Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

lunes, 9 de mayo de 2016

Los celos




Los celos son de los sentimientos más poderosos y destructivos del mundo, los cuales sobrepasan los límites de la racionalidad.

Para la gran mayoría de las personas, sentir celos es sinónimo de mucho amor, y es más, la idea generalizada es que casi todos creen que los celos son amores. Otros afirman que los celos son el ingrediente principal del amor, si tu pareja no te cela es porque no te ama. Yo en cambio, según mi experiencia y recogiendo la de 500 personas, opino todo lo contrario, pienso que los celos jamás deberían estar presentes en una relación amorosa, si es que realmente quieres vivir en paz y disfrutar de la felicidad al lado de la persona que amas; porque como dice en la Biblia que "el amor no se porta celoso" y tampoco se porta indecente ya que la base del amor es la confianza mutua y los celos son el fruto de la desconfianza, la inseguridad y el egoísmo.

Los celos son un sentimiento de pertenencia absoluta de la pareja, típico de las personas egocéntricas que sólo piensan en sus propios intereses y todo gira en torno a ellas, pues para una persona así sólo existe el yo y no así las demás conjugaciones verbales.

Cuando las personas están unidas por el vínculo del amor todos sus pensamientos son buenos y crean sentimientos agradables, lo cual redunda en felicidad entre las personas que se aman y quienes lo hacen jamás se van a sentir celosos el uno del otro, y permanecerán juntos por el resto de sus vidas, puesto que el amor une a las personas, las ennoblece y las enaltece; en cambio los celos nunca han hecho feliz a nadie, ni al celoso ni a la persona celada, son tan dañinos y destructivos que en vez de unir separan por completo.

Por los celos de alguien se convierte en toxica una relación agradable, estos causan problema dolor, llanto, sufrimiento, maltrato tanto físico como sicológico e incluso hasta crímenes se cometen sólo por este maligno sentimiento llamado celos. Es por todo esto que los celos no pueden considerarse amores sino los asesinos del amor.

Contrario a la creencia popular de que si tu pareja no te cela es porque no te ama, yo digo que si tu pareja te cela es porque no te ama, ya que no confía en ti y si no confía es porque te considera un don Juan o una mujerzuela que cualquiera puede tenerla el rato que quiere, o dicho de otra manera como a una persona sin dignidad.

Los celosos deberían estar como los directores de Hollywood, produciendo películas de ciencia ficción, porque ellos se crean las imágenes y las escenas y le dan vida en su imaginación, para luego cuestionar tu vida y amargártela cada día.

Lo cierto de esto es que no son los enamorados quienes sienten celos, sino los que no se sienten amados, esto les produce una sensación de rechazo, desconfianza e inseguridad, no es su amor por la persona que los hace sentir celos, es su temor a ser sustituidos por otro u otra que los lleva a reaccionar de esta manera posesiva, mezquina y agresiva, incapaces controlar sus impulsos emocionales y de conquistar el corazón de su pareja con sentimientos nobles y agradables, cargados con mucho amor y respeto para hacerse querer.

Los celos matan el amor, por eso, si quieres ser feliz, aléjate de la persona celosa para vivir al lado de una persona amorosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario