Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

miércoles, 30 de marzo de 2016

El amor a través del tiempo y los sentidos

El placer de los sentidos la química y física deL amor

¿Por qué nos sentimos irremediablemente atraídos hacia personas que a priori no nos gustan?

Podemos diferenciar dos tipos de estímulos desencadenantes de la atracción sexual: los internos, provenientes del propio individuo y los externos, que vienen del entorno y que la persona capta a través de sus sentidos.

Los estímulos internos podrían ser los cambios hormonales relacionados con la fertilidad; pero, en el ser humano esto tiene menos importancia, puesto que somos de los pocos animales que tienen deseo sexual.

Incluso cuando no son potencialmente fértiles, las mujeres son atractivas para los hombres independientemente del momento del ciclo en el que se hallen.

Los Estímulos externos

Éstos llegan a través de los sentidos. Gracias a la vista, el tacto, olfato, gusto y oído somos capaces de situarnos

y relacionarnos en el mundo.

El olfato

Somos capaces de almacenar memorias olfativas durante años y es muy frecuente que nos sintamos atraídos por personas o lugares que nos huelen a experiencias pasadas positivas, aunque casi siempre esto ocurre de forma inconsciente.

En los animales son las feromonas las que indican a los machos el momento fértil de las hembras; esta sustancia olorosa es segregada con el sudor

y es la clave de la reproducción animal.

Las mujeres también producen fero- monas, pero no está demostrado

que el olfato del hombre sea capaz

de detectarlas.

El oído

En el mundo animal el sentido del oído tiene un papel esencial en el proceso de reproducción; muchas especies utilizan cantos o sonidos particulares para dar a conocer su estado fértil o para cortejar a la hembra.

Los humanos tenemos un lenguaje mucho más complicado y, por supuesto, es utilizado para seducir. La palabra tiene un poder enorme a la hora de provocar sensaciones.

El tacto

Se considera el mayor órgano sexual a la piel, con casi dos metros cuadrados de extensión, que está plagado de terminaciones nerviosas.

Desde pequeños buscamos el contacto físico para protección y cariño, pero según crecemos vamos limitando las caricias hasta que prácticamente solo las entendemos como parte de la relación sexual.

Esta creencia está moldeada por las enseñanzas sociales y podemos ver diferencias entre las culturas en cuanto al acercamiento físico con personas que no son la pareja.

En la sociedad occidental este tipo de creencias afectan más al hombre que a la mujer, siendo más difícil para ellos pedir contacto físico sin que tenga

relación con el sexo. Así, muchos acaban rechazando cualquier muestra de cariño a nivel físico, si no es parte del encuentro sexual.

El gusto

Aunque se habla mucho de los alimentos afrodisíacos, en realidad no está demostrado que tengan ese efecto.

Algunos de estos supuestos estimulantes, como el chocolate, lo que hacen es proporcionarnos la energía necesaria para una actividad como el sexo (pero también para hacer deporte) y otros de estos alimentos basan su poder afrodisíaco en su aspecto sugerente o parecida a los genitales, como las ostras.

Igualmente, el ser humano utiliza

la comida para seducir, y no solo por

los sabores sino por toda la experiencia en conjunto, que invita a participar a otros sentidos como el de la vista

y el olfato.

La vista

Este órgano es una importante fuente de estimulación sexual. En el ser humano es, particularmente, complicado la cantidad de información que procesamos con la vista; no solo somos capaces de mostrar preferencias hacia determinadas características físicas sino que podemos fijarnos en miradas, gestos, maneras de andar… que pueden resultar más atractivos que la contemplación de un cuerpo desnudo.

Los estímulos internos

Algunas sustancias químicas son producidas por nuestro cuerpo en respuesta a los propios impulsos y los ambientales.

El papel de las hormonas

Las hormonas sexuales son secretadas por los testículos, ovarios y las glándulas suprarrenales, las que son transportadas al cerebro para regular la reproducción y el impulso sexual.

Hombres y mujeres segregan andrógenos, estrógenos y progesterona.

La testosterona desempeña un papel clave en la sensibilidad de los genitales masculinos a los estímulos e intervienen en el deseo; pero de una forma más discreta de lo que se piensa.

Es cierto que los andrógenos se incrementan cuando el cerebro anticipa

una actividad sexual, por ejemplo

besando a nuestra pareja o viendo una película erótica; pero, también disminuyen en situaciones de estrés y ansiedad.

Los estrógenos intervienen en la capacidad de vasodilatación y de lubricación vaginal, es por ello que las mujeres menopaúsicas pueden tener sequedad y/o dolor en el coito.

El cerebro por delante del instinto

El desarrollado cerebro de los humanos tiene estructuras altamente evolucionadas. La sexualidad es única en cada individuo porque no solamente la conforman los estímulos sino también las emociones y la experiencia propia.

Somos capaces de aumentar y disminuir nuestro deseo sexual y también podemos moderar en sentir un gran placer o un inmenso dolor ante la misma circunstancia o desatar una respuesta de ansiedad aunque no estemos en un peligro real.

Por eso, aunque las disfunciones se-xuales pueden tener una causa médica, casi todas vienen desencadenadas

por nuestro cerebro, que es capaz

de alterar con la razón todo lo instintivo que tiene el sexo.


Olvídate del pasado y comienza una nueva relación

Heridas del pasado

Análisis interno

A veces llegamos a una nueva relación de pareja tan heridos que no nos atrevemos a darlo todo. La no superación del pasado, el rencor, así como las comparaciones continuas y los miedos generados a que nos puedan volver a dañar, terminan por bloquearnos. Se puede considerar que esta es la única protección que creamos para no restablecer una nueva vida en pareja.

Muchos se embarcan en relaciones esporádicas que finalmente no llegan a nada, pues la persona aún no sanó su corazón y es pronto para que el amor encuentre nueva cabida en su vida.

Como consecuencia de ello, las continuas decepciones o fracasos que viven las personas les hacen pensar en que jamás volverán a amar como hicieron con su expareja; pero, creer esto es un error.

Debemos tener paciencia y permitir adaptarnos a nuestra nueva vida, siendo prioritario superar el dolor y el sufrimiento pasado.

Intentar tapar estos sentimientos con otras relaciones no será la solución al vacío que se siente en tu

vida.

¿Para qué sirve la experiencia amorosa anterior? Para hacernos más sabios, para aprender a reconocer cuando una relación es tóxica a la primera, para saber mejor lo que esperamos de una pareja y, sobre todo, para no repetir los errores.

Pasar página. El primer paso para empezar una nueva relación y que tenga posibilidades de convertirse en una pareja estable es haber pasado página, haber superado la ruptura anterior y llegar a este nuevo amor totalmente renovado.

Cambiar de libro. Pero, es que no basta con pasar página, sino que además debemos cambiar de libro, empezar uno nuevo con todas las páginas en blanco y escribir nuestra historia de amor desde el principio.

Heridas. ¿Qué hacemos con el daño de las relaciones anteriores?

Las heridas de amor deben estar curadas antes de empezar otra relación. Nuestra nueva pareja es un ser diferente que no tiene por qué pagar nuestros errores del pasado.

Conocimientos. Debemos reconocer nuestra parte de culpa en las rupturas anteriores, esos comportamientos tóxicos que seguro tenemos y que no debemos repetir en esta ocasión. Y para descubrirlos, nada mejor que hacer un ejercicio de introspección para conocernos mejor.

Autoestima. Para poder amar a alguien de forma saludable primero debemos aprender a amarnos. Tener una buena autoestima es fundamental para disfrutar de la vida en pareja.

Corazas. No se trata de dejarlo todo por un nuevo amor, ni de apostarlo

todo a la misma carta.

Ahora que tenemos una mejor auto-estima y que estamos seguros de nuestros sentimientos no hay por qué ponerse una coraza frente a esa nueva relación.

Confianza. Es difícil confiar en alguien que acaba de llegar a nuestra vida, peor si hemos tenido experiencias

de deslealtad en anteriores relaciones. Pero, insistimos que, para empezar una nueva relación todo lo anterior debe estar superado.

Elecciones. ¿Y no será que elegimos mal? Tal vez es el momento de cambiar de tipo de pareja, quizá siempre hemos elegido a alguien con los mismos parámetros.

Ahora es el momento de dar un cambio radical a nuestra vida amorosa.


Lecturas sutiles Cuando dos son uno, soledad en pareja

Cuando al fin se cree encontrar la media naranja y con ella la solución a los días de soledad, ese ideal -algunas veces- suele verse truncado, ya que, incluso al lado de la persona que se ama se vivencia sentimientos de soledad. Entonces, no es cierto que el amor todo lo cura.

¿A qué se debe el sentirse solo? Desde su llegada al mundo, el ser humano se encuentra solo, sin algo que lo pueda representar o definir, llega sin identidad. Es a través del contacto que entabla con otros que se irá constituyendo, por tanto, los demás seres son fundamentales para que pueda encontrar una respuesta a quién es, y esto hace creer en la posibilidad de encontrar un complemento.

Muchas veces se busca este complemento en una pareja, pero el pensar en una complementariedad es simplemente una utopía, dado que entre hombres y mujeres no existe una relación que pueda decirse complementaria.

El creer en la complementariedad con el otro, ha hecho que el bienestar de muchas personas se encuentre determinado por lo que su pareja haga o deje de hacer. Y cuando las diferencias se hacen evidentes, el sujeto se confronta al hecho de que no existe un modo de complementarse con el otro, y es por eso que muchas personas suelen sentirse solas.

La idea de poder complementarse con el otro, es solamente una fantasía, que se cae rápidamente cuando se enfrenta a las diferencias que puedan existir, sobre todo con el ser amado.

Si no hay complemento en el otro, ¿qué queda? Siempre la soledad de cada uno.

Al hablar de soledad, se hace referencia a la carencia o falta que pueda vivenciar una persona, ya sea por ausencia de algún ser o cosa, confrontándose de esta manera con su propio vacío, aquello que ningún ser humano puede evadir. Se ha escuchado varias veces decir que "la soledad es un drama cuando se padece y una suerte cuando se elige.”

A partir de esta frase, se pueden localizar dos tipos de soledad, una que se padece, la que provoca sufrimiento, que es intolerable por la imposibilidad de encontrar una complementariedad, y que hace que el sujeto se vivencie solo, pues no es comprendido, amado, como se lo esperaba.

Esta soledad no se la padece estando necesariamente solo, sino que también se puede vivenciar mientras se está de a dos, cuando no existe una complementariedad que como se mencionó es tan solo ilusoria.

La fantasía de complementariedad puede por un tiempo taponar ese vacío del que se habló antes, que cuando cae evidentemente causa diversos malestares en la pareja.

La otra soledad no está relacionada con la falta o ausencia de otro ser, sino que se localiza en uno mismo, es el tipo de soledad con la que se lidia todos los días, y es la misma que confronta a las personas a tener que realizar una invención que permita hacer algo, distinto de ese padecimiento al que somete la primera soledad.

Entonces cuando se habla de dos, la forma de hacer más tolerable este imposible, es aceptar que el otro no es un complemento porque en cuestiones de amores uno siempre está solo, aunque sean dos.

NOTA: Para cualquier consulta o comentario sobre la columna, contactarse con Claudia Méndez Del Carpio al correo claudiamen@hotmail.com

Visítanos en Facebook: LECTURAS SUTILES

sábado, 19 de marzo de 2016

Consejos para las mujeres solteras

Vivir en plenitud un periodo diferente

Disfruta de la soledad. Así, cuando el amor llegue, estarás lista para recibirlo con mucha confianza.

Estar sola no es un estado malo ni para sentir vergüenza. Al contrario,

te ofrece muchas posibilidades para desarrollar tu vida de una manera divertida y exitosa. Por lo general,

las mujeres pasan por ese período pensando en la posibilidad de estar con alguien, esperando encontrar

al “indicado” en cualquier momento.

Y es por eso que comienzan a tener una vida social activa, salir a todas las fiestas posibles tratando de conocer alguien especial.

Si estás sola en este momento, lo mejor es poder tener un tiempo para ti misma, hacer cosas que te gusten y animarte a tener citas, ¡pero que no se vuelvan el único objetivo de tu vida!

Disfruta de estar sola

Si estás constantemente pensando en encontrar a alguien, terminarás triste y estresada. No hay que parar la vida hasta que venga un hombre, hay que disfrutar cada momento. Aprovecha y sal con amigas, visita lugares nuevos, viaja si es posible, cocina o decora la casa.

Encuentra tu hobby ideal

Si eliminas la preocupación y el malestar por no conseguir una cita, tendrás mucho tiempo para hacer cosas divertidas.

Aprovecha y encuentra el hobbie que más te guste o la actividad que siempre quisiste hacer.

Frecuenta un nuevo círculo

Si tus amigas están todas casadas y con familia, capaz que no puedan llevar el mismo estilo de vida que tú tienes por el momento. Eso no quiere decir que las olvides sino que frecuentes personas nuevas, solteras que te den ánimo para cambiar de ambiente.

Sé abierta

Trata de abrirte con tus amigos y cuéntales de las ganas que tienes de conocer a alguien; así ellos te

tomarán en cuenta e, incluso, pueden presentarte a alguien.

No presiones

Es importante que cuando empieces a salir con alguien, no lo idealices y veas como el hombre perfecto. Tienes que ir con una actitud relajada y realmente tratar de encontrar a alguien con el que puedas pasar un buen momento.

jueves, 10 de marzo de 2016

Fidelidad a toda prueba


Para aprender a analizar nuestro estado relacional de pareja y nuestro estado familiar se hace necesario hacer un acto de análisis para saber si vivimos diciendo verdades o mentiras.

Debemos echarle un vistazo a nuestro entorno familiar y observar si realmente tenemos una pareja con la cual practicamos el uso de los pensamientos verdaderos o si vivimos un mundo de falsedades y de mentiras.

Las infidelidades son sorpresas que se manifiestan cuando lo corriente en nuestro mundo del hogar es el vivir de las apariencias y ocultando muy bien las realidades y con las mentiras bien elaboradas o sofismas sin pensar que todo lo que se dice, se piensa y se siente, se manifiesta en nuestra

realidad corporal, en nuestros sentimientos, en nuestra salud del alma y en nuestro mundo relacional inevitablemente.

Son muchas las personas en este mundo que intentan tomarle el pelo a las leyes de la vida, pero sus resultados a mediano y largo plazo más su negatividad e infelicidad interna muestran que los pensamientos siempre se manifiestan.

Toda infidelidad es percibida por la pareja y más por las mujeres, quienes tienen una mayor sensibilidad que los varones. Ellas se dan cuenta de inmediato cuando su pareja anda en malos pasos, porque la mente subconsciente de las personas no puede mentir y las mentiras, por mucho que se las repita, terminan por delatar a la persona que vive mintiendo, sin darse cuenta de que la traición o la infidelidad de pareja causa mucho daño a los hijos, a la esposa, a la persona que cree que pueden hacerse estas cosas sin que active la ley de las consecuencias.

Hay un valor al que yo llamo “fidelidad a toda prueba” que está fundamentado en el amor y en la verdad, este valor, si se lo adopta nos libera de muchas acciones indignas e incorrectas y preserva el valor

fundamental de la familia y nos permite concentrarnos en vivir una historia constructiva, didáctica y orientada hacia el progreso y avance personal y familiar.

A modo de ejercicio, si lo desea puede escribir diez veces esta afirmación:“Amo a mi familia y aprendo a elegir el bien y la verdad”.

RELACIONES LABORALES No confundas amistad con deber

Con excepción de algunas personas, el resto necesita trabajar para poder vivir, en un entorno laboral, además del afecto y el compañerismo, sin lugar a dudas debe estar presente la educación.

Jamás se debe confundir la amistad con el deber. Como todo en la vida, cada cosa tiene su lugar y en el trabajo no es la excepción, nuestro primer deber es saber respetar y distinguir distancias, los jefes tienen su lugar y los subalternos el suyo, ambos son importantes y necesarios más no insustituibles.

Desde luego, esto no significa que no se tengan actitudes amables y gentiles entre ambos, mas al contrario, lo que no se debe confundir es la cordialidad con la familiaridad.

RELACIÓN LABORAL CON EL JEFE

Para respetar y merecer el respeto de los subalternos, nunca debe permitirse hacer insinuaciones, bromas de mal gusto o tomarse la libertad de pasar de las palabras a la acción bajo la excusa de ser la autoridad, en estos tiempos eso se llama acoso. Además debe ser quien dé el ejemplo y ser una persona intachable, debe demostrar profesionalismo en todo momento, muchas veces es el referente de un buen profesional.

El Jefe debe cuidar su autoridad evitando ejercer malos tratos y humillaciones a los subalternos. Las personas inseguras manifiestan su autoridad con modales bruscos, el “autoritarismo” crea un ambiente tenso en el lugar de trabajo, obviamente no es fácil trabajar así y por consecuencia será difícil llegar y cumplir con las metas laborales y el rendimiento se verá visiblemente afectado.

Un buen Jefe es el que aconseja y guía en lugar de mandar y dar órdenes, debe inspirar entusiasmo en lugar de miedo, debe preocuparse por el bienestar común, un buen jefe comparte los éxitos logrados y no los presume como propios, sabe conformar un equipo de trabajo y no se limita a tener empleados.

RELACIÓN LABORAL CON LOS SUBALTERNOS

Por su parte, los subalternos deben respetar las distintas jerarquías. Lastimosamente, muchas veces no existe empatía, sin embargo es ahí donde se debe aplicar con mayor razón, la educación y los buenos modales.

En ambos casos siempre debe primar la educación, los buenos modales, la cortesía y por qué no, el profesionalismo en el sentido más estricto de la palabra.

Tenemos que considerar que pasamos más horas en el trabajo que en la propia casa, por lo tanto una buena relación entre jefes y subalternos permite tener una jornada laboral donde nos sintamos bien, disfrutemos lo que hacemos.

RELACIÓN LABORAL CON LOS COMPAÑEROS

La relación más cercana, se limita en primera instancia, a tener compañeros de trabajo, en lo sucesivo y debido a la afinidad que pudiese emanar de esta, empezaremos a entablar una relación de amistad con alguno o algunos de ellos, pero a los otros los consideraremos simplemente compañeros de trabajo, de cualquier manera debemos mantener una relación saludable con todos.

También pueden generarse relaciones afectivas que por ética deberían evitarse, sin embargo en muchos casos puede ser difícil, en todo caso, esto no debe influir ni afectar en el rendimiento y en la relación con el resto de los compañeros.

Respete a sus compañeros y será respetado, evite hablar mal de alguien, más aun en su ausencia, no vierta opiniones que dañen el honor y dignidad de sus compañeros, no haga críticas destructivas a sus compañeros, jefes o lugar de trabajo, si las hace, que sean constructivas, sea armonioso y evite las discrepancias, con su simpatía logrará maravillas, cuide sus modales, no confunda confianza con mala educación, trate a todos como a usted le gustaría ser tratado y nunca olvide decir “Gracias” y “Por favor”, no eluda sus responsabilidades trasladándolas a sus compañeros bajo el pretexto de favor, no abuse de las instalaciones y equipos de comunicación del lugar de trabajo, es importante que todas personas confíen en usted, si es necesario presentar una queja sea cuidadoso, evite dañar, sea siempre discreto.

Por el tiempo que llevamos en la oficina, podemos considerar que es nuestro segundo hogar, y que los compañeros son una suerte de familiares espirituales, por lo tanto sea considerado y trátelos siempre con educación.

Lo que tu pareja mira en ti


GALERÍA(2)
[Move to Panel 1]

Seguro que cuidas con esmero cómo te ves. Tu look. maquillaje, ropa, zapatos, cabello. Pasas horas depilándote y cuidando que tu piel se vea radiante. Vigilas tu peso como un halcón y te matas haciendo dietas, fitness o hasta has pensado en un retoque de cirugía para verte mejor, subir las pompis o tener el busto más grande.

Está bien, estamos de acuerdo, los hombres miran eso. Pero también hay algunas otras cosas que tu pareja, tu hombre, está mirando de ti y que quizá te hayan pasado desapercibidas. ¿Estás cuidando los siguientes puntos tanto como tu físico?

1. TU ACTITUD

Tu actitud ante la vida es muy importante. Una mujer optimista, positiva, luchadora, con ganas de compartir y con ganas de avanzar al lado de su pareja es mucho más irresistible que una mujer bellísima pero sin actitud.

2. TU SONRISA

Una mujer que sonríe es una mujer atractiva más allá de sus rasgos faciales o de la forma de su cuerpo. Una mujer que sonríe muestra felicidad y satisfacción por el momento que está viviendo y con quién lo está viviendo.

¿Qué puede ser más atractivo a los ojos del hombre que está con ella?

3. TU FORMA DE CAMINAR

Tu forma de caminar es un sello distintivo que no percibes porque lo haces de forma natural, pero dice mucho de ti. Una mujer que camina segura de quien es, pero sin ser avasallante, que sabe dónde va y domina sus tacones, que no se bambolea ni se siente incómoda y que tiene un ligero y femenino contoneo de caderas, sin exagerar... es una mujer atractiva.

4. ZAPATOS DE TACÓN

Relacionado con lo anterior. A los hombres les gusta que su compañera use unos high heels de vez en cuando. Hace que la figura se estilice al mismo tiempo que se torna sinuosa (o más sinuosa), ¡pero hay que saber caminar con tacones altos para no parecer un pato mareado!

5. TU FORMA DE BAILAR

Dicen que la forma de bailar indica, de alguna manera, la forma de desenvolverse en la cama... así que, seguro que tu compañero se va a fijar en cómo bailas.

6. LO QUE GUARDAS EN TU BOLSO

Lo que guardas en tu bolso en un pequeño muestrario de cómo organizas tu universo, así que, esas veces que te suena el celular que traes en tu cartera y debes sacar TODO lo que hay dentro para poder contestarlo (porque siempre se queda en el fondo)...

son una ocasión única para que él curiosee en tu intimidad.

7. TUS LABIOS

Los labios son, indefectiblemente, una de las partes del rostro más atractivos para los hombres. Unos labios suaves y listos para besar son un afrodisiaco poderoso. Trata de que siempre estén listos para dar y recibir su caricia.

8. TU POSTURA

No te quedes encorvada. Siéntate derecha y párate con gracia. La postura corporal pertenece al ámbito del lenguaje no verbal y cómo te sientas o te colocas cuando conversas dice mucho más de ti de lo que pudieras suponer.

9. TUS AMIGAS

¿Conoces el dicho de “Dime con quién andas y te diré quién eres?

¡Pues eso mismo! Tus amigas dicen de ti lo que los demás ven. Su actitud y su comportamiento son los mismos por los que te juzgarán a ti cuando estén en grupo.

10. TU CABELLO

Es un cliché, si quieres, pero además de eso es el fetiche de muchos hombres. Un cabello sedoso y luminoso es muy sexy. No importa tanto si es muy largo, largo o corto, pero debe estar cuidado y brillante.

martes, 8 de marzo de 2016

Los escándalos sexuales más sonados en el mundo de la política

Diversos jefes de Estado y políticos internacionales enfrentaron crisis

de pareja, ya sea por alguna infidelidad, el término de una relación o hasta por acusaciones de delitos sexuales.

Algunos de estos políticos lograron continuar con su matrimonio tras ofrecer disculpas públicas; otros enfrentaron acusaciones legales; y solo unos pocos rehicieron su vida junto a quien previamente fue señalada como la "tercera en discordia".

1. El presidente francés François Hollande y la actriz Julia Gayet

Uno de los casos de infidelidad más sonados provino del mandatario francés François Hollande, quien sostenía una relación sentimental con la actriz Julia Gayet, según reveló -en ese momento- la revista francesa Closer.

La hasta ese entonces esposa de Hollande, Valérie Trierweiler, anunció su separación luego de conocerse el rumor y tras pasar una temporada en el hospital a causa del agotamiento que le causó esta situación. La pareja llevaba siete años de matrimonio.

2. Arnold Schwarzenegger y su ama de llaves Mildred Baena

En 2011 se dio a conocer que el entonces gobernador de California, el actor Arnold Schwarzenegger, había sostenido una relación amorosa con su empleada Mildred Baena, desde finales de la década de los 90. El resultado de esta relación extramarital fue un hijo.

El actor y político informó a Maria Shriver, quien fuera esposa durante 25 años, sobre esta infidelidad, poco tiempo después de dejar el cargo como gobernador... Esto llevó al fin de su matrimonio.

3. El expresidente francés Nicolás Sarkozy y la cantante Carla Bruni

El exmandatario anunció a través de un comunicado, en octubre de 2007, que se divorciaría de su esposa Cecilia Ciganer Albéniz, argumentando que la separación se daba “por consentimiento mutuo”. Sin embargo, los rumores no se hicieron esperar cuando tan solo un mes después fue fotografiado con la actriz y cantante Carla Bruni.

En enero de 2008, el mandatario dijo que su relación con Bruni era algo serio y poco tiempo después llegaron al altar. Durante el 2013 corrieron rumores de una nueva infidelidad entre la pareja, pero ambos negaron la información.

4. El exdirector del FMI, Dominique Strauss-Kahn, y sus aventuras

El hombre fuerte del FMI fue investigado en 2008 por un presunto delito de abuso de poder, por mantener una relación extramatrimonial con una funcionaria de este organismo.

Un segundo escándalo se dio en mayo de 2011 cuando Strauss-Kahn fue detenido en el aeropuerto de Nueva York acusado de “asalto sexual, intento de violación y secuestro” a una empleada de un hotel; el problema se resolvió

pagando seis millones de dólares.

Tras este suceso salieron a la luz más datos sobre supuestas orgías organizadas, además de una infidelidad con Marcela Iacub, abogada y ensayista argentina que escribió un libro sobre su romance. Actualmente, Strauss-Kahn sostiene una relación con la periodista Myriam L´Aouffir.

5. El exprimer ministro italiano

Silvio Berlusconi y sus “amigas”

El político italiano se divorció de su esposa Verónica Lario en 2009 tras que se diera a conocer que mantenía una relación con una joven de 18 años llamada Noemí Letizia.

En esa ocasión se negó cualquier nexo con esta mujer, sin embargo, unos años después otra mujer aseguró que fue su amante siendo menor de edad.

Un escándalo mayor se dio cuando se afirmó que Berlusconi había mantenido relaciones sexuales con la joven marroquí Karima Mahrog, siendo ella menor de edad; además se habló de fiestas sexuales conocidas como “bunga, bunga”. Estas acciones lo

llevaron a ser inhabilitado para ejercer cualquier cargo público.

6. El expresidente de EEUU

Bill Clinton y Mónica Lewinsky

En 1988 el entonces presidente de Estados Unidos se vio obligado a confesar a través de la televisión que había sido infiel a su esposa Hillary Clinton.

Bill Clinton había comenzado una relación extramarital con la colaboradora de la Casa Blanca Mónica Lewinsky, hecho que tuvo que reconocer ante un gran jurado.

Esta situación se dio a conocer luego de que la secretaria Linda Tripp entregara a Starr una serie de conversaciones entre ella y Lewinsky, en donde se relataban los detalles de su relación con Clinton.

Lewinsky aceptó haberle practicado sexo oral al expresidente en la Casa Blanca.

7. El Príncipe Carlos y Camila Parker

El matrimonio de Carlos de Inglaterra y Diana de Gales terminó tras 12 años juntos, los rumores indicaban que él sostenía una relación sentimental con Camila Parker Bowles, quien a su vez estaba casada con el mayor Andrew Henry Parker Bowles.

El divorcio del príncipe finalizó en 1996, mientras que el de Camila se dio un año antes. Finalmente, en 2005, la pareja se casó en el Ayuntamiento de Windsor.

8. El expresidente de EEUU

John F. Kennedy y sus amoríos

Uno de los rumores más sonados

fue la supuesta relación entre John F. Kennedy y la actriz Marilyn Monroe en 1962. Se dice que cuando Monroe cantó el famoso “Happy birthday Mister President”, la esposa de Kenne- dy lo amenazó con dar a conocer todas sus infidelidades.

Otro nombre que circula como supuesta amante de Kennedy es Marion Fahenstock, conocida como Mimi Alford, quien era becaria en la oficina de prensa de la Casa Blanca.





Siete temas importantes para hablar con tu pareja

Proyección de vida - preguntas oportunas

Muchas parejas que están en una relación seria o que ya llevan mucho tiempo juntos evitan hablar sobre

ciertos temas que son importantes para identificar cómo sería la convivencia.

Lamentablemente, éstas deciden no hacerlo y se callan; con el tiempo esta temática se convierte en un tabú.

La clave es superar el temor y cambiar la situación en beneficio de ambos. Hay que recordar que una buena relación depende, principalmente, de la honestidad; y si buscas fomentar la confianza y crear un vínculo duradero, debes abrirte a debatir estos temas un poco incómodos al principio, pero determinantes al final.

Aquí te dejamos algunos ejemplos de los asuntos que deben plantearse.

1. Platicar sobre el sexo

Es común que cuando llevas mucho tiempo en una relación quieras experimentar cosas nuevas o, incluso, puedas tener algunas “quejas” o “peticiones” para tu pareja. Sin embargo, cuando no se habla sobre esto, todos los deseos se reprimen y a la larga afectan la relación.

2. Casarse

Hay muchas parejas de novios en las que uno de los dos sí se quiere casar, pero la otra persona no. Este tema es importante, ya que alguno podría estar desperdiciando su tiempo.

Por eso, es necesario aclarar y definir el futuro de la relación al respecto de que si ambos quieren formar un hogar o simplemente están compartiendo una etapa de sus vidas.

3. Vivir juntos

La mayoría de sus amigos están juntos hace varios años y ustedes jamás han tocado el tema de vivir juntos.

Si están comprometidos en un noviazgo, necesitan hablar de esta posibilidad, no importa la decisión que tomen, simplemente deben aclarar todo antes de que alguno salga lastimado.

4. El dinero

Probablemente, este aspecto sea el conflicto más común y del cual nunca se habla; mientras más tiempo pasa, los problemas crecen, todo por no saber comunicar la molestia a tiempo y de una manera clara.

Es necesario dejar en claro que ambos necesitan aportar y trabajar para

poder mantener el nivel de vida que desean y más aún si piensan tener

familia a futuro.

5. Tener hijos

Algunos creen que serían buenos padres, pero otros simplemente no

quieren tener herederos; ninguna

opción es mejor que la otra.

El problema se hace presente cuando uno de los dos sí desea tener un descendiente y el otro no. Y si no tienen

la misma expectativa sobre tener hijos, ambos pierden su tiempo; suena duro pero es la verdad.

6. ¿Si tenemos hijos y alguno es homosexual?

¿Alguna vez has platicado con tu pareja qué sucedería si tuvieran un hijo homosexual? Yo no puedo decir qué está bien y qué está mal, pero sí puedo señalar que necesitas estar con alguien que tenga la misma manera de ver las cosas ante esa posibilidad.

Créeme, esto podría destruir a tu familia en un futuro. Recuerda que tú decides si eres feliz con alguien, o si es mejor seguir tu camino hasta encontrarte con la persona indicada para compartir tu vida al 100 por ciento .

7. Problemas de salud

Si padeces alguna enfermedad y estás preocupada por no compartirlo con tu pareja, lo ideal es afrontarlo.

Es menester que hables de esos problemas y dilemas. Una de las claves para el éxito en una relación es que los dos puedan brindarse el apoyo necesario, en los buenos y malos momentos.

6 tipos de relaciones amorosas, ¿te identificas con alguna?



En sus manifestaciones, el amor es ambiguo y único; se transforma de acuerdo a las necesidades y circunstancias en la que nace y se desenvuelve; por ende, se crean diferentes tipos de relaciones amorosas.

Desde un aspecto tradicional, la unión romántica se define como el vínculo que existe entre dos personas, y que está compuesto por amor, pasión, ternura… Sin embargo, esta idea ha ido evolucionando y adaptándose a la sociedad actual”, describe en entrevista para Salud180, la psicóloga Nelida Padilla.

¿Con cuál te identificas?

Aunque existen diferentes tipos de relaciones románticas, hay algunas que se repiten con mayor frecuencia. La experta Padilla te revela algunas:

Parejas LAT (living apart together). Cada miembro de la relación vive en su propia casa; se reúnen para tener intimidad, viajar o platicar.
Poliamor. Es un grupo de personas, 3 o 4, que deciden tener una relación afectiva y sexual
Swingers. Ambos miembros de la pareja deciden compartir a su compañero con otros compañeros sexuales.
Híbridas o “mono/no-mono”. En ellas, un elemento de la pareja se contenta con su monogamia mientras que el otro tiene la libertad para relacionarse con otra pareja.
Tradicional. En ella existe un nivel de compromiso a mediano o largo plazo, y que puede tener una legalización como el matrimonio.
Noviazgo “eterno”. Son parejas en que ambos o solo uno tiene cierta aversión a las relaciones y responsabilidades de un emparejamiento convencional.

El surgimiento constante de nuevos tipos de relaciones amorosas pone al descubierto una interrogante: ¿Cómo saber si esa es la relación que se quiere, o solo se acepta por influencia del otro?

Esa respuesta se encuentra en el autoconocimiento. Muchas personas seden, independiente de sus creencias o ideas, solo por ser aceptadas por el otro, y las mujeres son más vulnerables a ello”, señala Padilla

Recuerda, ¡tú eres quien decide qué necesitas y deseas en una relación, el amor no es sinónimo de aguantar!

domingo, 6 de marzo de 2016

Kamasutra, milenarias reglas del amor convertidas en recuerdo para turistas

Todo el acervo cultural que ofrece el Kamasutra desde hace más de mil años, mucho más que un mero catálogo de posturas sexuales, parece haberse esfumado con el paso del tiempo hasta el punto de que el libro ha quedado relegado en su país de origen, la India, a un mero recuerdo para turistas.

"Las reglas del amor", en su traducción del sánscrito, es uno de los reclamos para el turista desde que llega al aeropuerto internacional de Nueva Delhi, omnipresente en sus tiendas libres de impuestos para quien busque un recuerdo típico del país asiático.

"El sexo es lo que vende", declaró a Efe el librero Puneet Sharma, quien en su tienda Amrit, en el centro de la capital india expone en un lugar destacado versiones del Kamasutra en inglés, español, ruso, coreano, francés, alemán, italiano o japonés.

Sin embargo, su colega Abhinav Bamhi, de la tienda de libros Faqir-Chand e Hijos, solo vende ediciones en inglés "porque lo que les importa a los turistas son las ilustraciones, más que el texto que las acompaña".

La traducción al inglés que hizo Richard Francis Burton en 1883 fue de hecho la que popularizó esta obra fuera de la India y ahora "los extranjeros están mucho más interesados que los propios indios en el Kamasutra", sentenció Mithilesh Singh, dueño de la librería Bahrisons.

Burton se encargó de traducir "Las reglas del amor" que escribió Vatsyayana, un erudito indio que a su vez recopiló en esta obra todo un compendio de enseñanzas de la tradición hindú sobre las relaciones amorosas, según se cree hacia el siglo II aunque algunos autores apuntan incluso al IV.

Mucho tiempo más tarde, el libro se hizo famoso en todo el mundo por uno solo de sus siete capítulos, el de las 64 posturas sexuales, mientras que el resto de la obra ha ido quedando prácticamente en el olvido pese a que ofrece sabios consejos para las parejas con una visión liberal y de vigente actualidad.

"Su reputación viene de que fue traducido a lenguas europeas en el siglo XIX como un ´manual de sexo´, cuando Europa era muy puritana sexualmente", subrayó a Efe, Sudhir Kakar, uno de los más reconocidos expertos en psicología cultural y de la religión en la India.

jueves, 3 de marzo de 2016

¿Él mira a otras mujeres?

Tienen ojos en la cara y no pueden evitarlo. Ellas, las otras están ahí, en todas partes. Divinas, o menos bonitas, todas son un buen panorama para mirar desde el punto de vista de tu hombre. Puede ser irritante o un detalle sin importancia, depende de cómo lo tomes, pero estas son las explicaciones más frecuentes para su actitud de “mirones”.

ES INSTINTIVO Y BIOLÓGICO

Los hombres son hombres y su biología los lleva “de las narices” a la poligamia.

Según ellos, y quizá no anden tan lejos de la verdad, todo el tiempo buscan por naturaleza parejas posibles para el apareamiento y la continuidad de la especie.

Habría que contarles que nuestra biología también nos lleva a buscar el mejor “macho” para nuestros hijos y que no siempre lo hacemos, aunque nos pese.

“ESTOY CASADO, NO CASTRADO”

Otro argumento bastante común (y ordinario). Pero tiene un fondo de razón aplastante. Es verdad, tiene derecho a mirar lo que quiera y fantasear con quien quiera, y seguramente lo hace. Claro que ojos tenemos todos… No hay problema mientras no lo tomes como una infidelidad.

LAS MUJERES TAMBIÉN MIRAN

Cierto. Miramos todo lo que pasa, hombres y mujeres. Nos comparamos, fantaseamos y calculamos. Pero somos más disimuladas, tenemos más elegancia para hacerlo.

TIPOS DE MIRONES

Hay veces en que las miradas de tu pareja a otras mujeres no te ofenden, te divierten o te parecen inofensivas. Depende de su actitud y de cómo tú lo tomes, para que esto se convierta en un problema.

1. La ojeada o el vistazo: estás cenando en un restaurant con tu pareja y, en cierto momento, ves que su vista se desvía por un momento y se centra en la mujer de la mesa de al lado, que, por cierto, es muy bonita y a la que tú ya has radiografiado, porque te encantan sus sandalias. Él mira rápido y vuelve a tus ojos para seguir charlando.

FUE UN VISTAZO. NO PASA NADA.

2. La mirada de análisis: en la misma situación, tu pareja, después del vistazo rápido, vuelve a concentrarse en tu vecina de mesa detenidamente, mientras mastica la ensalada. Tus palabras se pierden en la nada porque él está calculando la distancia del cuello al escote, y la tersura de sus piernas, sin perder un solo centímetro de piel y tela. Hasta la vecina se siente incómoda, porque ella también lo percibe. Te enojas y le tocas el brazo para despertarlo del trance.

3. El comentarista: le ha echado un vistazo, la ha radiografiado con la mente y cuando lo sacas del trance, decide comentarte sus impresiones.

Quiere compartir contigo lo impresionante de sus pechos o la bellísima boca que tiene. No sabes si cruzarle la cara de un sopapo o sonreírte ante su comportamiento infantil, pero honesto. Admira algo deseable, pero lo comparte contigo, no lo esconde. En este caso, la más incómoda será la vecina de mesa que, a esta altura, tiene ganas de pedir la cuenta y marcharse.

4. El mirón rutinario: sabes que va a mirar a todas las mujeres que se le crucen por los ojos. Altas, bajas, flacas, gordas, jóvenes o viejas. “Ojea” mujeres como si fueran las revistas de consultorio odontológico, casi como un deporte. No tiene demasiada importancia, pero sí es irritante para ti.

EFECTOS EN LAS MUJERES

El problema no es tanto que ellos miren, porque la mayor parte de las veces lo hacen sin pensar si quiera, sino cómo eso nos hace sentir a nosotras. Si tenemos autoestima baja o estamos inseguras de cómo nos vemos, o en una etapa sensible hormonalmente como la menopausia, o simplemente el SPM, esto puede afectarnos más de lo que debiera.

“Soy fea”, “¿Habré engordado?” “Ya no soy su tipo”, “No me quiere más”, “¿Por qué no me mira a mí como las mira a ellas? Es inevitable sentir un poco de inseguridad y celos cuando él mira a otra, sobre todo porque nosotras damos mucha importancia a ese tipo de detalles. Si sentimos que su mirada se va, sentimos que su amor la acompaña. Sin embargo, en el 90% de los casos, ellos miran por el placer visual de hacerlo, pero su corazón y su afecto no están en juego. Quizá por eso a ellos les asombra tanto que nosotras pongamos en duda su amor por este tipo de cosas.

Y, entre nosotras… cuando tú miras a esos otros hombres… ¿estás dejando de amar al tuyo?