Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 25 de agosto de 2016

Descubre si es celópata

Uno de los motivos de discusión recurrente de muchas parejas es sin duda el tema de los celos.

Los celos son una respuesta emocional que presentamos al observar o percibir la posible pérdida de nuestra pareja. La persona presenta un sentimiento de temor, que en su justa medida puede favorecer a la relación, ya que la otra persona percibe que su pareja la desea y la quiere. Pero si estos sentimientos comienzan a ser descontrolados y con un miedo excesivo sobre la pérdida o abandono de ésta, podemos hablar de celos patológicos, donde la persona no para de buscar señales que le refuten su hipótesis sobre la presunta infidelidad en su relación.

La celopatía, delirio celotípico o también llamado síndrome de Otelo, es un trastorno delirante, característico por la preocupación excesiva, compulsiva e irracional sobre la posible infidelidad de su pareja. Es más predominante en hombres que en mujeres. Esta patología es llamada síndrome de Otelo en referencia a la famosa obra de Shakespeare “Otelo, el moro de Venecia”, debido a los pensamientos, actitudes y emociones desproporcionadas que sentía Otelo sobre la sospecha de infidelidad de su mujer Desdémona, que finalmente acabó con la vida de ésta.

Las personas celotípicas sufren celos enteramente irracionales y desmedidos, sin fundamento sustentable que lo avale, afectando a todas las áreas de su vida y causándole un alto malestar emocional.

El miembro que sufre la celopatía realiza un papel de detective en el que comienza a investigar la vida del otro, indagando, siguiendo y buscando respuestas normalmente irreales, que alimenten su convicción de sus posibles sospechas sobre un tercero, con el que posiblemente “le esté siendo infiel”, sin que existan motivos reales que puedan justificarlo.

El otro miembro se siente en un sin vivir ante la desconfianza y el control que tiene su pareja hacia él/ella, estando permanentemente justificando todo lo que hace y dice.

Este tipo de delirios causa un gran deterioro en las relaciones de pareja, convirtiéndose en muchos de los casos en relaciones insanas, tóxicas e incluso pudiendo llegar a dramáticas consecuencias como es la violencia de género.

Según los estudios, el síndrome de Otelo es una realidad cuyo origen no es solo cuestión de comportamiento, sino que su base proviene de la neurofisiología del cerebro. Algunos estudios han asociado el síndrome de Otelo a enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y el Alzheimer. Pudiendo concluir que se trata de un problema físico y no solo una enajenación mental en un momento puntual. Además los celos también se han visto asociados a la historia de vida del sujeto tanto de hechos personales (relaciones pasadas), familiares, baja autoestima, baja seguridad en uno mismo y a posibles trastornos de personalidad asociados (paranoide, narcisista, e histriónico).

¿CÓMO RECONOCER SI TU PAREJA SUFRE CELOPATÍA?

Cuando no tiene conciencia de su problema.

Percibe e interpreta hechos cotidianos de manera errónea.

Cuando incorpora a un tercero imaginario en la relación de la pareja.

Cuando el sujeto no puede o no sabe cómo poder controlar sus celos.

Está constantemente en alerta y vigilante a todo lo que hace su pareja.

Revisa los objetos personales (móvil, ordenador, ropa, bolso…, etc.).

Está continuamente haciendo preguntas sobre ¿dónde has estado?, ¿cuándo?, ¿cómo?, ¿con quién?…, etc.

Es incapaz de poder controlar sus impulsos, pensamientos y percepciones falsas que se autoimpone sobre su pareja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario