Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

martes, 16 de febrero de 2016

Los diez nuevos mandamientos del amor

1. Te enamorarás vía app

Cien millones de descargas. Eso es lo que celebraba recientemente Tinder, la famosa app de contactos, poco después del día con más actividad de su historia, el pasado 3 de enero. El flirteo digital, ya sea a través de la mencionada Tinder, de Happn (pone en contacto a usuarios que se hayan cruzado en algún momento del día), de Brenda o Wapa (para lesbianas), de Ashley Madison (para deportistas de la infidelidad), etcétera, ha alcanzado la categoría de ritual, especialmente en ciertas franjas de edad. La guinda ha venido a ponerla Muapp, una nueva aplicación para móvil donde las chicas pueden saber si sus ligues hablan con otras mujeres... a través de apps, por supuesto. España, claro, es uno de los países más entusiastas con este tipo de aplicaciones que certifican, queramos o no, la muerte del flechazo. Los pretendientes se han convertido en candidatos. Flirtear se parece cada vez más a una selección de personal. Hasta el impulso inicial queda mediatizado por una aplicación. ¿Sin sorpresas se ama mejor?
2. Te liarás con ella

Como publicamos en nuestra revista del 16 de enero, la bisexualidad está en alza entre las mujeres (el número de las que afirman sentirse atraídas por ambos sexos casi triplica el de hombres, según una reciente encuesta realizada en Estados Unidos. Y no solo eso. Es que, bendecida la desorientación sexual por la estela rutilante de 'celebrities' que va desde Cate Blanchett a Cara Delevingne, pasando por Kristen Stewart o Michelle Harper, resulta que, además, ser 'bi' es la mar de glamuroso. El caso es que va en aumento a un ritmo que ya quisieran otras tendencias. Según la investigación del mencionado CDC, el 5,5% de las mujeres se considera hoy bisexual, un 50% más que tres años atrás.
3. No te casarás, te embarcarás

Tener pareja está bien, pero tampoco hay que exagerar. Firmar papeles y, sobre todo, pasar por el altar no son rituales que atraviesen su mejor momento. Según el estudio Nupcialidad y Ruptura en España 2015, del Instituto de Política Familiar (IPF), en los últimos 14 años se ha producido un descenso de las bodas del 27%, y dos de cada tres (67,6%) se celebran exclusivamente por lo civil, para gran consternación de las autoridades eclesiásticas. Y si se deciden, cada día lo hacen más tarde, de media, a los 33,29 años. Por otra parte, una de cada siete parejas convive bajo la fórmula 'de hecho', y al alza. La contundencia de los datos tiene un subrayado definitivo: casi la mitad de los nacimientos son ya extramatrimoniales, lo que significa la superación de un tabú que durante siglos empujó a las parejas a pasar por ese ritual llamado, con toda la mala baba del mundo y más, boda de penalti. Por cierto, si te casas, hazlo original, que nada hay más demodé que un bodorrio.
4. Te amarás a ti sobre todas las cosas

Hay una frase en la web del 'love coach' Carlos Arribas -a modo de lema, en letras gigantes, en lo más alto de la página- que lo dice todo: "Te quiero no por quién eres, sino por quién soy yo cuando estoy contigo". Olé. Pocas veces se ha podido hacer un elogio más directo al egocentrismo, lo leas por donde lo leas. O sí (porque más siempre es posible). Ya lo dijo otro Carlos, el concursante canario del 'reality' de Cuatro 'Un príncipe para tres princesas': "No soy narcisista, pero me amo". En breve precisaremos un cambio en la letra de un millón de canciones románticas para adaptarlas a la situación...
5. No dirás te quiero

No seas 'camp', mujer. Decir "te quiero" está pasadísimo. No es una afirmación al azar. Un estudio realizado por el portal de contactos E-darling concluye que tan solo el 35% de los españoles desea que se lo digan (y ojo, en Alemania la cosa es mucho peor: solo un 13%). Más de la mitad, por su parte, cree que la mejor manera de demostrar el querimiento es pasar tiempo juntos. Paradójicamente, de forma simultánea a esta oleada de sobriedad se ha disparado la cursilería. No olvidemos que Megan Maxwell, nuestra reina del género 'Chick lit', es una de las escritoras más vendidas (un millón de lectoras). Si necesitas un buen chute, te sugerimos 'Love is In The Air', de Vanesa Pérez-Sauquillo y Natalia Pereira, donde encontrarás perlas del tamaño de "Desde el primer momento en que te vi, supe que no te hacía falta volar para estar a la altura de mis sueños". Ains.
6. Tendrás un 'love coach'

Ya estaba tardando el 'coaching' en hincarle el diente al amor, al menos en España. Porque, al parecer, es que ya no sabemos ni amar, vaya, y tiene que venir un experto (esperamos que sea alguien con unas relaciones de pareja súper exitosas, qué menos) a enseñarnos. Planeta acaba de publicar 'All You Need Is Love', de Remedios Gomis, que asegura desarrollar "el método que está arrasando en Estados Unidos y que revoluciona la forma de encontrar pareja"... y mantenerla, claro. En ocho pasos, dice, te aporta las herramientas emocionales necesarias para superar las "limitaciones que nos impiden formar una pareja". Guau. Esto va en serio. Hasta existe una agrupación profesional, la Asociación Española de Profesionales del Love Coaching. También hay cursos para el despertar de las relaciones íntimas, esperamos que no presenciales.
7. Te casarás por interés

Una tendencia asoma con ganas desde el horizonte yanqui. Aunque determinadas capas sociales no lo dejaron nunca (todos sabemos que los ricos se casan con los ricos desde que el mundo es mundo), vuelve el rollito decimonónico de unirse a la mejor dote, pero actualizado, claro. Hace ya un par de años que los estadounidenses empezaron a incluir en sus primeras citas una pregunta sobre la calificación de crédito del otro, vamos, a pedir explicaciones sobre su situación económica. Para facilitar la cosa, hasta hay una web, CreditScoreDating.com, cuyo lema lo deja claro: "Where Good Credit is Sexy and It All Starts With a Number" (Donde el buen crédito es sexy y todo empieza con un número). "Donde hay dinero, hay alegría", diríamos aquí.
8. Cultivarás tu amor en las redes sociales

Ay de ti si comienzas una relación amorosa y no cambias tu 'Estado' en Facebook al de "tiene una relación" o te calificas como "comprometida". Que las parejas se vigilen en las redes es una evidencia cegadora. Ya en 2013 se manejaba la cifra de ¡28 millones! de divorcios cuyo detonante habría sido el uso de esa red social. Una investigación de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en México, concluía que el 30% de los usuarios de Facebook había tenido problemas con sus parejas derivados de mensajes cruzados o contactos establecidos con determinadas personas (las exparejas son de lo más problemáticas). Y qué decir de Instagram: hay que retransmitir el devenir de tu relación en directo. Como Kim Kardashian y Kanye West, Jay Alvarrez y Alexis Ren, Paula y Busta...
9. Destrozarás tu vestido de novia

La moda de la fotografía de bodas 'Trash The Dress' causa furor en muchos países y es una de las tendencias de las que más se habla en los foros de fotógrafos profesionales de boda. Se trata de un reportaje gráfico que se hace después de la ceremonia, en localizaciones que pueden ir desde una calle hasta el mar, el fondo de una piscina, un barrizal, las ramas de un árbol, una fuente, la cima de una montaña... La clave es destrozar la ropa, por lo que hay quien usa el vestido de novia como blanco para el 'paintball' o -poniendo incluso en riesgo su integridad física- le prende fuego. De hecho, esta práctica ya cuenta con una víctima mortal, Maria Pantazopoulos, que se ahogó durante una sesión de fotos en las cataratas Dorwin en Rawdon, en Canadá.
10. Practicarás el 'living apart together'

Muchas personas descubren que la convivencia es en sí un riesgo para la pareja y, también, una de las mayores fuentes de inconvenientes si llega el momento de separarse. Solución: tú en tu casa y yo en la mía. Las parejas que practican el 'living apart together' se comportan como las convencionales, incluso pueden llegar a tener hijos, pero no comparten casa. Un estudio realizado por Luis Ayuso, de la Universidad de Málaga, ha cuantificado al alza el fenómeno. Hablaba ya en 2011 de un 8% de mujeres en esta situación (un 60% podía considerarse en noviazgo). El fenómeno, explica Ayuso en su estudio, "afecta a todos los estados civiles, con características sociodemográficas y de actitud diferentes". El perfil: mujeres de mediana edad, independientes laboralmente y con hijos, que se identifican como el cabeza de familia y rechazan el matrimonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario