Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

lunes, 27 de junio de 2016

La importancia de la comunicación

En una relación de pareja la comunicación juega un papel muy importante para la sana convivencia y la perpetuidad de la misma.

Existen varias formas de comunicarnos en la vida, pero la más importante de todas es la comunicación verbal, ya que es a través de ella podemos expresar de manera directa y efectiva nuestras ideas, pensamientos y sentimientos, ya sean de amor, de odio, de rechazo o de aceptación, de tristeza o de alegría.

Pero muchos confunden la idea de comunicarnos con el solo hecho de hablar, para que haya una muy buena comunicación entre las personas es necesario hablar con claridad y respeto mutuo entre el emisor y el receptor, porque la idea de la comunicación es la transmisión de conceptos y creencias expresados a través de nuestros puntos de vista, tratando de encontrar el equilibrio y ese grado de aceptación de nuestras diferencias, de aquello que todavía no está claro para nosotros y para el otro.

Pero para que exista ese nivel de aceptación en la comunicación, a la cual normalmente le llamamos diálogo de parejas, estas deben ir cargadas de emociones, de sentimientos de amor, de respeto, de comprensión, de verdad y de aceptación del uno hacia el otro, en busca de un consenso, en el que nadie se sienta perdedor.

Pero también para que la comunicación sea provechosa, ésta debe ser una comunicación asertiva, en la que se involucre todo nuestro ser, que no sólo sea para comunicarnos de manera verbal, porque el diálogo entre parejas, más que verbal debe ser sentimental, donde la boca calle para que nuestros corazones hablen entre sí el idioma del amor; entonces nuestras vidas se mantendrán siempre unidas y felices, debido a que siempre estaremos en sintonía a través de ese diálogo interno que mantengamos cada día, de corazón a corazón. Si transmitimos sentimientos positivos, los pensamientos de nuestra pareja serán siempre constructivos.

Es así que se construye una verdadera relación amorosa, con una solidez inquebrantable, a través del diálogo sincero, abierto y constante para que haya esa entera disposición de escuchar, con empatía y atención al otro para que esto redunde en beneficio de nosotros mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario