus experiencias sexuales durante dos semanas. Las mujeres reportaron mayor placer y vivencia de satisfacción cuando usaban lubricantes (70 % de ellas informaron sensaciones más enérgicas cuando usaban el gel con un compañero sexual y un 60% de satisfacción cuando lo hacían solas).



QUICKIE

Si usas juguetes sexuales recuerda usar lubricantes al agua, no siliconados, ya que los últimos degradan la silicona del juguete.



Descubre lo que no sabes de tu pareja

¿Sabes cuál el miedo más grande de tu pareja? ¿Conoces sus más grandes sueños? ¿Tienes idea de cuál es su tipo de sangre? Es increíble, pero sé de parejas que llevan más de diez años juntos y no saben las respuestas a estas sencillas y a la vez importantes preguntas.

Una de las razones por la que muchas parejas, al pasar de los años, se distancian y hasta se separan es porque que no se conocen lo suficiente para lidiar con los retos que traen un noviazgo o un matrimonio. Si tienes una buena persona a tu lado, practiquen los siguientes ejercicios y te aseguro que ambos se conocerán como la palma de la mano.

Cómo conocerse mejor:

Descubre sus sueños: Ambos deben escribir en un papel cinco anhelos que siempre hayan tenido. Luego cada uno tratará de adivinar lo que su pareja escribió. Te sorprenderás al escuchar que tal vez tu pareja sueña con retirarse en su país de origen o siempre ha deseado visitar París.

Cuenta lo mejor y lo peor: Diariamente, durante la cena, cada uno debe compartir la experiencia más agradable y la más tediosa que tuvo ese día. Este ejercicio te ayuda a conocer más a fondo los gustos e incomodidades de tu pareja.

Relaciónate con su pasión: Aunque no te interese la pesca, el futbol o el boxeo que tanto le gusta a tu pareja, si aprendes un poco más de aquello que le apasiona, lo conocerás mejor y se sentirá más cercano a ti.

Dieta de sexo: Es cierto que la intimidad une a dos personas, pero la falta de ella también los puede ayudar a conocerse mejor. Abstenerse de sexo por una o dos semanas los obliga a buscar otras maneras para demostrar cariño, lo cual los ayuda a conectarse mejor emocional, mental y espiritualmente.

Mírense en silencio: Pueden hacer este ejercicio en la cama o cuando estén recostados en un sofá; durante dos minutos fijen sus miradas intensamente en los ojos sin decir nada. ¡Parpadear está aceptado! Los ojos son la ventana del alma y si te acerca a ellos descubrirás un romántico paisaje jamás visto.



Para más motivación:

www.MariaMarin.com

síguela en twitter @maria_marin

¿Segunda Oportunidad?

En el matrimonio nadie dijo que las cosas serían fáciles, peor aún cuando existe una traición de por medio
¿Qué se puede hacer ante un hecho tan doloroso?
¿Cómo se supera este proceso?

Ante estas interrogantes, la psicoterapeuta Susanne Hansen indica que efectivamente pueden haber segundas oportunidades, pero también hay que saber identificar quién de los dos cometió la infidelidad. "Esta puede ser una gran oportunidad para crear fundamentos sólidos en la relación de pareja, obviamente es una dolorosa tanto para el hombre como para la mujer y humanamente hablando es muy fuerte", dijo.

SOLO PARA VALIENTES. En este sentido, este hecho se puede transformar en una oportunidad de reconstruir la relación de pareja, pero con fundamentos sólidos de crecimiento tanto por parte del hombre y la mujer. Es un proceso de desarrollo interior, de una toma de conciencia, resaltó Hansen. Ahora bien, esta reconstrucción tiene diferentes etapas. "No hay que tener ilusiones, no es fácil, nos desafía humanamente, no es sencillo, es más bien un proceso de muerte y renacimiento para valientes", expresó.

SE PUEDE SUPERAR. Para la psicóloga y sexóloga Liliana Zabala, existen casos de pareja que aseguran que su relación se fortaleció a raíz de una infidelidad, pero en la mayoría de los casos la pareja no puede superar fácilmente el engaño. En casos extremos tanto la persona engañada como el que engañó deben recibir terapia profesional para superar la infidelidad. De no hacerlo, el trauma marcará el matrimonio como una cicatriz imborrable.

UNA SITUACIÓN DELICADA. "Para perdonar una infidelidad hay que hacer una reflexión y valorar la relación, si tiene más peso lo bueno o malo", dice. En este contexto, Zabala exhorta a analizar las falencias porque no toda la culpa es del infiel, "la mayoría de las personas engañadas acusan a la otra persona cuando en realidad se debe reflexionar si se está cumpliendo como pareja, como por ejemplo, ser agradable, comprensivo, tener intimidad, realizar detalles, entre otras cosas", finaliza.

¿Qué demuestra? Conoce el significado de cada tipo de beso

¿Quieres saber cuál es el significado de los besos? Sigue la lectura. El beso en la frente significa que solo son amigos, puede ser usado también para demostrar afecto a un ser querido o incluso para comenzar una nueva relación. El beso en los labios, consiste en chupar suavemente los labios de la pareja mientras se intercalan ambas bocas, si lo haces de manera correcta, es una clara señal de que tienes pensamientos románticos hacia tu chico o chica. Beso en la mejilla, este se hace con la boca cerrada en las mejillas de otra persona, significa respeto y cariño, se puede utilizar para coquetear con alguien, saludar o decir adiós a la persona que amas. Beso en las manos, se lo realiza en el dorso de la mano, puede tener varios significados tales como la pasión, la caballerosidad o la amabilidad. Beso en el lóbulo de la oreja, dependiendo si es en la derecha o izquierda, puede significar pasión o traición, respectivamente.

Cuidado con la obsesión

A todos alguna vez les ha empecinado algo como la limpieza o el control, en este último caso si una persona se interesa por otra que conoció en una fiesta o quiere saber más de con quien está saliendo, realiza tareas imposibles por conocer su vida, desde preguntar a terceros hasta contratar un detective privado. Pero, como todo tiene su límite, el extremo de la búsqueda de información se llama obsesión. ¿Tú padeces de esto?

Husmear. El psicólogo Eduardo Sánchez explicó que si el hombre o la mujer padece un trastorno de control va a buscar información detallada de la persona que le interesa. Su nombre, dirección, familia, antepasado, amigos, amigas, colegio y hasta el kínder en el que estuvo, valiéndose de cualquier medio, incluso, las redes sociales, sin que el otro lo sepa.

Ruta. Este individuo no puede evitar pasar por la casa del muchacho o muchacha, "averigua su ruta diaria, por medio de amigos que tienen en común, pero si no obtiene la información que desea se frustra", indicó Sánchez.

Tiempo. Estas personas pasan horas enteras viendo el perfil de Facebook del otro y el de sus amigos, lee todos los comentarios, así averigua qué planes tiene, a dónde va a salir e incluso cuando obtiene este tipo de información frecuenta el mismo lugar que él o ella.

¿Porqué lo hacen? La psicoanalista y sexóloga Liliana Zabala señaló que "fácilmente la obsesión es confundida con el enamoramiento. Por eso se habla del trastorno erotomaniaco o delirante, por ejemplo pensar que la persona perseguida nos ama e inventar una historia de amor, peor aún si la o el obsesivo tiene trato fugaz con el o la perseguida. Generalmente la persona perseguida es alguien de estatus superior al obsesionado".

¿Se da en la pareja? "Se habla de una obsesión hacia una pareja sentimental cuando la persona concentra su atención en ella, pero desarrolla sentimientos de pertenencia y control. Tal vez decimos que queremos estar con esa persona porque la amamos cuando realmente es por una gran insatisfacción consigo mismos, por miedo a estar solos o al rechazo", sostuvo Zabala.

Cuidado. La especialista mencionó que el grado de obsesión puede ser tan grave que hasta puede dañar a su pareja o a terceras personas, incluso, en ocasiones extremistas recurre el intento de suicidio u homicidio. Por ello aconsejó tener precaución porque puede tratarse de un acosador o acosadora.

miércoles, 15 de abril de 2015

Diferencias entre ellos y ellas

En la etapa de la adolescencia a los muchachos y muchachas se les debe dar responsabilidades y esperar que ellos las devuelvan cumplidas, eso dice la teoría, aunque en la realidad aún existen ciertos tipos de prejuicios y diferencias entre hombres y mujeres.

desarrollo. Existen casos en los que los chicos tienen más "libertad" que las chicas, gracias a la permisividad de los mismos padres. El psicólogo Oliver Silva explicó que al adolescente, sea hombre o mujer, se le debe exigir la misma responsabilidad. Desde ayudar con la limpieza del auto hasta hacer algunos mandados y colaborar a sus hermanos.

horarios. "Porque es 'mujercita' debe llegar antes de la medianoche; pero el 'hombrecito' de la casa puede prácticamente amanecerse en la fiesta", ese es el reclamo que muchos adolescentes hacen cuando buscan establecer un horario límite de salida. Silva sostuvo que los padres tienen que dejar a los chicos hacer uso de su autonomía, tanto para ellas como para ellos, debe ser igual, tomando en cuenta los mismos riesgos.

Prejuicios. El psicólogo señaló que existe el prejuicio sociocultural que genera una figura errónea de amas de casa y hombres machistas que crían hijos machistas. Por ello recomendó que "hay que tratar de equilibrar la cuestión de género, así el hombre y la mujer otorgarán tanto las enseñanzas como las habilidades a ambos géneros y se les pedirá que cumplan con esa responsabilidad".

Educación. A muchos padres les cuesta hablar sobre relaciones sexuales con sus hijas, pero con sus hijos no. "Cuando en realidad este tipo de temas se deberían abordar de la manera más natural posible", apuntó Roxana Sánchez, psicóloga expertas en problemas de adolescentes. La versión de Sánchez coincide con la de Silva que además indica que "a los hijos (niños o niñas) hay que educarlos para que sean capaces de tomar decisiones coherentes con su realidad, crear en ellos una conciencia crítica".

Actividades extras. ¿Que ellas no pueden jugar fútbol o ellos entrar a clases de ballet? totalmente falso. "El problema no está en los hijos, sino en los padres. Es parte de la educación que recibieron y que no se debería retransmitir", remarcó Silva.

Cosas del corazón. La psicopedagoga Nadia Rocabado indicó que otra situación es cuando al hombre le permiten tener novia, pero a la mujer no.

¿Qué hacer? El experto sostuvo que es momento de reflexionar no en su rol de padres sino como persona, qué tan inmaduro se encuentra, qué tan abierto es, "pero si vive debajo de una 'tutuma'; entonces no va a ver la realidad tal y cual es, sino que la va a ver en función de los prejuicios que les inculcaron sus padres y abuelos".

Efecto. Entre los efectos que ocasionan los estereotipos están: crear personas dependientes, no van a ser capaces de tomar decisiones y a la larga se les va a hacer difícil relacionarse socialmente.

sábado, 11 de abril de 2015

A mayor consumo de queso.. ¡Más intimidad!

Nuestra alimentación puede influir en nuestro carácter, hábitos cotidianos y relaciones personales. Pero, ¿hasta qué punto pueden ser determinantes? Según una reciente encuesta realizada por Skout, la red social más grande del mundo para conocer gente, hay un alimento que marca importantes diferencias en nuestra forma de ser y, atentos, en la cantidad de sexo que practicamos: el queso.

Claro que todo depende de cómo se coma. Diferencian entre las personas a las que les gusta el queso fundido –las lonchas típicas que se utilizan para los sándwiches– y aquellas que lo prefieren sin calentar. Y las diferencias son bastante notables.


Según publicaron en Skout, de la forma en la que las personas comen queso se pueden extraer datos sus preferencias vitales. De las 4.600 personas que participaron en la encuesta, el 73% de los amantes del queso a la parrilla tienen relaciones sexuales al menos una vez al mes en comparación con del 63% de los que no aman el queso fundido.

Pero hay más, 3 de cada 10 amantes de los sándwiches calentitos declararon practicar sexo al menos 6 veces al mes, mientras que apenas el 27% de los que lo prefieren del tiempo se acercan a esta media.

La encuesta también señala que los amantes del queso fundido son más solidarios y aventureros que los que comen queso así sin más, sin calentarlo ni nada. Vaya gente.

El 81% de los participantes de los que gratinan sus platos y emparrillan sus sándwiches afirmaron haber donado tiempo, comida o dinero para las personas necesitadas. Son todo amor. Y no sólo eso, que si tiene que ir a ayudar van, porque el 84% declaró que adoraba viajar (otra cosa es que lo hagan, porque un nada desdeñable 78% de los que no comen queso fundido también declararon que lo que es gustarles la idea de viajar claro que les atraía).

El queso es ¿afrodisiaco?

Pese a los resultados de esta encuesta –que ha realizado con motivo del Día Internacional del Queso al grill o a la parrilla que se celebra el próximo 12 de abril– el queso no es un alimento que pueda considerarse óptimo para tener una vida sexual activa y placentera.

Al contrario. Como derivado de los lácteos, puede ser una excelente fuente de proteínas –que ayudan al crecimiento muscular y a aumentar los niveles de testosterona– pero algunos tipos de quesos son altos en grasas saturadas y pueden ser muy perjudiciales para las arterias.

3 de cada 10 amantes de los sándwiches calentitos declararon practicar sexo al menos 6 veces al mes

Además, si lo consumimos en exceso puede derivar en problemas estomacales, digestiones pesadas e incluso, sobre todo los quesos fuertes en sabor, gases. Ojo con lo que pongas de picoteo en la cena porque hincharte a queso puede impedir que te desenvuelvas con soltura en la cama. Ah, y dato importantísimo: los lácteos hacen que los fluidos corporales adquieran un sabor ácido algo fuerte…

Caliente o frío, no parece el alimento ideal para disfrutar de una noche desenfrenada de lujuria y pasión. Puede que eso explique que 7 de cada 10 aseguren practicar sexo un día de cada treinta… Mejor no saber qué pasa con el 30% restante.

jueves, 9 de abril de 2015

El miedo al amor existe...



Si creías que temerle al amor era cosa de locos, debes saber que sucede. La filofobia es el miedo irracional e injustificado a enamorarse o sentir amor hacia alguien. Padecerla no es obstáculo para tener una relación de pareja, dice la psicóloga Vanessa García; su colega Alejandra Porcel, en cambio, asegura que puede traer mucho sufrimiento.

Esta condición surge del temor al sufrimiento. “Las causas que pueden llevar a la filofobia son varias: traumas infantiles relacionados con la familia o el entorno afectivo, relaciones de pareja pasadas que concluyeron en desengaños, rupturas traumáticas, penosas historias de amor transmitidas u otras experiencias malas relacionadas con el amor”, describe Porcel.

“Estas personas por lo general buscan relaciones a distancia, irreales, que no impliquen compromiso; o amores imposibles y platónicos, como (el querer a los) artistas, para no enfrentarse a la realidad de dejarse amar o tener que tener una relación sentimental de entrega mutua”, agrega.

Una persona filofóbica siempre activará el mecanismo de defensa de la negación. Le encontrará defectos a su pareja, tratará de convencerse a sí misma de que no está enamorada o de que es algo pasajero. Los filofóbicos usan pensamientos contradictorios a sus sentimientos y justifican mentalmente los defectos de su pareja para negarse lo que sienten y, en muchos casos, son personas a las que les cuesta comprometerse y evitarán hacerlo, explica García.En criterio de Pórcel es muy difícil tener una relación sana con una persona filofóbica, ya que ésta siempre buscará mecanismos de defensa, lo que puede causar sufrimiento a ambas partes; al estar encapsulado en su temor, un filofóbico no amará realmente a su pareja.

García asegura que el riesgo en estos casos es el de caer en una dependencia negativa: jugar al juego de “yo sí te puedo conquistar, enamorar”, o bien generar una relación disfuncional con poca retroalimentación (“no me dice que me ama, no demuestra lo que siente”), mientras que para la persona que tiene este miedo el riesgo es el aislamiento, sentirse frustrado, poco entendido.

Cuando alguien tiene esta condición se requiere trabajar aspectos de merecimiento en recibir y dar amor, y eso lleva a tratar temas relacionales de familia.

“Esto se puede hacer solo si la persona está dispuesta a tomar las riendas de su vida y de su problema; la pareja apoya, coadyuva. Es muy importante acudir a un especialista que ayude a los enamorados a ver con objetividad el problema. Construir una sana relación es tarea de ambos”, concluye García.

Síntomas

Es fácil saber cuándo la padeces, ya que por tu mente comienzan a pasar un montón de imágenes negativas respecto a las relaciones y te llenas de temor al querer expresar tus emociones.

Fuentes: Las psicólogas Vanessa García (vane_vggv@hotmail.com) y Alejandra Porcel (alejandra.porcel@gmail.com)
ç

Lo que nos enloquece de ellos

¿Será cierto que un hombre puede llevarse a una chica a la cama con sólo hacerla reír? ¿Necesitará ser alto, con una mirada profunda y una voz tan grave que te debilita?

Resulta que a pesar de que tengamos nuestras preferencias, ideales y visiones sobre el hombre perfecto, nuestra naturaleza muchas veces nos traiciona y nos regresa directamente a nuestros instintos más básicos.

Estos son los cinco atributos en un hombre capaz de volverte loca y, ¡enamorarte al instante! (De acuerdo a la ciencia).

Una estatura envidiable

Las mujeres los preferimos altos. ¿Por qué? Encuestas recientes muestran que los hombres con una altura mayor al promedio de la población en su entorno tienen mayor popularidad con las chicas.

Las mujeres relacionamos la altura directamente con el nivel de seguridad y protección que se nos brindará. ¡Instinto meramente de supervivencia!

Además está comprobado que en la cultura occidental, los hombres con mayor altura al promedio cuentan con un mayor nivel socio-económico que los de baja estatura. Ni modo chicas, ¡somos instintivamente interesadas!

Una espalda ancha

Según los estudios, los hombres con un torso en forma V, hombros anchos en relación a la cadera, son percibidos por ambos géneros como física y socialmente dominantes.

Además, los hombres con este tipo de musculatura reportan haber tenido más parejas sexuales que sus menudos contrincantes. Pero ¡alerta chicas! también confiesan haber tenido más amantes e infidelidades al estar involucrados en una relación formal. ¿Coincidencia?

Una mandíbula cuadrada

Este tema es un tanto complicado ya que las estadísticas reflejan que las chicas prefieren una cara con facciones angulares y una mandíbula hechizante para un encuentro casual-sexual.

Pero cuando se trata de escoger a un chico para una relación duradera, la mandíbula pasa a segundo plano.

¿La conclusión del estudio? Al escoger marido, las mujeres prefieren a los hombres que parecen ‘buenas personas’ y que por ende se percibe serán ‘buenos padres,’ pero optan por los chicos robustos y con caras más masculinas cuando buscan quedar embarazadas. ¡Qué tal!

Un tono de voz grave y sensual

Ese que te derrite cuando te habla al oído. Resulta que no importa si la mujer busca un encuentro casual o una relación encaminada hacia el altar, el tono de voz es crucial al momento de la atracción física. Y esto, tiene un motivo científico: la testosterona.

Esta feroz hormona es la causante del cambio de voz de los niños en la pubertad. Y entre mayor nivel, más grave la voz.

Por eso, cuando escuchamos una voz ronca y profunda la asociamos directamente con una mayor posibilidad de genes saludables para nuestros hijos.

Una buena carcajada

Básicamente a las mujeres nos gusta que nos hagan reír. Un buen sentido del humor es un signo de seguridad, auto-confianza e inteligencia.

Estudios reflejan que las mujeres que consideran a su esposo como ocurrente y divertido tienen un matrimonio más feliz y duradero que aquellas que no.

Un dato curioso: las mujeres nos sentimos atraídas a los hombres que producen buen humor y los hombres definen al buen humor en una mujer como aquella que es recíproca a su humor y ¡se ríe de sus bromas!

Finalmente, ambos consideramos este punto algo esencial tanto como para una noche pasional o una relación duradera.

¡Quién lo diría!

LAS COSAS QUE NOS DERRITEN Y NO SABEMOS POR QUÉ

Hombros fuertes, una t-shirt blanca, que sepa cocinar, que juegue con un niño … ¿qué hace irresistible a un hombre? Desde esas cosas cotidianas hasta algunas extrañas… M entrevistó a varias mujeres y esto es lo que dijeron.

1. “Mangas remangadas. ¡Muéstralas! No tengo idea qué será pero me encanta un hombre con camisa remangada y que muestre su antebrazo masculino. Me enloquece”, asegura Mariana de 29 años.

2. “Me encanta cuando un hombre guapísimo no tiene idea lo guapo que es y de cuántas chicas podría tener a sus pies. Es lo más sexy”, dice Marcela de 33 años.

3. “Una linda voz, baja, sensual, suave… un barítono rico puede hacer que los rasgos menos atractivos de alguien desaparezcan en un segundo”, dice Liliana.

4. “Ese olor a hombre: no es intencional, no es un perfume. Es su ropa y piel limpia, y feromonas. Ese aroma a hombre me parece súper atractivo”, asegura Claudia.

5. “No hay nada más sexy que un hombre en la cocina. Me enloquece ver a un hombre cocinar”, asegura Andrea de 35 años.

6. “No hay nada más lindo y sexy que ver a un hombre con su mascota, especialmente si es perro. Me derrite”, asegura Carolina.

7. “Un hombre tiene que dar buenas propinas y ser respetuoso y amable con meseros, guardias, niños de la calle… no hay nada que me moleste más que un hombre que falte el respeto a otros, no importa quién sea”, dice María de 29 años.

8. “Nada más irresistible que un hombre que habla con los ojos, especialmente cuando te dice que te quiere hacer el amor con su mirada. Claro que me refiero a esto cuando lo hace tu chico, no cualquier hombre caminando por la calle”, dice Cecilia.

9. “Me fascinan los acentos. No es justo. Es súper fácil para un hombre derretirme si tiene acento”, dice Laura.

10. “Ponerse o quitarse una corbata. No puedo explicar por qué me encanta verlo con esta prenda, pero me fascina”, dice Gabriela.

11. “No hay nada más sexy que un hombre que sea increíble con los niños. Ver un hombre con un niño es irresistible”, confiesa Catalina.

12. “Me encanta ver a mi chico trotar o aún mejor, cuando llega de su entrenamiento. Me encanta verlo en buzo y cómo cae la tela sobre su cadera”, asegura Mónica.

13. “Cuando recién sale de la ducha. Literalmente, no aguanto”, dice Mariela.

14. “Verlo trabajar. No importa qué es lo que hace, me encanta verlo hacer lo que le apasiona. Siempre es excitante”, dice María José.

15. “Me encanta un hombre en short. Si no se ve bien en short, algo está mal. Tiene que verse bien en short”, dice Rebeca.

16. “Un hombre con una polera blanca. ¿Puede existir algo mas sexy?”, remata Eva.

miércoles, 8 de abril de 2015

¿Por qué se enamoran de lo que está prohibido?

Siempre pasa que te enamoras de alguien imposible, es decir, aquellos que tienen un estilo de vida que no va contigo, que ya tienen novia o porque salió con alguna amiga.

Usualmente, muchas personas tienden a encontrar placer en lo prohibido. Y por más que no actúes sobre esos sentimientos, no dejan de estar presentes y te impiden encontrar a alguien que realmente valga la pena y te haga feliz. Según estudios psicológicos, los seres humanos tienden a querer algo mucho más cuando hay escasez o cuando se trata de un producto que ya ha sido vendido. Esto se puede trasladar a las relaciones y al hecho de que le des más valor a un hombre porque si está ocupado significa que vale la pena y lo deseas aún más. A la mayoría le gusta los desafíos y también en el plano de los sentimientos, por eso disfruta el desafío de conquistar a alguien que no puede tener. Si algo es demasiado fácil piensan que tiene menos valor.

lunes, 6 de abril de 2015

Los 10 consejos para cuidar la salud sexual

Los hábitos son muy importantes a la hora de mantener a raya la salud sexual. Una alimentación completa, buenas rutinas higiénicas o no faltar a las revisiones ginecológicas pueden evitar muchos problemas a lo largo de la vida de toda mujer. Para afrontar todas las etapas sexuales con éxito, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y la empresa farmacéutica Bial han lanzado el 'Decálogo de la mujer saludable'.

Los datos apuntan a que las españolas aún no prestan toda la atención que deberían a su salud sexual. Una de cada cinco jóvenes de 25 a 35 años nunca se ha hecho una citología vaginal, según los datos del INE, y "entre el 12 y el 20% de las mujeres padecerá alguna enfermedad de transmisión sexual a lo largo de su vida", según apunta el profesor Troyano Luque, Vicepresidente Tesorero de la SEGO.

La solución para evitar estas futuras enfermedades puede estar en ser constante con algunas rutinas alimentarias, como mantener una dieta rica el calcio, o buscar el método anticonceptivo que más se adapte a las necesidades de cada persona.

Adaptar el ritmo de vida a las tres etapas por las que pasa toda mujer durante su vida (infancia-adolescencia, reproductiva y menopausia) es básico para tener una buena salud ginecológica. Estos son los consejos a seguir que propone el'Decálogo de la Mujer Saludable'.

Mantén una dieta equilibrada durante la infancia, y accede a un aporte vitamínico y de minerales bajo control pediátrico. "Recuerda que el calcio se atesora en la juventud y se gasta en la menopausia".
Haz ejercicio habitualmente, evitando el sobrepeso.
Infórmate de las opciones médicas y planes preventivos de las enfermedades ginecológicas.
Infórmate de los métodos anticonceptivos y de cuál es el más adecuado para ti.
Hazte revisiones ginecológicas periódicas cada dos años.
Evita las enfermedades de transmisión sexual.
Antes de planear un inminente embarazo, acude a una revisión preconcepcional y luego controla tu gestión adecuadamente.
Come equilibradamente durante tu vida reproductiva y menopáusica: haz comidas hipograsas saturadas, hipocarbonadas de azúcares refinados (pasteles por ejemplo), rica en verduras y pescados, preferentemente azul y carnes blancas.
Evita hábitos tóxicos y medicamentos inadecuados o que te provoquen dudas sobre la integridad fetal en el primer trimestre de la gestación. Consulta siempre con tu ginecólogo.
Asume la importancia de la lactancia materna y de sus beneficios para ti y para tu hijo

domingo, 5 de abril de 2015

Beneficio de la eterna amistad

Es fundamental que las personas de la tercera edad socialicen con sus pares o con otras personas, ya que en esa etapa tienden a sentirse decaídos y por eso se aíslan o se encierran en su casa, así lo afirmó el psicólogo Jhonny Ledezma, a tiempo de explicar los beneficios de que el adulto mayor haga nuevas amistades y/o fortalezca las que ya tiene.

Aumenta su motivación. La psicóloga Ana María Perrucci señaló que uno de los beneficios es que el socializar "le aumenta la motivación en cuanto a deseos de vivir, porque es una forma en la que ellos se sienten importantes, útiles y esto es muy favorable".

Creatividad. Perrucci mencionó que "al tener motivación ayuda a que las demás aptitudes humanas se desarrollen, se manifiesten como la creatividad y la afectividad, no solo recibir sino también dar afecto". Ledezma comentó que "en la socialización se activan todos los procesos cognitivos como la capacidad de la memoria. Empezará a contar algunos recuerdos, ideas y ello es productivo, dado que activa una serie de aspectos psicológicos, fisiológicos y biológicos".

Favorece la psicomotricidad. "Al estar con ánimo, motivado, todo en el organismo funciona mejor. La parte inmunológica mejora y por supuesto la parte motora, porque la persona no queda tan tensa, sino más bien más relajada al estar contento", sostuvo Perruci. Su colega agregó que mientras se comunique y tenga algún hábito de ejercicio, "fácilmente no va a perder la psicomotricidad".

Hace frente a las limitaciones. Ledezma apuntó que "a pesar de una deficiencia física, que ella se sienta querida por otras personas que la toman en cuenta en actividades sociales y grupales, por supuesto va a minimizar el problema de limitación física".

Contribuye al sentimiento de utilidad. El experto remarcó que "estando con sus pares van a salir temas en común de conversación e incluso soluciones. Se crea un espacio de diálogo, autoanálisis y éste entra con el mensaje de la comunicación, esto le ayuda", apuntó Ledezma.

Recomendación. El profesional enfatizó que se debe tomar en cuenta sus condiciones, si realmente quiere salir, porque si es obligado puede que tenga más efecto negativo que positivo.

Momentos en los que amarás estar soltera

Estar en pareja no siempre es tan bueno como parece. Existen situaciones en las que se prefiere estar sola o solo que mal acompañado. Conoce e identifica algunas. Salidas con amigas; quién no se ha lamentado tener que compartir con tu pareja una cena familiar, cuando en realidad había una fiesta organizada entre amigas. No hay peleas de pareja; aunque no lo creas, existe un determinado momento en el que buscarás evadir, a como dé lugar, la eterna lucha de "enamorados". Se conoce chicos nuevos; si te ha pasado alguna vez cuando saliste y tuviste que decir que estás en una relación, seguro que te sientes identificada. Mirar tu película preferida; obviamente en tu condición de soltera, no debes consensuar con nadie qué ver y cuándo hacerlo. Gastar por demás en el mall; cuando tu billetera es independiente, no mides cuánto ni mucho menos en qué gastar. Esos son los momentos en los que adorarás tu solterío más que nadie.

Descubre por qué ellos no quieren dar el siguiente paso, ni siquiera a la primera cita.

Alguna vez te preguntaste por qué tu compañero de la universidad es muy amable contigo y alguna que otra vez lo encontraste mirándote. Quizá le gustas o tiene un interés especial en ti, pero hasta la fecha no se atreve a invitarte a salir. ¿Quieres saber por qué?

Confirma su virilidad. La sexóloga Carolina Rivero indicó que algunos hombres solo quieren confirmar su sentido de virilidad, "mientras más mujeres tenga conquistadas, él se va a sentir que no ha perdido ese poder de seducción, así tenga una pareja".

Baja autoafirmación. Rivero expresó que si él no tiene una buena autoafirmación va a necesitar que alguien más lo haga. Por eso coquetea, pero en realidad ella no le interesa. En cambio "un hombre que tiene una buena autoafirmación, sabe que no necesita estar picando de flor en flor", explicó.

Solo le atraes físicamente Solo le atraes físicamente, no le interesa tener una relación a largo plazo. "Los hombres se sientes atraídos por lo físico e incluso pueden tener una relación sin estar enamorados, solo porque la mujer tiene cuerpo contorneado, pero si se enamoran no reparan en ese detalle", mencionó la psicoanalista Liliana Zabala.

Timidez. La psicoanalista sostuvo que "hay que reconocer que existen hombres que son tímidos que no se atreven a decir nada, pero sus ojos los delatan, estos son "el espejo del alma", no mienten sus miradas intensas y reveladoras". Rivero agregó que si ella se da cuenta que él es tímido, puede invitarlo a tomar un café, sentarse en el parque a conversar, no significa que ella sea una lanzada. Pero aconsejó no intimar porque recién está conociendo a esa persona.

Por la religión. Rivero señaló que va a depender del grado de importancia que tiene para ti la religión. Por ejemplo, si eres católica convencida de lo que estás haciendo y te das cuenta que él es musulmán, seguramente vas a pensar que ese hombre no tiene nada que ver con tu religión y tal vez no vas a querer tener nada con él o quizás solo una amistad.

Son colegas. Zabala sostuvo que si algún colega de trabajo te coquetea, puede tratarse simplemente de una admiración o una atracción momentánea, "se debe esperar porque se puede confundir la emoción con sentimientos de amor y salir lastimados o lastimadas". Además aconsejó no mezclar el amor con el trabajo.

Las 42 fórmulas infalibles para enamorar locamente a una mujer

Un viejo chiste machista, resentido y obsoleto decía que para hacer feliz y enamorar a una mujer había que “regalarle un delantal y una escoba”.
Aparte de ofensiva, aquella vieja expresión está muy alejada de la realidad y de lo que verdaderamente debe primar entre los grandes géneros del planeta: el romance y la conquista mutua.
Por más que ellas no piensen lo mismo o que no sean todas las que deben estar, sin querer queriendo son 42 acciones o fórmulas que se han ido depurando con el tiempo y que se han institucionalizado en el manual que todo galán debe tener a mano. Obviamente se aceptan todas las sugerencias.

1. Evita ante todo responder con un “okey”, un monosílabo, una onomatopeya o cualquier otra respuesta corta que haga pensar que no la escuchas.

2. Pon una foto suya de fondo de pantalla de tu teléfono o computador.

3. Toma y entrelaza tu mano con la suya, aunque sea sólo por un segundo.

4. Acaricia y juega con su pelo de forma suave y reiterada.

5. Cada vez que hables, mírala a los ojos y sonríe.

6. Si te ven conversando con otra mujer, cuando termines de hablar, camina hacia ella, abrázala y dale un beso que la haga sentir que no tiene competencia.

7. Cada vez que le hagas una promesa, hazlo con convicción y, lo más importante, cúmplelas

8. Si el mundo o tus amigos piensan que está “loca”, comparte con ella su locura.

9. Que sus logros te hagan feliz y aliéntala a aceptar nuevos retos.

10. Dile que si de ti depende, no la dejarás jamás.

11. Envíale un mensaje de buenas noches mientras ella está durmiendo, así se despierta al otro día con una sonrisa en su rostro.

12. No le digas bonita o linda, dile derechamente hermosa.

13. Que ella sea tu prioridad, no una opción entre muchas.

14. Invítala a ver una película con algo rico para comer y abrazados.

15. En vez de salir con tus amigos, pasa tiempo de calidad con ella.

16. Bésala cada vez que sientas ganas de hacerlo.

17. No ganes todas las discusiones, déjala ganar una a pesar que esté equivocada.

18. Preocúpate de los pequeños grandes detalles

19. Respétala a ella, su familia, sus amigos, sus valores y creencias.

20. Baila con ella, incluso si no hay música.

21. Acércate despacio, abrázala por detrás, dale un beso en el cuello y dile que la amas al oído.

22. Apoya sus caprichos y enamórate de sus defectos.

23. Cada vez que tengas tentaciones de estar con otra mujer, permanece fiel.

24. Dale tu chaqueta o abrigo cuando tenga frío.

25. En cada acto y acción hazle sentir que ella es la única en el mundo.

26. No esperes siempre que ella dé el primer paso.Toma la iniciativa.

27. Hazle masajes sensitivos de pies, espalda, cuello, hombros y, por supuesto, el cuerpo completo.

26. Regálale flores y chocolates por el sólo hecho de ser cómo es.

27. Si está cansada deja que duerma entre tus brazos.

28. Que sepa que tu vida pierde sentido si no estás con ella.

29. No cambies tu personalidad cuando estás con amigos y cuando están solos.

30. En las redes sociales trata de ser muy cariñoso con ella.

31. Asegúrate siempre de estar apoyándola cuando te necesite.
De vez en cuando planea una salida sorpresa, donde su única preocupación sea verse bonita.

32. Sal de compras con ella y sé comprensivo cuando no encuentre lo que busca.

33. En el momento más inesperado del día, escríbele o llámala para decirle que estás pensando en ella.

34. Lucha junto a ella cuando veas que se está dando por vencida.

35. Abrázala cuando se sienta débil y crea que no puede seguir adelante.

36. Nunca dejes que los demás influyan en una decisión de pareja.

37. Entrégale siempre razones justificadas por tus acciones.

38. Cuando salgan juntos, preséntala a todo el mundo como tu pareja.

39. Asegúrate que ella sepa quiénes son tus amigos y viceversa.

40. Abrázala en público para demostrarle que estás orgulloso de ella.

41. Aprende a reconocer cada uno de sus detalles y aprende a elogiarlos.

42. En días de invierno, dale un buen beso bajo la lluvia; en la playa, un beso en el atardecer

Bonus track
43. En los momentos íntimos preocúpate de ella y de sus gustos, de sus tiempos y de sus fantasías.

jueves, 2 de abril de 2015

¿SEXO FELIZ? ¡SÍ! NOS REFERIMOS A LOS BUENOS HÁBITOS DENTRO DE TU VIDA SEXUAL

¿Alguna vez has sentido que todo es maravilloso después de una relación sexual? ¿O te has pasado lo que quedaba del día con una enorme sonrisa en la cara sin saber muy bien por qué? Si es tu caso, seguramente has probado las delicias del sexo feliz.

¿Qué hace falta para conseguirlo? En realidad, nada excesivamente complicado: que tengas confianza con la persona con la que estás y que seas capaz de comunicarte sexualmente hablando, pues la intimidad y una buena predisposición son más que suficientes. Y que los límites de la relación sexual vengan marcados por ti: qué te apetece hacer, qué no, en qué momento...

Cómo conseguir el sexo feliz

“Hay quien busca en la relación sexual una sensación de existencia y compañía, otros buscan afirmar su identidad sexual y, algunos, olvidar situaciones vitales adversas. Pero frente a eso está el sexo ligado al placer: la sexualidad humana es una función fisiológica, cognitiva, emocional y relacional adecuada, positiva y deseable”, asegura Rosa Calvo, psicóloga clínica, en su pagina web personal, rosacalvo.com.

O sea, que en contra de quienes creen que el sexo es “sólo” sexo, los especialistas aseguran que es mucho más que un simple acto copulatorio. En palabras de Francisco Ferré, jefe de servicio de Psiquiatría del Hospital Gregorio Marañón, “dos se hacen uno porque se quieren, y esa fusión no es simplemente una experiencia física sino algo más complejo que afecta a la vida psíquica”.

Reconocerlo es mucho más difícil que en los casos donde no es sinónimo de placer, porque cada uno siente y experimenta el sexo feliz a su manera. Por eso valen un sinfín de descripciones: las famosas mariposas en el estómago, el buen humor prolongado, sentirte a gusto contigo misma... Todos ellos son los increíbles efectos de la pócima mágica del sexo feliz, que al fin y al cabo no es tan difícil de conseguir como piensas: eligiendo el momento, el lugar y la persona con la que quieres disfrutarlo, además de no olvidar que esto no es sólo cosa de uno. Pero sobre todo, partiendo de la base de que no hay obligaciones sexuales en la pareja: ¿que te apetece romper la rutina y llevar a cabo una fantasía sexual porque crees que disfrutarás muchísimo? ¡Adelante! ¿Que no ves ningún sentido a cambiar de aires y probar cosas nuevas? ¡Perfecto también! ¿Quién ha dicho que lo cotidiano y natural no sea tan excitante como una montaña rusa? Es lo bueno del sexo feliz: que la única receta es que estés cómoda, relajada y te sientas con la suficiente libertad como para elegir lo que te apetece hacer. Por lo demás, sólo tienes una obligación: ¡Disfrutar!



La mejor noche de tu vida

¡Admitámoslo! vivimos orientados hacia los objetivos y en la búsqueda de lograrlos, no disfrutamos el camino. Y no es algo que solamente ocurre en el aspecto laboral, económico o social. Sucede en el plano sexual, donde alcanzar el ‘Gran Oooh!’ se transforma en el todo y en la meta.

Esto sucede porque tenemos fuertes y arraigadas creencias, pero ante todo falsas, de que eso debería ser así:

“No es realmente sexo, si no llegamos al orgasmo”, es un pensamiento fuertemente arraigado en las mujeres, pero también en los hombres. También está el: “No es buen sexo, si él eyacula demasiado rápido” o “Una pareja que realmente se entiende, llega junta al orgasmo”.

Todas estas creencias son tonterías que hacen daño! “Creer que son ciertas, sólo nos conduce a la frustración. Yo no digo que el orgasmo no sea rico, y que no te haga sentir bien o que no sea liberador. Pero es apenas una pequeña partecita de lo que significa “hacer el amor” y sentir placer sexual. Las últimas investigaciones revelan que el promedio de duración de un orgasmo es de 10 segundos. Esto significa que una persona sexualmente activa, tiene unos 20 segundos de experiencia orgásmica a la semana, 90 segundos al mes y 18 minutos al año”, explica la sexóloga Alessandra Rampolla.

Una relación sexual es mucho más que esos 10 segunditos, mucho más placentera e importante que la liberación de la tensión orgásmica. Pero si priorizamos esa fracción de tiempo, difícil será que podamos vivir y sentir las horas de intercambio y plenitud sexual con nuestras parejas.

“Si todo el tiempo estamos preocupados en si “¿llegaré?”; “¿voy demasiado rápido?”; “¿estaré haciéndolo bien?”, ¿en qué momento nos entregamos y disfrutamos de la gran vivencia del sexo, de esa comunicación y contacto íntimos con el otro? Afortunadamente, está en nosotros empezar a desterrar estos mitos y vivir un sexo de calidad. Y el sexo de calidad, créanme, no está ‘orientado al objetivo’”, asegura la sexóloga.

Estas son las claves que la sexóloga da para vivir lo que ella llama ‘sexo de calidad’.



CLAVE 1: Enfócate en el presente. Vive cada caricia, toque, abrazo, beso, movimiento sin pensar en lo que vendrá. No te apresures en alcanzar una meta… Transforma al juego previo, en el auténtico juego. Enfócate en el placer que recibes. Cada instante hazlo valioso, atesóralo, disfrútalo.



Sé consciente de ti misma. generalmente estamos pendiente del otro: “¿lo estoy haciendo bien?”, “me verá atractiva?”, “¿se habrá dado cuenta de que engordé unos kilitos?”, “¿sus ex habrán sido mejor que yo”?. Imposible tener un sexo de calidad con todas estas preocupaciones en la cabeza. Una vez más, la propuesta es que sientas. No se trata de ser egoísta, sino de saber entregarse. Muchas, pero muchas mujeres (hombres también) me preguntan: ‘Alessandra: ¿cómo hago para darle el mejor sexo de su vida o de volverme inolvidable? ¿Qué le hago? Dame técnicas!’. Y si pensamos bien, la verdadera preocupación de esta inquietud no es tanto acerca de complacer al otro, sino sobre el temor a no ser los mejores, habla de nuestras inseguridades. Y mientras estás preocupada en ‘complacer’ al otro, ni te acuerdas de ti, y el placer da paso al estrés y la tensión. Y eso, les cuento, se lo transmiten al otro. Y ¡les digo más! No estamos siendo generosos con el otro; sino por el contrario, bastante egoístas, porque tu pareja también quiere que tú sientas: te besa, te acaricia, y tú ni lo registras de tan preocupada que estás por complacerlo a él. Cuanto más te focalices en lo que sientes, más espontánea serás, sentirás más placer y ese placer es contagioso. Tú propio placer hará que el del otro se acreciente.



CLAVE 2: ¡Relájate! Para vivir el momento presente y estar conscientes de lo que sentimos, es vital relajarse. Ya sé! Mientras leen esto, piensan: “¿Pero cómo me relajo, Alessandra, si no puedo dejar de pensar en cómo la estará pasando; si lo hago bien, si bla, bla, bla…?”. Las técnicas de respiración como las que se usan en Yoga o en la meditación, ayudan mucho. De buenas a primeras, esos pensamientos no desaparecerán. No importa. Cuando aparezcan, conscientemente ‘déjalos pasar’ y concéntrate en tus sensaciones. Cuanto más practiques esto, más fácil se te hará deshacerte de esos pensamientos que te taladran la cabecita y entonces, lograrás relajarte.



CLAVE 3: ¡Desconecta tu cabecita! Esto es una consecuencia directa de la relajación y de vivir el momento. Si estás en el ahora, si te entregas a las emociones y sensaciones presentes, poco a poco tu cabecita dejará de boicotearte el placer.

Y ahora sí, volviendo a nuestra preocupación inicial acerca del ‘Gran Oooh!’, si vives el momento, te relajas y sientes, cada segundo de tu encuentro sexual será maravilloso y pleno. Si llegas, ¡qué bien! Y si no llegas, también: ¡Qué maravilla! Has pasado cuánto… ¿horas, muchos minutos? disfrutando de un increíble y verdadero placer.







La vida en pareja

Un estudio realizado por el famoso Instituto Kinsey (publicado por Archives of Sexual Behavior), nos revela datos muy asombrosos sobre la vida en pareja, derrumbando muchos de los mitos sobre la felicidad y el amor.

La investigación fue realizada en Estados Unidos, España, Brasil, Japón y Alemania, a 1009 parejas, que en promedio llevaban 25 años de relación.

Veamos algunas de estas revelaciones:

Los hombres necesitan más mimos que las mujeres. Solemos pensar que somos nosotras, las mujeres, las que necesitamos más el contacto físico, que nos besen y abracen. Pero este estudio demostró que los mimos son más importantes para ellos. Hasta el punto de que aquellos hombres que manifestaron ser consentidos por sus parejas, son tres veces más felices que aquéllos que indicaron contactos físicos más escasos. Sorprendentemente, para las mujeres, los mimos no parecen tener mucha influencia en su relación de pareja. Por el contrario, su satisfacción sexual es más importante a la hora de evaluar la felicidad en pareja.



La clave de la felicidad en pareja. Los factores que nos hacen felices parecen ser diferentes para los hombres y mujeres. En el caso de las mujeres, los factores claves fueron: la duración de su relación y el buen desempeño sexual: y esto es muy importante, chicas, porque según este estudio, la felicidad pasa porque nos sintamos satisfechas con nuestra sexualidad, que pongamos el acento en nosotras y no tanto en la otra persona. Es decir, cuanto más nos animamos a disfrutar y a satisfacer nuestras propias necesidades sexuales, ¡más felices estaremos con nuestra relación!

En el caso de los hombres, los factores claves son las relaciones prolongadas, el buen estado físico (los hombres saludables fueron 67% más proclives a indicar que eran felices en sus relaciones, que aquéllos con achaques), buen desempeño sexual y satisfacción sexual. ¡El estudio destaca que los hombres más felices son aquellos que le dan importancia a los orgasmos de sus esposas! Una razón más, chicas, para que se concentren en su propio placer; porque ¡ahora la felicidad será por dos!