Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

sábado, 23 de enero de 2016

Así despierta el deseo sexual según la época del año

Con la llegada del invierno, no solamente bajan las temperaturas y los días se hacen más cortos sino que, además, se trata de una de las épocas del año menos propicia para mantener relaciones sexuales. Así lo revela el estudio «Mitos y realidades sobre sexualidad y anticoncepción en las millennial españolas», realizado por el laboratorio Bayer en el marco de la campaña #MiDecisionMasLibre.Según este estudio, un 53% de las participantes —mujeres entre 18 y 30 años— reconocen que experimentan cambios en su libido en función de la época del año en la que se encuentren.

Así, si el verano (54%) y la primavera (48%) serían las estaciones en las que las jóvenes aseguran tener mayor actividad sexual, en invierno se daría una caída importante, hasta el punto que sólo un 33% dicen preferir esta época del año. Menos propicias aún resultan las fiestas navideñas (28%), a pesar de que suelen venir acompañadas de unos días de vacaciones y mayor tiempo libre para dedicar, entre otras cosas, a la pareja.

Sea cual sea el nivel de actividad sexual, la campaña #MiDecisionMasLibre recuerda la importancia de que las relaciones sexuales se mantengan de forma saludable y responsable. La iniciativa informa sobre la existencia de más de 15 opciones anticonceptivas diferentes, donde además de las más conocidas como la píldora o el preservativo se incluyen algunas a largo plazo (DIU hormonal, DIU tradicional o implante) con una eficacia que puede llegar a alcanzar el 99% durante un periodo de tres a cinco años (en función del método).

Mantener el deseo

La psicóloga y sexóloga Nayara Malnero reconoce que el deseo sexual es cambiante según las distintas etapas de nuestra vida y las épocas del año. «El sol y las altas temperaturas nos hacen estar más activos, en todos los sentidos, mientras que el invierno es una época de recogida y calma, también a nivel erótico. No obstante, solo se trata de encontrar diferentes alternativas en pareja, ser creativos e impedir que la chispa se apague».

Aun así, la experta subraya que, «independientemente de la estación en la que nos encontremos, debemos tener claro que la anticoncepción es prioritaria:cuidarnos de embarazos no planificados y de infecciones de transmisión sexual es lo más importante, además de ser un seguro para mantener el deseo activo».

En cuanto a los anticonceptivos a largo plazo, Nayara Malnero explica que «se trata de métodos muy seguros, ya que su cumplimiento no depende de que la usuaria se acuerde o no de utilizarlos. La elección del método anticonceptivo debería formar parte de las decisiones importantes de las mujeres, incluso de las más jóvenes, y consultar con el médico es fundamental para escoger el anticonceptivo que mejor se adapta a cada una de ellas».

La sexóloga recuerda que, «para prevenir las infecciones de transmisión sexual, es imprescindible utilizar preservativo, ya sea masculino o femenino. Una buena idea es utilizar el doble método, es decir, combinar un método anticonceptivo hormonal con el preservativo».

Mayor líbido según la zona

Aunque el descenso de la libido en invierno es unánime en toda España, lo cierto es que existen diferencias entre comunidades autónomas, según la encuesta: Castilla-la Mancha (52%), Islas Baleares (46%), Comunidad Valenciana (45%), Murcia (44%) y Cataluña (43%) son las zonas en que la actividad sexual se mantendría algo más alta durante esta época, y en el lado contrario se situarían Extremadura (8%), País Vasco (13%), Castilla y León (18%) y Madrid (23%).

Y no sólo el frío afecta a la motivación para mantener relaciones sexuales, sino que el deseo también cambia en función del momento del día en que nos encontremos. Así, la noche es la preferida entre las encuestadas (el 64,8% de las millennial la prefieren), ya estén solteras, casadas o viviendo en pareja. Le sigue el momento de la siesta (55,7%) y la mañana quedaría en última posición (40,8%).

A pesar de que el invierno parece ser enemigo de una vida sexual activa, esta época del año sería adecuada, sin embargo, para la creación de relaciones de pareja monógamas y más estables. La explicación científica a esta tendencia se debe a que, cuanto más bajas son las temperaturas, más oxitocina se segrega. Y es que son varios los estudios que relacionan esta hormona con la formación de vínculos estables dentro de una pareja, fomentando que las personas con pareja se mantengan alejadas de otras personas del sexo contrario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario