Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

domingo, 21 de febrero de 2016

¿Cómo atraer el amor a tu vida?

¿La Ley de Atracción funciona para el amor? pidiendo al universo

Muchas personas creen que los pensamientos (conscientes o inconscientes) influyen sobre sus vidas. 

Deseos que son catalizados a través de los pensamientos y que llegan a provocar emociones y generan consecuencias en el entorno; incluso hasta atraer a una pareja.

¿Cómo utilizar la energía del universo en favor de los sentimientos? A continuación algunos consejos.

Sé un imán del amor. Las personas que están cerca tuyo son el reflejo de lo que das. Si eres cariñoso, alegre

o positivo ese mismo tipo de gente

ingresará en tu vida.

¿Cómo se puede practicar el ser

un imán del amor?, simplemente llenando tu corazón de esos sentimientos y pensamientos felices.

Una de las claves es actuar como

si tú ya estuvieras enamorando con

tu pareja ideal. ¿Cómo es él/ella? ¿Cuáles son los valores/cualidades

de la otra persona que quieres ver?

Toda esta energía convertirá a tu amor en realidad.

Conoce quién eres y lo que

quieres. Aquí hay algunas preguntas importantes que debes hacerte:

1. ¿Quién soy yo? 2. ¿Qué quiero?

3. ¿Cuál es mi propósito en la vida?

4. ¿Qué cualidades/valores en una pareja estoy buscando?. Esto es algo que debes realizar antes de hacer tu pedido al universo.

Cree en ti mismo. Confiar en uno

mismo es un requisito para el éxito en cada área de la vida. Si piensas que no hay persona adecuada para ti, entonces, atraerás al sujeto equivocado. Cree que mereces ser amado, apreciado y así el amor vendrá plenamente a ti.

Da amor libremente. Cuando crees en ti te conviertes en una canalizador y así no habrá nada que detenga tu deseo. Cuando das amor libremente, todo lo que recibes es amor y tal vez no regrese de la manera que te lo esperas, pero realmente lo sentirás en tu corazón. Así es el modo en como te conviertes en un imán del amor.

Manten tu corazón abierto. Una manera simple de estar libre para este sentimiento es ser agradecido. Toma una pluma y un pedazo de papel. Cuenta tus bendiciones. Escribe por lo que estás agradecido.

Por ejemplo: agradezco por los todos

los desafíos que enfrento y por los errores que cometí. Estas experiencias me enseñan a ser más sabio y fuerte.

Un corazón que está lleno de amor y gratitud es un poderoso imán y cuando retribuyes por todo lo que tienes en la vida, eres más feliz y siempre hay muchas cosas en la vida por qué sentirse pleno.

Vive el presente. Esto es muy importante. Significa que estás aquí en este instante en el que se manifiesta el amor. Deja de pensar en alguien que te rompió el corazón ayer, la semana pasada o los últimos años. Ahora es el momento para que comiences tu nueva relación.

A medida que practiques estar presente, estarás en paz contigo mismo y consciente de que no hay pasado en tu contra, y que el momento de oro es el que estás viviendo aquí y ahora.

Atrévete a soñar en grande. Los sueños se hacen realidad cuando crees en ellos. Tu deseo tiene que ser lo suficientemente grande que cuando lo pienses, te sientas inspirado y sepas que pronto llegará a ti.

Si sueñas con encontrar a tu pareja

ideal, te ves con esa persona y sientes

el amor que recibes, pronto llegará a tu

vida alguien especial.

Practica el amor. Encuentra maneras de expresar el amor todos los días. Primero contigo mismo y luego con los demás. Poco a poco será fácil hacerlo habitualmente con todos.

Empieza haciendo algo por alguien cada día sin esperar nada a cambio. Ve solo lo mejor en los demás. Cuando das amor siempre retorna de muchas maneras milagrosas.

En resumen. El pensamiento positivo, una intención bien enfocada y los ejercicios de visualización son herramientas que nos pueden ayudar a atraer cambios y novedades a nuestra vida.

Deja que la ley de la abundancia penetre en tu vida a través del pensamiento: cree que hay montones y montones de parejas posibles disponibles para ti.

Mira alrededor y date cuenta de la abundancia que nos rodea. Los humanos a menudo la repartimos de forma injusta, pero el universo provee para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario