Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

lunes, 29 de febrero de 2016

Cómo identificar a la persona ideal para nosotr@s

Siempre que he tocado este tema (cómo reconocer a la persona ideal para nosotr@s),en mis conferencias, suelo hacer las mismas preguntas a l@s participantes y sin importar de dónde sean obtengo siempre las mismas respuestas; de que su hombre ideal para la mayoría de las mujeres es un hombre guapo, alto, simpático, detallista y que tenga plata. Lo que me asombra de estas personas no es tanto su vanidad fantasiosa con la que engañan su vida sentimental, sino su alto grado de inmadurez y su falta de amor propio, porque están viviendo sólo para sus ojos, ya que su vanidad es tan grande, que no les deja ver la realidad de lo que realmente necesitan tener para vivir felices en este mundo.

La persona ideal para nosotr@s, no es aquel hombre o mujer que deslumbra con su belleza física o nos entusiasma con las cosas que posee, sino aquel varón o mujer que respeta nuestras ideas y las apoya, aunque no esté de acuerdo con ellas, es aquél que tiene empatía con nosotros, que se pone en nuestros zapatos para sentir lo que sentimos, y ver el mundo y las cosas desde nuestra perspectiva, que se identifica con nuestras necesidades, y nos ama, nos respeta y nos valora por encima de todas las cosas. Personas que nos rodean y que nos ven como la persona más bella e importante de este mundo y de su vida, sin importar lo que seamos y lo que los demás digan o piensen de nosotr@s, porque nos ama.

Es por eso que vale la pena observar muy detenidamente a las personas, antes de extenderles la mano para invitarlos a caminar juntos por los caminos escabrosos de la vida.

Y recuerda que quien no te ama te engaña.

jueves, 25 de febrero de 2016

9 mentiras clave que ellos les dicen a sus 'amantes'

Constanza del Rosario, terapeuta experta en parejas, a través de su sitio web ha publicado un listado de las clásicas frases que utilizan los hombres casado para no dejar ir a sus amantes.

1. Tú eres la mujer ideal que llegó tarde a mi vida. (Me encantas, pero fregaste, ella llegó antes y yo soy un hombre que cumple sus compromisos).

2. Si la dejo temo por su integridad física. Me ama demasiado. (A mi ego le encanta que ella sea tan devota a mí. No tengo ganas de tener problemas, ni de perderla. Pobrecito yo, idealízame como ella, que me encanta).

3. La rutina fue matando la relación, pero no es fácil ponerle fin a una historia de tantos años (Estoy aburrido y necesito distraerme, tú eres entretenida y novedosa, el peligro me encanta, pero el compromiso me mata las pasiones, pasémosla bien sin ataduras, si me aburro te cambio).

4. La quiero, pero no la deseo, sólo le tengo cariño. (Me encanta o me encantaría tener sexo contigo, pero me cuesta proyectarme contigo. La verdad, emocionalmente sigo apegado a ella, si ella fuera más atrevida, no estaría contigo).

5. Estamos en crisis. (¿Cuán inocente eres? No te das cuenta que te estoy utilizando para equilibrarme emocionalmente? Soy pésimo para estar solo. Me tiene muy mal el problema/actitud mi mujer, espero se resuelva pronto, pero mientras tanto necesito tu apoyo).

6. No puedo dejarla tan fácil, tenemos hijos. (Me escudo detrás de la bandera del "padre ideal" para no perder pan ni pedazo. Comprende, siempre serán primero mis hijos, segundo la madre de mis hijos y tercero, quizás, tú).

7. Cuando estoy contigo me siento vivo nuevamente (Hace tiempo que no tenía tan buen sexo, contigo hago lo que no me atrevo hacer con mi mujer. Te uso para sentirme mejor conmigo mismo y mi vida).

8. Ya no tengo sexo con mi mujer. (Ja! Si me da la pasada, igual. El problema es que ella no es muy entusiasta con el tema. Eso es lo que me encanta de ti, tu disposición a complacerme, pero no creas que te estoy siendo fiel, aunque mejor para mí si lo piensas, ella cree lo mismo).

9. Vamos a separarnos, pero tengo que buscar el modo de decírselo. (No es prioridad para mí separarme, pero voy a hacerte pensar que sí, así te relajas y confías en mis promesas).

UN ESTUDIO DEVELA LOS NUEVOS VALORES A LA HORA DE BUSCAR A TU “MEDIA NARANJA”.

Los hombres eligen según la apariencia, las mujeres lo hacen fijándose en el éxito. ¿Es cierto eso? Ni mucho menos, dicen los investigadores. La igualdad de género ha modificado los criterios a la hora de elegir pareja.

Él busca una mujer guapa y con buena figura. Ella, un hombre con dinero, un buen trabajo y reputación. A ella le da igual la apariencia de su elegido. Él quiere tener hijos y, para ella, es importante que él pueda alimentar a la familia.

La biología evolutiva clásica tiene que ver con la reproducción. El deseo de tener hijos funciona como un chip implantado que nos afecta a la hora de buscar pareja.

Ahora, sin embargo, los científicos se expresan en contra de los criterios tradicionales. “Nos estamos adaptando”, dice Marcel Zentner, de la Universidad de Innsbruck. “Si de verdad existe este tipo de chip, entonces es probable que responda a influencias ambientales, desafíos y cambios”.

Los hombres las prefieren inteligentes

Un cambio clave es la igualdad entre hombres y mujeres. El psicólogo Zentner, en colaboración con su colega Alice Eagly, de la Universidad de Northwestern, dirigió y evaluó cientos de estudios en diferentes países. En la muestra fueron incluidos países muy diferentes en lo que a igualdad se refiere. “Países como Irán, Arabia Saudita y Japón, y otros como Finlandia, Suecia e Inglaterra”.

Para las mujeres es importante que los hombres sean atractivos y sepan hacer tareas domésticas.

Los investigadores quedaron sorprendidos: “Hay una interrelación perfecta”. En aquellos países en los que la igualdad entre ambos sexos es mayor, los criterios de las personas a la hora de elegir pareja tienden a parecerse. “Nos sorprendieron mucho estas coincidencias”, dice Zentner.

En su estudio concluyen que la biología evolutiva clásica se ha quedado obsoleta en las sociedades avanzadas: cuanto más moderna es una sociedad, más similares son los criterios que condicionan las decisiones de hombres y mujeres.

Más que una cara bonita

La sociabilidad, la fiabilidad, la inteligencia, la educación y la madurez emocional son las características más importantes para hombres y mujeres. Incluso por delante del aspecto físico. “En países como Finlandia, por ejemplo, para los hombres es más importante la educación de las mujeres que para las ellas la de sus parejas”, explica Zentner.

En las sociedades más igualitarias, la mujer busca un hombre que también sepa cocinar y planchar. Además, a ellas les preocupa más el aspecto de sus parejas que antes, concluye el científico.

¿Estimulantes sexuales para compensar?

Mientras que hombres y mujeres intercambian criterios en lo que a la inteligencia y el aspecto físico se refiere, el tema de los sueldos sigue claramente la tendencia clásica. “Un interesante estudio danés muestra que los hombres que ganan menos que sus mujeres consumen más estimulantes sexuales”, aclara Zentner, y añade: “Para las mujeres, por lo general, sigue siendo más importante que el hombre tenga buenas expectativas financieras que a la inversa”.



Restos de la teoría de la evolución

Inteligente, guapo y rico. En las sociedades modernas, esta combinación encabeza la clasificación de los chips biológicos de hombres y mujeres. A pesar de que los criterios a la hora de elegir pareja son cada vez son más parecidos, no seguirán igualándose por razones biológicas: y es que el embarazo de las mujeres influye en el reparto de papeles en una relación.

“Por esta razón, no creo que un futuro próximo seamos testigos de una alineación perfecta de los patrones preferenciales”.



La pareja ideal... no existe

La psicóloga norteamericana Leslie Becker-Phelps, autora del libro: “Amor, psicología de la atracción” realiza una pormenorizada guía sobre cómo desenvolvernos en los insondables caminos del amor haciendo hincapié en la importancia del “yo” antes de pensar en el “nosotros”.

Si uno echa un vistazo a cualquiera de sus páginas, al azar, sin leer el título parece casi un manual, o hasta un recetario de cocina. Es didáctico, tiene colores, gráficos, tablas, tests... que el lector puede consultar, bolígrafo en mano, para saber qué hacer ante esa tarea tan difícil y determinante como encontrar el amor.

Su autora, la psicóloga clínica estadounidense, Leslie Becker-Phelps,hace un exhaustivo repaso a las relaciones de pareja.

Se centra primero en su destinatario principal: el que busca pareja, y le da consejos, en función de su personalidad (ansioso o elusivo o seguro, este último, el que es más “feliz” y estable en sus relaciones) para lanzarse a la búsqueda, incluyendo detalles acerca de qué tiene que decir en la primera cita o cómo debe configurar un perfil idóneo en las redes sociales para encontrar pareja.

La autora llega con sus páginas, por supuesto, a la relación consolidada: cómo actuar ante la boda (tenga cuidado si “está esperando el matrimonio para resolver o prevenir problemas” o si “el dinero no es la verdadera razón para no casarse”) y recorre el espinoso camino de las discusiones: si se combinan los estilos “tranquilizador-esquivo” o “tranquilizador-atacante” hay que estar alerta.

Pero lo más importante, sin dudas, es que para hablar de dos hay que primero hablar de uno. Becker-Phelps insiste una y otra vez en la relevancia de conocerse a uno mismo para prosperar con otro: “Debemos ser capaces de abrirnos para ser verdaderamente “vistos” por el otro. Cuanto más nos conocemos a nosotros mismos, más fácil conseguiremos que los demás nos conozcan. Y esto es difícil si no sabes realmente cuáles son tus propios pensamientos, sentimientos, creencias, etc. Las personas son más propensas a abrirse cuando se sienten bien consigo mismas”, explica Becker-Phelps.

No ataques a tu ex en las redes sociales

Terminaste con alguien y lo primero que haces es ¿borrarlo de tu Facebook? Aunque no lo creas existen cosas que no debes hacer en tus redes sociales al finalizar esa relación amorosa.

Valeria Schapira, experta en relaciones de pareja para Match, explica que las redes sociales deben servir para tender puentes y construir, no para generar resentimientos.

“Es importante ser respetuoso de la relación que se tuvo con la persona”, por eso debes evitar algunas de las siguientes conductas en tus redes sociales.

1. ELIMINAR A TU EX

Valeria Schapira explica que una forma demostrar madurez es conservar el contacto de tu ex en las redes sociales, sobre todo si la ruptura se dio en buenos términos.

2. SUBIR FOTOS BESÁNDOTE CON OTRA PERSONA

Esta acción es una falta de respeto para tu ex pareja. No importa lo que haya pasado, lo que se recomienda es esperar un tiempo antes de subir imágenes con muestras de cariño a alguien diferente.

3. BORRAR LAS FOTOGRAFÍAS

No es necesario eliminar las fotografías que muestren esta historia de tu vida. En caso de ser necesario, puedes cambiar la configuración para que sean visibles para las personas que tú creas conveniente.

“Si eliminas las fotografías es como si olvidaras a la persona y todo lo que viviste con él”, explica Valeria.

4. BLOQUEAR A LOS AMIGOS DE LA PAREJA

La especialista señala que esta es una gran señal de inmadurez emocional. No tienes por qué eliminarlos por terminar con tu pareja, al contrario, puedes mantener la amistad de aquellos que te importen.

5. NO TENER CUIDADO EN LOS POSTEOS

Lo ideal es que seas más cuidadoso al momento de publicar tus comentarios en la red social. Evita mandar mensajes que lastimen a tu ex.

6. DAR CELOS

Lo peor que puedes hacer es subir imágenes donde disfrutes tiempo con personas que no le caían bien a tu ex, sólo para darle celos.

7. HABLAR MAL DEL EX

Es horrible. Cuando lo haces, en definitiva hablas mal de ti mismo. Recuerda que te estás expresando de alguien a quien tú elegiste, entonces si era tan horrible y tan mala persona, para que estuviste con él o ella.

Antes de hacerlo piénsalo dos veces; analiza cómo te sentirías al leer lo que vas a postear, así te darás cuenta si estás haciendo lo correcto o simplemente es un “berrinche o capricho”.

8. HACERTE LA VÍCTIMA

Cada persona es libre de publicar lo que quiera, pero abrir tu corazón o victimizarte puedes generar emociones de empatía o rechazo.

Es bueno compartir los sentimientos muy íntimos con las personas que te entienden y conocen la situación que estás viviendo, así que si sientes esa necesidad, lo mejor es compartirlo con tus mejores amigos.

Valeria Schapira concluye que todas estas conductas son dañinas a corto y largo plazo. Lo mejor es aceptar que esa relación terminó y enfocar tu energía en algo positivo para superar la etapa del duelo y encontrar a un nuevo amor.

domingo, 21 de febrero de 2016

¿Cómo atraer el amor a tu vida?

¿La Ley de Atracción funciona para el amor? pidiendo al universo

Muchas personas creen que los pensamientos (conscientes o inconscientes) influyen sobre sus vidas. 

Deseos que son catalizados a través de los pensamientos y que llegan a provocar emociones y generan consecuencias en el entorno; incluso hasta atraer a una pareja.

¿Cómo utilizar la energía del universo en favor de los sentimientos? A continuación algunos consejos.

Sé un imán del amor. Las personas que están cerca tuyo son el reflejo de lo que das. Si eres cariñoso, alegre

o positivo ese mismo tipo de gente

ingresará en tu vida.

¿Cómo se puede practicar el ser

un imán del amor?, simplemente llenando tu corazón de esos sentimientos y pensamientos felices.

Una de las claves es actuar como

si tú ya estuvieras enamorando con

tu pareja ideal. ¿Cómo es él/ella? ¿Cuáles son los valores/cualidades

de la otra persona que quieres ver?

Toda esta energía convertirá a tu amor en realidad.

Conoce quién eres y lo que

quieres. Aquí hay algunas preguntas importantes que debes hacerte:

1. ¿Quién soy yo? 2. ¿Qué quiero?

3. ¿Cuál es mi propósito en la vida?

4. ¿Qué cualidades/valores en una pareja estoy buscando?. Esto es algo que debes realizar antes de hacer tu pedido al universo.

Cree en ti mismo. Confiar en uno

mismo es un requisito para el éxito en cada área de la vida. Si piensas que no hay persona adecuada para ti, entonces, atraerás al sujeto equivocado. Cree que mereces ser amado, apreciado y así el amor vendrá plenamente a ti.

Da amor libremente. Cuando crees en ti te conviertes en una canalizador y así no habrá nada que detenga tu deseo. Cuando das amor libremente, todo lo que recibes es amor y tal vez no regrese de la manera que te lo esperas, pero realmente lo sentirás en tu corazón. Así es el modo en como te conviertes en un imán del amor.

Manten tu corazón abierto. Una manera simple de estar libre para este sentimiento es ser agradecido. Toma una pluma y un pedazo de papel. Cuenta tus bendiciones. Escribe por lo que estás agradecido.

Por ejemplo: agradezco por los todos

los desafíos que enfrento y por los errores que cometí. Estas experiencias me enseñan a ser más sabio y fuerte.

Un corazón que está lleno de amor y gratitud es un poderoso imán y cuando retribuyes por todo lo que tienes en la vida, eres más feliz y siempre hay muchas cosas en la vida por qué sentirse pleno.

Vive el presente. Esto es muy importante. Significa que estás aquí en este instante en el que se manifiesta el amor. Deja de pensar en alguien que te rompió el corazón ayer, la semana pasada o los últimos años. Ahora es el momento para que comiences tu nueva relación.

A medida que practiques estar presente, estarás en paz contigo mismo y consciente de que no hay pasado en tu contra, y que el momento de oro es el que estás viviendo aquí y ahora.

Atrévete a soñar en grande. Los sueños se hacen realidad cuando crees en ellos. Tu deseo tiene que ser lo suficientemente grande que cuando lo pienses, te sientas inspirado y sepas que pronto llegará a ti.

Si sueñas con encontrar a tu pareja

ideal, te ves con esa persona y sientes

el amor que recibes, pronto llegará a tu

vida alguien especial.

Practica el amor. Encuentra maneras de expresar el amor todos los días. Primero contigo mismo y luego con los demás. Poco a poco será fácil hacerlo habitualmente con todos.

Empieza haciendo algo por alguien cada día sin esperar nada a cambio. Ve solo lo mejor en los demás. Cuando das amor siempre retorna de muchas maneras milagrosas.

En resumen. El pensamiento positivo, una intención bien enfocada y los ejercicios de visualización son herramientas que nos pueden ayudar a atraer cambios y novedades a nuestra vida.

Deja que la ley de la abundancia penetre en tu vida a través del pensamiento: cree que hay montones y montones de parejas posibles disponibles para ti.

Mira alrededor y date cuenta de la abundancia que nos rodea. Los humanos a menudo la repartimos de forma injusta, pero el universo provee para todos.

sábado, 20 de febrero de 2016

Tu estilo de vida ¿Afecta tu vida sexual?

No nos cansamos de recordarte los beneficios del deporte. Incorporar el ejercicio a tu rutina no solo te beneficiará por fuera -sí, mejorará tu forma física- sino también por dentro -también influye positivamente en tu estado de salud y te pondrá de buen humor. ¿Necesitas más motivos? Bien, pues te vamos a dar uno más: ¿qué tal si también fuera beneficioso para tu vida sexual?

Un reciente estudio elaborado por la Universidad de Arkansas ha desvelado que el running ni te agota ni reduce la libido sino todo lo contrario: la aumenta. Y es que practicarlo rompe el círculo vicioso que producen el estrés y la vida sedentaria, verdaderos enemigos de la pasión. Los resultados hablan por sí mismos: el 80% de los hombres y el 60% de las mujeres que han participado en esta investigación y que han hecho deporte han asegurado sentir un aumento del deseo.



Unas cuantas veces por semana

¿Cuánto hay que correr para empezar a notar los resultados sobre nuestra vida sexual? Los expertos aseguran que con una frecuencia de 2 ó 3 veces por semana sería suficiente. Según otro estudio publicado en el Journal of Sexual Medicine, 20 minutos de ejercicio intenso produce en las mujeres un aumento de la testosterona y las alfa-amylasas al terminar, algo que se traduce en deseo sexual.

Pero, en general, los beneficios del running sobre nuestra vida sexual se producen de una manera global y casi como un efecto dominó, al menos en el caso de las mujeres. Los sexólogos explican que el ritmo de vida habitual nos lleva a inhibir el deseo: trabajo, familia, vida nocturna, viajes... El rato que pasamos corriendo nos permite desconectar de tal manera que volvemos a recuperar la estabilidad emocional, por no hablar de que se generan las endorfinas -las hormonas del placer- y oxitocina, necesarias para estar de mejor humor. Sí, éste es el primer paso para que apetezca tener relaciones.

Los efectos del ejercicio sobre nuestra forma física también contribuyen a aumentar nuestra autoestima, algo que se refleja en la propia seguridad. “Es como un aura sexual”, tal y como lo define el psicólogo deportivo Philippe Godin. Es decir, que no solo nos hace estar más atractivas sino que encima nos hace sentirlo, algo que tu posible pareja sexual puede apreciar. El resultado está claro: sin duda, se fomenta que suceda ese encuentro.



¿Necesitas pruebas?

Este artículo publicado en una revista de running ofrece un gran ejemplo que demuestra esta teoría. Durante los Juegos Olímpicos de Londres la organización aportaba un total de 15 preservativos a cada atleta alojado en la Villa Olímpica; es decir, que se repartieron un total de 150.000 profilácticos para utilizar durante los 17 días que duró el evento. En los anteriores Juegos, en Pekín 2008, se repartieron 100.000 mientras que en Atenas 2004 fueron 75.000. Es decir, que la intensísima actividad deportiva ha intensificado también la actividad sexual, tanto que ha ido in crescendo de una edición a otra.

En efecto, practicar deporte de alta intensidad no solo no inhibe la libido sino que la activa. Otro estudio, de la Universidad de Nottingham, confirma que los corredores de larga distancia (de 10 kilómetros en adelante) tienen mayores niveles de testosterona, algo que les permite llevar una vida sexual más activa y satisfactoria. En el caso de las mujeres es especialmente llamativo porque estos altos niveles de testosterona proporcionan, además, mejores orgasmos.

Un dato más (y un motivo más) para empezar a practicar running: las parejas que corren juntas practican más sexo. Sí, todo esto que te hemos resumido anteriormente confluye si encima los dos miembros hacen jogging a la vez.



¿SON LOS VEGETARIANOS MEJORES EN LA CAMA?

Muchas personas argumentan que los carnívoros son más ‘machos’ y fuertes. Pero a la hora de presumir de desempeño sexual, lo vegetarianos aseguran que su dieta los aleja del temible síndrome metabólico, la conjunción de varias enfermedades o factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer cardiopatías o diabetes, patologías que afectan, y mucho, a la vida sexual. Según Francisca Molero, sexóloga, ginecóloga, directora del Institut Clinic de Sexología de Barcelona y directora del Instituto Iberoamericano de Sexología, “la hipertensión daña el sistema vascular. El endotelio, la capa interna de las arterias y venas, es donde se produce el óxido nítrico, que es clave para la eyaculación y para que el pene se ponga erecto. Por eso las personas con la tensión alta tienen problemas de erección, que se agravan con la medicación que toman para combatir este trastorno. La diabetes afecta también al sistema vascular y al neuronal, y su primer síntoma es la falta de erección, ya que las arterias del pene, que son muy pequeñas y más delicadas, son las primeras en acusar este daño. En el caso de las mujeres la diabetes afecta al deseo y, por lo tanto, a la habilidad para llegar al orgasmo”.

Por otro lado, evitar las proteínas animales redunda en una piel más limpia, suave y con mejor aspecto; en un menor olor corporal y en el hecho de que los fluidos corporales, entre ellos el semen, sepan mejor. Siempre y cuando el concepto de ser vegetariano no sea, exclusivamente, el de evitar la carne; ya que hay “vegetarianos” que se dedican a devorar patatas fritas, pasta, galletas y bollería, con las funestas consecuencias que esto acarrea.



¿Y QUÉ PASA CON LOS ‘PESADITOS’?

El año pasado las personas con sobrepeso pudieron presumir de ‘sex machines’ gracias a un estudio que relacionaba el índice de masa corporal y el rendimiento sexual masculino, llevado a cabo por la Universidad turca de Erciyes, en Kayseri, y que argumentaba que los hombres con sobrepeso son capaces de hacer el amor durante 7,3 minutos, mientras que los que mantienen a raya la báscula llegan solo a los 2 minutos. Según esta universidad, la razón a este despropósito había que buscarla en que los hombres más pesados presentan también mayores niveles de una hormona femenina llamada estradiol, que ralentiza el proceso del orgasmo. Molero apunta que “duran más, generalmente, en los preliminares, porque cuando alguien considera que puede tener un déficit en el desempeño sexual tiende a alargar los preámbulos o a reducirlos al mínimo. El sobrepeso no es bueno para nada y menos para el sexo, porque además, una buena penetración debe tener una trayectoria en forma de ola, para lo que se necesita un movimiento de cadera y energía para poder hacerlo”.



Sin embargo, de todas las teorías sobre si los carnívoros o ‘los verdes’ son mejores en la cama, la más razonable y equilibrada es la publicada en el blog Oscillations. Esta fuente da a los comedores de proteínas animales un mayor deseo y ganas de sexo, pero adjudica a los que se alimentaban de productos del reino vegetal una mejor actuación en la cama, debido a que la maquinaria se encuentra en mejores condiciones. Es decir, quizás un vegetariano piense menos en el sexo, pero cuando se pone a ello lo hace a fondo. Quizás un amante de la parrilla esté sobrado en testosterona, pero su dieta le pasa factura desde el punto de vista funcional. Al final (y como conclusión) lo ideal es conjugar lo mejor de la filosofía alimentaria de ambos mundos.

Cómo llevar un enamoramiento exitoso

Cuando hablamos del amor, no solo estamos hablando de esa palabra mágica universal que todos conocen y pronuncian con facilidad, la cual evoca nobles sentimientos, sino que también hablamos del hombre y la mujer como instrumentos depositarios de ese sentimiento maravilloso llamado amor, el cual estará siempre presente en toda relación amorosa.

Pero el enamoramiento como tal, no se lo debe considerar como una antesala del matrimonio o como una etapa que termina con el matrimonio.

El enamoramiento es y debe ser siempre el ingrediente principal para que haya una relación matrimonial exitosa y duradera para que conduzca a los cónyuges por los caminos de la eterna felicidad.

Y recuerda que el éxito o el fracaso de una relación amorosa, no depende de cuánto tiempo se enamora con la pareja, sino de cómo se enamora durante ese tiempo a nuestra pareja lo que equivale a decir es, ¿qué hacemos para mantener encantada y enamorada cada día a nuestra pareja?, para hacerla rebosar de alegría y felicidad, para que nunca piense alejarse de nosotros.

Cómo superar una ruptura amorosa


Cuando hay una ruptura, hay una pérdida. Se debe, necesariamente, atravesar un duelo. El mismo tiene distintas etapas y necesita tiempo. Lo normal es que duela, pero no es sano caer en una depresión o hacer demandas inútiles al otro, que sólo termina humillándote y lastimando tu autoestima.

En una charla me preguntaron: "¿a quién le duele más la ruptura: a un hombre o a una mujer?" La cierto es que, nada tiene que ver con el género, sino que tiene que ver con quién de los dos es más dependiente en la pareja.

Esta dependencia está arraigada en lo que las personas piensan sobre los hechos... en los esquemas cognitivos con los que evalúan las distintas situaciones de la vida. Todos tenemos una determinada forma de pensar u orientación, que se va a activar frente a las diversas situaciones.

Epicteto (filósofo griego) dijo: -No son los "hechos" los que perturban, sino lo que "pensamos" sobre esos hechos-. De esta manera, somos, hasta cierto punto, los creadores de nuestra salud, equilibrio o enfermedad psíquica... creadores de nuestra dicha o de nuestra desdicha.



Saliendo adelante...

Para superar una ruptura, debes aceptar que la relación terminó.

Pero pasa muchas veces que esta ruptura no se acepta. Una de las razones (interna), está vinculada a los esquemas cognitivos. Estos esquemas determinan que tú pienses que tu felicidad depende de estar con ese otro/a. Es como decir, que una persona tiene valor sólo si está con alguien.

¿A ti te parece que debes dejar tu valía como persona en manos de otro, cuando uno mismo ya tiene valor sólo por el hecho de ser persona y estar viva?



Diferentes roles

en la ruptura

Si eres tú quien va a terminar una relación, te aconsejo hacerlo directamente; y con esto me refiero a cerrar la relación y ser clara. He visto más de una vez en la consulta, cómo cuando una persona da por terminada una relación, simplemente desaparece, deja de llamar. El desaparecer genera mucha incertidumbre y esto no es agradable.

También están las que terminan por un "supuesto" error de la pareja. Esto puede hacer pensar al otro que este error es subsanable, llegando hasta humillación, buscando un cambio de opinión, creyendo que a través de ese cambio volverá a ser aceptada o aceptado por quien le dejó. Muchas veces ese error no existe, sino que es una forma de manipulación para hacer sentir culpable al otro. Pero, en caso de que tal error existiera, puedes disculparte de manera correcta, pero no más de cuatro veces.

Si han terminado contigo, recuerda que, lo que a una persona no le agrada, a otra puede que le encante. No te pierdas por el otro, no te humilles, conserva tu autenticidad.

Recuerda que no se puede obligar a nadie a estar en pareja: ni por lástima, ni con amenazas, como ser: "si no estás conmigo, no vas a estar con nadie", "no sabes de lo que soy capaz", "me voy a matar" o "te voy a matar". La persona está tan desesperada que amenaza, se humilla y con esto, sólo se logra alejar al otro cada vez más.

Atracción sexual ¿una cuestión de “físico” o de química?

Lo normal es que no nos gusten el mismo tipo de personas a todos. Los cánones de belleza han variado mucho a lo largo de la historia, desde las preferencias por las mujeres maduritas y "metiditas en carnes” con caderas anchas, hasta las extremadamente delgadas con poco pecho, pasando por las voluptuosas con grandes senos, etc. En cuanto a los hombres, se pusieron de moda los de aspecto varonil con mucho vello, los calvos y delgados con aspecto muy masculino, pasando por los musculosos o los de aspecto más sensible o aniñado e incluso depilados, etc.

Pero, el físico no es el único componente que nos suscita la atracción sexual. Muchas veces hay feos que tienen mucho éxito y conquistan a mujeres increíbles.

La atracción sexual en la naturaleza, hace referencia a la capacidad de atraer el interés sexual de potenciales parejas reproductivas. En el ser humano se entiende como la habilidad para generar interés erótico a otras personas de distinto o mismo sexo.

Estos son los factores que condicionan la atracción sexual:

1. Atractivo físico: Se basa en los criterios de belleza que tenemos prefijados consciente e inconscientemente en nuestro cerebro y pueden agrupar: los citados cánones de belleza condicionados por la sociedad o por la moda, los denominados "parecidos físicos”, es decir, la selección de personas que compartan rasgos físicos con nosotros o que tiendan a parecerse a nosotros, la búsqueda de la imagen del padre, de la madre o de personas que han mostrado mucho afecto hacia nosotros o con las que hemos sido felices. Incluso personas que han tenido padres de edad avanzada y al llegar a la edad adulta se sienten atraídos por personas de más edad.

2. Atractivo psicológico: Inconscientemente tienden a atraernos los hombres y las mujeres que cumplen criterios de fertilidad, que exhiben buena salud y buena genética. Mujeres de grandes pechos, cintura estrecha, sugerentes nalgas, mandíbulas delicadas, etc. y hombres con mandíbulas pronunciadas, pómulos marcados, complexión atlética y con el peso correcto. También, cuando conocemos a alguien realizamos de manera inconsciente un análisis morfo-psicológico del rostro, estando la simetría de la cara relacionada con el atractivo sexual.

3. Atractivo conductual o gestual: Hay personas que, aunque no sean guapas, tienen "algo” que las hace atractivas, su forma de mirar, andar, reír, su simpatía, sus maneras, en definitiva, su lenguaje corporal y hablado, que no es más que la forma de mostrar nuestra personalidad al mundo y que nos ayuda a construir nuestro carisma, haciéndonos "interesantes”. Por eso las personas divertidas tienen tanto éxito.

4. Imagen personal: Se refiere a nuestros cuidados personales para mejorar nuestro atractivo físico, como pueden ser la higiene personal, peinado, maquillaje, estilo de vestir, olor, etc. También define nuestra personalidad y a veces puede ser favorable o desfavorable, en función de los gustos de nuestros interlocutores.

5. Circunstancias y tiempo: Muchas veces una persona no nos atrae en un primer momento, pero puede ser cuestión de tiempo para que acabe gustándonos. Un compañero que nos ayuda, que nos demuestra afecto, que es cariñoso con nosotros, comparte momentos felices o nos acompaña en momentos tristes, puede llegar a crear un vínculo emocional con nosotros que sea capaz de despertar la atracción sexual.

6. Similitud y coincidencias: Son las características comunes que compartimos con las otras personas: raza, edad, educación-inteligencia, nivel socio-económico, creencias religiosas, afinidades políticas, valores, gustos, etc.

7. Correspondencia o reciprocidad: Nos sentimos atraídos por aquellas personas a las que gustamos.

8. Sentido del olfato. "la química”: Es probablemente el factor más determinante. Cada cuerpo desprende un olor característico que capta nuestro sentido del olfato. Ese olor está impregnado de feromonas, que son sustancias químicas que despiertan la atracción sexual. Todos estos mediadores químicos no sólo intervienen en la atracción sexual, sino que son capaces de determinar de quién nos enamoramos, influyendo directamente en el denominado "flechazo” y en nuestra toma de decisiones. Las feromonas son señales químicas olorosas que actúan a distancia a dosis moleculares. Constituyen un medio de comunicación. Imposible detener el poder de las feromonas sexuales y de las sustancias que las estimulan, a pesar de que los humanos producimos menos feromonas actualmente como consecuencia del proceso evolutivo y por el exceso de higiene.

Por eso, puede resultarte útil conocer las 8 reglas para que las feromonas no te abandonen:

1. No uses antitranspirantes, ya que contribuyen a cerrar los poros y por lo tanto, lo mismo que dificultan la salida del sudor, lo hacen también con las feromonas.

2. Consume alimentos ricos en zinc: chocolate negro, ostras, cordero, calabaza y sus semillas, nueces, cacahuetes, mantequilla de sésamo, hígado de ternera, carne de res baja en grasa, espinacas, hongos, germen de trigo, semillas secas de sandía…Cuántas veces hemos oído…”Voy a preparar una cena afrodisiaca con ostras, champán y chocolate”.

3. La alimentación rica en fibra, frutas y verduras, y pobre en grasas, aumenta las feromonas.

4. La canela tiene conocidas propiedades afrodisiacas.

5. La trufa hace que desprendas feromonas después de comerla.

6. El apio incrementa la producción de feromonas y aumenta tu sensualidad.

7. El regaliz aumenta los estrógenos en la mujer, incrementa la presión sanguínea y la circulación en las zonas erógenas.

8. La aromaterapia con jazmín consigue sensualidad y atracción física, mientras que con romero atrae a las personas que deseas.

jueves, 18 de febrero de 2016

PAREJAS Problemas que pueden llevarte al divorcio

Después de los fabulosos años rosas, muchas parejas se dan cuenta que el matrimonio toma más que un beso en los labios y revolcones matutinos. De hecho, pocos reconocen que, para sobrellevarlo, se necesitan toneladas de paciencia… Sí, esa que se extingue a medida que pasan los días ¡y más si tu relación es monotonía pura! El problema viene cuando ya es demasiado tarde, cuando te das cuenta que los “simples altercados” se convirtieron en la orden del día y que el único remedio es el divorcio. ¿Te suena familiar? Aunque nadie tiene el secreto para un matrimonio de cuento de hadas, la situación puede aliviarse si abres los ojos a tiempo y le das un stop a estos pequeños, pero significativos asuntos. ¿Regla número uno? Comunicación. Trillado, ya sé, pero el don de la palabra es tan poderoso, que evita las famosas bolas de nieve (cuando un problema se agranda tanto que no puedes controlarlo), evita resentimientos, lágrimas, engaños y, sí, el divorcio.

FINANZAS

Cuando quieres ir de compras, pero él prefiere invertir en su colección de corbatas; o tú le das más importancia a tener una casa moderna y lujosa que a pagar las tarjetas de crédito… ¿Di en el clavo? Los problemas económicos en la pareja, si no se tratan a tiempo, no solo te dejarán con los bolsillos vacíos, sino que también pueden resquebrajar tu matrimonio si la comunicación no ayuda. Bien sea que lleven cinco meses o cinco años juntos, hablar de finanzas abiertamente y sin tapujos los pondrá en la misma página, incluso, lograrán conseguir un balance entre placer y deber sin caer en los extremos. Familia Ah, ¡el mito de la suegra es cierto! Dicen por ahí que, cuando te casas, la familia viene incluida en el paquete. Sin embargo, cuando ya estás acostumbrado a los huevitos mañaneros de mamá en la casa para desayunar o la planchada de ropa cortesía de la abuela, tu mujer siempre, siempre, tendrá las de perder. Recuerda, una cosa es tu familia de nacimiento, que son y serán tu sangre por los siglos de los siglos, y otra muy distinta la pareja que escogiste para empezar tu propia generación. Dales el lugar que se merecen… Pero, si me lo preguntas, tu esposo o esposa deberá convertirse en prioridad para evitar que el famoso papelito del divorcio diga presente.

RUTINA

La rutina mata, de eso no hay duda. No existe peor “remedio” para una pareja que el dejarse arrastrar por la monotonía y por apostar a lo seguro. Vamos, no les digo que se lancen de un avión todos los fines de semana, pero sí que traten de guardar un tiempo para ustedes, para mimarse, ir al cine o simplemente conversar. Si tú no lo haces, ¡siempre habrá un tercero para complacer!

HIJOS

Triste pero cierto. Los niños cambian el patrón de una pareja, más aún si permites que “controlen” cada aspecto de sus vidas. Aunque no es la primera causa de divorcio, la diferencia de opiniones y de crianza puede afectar la relación. ¡Imagínate! Nadie quiere verse como el débil frente a los hijos y si te encanta quitarle el “poder” a tu marido cuando intenta disciplinar, es una bala segura a su autoestima.

Ahí es cuando el punto anterior se convierte en prioridad. Necesitan encontrar un tiempo para ustedes. Primero para darse un respiro mutuo de ser padres y, segundo, porque es importante estar en el mismo camino cuando de criar a un hijo se trata. Tómenlo como una oportunidad para crecer como pareja y como personas… Si su manada de retoños no los quiebra, entonces nada lo hará.

martes, 16 de febrero de 2016

¿Sabías que no hay ni la persona ni la pareja ideal?

Afirmaciones tan categóricas, pero no por ello menos interesantes, como: «el color rojo para una primera cita indica que le gustan las cosas cálidas y afectuosas», «la oficina resulta ser un lugar para encontrar pareja» o «los rasgos faciales enfadados se asocian con una fuerte personalidad y afecto limitado» pueden encontrarse en un curioso libro llamado: «Amor, psicología de la atracción».

Si uno echa un vistazo a cualquiera de sus páginas, al azar, sin leer el título parece casi un manual, o hasta un recetario de cocina. Es didáctico, tiene colores, gráficos, tablas, tests... que el lector puede consultar, boli en mano, para saber qué hacer ante esa tarea tan difícil y determinante como encontrar el amor.

Su autora, la psicóloga clínica estadounidense, Leslie Becker-Phelps,hace un exhaustivo repaso a las relaciones de pareja. Se centra primero en su destinatario principal: el que busca pareja, y le da consejos, en función de su personalidad (ansioso o elusivo o seguro, este último, el que es más «feliz» y estable en sus relaciones) para lanzarse a la búsqueda, incluyendo detalles acerca de qué tiene que decir en la primera cita o cómo debe configurar un perfil idóneo en las redes sociales para encontrar pareja.

La autora llega con sus páginas, por supuesto, a la relación consolidada: cómo actuar ante la boda (tenga cuidado si «está esperando el matrimonio para resolver o prevenir problemas» o si «el dinero no es la verdadera razón para no casarse») y recorre el espinoso camino de las discusiones: si se combinan los estilos «tranquilizador-esquivo» o «tranquilizador-atacante» hay que estar alerta.

Pero lo más importante, sin dudas, es que para hablar de dos hay que primero hablar de uno. Becker-Phelps insiste una y otra vez en la relevancia de conocerse a uno mismo para prosperar con otro: «Debemos ser capaces de abirnos para ser verdaderamente "vistos" por el otro. Cuanto más nos conocemos a nosotros mismos, más fácil conseguiremos que los demás nos conozcan. Y esto es difícil si no sabes realmente cuáles son tus propios pensamientos, sentimientos, creencias, etc. Las personas son más propensas a abrirse cuando se sienten bien consigo mismas», explica Becker-Phelps.
¿Soltero de por vida o en busca del alma gemela?

Y una vez que obtenemos ese bienestar personal, ¿tenemos que ir en busca de la pareja? La autora da pautas acerca de cómo conseguir el amor, de cómo comportarnos en la primera cita, de qué ponernos y qué decir. Parece que nuestro camino nos lleva inexorablemente al matrimonio. Sin embargo, si nos guiamos por las estadísticas, hay cada vez más divorcios, menos matrimonios...más solteros.

Becker-Phelps no descarta esa situación aunque advierte de que somos seres sociales, y como tales, nunca estaremos solos, simplemente porque no estamos diseñados para ello. Sin embargo, y aunque la propia autora hable de la «media-naranja» en contra de los defensores de la libertad, o más bien soltería, que dicen que «medio» no es nadie, porque siempre somos uno, le da una vuelta de tuerca a esta interpretación señalando que «también es posible aceptarse a uno mismo, y ser consciente del "yo" incluso cuando sentimos que la vida es mejor en una relación con un alma gemela que nos entiende y conecta con nosotros».

De hecho, aclara la autora: «Nadie más puede hacernos sentir "completos" o "enteros" que nosotros mismos. Pero sí otra persona puede ayudarnos a sentirnos válidos, comprendidos y apoyados en ese camino hacia sentirnos un todo. Tal vez sea esa el alma gemela».
Pareja ideal

Pero esa alma gemela es para cada uno de nosotros, es decir, no existe ni la persona ni la pareja ideal. «No hay persona ideal porque somos débiles, cometemos errores...Y tampoco hay parejas ideales. Quizás, lo más cerca de un ideal es aceptar nuestra naturaleza imperfecta, y la de quienes nos rodean. Estas personas tendrán un impulso a perseguir el crecimiento y desarrollo en sí mismos y con su alrededor. Del mismo modo, "las parejas ideales" son aquellas en las que cada persona es como se describió anteriormente y están totalmente comprometidos a trabajar por las dificultades de su relación».

Los diez nuevos mandamientos del amor

1. Te enamorarás vía app

Cien millones de descargas. Eso es lo que celebraba recientemente Tinder, la famosa app de contactos, poco después del día con más actividad de su historia, el pasado 3 de enero. El flirteo digital, ya sea a través de la mencionada Tinder, de Happn (pone en contacto a usuarios que se hayan cruzado en algún momento del día), de Brenda o Wapa (para lesbianas), de Ashley Madison (para deportistas de la infidelidad), etcétera, ha alcanzado la categoría de ritual, especialmente en ciertas franjas de edad. La guinda ha venido a ponerla Muapp, una nueva aplicación para móvil donde las chicas pueden saber si sus ligues hablan con otras mujeres... a través de apps, por supuesto. España, claro, es uno de los países más entusiastas con este tipo de aplicaciones que certifican, queramos o no, la muerte del flechazo. Los pretendientes se han convertido en candidatos. Flirtear se parece cada vez más a una selección de personal. Hasta el impulso inicial queda mediatizado por una aplicación. ¿Sin sorpresas se ama mejor?
2. Te liarás con ella

Como publicamos en nuestra revista del 16 de enero, la bisexualidad está en alza entre las mujeres (el número de las que afirman sentirse atraídas por ambos sexos casi triplica el de hombres, según una reciente encuesta realizada en Estados Unidos. Y no solo eso. Es que, bendecida la desorientación sexual por la estela rutilante de 'celebrities' que va desde Cate Blanchett a Cara Delevingne, pasando por Kristen Stewart o Michelle Harper, resulta que, además, ser 'bi' es la mar de glamuroso. El caso es que va en aumento a un ritmo que ya quisieran otras tendencias. Según la investigación del mencionado CDC, el 5,5% de las mujeres se considera hoy bisexual, un 50% más que tres años atrás.
3. No te casarás, te embarcarás

Tener pareja está bien, pero tampoco hay que exagerar. Firmar papeles y, sobre todo, pasar por el altar no son rituales que atraviesen su mejor momento. Según el estudio Nupcialidad y Ruptura en España 2015, del Instituto de Política Familiar (IPF), en los últimos 14 años se ha producido un descenso de las bodas del 27%, y dos de cada tres (67,6%) se celebran exclusivamente por lo civil, para gran consternación de las autoridades eclesiásticas. Y si se deciden, cada día lo hacen más tarde, de media, a los 33,29 años. Por otra parte, una de cada siete parejas convive bajo la fórmula 'de hecho', y al alza. La contundencia de los datos tiene un subrayado definitivo: casi la mitad de los nacimientos son ya extramatrimoniales, lo que significa la superación de un tabú que durante siglos empujó a las parejas a pasar por ese ritual llamado, con toda la mala baba del mundo y más, boda de penalti. Por cierto, si te casas, hazlo original, que nada hay más demodé que un bodorrio.
4. Te amarás a ti sobre todas las cosas

Hay una frase en la web del 'love coach' Carlos Arribas -a modo de lema, en letras gigantes, en lo más alto de la página- que lo dice todo: "Te quiero no por quién eres, sino por quién soy yo cuando estoy contigo". Olé. Pocas veces se ha podido hacer un elogio más directo al egocentrismo, lo leas por donde lo leas. O sí (porque más siempre es posible). Ya lo dijo otro Carlos, el concursante canario del 'reality' de Cuatro 'Un príncipe para tres princesas': "No soy narcisista, pero me amo". En breve precisaremos un cambio en la letra de un millón de canciones románticas para adaptarlas a la situación...
5. No dirás te quiero

No seas 'camp', mujer. Decir "te quiero" está pasadísimo. No es una afirmación al azar. Un estudio realizado por el portal de contactos E-darling concluye que tan solo el 35% de los españoles desea que se lo digan (y ojo, en Alemania la cosa es mucho peor: solo un 13%). Más de la mitad, por su parte, cree que la mejor manera de demostrar el querimiento es pasar tiempo juntos. Paradójicamente, de forma simultánea a esta oleada de sobriedad se ha disparado la cursilería. No olvidemos que Megan Maxwell, nuestra reina del género 'Chick lit', es una de las escritoras más vendidas (un millón de lectoras). Si necesitas un buen chute, te sugerimos 'Love is In The Air', de Vanesa Pérez-Sauquillo y Natalia Pereira, donde encontrarás perlas del tamaño de "Desde el primer momento en que te vi, supe que no te hacía falta volar para estar a la altura de mis sueños". Ains.
6. Tendrás un 'love coach'

Ya estaba tardando el 'coaching' en hincarle el diente al amor, al menos en España. Porque, al parecer, es que ya no sabemos ni amar, vaya, y tiene que venir un experto (esperamos que sea alguien con unas relaciones de pareja súper exitosas, qué menos) a enseñarnos. Planeta acaba de publicar 'All You Need Is Love', de Remedios Gomis, que asegura desarrollar "el método que está arrasando en Estados Unidos y que revoluciona la forma de encontrar pareja"... y mantenerla, claro. En ocho pasos, dice, te aporta las herramientas emocionales necesarias para superar las "limitaciones que nos impiden formar una pareja". Guau. Esto va en serio. Hasta existe una agrupación profesional, la Asociación Española de Profesionales del Love Coaching. También hay cursos para el despertar de las relaciones íntimas, esperamos que no presenciales.
7. Te casarás por interés

Una tendencia asoma con ganas desde el horizonte yanqui. Aunque determinadas capas sociales no lo dejaron nunca (todos sabemos que los ricos se casan con los ricos desde que el mundo es mundo), vuelve el rollito decimonónico de unirse a la mejor dote, pero actualizado, claro. Hace ya un par de años que los estadounidenses empezaron a incluir en sus primeras citas una pregunta sobre la calificación de crédito del otro, vamos, a pedir explicaciones sobre su situación económica. Para facilitar la cosa, hasta hay una web, CreditScoreDating.com, cuyo lema lo deja claro: "Where Good Credit is Sexy and It All Starts With a Number" (Donde el buen crédito es sexy y todo empieza con un número). "Donde hay dinero, hay alegría", diríamos aquí.
8. Cultivarás tu amor en las redes sociales

Ay de ti si comienzas una relación amorosa y no cambias tu 'Estado' en Facebook al de "tiene una relación" o te calificas como "comprometida". Que las parejas se vigilen en las redes es una evidencia cegadora. Ya en 2013 se manejaba la cifra de ¡28 millones! de divorcios cuyo detonante habría sido el uso de esa red social. Una investigación de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en México, concluía que el 30% de los usuarios de Facebook había tenido problemas con sus parejas derivados de mensajes cruzados o contactos establecidos con determinadas personas (las exparejas son de lo más problemáticas). Y qué decir de Instagram: hay que retransmitir el devenir de tu relación en directo. Como Kim Kardashian y Kanye West, Jay Alvarrez y Alexis Ren, Paula y Busta...
9. Destrozarás tu vestido de novia

La moda de la fotografía de bodas 'Trash The Dress' causa furor en muchos países y es una de las tendencias de las que más se habla en los foros de fotógrafos profesionales de boda. Se trata de un reportaje gráfico que se hace después de la ceremonia, en localizaciones que pueden ir desde una calle hasta el mar, el fondo de una piscina, un barrizal, las ramas de un árbol, una fuente, la cima de una montaña... La clave es destrozar la ropa, por lo que hay quien usa el vestido de novia como blanco para el 'paintball' o -poniendo incluso en riesgo su integridad física- le prende fuego. De hecho, esta práctica ya cuenta con una víctima mortal, Maria Pantazopoulos, que se ahogó durante una sesión de fotos en las cataratas Dorwin en Rawdon, en Canadá.
10. Practicarás el 'living apart together'

Muchas personas descubren que la convivencia es en sí un riesgo para la pareja y, también, una de las mayores fuentes de inconvenientes si llega el momento de separarse. Solución: tú en tu casa y yo en la mía. Las parejas que practican el 'living apart together' se comportan como las convencionales, incluso pueden llegar a tener hijos, pero no comparten casa. Un estudio realizado por Luis Ayuso, de la Universidad de Málaga, ha cuantificado al alza el fenómeno. Hablaba ya en 2011 de un 8% de mujeres en esta situación (un 60% podía considerarse en noviazgo). El fenómeno, explica Ayuso en su estudio, "afecta a todos los estados civiles, con características sociodemográficas y de actitud diferentes". El perfil: mujeres de mediana edad, independientes laboralmente y con hijos, que se identifican como el cabeza de familia y rechazan el matrimonio.

Los antioxidantes, aliados en el sexo

Aunque en la disfunción eréctil intervienen múltiples factores, cada vez se pone más el acento en la relación de este problema sexual con otros elementos de riesgo cardiovascular. Una idea que ahora refuerza un nuevo estudio, en el que el consumo de antioxidantes naturales (presentes en frutas, verduras o vino) se asocia con una reducción del 10% en el riesgo de sufrir impotencia.

Durante 10 años, un grupo de investigadores británicos y americanos evaluó a más de 50.000 varones incluidos en un amplio estudio. Además de preguntarles por sus problemas para tener una erección en los años 2000, 2004 y 2008, los científicos desarrollaron detallados cuestionarios sobre el nivel de flavonoides antioxidantes incluidos en su dieta. Sobre todo, a través de la ingesta de alimentos como los frutos rojos (cerezas, moras, rabanitos...), cítricos, té verde o vino.

En el grupo de varones que más antioxidantes consumían se observó una reducción del riesgo de desarrollar disfunción eréctil del 14%, aunque cuando estas sustancias se asociaban, además, con ejercicio físico el beneficio podía alcanzar incluso el 21%. El mayor beneficio derivado de los flavonoides se halló en menores de 70 años.

Como explica Aedin Cassidy, al frente del estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition, "ya se sabía que el consumo de ciertos alimentos ricos en flavonoides reduce el riesgo de problemas cardiovasculares o diabetes. Pero es la primera vez que se asocia con una reducción de la difunción eréctil", un problema que afecta -según las distintas estadísticas- a entre el 33% y el 52% de la población masculina.

De todos los tipos de flavonoides analizados, los que mayores beneficios aportaron en el estudio fueron las antocianinas, las flavononas y los flavones, presentes sobre todo en fresas, arándanos, manzanas, vino tinto, peras y cítricos. Los autores comparan el efecto que se logró con sólo unas pocas raciones semanales de estos alimentos al equivalente a caminar entre dos y cinco horas semanales a buen ritmo.

Como recuerda otro de los autores, Eric Rimm, además de beneficiar a su salud sexual, el consumo de este tipo de sustancias tiene además otros beneficios para la salud. "La impotencia es a menudo un indicador de otros problemas vasculares, y su detección ofrece una oportunidad única para intervenir y prevenir problemas cardiovasculares, infartos de miocardio e incluso fallecimientos". Por eso, añade, los varones con problemas de erección que comiencen a hacer elecciones saludables (como una dieta rica en antioxidantes y ejercicio físico), no sólo lo van a notar en la cama, sino que estarán protegiendo además su corazón.

Las cifras que manejan los investigadores alertan de que antes del año 2025, más de 322 hombres en todo el mundo tendrán un problema de disfunción eréctil.

lunes, 15 de febrero de 2016

SAN VALENTÍN ¿Cómo lo viven él y ella?



"San Valentín es una especie de código en la relación y cada pareja sabe cómo le gusta festejarlo y compartirlo, tener una manera propia de celebrarlo o no, es lo que les hará sentir especiales, compenetrados e ilusionados con su relación”, señala la psicóloga y experta en terapias de parejas María Tapia.

Para acertar con la elección del regalo para nuestra pareja y la forma de celebrar hoy con ella (o él) el 14 de febrero, conviene saber cómo perciben y viven las mujeres y los hombres esta fecha tan especial. Conocer las diferencias y sacarles partido puede reforzar la relación.

El amor se demuestra cotidianamente, aunque el día de los Enamorados es una fecha especial y tiene una forma de percibirla ligeramente diferentes, para ellas y ellos. Conocerlas puede ayudar a que San Valentín sea todavía más íntimo y significativo que lo acostumbrado.

“Más que una ocasión para hacer regalos, San Valentín es una especie de código en la relación y cada pareja sabe cómo le gusta celebrar ese día. Algunos dirán que es una excusa para salir a cenar y otros que es un día más”, señala la psicóloga y experta en terapias de parejas María Tapia Pérez, de ISEP Clínic Madrid (http://madrid.isepclinic.es/) .

“Compartir ese código, tener una manera propia de celebrarlo (o no celebrarlo) es lo que hará sentir especial a la pareja, más compenetrados e ilusionados con su relación”, destaca.

Cómo lo viven ellas...
“Aun así, las mujeres suelen ser más detallistas, románticas, idealistas y soñadoras. Por esta razón el día de los Enamorados para ellas cobra un valor algo especial. No obstante, cada mujer es un mundo y cada una le dará un sentido, un valor y una importancia diferente”, explica esta psicóloga.

“Las expectativas dependen de cada mujer, pero a todas nos gusta que nos hagan sentir queridas y especiales”, añade.

Para Tapia, “el día a día hace que se den demasiadas cosas por hecho y San Valentín es una buena oportunidad para expresar, de manera más explícita, el amor”.

“Por esta razón, seguro que a la mayoría de las chicas le hará ilusión recibir un wasap bonito a primera hora de la mañana, o compartir por la noche una cena, que bien puede ser en casa con unas velas y un menú algo especial…”, indica la experta.

“Recibir cualquier detalle que simbolice que el día 14 de febrero es especial, significará para ella que están compartiendo el resto de los días del año con una persona especial”. Sobre ¿Cómo averigua una mujer cuál es el mejor regalo para hacer feliz a su pareja?, la psicóloga comenta:

“Para acertar con un regalo es fundamental conocer a la persona. ¡‘Ese es el único secreto!”.

Para la experta es importante “que la mujer sepa qué valora su pareja, cómo expresa sus afectos y emociones, si le ilusionan las sorpresas o le seduce la practicidad”.

“En base a esto puede decidir el tipo de presente, sin olvidar que importa más el significado de celebrar juntos San Valentín, que el regalo material en sí”, añade Tapia.

Para averiguar cuál es la forma de celebrar San Valentín que más satisfará a su pareja, “ella debe saber qué significa para él este día, y esto lo averiguará hablando, preguntando, expresando y comunicándose con él y teniendo en cuenta que no sólo cuenta la opinión de uno, sino la de los dos”, recalca.

"Las mujeres suelen ser más detallistas, románticas, idealistas y soñadoras. Por esta razón el día de los Enamorados para ellas suele cobrar un valor algo especial. A todas les gusta que las hagan sentir queridas y especiales", señala Tapia.

Cómo lo perciben ellos...
“Generalizando, a los hombres les suele costar más desenvolverse en el terreno emocional y esto se aplica también al Día de los Enamorados”, según indica la psicóloga.

“Esto no quita que a ellos también les gusten los detalles y sentirse queridos, y que cada vez le concedan más importancia a los afectos. Los→ →chicos también disfrutan de este día y lo viven con ilusión si su pareja marchan bien”, indica.

Según Tapia, la tendencia masculina consiste en situar más bajas las expectativas en relación a ese día, “sencillamente porque ellos se comunican menos desde la emoción, y tienden a ser más prácticos, a elaborar menos sus discursos emocionales y a conceder menos importancia a los pequeños detalles”.

“Pero las expectativas respecto del 14 de febrero son muy personales y dependen de cada hombre y de cómo marche cada relación”, apunta.

Para acertar con el mejor regalo para su pareja femenina, Tapia aconseja a los hombres que “escuchen, observen y hablen con ella, dedicándole tiempo y atención, y recordando que lo importante es el detalle, el sentimiento, el demostrar que ese día le ha servido para reflexionar acerca de lo que él siente por ella”.

“Ellos deben tener presente que el amor no es una corriente que nos arrastra a la deriva, sino un camino que se recorre por elección propia, y reafirmarse en esta decisión cada día es lo que da sentido a cualquier relación. El mejor regalo para una mujer es compartir esa vivencia con su pareja”, señala Tapia a Efe.

Para descubrir cómo hacer feliz a su pareja en San Valentín, esta psicóloga recuerda a los hombres que “si una mujer es romántica, detallista o apasionada seguramente le otorgará gran importancia a este día”.

"Lo ideal es conocer lo suficiente a la otra persona como para saber qué significa para ella esa fecha pero, ante la duda, lo mejor es preguntárselo, decidir juntos el plan ya que será una actividad en pareja", destaca esta psicóloga.

Por último Tapia finaliza lanza un mensaje válido para ambos miembros de la pareja, señalando que “el concepto de San Valentín se ha contaminado en exceso por el consumismo y se ha olvidado su esencia: que es un día en el que se celebra el amor, para lo cual cada pareja tendrá que crear sus propias costumbres, celebrándolo cómo quiera y dónde quiera”.

“La tendencia masculina consiste en situar más bajas las expectativas en relación a esta jornada, sencillamente porque ellos se comunican menos desde la emoción, y tienden a ser más prácticos, a elaborar menos sus discursos emocionales y a conceder menos importancia a los pequeños detalles”, matiza la experta.

Datos interesantes sobre el amor
1. Cuando se miran a los ojos hay esa comunicación sin tener que decir una palabra. Se ha comprobado que cuando alguien está mirando a la persona que le interesa el cuerpo produce una sustancia química llamada feniletilamina, la cual está asociada con la respuesta de quedarse o huir.
2. Cuando el amor es más importante que nada. En ocasiones no importa el lugar o lo que esté pasando, si te encuentras con ese ser querido puedes realizar una demostración de amor en cualquier momento o lugar.
3. No importa la distancia cuando se quiere. Si quieres a una persona lo importante es luchar por estar con ella; no importa la distancia, siempre y cuando haya amor y confianza.
4. Existe el amor pasajero, pero cuando te comprometes es el que dura. Sólo al inicio de la relación te sentirás nervioso, harás todo lo posible para mantener una relación estable con tu pareja. Después de un año de conocerse podrás saber si son compatibles o no. Además de saber si estas dispuesto a comprometerte a seguir con esa persona, conociendo lo mejor y lo peor de su carácter.
5. Respeto, confianza, comunicación y amor hacen una relación perfecta. Si tienes confianza, respeto y comunicación con tu pareja lograrás tener una relación estable. Esto no significa que no tengas problemas, ya que todas las personas los tienen; pero será más fácil solucionarlos que enfrascarse en malentendidos o celos.


domingo, 14 de febrero de 2016

Descubre tu patrón. Seis formas de amar

Relaciones amorosas cómo es tu forma de amar

¿Te has preguntado alguna vez qué clase de pareja eres cuando amas? ¿cuál es tu forma de querer a la otra persona?

El psicólogo Enrique García Huete explica que existe una tipología del enamoramiento, muy útil para analizar nuestros sentimientos, que fue establecida por el psicólogo canadiense John Allan Lee.

Propuso una teoría que dibuja seis diferentes estilos de amar en los que se pueden englobar las relaciones humanas íntimas.

El amor lúdico es el que practican las personas a las que les gusta “jugar”, conquistar, divertirse, cambiar y variar. El acto de la seducción se disfruta y las relaciones son casuales y transitorias. Los que aplican esta forma lo suelen realizar toda la vida.

El amor erótico es un amor a primera vista. Domina la sensualidad y la sexualidad. Estas personas se deleitan con la belleza visual y táctil,

y con el placer sensual que les brinda el cuerpo de su pareja; tienden

a ser afectuosos y comunicativos.

El amor pragmático es una relación de conveniencia basada en intereses compartidos que llevan a una satisfacción mutua.

Para estas personas el amor se asemeja a un tipo de “negocio romántico”, y quieren obtener el mejor trato buscando parejas con los mismos intereses sociales, económicos, educativos, religiosos, etc.

El amor obsesivo lleva a relaciones muy intensas, donde predominan los celos. Cada gesto de afecto de su pareja les brinda éxtasis y el más leve desaire les produce agitación.

Es también el amor de la duda sobre las emociones del otro y de los propios sentimientos; es un sentimiento más frecuente en las mujeres.

El amor altruista es muy quijotesco: dar todo por la persona amada sin esperar nada a cambio. Esta forma de amar es paciente y nunca exigente.

El amor amistad es desarrollar

el afecto y compromiso; hacer cosas juntos y pasarlo bien con la pareja. Este estilo es un querer sin confusiones, una relación apacible.

CUANTO MÁS IGUALES, MEJOR

El psicólogo explica que cuanta más similitud haya en el estilo de amar la pareja funcionará mejor, porque se consiguen más gratificaciones, así

como un alto nivel de entendimiento. Así que, para asegurar el éxito de tu relación, verifica que tu pareja tenga un modo de amar similar al tuyo.




sábado, 13 de febrero de 2016

¿Sabes si estás enamorado? Responde a 9 preguntas

Estamos ad portas de San Valentín, fecha en la que las parejas celebran su relación, el amor, la amistad y la unión del uno con el otro. Pero, ¿cómo saber si lo que se está viviendo es realmente amor y no una ilusión? Cecilia Arancibia, psicóloga de Clínica Ciudad del Mar, indica que si bien el amor no es una ciencia exacta ni tiene leyes universales para reconocerlo, existen algunas señales -corazón acelerado, miradas coquetas, cosquilleo en el estómago, sonrisas nerviosas- que se asocian a estar enamorados e ilusionados con la pareja.

"Lo que diferencia al amor de un simple afecto es que en el primero hay elementos de pasión, cercanía, fascinación, exclusividad, deseo sexual e interés intenso, mientras que en el segundo existe una inclinación hacia alguien motivado por el cariño y que, posteriormente, puede derivar en amor", explica la especialista.

De acuerdo a estudios psicológicos, el enamoramiento es una excitación fisiológica intensa, un estado de interés total en el otro individuo, donde la elaboración de fantasías acerca de él o ella y cambios de emoción son relativamente rápidos.

"En el camino a enamorarse, la pareja va fortaleciendo ciertos aspectos que le ayuden a prosperar con el paso del tiempo. Por eso es importante conocerse a uno mismo y lo que uno va sintiendo", declara Arancibia.

Cómo reconocer a un enamorado Muchas personas tienden a preguntarse qué es lo que les pasa cuando sienten que están enamoradas. En este sentido, la psicóloga plantea las siguientes preguntas, cuyas respuestas pueden ser un indicador para reconocer si se está o no en dicho estado:

1.- ¿Estás constantemente sonriendo?

2.- ¿Piensas en él/ella durante el día?

3.- ¿Extrañas a la otra persona cuando no está cerca?

4.- ¿Quieres conocer todo lo relativo a la otra persona: sus deseos, ilusiones y objetivos?

5.- ¿Sientes celos por cosas extrañas?

6.- ¿Te proyectas con él/ella, por ejemplo imaginando cómo serían los hijos que podrían tener en el futuro?

7.- ¿Buscas el contacto de piel, fundamental para crear el vínculo entre dos personas (incluye el deseo físico y sexual)?

8.- ¿Tienes dificultad para concentrarte, ya sea en el trabajo o estudio?

9.- ¿Te sientes radiante y la gente lo nota?



Cecilia Arancibia, eso sí, aclara que no basta con sentirse enamorado, ya que si el amor no es correspondido, no se puede experimentar con felicidad y plenitud ese sentimiento. "Conocerse a uno mismo y a los propios sentimientos, ayudará a reconocer cuando uno encuentra el amor", añade.

Conoce los rituales de amor para el 14 de febrero

Para atraer el amor verdadero

Necesitas: 2 velas rojas pequeñas, 2 velas blancas, esencia de Romero, 1 figura de papel de corazón rojo.

Procedimiento: Este ritual necesita influencia lunar, por ello lo debes hacer después del ocaso. Tomas las velas blancas y rojas en tus manos, dirígelas a tu chakra corazón y conságralas diciendo en voz alta que están dedicadas a la realización del amor verdadero y a tu bienestar. Luego, esparce en cada una esencia de romero y enciéndelas de la siguiente forma: primero una roja pensando en atraer a la persona amada hacia uno, luego una blanca pensando que ese amor sea verdadero, luego otra roja pensando en atraer a la persona amada y luego la blanca pensando que ese amor sea el verdadero. Una vez realizado esto, tomar el corazón rojo y escribir en él: "Universo en este Aquí y Ahora trae ante mí el Amor Verdadero”. Colócalo cerca de las velas hasta que se consuman. Los restos de las velas y el corazón lo guardas por 30 días. Después de ese lapso entierras todo en una maceta o en tu jardín.

Para solucionar conflictos de amor

Necesitas: Una amatista, un cuarzo rosa, una ágata roja, una cinta roja, una cinta rosada y una cinta lila, una vela de miel, media cucharada de azúcar rubia y un clavo de olor.

Procedimiento: Coloca en el centro de un plato la vela de miel. Esparce en su entorno la media cucharada de azúcar rubia. Coloca las tres piedras rodeando la vela. Antes de encenderla, a las 21.00 horas de un día viernes, pondrás tus manos con las palmas abiertas hacia la vela, pidiendo a este ritual que tú (dices tu nombre completo) y tu pareja (di el nombre en voz alta o en silencio) "unan sus caminos en armonía, amor y pasión. Que todo desencuentro quede superado, todo error se convierta en aprendizaje compartido, que todo temor transmute en amor, que toda duda sea borrada y sólo haya confianza, certeza y plenitud. Que toda piedra sea quitada del camino para la felicidad de (tu nombre) y (el nombre de tu pareja). Así es”. Deja que la vela se consuma, recoge la esperma, elimínala envuelta en un papel. Toma las gemas, mételas en una bolsita que atarás con las tres cintas. Agrega a la bolsita el clavo de olor. Las guardas en tu dormitorio o en el lugar donde más tiempo estás junto a tu pareja.

Para atraer el amor que buscas

Qué necesitas: una vela blanca, una vela naranja, una vela roja, tres rosas rojas, agua de azahar, una amatista o turquesa y canela molida.

Procedimiento: Este hechizo se debe realizar idealmente en noche de luna llena, pero también puedes hacerlo un día viernes después de las 21.00 horas. Coloca las velas de la siguiente manera: la vela blanca en el centro, la roja en el lado derecho y la naranja en el izquierdo. Saca los pétalos de las tres rosas y espárcelos alrededor de las velas. Ponfrente a las velas la turquesa o amatista y espolvorea sobre ella la canela molida. Cuando las velas se consuman, toma la piedra y llévala siempre entre tu ropa. Y verás cómo en pocos días él se acerca amorosamente a ti,

Para despertar la pasión y la lujuria

Necesitas: Una vela rosada, una vela roja, una botella de esencia de rosas, una manzana, un pedazo de papel, un lápiz tinta roja y un sobre.

Procedimiento: Tomas las velas y sobre ellas esparce la esencia de rosas. Instala la vela rosa a la izquierda y la vela roja a la derecha, enciéndelas. Siéntate frente a ellas y piensa en la persona que quieres atraer con pasión, mientras comes la manzana. Concéntrate, imagina a esa persona y siéntela cera de ti. Cuando ya te hayas comido la manzana debes decir en voz alta lo siguiente:
"(el nombre de la persona) me quiere / (el nombre de la persona) me necesita/ (el nombre de la persona) me desea… y yo a (nombre de la persona) lo deseo, a (nombre de la persona) como amante quiero, lleno de lujuria y anhelo por mí. Así lo digo, así es”.

Debes repetir esto tres veces. Cuando hayas terminado, escribe en tinta roja el nombre de tu amante en el papel y del otro lado, escribe tus deseos. Arroja cera de la vela roja sobre el nombre del amante y cera rosa sobre tus deseos. Cuando ambas ceras estén secas, pliega elpapel cuadrado formando un triángulo y guárdalo en el sobre. Lleva el sobre cada día hasta que tu amante se acerque. Luego de la noche de consumación de la pasión desecha el sobre quemándolo, arrojándolo en un río o mar, o en una encrucijada en la carretera.

Para asegurar su fidelidad

Necesitas: Un trozo de tela, aguja e hilo

Procedimiento: El trozo de tela con el que vas a hacer este ritual debe ser del color preferido de tu pareja. Enhebra una aguja con hilo blanco y borda en la tela las iniciales de ambos. Une las iniciales con un punto de bordado. Luego coloca la tela bordada cerca de algún objeto que te haya regalado tu pareja y déjalo en ese lugar durante 3 días. Cuando se cumplan los tres días envuelve la tela en un pedazo de plástico y sobre esto en un papel de aluminio. Y listo!! Protección para la fidelidad asegurada.

Para llegar al altar

Necesitas: dos piedras de cuarzo rosa en forma de corazón, un vaso de agua y una vela de color rosa.

Procedimiento: Busca un lugar tranquilo, donde no seas interrumpida. Coloca una canción que tenga algún significado para ambos. Visualiza mentalmente a tu pareja en un corazón de cuarzo y a ti en el otro. Concéntrate y piensa con todas tus fuerzas que pronto estarás en el altar junto a tu amado. Imagina ese momento, con detalles. Luego, toma los cuarzos y colócalos juntos en el lado de la cama opuesto al que duermes. Cada noche, a tu lado, en un velador o mesita de noche enciende media hora una vela rosa y pon un vaso de agua que votarás en la mañana siguiente (encender la vela y colocar el vaso de agua se repite cada noche hasta que la solicitud de matrimonio llegue).

Para atraer un amor escurridizo e inestable

Necesitas: Tres ramas de canela, un marcador negro y una cinta roja para atar.

Procedimiento: En una de las ramas de canela escribes tu nombre con el marcador negro, en la otra el nombre de la persona que quieres atraer y en la tercera debes dibujar un corazón y un símbolo de infinito. Ata las tres ramitas con la cinta roja y guárdalas entre tus ropas por un mes. Pasados esos 30 días, las enterrarás cerca de algún rosal, sin desatarlas.

Para endulzar a un enamorado

Necesitas: Miel, dos ramitas de algún árbol perenne (naranjo, laurel, olivo, encina, limón, etc.) de más o menos el mismo tamaño (de 10 a 15 centímetros), papel rojo para envolver y un marcador negro.
Procedimiento: Elige la tarde para realizar este ritual, aproximadamente unos 30 minutos antes del atardecer. Toma las dos ramitas de árbol: en una escribe tu nombre con el marcador negro y la otra el nombre de tu amor. Junta las ramas y cúbrelas con la miel, asegurándote de cubrirlas muy bien. Luego debes envolverlas con papel rojo evitando que la miel se escape del paquete final. Guarda esto durante un mes y después de ese plazo elimina el paquete en algún lugar al aire libre o lánzalo a un caudal de agua.

Para afianzar relaciones que recién comienzan

Esta poción es muy apropiada para una relación que recién comienza, para afianzarla en el amor y llevar las cosas a otro nivel más profundo y serio. Esta infusión o té debe ser tomado por ambos y debe preparar siguiendo las instrucciones cuidadosamente.

Necesitas: Primero debes conseguir una naranja orgánica, pelarla y separar la cáscara. Tienes que secar los pedazos de cáscara al sol por unos días hasta que esté bien seca y puedas utilizarla en una infusión. Canela en rama, miel, azúcar o endulzante, tres hojitas de menta, agua hirviendo y un pedacito de jengibre.
Procedimiento: Secar la cáscara de naranja orgánica al sol y hervirla un litro de agua. Cuando rompa el hervor incluir la canela, la cáscara de naranja, las hojas de menta y el jengibre picado finito. Dejar el agua hirviendo hasta evaporar la mitad. Luego dejar enfriar, colar y guardar en la heladera. Servir frío y antes de servir agregar azúcar, miel o endulzante. Lo más importante es que este té debe servirse a la persona amada en una ocasión en donde estén los dos solos, aproximadamente una hora antes del ocaso.

Para que la suegra te acepte

Necesitas: Tres rosas blancas y esencia de bergamota
Procedimiento: El día del cumpleaños de tu suegra, debes levantarte muy temprano para esperar la salida del sol. Apenas vislumbres los primeros rayos solares toma las tres tosas contra tu pecho y di en voz alta: "Al amanecer de este día que la sonrisa caiga sobre (nombre de la suegra) y nunca se vaya más. Que crezca el afecto, la armonía y la unidad entre nosotr@s”.
Luego entrégale las tres rosas a tu suegra. En muy poco tiempo verás cómo fluye una renovada relación entre Uds.

¿Es responsable enamorarse ciegamente?

Dicen que si no es así, uno no se ha enamorado. Pero, ¿es el amor responsable de esta ceguera o hay que estar ciego para enamorarse?

El amor es ciego, pues suele pillarnos desprevenidos, no lo vemos venir y nos hace un juego de magia, llamado seducción, del cual no encontramos el truco y, ¡Zas! Nos ha cazado.

Pero, ¿qué es exactamente lo que nos enamora?¿El físico y la estética, la mente y personalidad, la química, lo percibido por los sentidos, la intuición, el destino?

Y qué mejor que una persona ciega para contarnos cómo nos enamoramos ciegamente. Mi colega Raquel Díaz Illescas, psicóloga, terapeuta sexual y de pareja, diagnosticada con maculopatía juvenil o síndrome de 'stargardt', comenzó a perder visión de manera progresiva a los 14 años, conservando en la actualidad una visión residual del 5%. Comprendí gracias a ella que todos podemos ser ciegos en algún sentido y no captar los signos necesarios para poder enamorarnos y, por otro lado, el amor, nos hace a todos ciegos en diversos aspectos.

El amor nos ciega

Nos genera ceguera selectiva en cuanto a detectar los defectos del ser amado y un sesgo de atención inconsciente, encargado de que no exista nadie, ni nada más, cuando pensamos en nuestro enamorado. Por supuesto, no todo el mundo se enamora exactamente igual ni en el mismo grado y cada persona tiene su idiosincrasia, afortunadamente.

Quien baila en nuestra cabeza de manera incansable y revolotea en nuestro estómago, se apodera de la mayor parte de nuestro tiempo y atención, incluso puede llegar a colarse en nuestros sueños, si tenemos suerte. Pues, la persona enamorada, desea la posesión de ese sujeto idealizado por nuestro sinsentido. Cuanto más intenso es el amor, más consume nuestros recursos. Visto de esta manera, más que romántico, podría verse como un acto vampíricoinconsciente.

Aunque pudiera ser una experiencia deliciosa, algunas personas se niegan a vivenciarla, por suponer una pérdida importante de control sobre sí mismas y sus proyectos programados con anterioridad.

Sin duda, el enamoramiento, nos arranca de nuestra zona de confort sin preaviso. De ahí su grandiosidad, siendo un caramelo de libertad y éxtasis para el paladar de quien decide entregarse a la experiencia y arriesgar. No existe el miedo para el enamorado intrépido.

La química del amor

Nuestro camello cerebral, nos provee de sus más placenteras drogas endógenas. La noradrenalina, nos genera un estado eufórico, excitando nuestro cuerpo y dándonos una dosis de adrenalina natural. Es por esto por lo que enamorarse, podría considerarse deporte de riesgo. La dopamina, generadora de motivación, se divierte haciéndonos adictos al amor y, podría llevarnos a rozar la obsesión, de no ser por su aliada la oxitocina, que nos genera sensaciones de relajación y ayuda a forjar lazos afectivos. La serotonina, neurotransmisor de la felicidad, nos hace sentir que la vida es maravillosa, sobre todo si el enamoramiento es recíproco.

Pero el enamoramiento tiene los días contados. Y menos mal pues, el desgaste que supone, no solo nos hace vulnerables sino poco productivos. Aunque, en ese estado, poco nos importe. Algunos interpretan ese descenso químico como una pérdida del amor y podría provocar el fin de la relación si no se gestionase adecuadamente.

Ligar a ciegas

El enamoramiento, como cualquier afecto, se construye y hacemos todo un protocolo estratégico para ello. Por tanto, sin darnos cuenta, facilitamos que nos podamos enamorar.

Helen Fischer, antropóloga y científica, estudiosa del amor romántico y la atracción interpersonal desde hace más de 30 años, asegura que el cortejo consta de cinco fases:

Llamar la atención: La postura corporal, los gestos, los movimientos, la vestimenta, la ubicación en el lugar y las formas de interacción sirven para dar buena imagen y generar el interés. Podría ser evidente que las personas ciegas no sientan cuando las miran, pero no es así siempre, asegura Raquel: "puedo llegar a notar el brillo en los ojos de una persona enamorada". Cosa que algunos no ciegos puede que no lleguemos a detectar si no miramos a los ojos directamente. "Veo sombras y, mirando los pies, puede ver su movimiento. Alguien que se mueve bien caminando me gusta", afirma.
Reconocimiento: La mirada nos sirve para mostrar interés y corroboramos el del otro. La sonrisa es aliada y suele decir mucho sobre las personas y sus intenciones. "Como nos sucedería a todos, lo que no vemos no existe" comenta Raquel. "Solo si se acercan a mí puedo iniciar el flirteo", por tanto, estas primeras fases del flirteo no le sirven. "Los que no tenemos ceguera total ni tenemos signos evidentes de ceguera, generamos confusión pues pueden sonreírnos de lejos y, al no hacer ni caso, quedamos como antipáticos o pueden pensar que no nos gustan". Está claro que, en este sentido, nos igualan las redes sociales pues les hacen proactivos a ellos, pudiendo también iniciar y elegir. Parece que, las personas despistadas, somos ciegas igual que Raquel. Pero todos podríamos sentir que somos observados. "A mí me da mucha información cómo me miran. Lo noto y si esa mirada me traspasa, lo siento a nivel químico y energético", asegura. Parece que la ceguera nos es una cuestión física sino psicológica o emocional en muchos casos. ¿No cree?
Charla de enamorados: El lenguaje corporal incluye el tono de voz, los gestos faciales, el olor, las posturas corporales, los comportamientos en general y uso del contexto. Este suele ser más relevante que el lenguaje verbal en sí. Raquel asegura que la fantasía es su gran aliada y puede conocer el tamaño y forma del cuerpo de alguien, junto con otras muchas características, utilizando el resto de los sentidos". "Sobre todo aprecio los cuidados, que me ubiquen, por ejemplo, y me digan dónde están los baños en un bar", me apetece que me cuiden pero soy autónoma, no lo necesito, lo deseo, como cualquier otra persona.
Contacto físico: Las señales de intención o mensajes corporales como los roces casuales, el acercamiento gradual y las posturas sensuales nos informan del interés mutuo y si hemos de seguir avanzando. El beso en los labios marca un antes y un después, pues puede confirmar o descartar el interés erótico insinuado por ambas partes. Me encanta cómo Raquel me confiesa sus estrategias provocando el contacto sutil, "con la excusa de que me tengo que agarrar, le toco el brazo y noto si está fuerte" dice alegremente. Vamos, lo que nos encantaría hacer a cualquiera con nuestro objeto de deseo, creo yo. Es su manera de conocer si está de buen ver, pero tocando. Como el resto de la población, "las personas ciegas, también estamos educadas en la cultura de la belleza y nos gusta que sea guapo, atractivo y que tenga un cuerpo estupendo. Eso contribuye al enamoramiento", me comenta.
Sincronía corporal: Los enamorados se sienten a gusto y se sincronizan en sus movimientos. Hasta los corazones entran en sintonía. Adoptan posturas corporales y movimientos en espejo, hechos que son absolutamente inconscientes y constituyen la esencia de la denominada danza del cortejo.

Y así, aprendí que "conocer la ceguera nos abre los ojos", que muchos que miramos, no vemos y viceversa, y que si algún día veo alguien que me llama la atención, le sonrío y no me hace caso, quizá debería arriesgar y acercarme, pues puede que no me vea y me pierdo así enamorarme ciegamente.

El orgasmo, bueno para mejorar el suelo pélvico en la mujer

Sucede muchas más veces de lo que muchas imaginan. Después de los partos pero incluso también antes y a edades que rondan el final de la treintena, muchas mujeres comienzan a notar leves pérdidas de orina que no suelen relatar a nadie o casi nadie por varias razones: lo sufren «en silencio» por vergüenza o porque creen que es algo pasajero.

Y no lo es. De hecho, atajarlo a tiempo, lo soluciona y si se deja puede ir a más. ¿Y a quién se lo contamos? Pues la sanitaria indicada es la matrona o la ginecóloga que hará una exploración para valorar el estado del suelo pélvico y, en función del resultado, se aplicarán medidas. Casi siempre pequeños ejercicios muy fáciles de hacer y ¡gratis!. Mucho se habla de suelo pélvico últimamente y es algo bueno, que las mujeres nos concienciemos que es una parte de nuestro cuerpo que necesita cuidados, entrenamiento y cuando se lesiona rehabilitación. Sin embargo y a pesar de la información, muchas mujeres se resisten a reconocerlo y a ir al profesional sanitario, lo cual es un error.

Sara Cañamero, matrona de Maternatal, nos cuenta que en ella hace valoraciones a diario en su centro y que siempre les recomienda a las mujeres, entre otras cosas, que tengan orgasmos como método muy eficaz para mejorar el buen estado del suelo pélvico. «La realidad es que nos solemos preocupar en la etapa del embarazo, parece que descubrimos los músculos que tenemos en esa zona cuando nuestro abdomen empieza a crecer.

Y comenzamos entonces con los famosos ejercicios de Kegel, cuya finalidad es trabajar el tono de los músculos voluntarios del suelo pélvico», relata. «Y en el tercer trimestre de embarazo también trabajamos la elasticidad del los tejidos, para evitar un desgarro durante el expulsivo de parto, con el masaje perineal», agrega, pero ambos trabajos, Kegel y masaje perineal se centran en el ejercicio y tratamiento de la parte externa. «En concreto los primeros ejercicios trabajan sólo el 20% de los músculos, ya que el resto, el 80% son músculos involuntarios; vamos que por mucho que nos concentremos no seremos capaces de trabajarlos».
¿Por qué un orgamo?

«Muchas mujeres se quedan con los ojos como platos, cuando al finalizar la consulta de valoración de suelo pélvico les prescribo como parte de tratamiento que tengan orgasmos; además de trabajar dependiendo de cada caso, con otra metodología en caso de patología, como es la terapia manual, electroestimuación, técnicas hipopresivas», propone esta experta. La razón es sencilla: Es una de las pocas maneras de ejercitar el tono de la musculatura involuntaria, la que no se ejercita con los ejercicios de Kegel o contrayendo voluntariamente estos músculos.

El orgasmo produce los siguientes beneficios en el suelo pélvico:

Entrenamiento del músculo pubococcígeo: Este músculo se tensa durante la fase de excitación, de esta manera también se entrena.

Además el fortalecimientode este músculo hace que los orgasmos sean más intensos, vamos es un círculo vicioso…

Durante un orgasmo intenso se producen de diez a quince contracciones por segundo, involuntarias y rítmicas, de los músculos del suelo pélvico, la vagina, el útero y el esfínter anal.

En un orgasmo moderado se producen de tres a cinco contracciones por segundo.

Entrenamiento de la mayoría de las fibras de la musculatura del suelo pélvico. Es lo visto anteriormente, trabajan las fibras involuntarias que suponen el 80% del total de las mismas.

Mayor circulación sanguínea y lubricación. Un periné sano es aquel que tiene orgasmos, ya que se produce una mayor irrigación de la zona, aumenta la lubricación de los tejidos y a musculatura.

Disminución de la apertura vaginal.La entrada a la vagina puede quedar más dilatada después del parto. Esto es debido a una sobresdistensión del músculo pubococcígeo. Con lo que el orgasmo supone una buena rehabilitación de la zona.

Evita la atrofia vaginal o vaginitis en la menopausia o tras una histerectomía.

El orgasmo y el coito (debido al masaje que ejerce el pene en el suelo pélvico de la mujer) son recomendaciones para el tratamiento de la atrofia vaginal o vaginitis en la menopausia o tras pasar por una histerectomía, como afirma The North American Menopause Society

Su marido la abandona por adelgazar 35 kilos y dejar de ser atractiva



La dictadura del físico en la sociedad sigue haciendo estragos en muchas personas, sobre todo en las mujeres. Eso es lo que le ha ocurrido a una brasileña de 36 años, llamada Angela Crickmore, que ha perdido 35 kilos en solo ocho meses después de seguir una dieta totalmente estricta.

Pesaba 82 y pasó a 47 kilos en tiempo récord con unos músculos durísimos y abdominales marcados como tabletas de chocolate. Ella estaba encantada, pero su marido y su hijo nada, así que decidieron dejarla porque ya no les gustaba, según publica el diario ‘The Sun’.

La mujer explica que su familia no se adaptó a su estilo de vida porque tenía que pasar mucho tiempo haciendo ejercicio y dieta, así que le dieron un ultimátum. “Les dije que tenían que prepararse sus propias comidas y dejé de cocinarles”, cuenta, algo que no les sentó nada bien.

A su marido tampoco le parecía ya nada atractiva y prefería la figura de antes, con esos kilos de más, así que no lo dudó y terminó rompiendo con ella.


viernes, 12 de febrero de 2016

Mi novio es un adolescente

El amor es un sentimiento que se va manifestando en diferentes formas y en diferentes etapas de desarrollo de nuestras vidas. Hoy en día, existe preocupación de padres por los noviazgos de sus hijos adolescentes ya que en muchas ocasiones desencadenan diferentes problemáticas. Existen diversas preguntas como la de si realmente nuestros hijos están enamorados Cómo apoyarlos o qué actitud deberíamos tener cuando nuestros hijos adolescentes pasan por su “primer amor”.

En esta circunstancia podemos observar que, de pronto nuestro hijo está todo el día ensimismado en su celular, cambia de humor con frecuencia, a veces está feliz y radiante y otras veces está muy triste, con los ojos llorosos, que habla en secreto con sus amigos y se pasa escuchando toda la tarde la misma canción o desea estar simplemente solo en su habitación.

La etapa de la adolescencia es donde se tiene mayor curiosidad y ganas de vivir nuevas experiencias como el hecho de conocer nuevas personas y socializar con ellas. En esta etapa podemos considerar que el ser humano empieza a ver la vida desde otro punto de vista, pues sus sentimientos, pensamientos y formas de actuar con las demás personas van cambiando.

Sin embargo debemos tener en cuenta que no solo cambian la parte intelectual y moral, pues nuestro cuerpo experimenta grandes cambios, algo conocido como las hormonas que contribuyen a sentir atracción física por otra persona y se presentan varias emociones como la pasión, el cariño y muchos más sentimientos que vivimos como los adolescentes al tener una relación sentimental y de compromiso con alguien más.

La mayoría de los adolescentes no poseen un concepto claro de lo que significa el noviazgo, ya que de acuerdo con la situación real de la sociedad éste se toma como algo ligero, un pasatiempo y un entregarme a vivir lo que siento en el momento.

Para algunos es una relación que se da a partir de una atracción (que por supuesto debe existir en todo noviazgo) y revolotear de emociones que exigen ser respondidas, pero que no va más allá de esto y en lo cual se fundamenta para dar los argumentos suficientes y establecer así una relación de “noviazgo”. Cabe resaltar que las relaciones de “noviazgo” en los adolescentes son más una ilusión, y un experimentar las primicias de sentimientos de amor de una forma diferente, que un verdadero amor o lo que realmente significaría tener un noviazgo, debido a que para decir que se ama es cuando realmente se tiene una definición clara de lo que significa amar.

No nos asustemos al escuchar sobre el noviazgos, generalmente esto lo escuchamos ya en la etapa adulta, pero para la adolescencia este nombre sólo se aplica a un trato algo estable, las relaciones afectivas entre un hombre y una mujer que también puede hablarse de conocidos, amigos, salen juntos, son una pareja, enamoran, entre otras.

La relación de pareja adolescente es una relación carente de compromiso formal que se desarrolla entre los 10 y 20 años pudiendo extenderse en la edad adulta. Nuestra sociedad no reconoce en la relación de pareja adolescente a una institución y, erróneamente, casi no le asigna un interés particular desde el punto de vista educativo y de orientación.

El noviazgo en la adolescencia es una etapa en la cual dos personas se atraen entre sí, ya sea por cualidades físicas y/o internas, es decir, la forma de ser de la otra persona. Entonces, dichos adolescentes deciden ser más que amigos compartir pensamientos, alegrías, experiencias, problemas, éxitos, actividades y estar presentes en la vida del otro.

Entre los 11 y 13 años, los acercamientos suelen ser de tipo idealizado y romántico, los adolescentes se enamoran de un artista de televisión, de un cantante o de alguna persona a la que, en muchos casos, no pueden alcanzar, ya sea por diferencia de edad o porque ni siquiera llegan hablarle alguna vez. Sin embargo, con tan solo verlo(a) les palpita el corazón, suspiran y sueñan con estar al lado de esa persona el resto de la vida.

En esta edad pueden ya establecer una relación de noviazgo basado en atracción física, aspecto que es natural. Por eso es importante estar cerca de nuestros hijos, ganarnos su confianza desde mucho más pequeños; así podremos orientarlos con comprensión, aceptación y naturalidad. En este momento es importante que orientemos a nuestros hijos a seguir saliendo con su grupo de amigos, con quienes inviertan su tiempo en diferentes actividades de su agrado, como el deporte, el arte y los grupos de jóvenes de la iglesia, los cuales son edificantes y les permiten canalizar su energía positivamente.

Entre los 13 y los 15 años el contacto se hace más real y habitual entre los jóvenes, y es a través del grupo de amigos donde surgen estos encuentros, porque recordemos que es en el grupo donde el adolescente se siente más seguro.

De los 17 a 20 años es la etapa en la que los jóvenes establecen relaciones interpersonales más estables y profundas. Aquí, se ha alcanzado cierto grado de madurez emocional, biológica, afectiva y moral para responder mejor a la relación; también disminuye notablemente su egocentrismo, lo que le permite entablar una relación generosa basada en los intereses y necesidades de ambos.

Para poder ser padres efectivos y afectivos, debemos abordar el noviazgo de nuestros hijos adolescentes de una forma adecuada, natural y también de una forma que sea divertida.

Por ejemplo: Es importante ser conscientes de que los jóvenes de ambos sexos establecen contactos a edades más tempranas que antes.

- Permitirles estas relaciones de noviazgo como algo natural y propio de la edad. El que les prohibamos hace que no tengan la confianza debida y puedan aun así tener noviazgos a escondidas.

- No avergonzarlos ni ridiculizarlos porque piense o sienta que se han enamorado.

- Guardar su intimidad y las confidencias que nos hagan, muchas veces como padres les reprochamos en ciertas situaciones o cuando nos encontramos disgustados con ellos, esto solo hará que nuestros hijos se alejen y no confíen en nosotros.

- Acompañarlos en la transición que están experimentando y la ilusión del noviazgo (es algo natural); abrirnos a su experiencia nos permitirá estar cerca de ellos y apoyarlos en cualquier momento y dificultad que puedan estar pasando.

- Ocuparnos en darles una formación adecuada, explicar la diferencia entre conceptos como «amor» y «sexo», tienen una referencia y educación sexual en su colegio y con amigos es importante que nosotros desde muy pequeños hablemos de este tema para ayudarlos a desarrollar ciertos criterios del noviazgo que no los perjudique.

- Buscar casi siempre ciertas ocasiones para conversar de diferentes temas y retomar el significado de la sexualidad y el amor.

- Prevenirles del daño que puede suponer el comprometerse en una relación más íntima.

- Intercambiar confidencias, es tan esencial compartir las nuestras ya que les ayudan a abrirse más con nosotros y existe mayor comunicación entre padres e hijos.

- Debemos animarlos a que sigan saliendo con su grupo de amigos, que no se aíslen, que hagan espacio para diferentes actividades.

- El hogar debe ser un lugar abierto, donde los hijos tengan la suficiente confianza de traer a su novio, así como a sus amistades. Debemos conocer todo su entorno. En algunas circunstancias nos agradarón y otras no, pero debemos hacer que nuestros hijos estén acostumbrados que como padres conozcamos sus relaciones interpersonales.