Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

martes, 30 de junio de 2015

Las mujeres atractivas anulan la capacidad de los hombres para pensar racionalmente

Las chicas guapas tienen algo especial que hace que los hombres se vuelvan locos. Esta es una teoría que todos conocemos desde siempre pero que, hace unas pocas jornadas, se ha corroborado gracias a un estudio publicado en la revista especializada «Frontiers in Neuroscience». En él, un grupo de psicólogos asiáticos ha desvelado que las mujeres atractivas pueden hacer que los varones dejen de pensar de forma racional y acepten ofertas que no les reportan ningún beneficio.

Así pues, los expertos consideran que la belleza femenina tiene la capacidad de hacer que el cerebro pierda momentáneamente la conciencia de la justicia y la injusticia. «La gente se comporta muy bien con las personas atractivas. Eso se sabía. Ahora, este estudio revela que las personas también son más tolerantes hacia las personas atractivas cuando se comportan ´injustamente´, lo que sugiere que laspersonas atractivas pueden ser más egoístas en su vida porque su belleza hará que les perdonen», explica el psicólogo Anthony Little en declaraciones exclusivas al «The Huffington Post».

Para llegar a esta conclusión, los expertos solicitaron a 21 estudiantes masculinos de una universidad china que vieran 300 fotografías de mujeres asiáticas (la mitad de las cuales habían sido calificadas como atractivas y, el resto, como poco atractivas por un grupo externo). Tras observar cada instantánea, se les pidió que decidieran si repartirían una pequeña suma de dinero con cada una (en algunos casos, de forma justa y en otros, de forma injusta). Todo ello, midiendo sus ondas cerebrales y sus tiempos de respuesta.

¿Cuál fue la conclusión? Según explica el estudio, se determinó que, cuando las chicas eran atractivas, la respuesta era siempre afirmativa y rápida aunque la oferta que se les ofreciese fuera totalmente injusta. Los escáneres cerebrales también establecieron que la respuesta no era positiva, ni tan raúda, cuando la interlocutora se hallaba en el grupo de las poco agraciadas.

Con todo, a día de hoy se desconoce el por qué de este fenómeno. «En estos estudios de “juegos económicos” la gente que participa nunca va a ser satisfecha con una recompensa. Por lo tanto, parece que tenemos un sesgo que hace que seamos amables con la gente atractiva, incluso cuando la recompensa no nos afectará. Esto sugiere que nuestras motivaciones para ser amables con la gente atractiva no se basa en decisiones conscientes para maximizar beneficios», añade el experto.

Iniciar una conversación con alguien que te gusta

¿Cómo dar el primer paso para iniciar una conversación con aquella persona que nos gusta? a menudo leemos consejos que nos ofrecen revistas o nos dejamos guiar con los tips de algunos amigos, sin embargo esta vez es la ciencia la que tiene algunas recomendaciones.

De acuerdo a una investigación realizada por la Universidad de Alaska, a la cabeza del psicólogo Chris L. Kleinke, se ha determinado que los hombres prefieren preguntas más directas, a diferencia de las mujeres que presentan más tendencia hacia las preguntas abiertas. Mientras que son muy pocos los que optan por las "frases de gancho".

Esta conclusión surge a raíz de un estudio al que fueron sometidas 600 personas, donde tenían que elegir su preferencia sobre tres tipos de preguntas para dar inicio a una conversación:

1.- Frases de gancho: “Debes ser bibliotecario/a porque te vi revisándome”

2.- Preguntas abiertas: “¿Qué te parece este grupo?” o “¿A qué equipo apoyas?”

3.- Preguntas directas: “Qué guapa/o eres. ¿Te puedo invitar una copa?”

Según cita el portal español ABC, los autores del estudio indican que el uso de este tipo de “recursos” (preguntas, frases gancho) siguen existiendo porque “aparecen en muchos libros y revistas que estimulan nuestras fantasías sobre su éxito”.

lunes, 29 de junio de 2015

Mejor salud física y mental, mejor sexo

Si acaso todavía necesitábamos alguna buena excusa para modificar los malos hábitos, para dejar el sedentarismo y salir a hacer ejercicios para sentirnos mejor, la encontramos. Sucede que aquellas personas que gozan de un buen estado de salud tanto físico como psicológico disfrutan más y mejor de las relaciones sexuales.

Al menos así lo afirma un estudio realizado por la Universidad de Granada, en España, y publicado en la revista científica Sexual and Relationship Therapy, del que participaron un total de 2.024 personas (50,1% hombres y 49,9% mujeres), con edades comprendidas entre los 18 y los 80 años. En cuanto a su orientación sexual, el 92,7% eran heterosexuales y el 7,3% homosexuales. Todos los voluntarios mantenían una relación estable de al menos seis meses de duración.

Entre las variables del estudio se encontraban tanto el nivel educativo, la edad, el género o la orientación sexual, así como las interpersonales como el número de parejas sexuales que habían tenido, la duración de las relaciones, la satisfacción con la pareja actual o el tipo de relación entre ambos.

"De forma general, mayor edad, menor nivel educativo, mayores síntomas psicopatológicos y mayor duración de la relación se asoció con baja satisfacción sexual, mientras que un mejor estado de salud física y mayor satisfacción con la relación se asoció con alta satisfacción sexual”, explicó María del Mar Sánchez Fuentes, coautora del estudio.

Además, los resultados revelaron que no existen diferencias significativas respecto a los niveles de satisfacción sexual según el género o la orientación sexual, aunque sí según la vitalidad y la depresión como características de la salud física y mental de los participantes.

Mediante un modelo de regresión, los investigadores examinaron las variables predictoras. En la muestra de participantes heterosexuales, el 55% de la varianza de la satisfacción sexual fue predicha por la vitalidad, depresión, satisfacción con la relación, duración de la relación y tipo de relación.

En la muestra de sujetos homosexuales, el 44% de la varianza de la satisfacción sexual fue predicha por el dolor corporal y por la satisfacción con la relación. "Este estudio descriptivo muestra que variables sociodemográficas y de salud, así como las derivadas de la relación de pareja, se asocian con la satisfacción sexual”, destacó Sánchez Fuentes.

A la luz de este trabajo, los investigadores plantean la necesidad de futuros estudios en los que la satisfacción sexual sea analizada empleando modelos teóricos específicos para su estudio y comprensión.

domingo, 28 de junio de 2015

¿Demasiado cansados para una noche de pasión?

La vida cotidiana exige respuestas inmediatas en las distintas áreas: trabajo, familia, hijos, pareja y vida social. En ese trajín aparecen los síntomas de fatiga, que se clasifican en cansancio físico y mental, y es inevitable que el deseo sexual se vea afectado.

Es frecuente que la persona reconozca que desde hace un tiempo (como mínimo tres meses) la capacidad para generar encuentros y para fantasear se encuentra disminuida.

No hay datos sobre la frecuencia del trastorno, pero se estipula que la disminución del deseo sexual en la población general estaría entre un 15 y un 33 por ciento .

Las investigaciones revelan que en la mujer alcanza la cifra máxima, es decir, un 33 por ciento .

En los hombres, los problemas en el deseo sexual suelen aparecer con más frecuencia luego de los 50 años y coexisten con una disminución de la testosterona. Es habitual que se acompañe de disfunción eréctil o impotencia.



EL CUERPO Y LA MENTE DICEN "NO"

La fatiga mental impide que se dejen de lado las preocupaciones y se abra paso a los pensamientos y las fantasías eróticas. La persona se siente abrumada, aturdida y no puede imaginarse en una situación sexual. Esta inhibición sobre el deseo y la imaginación obtura cualquier posibilidad de encuentro.

El cuerpo cansado acompaña el retraimiento: “no me imagino ni tengo fuerzas para tener sexo”. Las personas con cansancio y baja del deseo sexual no se permiten tener ningún gesto de contacto físico (como caricias, abrazos y masajes) por temor a que desemboquen en una relación sexual y decepcionen a sus parejas.

La justificación aparece como recurso defensivo: “demasiado trabajo, demasiados problemas”. Si durante la semana es imposible el encuentro también lo será el fin de semana porque hay que descansar y recuperar algo de fuerzas.



UNA DECISIÓN SALUDABLE

Cada nuevo día nos desafía a encararlo con una cuota de espontaneidad, creatividad y compromiso personal. Evaluar los problemas a encarar, tener una visión optimista y disfrutar del tiempo libre son algunas de las premisas para estar más saludables.

En el área sexual, estimular las caricias y todo tipo de expresión de ternura ayuda a no perder la conexión de los cuerpos.

Un cambio de perspectiva supone centrarnos en nosotros mismos con el fin de reflexionar acerca de la vida que deseamos construir. Volver al eje de nuestra existencia nos convoca a hacernos responsables de cada acción y dejar de lado las múltiples defensas que apuntan al entorno o a situaciones traumáticas.




¿Quién es tu alma gemela?

La red social de Facebook todos los días se inunda con juegos y test que hace la gente a la que tiene por amigo. Y recientemente llegó un nuevo test de compatibilidad amorosa para encontrar a tu alma gemela entre tus amigos de la red social; pero a más de uno le está trayendo algunos problemas y es que a muchos les han relacionado con su hermano, madre o padre, pero a otros con sus exparejas, así que muchos han tenido que enfrentar a su actual pareja.

Pero todo se trata de cómo lo tomen, pues este test no sigue ningún parámetro científico, por lo que no habría que darle nada de credibilidad ni de importancia. Tan solo busca con quienes tienes mayores interacciones y los problemas están servidos. ¿Sigues dando ”me gusta” a las fotos de tu ex?
Más datos

El test del alma gemela de Facebook está revolucionando a todos los usuarios y no hay nadie que se resista. Si el resultado es demasiado embarazoso, siempre se puede borrar antes de que alguien lo vea.


jueves, 25 de junio de 2015

Que no enfríe tu sexualidad

Cambios hormonales a causa de la menopausia ocasionan que baje tu temperatura en la cama y te hacen creer que el invierno llegó a tu vida sexual porque tu cuerpo está diferente. Descarta ese pensamiento y sigue los consejos que dan los especialistas.

1.Medicación. Más o menos partir de los 48 años se manifiesta la menopausia, que es la pérdida de la menstruación. “Por la disminución de los estrógenos (hormonas sexuales producidas por los ovarios) empieza a haber una disminución de niveles hormonales y eso produce modificaciones en el desempeño sexual e inapetencia sexual. La vagina sufre cambios y las relaciones pueden ser dolorosas”, explica el ginecólogo Gonzalo Liendo, quien añade que existen terapias de reemplazo hormonal. “El tratamiento se realiza en base a pastillas (hormonas), pero hay que tener cuidado y estar bajo asesoramiento médico porque existen mujeres a las cuales les está contraindicado el tratamiento por problemas de salud como fibroadenomas en los senos y miomas en el útero. Si se hace una terapia hormonal en este caso, se pueden producir problemas más serios”. Estas mujeres pueden optar por las terapias alternativas.

2. Alimentación. “Los fitoestrógenos son estrógenos naturales que se hallan en alimentos y pueden ayudar a paliar los síntomas de la menopausia. Se recomienda comer porotos, garbanzos y soya”, dice Liendo. El sexólogo Winston Uzín concuerda con el ginecólogo y señala que la alimentación es clave. “Se deben evitar alimentos con mucha grasa como los fritos, comida chatarra. Además hay que incluir en la dieta muchas frutas y verduras”.

3. Ejercicio. El sexo es uno de los mejores ejercicios para mantenerse saludable, pero si se tiene una vida sedentaria y el deseo sexual está bajo, entrenar en un gimnasio puede ayudar. “Actividad física como anaeróbicos, caminatas y baile, así como evitar el estrés y mantener una vida sexual con coitos ayudan mucho a la salud”, recomienda Uzín.

4. Amor. El ginecólogo hace énfasis en que la comprensión es fundamental. “La familia no puede menospreciar a la mujer. Evidentemente hay cambios de humor, pero es parte de lo hormonal”. Uzín enfatiza en que “el mejor remedio es el amor, la comprensión, la comunicación, evitar la rutina y desechar la idea de que el matrimonio es una relación cama adentro, sin fiestas, diversiones y actividades”.

5. Autoestima. “Muchas mujeres llegan a la menopausia con poco cuidado físico, lo que predispone al aumento de peso”, agrega Uzín. Sin embargo, lo psicológico es poderoso y si una mujer se siente bien consigo misma, tendrá relaciones sexuales satisfactorias.

Zona V

La vagina es donde se manifiestan cambios como sequedad. Además el tejido vaginal se vuelve más delgado, lo que causa dolor durante la penetración. El problema se puede tratar.

Síntomas

Algunos síntomas de la premenopausia son los sofocones de calor, sudores nocturnos y pérdida de calcio en los huesos, lo que puede reducir la estatura y causar fracturas de los huesos.

Factores ‘anti sexualidad’

Datos: De10.mx y Diario de Ibiza

El sexo es un factor fundamental en una pareja, pues además de satisfacer una necesidad, ayuda para mantener una relación más estrecha, con más comunicación, respeto e incluso, amabilidad.

Sin embargo, cuando el sexo falla, las cosas no funcionan tan bien como quisiéramos, y es que, desafortunadamente, la salud sexual de una pareja puede verse afectada por diversos factores que vivimos día a día.

Por eso, la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard realizó un estudio del cual se desprenden algunos de los factores más relevantes que no permiten a las parejas disfrutar por completo de su sexualidad. A continuación las enumeramos para que las tengas en cuenta.

Factor 1: Menos atractiva

El hecho de que una de las partes de la pareja se sienta menos atractiva sexualmente puede influir de manera importante en la debilitación de la salud sexual. El efecto de la gravedad, algún parto, la mala alimentación y el aumento de peso, pueden convertirse en un gran obstáculo para la intimidad.

La mejor terapia es la comunicación en la pareja, ya que de esta forma se podrá analizar el problema que está obstaculizando la relación y proponer una solución al mismo.

Factor 2: Problemas económicos

Según dicho estudio, muchas veces los problemas sexuales de una pareja suelen tener sus raíces en problemas que precisamente no tienen nada que ver con el sexo, como por ejemplo, problemas económicos importantes o ciertas discusiones por la educación y crianza de los hijos, lo cual puede causar un distanciamiento emocional grave en la pareja y como consecuencia, la distancia sexual.

Factor 3: Experiencias pasadas

Las experiencias sexuales pasadas pueden ser un problema futuro de cara a las nuevas relaciones, aunque para otras parejas estas suponen una parte del aprendizaje de una persona. En este punto también es importante la comunicación relativa a la actitud sexual de cada una de las partes de la pareja.

Factor 4: Ansiedad

Normalmente el miedo de no estar a la altura de una buena relación sexual genera un fuerte nivel de preocupación en una pareja, que lleva a tratar de evitar el momento. Según el estudio, los hombres son los que sufren más ansiedad relacionada a la actividad sexual.

Factor 5: Sobrecarga de responsabilidades

El estrés, la fatiga, el cansancio y la sobrecarga de responsabilidades afectan de manera importante a nuestra sexualidad, pues es probable que una pareja pierda energías y que el ámbito sexual quede relegado a un segundo plano.

Factor 6: Medicamentos

Los antidepresivos son uno de los principales exponentes de cómo los medicamentos pueden influir en nuestra vida sexual. Aunque prácticamente todos los antidepresivos tienen efectos sobre la libido, los fármacos que más pueden interferir en las relaciones sexuales son los llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. El más famoso es el Prozac, que aumenta los niveles de serotonina y por tanto no solo reduce la ansiedad, sino también el deseo sexual. Y es que los altos niveles de serotonina se relacionan con una disminución de la libido, la ralentización de la respuesta sexual y con el retraso e incluso la inhibición del orgasmo. Lo mismo puede aplicarse a relajantes y sedantes como el conocido Diazepam.

Factor 7: Cuestión de maternidad

Diversos estudios científicos realizados a mujeres en plena madurez y pertenecientes a países occidentales, indican que la vida sexual con el pasar de los años es bastante más satisfactoria que cuando tenían edades de entre 20 y 25 años.

Con 40 años y más, un porcentaje alto de mujeres sostienen que la sexualidad se vive de forma distinta por la madurez y las experiencias vividas en sus relaciones. Más datos indican que hay un aumento de la libido, porque las relaciones ya no están ligadas a la reproducción.

Estos estudios sostienen que la mujer actual de más de 40, ya no está tan preocupada por quedarse embarazada. En su mayoría han sido madres y están terminando la etapa de la crianza de sus hijos. Ellas ahora tienen más espacio y libertad para disfrutar de su vida sexual.

Las peores cosas que te pueden pasar en la primera cita

Una primera cita es como unas elecciones. La realidad casi nunca está a la altura de las expectativas. Y el índice de abstención es más alto que lo esperado. Aún así, cada cierto tiempo nos engañamos pensando que sí que va a suceder, el verano del amor y la revolución sexual. Como más vale prevenir que curar -y el mal de amor es congénito, traumático y crónico (y terriblemente adictivo)- hemos elaborado una lista de peores cosas -basadas en hechos reales- que pueden suceder en una primera cita:

Que no reconozcas a la persona. O que la reconozcas y sea mucho más fea de lo que recordabas. Y pienses que cualquier parecido con la foto de Tinder sea culpa de un filtro. Deja de buscar el filtro de invisibilidad en tu móvil. Si quieres huir, busca un árbol grande. Y asegúrate de que Pablo Iglesias no se esconda detrás.
Que tarde dos horas en decir: "Te quiero". O cinco minutos en preguntar: ¿Cómo decías que te llamabas? Si es de los primeros, pídele un té y hazte el hierbas. Si es de los segundos, es la oportunidad perfecta para cambiarte el nombre. Elige uno original, sonoro. Por ejemplo: Ataúlfo, Bienvenida, Luz Cuesta Mogollón.
Que te hable de su ex, de su madre, de su perro, de las veces que riega su planta. Ah, y ojalá que tu cita no sea del gremio porque, salvo que seáis catadores de cerveza, probadores de camas de lujo o constructores de toboganes, la conversación sobre el trabajo matará vuestra libido.
Que descubras que no tenéis nada en común. Y llene el silencio con listas de sus películas y discos preferidos -se habla poco de la epidemia del postureo- o de sus alergias, sus obsesiones y sus miedos -hay psicólogos para esto-. La mejor manera de llenar el silencio es el contacto físico, pero elige bien dónde tocas primero. El orden de las caricias sí altera el producto
Que diga que luego ha quedado. Luego es una palabra peligrosísima que siempre anticipa problemas. Ejemplos: Luego recojo. Te llamo luego. Pienso, luego existo.
Que se escape en mitad de la cita. Eso es porque es un superhéroe y tiene que salvar el mundo.
Que tenga un hobbie raro y quiera compartirlo contigo porque hoy es siempre todavía y toda la vida es ahora: leer el futuro en las cartas, tejer, hacer escalada (o cualquier tipo de deporte), comer cosas raras (raro es todo lo que no es la tortilla de patata), cambiar el sistema (con lo largas que son las revoluciones), tocar algún instrumento musical (es un error asumir que todos tenemos capacidades artísticas).
Que su casa sea zona catastrófica. Que las infraestructuras sanitarias estén dañadas y ese desolador panorama -el caos debió nacer aquí- no se solucione ni con décadas educación ambiental. También puede ocurrir que no tenga casa y te lleve a un hotel de mala muerte. O a casa de sus padres y éstos te reciban con un: "Te parecerá bonito". Conserva la calma y utiliza la pregunta comodín: "¿Un vasito de agua, por favor?
Que hagas un chiste y no se ría. Una cosa. A los que dicen que el camino hacia el corazón de un hombre es el estómago y hacia el corazón de una mujer las flores o los diamantes: dejad de escribir consejos que nadie (salvo, quizá, El Corte Inglés un 14 de febrero) leerá. Esta lista, en cambio, es la wikipedia de la seducción. Y recordad al bueno de Woody Allen: "El sexo es lo más divertido que se puede hacer sin reír ". Así que imaginad con risas.
Que utilice ropa interior con la gomilla suelta. Aunque, ¿a quién le importa si has llegado hasta aquí?

Video Tu abuela podría ayudarte a conseguir una cita

Un divertido experimento puso a prueba una estrategia para conquistar chicas, que resultó ser bastante efectiva. Tal y como muestra un video, se puede apreciar como una osada abuelita ayuda a su nieto a conquistar chicas con todo tipo de excusas.

“Chicas, disculpen, ¿me podrían cuidar al nieto mientras voy al baño?” pregunta la carismática señora a unas jovencitas en una plaza, entonces entra en escena el famoso nieto, que es nada menos que un apuesto joven, ante la sorpresa, las chicas no hacen más que reirse. Bajo la misma estrategia, el nieto y la abuela recorren diferentes lugares buscando que algunas chicas se animen a facilitar su número de teléfono y concretar una cita, las reacciones a este “experimento” son sorprendentes.

Mira el video:

Emociones después de la traición


Cuando formamos un vínculo emocional con otra persona dentro de una relación sentimental abrimos nuestro corazón y nuestra confianza. Compartimos nuestros secretos, nuestras vergüenzas, nuestras debilidades y nuestros sueños. En una palabra, confiamos en el otro, completamente.

Siempre creemos, y es lo correcto y de esperar, que el otro nos ama del mismo modo. Por lo menos con los mismos códigos. ¿Cómo desconfiar de alguien en cuyas manos hemos puesto nuestro futuro?

Cuando la pareja se rompe por causa de la traición de una de las partes, el dolor se multiplica. No es sólo el dolor de la ruptura, sino la honda huella del engaño. Es esto último lo que más daño causa en la psiquis del traicionado, lo que le hace dudar y tener dificultades para volver a creer en la pareja.

La traición es una de las acciones más destructivas en las relaciones humanas. Supone una falta grave que viola la lealtad que otra persona espera de nosotros. Por eso una traición no solo duele sino que ofende y agravia.

RESPUESTA EMOCIONAL A LA TRAICIÓN

Ante una traición, la respuesta inmediata es dejar de creer en la persona que nos ha traicionado. Sentimos vergüenza y humillación unidas a un profundo dolor. Es muy difícil, si no imposible, recuperar la confianza de nuevo en quien nos ha traicionado.

La traición produce en primer lugar, en la persona traicionada, ira y rabia. La primera reacción es una respuesta agresiva. Queremos golpear, dañar, agredir a la persona que nos provoca tanto daño.

De hecho, una traición a una persona violenta o agresiva, puede ser causa de un problema extremadamente grave.

Después de la ira vienen el rencor, el odio y las ganas de venganza. Al mismo tiempo, provoca una gran pérdida de autoestima, humillación e impotencia, lo cual puede llevar a una posterior depresión.

CÓMO RESOLVER EL PROBLEMA Y SALIR ADELANTE

La traición debe ser asumida como algo que el otro hizo y de lo cual no somos en absoluto culpables. No es una carga que debemos añadir al dolor de la pérdida de la pareja y la ruptura de la relación. Se puede analizar qué llevó al otro a la deslealtad y, en casi todos los casos, vamos a encontrar una desmesurada ambición por algo que nos excluía de todos modos.

El otro ha tenido un deseo por otra persona o situación que ha superado su amor por nosotros. No hay nada que podamos hacer excepto ocuparnos de avanzar.

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA RETOMAR LA CONFIANZA EN LA RELACIÓN DE PAREJA

· La persona que te traicionó no representa el grupo total de las personas.Intenta aislar el hecho de la traición en aquel que le hizo daño y nadie más. Es decir, PERSONALIZA al traidor y libera de sospecha a los demás.

· No antepongas el miedo a ser traicionado a todos los demás sentimientos. Tienes que volver a confiar en los demás.

· Confía en esa nueva persona que se acerca a tu vida. Si te parece necesario, cuéntale tu experiencia para que pueda entender algunos de tus miedos.

· Permite que los demás se acerquen a ti. No te vuelvas demasiado cínico o despegado.

· No traiciones a terceros por venganza. La humillación de haber sido traicionado te puede llevar a tratar con crueldad a terceros inocentes.

· Permite la dulzura y las caricias. No tengas la guardia alta todo el tiempo. Aprende a confiar de a poco en esas personas que, instintivamente, te agradan.

· Mírate con los ojos con que los demás te miran. Vas a comprobar que tu autoestima dañada no te deja ver lo que vales.

· Relájate. Ábrete a la posibilidad de amar nuevamente. Piensa en la traición pasada como en un hecho aislado muy desgraciado que no tiene por qué ocurrir de nuevo. Hay otra oportunidad para todos.

No permitas que la traición de otra persona rompa tus planes de futuro y tus posibilidades de vivir una historia de amor plenamente. Las relaciones de pareja son un maravilloso sendero cuando están bien establecidas. ¿Te vas a prohibir enamorarte de nuevo y llorar de emoción si es el caso?

martes, 23 de junio de 2015

¿Está bien ver las notificaciones de tu pareja?

La tentación de ver los mensajes del móvil de otra persona es latente; ¿qué tan dañino puede ser echar un vistazo a las alertas de estas aplicaciones?

Techtiquettede CNNMoney resuelve tus dudas sobre la forma correcta de usar la tecnología en situaciones sociales. A continuaciónnuestra experta en tecnología resuelve las dudas de nuestros lectores.

Querida Hope,

Durante una cita con una chica en un restaurante, ella fue al baño y dejó su teléfono sobre la mesa. El celular se ilumina con una notificación, ¿puedo revisarla? ¿Es justo, porque dejó su teléfono en la mesa con la pantalla hacia arriba? ¿O estoy husmeando?

Respuesta:

Siempre existe la tentación de ver las notificaciones de otra persona en una cita. ¿Es una notificación del clima o un mensaje de alguien más?

Un smartphone es un dispositivo altamente personal, lleno de mensajes privados, información financiera, correos y fotos. Si buscas al amor de tu vida, sus notificaciones podrían darte algunas pistas de él o ella son los indicados.

El problema es que las notificaciones están ahí en plena vista –no necesitas hacer nada engañoso o turbio para verlas.

Si no quería correr el riesgo de que vieras sus notificaciones, hay una solución sencilla para eso: guardar el teléfono. Pero como hablamos de alguien que decidió dejar su celular sobre la mesa –una discusión para otra columna- su expectativa de privacidad está claramente disminuida.

Aún así, no significa que sea correcto. Incluso una ojeada puede ser grosera, especialmente si no la vio o no se dio cuenta de la alerta.

Si tienes curiosidad, no seas pasivo al respecto. Pregunta directamente si quieres saber algo, en lugar de robar la información. Forzarte a expresarlo te hará pensar dos veces sobre la importancia de tu petición.

Pero, ¿qué tan dañino puede ser echarle un ojo?

Los íconos de la app por sí mismos pueden proveer de suficiente contexto para avivar o matar el interés, casi inmediatamente. ¿Una actualización? Paso. ¿Una notificación de iMessage? Mmm. Y si la razón de la alerta no es clara a primera vista, no tendrás mucho tiempo para averiguarlo.

A la larga, sin embargo, cultivar el hábito de revisar y leer inevitablemente te llevará a ver algo que no deberías haber visto.

Básicamente, si ves o no el teléfono de tu pareja es un reflejo de la relación que tienes con esa persona. Si quieres una relación basada en el respeto y la confianza, entonces leer sus notificaciones probablemente no sea una gran idea.

No hay necesidad de mirar hacia otro lado inmediatamente después de escuchar que su teléfono suena. Un vistazo es aceptable, siempre y cuando dure no más que un parpadeo. Todo lo demás es husmear.

sábado, 20 de junio de 2015

Pros y contras de contarle al detalle tu historial

¿Estás en una nueva relación y no sabes si hablar con tu pareja sobre los chicos con los que has estado anteriormente? Esta duda es más común de lo que piensas.

Pros y contras. Pros: podrás conocer también el pasado de tu pareja, le dirás a tu chico cómo te gustan las relaciones, será una gran ventaja para tener una relación a largo plazo y podrá ser una manera de comenzar de nuevo. Contra: será una manera de excavar en el pasado que puede ser doloroso, puede prestarse a malas interpretaciones, puede ser que los detalles no sean de su agrado. Ahondar mucho en tu vida sexual anterior puede ser que no sea del agrado de tu pareja actual. Es posible que se sienta incómodo con las menciones a tus aventuras en materia de sexo con otros hombres y esto no te favorezca para lograr una relación a largo plazo.

Tener varias citas ¿es bueno o malo?

Conoces a ese posible hombre de tus sueños en una red social y no puedes negarle una cita el miércoles. Al mismo tiempo, ese chico al que creíste no gustarle demasiado vuelve a hablarte por sorpresa proponiendo una tarde de cine y, encima, un tercer candidato se cuela en el último momento y, obviamente, tampoco puedes decirle que no. Debes hacerte unas pocas preguntas para llegar al fondo del asunto: ¿haces daño a alguien?, ¿vas en serio con uno de estos tres candidatos? y ¿por qué necesitas quedar con tantos hombres? Debes preguntarte qué es lo que te incita a verte con tantos hombres, existiendo más de una causa o situación posibles como, por ejemplo, un deseo por llenar un vacío propiciado por una reciente ruptura, situación ante la cual sería mejor tantear la idea de estar un tiempo sola y no terminar sufriendo con una nueva relación demasiado prematura o largas noches de sexo que te causen culpabilidad (recuerda los efectos secundarios de tener sexo por venganza tras una ruptura). /

Estrategias para que él vuelva a centrarse solo en ti

La rutina o simplemente el final de la etapa de enamoramiento, pueden hacer que últimamente sientas que tu chico te descuida, sobre todo si no es demasiado detallista o romántico, pero con unos sencillos trucos podrás hacer que la cosa cambie radicalmente.

Trucos. Sorpréndele con un cambio, puedes optar primero por un cambio de look, por ejemplo tiñendo o cortando tu melena, dándote un toque de maquillaje inesperado o sacando del armario ropa interior mucho más sugerente. Despierta sus celos, por ejemplo llegando algo más tarde a casa de lo habitual o hablando por teléfono sin darle explicaciones.

La comunicación en la pareja

Una comunicación ideal es por lo menos entre dos personas o como debe ser una pareja. En la relación que se tiene como pareja se busca satisfacer necesidades afectivas, fisiológicas, económicas y otras.

Una relación de esta naturaleza es importante comprender que comprometerse supone estar dispuesto a trabajar por el éxito de la misma y de hecho implica invertir energía y tiempo en la relación.

También podemos decir que la relación en pareja permite desarrollar potencialidades como hombres y como mujeres, que influyen a tener independencia, fuerza y seguridad que ayudan en la comunicación de sentimientos de ternura y afectividad, los mismos que participan en todo momento de las actividades de la vida tanto familiar como comunitaria.

En el marco de una relación afectiva en la pareja, el erotismo es comunicación pura. El sentir con la pareja sensaciones que llegan a la excitación ya sean antes, durante o después de una relación coital permite el intercambio de mensajes basados dentro de lo permitido y deseado por la pareja.

El erotismo es un derecho de la pareja y debe ser una práctica continua, ayudando a conocerse, compartiendo sentimientos, sensaciones y formas creativas y placenteras de vivir la sexualidad.

La pareja debe utilizar espacios íntimos para entregarse desinteresadamente manifestando su ternura y confianza. Es bueno prepararse sobre algunos pilares en los que se asienta la intimidad. Uno es la solicitud, el compromiso, la honestidad, la empatía y la confianza entre ambos.

Algunas parejas tienen la gran dificultad en lograr un cierto grado de intimidad y sus relaciones no llegan a verse satisfechas.

Se tendrá que advertir, que siempre se pueden presentar razones como la agresividad, el egoísmo, la falta de empatía u otras expectativas, las cuales influyen para no tener una relación dentro el plano de una buena comunicación, además de una posible frustración de una de las personas o de la pareja misma, entonces se pensará que una relación sexual sea dentro del marco de lo normal.

Contacto: 704-10548

jueves, 18 de junio de 2015

¿Cuál es tu fantasía favorita?

La fantasía sexual preferida es la sumisión. Aunque no les gusta el dolor, la idea de ser dominada es más común de lo que parece. Según un nuevo estudio sobre fantasías femeninas, realizado en el programa de televisión colombiano Escuela de Sexología, conducido por la sexóloga Flavia Dos Santos.

Entre las fantasías más populares también están:

Ver o ser vista: muchas mujeres también se imaginan tener una relación sexual mientras es vista o ver a alguien que le llama la atención haciendo el amor.

El caballero rústico: ese sueño del príncipe que llega en caballo, con armadura, es una fantasía muy común.

Ser tocada por otra mujer: En el estudio realizado por Flavia Dos Santos también se evidenció que muchas mujeres tienen fantasías eróticas con otras mujeres.

Sin embargo, la doctora advirtió que no se tiene que asustar con las imágenes que llegan a su cabeza, pues “al lugar que la gente va, no significa que el cuerpo tenga que ir”.

En ese sentido, explicó que muchas veces se quedan en fantasías sexuales y no es necesario hacerlas realidad.

¿En qué piensas durante el sexo?

Por otro lado, un reciente estudio británico, reveló que el 46% de las mujeres y el 42% de los hombres fantasean en los momentos más íntimos con su pareja.

Si damos por bueno este análisis elaborado por la firma de juguetes sexuales Lovehoney, que ha encuestado a 1.300 personas, habría que redefinir el significado de ‘hacer el amor’. Así, el 46% de las mujeres y el 42% reconocen que cuando practica sexo con su pareja estable está pensando en otra u otro.

La segunda conclusión no es menos sorprendente pues en la cabeza de hombres y mujeres en esos momentos íntimos no es que estén precisamente Brad Pitt, Álex González, Penélope Cruz, Scarlett Johansson o Rihanna.

Personas con las que se convive

Pues resulta que en la mayor parte de las veces, al pensar en otro, especialmente las mujeres, se trata de personas con las que hablan todos los días y conviven muchas horas, es decir, en compañeros de trabajo.

Esta encuesta ofrece datos llamativos hasta el final, pues demuestra que las fantasías a veces también se cumplen, y con creces. Así, el 8% de las mujeres y el 2% de los hombres admitieron haber tenido relaciones sexuales con su jefe o jefa. /

CURIOSIDADES SOBRE FANTASEAR

La revista científica española Muy Interesante detalla algunas curiosidades sobre las fantasías sexuales.

1. Los hombres piensan el doble de veces en sexo. Un estudio publicado en The Journal of Sex Research concluyó que los hombres piensan una media de 19 veces al día sobre sexo y las mujeres tan solo 10. En el experimento, los participantes también tuvieron pensamientos sobre comida o sobre sueño con un porcentaje muy superior a la muestra femenina.

2. El mismo tipo de fantasía sexual. Las fantasías sexuales tienen la capacidad de revelar no solo los deseos carnales, sino también detalles de la personalidad o de sus sentimientos de todos aquellos que las tienen con respecto a sus parejas sexuales. De entre todas las fantasías eróticas, los tríos son habitualmente las más comunes, mientras que la lluvia dorada es la menos común. Según un estudio publicado en The Journal of Sex Research, los hombres suelen fantasear con recibir sexo oral o tener relaciones con dos mujeres a la vez y las mujeres con practicar sexo en algún lugar romántico.

3. Las fantasías sexuales femeninas tienen más implicación emocional. En comparación con las fantasías de los hombres, las de las mujeres están impulsadas por las emociones. El estado de ánimo, la atmósfera del encuentro sexual, los sentimientos, las respuestas físicas y emocionales... todo en uno conforma la norma entre las mujeres, según reveló un estudio publicado en la revista Psychological Bulletin.

4. Los hombres tienen más fantasías sexuales que las mujeres. La imaginación de los hombres es muy activa y creativa cuando se trata de fantasías, según un estudio publicado en The Journal of Sex Research, cuya encuesta finalizó con hasta 55 fantasías sexuales distintas, detalladas con toda claridad, por parte de la muestra masculina. Otra de las diferencias palpables en este estudio fue que los hombres presentaban un deseo mucho más fuerte de convertir esas fantasías en realidad, al contrario de lo que sucedió con las mujeres.

5. El romance es un argumento común en las fantasías sexuales. No hay diferencias. Ambos sexos se preocupan por el romanticismo en sus relaciones sexuales. Según el estudio publicado en The Journal of Sex Research, el 88% de los hombres y el 92% de las mujeres coincidieron en que preferían sentir emociones románticas durante una relación sexual.

Respecto a fantasear con la práctica de relaciones sexuales en lugares calificados de románticos, el 78% de los hombres y el 85% de las mujeres se decantaron por ubicaciones de este tipo por encima de cualquier otra, lo que sugiere que tanto hombres como mujeres tienen fantasías eróticas de carácter romántico.

6. La situación sentimental influye en las fantasías sexuales. Un estudio publicado en la revista Personality and Social Psychology Bulletin descubrió que las personas -tanto hombres como mujeres- que se encontraban en una relación estable satisfecha y feliz, mostraban fantasías sexuales relacionadas con la intimidad junto a su pareja, todas ellas de forma positiva. Sin embargo, aquellas personas que se encontraban en una relación dudosa, insegura o poco transparente, con miedo al abandono o al rechazo, mostraban fantasías sexuales mucho más agresivas y menos emocionales.

7. Las mujeres tienen más fantasías cuando ovulan. Una de las curiosidades del estudio publicado en Psychological Bulletin fue que las mujeres suelen tener más fantasías sexuales durante el período de ovulación debido a un aumento de los niveles de testosterona. En la primera mitad del ciclo las fantasías tienden a centrarse en los atributos físicos; más tarde, una vez iniciada la ovulación, estas se centran más en las emociones.

¿Eres víctima del chantaje?

El chantaje emocional es una patología que se caracteriza por el abuso psicológico de una persona sobre otra. Es común en las parejas, pero no es exclusivo de éstas. Hay casos que se presentan dentro de la familia, cuando uno de los miembros llora, hace berrinches, etc., para causar lástima o pena, y así lograr sus objetivos.

La mayoría de los chantajistas utilizan este recurso como una estrategia para que prevalezca su voluntad sobre las otras personas.

En las relaciones de pareja, el chantaje emocional se genera mediante manipulaciones, amenazas, maltrato e insultos. Esto se realiza con el expreso propósito de castigar al “otro” si no se consigue lo que se desea. Muchas personas acceden al chantaje y aceptan cualquier tipo de condición por temor a ser abandonados.

En algún momento de la vida todos hemos sido la víctima perfecta de un chantajista. No es que siempre seamos presas fáciles, sino que, como explica Susan Forward, autora del libro Chantaje emocional, Editorial Grijalbo:

Prácticamente impiden que veamos cómo nos manipulan, ya que esparcen una espesa niebla que encubre sus actos… Esta niebla sintetiza el miedo, la obligación y la culpa: los instrumentos que utilizan”.

RADIOGRAFÍA DE UN CHANTAJISTA

Un chantajista tiene a su disposición información muy valiosa, que incluye el saber el valor que puede tener para uno la relación que se mantiene con él, y por si fuera poco, también conoce los puntos débiles que posees y que puede utilizar para conseguir lo que quiere de ti, lo cual cabe aclarar, no está condicionado a cuánto te aprecie, lo hará tantas veces como sea necesario para sus fines.

Pocas veces se puede discutir si se está con un apersona chantajista, por ello te damos las siguientes señales:

1. Amenaza con volverte difícil la vida o abandonar la relación, si no haces lo que quiere.

2. Te dice claramente o te sugiere que se hará daño o se pondrá triste, si no cedes a su petición.

3. Siempre espera que des mucho más de lo que ya das.

4. Con frecuencia da por hecho que cederás ante lo que te pida.

5. Ignora o no atiende a tus sentimientos y aspiraciones.

6. Te hacen promesas valiosas, las cuales están condicionadas a tu comportamiento, y además, rara vez cumple.

7. Te cataloga como egoísta insensible o interesado cuando no cedes.

8. Te alaba cuando cumples con sus

expectativas y lo retira si te mantienes firme.

9. Utiliza el dinero como una herramienta de poder sobre ti.

Si te identificas aunque sea con una de estas opciones, estás frente a un chantajista emocional.

Al respecto la autora explica que: El chantaje no arraiga sin nuestra ayuda. Recuerda que para el chantaje hacen falta dos, y el paso siguiente consiste en ver cómo colaboramos en tanto blanco de chantaje”.

MANOS A LA OBRA

Susan Fordward sugiere que cuando lo detectes, analices el origen de la demanda, si hay algo en ella que te incomoda y descubrir de qué se trata. También deberás encontrar qué es lo que te parece inaceptable y si lo que solicita ocasionará algún daño, ya sea a ti o a un tercero.

Otro punto a considerar se refiere al hecho de qué representa para ti ceder, qué tanto estás de acuerdo con la situación y qué tan benéfica resulta para ambas partes.

Desde luego, se trata de un cambio de proceder que no se logra de un día a otro, pero en la medida en que estés consciente de su repercusión y de que poner manos a la obra es la mejor manera de mantener una relación sana, reconocerás los beneficios y te será más sencillo vigilarte a ti mismo y no volver a caer en un chantaje.

miércoles, 17 de junio de 2015

Descubren que los hombres son el sexo débil…

No es ningún secreto que las mujeres viven más años que los hombres. Para saberlo, tan solo hay que acudir al Instituto Nacional de Estadística español, donde se determina que las primeras suelen alargar su existencia hasta los 86 añosmientras que, por su parte, los segundos únicamente hasta los 80.

Las razones son varias, pero un nuevo estudio dirigido por el genetista Neil Gemmell, de la Universidad de Otago (ubicada en Nueva Zelanda), acaba de desvelar que la causa podría radicar en una serie de genes «defectuosos» que solo heredarían los varones de sus madres. Una dolencia que, curiosamente, no afectaría a las mujeres.

Esta conclusión ha sido dada a conocer por Gemmell en el encuentro anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología, donde también ha señalado que –a nivel genético- el hombre es sin duda el sexo débil. En palabras del experto, la culpa de ello la tendría el ADN mitocondrial heredado de la madre. Y es que, cuando este muta en los varones puede producir daños en su fertilidad, su capacidad cognitiva y en otra serie de factores que podrían relacionarse con su esperanza de vida.

Tal y como afirman los responsables del estudio, que han llevado a cabo varias pruebas en moscas de la fruta y varios tipos de peces, esta «maldición» también puede aumentar el riesgo de padecer determinadas enfermedades relacionadas con el corazón, los nerviosy los músculos. El fenómeno, curiosamente, ha sido apodado «la maldición de la madre».

«Es un desafortunado accidente de la herencia genética de la madre que significa que la descendencia masculina está "maldita”. Creo que los varones se encuentran en un callejón sin salida a nivel evolutivo en lo que a ADN mitocondrial se refiere», ha señalado el científico en declaraciones recogidas por el «Daily Telegraph». A su vez, el experto señala que ha bautizado con este nombre al fenómeno debido a que es irónico que las mujeres no solo no lo padezcan, sino que –además- hagan que lo hereden sus hijos varones.

lunes, 15 de junio de 2015

La infidelidad femenina puede esconderse en algunos genes

Según una investigación llevada a cabo por el psicólogo Brendan P. Zietsch, de la Universidad de Queensland, en Australia, la tendencia a la infidelidad femenina puede guardar relación con los genes.

Las primeras investigaciones que llevaron a este reciente descubrimiento se realizaron hace cinco años. Un grupo de científicos de la Universidad de Emory, en Georgia, Estados Unidos, usó un virus para introducir el gen RS334 directamente en el cerebro de un promiscuo ratón de los pantanos.

El gen hizo el milagro y el travieso ratoncito se volvió tan fiel y amoroso como su primo, el ratón de las praderas. Este gen gestiona la vasopresina, una hormona relacionada con la respuesta sexual y los afectos.

Los investigadores anunciaron que este experimento podía conducir a un mayor entendimiento de cómo los humanos controlan su conducta en sociedad.

Esta misma actividad hormonal también puede jugar un papel en desórdenes como el autismo, en el que quienes lo sufren carecen de las más simples habilidades para relacionarse.

Lo que pasa con ellas
Al parecer, las mutaciones en el gen receptor de la hormona vasopresina puede ser la explicación del comportamiento infiel de algunas mujeres. Esta hormona es responsable de conductas humanas como la confianza, la empatía y la vinculación sexual.

En el estudio, publicado en la revista Evolution and Human Behavior, participaron 7.400 gemelos y sus hermanos, que habían mantenido una pareja estable durante al menos un año. El resultado reveló una relación significativa entre cinco variantes distintas de vasopresina y la infidelidad femenina.

Zietsch descubrió que el 40% de la variación en el comportamiento promiscuo de ellas podría atribuirse a los genes.

No todo está en los genes
Sin embargo, en opinión de este investigador, existen muchos otros factores que contribuyen a la infidelidad. Sin ir más lejos, las circunstancias y la disponibilidad de otra persona.

Una investigación realizada en humanos ha desvelado la existencia de ciertas variantes genéticas en su conformación que se traducirían en una mayor o menor disposición y aptitud hacia la vida en pareja. Así tener una determinada variante de ese gen puede influir en la capacidad de compromiso de los varones, en ser promiscuo o monógamo o incluso en la capacidad de lograr una convivencia feliz con su pareja

domingo, 14 de junio de 2015

Usa tus armas de seducción femeninas

Técnicas para enloquecer claves para lograr tu objetivo

No siempre que se quiere seducir a alguien se consigue lo que uno se propone. Cada mujer tiene diferentes armas para encandilar al hombre, pero hay algunas que son universales para todas.

Como en cualquier arte milenaria, existen miles de consejos y estrategias para seducir a un hombre. Cada mujer tiene sus propias armas y técnicas para lograr que el hombre de sus sueños se fije en ella. Entre esa variedad de trucos para conquistar, hay secretos que no fallan en el juego de la seducción. Te los enseñamos en este decálogo.

Conquistar al hombre ideal no implica fórmulas mágicas, pero requiere ciertas sutilezas. Lograr una efectiva seducción conlleva, frecuentemente, atentar contra lo que dictan nuestros deseos inmediatos. Y es que la clave de la seducción es la atracción a fuego lento, envolvente y sigilosa.

Dejarlo siempre deseando más hará que se rinda perdidamente ante tus encantos.

En cualquier escenario y circunstancia, hay 10 reglas infalibles que debes conocer para que hasta el hombre más inalcanzable caiga a tus pies.

1. Contacto visual

Los ojos, considerados la “ventana del alma”, son un eficaz medio para comunicar deseos y sentimientos. Asegúrate de lograr contactos visuales cautivantes y constantes, de corta duración.

Con solo mirarlo fijamente por unos segundos, lograrás capturar su atención y transmitirle tu interés.

2. Competencia

Es importante que resaltes lo que se está perdiendo al no estar contigo. Ya sea su novia o cualquier chica que pueda tener tus mismas intenciones respecto a él, muéstrale lo que ella no tiene y tú puedes ofrecerle.

3. Seguridad

Ningún hombre se resiste a una mujer que explaya seguridad. Con gestos positivos y confiados lograrás transmitir una imagen seductora, aunque cuida siempre de no exagerar para no caer en la altivez.

4. Apariencia

Lucir sensual y atractiva contribuye con creces en la labor seductora. Elige ese cómodo vestido que acentúa tus atributos y un maquillaje que resalte ojos y labios. Si al mirarte al espejo te sientes despampanante, eso incrementará tu seguridad.

Cuídate de los atuendos demasiado atrevidos, ya que la clave es insinuar y no parecer vulgar o desesperada. Por supuesto, el arreglo personal incluye una exquisita fragancia.

5. Coquetear

Tocarlo sutilmente y jugar con las palabras y pequeños gestos es la base del coqueteo. Con sutiles insinuaciones y roces generarás mucha tensión sexual y aumentarás la cercanía entre ambos.

6. El clima adecuado

La seducción siempre es más efectiva cuando cuenta con la atmósfera propicia. Un sitio cálido, tranquilo, con buena música e iluminación sensual es la base para una conversación amena y un encuentro muy seductor.

7. Modula tu voz

Una voz sensual y amable es una potente arma de seducción. No pierdas la oportunidad de susurrarle una frase halagadora o sugerente al oído.

8. Conexión emotiva

Hacerlo sentir apreciado marcará un interés más allá de la atracción física. Si buscas algo más que una aventura lujuriosa, procura conocerlo bien para instaurar una base de amistad y confianza.

9. Ten presente los objetivos de tu seducción

Hay una gran diferencia entre enamorar a un chico y simplemente seducirlo por diversión. Algunas de estas tácticas son útiles en la fase superficial de la conquista, pero no serán suficientes si tu meta es entablar una relación amorosa con él.

10. Sé auténtica

Ninguno de los consejos anteriores servirá realmente si no lo llevas a cabo de manera espontánea, acorde a tu personalidad. Fingir ser alguien que no eres llevará a un fracaso en la primera charla. Los hombres adoran la autenticidad de las mujeres que se muestran tal como son.

11. confianza

Una mujer autosuficiente y con confianza en sí misma es algo así como la perfección para el hombre. Sentarte con la postura correcta, caminar con seguridad y hablar con convicción serán grandes armas de seducción para que cualquier hombre se enloquezca contigo.

Para finalizar

Al final de la jornada puedes hacer uso de tan solo una o conjugar varias. Lo más importante es que seas tú misma y no te esfuerces por conseguir un hombre pues solo se enamorará de ti si eres auténtica.


sábado, 13 de junio de 2015

Frases que inspiran a cualquier tipo de mujer

Dicen que las palabras pueden matar, así como pueden salvar. En este caso, se trata de identificar aquellas que salven y levanten el ánimo a cualquier tipo de mujer, en cualquier situación. Entre estas frases están: cree en ti misma y habrás recorrido la mitad del camino; cómo hacerte saber que volver no implica retroceder, que retroceder también puede ser avanzar; pies, para qué los quiero si tengo alas para volar. Pero si con esas no te parece suficiente, aquí tienes algunas más: si me caí era porque estaba caminando, y caminar vale la pena aunque te caigas; sé el cambio que quieras ver en el mundo; es fácil amar a alguien cuando todo es perfecto. Mantener ese amor durante los momentos imperfectos es lo que hace el amor incondicional. Si estás de acuerdo con las anteriores, con estas no vacilarás: si hay vida, hay esperanza; la mente lo es todo, lo que pienses, en eso te conviertes; las dificultades preparan a personas comunes para destinos extraordinarios.

jueves, 11 de junio de 2015

¿Qué quieren las mujeres en la cama?

“Son muchas las mujeres que me consultan, quejándose de que sus vidas sexuales no son satisfactorias. Y me he dado cuenta de que con frecuencia este sentimiento de frustración se relaciona a que ellas mismas no se han preguntado qué quieren del encuentro íntimo. De hecho, a nosotras nos cuesta más que a los hombres admitir y comunicar lo que deseamos. Ya sea por vergüenza, razones culturales, prejuicios o miedo al rechazo, mantenemos “en secreto” lo que realmente queremos en la cama”, asegura Alessandra Rampolla, famosa sexóloga, en El Universo de Alessandra.

Aquí 10 cosas que esta sexóloga ha descubierto que nosotras deseamos de nuestro encuentro sexual.

Sentirnos sexys. Toda mujer necesita sentirse atractiva y deseada. Pero sentirnos sexys no siempre es fácil. “En ocasiones, nosotras mismas nos despojamos de nuestra propia sensualidad. Eso ocurre, por ejemplo, cuando vamos a la cama como si se tratase de una tarea doméstica más, porque nos avergonzamos de nuestros cuerpos, o le tememos al ridículo si hacemos “algo sexy”. Ser sexy significa sentirnos seguras de nuestras capacidades amatorias, de provocar al otro, de sentir y de hacer sentir”, dice Alessandra.

Besos, cariños y mimos. Nos excita y sobre todo, nos hace sentir bien, que nos besen mientras hacemos el amor, que nos transmitan que este momento es más que un encuentro físico, que hay intimidad, que hay sentimientos involucrados.

“Los besos son apasionados. Sin eso, las mujeres pueden pensar que el sexo es mecánico, que a él ya no le gusta tanto o que solo quiere tener sexo para llegar al orgasmo”, explica Brandy Engler, Ph.D., terapeuta sexual y autora del The Men on My Couch.

Palabras de alto voltaje. “Me matas de placer”; “soy adicto a ti”… Bueno, estas frases no son de súper alto voltaje, pero ustedes me entienden… Los grados más altos los dejamos para la intimidad. Pero de verdad: ¿a qué mujer no le gusta que le digan estas cosas? Nos fascina, nos excita, nos hace sentir sexys, únicas… Una palabrita o frase dicha en el momento preciso, derrite hasta la más gélida”, asegura Alessandra. La pregunta es: ¿cómo hacemos para que nuestra pareja empiece a decirlas? Pues, una buena manera es comenzando nosotras. “Vale la pena animarse… se los aseguro”, aconseja.

Sentirnos complacidas. Para nosotras es vital que para él sea importante nuestro propio placer, que se esmere en complacernos, que nos explore. Un estudio del famoso instituto Kinsey descubrió que los hombres más felices son aquéllos que le dan importancia a los orgasmos de sus parejas. “Una razón más para que se atrevan a pedir, para que digan cómo les gusta y para darle a sus orgasmos el lugar que se merecen”, dice Alessandra.

Mirarnos a los ojos. “Para las mujeres, que nos miren es importantísimo. No sólo porque nos sentimos más sensuales, sino porque necesitamos “saber” que él está ahí con nosotras”, dice Alessandra. Con el contacto visual nos comunican que en este momento somos “nosotros dos”, absolutamente conectados el uno con el otro, lo que da mayor intimidad a la relación sexual.

Que nos sorprendan. Toda mujer quiere que su pareja la sorprenda con un gesto amable de vez en cuando. Y no solo porque queremos un bouquet fresco de flores o una caja de chocolates—el esfuerzo es lo que importa. “Necesitamos sentir una conexión emocional con un hombre para querer tener relaciones sexuales con él. Mientras más seguras nos sentimos en la relación, más juguetonas seremos en la cama y aumentará la intensidad sexual”, dice Engler.

Que demuestre apreciación. Una cosa es llenarnos de atenciones en la cama, otra es hacerlo delante de sus amigos, familiares o colegas. Cuando nos alaban o miman en público nos sentimos especiales y bellas, lo que eleva nuestra autoestima, un sentimiento poderoso, así como una muestra de cariño y compromiso que se traduce en energía sexual esa misma noche.

Una encuesta británica realizada en 2,000 mujeres, reveló que los abrazos espontáneos son la forma más eficaz para elevar el estado anímico de una mujer. “Queremos saber que más allá del sexo nos aman. Cuando nos abrazan fuera de la cama, nos sentimos genuinamente amadas y cuidadas”, dice Engler, para agregar que ese sentido de seguridad juega un papel critico en la atracción sexual.



MIL MUJERES REVELAN LO QUE QUIEREN EN LA CAMA

Charles Orlando de Your Tango preguntó a mil mujeres y estas son algunas de las respuestas.



Lentamente

“Que nos desvistan lentamente. Tiene que tomar su tiempo conmigo. Quiero ver que me quiere, que lo vuelve loco y me vuelve loca”

Michelle S.



Sexo en público

“La posibilidad de que nos sorprendan es muy excitante para mí. He empezado a salir sin panties para que podamos empezar estos juegos en donde quiera que estemos”.

Erika D.



Que nosotras tomemos el control

“Me gustaría tener el control. No siempre, pero algunas veces. No quiero lastimarlo, sólo quiero hacerle cosas que le den placer”

Karen W.



Un poco de fuerza

“No sé si a los hombres les da vergüenza ser un poco rudos, pero a mí (y creo que a todas) nos gusta que nos agarre de la nuca o del cabello con fuerza. El sexo apasionado y espontáneo es tan masculino y sexy”

Jen, 28.



Que todo sea sobre ella

“Nada mejor que un masaje con círculos lentos en mi espalda y aceite de bebé en mis piernas. Y es que queremos sentirnos especiales, deseadas y mimadas”.

Yolanda K.



Que tome el control

“Me encanta la idea de que me alcen, besen y lo hagan de manera fuerte contra la pared, con un poco de agresividad y desenfreno. ¿Me quieres? Ven, tómame”

Lona T.



NÚMEROS

91% de las mujeres encuestadas quieren que él tome el control en la cama.



La zona más erógena de una mujer es su mente. No hay sustituto para la estimulación mental, queremos sentirnos importantes, deseadas y preparadas.





QUICKIE

De acuerdo con varios estudios, aproximadamente un 75% de las mujeres nunca llegan al orgasmo con tan solo tener relaciones sexuales.

Mi novio no paga las cuentas

En la primera cita decide no solo romper con los esquemas de género y logra que pagues tú. La siguiente vez te dice que el cajero electrónico se tragó su tarjeta. Luego te pide dinero prestado que nunca devuelve. El problema es que tú igual lo quieres mucho y resulta que él es muy cariñoso. ¿Qué hacer?

A medida que los roles se transforman, la gente suele aceptar primero los cambios que hacen su vida más fácil, pero se resiste a los que la tornan más difícil. Apoyados en esa lógica, muchos hombres se hacen a los de la vista gorda cuando llega la factura de la cena o el cine cada vez que salen con una mujer. No se trata de que ellos corran con la cuenta de todo; lo que debe haber es equidad.

“Una cosa es ser consciente y aportar cuando la situación lo amerita y otra es fomentar la sinvergüenzura y el no me importismo del varón”, argumenta la psicóloga Pilar Manríquez.

Sea este hombre joven o ya no tanto, quizá sea del tipo que busca parejas que lo mantengan porque está acostumbrado a hacer el mínimo esfuerzo. El motivo: quizá así lo criaron.

Alguna puede creerse el cuento de que esta actitud está relacionada con las conquistas de género, pero desde siempre han habido hombres que se han aprovechado del amor de mujeres para causar lástima y no hacer gastos. “La buena disposición es aprovechada por el varón que piensa que, si la chica puede pagarlo… que lo haga”, advierte la psicóloga.

Su colega Mónica Soliz opina que la educación que el hombre haya recibido de su familia y su entorno es fundamental. “Muchos papás enseñan a sus hijos ser caballerosos con las damas y dentro de esto está el ofrecerse a pagarle el helado o el pasaje, lo que no significa que la chica aproveche su condición de mujer. En realidad, se debe educar a la niña a la par del niño con relación a la igualdad”, sugiere.

Que invites una cena en casa es una cosa y otra es que él te empuje a pagar sus cuentas. “El vividor tiene un perfil muy claro: te manipula y te hace sentir que la única forma de expresarle tu amor es pagando sus cuentas”, explica la psicóloga Paola Barrera.

Por eso es muy importante que detectes estas señales antes de empezar una relación con alguien que estará contigo solo por interés económico y no por amor.

Límites

Las primeras citas son claves, pues en éstas se plantean las reglas del juego. Si tú pagas todo en estos encuentros, él esperará que siempre sea así. Es mejor poner los límites al inicio.

Qué locura volver contigo

El famoso físico y genio, Albert Einstein una vez dijo: “La definición de la locura es hacer lo mismo una y otra vez, y esperar diferentes resultados.” Cuanta razón tenía el señor Einstein, no sólo en el campo de la física sino que en el campo del amor.

Que muchos “locos” hay por ahí que vuelven una y otra vez a la misma relación que no funcionó y esperan diferentes resultados. Según un estudio de la Universidad de Kansas, las relaciones cíclicas, esas de terminar y volver continuamente tienen cada vez más problemas y si llegan a casarse se convierten en matrimonios infelices. Hoy te voy a dar unas claves para que no tengas la tentación de caer en la “locura”.

Nada de amistad. Tu ex tratará de convencerte de que sean amigos, pero esto es una estrategia para tratar de reconquistarte. Si quiere que seas su amiga, tienes que dejar que pase mucho tiempo hasta que ambos hayan dejado atrás todos los sentimientos de atracción que los unía en el pasado.

Nada de sexo. Tu ex insistirá en que pueden tener sexo sin ningún compromiso o te rogará: “Una vez más por favor… sólo quiero que me des una noche especial y ya no te vuelvo a molestar”. No se te ocurra caer en esta trampa. En vez de superar la ruptura, estarás retrocediendo. Seguir enganchada sexualmente, no te permitirá sanar tu corazón ni te dará la oportunidad de encontrar nuevamente el amor.

Inventa una relación. Si tu ex no te deja tranquila y continúa buscándote, dile que has conocido a alguien, aunque no sea cierto. Una mentirilla blanca es aceptable en esta situación. Y si continúa insistiendo bloquea su número de teléfono y todo tipo de contacto que te pueda ligar a él.

Las ex parejas son importantes porque te enseñan mucho. En cada relación que has tenido has aprendido a entender a otras personas, cómo poner las necesidades de otro antes que las tuyas y lo más importante, aprendiste lo que quieres y lo que no quieres en una pareja . Sin embargo, no podrás utilizar toda esta experiencia si siempre estás reviviendo la misma relación. ¡Así que déjalo ir! Puede ser difícil al principio, pero te aseguro que hay alguien mucho mejor para ti allá afuera, ¡y no es tu ex!



Para más motivación:

MariaMarin.com

Incrementa tu libido y vigor sexual con alimentos afrodisiacos

Diversas investigaciones científicas demostraron que ciertos víveres contienen elementos nutritivos que activan las endorfinas en el cerebro o favorecen la producción de testosterona, lo que aumenta considerablemente el deseo sexual.

Numerosos alimentos encierran nutrientes que permiten estimular la liberación de endorfina, la cual activa conexiones cerebrales para generar una excitación sexual intensa. También contribuyen a incrementar la producción de testosterona.

Los alimentos afrodisiacos más conocidos consisten en las ostras y mariscos, ya que son ricos en zinc, el cual entra en la producción de testosterona. Asimismo, contienen yodo y fósforo que poseen efectos estimulantes sobre el organismo. También puedes optar por consumir guaraná, ya que permite brindarte vitalidad y acrecentar considerablemente tu libido. Para eso, adquiere cápsulas del mismo en tiendas de medicina natural y dilúyelas en un vaso de agua.

Por otro lado, no dudes en ingerir chocolate negro. Además de su sabor exquisito, encierra arginina, la cual es un aminoácido que el organismo transforma en óxido nítrico y actúa sobre la circulación sanguínea como el conocido viagra. Asimismo, el cacao que contiene favorece la producción de endorfinas. Finalmente, otras opciones interesantes consisten en la salvia, espárragos, granadas y miel porque tienen un impacto importante sobre la liberación de testosterona en el cuerpo.

¿Cuáles?

Condimentos afrodisiacos

AÑÁdelos a

tus recetas

El mejor condimento afrodisiaco es el azafrán, ya que estimula las zonas erógenas del cuerpo. Puedes beberlo en infusiones, colocando una cucharilla del mismo en una taza con agua caliente. Para obtener resultados positivos, debes ingerir este brebaje a diario durante 2 semanas. Otra opción más económica es el jengibre, el cual permite liberar las endorfinas. Para gozar de sus efectos, añádelo a tus recetas diarias y toma infusiones del mismo.


Descubre tus poderes sensuales!


Cualquier experiencia puede volverse mucho más intensa y diferente con sólo despertar a nuestros mejores aliados: los cinco sentidos.

A menudo confundimos los conceptos de sensualidad y sexualidad. Una experiencia sensual no es necesariamente erótica ni sexual. Sin embargo, las mejores experiencias sexuales son aquellas que, a su vez, son sensuales; o sea, que dan protagonismo a estímulos sensoriales. Estarás pensando: “Ok, Alessandra… suena todo muy bonito, pero ¿cómo lo hago?”. Te diría que pienses en tus cinco sentidos y que te hagas la siguiente pregunta: ¿de qué manera puedo estimularlos para que me ayuden a generar nuevas, variadas y enriquecedoras experiencias eróticas? Comencemos revisando cada uno de tus sentidos…

La vista. Mirar un cuerpo desnudo o semidesnudo erotiza muchísimo. El estímulo visual sirve de herramienta o soporte en la actividad sexual. En cualquiera de esos momentos especiales se pueden incluir estímulos visuales adicionales. También se puede variar la iluminación. ¿Cómo crees que variaría la cosa si de repente cambias la lamparita por una de color? Piénsalo bien: no es lo mismo disfrutar con tu pareja bajo la brillante luz de una bombilla de halógeno, que bajo la tenue, cálida y sexy iluminación que te provee una velita.

El olfato. Es uno de los sentidos más importantes, más ricos y, desafortunadamente, más olvidado. El olfato provee una erotización muy intensa. Los perfumes, por eso, funcionan tan bien. El enfocar la relación sexual en torno a algún olor puede ser súper interesante. Los olores pueden ir variando; se pueden usar velas o aceites aromáticos, determinados perfumes, inciensos de todo tipo… Y, por supuesto, no te olvides de prestar especial atención a los olores naturales del cuerpo de tu pareja. Si no estás pensando conscientemente en su aroma y no te concentras en eso, ¡puede que no lo registres! Pero si respiras intencionalmente podrás percibir y disfrutar de su olor, porque cada persona tiene su aroma personal y muy particular, ¡y esto es muy erótico para un momento de intimidad!

El tacto. Vaya si este sentido es importante. Aquí entran en juego las caricias, los roces, los masajes… Para mí, el tacto es indudablemente uno de los más deliciosos. Dentro de la relación sexual, para variar y prestar especial atención a la estimulación táctil, habitualmente recomiendo el juego de temperaturas. ¿Cómo? ¡Hay que usar la imaginación! Un hielito que recorre el cuerpo, tomar algo calentito para luego buscar la boca del otro (o alguna otra parte interesante de su cuerpo), de repente dejar caer cera caliente sobre su piel… ¡Todo esto funciona de maravilla! Te pone en un contexto sensual supremamente erotizado. ¡Ni hablar de un masaje que nos garantiza un viaje directo al paraíso!

El oído. Los sonidos también pueden provocar muchísimo erotismo y, a su vez, impartir gran variedad a la actividad sexual. Piénsalo un poquito… Una linda música de fondo suma mucho al clima. Y ni hablar de lo erótico que pueden ser las palabras y susurros. Una palabra en el momento justo, un pícaro gemidito, pueden ser el detonante del más intenso orgasmo.

El gusto. ¿Se te había ocurrido que el gusto no es sólo para que disfrutes durante tus comidas? Agrega a tus relaciones sexuales algo que le dé un lindo y diferente gustito. Puede ser algún alimento, como la clásica crema batida, el jarabe de chocolate o un bañito de champagne.

También es muy divertido experimentar con aceites o lubricantes saborizados, así como todo tipo de juguetes que puedes encontrar en un sex-shop (piensa en las tanguitas de dulce o esas que se te derriten en la boca) todos diseñados para enaltecer tu experiencia sexual por medio de la estimulación de tu sentido del gusto.

A ver, les pregunto, más allá de las maneras tradicionales que ya mencionamos para estimular el sentido del gusto, ¿de qué otra forma podemos hacerlo? Mmm… a mí se me ocurre que puede resultar súper interesante el verdadero disfrute que provoca el probar a nuestra pareja, y no tanto los estímulos que se aportan desde afuera. Por ejemplo, el sabor de la piel de los dos. Cuando nos enfocamos en ellos, son capaces de erotizar al máximo la relación íntima. Si te enfocas en lo que estás probando, todo será más divertido.

miércoles, 10 de junio de 2015

¿Estás teniendo mal sexo con tu pareja?

El sexo no es simplemente un ejercicio más y no tiene por qué ser aburrido y sin romance.

Tiene su preparación y sus juegos preliminares
Por ello, si no disfrutás al máximo en la cama con tu pareja, puede que el problema no tenga que ver solo con vos.

En este sentido, la sexóloga Liliana Zabala te brinda algunas señales para descubrir si estás teniendo un mal sexo. Si tu pareja tiene alguno de estos comportamientos, lo mejor es que hablés y tratés de mejorar tu vida sexual.

1
El termina vos casi nunca
Él piensa que el sexo se basa solo y exclusivamente en su eyaculación y termina con su orgasmo. Por ello, muchas mujeres prefieren ayudarse a encontrar el placer porque saben que con su pareja el sexo será un fracaso. “Algunas mujeres son pudorosas y les cuesta un poco más excitarse y no querrán fácilmente emular una porno, por lo tanto prefieren callarse y no decir nada sino son satisfechas, pero evitan un nuevo encuentro sexual”, dice Zabala.

2
No es nada creativo
Él se echa y espera que llevés las riendas, pero ni siquiera se molesta en excitarte. En su criterio, los juegos previos no existen. “A veces no hay caricias mutuas, la mujer no llega ni siquiera a excitarse en lo más mínimo, solo prima el deseo sexual de él, esto hace que ella rechace hacer el amor”, resalta.

3
Nada de orgasmo al mismo tiempo
Cuando ya va a terminar, no te avisa y quizás vos también querés llegar al clímax junto con tu pareja y esperás una sincronía a la hora del orgasmo, pero a él se le escapó y no se percata de tu deseo.

4
No hay nada después
Es molesto, para más de una mujer, que tu pareja después del acto sexual, no te tome en cuenta y, por ejemplo, que sigan besándose, abrazándose y acariciándose, y para colmo que se de la vuelta y se duerma o se levante de la cama, se bañe y se vaya de prisa, porque está retrasado para ir al trabajo.

5
Si él quiere, vos también
Piensa que cuando a él le dan ganas de tener sexo, vos también estarás de humor y con ganas de hacerlo. Pero muchas veces no es así. Suele suceder que quizá cuando él lo desee vos no y cuando vos sí querrás, tal vez no esté en casa, y se vaya con los amigos a jugar fútbol o a otra diversión.

6
No conoce tus zonas erógenas
Él desconoce por completo dónde están tus zonas erógenas, y más bien cree que tu único órgano es la vagina y el punto g. Por este motivo muchas veces esquivás el sexo porque tu pareja se limita a penetrarte sin previa exploración mutua de tu cuerpo y sin excitación, para disfrutar del placer que podés tener en otras zonas y no solo la genital.

martes, 9 de junio de 2015

El misterio de la atracción masculina por los pechos grandes

¿EVOLUCIÓN O PREDISPOSICIÓN GENÉTI-CA?

Dice la sabiduría popular que hay dos partes concretas del cuerpo femenino que tiran más que dos carretas. Puede que no ande desencaminado el refranero, pues existen varios expertos que consideran que los varones están programados desde la lactancia para tener esta “obsesión” por los pechos femeninos.

Sin embargo, lo que a día de hoy no ha logrado desvelar la ciencia es por qué los hombres prefieren a las mujeres con senos grandes. Las explicaciones han sido múltiples y, entre ellas, destaca la corriente evolutiva. Es decir, la idea de que –con el paso de los siglos- se ha asociado el tamaño a algo beneficioso. Sin embargo, sigue siendo un gran mis-terio.

UNA CUESTIÓN DE PECHO

Pero comencemos por el principio. ¿Por qué atraen a los hombres los pechos? Esta curiosa pregunta fue respondida hace algunos meses por los neurocientíficos Larry Young y Brain Alexander quienes –en su último libro- señalaron que todo se debe a la oxitocina, una hor-mona liberada en la lactancia.

Tal y como explica la versión digital del “Medical Daily”, esta sustancia provoca gran placer en el pequeño y motiva la unión, en primer lugar con su madre, y en segundo término, con sus pechos (de donde obtiene el alimento). Esta obsesión, por lo tanto, se mantendría durante la edad adulta y vendría “integrada” en el ser humano.

Con todo, también existen una serie de teorías que determinan que los hombres adquirieron esta obsesión de forma evo-lutiva y con el paso de los siglos. Concretamente, una de ellas afirma que –cuando el ser humano comenzó a caminar erguido- el centro de atención en las mujeres era el pecho, lo que provocó su interés por parte de los varones. Esta idea, con todo, no convence demasiado a neurocientíficos como Young, quien restringe el fenómeno al cerebro.

LA PREGUNTA SIN RESPUESTA

A pesar de que se han producido multitud de investigaciones que tratan de explicar el amor de los hombres por esta parte del cuerpo femenino, a día de hoy la ciencia no ha logrado desvelar por qué muchos varones se sienten atraídos por los pechos de gran tamaño.

Con todo, existen algunas teorías co-mo la que afirma que los pechos grandes han ido adquiriendo importancia de for-ma evolutiva. Al parecer, siglos atrás los hombres habrían escogido a sus espo-sas en base al tamaño de sus senos, pues eso denotaba que estaban bien ali-mentadas y podían amamantar a sus fu-turos hijos sin dificultades. En concreto, los varones de clase baja serían los que habrían preferido a este tipo de mujeres. Es decir, las más adineradas.

INTELIGENCIA, LA CLAVE DE TODO

Neurólogos, sociólogos… Son dece-nas los expertos que han subrayado la importancia que los hombres dan a los pechos. No obstante, el biólogo David Bainbridge (de la Universidad de Cam-bridge) acaba de publicar un estudio en el que afirma que lo que buscan los varo-nes (que están a punto de casarse, eso sí) en una mujer es la inteligencia. Y es que, de esta forma creen que “serán más propensas a ser unas madres responsa-bles”, según afirma el estudio.

Por otro lado, el estudio (realizado en base a varias entrevistas) ha señalado que los hombres no tienden a fijarse tan-to en los senos de las mujeres cuando son excesivamente grandes. “El tamaño del pecho no importa, los senos grandes tienden a ser asimétricos y los hombres se sienten más atraídos por la simetría. Lo que los hombres buscan es la inteli-gencia. Las encuestas lo demuestran”, destacó el experto.

lunes, 8 de junio de 2015

¿Qué pasa después de tener sexo?

Hábitos post-coitales. Darle enseguida la espalda a la pareja y echarse a dormir; tomar el celular para ver quién lo llamó o ponerse a chatear, son hábitos que pueden arruinan el momento de pasión.

Comunicación corporal cambio de rutinas

Uno de los momentos más íntimos y de mayor valor sexual y emocional que puede vivir una pareja es el coito; y es después del sexo cuando las mujeres buscan entablar mayor acercamiento a través de caricias, abrazos y besos.

Además, se pueden hacer muchas cosas más después de un momento tan íntimo, que podrían ayudar a la pareja.

1. DULCES SUEÑOS

No hay una actitud más común y que moleste tanto, que una vez concluya el coito, la pareja –especialmente el hombre—se apresure a dar la espalda y se entregue a los brazos, no de su amada, sino de Morfeo.

De acuerdo con los especialistas hay que darse unos minutos para que

cada cuerpo, después de semejante faena, vuelva a su condición natural

y en función de eso pueda surgir el deseo de comer, hablar, dormir, de estar en silencio o bañarse juntos.

Lo ideal es continuar abrazado a la pareja, decirles palabras románticas, porque la mujer es un ser muy auditivo y en ese momento quiere escuchar palabras cariñosas, que le lleguen al alma, que la hagan valer como persona, como mujer y como amante.

2. ¡A LA DUCHA!

Que la pareja corra despavorida a la ducha a asearse una vez tiene el clímax es una conducta que irrita, porque a algunos les hace pensar que su cónyuge les tiene “asco”, que “quisiera escapar” o que “padeciera algún trauma sicológico”.

La higiene íntima es importante pero no hay que obsesionarse con ella al extremo de ducharse enseguida o tomar el spray de fragancia rosa y rociar el cuarto para evitar un olor delator.

3. SIN AFANES

La relación íntima más maravillosa puede quedar proscrita al libro del olvido y sin asomo alguno de un próximo encuentro, cuando la pareja vuela a vestirse, a pedir la cuenta o se atreve a decirle: ¿te pido ya el taxi?

En general, esas conductas son usuales en relaciones donde uno de los dos ha puesto el corazón, a éste le queda una sensación de vacío, pero al otro realmente le importa poco, la considera un “affaire”, algo meramente sexual e informal.

4. EXIJO REPETICIÓN

Insistirle a la pareja para que tengan un nuevo encuentro sexual cuando ésta ya se siente saciada o cansada es una conducta que debe evitar.

Lo mejor, mientras descansan es masajearse, acariciarse, hablar de algo que les interese y si se da un nuevo encuentro, pues mucho mejor.

5. VETAR FRASES

Expresiones que buscan aprobación como “¿te gustó?” o “¿de verdad me quieres?” denotan inseguridad de la pareja, necesidad de aprobación y eso molesta. Son frases que no tienen mucha credibilidad porque con el tiempo se han convertido en un cliché.

6. HACER OTRAS COSAS

Prender la televisión, ver el celular, ponerse a trabajar, leer un libro, hojear una revista o fumar un cigarrillo son “pecados” en la intimidad. Tampoco se queje de situaciones vividas hace poco.

7. ADULACIÓN

No hay nada más molesto que frases aduladoras luego de intimar como “esto es lo mejor que me ha pasado en toda mi vida”, “eres todo un volcán”, “nadie te supera”.

8. DEMUESTRE AFECTO

De la forma como termine una relación sexual depende una próxima.

Al terminar, por tanto, no se quede mirando para el techo. Es apropiado hacerle una manifestación de gratitud o afecto a la otra persona.

Basta con acariciarle el cabello, masajear su espalda, mirarla fijamente

a los ojos o darle un abrazo largo y sostenido.

Que la pareja sienta su presencia, su atención por unos minutos después de la relación sexual. Esa es una forma de gratitud, de manifestarle al otro el placer, la gratitud de haber compartido a través de su cuerpo ese nivel de goce.

domingo, 7 de junio de 2015

Señales para poder detectar a un hombre misógino

¿Misógino?, ¿y eso qué es...? Seguramente has escuchado la palabra, pero no te imaginas el significado. Según la Real Academia Española, un hombre misógino es uno que odia a las mujeres, manifiesta aversión hacia ellas o rehúye su trato. Según la revista Psychology Today, típicamente la misoginia es un odio inconsciente que los hombres forman temprano en la vida. Usualmente es el resultado de un trauma con una figura femenina en la cual confiaron. Una madre, novia, profesora abusiva pueden ser la razón por la que muchos hombres forman el odio hacia las mujeres.

Claves para detectarlo. En ocasiones, puede concentrarse en una mujer para hacer bromas o simplemente que sea su objetivo como ejemplo. Su defensa para su comportamiento puede ser que está coqueteando, que es divertido o carismático, no dejes que te confunda, comienza a actuar de manera irregular, puede pasar rápidamente de encantador a grosero o viceversa, hará promesas que no intenta cumplir; sin embargo, para los hombres, por el contrario, casi siempre cumple su palabra, su comportamiento hacia las mujeres en general suele ser engreído, controlador y egocéntrico.

Claves de pareja

Los emoticones han ayudado a muchos a expresar sus sentimientos y emociones. Ahora se han puesto de moda los "flirtmoji", un conjunto de emojis de contenido erótico, con el que las parejas intercambian mensajes "hot" a través de celulares. ¿Será bueno o no? los expertos lo explican.

No existe contacto. La sexóloga Carolina Rivero mencionó que se trata de un sexo de tipo voyerista, en el que se utiliza parte de los sentidos. "El del tacto no se utiliza y es importante el contacto con la piel de su pareja", apuntó.

Relación. Rivero señaló que si el cortejo, novio o marido se encuentra en otra ciudad o país, este tipo de comunicación es válido, siempre y cuando exista confianza. "Si esto es una emergencia y les va a ayudar a mantener la llama de la pasión encendida, está bien pero deben tener precaución". La terapeuta de pareja Liliana Zabala indicó que si la pareja es estable está permitido que se demuestren por medio de emoticones su lado amoroso y erótico.

Cuidado. La sexóloga puntualizó que si recién está conociendo a esa persona, es mejor evitar este tipo de conversación, ya que él o ella puede utilizarlo para el chantaje, es lo que les ha ocurrido a varias celebridades.

Intimidad. Zabala mencionó que para que no se acabe la intimidad, tanto él como ella si están en una relación estable pueden enviarse fotos, dedicarse canciones, "a los varones les encantan los mensajes hot", apuntó.

jueves, 4 de junio de 2015

Hombres mantenidos suelen ser más infieles

Un estudio publicado en la revista 'American Sociological Review' concluye que los hombres que dependen económicamente al 100% de sus esposas están en mayor riesgo de ser infieles, tres veces más que las mujeres en la misma situación.

La investigación, que fue traducida por la cadena CNN, revela que entre el 20 y el 25% de los hombres casados y entre el 10 y el 15% de las mujeres casadas se han involucrado en una relación extramarital.

"Las mujeres que dependen económicamente de sus esposos tienen alrededor de un 5% de probabilidades de desviarse, mientras que hay alrededor de un 15% de probabilidades de que un hombre que depende económicamente de su esposa sea infiel", se lee en la nota.

El estudio se basó en datos de más de 2.750 personas casadas de entre 18 y 32 años que participaron en el Estudio Longitudinal Nacional de la Juventud de Estados Unidos entre 2001 y 2011.

Otra encuesta de 'Working Mother Media' indica que las esposas proveedoras , particularmente las que no tenían en mente ganar la mayoría de los ingresos de su familia, se sienten menos satisfechas con su vida. ¿Qué opinas de estas investigaciones? Haznos conocer tu opinión en el muro del Facebook de El Deber.

Cómo ganar la batalla a la rutina sexual

El sexo es salud, y hay que saber disfrutarlo en todas las etapas de nuestra vida.

La rutina sexual, el aburrimiento y la pérdida de la pasión hacia el otro son algunos de los problemas a los que se enfrentan las parejas y que a veces pone en la cuerda floja una relación.

Vicente Briet, psicólogo clínico, especialista en sexología y miembro de la junta directiva de la Federación Española de Sociedades de Sexología, apunta que además de las disfunciones sexuales como la eyaculación precoz o la impotencia, el tema del deseo es uno de los más frecuentes.

Pese a que puedan influir aspectos como el carácter biológico, factores psicológicos, fármacos, etc. que a veces se disfrazan como rutina, “hay elementos en la pérdida del deseo que simplemente tienen que ver con el desgaste o con el tiempo que llevamos en pareja”, señala.

Pero, ¿cuándo aparece la rutina sexual? El experto apunta que no hay estudios definitivos, pero “parece que biológicamente la pasión tiene fecha de caducidad”; al investigar sobre parejas es al “tercer o cuarto año cuando suelen aparecer los primeros síntomas”.

Las 7 claves para combatir la rutina sexual

Comunicación. Hablar, hablar y hablar las cosas. Briet explica que lo más importante es “tomar conciencia” y ser capaces de “comunicar con claridad pero sin adoptar actitudes sincericidas” para poder empezar a emprender acciones. A veces somos demasiado sinceros y podemos expresarnos con vehemencia o acritud, causando daño a la otra persona. Para evitarlo, el doctor insiste en que la clave es no hablar acusando y recriminando, sino de cómo las cosas del otro nos hacen sentir. Es decir, “hablar desde el punto de vista de los sentimientos y acabar formulando propuestas de cambio”.

Espacios de individualidad. Lo que muchas veces llamamos burbuja personal resulta fundamental para la salud de la pareja.

El sexólogo señala que “hay parejas que se convierten en parejas fusión”, un caldo de cultivo ideal para la rutina.

Para evitar el desgaste “hay que quedarse siempre con un poco de apetito”, subraya.

La receta para recuperar la pasión y la ilusión “es que tengamos un espacio personal donde podamos cultivar nuestra individualidad y permita la posibilidad de echarnos de menos”. Y es que, como dicen, se necesita ausencia para valorar la presencia.

No hacer comparaciones con estudios o el entorno. Tendemos a intentar seguir la línea de lo que entendemos o lo que socialmente se nos establece como normal. El especialista destaca que esto es un error que además puede provocar “una presión bárbara”. Lo que hay que hacer es “marcar nuestros propios estándares porque es el criterio de pareja el que tiene que triunfar, y la calidad es lo que ha de primar” dentro de la frecuencia que nos marquemos nosotros mismos. Si no el sexo se convierte en una obligación “y es cuando pierde el interés”, apunta.

Cultivar el interés y la pasión por el otro. La clave está en entender a la pareja “como si fuera una especie en peligro de extinción, una persona que podemos perder porque sigue siendo digna de admiración”. Para hacerlo, es importante “que hablemos con cierta regularidad de sexo, que hagamos planes eróticos aunque no se lleven luego a la práctica, que nos toquemos, nos acariciemos de manera insinuante, y al margen de la propia relación sexual”. Tenemos que aprender a “descoitar la relación y no estar siempre a la búsqueda del orgasmo”.

“Hay que actuar continuamente como si estuviéramos excitados sexualmente”, señala Vicente. “El deseo, si no tiene un soporte y un alimento para la acción, es como la llama de una leña que no acaba de arrancar”.

Sorprender y usar la imaginación. Tenemos que huir de la rutina para fomentar un clima que favorezca el reencuentro. El psicólogo señala que “hay que romper con la inercia que nos lleva a buscarnos o a hacerlo en el mismo sitio”. Algo interesante puede ser “recuperar actividades que nos han podido resultar excitantes en el pasado”. Si queremos que el deseo aparezca “debemos concederle el valor y protagonismo que merece”.

Experimentar. Es algo fundamental. Juguetes sexuales, posturas, juegos, cambios de rol, fantasías… debemos saber pedir a nuestra pareja las cosas que nos gustaría hacer sin tener miedo a expresarnos y a partir de ahí “generar espacios de encuentro”.

Cultivar el propio atractivo personal. Muchas veces pensamos que cuando tenemos pareja ya está todo conseguido y conquistado. El psicólogo señala que es fundamental “cuidar la higiene, atuendo, alimentación, lenguaje, el mimo al otro, es algo continuo” porque no podemos abandonarnos ni tomar el camino de la dejadez. Es importante “tener interés, cuidado y atracción por el otro y tomarlo como una responsabilidad”. El amor y el deseo son una conquista continua.

Vicente Briet subraya que para que se de una buena relación tiene que haber cuatro ejes que la sustenten: compatibilidad de valores, compatibilidad de caracteres, la parte de la pasión y el tema del compromiso “que se define cuando los tres anteriores están claros”.

4 EXPERIENCIAS SEXUALES TODA PAREJA DEBE TENER

Estas misiones harán maravillas con tu vida sexual (y tu relación). Saca tu lápiz y empieza a tacharlas de tu lista.

Inventen su propia posición

“Mejorar nuevas posturas sexuales demuestra que tienen la confianza suficiente para experimentar”, asegura Susan Crain Bakos, autora de The Orgasm Bible. Ambos se sentirán como pioneros sexuales, lo que creará intimidad (y confianza) que liberará sus libidos. TIP: Mejora las posturas que más disfrutan, aumentando pequeños cambios hasta que encuentren lo que funciona para ambos.

Designen un día para el amor

Elegir un día para la actividad erótica es esencial en una relación. “Aunque muchas personas se quejan y no les gusta ‘planear’ la actividad sexual, reservar un día cada mes creará anticipación”, dice la terapeuta Michele Weiner-Davis.

Así que elijan un día para llenarse de atenciones y hacer cosas diferentes: tomen un baño juntos, vayan a un hotel, dense masajes, jueguen strip poker, cocínense sin ropa…

Dense un ‘break’ sexual

El sexo puede convertirse en algo rutinario y aburrido. “Es necesario reconstruir la tensión sexual”, asegura Weiner-Davis. Planea una semana ‘libre de sexo’ (nada de acción oral y tampoco toqueteos). Luego de 7 días de agonía, ambos libidos estarán que arden. Cuando (finalmente) comiences la actividad sexual, extiende el tiempo de ‘juego previo’.

Un ‘quickie’ en una fiesta

Escabullirte en una fiesta o reunión social para tener 20 minutos a solas le da un golpe de excitación a una vida sexual rutinaria, asegura Gloria Brame, Ph.D., autora de Different Loving. Y tiene repercusiones a largo plazo: recordar estos momentos activa el deseo años después.

Descubre por qué algunos hombres sienten fobia a estar a solas con su pareja.

Si pensabas que solo algunas mujeres tienen fobia a un encuentro íntimo, estás equivocada, pues ellos también lo padecen pese a que aman a su media naranja. Descubre por qué.

Mala experiencia. El urólogo David Rubin De Celis señaló que en algunos casos se da por un problema previo que ha marcado su vida, por ejemplo la disfunción eréctil. "Es cuando el miembro no llega a la rigidez total, una de las causas es el estrés, si esto le pasó una vez, él piensa que le puede volver a pasar”, acotó.

Fobia. La terapeuta de pareja Liliana Zabala explicó que algunos hombres tienen miedo a perder la erección, a no complacer a la mujer e incluso tienen complejos con el tamaño de su pene, porque se consideran menos.

Trauma. El psicólogo Jhonny Ledezma indicó que si el varón a temprana edad vio pornografía, sin tener información adecuada, esto más adelante puede afectarle, ya que a su corta edad no tenía la capacidad para entenderlo. "Este es uno de los motivos por los que ellos tratan de evitar momentos de privacidad con su pareja", agregó el profesional. Mientras que Zabala puntualizó que el temor a la intimidad puede ser porque cuando era pequeño fue víctima de abuso sexual o porque los padres lo encontraron masturbándose y fue castigado.

Cultura. Ledezma mencionó que en la actualidad continúa existiendo la cultura machista, el varón tiene que rendir al 100% en la intimidad y esto (lógicamente) repercute en él. Cuando está con su pareja piensa que no va a tener un buen rendimiento. Zabala sostuvo que "las creencias culturales y religiosas son factores que inciden de manera significativa a la hora de la intimidad".

Recomendación. El hombre tiene que contarle a su pareja por lo que está pasando, ella tiene que saber escuchar y comprender, pero si aún así continúa (por ejemplo con la eyaculación precoz), deben buscar a un profesional, aconsejó Ledezma. la experta apuntó que la terapia va a depender de la causa y la mujer como pareja es "clave" para ayudar a superar el problema, "todo problema se desprende de experiencias fuertemente traumáticas que han marcado el psiquismo del hombre, en su infancia o primeras experiencias sexuales".