Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

martes, 12 de abril de 2016

No es lo mismo creer que se está enamorado, que estarlo realmente

La mayoría de la gente, principalmente los jóvenes, confunden el concepto con el defecto, es decir, asocian la pasión, el llanto, el sufrimiento y el dolor con los efectos del amor.

Pues nada es más erróneo que pensar que se sufre por amor, no se sufre por amar a alguien, tal vez podamos sentirnos tristes por no sabernos amados por la persona a quien amamos. Y esto hay que dejarlo bien claro, para que dejemos de echarle la culpa al amor por nuestros sufrimientos, producto de nuestra inmadurez y falta de entendimiento.

A menudo suelo escuchar, principalmente a las mujeres, quejarse de no creer en el amor, que el amor verdadero no existe, que nunca más se van a volver a enamorar, porque cuando lo hicieron sufrieron mucho y les partieron el corazón, pero nunca se detuvieron a pensar y analizar por qué se sienten así. ¿Porque están enamoradas o porque creen que lo están?

Para que lo sepan bien, estar enamorad@s es como un dulce despertar, es sentirse iluminad@, es sonreír sin parar, porque los frutos del amor son la paz, la tranquilidad, la paciencia, la benignidad, el respeto, la tolerancia, el perdón, la comprensión, la aceptación, la confianza y el deseo ardiente de vivir en paz, en un ambiente acogedor, donde reine la armonía para disfrutar del deleite exquisito de tener a nuestro lado a la persona amada. Si te sientes invadido por estos sentimientos nobles y agradables, entonces estás enamorado.

Ahora, si sientes celos por tu pareja, si no confías en él o en ella, si lloras, te desesperas por verl@, si no te importa lo que la gente te diga para ayudarte a ver la realidad, si estás perdid@ locamente por esa persona, si le escribes y llamas a cada rato, si te enojas y te deprimes cuando el no te escribe ni te llama con la misma frecuencia que tú lo haces, si crees que él o ella son de tu propiedad y que nadie tiene por qué mirarles, si te molesta verl@ conversar con una persona del sexo opuesto, si sientes que él o ella te partió el corazón al irse de tu lado con otra persona y si por esa causa te deprimes tanto al punto de querer suicidarte, porque sientes que tu vida sin él o ella ya no tiene sentido, entonces no estás enamorad@, sino que crees que lo estás. Porque el amor jamás ha producido ni producirá nunca un sentimiento negativo de esa índole en nuestro corazón.

El fin del amor es proporcionarnos una felicidad ilimitada, deseándole a la persona amada todo el bien humanamente posible y nunca el mal, porque cuando uno ama a una persona, la ama en su corazón, esté donde esté y con quien esté, viva o muerta, el amor no se porta celoso ni indecente, no es posesivo. El amor no confunde ni pierde a las personas, el amor nos permite encontrarnos con nosotros mismos sin fantasías ni espejismos.

Una persona enamorada no pierde la cabeza por nadie, sino que más bien la encuentra, las personas enamoradas jamás piensan en matarse, porque para seguir amando a esa persona les falta tiempo y vida, nunca se quejan de nada ni culpan a nadie, no sienten dolor sino alegría, porque quien ama de verdad no puede sentir otra cosa en su corazón que felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario