Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 29 de septiembre de 2016

¿Por qué te dan ganas de morder a tu pareja?



¿Alguna vez te han dado ganas de morder a tu pareja? Sí, pues esto es normal. De acuerdo con estudios realizados por sexólogos, es el mismo efecto que causa en las madres la sensación de querer morder a su bebé.

A esto se le denomina agresión tierna, lo que explica que cada persona tiene distintas maneras de demostrar su afecto hacia una persona.

Esto no tiene nada que ver con el fetichismo y comportamientos sexuales anormales si no con la ansiedad que te genera el tener a esa persona que tanto querés muy cerca.

El sitio salud180.com cita un estudio realizado por la Universidad de Denver, Estados Unidos, que revela que es común este tipo de agresiones sobre todo cuando se trata de una pareja antes de casarse.

No tiene nada que ver con la agresión como tal en la relación de pareja sino más bien es una forma de demostrar cariño hacia tu pareja, siempre y cuando no le generes dolor físico.

Esta es la razón de por qué te dan ganas de morder tu pareja y no tiene nada que ver con agredirlo físicamente ni causarle daño.

domingo, 25 de septiembre de 2016

Problemas para alcanzar el orgasmo

El poder de la ciencia

Si eres de aquellas mujeres que tiene dificultad para llegar al orgasmo, te contamos que un reciente estudio podría poner fin a tu problema.

Se trata de una investigación realizada por la experta Adena Galinsky, de la Universidad de Chicago, la que determinó que la disfunción orgásmica en la mujer no solo se produce porque no pueda alcanzar este estado con facilidad.

Galinsky encontró que en casi todos los casos, la anorgasmia se debe a una pobre estimulación integral, es decir, que la relación sexual se centra en la zona genital y el tradicional pero potencialmente monótono juego de fricción entre el pene y la vagina.

¿El problema?

La previa... La poca o nula interacción o exploración del cuerpo y un inexistente contacto sexual antes del coito.

Una de cada tres mujeres reportaron dificultad para alcanzar el climax, sin embargo, esto no es una situación exclusiva de las mujeres.

Aproximadamente, uno de cada cinco hombres contemplados en la muestra, también sufren de este "trastorno".

¿Por qué es tan importante esa preparación para el momento cumbre de una relación sexual?

"En cierta forma, podríamos responder, porque es una condición de la vida misma. No deja de ser paradójico que en otros aspectos de la vida nos preparemos tanto para conseguir algo y, en el caso de lo sexual, creamos que basta el mínimo esfuerzo para obtener una gran recompensa", explica el estudio.

Agregando que, se trata de una circunstancia totalmente metafórica, perteneciente por esta misma razón al campo de lo erótico: el contacto previo al orgasmo es importante por lo que esto representa, ese lenguaje que, siendo todavía humano, trasciende por un instante las palabras, anula o confunde las significaciones y dice con un gesto lo que nos tomaría días o años enteros explicar.

La sexualidad puede ser una función instintiva, animal, que se realiza sin que nadie te diga cómo hacerlo, pero el erotismo en cambio, es una práctica que se cultiva.

Si bien el estudio no revela nada nuevo, confirma que una buena "previa" es la fórmula más efectiva para alcanzar ese estado subliminal, conocido como orgasmo.

Y quién sabe, en una de esas dejas de por lo que pasa a tu alrededor y empiezan a buscar y disfrutar de tu lado sexy y salvaje. ¡Suerte!

sábado, 24 de septiembre de 2016

¿Cómo demostrar amor a nuestra pareja?

En una relación de pareja, especialmente cuando es nueva, el deseo de amarnos es tan intenso que a veces no encontramos la manera de expresar nuestro amor por la persona amada; y aunque cada uno de nosotros se expresa de una manera diferente, pero ninguna de esas formas es única ni suficiente para hacer que nuestra pareja se sienta del todo feliz con nosotros, porque el amor es infinito y para hacer feliz a nuestra pareja, muchas veces es necesario hacer infinidad de cosas.

Podemos expresar nuestro amor con palabras dulces, elegantes y tiernas, cargadas de un profundo sentimiento de amor las cuales van directo al corazón, porque las palabras tiernas, llevan consigo el dulce néctar del amor.

El amor expresado en palabras, es como el azúcar porque sirve para endulzar a la persona, hacerla reír, cargarla de emoción, llenarla de entusiasmo y despejar muchas de sus dudas con respecto al amor que sentimos por ella. Pero por muy dulces y tiernas que sean nuestras palabras, éstas nunca serán suficientes para demostrar el amor que sentimos por la persona amada, pues, es necesario que esas palabras vayan acompañadas por acciones de amor, cargadas de significado para nuestra pareja.

Todas las palabras deben tener una traducción o al menos una interpretación valedera, un te amo es tan sencillo de expresar, pero es muy amplio para demostrarlo en hechos de verdad.

Para muchos, un te amo se reduce sólo a unos abrazos, besos y caricias; para otros, es sinónimo del acto sexual en la cama; y para muchos, te amo significa satisfacer materialmente los gustos de su pareja, bien es cierto que todas estas cosas son manifestaciones de amor, pero no son suficientes para demostrar que realmente amamos a nuestra pareja, porque el amor no sólo son besos, caricias, sexo, abrazos, gustos y gastos; amar es reconocimiento de los valores, costumbres y creencias de nuestra pareja, es aceptación de sus diferencias, de su carácter, de sus virtudes y defectos, y de respeto a sus espacios personales, a los cuales ambos tienen derecho de disfrutar, ya sea solos y en silencio, o en compañía.

Amar a nuestra pareja es también tener la capacidad de aceptar sus defectos, de comprender que es un ser humano imperfecto, capaz de cometer errores, de expresar sus sentimientos de una manera muy distinta a la nuestra, que puede o no gustarnos.

Amar es también apoyar sus decisiones personales y ambiciones de superación, en lo profesional, laboral y social.

Es preocuparnos por ella, por lo que piensa, por lo que siente y cómo se siente, y servirle de motivación para animarla a seguir adelante cuando se sienta débil.

Es dedicarle tiempo para conocerla mejor cada día, ya que los seres humanos a diario experimentamos cosas nuevas, como pensamientos y sentimientos que invaden nuestro ser y afectan positiva o negativamente nuestro comportamiento.

Asimismo, debemos demostrarle que siempre estamos presentes en su vida, esté o no en esos momentos a nuestro lado, una llamada, un mensaje para preguntarle cómo está o para aprovechar la ocasión y decirle cuánto la amamos, así se lo hayamos dicho horas antes, porque no basta con esta presencia física, sino que es muy necesario que nuestra pareja nos tenga en su pensamiento y en su corazón.

Amar a nuestra pareja es ayudarla a encontrar una solución a sus problemas y despejar sus dudas, en vez de complicarle la vida con falsas acusaciones.

Es encontrar siempre un motivo para hacer que ella se sienta amada y valorada por, con cada detalle y sorpresa tuya.

Es hacerla sentirse amada cada día, con todo lo bello que le decimos y lo bueno y agradable que hacemos por ella, para que se sienta feliz y amada por nosotros.

Cuando los adolescentes hablan de amor

El amor es el tema predominante en la mayoría de las conversaciones de los adolescentes. No es de lo que hablan con sus padres, claro, pero es de lo que hablan entre ellos. Una hojeada a los libros, las películas, las series de TV o las entradas en las redes sociales de los adolescentes pone en evidencia que el amor es su tema de conversación prioritario.

Lo que ocurre es que cuando los adolescentes hablan de amor están hablando de muchas otras cosas.

De sí mismos. La adolescencia es el momento en la vida en el que uno es más consciente de sí mismo. Esto es así porque la pubertad provoca cambios drásticos, tanto físicos como psicológicos. Cuando uno es adulto, ya lleva mucho tiempo siendo como es, está acostumbrado así que de alguna forma es menos consciente de sí mismo. En la infancia, los niños son poco conscientes de ellos mismos, tienen mucho menos clara su individualidad frente a los otros. Pero durante la adolescencia, los seres humanos sentimos los cambios, sabemos que estamos dejando de ser una cosa para ser otra. Cuando los adolescentes hablan de amor están hablando también de esos cambios que se están produciendo en sus cuerpos y en sus mentes.

De los otros. De la misma forma que la adolescencia nos hace conscientes de nosotros mismos, también nos hace descubrir a los otros de una manera mucho más compleja que en la infancia. Los adolescentes empiezan a interesarse por los demás no solo desde el punto social, que también, sino desde el sexual y desde el amoroso. Por eso cuando hablan de amor, los adolescentes están hablando del resto de las personas, de esas personas a las que están descubriendo.

Del futuro. Los niños no tienen la idea perfecta del futuro pero la llegada de la adolescencia hace que las chicas y los chicos empiecen a ser plenamente conscientes del paso del tiempo y de que tienen un futuro. Cuando hablan de amor, cuando se enamoran, los adolescentes también están pensando en eso. Aunque lo más frecuente durante la adolescencia es lo que se llama monogamia sucesiva, es decir pasar de una pareja a otra cada poco tiempo, eso no quiere decir que cuando se enamoran, los adolescentes piensen que es para siempre.

Del amor. Cuando hablan de amor los adolescentes hablan de amor y de desamor, de los encuentros y de las pérdidas. Es en ese momento de la vida cuando la mayoría de las personas se enamoran por primera vez, y también en la mayoría de los casos cuando se viven las primeras rupturas. También suele ser el momento en el que se descubre la orientación sexual y en el que se inician las relaciones sexuales.

De sentimientos. No es el amor el único sentimiento que está presente, también la amistad que a veces se confunde con el enamoramiento, el aprecio, la admiración, la lealtad. Hay muchos sentimientos presentes en el amor de los adolescentes. Y eso es porque hay muchos sentimientos, algunos de ellos nuevos, en sus vidas.

jueves, 22 de septiembre de 2016

PAREJAS DE FAMOSOS QUE VIVEN EL AMOR AL MÁXIMO

Algunos famosos de la televisión, de la música y el humor son compañeros del trabajo o colegas del mismo rubro, lo que los convierte en parejas muy especiales que viven al máximo su amor. En las redes sociales comparten su alegría con sus seguidores. Dicen sentirse muy afortunados porque sienten la misma pasión por el canto, la actuación, la danza y más.
Por la música

La cantante Helen Fuentes está casada con su mánager y productor Franco Castillo Effén hace 13 años. Esta fecha especial decidieron dejar el trabajo y dedicarse a su familia.



Baile familiar

Javier Quiroz, Suelen Hurtado y su hija Mía son una familia dedicada a la danza. La pareja dirige el estudio de danza Swing for Life. También son parte del cuerpo de baile de Tra-La-Lá.
Pasión por la información

Mauricio Noya y Bania Gonzales realizan un trabajo de prensa diario en la televisión y se sienten muy afortunados de compartir esta experiencia desde hace más de cuatro años y ser quienes transmiten información a la población. Hoy los detalles de Mauricio harán que el día sea aún más especial para Bania.
Televisión al máximo

Anabel Angus y Marco Antelo se convirtieron en la pareja más mediática desde que se supo de sus planes de boda que se concretaron en mayo de este año.
Casados con el humor

Guery Sandóval y Marianella Molina llevan 21 años de “matrimonio” con el humor. Más conocidos como “El Pocholo y su marida” son una pareja que vive para hacer reír a su público.
Pura diversión



Carlos Marquina y Gabriela Zegarra son dos presentadores del mismo programa de televisión. Se divierten juntos con sus ocurrencias. Tienen una hija.
Combinando el amor

El cantante de PK2 Wally Zeballos y su esposa, la actriz y productora de “Esta boca es mía”, Giovanna Chávez están comprometidos con su familia. Wally combina el amor con su música y Giovanna decidió hacer una pausa en su carrera para cuidar de su pequeño hijo Mariano.


La diferencia entre enamorar y casarse

Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos diferenciado las formas de amar a las personas que tenemos a nuestro alrededor. En cierta forma no es lo mismo querer a tu madre, que a un amigo, que a una pareja, a un familiar o a una mascota; estas situaciones nos han permitido poder abordar el amor desde diferentes puntos de vista, sin necesidad de saber aspectos teóricos sino el más práctico de todos, el vivirlo uno mismo.

Cuando nos referimos al amor de pareja, en los primeros momentos de una relación, puede ser muy intenso e incluso revolucionar la vida y la forma de sentir de alguien”, las reacciones y “efectos colaterales del amor” dependerán de las características de personalidad, estabilidad emocional y, sobre todo, de la historia amorosa previa que tenga cada persona. Por ello algunos pueden vivir de forma emocional en forma más saludable, mientras que otros, estarán entusiasmados pero también asustados, otros obsesionados, eufóricos. Esta intensidad emocional, que se daría en el enamoramiento es esperada y necesaria, porque es como la puerta de entrada a la relación.

Suele incluir muchas ilusiones y fantasías de felicidad con la otra persona. El otro pareciera que viene a llenar un vacío en nuestra vida, nos revoluciona en todo sentido y en ciertos casos obtener una estabilidad emocional. Todo eso despierta, naturalmente, mucho entusiasmo”. Sin embargo, para hablar de los “efectos secundarios del amor”, podemos referir que se activa los centros neuronales localizados en el sistema límbico, ligado con las ‘recompensas’. Produciendo un aumento en la secreción de oxitocina, hormona del amor y del apego, presente también en el orgasmo, y se produce un aumento en la liberación de dopamina, el neurotransmisor del placer, que actúa sobre la corteza prefrontal, asociada a la cognición y que aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Un enamoramiento conlleva ciertos procesos de conquista hacia su pareja según la Teoría triangular del amor, descrita por Robert Sternberg, quien plantea que los sentimientos no son las únicas emociones implicadas en conseguir que una relación funcione, sino que también es necesario que haya: Confianza, pasión y compromiso.

DIFERENCIA ENTRE NOVIAZGO Y MATRIMONIO

En el noviazgo parece que nuestra pareja es perfecta ante los ojos del enamorado, mientras que el matrimonio muestra un mayor grado de estabilidad en la relación. En esta etapa de consolidación del amor se plantean posibles pasos como formar una familia. Las personas se sienten más seguras en su relación que cuando acaban de conocerse, por ello, también realizan planes de futuro.

En esta etapa, cada uno tiene un mayor grado de implicación en la vida del otro, además de que surge la necesidad de tomar mayor número de decisiones de mutuo acuerdo puesto que, en la etapa del matrimonio, existen más espacios compartidos en común. Se experimenta la contradicción interna de sentir que aquello que habían imaginado respecto del matrimonio que en la etapa de noviazgo, no se ajusta al cien por cien a la realidad. La primera etapa de matrimonio o convivencia en pareja es una de las más complejas, porque es un periodo de adaptación a muchos cambios.

Cuando las personas tienen problemas en el matrimonio, esperan que funcione automáticamente, por el tiempo de enamoramiento que tuvieron y ya se conocieron, entonces, supuestamente, no debería haber ciertos conflictos, pero se está equivocado, el enamoramiento es un tiempo de conquista, mientras que en el matrimonio deben de esforzarse ambos en poner de su parte; lamentablemente, no es así, por lo tanto comienzan los conflictos.

El ser humano atraviesa por diferentes etapas durante su desarrollo, el matrimonio también experimenta diferentes etapas desde el día en que la pareja se une hacia adelante.

La etapa temprana de cualquier matrimonio es la luna de miel, pero ¿que pasa después? El matrimonio pasa por diferentes momentos emocionales y por períodos de malentendidos que causan reacciones en ambos. Poco a poco la pareja empieza a despertar a la realidad de que todos los matrimonios tienen altibajos y que la vida en pareja no es lo que se pensaba, en ciertas ocasiones existen ciertas desilusiones, ciertas costumbres que no agradan. Sin embargo, no todo es negativo en el matrimonio, no se trata de resignarse a vivir infelices por el resto de sus vidas, deben empezar a trabajar en la relación y buscar nuevas vías saludables de comunicación para vivir un matrimonio feliz.

QUÉ HACE QUE UN MATRIMONIO FUNCIONE

- Que ambos sean emocionalmente inteligentes. Que se respeten, se apoyen, se admiren y que tengan sentido del humor.

- Deben basarse en la amistad e involucrarse en la vida del otro. Es saludable que tengan intereses e incluso trabajos diferentes, pero es vital estar pendientes el uno del otro y saber cuándo el cónyuge necesita apoyo, ayuda, o simplemente hablar, muchas de las parejas se callan, pero cómo ser comprendidos si no manifiestan sus malestares.

- El matrimonio ha de ser un punto de apoyo y no fuente de angustia. Debe dar energía, no restarla. Un matrimonio sólido es aquel en el que ambos apoyan los sueños del otro, se animan mutuamente y juntos sienten que pueden resolver cualquier problema.

- Conocer y estar al tanto de lo que piensa el cónyuge, se interesarse por sus preocupaciones, miedos, sueños, anhelos y proyectos.

- Mostrar cariño y cultivar admiración y respeto por el otro, ambos saben las cosas que les desagradan y por ello poner ambos de su parte aprendiendo hacer tolerantes.

- Avivar la pasión. Hay que encontrar tiempo y maneras de sentirse conectado emocional, mental y físicamente con el cónyuge.

- Resolver los problemas que tienen solución y aprender a vivir con los que no lo tienen.

Hoy en día, vemos las relaciones de pareja muy poco duraderas, se casan y duran poco tiempo sin esforzarse para mantenerla, optando por una separación o divorcio, no olvidemos si existen conflictos siempre es por ambas partes, la orientación psicológica de pareja es importante, para obtener todas las posibilidades de resolución de conflictos en un matrimonio, en ciertas circunstancias puede que les cueste admitir que se encuentra en esa situación. No ser pesimista y ver muchas claves, ejemplos e incluso ejercicios para conocerse mejor a sí mismos y también como pareja, porque definitivamente todo se puede mejorar.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Amor y tecnología: los detalles conquistan más que emoticones

Pese a que la tecnología tiene cada vez mayor impacto en la sociedad, los emoticones no son suficientes para el romance y no suplen a los detalles "en vivo y directo”, según un sondeo de Página Siete. Los especialistas sugieren creatividad y esfuerzo para festejar este 21, Día del Amor.

"Antes, cuando yo quería conquistar a una chica, debía hacer un sinfín de cosas: desde esperarla en la puerta del colegio, enviarle una cartita e invitarla a salir, hasta robarle un beso con el temor de recibir una cachetada”, cuenta un poco sonrojado Alberto Paz, de 45 años.

Sin embargo, ahora su hijo -de 19 años- sólo necesita enviar mensajes a través de las redes sociales para "conquistar a su novia virtual”. Se ha perdido el romance, lamenta don Alberto.

Según un sondeo que este medio realizó a 20 personas -10 varones y 10 mujeres-, la mayoría coincide en que los emoticones lograron invadir el espacio del romance. Hoy en día, para muchos es suficiente enviar una tarjeta o flores virtuales.

"Mi corteja sabe que en vez de gastar dinero en detalles, puedo comprar megas para enviarle tarjetas virtuales, canciones dedicadas a ella y no se hace lío”, indicó Antonio Suazo, de 17 años.

Ajehelen Santander, de 21 años, considera que estos días no se puede dejar de lado la tecnología y que es importante combinar los emoticones con los detalles reales. "Recibir un mensaje me alegra el día; pero también son importantes los regalos, salir a pasear, ir al cine”.

En cambio para Vanessa Cori, de 26 años, el Día del Amor debe estar cargado de detalles.

"Los emoticones en Face, Whatssap y otras redes sociales se reciben todos los días, pero los detalles no. A mí me gusta que me entreguen una rosa o una tarjeta pero de forma personal”, dice.

La psicóloga Marynes Salazar opina que los detalles "reales” son importantes en el romance.

"En la medida en la que los seres humanos cambiamos también cambia la forma del romance.

Antes costaba más conquistar a la pareja, pues uno se esforzaba fabricando cosas, yendo a buscarla y llamando por teléfono. En cambio hoy en día la tecnología ha minimizado tanto el romance, que todo se reduce a un emoticón y eso no es positivo para las personas”, asegura.

Ante esta situación, recomienda que si la pareja se ama y está enamorada, es importante que uno conozca las proyecciones, gustos y expectativas del otro. En función a ello debe esforzarse para ayudarle. También es importante ser creativo y romper los estereotipos del romance.

Aunque no cabe duda que cuando una pareja mantiene una relación virtual, un emoticón es más que suficiente, añade.

En Bolivia hoy se inicia la primavera y con su llegada se celebra el Día del Amor. "Es una buena oportunidad de revivir la pasión”, dice don Alberto.

Internet y celular, requisitos para el amor en esta época

Para mantener una relación amorosa en estos tiempos, la presencia física no es tan indispensable como un teléfono inteligente y una conexión a internet. Los universitarios "enamorados" Celeste Jara y Víctor Vásquez, de 18 y 21 años respectivamente, confesaron que se ven solo dos de los siete días que tiene la semana, el resto se la pasan “wasapeando”, “facebookeando” o usando otras herramientas tecnológicas que permiten "alimentar el amor".

Un día para celebrar Flores y mensajes triunfan en el amor

Cuatro libros de cartas, 500 paredes pintadas con mensajes de amor, un sinnúmero de rosas y miles de cosas más, fue lo que recibió la fotógrafa Lauren Wille de parte de su esposo, Hermes Aponte. La pareja, que se conoce "desde la panza" lleva casi diez años de relación. "Ella era mi consejera y gran amiga. Nunca pensé que seríamos novios", confiesa Hermes. Con una voz de enamorado añade que su esposa está "cada vez más linda". Y por eso la conquista es permanente. "Siempre le estoy llevando flores", agrega Aponte que hoy en el Día del Amor junto a Marcia Ávila y Graciela Cuéllar hablan de su persona favorita.

Cada quien a su estilo. Recordar los mensajes de texto y las llamadas telefónicas a horas inesperadas es lo que saca una cara de enamorada a la magnífica Marcia Ávila Siles. Ella y su esposo, Raúl Álvarez, llevan nueve años desde que se enamoraron. "Él es amable, amoroso y físicamente me encanta", manifiesta la bella modelo. Actualmente, el fruto de su conquista es el pequeño Raúl Andrés Álvarez Ávila, que se ha convertido en un componente importante en las citas románticas de sus padres.

La conquistó su forma de ser. Después de cinco años de comenzar su relación, la encargada de marketing de la telefónica Viva, Graciela Cuéllar, confiesa que lo que le conquistó de su esposo, Carlos Enrique Muñoz, fueron las rosas que le enviaba. "Pero lo primero que me conquistó fue él", cuenta. Los detalles no cesan, más aún ahora que se encuentra embarazada.

Historias, cuando el amor a larga distancia sobrevive y triunfa



Cuando tenemos la opción de tener una relación a distancia, por lo general nos oponemos de inmediato, pues nos cuestionamos que pueda funcionar. Aunque resulte extraño, una nueva investigación ha comprobado que las parejas a distancia crean vínculos más estrechos.

El sitio Muy Interesante, da cuenta de un estudio en el que los científicos explican que cuando las personas están separadas se esfuerzan por comunicarse más y conseguir una mayor intimidad. Los intentos por hablar por teléfono, chatear y mandarse mails valen la pena, pues logran expresarse de buena forma y querer estar constantemente comunicados.
Por lo general nuestra cultura da importancia a que la pareja esté junta geográficamente, pero los científicos dan una esperanza a las relaciones a distancia, pues la investigación concluye que las personas que tienen relaciones a distancia suelen crear lazos más fuertes que las parejas normales, gracias a que su comunicación es más constante y profunda.
Los científicos analizaron el comportamiento de distintas parejas tanto cercanas como distantes. Al comparar la comunicación entre ambos tipos de relaciones, se dieron cuenta que en las parejas separadas existía un vínculo afectivo más íntimo, principalmente por dos motivos, la tendencia a intentar conocerse más a fondo y la idealización de las conductas del otro. Esto se podía observar en sus textos escritos, como mails y mensajes de texto.
De esta manera, la frase “Amor a distancia, felices los cuatro no siempre es cierta”. Hoy en el Día de la Primavera le contamos las experiencias de algunas relaciones que lograron triunfar.

Los arriesgados
Marisol no se imaginaba que ésta podría ser su última primavera de soltera, de hecho, cayó en cuenta recién en el momento de la entrevista. Menos aún, se le pasó esa idea por la cabeza, dos años atrás, cuando una noche de verano de 2014- aburrida de la cotidianeidad de la jornada- se sentó frente a la computadora de su cuarto y se conectó a Topface, una red social. En su cuenta había varios mensajes, entre ellos, uno que le llamó la atención y que era de un chico de Brasil.
Él empezó la conversación en inglés, primero saludó y le preguntó su lugar de origen, luego le preguntó la hora en su país y después su oficio, esto en portugués. Cuando ella le respondió y preguntó también su oficio, él le respondió en castellano y de ahí prosiguieron la charla. Así fue la primera conversación de ambos.
Ella frecuentaba aquella red social desde 2008 y si bien había varios mensajes de chicos, según dice, “desubicados”, había también algunos que eran respetuosos y que con el tiempo cultivaron una amistad.
“Un 9 de enero de 2014 me escribió Odirlei, me saludó, yo le complementé y entablamos una relación de amistad. Ya desde ese día y hasta el día de hoy, todos pero todos los días no hemos dejado de conversar. Sólo estuvimos en esa aplicación hasta el 13 de enero, porque después él me agregó a Skype y a Facebook”, recuerda.
Así, conversando, contándose sus actividades de la jornada y llegando de a poco a lo íntimo, concretaron una ciber relación, basada sobre todo en el respeto. Sin embargo, como el amor crecía a la distancia, era necesario conocerse en persona, por lo que él le propuso visitarla y venir hasta Tarija.
“Yo jamás tuve temor de él, nunca. Me parecía que era demasiado lejos para que él venga hasta aquí. De hecho, yo le propuse que ambos viajemos a Argentina, pero él no quiso, dijo bien claro: ‘tú vienes hasta mi casa o yo voy hasta la tuya’, y ahí volví a sentir que era un hombre correcto y que no tenía malas intenciones”, detalla.
Así, cinco meses después de esa primera conversación, Odirlei llegó a Tarija, solo, manejando su automóvil por más de 1.800 kilómetros, desde el estado de Río Grande do Sul, de una ciudad llamada Tapejara. Su único objetivo era ver a Marisol, respirar su aire y besarla.
“Llegó el 22 de julio por la noche, a eso de las 22.00. ¿Cómo fue ese encuentro? nervios totales de saber que ya estaba afuera de mi casa. Salí, lo miré y le dije ¡Dios mío llegaste, sí que estás loco! y nos dimos un abrazo. Ya no estaba al otro lado del ordenador, lo tenía frente a mí, era real y más hermoso de lo que se veía”, recuerda.
De esta manera, la felicidad era inmensa y ninguno de los dos podía disimularla, se abrazaron por al menos 15 minutos. Consultada sobre si no fue extraño ese momento, ella, dice que no, pues asegura que sentía una conexión con él desde que habló la primera vez por Topface.
Antes de empezar su relación con Odirlei, Marisol tuvo tres relaciones serias y de mucho tiempo, pero pese a eso, asegura que sentía que la persona ideal para ella estaba en otro lugar, no aquí. “Con él me pasó todo, sentí que él era lo que he esperado todos estos años”, dice entre suspiros.
Así, durante su estadía en Tarija, Marisol le hizo conocer algo de su tierra, pero también se fueron a conocer otros lugares del país, como Potosí y Chuquisaca. Odirlei estuvo ocho días en esa primera visita a Tarija y cuando llegó el momento de su retorno, la tristeza los embargó. Ninguno de los dos quería despedirse, empero, era necesario pues él debía volver a trabajar.
Ese día prometieron volver a verse y el turno era de Marisol. Ella debía ahora ir a visitar a Odirlei a Brasil, pero para ello él tenía que venir a Tarija nuevamente a recogerla. La fecha acordada era diciembre del mismo año, sólo que en esta ocasión él ya no vino sólo, sino que volvió con su padre.
“Llegaron un 30 de diciembre a eso de las seis de la tarde, vino nuevamente conduciendo en carro pero esta vez con su papá. Se quedaron tres días aquí y mi familia ya había conocido a su padre. Luego decidimos emprender viaje a Brasil, demoramos un día entero en llegar, fuimos a su casa y ahí me esperaban su madre y su hermano con su esposa, quienes me hicieron sentir de maravilla”, relata.
De esta manera, Marisol y Odirlei concretaron el segundo de seis encuentros que tuvieron a lo largo de dos años. Ahora, ambos están seguros del amor que se tienen y por ello, el matrimonio es su próximo paso. Sin embargo, como no viven en el mismo país, los trámites son complicados y por ahora estudian las opciones.
Por el momento, Marisol está segura que dejará su tierra para vivir con su ser amado, se irá a Brasil el próximo año y mientras tanto, aprovecha cada momento en Tarija para pasar tiempo con su familia y amigas, antes de emprender aquel viaje “directo a la felicidad”.

Los decididos
En otra historia, Edith y Daniel se conocieron poco antes de que ambos se fueran de intercambio, él por un verano y ella un semestre (a Chile y a Argentina, respectivamente). De tal forma que cuando se volvieron a ver llevaban casi un año de novios. Debido que Daniel es unos años mayor, seis meses después, se graduó y nuevamente se fue.
Edith relata que la más grande dificultad para mantener su relación fresca aparte de la distancia, fue la diferencia de horarios. Ella aconseja a las parejas que viven este tipo de relación:
“¡Que la vivan! que aprovechen el tiempo lejos para platicar de temas más profundos y se conozcan!”, dice y afirma que lo fundamental es la confianza, “confíen plenamente y no pierdan el tiempo en celos, ya que la base de cualquier relación está realmente en Dios y si lo dejas en sus manos todo lo demás se da por sí solo”, detalla.

Los idealistas
Otra historia similar es la de Ana y Avin, ella en estos momentos está estudiando su maestría en la ciudad de México y él trabajando en Brasil. Llevan en promedio tres años separados, empero, hace poco decidieron que ya sólo vivirán un año de esta manera y se mudarán juntos a la misma ciudad.
“Las dificultades más grandes para mantener una relación así son obvias: hay necesidades afectivas y físicas que no se pueden llenar, no importa cuántas llamadas hagas. Cosas como querer ir juntos a una fiesta, pasar juntos un cumpleaños, ir al cine, que para todos los novios son normales, para nosotros se vuelven verdaderos eventos”, explica.
Además, relata que cuando estaba en Monterrey era más complicado porque ambos estudiaban tiempo completo, era difícil juntar dinero para viajar a verse, y cuando se veían era muy difícil separarse. “También es difícil sobrevivir a la desconfianza o a la incertidumbre, y es complicado decidir cuándo ya has pasado suficiente tiempo separado de tu pareja y quieres moverte a otra fase de la relación”, señala.
Sobre qué consejos darían a los que se encuentran en una situación similar dice que no es algo que recomendaría hacer a nadie, porque lo ideal siempre es tener una relación con una persona con la que se pueda convivir.
“Pero hay cosas que uno simplemente no puede evitar: cuando Avin y yo enfrentamos la posibilidad de estar separados, hablamos sobre si era sensato hacerlo, y por supuesto que no era sensato, pero lo hicimos de cualquier manera porque no podíamos evitarlo”, explica.
Agrega que otra recomendación es que se impongan “horizontes” “¿hacia dónde vamos juntos? ¿Qué quiere hacer cada uno? ¿Cuánto tiempo pensamos que vamos a estar separados y para qué? ¿Qué haremos cuando tengamos la oportunidad de estar juntos? De otra forma estarán eternamente en una relación a distancia”, dice.

Los loquillos
Claudia y Daniel se conocieron en Chile, en un verano de intercambio donde coincidieron ya que ambos son estudiantes de medicina. Así decidieron hacer una de esas “locuras” de intercambio. Pero no pudieron separarse, aunque él viva en Brasil y ella en Monterrey.
Para ellos, las dificultades más importantes son la diferencia horaria, porque aunque entre Brasil y Monterrey es de 4 horas, que no parece mucho, Claudia dice “¡Sufro tanto por estas cuatro horas de diferencia! Se escucha como si fuera poco, pero a veces eso nos frustra el coincidir para platicar.”
Sobre los consejos que le da a la gente que piensa estar en su situación señala que “no es nada fácil”. Pero así como no es fácil, también es inevitable. Detalla que cuando quieres a una persona, y es tan claro que nadie más te interesa, quieres luchar por eso. “No queda de otra más que salir de tu zona de comfort, enfrentarte a todo y a todos”, dice.

Los positivos
Steffany y Fernando se conocieron durante la universidad, pero él se fue al graduarse antes que ella y conseguir un trabajo en su ciudad natal. Para ella no es todo tan difícil...
“No es difícil si quieres que funcione: querer es poder. No tiene por qué ser difícil. Las cosas que pudieran agitarnos un poco son esos ratitos en los que solamente quieres su abrazo o estar con él y las cosas que no puedes compartir en su momento por la distancia. Pero, si estás consciente que es temporal sales adelante y le echas”, afirma.
Su recomendación para los novios en esta situación es: “Tener muy buena comunicación y confianza, la mezcla de ambas conlleva a una relación sana. Hay que tener en claro qué es lo que quiere cada quién y trabajar en que funcione, que ambos estén en el mismo canal”, aconseja.

martes, 20 de septiembre de 2016

Alarma científica: Llega el fin del sexo tal y como lo conocemos

Los habitantes de los países desarrollados dejarán de practicar el sexo y de fecundarse de manera tradicional dentro de entre 20 y 40 años, según sugiere Henry Greely, un profesor de la Universidad Stanford (California, Estados Unidos), en su libro ‘El fin del sexo y el futuro de la reproducción humana’, informa la revista digital The Scientist.

Este académico considera que, en ese periodo de tiempo, la humanidad reconsiderará su actitud hacia el sexo y la fertilidad y será cada vez más probable que los niños surjan de una fecundación ‘in vitro’, mientras que los padres que prefieran una concepción natural serán estigmatizados por la sociedad.

De este modo, los avances en genómica, células madre y diagnóstico genético preimplantacional (DGP) podrían provocar que, en las próximas décadas, las personas que tengan recursos suficientes prescindan de la reproducción sexual estándar y logren que sus hijos no solo estén exentos de sufrir enfermedades mortales, sino que tengan determinadas características físicas y mentales.

Greely prevé que los expertos en fecundacción crearán gametos femeninos in vitro mediante células madre inducidas y pluripotentes obtenidas mediante una simple biopsia de un hombre, que sustituirían al caro y laborioso proceso de recolección de huevos para la fertilización in vitro (FIV) que conocemos hoy en día.

En definitiva, a pesar de que las personas seguirán teniendo relaciones sexuales por placer, el sexo entre los seres humanos que dispongan de una asistencia médica desarrollada se reducirá de manera considerable.

domingo, 18 de septiembre de 2016

¿Dónde puedo encontrar al amor de mi vida?

Los hombres y mujeres siempre hemos estado ocupados en esa búsqueda incesante por encontrar al amor de nuestras vidas, pero ha sido casi siempre infructuosa, porque hemos buscado en lugares equivocados. El amor de nuestra vida no está en las discotecas, boliches y bares, no está en un campo de fútbol, ni la universidad, no está el Facebook ni en otra página social.

El amor de nuestra vida está en el aire al igual que toda la información que circula por la internet, la cual es atrapada en un aparato receptor llamado ordenador (computadora), o un smartphone (teléfono celular inteligente); el cual para tenerlo tenemos que atraerlo a nuestra vida, y nuestro corazón será el receptor donde podamos atraparlo, para verlo y disfrutarlo cada día.

Si quieres encontrar al amor de tu vida, no tienes que salir a buscarlo en lugares equivocados, porque si lo buscas en los bares, ten por seguro que ahí sólo encontrarás a un borracho o borracha que te amargue la vida, si lo buscas en un campo deportivo, encontrarás a un buen deportista cuya pasión será su deporte y no tú. Si lo buscas en la universidad probablemente encuentres a un gran estudiante preparándose para ser un buen profesional, pero no para ser un gran y buen esposo, si lo buscas en las redes sociales, encontrarás a muchos que hablan con otros donde tú serás un@ más del montón.

Porque en estos sitios nadie busca la felicidad, sino diversión, con alguna que otra excepción. Si quieres encontrar al amor de tu vida; no lo busques en la vanidad de tu fantasiosa imaginación, la cual navega por los abismos de tu vana ilusión. Búscalo en el universo, en la soledad de tu habitación, en ese contacto directo con Dios a través de la oración.

Porque Jesús dijo: "Pedid y se os dará, pero si pedís y no recibís, es porque no pedís bien". Si quieres encontrar al amor de tu vida, primero examina tu propia vida a la luz de la razón para que no pidas cosas absurdas, guiada sólo por la emoción.

Piensa en el hombre o la mujer que quieres tener a tu lado y no en la persona que no quieres tener, si eres mujer, nunca digas; yo no quiero un hombre borracho o un hombre vicioso, ni vago, ni holgazán. No digas yo no quiero un hombre malo, mentiroso e infiel; porque es exactamente eso lo que estarás atrayendo a tu vida. Porque uno atrae lo que piensa.

En vez de perder el tiempo pensando en las cosas que no queremos tener, por qué no aprovechar ese tiempo para atraer las cosas o la persona que realmente queremos tener, piensa siempre en positivo y tus resultados serán también positivos.

Dibuja en tu mente el tipo de hombre o mujer que quieres tener y luego imprímelo en tu corazón, porque una vez que eres consciente de tu necesidad, podrás pedir con fe a Dios sabiendo que te lo dará. Es muy importante que nuestro pedido, sea bien detallado, para no recibir el producto equivocado.

Sexualidad plena: deja fluir tu instinto animal

Fiera! ¡campeón!... Los términos que se usan en los juegos sexuales en los que domina una parte de

nosotros que se salen de la norma hablan por sí mismos.

En esos casos, arañazos y sonidos inesperados se dan cita, así como otras tantas manifestaciones sexuales.

¿No es el instinto animal un mecanismo esencial para la libido? ¿Cómo podemos liberarla para aumentar el placer?

IMPULSO ANIMAL Y SEXUALIDAD

“El instinto animal se vincula a los impulsos, a la energía salvaje, a la del deseo carnal”, explica Catherine Oberlé, sexoterapeuta gestáltica. Esa dimensión poco conocida puede encontrarse tanto en la dulzura de una flor que se abre como en la agresividad de una boca dispuesta a morder.

No obstante, aunque las expresiones relacionadas con el carácter animal abundan en nuestro vocabulario sexual, se les suele atribuir un carácter vulgar y negativo.

Como prueba de ello, las expresiones “como un conejo” son varios ejemplos de las representaciones animales que se hacen, así como de la voluntad de diferenciarnos como especie.

"Las mujeres son más reticentes que los hombres, quienes suelen someterse con mayor facilidad", precisa la experta.

EL FRENO FEMENINO A UNA

SEXUALIDAD SALVAJE

Existen varios motivos por los que esa dimensión queda relegada a los lugares más recónditos de la psique.

Ante el instinto animal de los hombres, las mujeres suelen intimidarse, y como resultado, ellos se reprimen.

Bajo las sábanas, pocos consiguen dejarse llevar por la luz de la luna. Atrapadas en los roles impuestos, las mujeres se autocensuran: “si me comporto como un animal salvaje, ¿qué pensará de mí?”, “¿y si me gustara?”... La etiqueta de “zorra” sigue rondándonos...

“Al dejarse llevar por la naturaleza salvaje y el deseo animal sentimos que perdemos el control y experimentamos muchos temores.

Por el contrario, tenerlo todo bajo control nos reconforta”, afirma la experta.

Aunque las mujeres reivindican a gritos su derecho a sentir placer, cabe constatar que no les está resultando nada fácil.

Catherine Oberlé es clara en ese sentido: “Pese a que proclamemos que nos encontramos en una época de

liberación sexual, ¡aún nos queda mucho camino por recorrer!”.

SEXO SALVAJE:

EFECTOS POSITIVOS EN LA LIBIDO

No obstante, ese deseo instintivo consigue manifestarse a pesar de la voluntad de cada persona.

La experta recuerda que “el instinto se manifiesta a través de las fantasías", poniéndonos en contacto con el deseo de experimentar un sexo “salvaje”. Y ello resulta nada sorprendente, puesto que nuestra naturaleza animal nos remite a nuestros orígenes. Todo el cuerpo emite señales, olores, sonidos roncos, el corazón se acelera, enrojecemos y algunas zonas se dilatan.

¡Así suceden las cosas! Una de las ventajas de permitir que surja el instinto animal es principalmente, el de dejar que el cuerpo retome las riendas y, en consecuencia, dar paso al placer. Así como a la risa. Ya debes haber notado que la sexualidad suele estar rodeada de seriedad.

La presión en torno a las expectativas creadas es demasiado grande.

Al estar demasiado rígida, despoja de la vitalidad. ¿Alguna vez viste que los monos se tomen en serio? Si uno se reconcilia con tu lado salvaje, la simplicidad y el buen humor volverán a caracterizar los encuentros sexuales.

En esos casos, cada uno podrá olvidar los roles aprendidos y dejarse llevar.

DESPIERTA A LA BESTIA

¿Cómo? Esencialmente, dejando que el cuerpo sienta, explorando los cinco sentidos. “Olisquear, mordisquear, lamer... son puertas que se abren a nuestros sentidos”, sugiere Catherine Oberlé. Además, estimularlos nos ayuda a desconectar del lado racional que impera hoy en día.

“Aquello que despierta nuestro cerebro primitivo resulta beneficioso”, añade la experta.

Tener relaciones sexuales en plena naturaleza también puede contribuir a despertar el lado salvaje. Al encontrarnos en un entorno lleno de vida, resulta más fácil ceder a los impulsos. Sobre todo porque la fuerza de un árbol en primavera o de un océano agitado nos conecta con nuestra propia fuerza y actúa como un estímulo que nos empuja a expresar la verdadera naturaleza de nuestra sexualidad, la más inconsciente.

La auténtica liberación sexual implica aceptar las diversas formas de expresar la sexualidad.

Por tanto, dejar que el deseo aflore en un momento de excitación puede revelarnos ese aspecto más arcaico y primitivo que forma parte de nuestra naturaleza.

Lecturas sutiles El amor, los celos y la envidia

El amor como los celos se hallan en el sujeto desde el inicio de sus relaciones con el otro; pero, se busca apartarlos de la conciencia por resultar insoportables.

Los celos no son parte del amor, al contrario representan debilidad, inseguridad y temor.

Los vínculos amorosos infantiles entre los niños y sus padres tienen incidencia en las futuras elecciones de objeto sexual.

Estos contenidos persisten, bajo la forma de amnesia, siendo olvidados por el efecto propio de la represión.

El niño reacciona en forma vivaz ante las diferentes situaciones, manifestando tanto el amor como los sentimientos hostiles de celos que llevan a la violencia.

Melanie Klein establece una diferencia clara entre los sentimientos de envidia y celos. La primera, se produce en una relación de persona a persona, en cambio los celos, se dan en las relaciones del sujeto con dos o más personas, donde el tema central es el amor, que se encuentra en peligro a causa de un rival.

Los celos se presentan como una amenaza para el sujeto. En ambos casos encontramos la emergencia del odio, acompañado de manifestaciones hostiles, que pueden llegar a la destrucción del objeto mismo, como suele ocurrir en la envidia, o conducir a puntos sumamente extremos, como cometer homicidio, situación frecuente en el caso de los celos patológicos.

Los celos son el temor a perder lo que se tiene, en cambio la envidia es el dolor frente a lo que no se tiene pero que otro si posee.

Theodor Reik diferencia la forma en que sufren los hombres y las mujeres sus celos.

El hombre se encuentra frente a un rival que puede despojarlo, quitarle aquello que posee y que tanto cuida celosamente. En cambio la mujer que siente celos, manifiesta un carácter posesivo.

En los hombres los celos se presentan como una enfermedad, están en relación a la duda y muestran debilidad en el sujeto e inseguridad.

A diferencia de los hombres, para algunas mujeres los celos aparecen de manera estimulante, cobran fuerza y luchan contra el rival empleando todos los medios posibles para no salir perjudicada, no quedar en desventaja cuando se produce ese enfrentamiento.

Estos medios con los que cuenta una mujer son muy variados pero los lleva adelante con una tenacidad que el hombre no puede hacerlo.

¿Qué busca una mujer celosa?

Arruinarle los planes a la otra persona y, de esta manera, recuperar el amor del hombre.

Así, las mujeres se valen de cualquier medio para poder alcanzarlo. Hay que destacar que en las mujeres lo que prima es la fantasía, que se dirige hacia la otra mujer.

La “Otra” que no es cualquiera, la enfrenta a una falta, entonces invierte tiempo y energía pensando tanto en sus atributos como en estrategias para llevar adelante su venganza. Sienten que pueden ser abandonadas, desplazadas por la otra mujer.

Hombres y mujeres cada uno a su manera y con las características propias de su género sufren de celos y de amor.

NOTA: para cualquier consulta o comentario sobre la columna, contactarse con Claudia Méndez Del Carpio al correo claudiamen@hotmail.com

viernes, 16 de septiembre de 2016

Las fantasías eróticas más populares

Todo el mundo, aunque lo niegue, tiene fantasías sexuales, de manera consciente o inconsciente. Y las mujeres tienen tantas como los hombres, pero quizá de forma distinta y es que los hombres tienen menos pudor y hablan de ellas con mucha más facilidad, o por lo menos eso era así hasta hace poco, ya que en la actualidad las mujeres han asumido mucho mejor y más abiertamente la sexualidad.

Según un estudio de un equipo de investigadores de la Universidad de Montreal en Canadá en el que participaron 1.500 personas que fueron cuestionados por sus fantasías sexuales, la que más enloquece a las mujeres es la de recrear la historia de la trilogía erótica de 50 Sombras de Grey. No cabe duda, que esta trilogía ha sido un auténtico fenómeno social y ha cambiado la actitud de las mujeres en el sexo. De hecho, una encuesta realizada por la propia escritora E.L. James, entre mujeres de 18 a 55 años, ha dado como resultado que el 30 por ciento de las lectoras ha cambiado su forma de ver la sexualidad tras la lectura, con un mayor impacto entre las lectoras de menos de 35 años. El 60 por ciento afirma haber aprendido sobre sexualidad, el 45 tiene una mentalidad más abierta, el 35 por ciento exige más en sus relaciones y el 33 ha incrementado la frecuencia de las mismas”, según publicó el diario ABC.es.

El estudio además destaca que una de cada tres ha realizado nuevas prácticas sexuales y de éstas el 44 por ciento ha probado nuevas posturas. Un 29 ha usado por primera vez juguetes sexuales y el 32 por ciento ha tenido fantasías dominantes.

No queda duda que 50 sombras de Grey ha cambiado la forma de pensar con respecto a la sexualidad, independientemente de si gusta o no el sadomasoquismo, ha abierto la mente con relación al sexo y ello ha dado paso a que se hable menos pudorosamente de las fantasías sexuales.

La sexóloga Alessandra Rampollo asegura en su página de Facebook que tener sexo con un tercero, realizar un trío con dos mujeres, convertirse en una prostituta, ser dominado por una mujer y tener sexo en lugares públicos son las fantasías más frecuentes. Jugar a ser una prostituta es una de las fantasías favoritas de hombres y mujeres.

“Las fantasías sexuales son esas imágenes mentales que creamos en nuestra cabecita y que, cada vez que pensamos en ellas, nos ayudan a encendernos. Acostarnos con Brad Pitt, tener sexo en una playa desierta o convertirnos en dominatrices son algunos ejemplos, pero la realidad es que el límite de las fantasías está dado solamente por el de nuestra imaginación”, dice la experta en su página.

Claro está que algunas son más fáciles de llevar a la práctica, mientras que otras directamente son imposibles.

En esta edición te mostramos cuáles son las fantasías más comunes para los hombres y para las mujeres.



LAS 5 TOP PARA LOS HOMBRES



Top 1: Trío

Por excelencia, es una de las fantasías sexuales más deseadas por los hombres. Dos mujeres dedicándose a darles placer y bueno no es para extrañarse por qué esta fantasía se corona como la número uno. Sin embargo, es quizá una de las más difíciles de hacer realidad por todo lo que implica, pero si ello llega a suceder los expertos aconsejan que antes de hacer un trío se debe conversar con la pareja y ambos deben estar de acuerdo.



Top 2: Sexo anal

Es otra de las fantasías más recurrentes entre los hombres. A muchos de ellos les atrae la idea de practicar sexo anal con su pareja y de hecho muchas lo hacen.



Top 3: Dominación-sumisión

Al igual que sucede con las mujeres, el hecho de dominar a su pareja o ser dominados es una de las fantasías sexuales favoritas de los hombres y se puede hacer realidad más fácilmente que otras. Con 50 Sombras de Grey la venta de estos juguetes o artículos alrededor del mundo ha aumentado increíblemente.



Top 4: Sexo oral

Puede que parezca una práctica de lo más normal, y se haga raro que los hombres la consideren una fantasía. Pero la realidad es que el hecho de que su pareja les practique sexo oral es una de las prácticas que más les excita. Si te interesa hacer realidad esta fantasía existen tips para que te conviertas en una diosa del sexo oral.



Top 5: Lugares públicos

Es otra de las fantasías que tienen en común con las mujeres y debe ser una de las que más se lleva a cabo y es que unas dosis de adrenalina, espontaneidad y riesgo hacen de esta fantasía una de las favoritas para ambos sexos. Los lugares públicos más frecuentes donde las parejas han tenido algún tipo de encuentro sexual son por excelencia el auto, la piscina, el cine, en un ascensor y algún baño público.



LAS 8 TOP PARA LAS MUJERES

La sexóloga Laura Bermand se dio a la tarea de conocer cuáles son las fantasías más frecuentes entre las mujeres. Aquí una lista de lo que muchas mujeres anhelarían vivir en la intimidad sexual.



Top 1: Que otros la miren durante el acto

El voyerismo, o la conducta de disfrutar ser observada por otros mientras está teniendo sexo, es otra de las fantasías que disfrutan más imaginar. También, espiar a otra persona mientras tiene relaciones sexuales.



Top 2: Ser una chica “mala”.

A veces cansa ser una chica “buena” en la cama, acostumbrada a lo mismo. Imaginar que está seduciendo a un hombre que acaba de conocer para el sexo casual puede ser una manera de variar la rutina. Mostrarse “indiferente” mientras “piensa” en darle el sí a él para ir a la cama, es una de las escenas que pueden intentar como pareja para el próximo encuentro.



Top 3: La sumisión sexual

A menudo, muchas mujeres se imaginan a sí mismas dramatizando un rol en el que el amante es quien adopta el control para seducirlas –y más si ella juega a la difícil-. Esto no quiere decir que en su diario vivir se comporte igual, sino que por unos momentos les agrade la idea de dejar que otro sea quien lleve todo el control de la situación.



Top 4: Ser seducida por el caballero romántico perfecto

Esta fantasía no se ha quedado exclusiva para los cuentos de hadas. Imaginar que eres seducida por un galán recién conocido que te hace sentir como la mujer más deseada, enciende la chispa de la pasión. Él te atiende en todas las formas en que tu pareja no lo hace. Te entiende, y te adora como nadie. También hace que todas tus fantasías sexuales se hagan realidad, sin siquiera preguntar.



Top 5: Tomar el control

“Someter” al amante –como si fuera tu “esclavo” sexual-, tratarlo con rudeza y hacer que “suplique” para que acceda al acto, definitivamente va a encender tus ganas. Muchas mujeres sueñan con hacerse cargo del acto sexual. ¿Sugerencias? Atarlo, exigirle que te toque donde tú digas y cuando tú digas.



Top 6: Tener sexo con un ex

Esta fantasía es más común en aquellas que todavía guardan algún sentimiento por tu ex pareja.

La idea es que te encuentres con él de forma inesperada, y que comiencen las caricias para revivir un apasionado romance, ronda tu mente de vez en cuando.



Top 7: Sexo en grupo

Asimismo, experimentar sexo entre tres o una orgía se incluyen en esta fantasía de muchas. También, ver a un grupo de otras personas tener relaciones sexuales.



Top 8: Sexo en la playa

Esta fantasía es una de las más clásicas, y más cuando se piensa en una isla tropical como escenario, con las palmeras de fondo y las olas del mar tocándote. ¡No es casualidad que muchos lo consideren como tener sexo en el paraíso! Claro, en una época donde cualquiera te graba y lo postea en las redes sociales, ya no resulta muy realista vivirla.

Qué te hace menos atractiva (según la ciencia)

La ciencia, y la biología dicen mucho sobre lo que nos atrae o no, y sabemos qué les atrae a los hombres, pero ¿y lo que no? Podemos intuir o dejarnos llevar por nuestra experiencia sentimental pero lo que resulta infalible es lo que determina la ciencia. A través de distintos estudios podemos llegar a conclusiones sorprendentes y que afectan a ambos sexos. Estos son cosas que no les gusta a ellos y que van contra toda ley de atracción. La ciencia, como siempre, tiene la respuesta en forma de estas 10 claves.



El estrés no es sexy

El peor enemigo de tu vida laboral también lo podría ser de la sentimental. Las personas estresadas resultan menos atractivas según diversos estudios, especialmente cuando se trata de atraer a hombres. Una encuesta reveló que a ellos les parecían más bellos los rostros de mujeres que resultaron tener unos niveles más bajos de cortisol, la hormona del estrés.



El mal gusto musical

Aunque los gustos son algo muy subjetivo, un estudio de 2014 reveló que a las mujeres les atraían los hombres con gustos musicales más ‘complejos’, y viceversa. Es decir, que quizá si al llegar a casa de alguien físicamente atractivo se escucha a “One Direction” te den muchas más ganas de salir corriendo que si otro menos sexy pone a Barry White o Frank Sinatra.



Ser una persona solitaria

La gente misteriosa y con un reducido círculo social puede resultar atractiva para algunas personas; pocas, en realidad. Según un estudio realizado en 2014 por la Universidad de California, cuando se ve una foto de una persona dentro de un grupo resulta más sexy que cuando está sola. Es decir, que gustan más las caras con más personas alrededor que en solitario.



Estar demasiado feliz

Claro que la infelicidad no es sexy, pero mostrarte con una actitud de sobreactuada felicidad donde te la pasas toda la vida sonriendo (y que al mismo tiempo resulta tan poco creíble) no resulta atractivo. Este fenómeno afecta sobre todo a las mujeres, como explica una investigación realizada en 2011: nosotras preferimos a los hombres más serios.



No tener sentido del humor

Si estar demasiado feliz no gusta, el caso opuesto tampoco. Según los libros de psicología, el humor es extremadamente sexy y el motivo también está claro: tener este sentido bien afilado es síntoma de inteligencia, otro de los grandes atractivos que seducen a ambos sexos. Tener el físico más agraciado del mundo no te servirá de mucho si no sabes reírte ni eres capaz de entender las bromas de tu cita.



No tener una buena conversación

Este tema no es nuevo: las mujeres preferimos a los hombres que saben contar historias a los físicamente agraciados. Y en el sentido opuesto sucede lo mismo: a ellos también les gusta tener a parejas que sean buenas conversadoras, sino, es imposible que mantengan una relación a largo plazo.



No mostrar interés por la otra persona

Si hay algo que resulta atractivo es que tu pareja demuestre que le gustas. Según los expertos en coaching para citas, uno de los factores que más atraen a las personas es el saber que el otro está interesado en ella. Cabe resaltar que hacerte a la inaccesible puede ser contraproducente aunque tú pienses que es una excelente técnica de seducción. Pero cuidado con irte a extremos.



Ser una persona poco activa

En otras palabras: ser un vago. Transmitir sensación de vagancia, descuido y poca actividad resulta muy poco atractivo según este estudio sobre el comportamiento. Atrae mucho más el tener una naturaleza dinámica, apasionada y enérgica, además de transmitir más confianza a la otra persona.

jueves, 15 de septiembre de 2016

¿Qué es una erección prolongada, por qué ocurre y qué hacer cuando se presenta?


BBC Mundo / Beatriz De La Pava Hucke
"Ella se veía muy feliz pero después de 5 horas yo ya no quería más", contaba Adrián.
Adrián tuvo una erección que le generó un dolor peor que cualquier otro que pueda recordar. Pese a que ante los ojos de su pareja todo pintara muy bien, pasadas 4 horas el joven de 30 años empezó a sospechar que algo no andaba bien.

Adrián le contó a BBC Mundo que había decidido tomar una pastilla de Viagra a pesar de no necesitarla. Su erección no desaparecía incluso después de haber eyaculado. 6 horas después, el dolor y la incomodidad solo aumentaban.

Intentó bajar la erección utilizando hielo y duchándose con agua fría, pero nada parecía funcionar. Lo que Adrián tenía era una erección prolongada, una que no es ocasionada por estimulación sexual y que dura más de 4 horas, según la definición de la Sociedad Internacional de Medicina Sexual.

¿Por qué ocurre?
Una erección normal es producto de la excitación sexual. Los vasos sanguíneos del pene se relajan y se dilatan permitiendo entrar más sangre. El aumento de la presión del flujo sanguíneo, constriñe la parte baja de la vena dorsal del miembro, impidiendo que la sangre fluya hacia afuera.

Es así como logra mantenerse erecto. Luego, los vasos sanguíneos del pene deberían recuperar su tamaño regular y la sangre extra salir, según explica Daniel Williams, médico urólogo y ginecólogo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Wisconsin.

Sin embargo, en ciertas ocasiones, los vasos sanguíneos permanecen relajados, permitiendo que continúe entrando sangre en ellos y manteniendo la erección pese a no estar en un estado de excitación. Es ahí cuando se presenta una erección prolongada o priapismo. Cuando eso ocurre, toda la acumulación de sangre genera una sensación inusual de dolor e inflamación en el pene.

¿Qué tan común es?
¡Buenas noticias! El riesgo de sufrir una erección prolongada no suele ser tan común. Según un estudio de la Sociedad Internacional de Medicina Sexual, alrededor de 8.700 hombres estadounidenses acudieron al hospital a causa de una erección prolongada, en un periodo de 4 años.

¿Quiénes pueden padecerla?
Según el Servicio Nacional de Salud en Inglaterra (NHS, por sus siglas en inglés) el priapismo no es frecuente dentro de la población general. Sin embargo, es relativamente común en ciertos grupos vulnerables:

Hombres que han sido diagnosticados con anemia de célula falciforme (una condición que entre otras cosas, puede generar bloqueos de sangre en las venas).

Hombres que consumen medicamentos para la disfunción eréctil.

Hombres que consumen anti depresivos, medicamentos para controlar la ansiedad y anticoagulantes.

Según un estudio publicado en el Diario de Medicina Sexual, el 20% de los hombres que acudieron a urgencias por casos de erección prolongada en Estados Unidos padecían anemia de célula falciforme. La Asociación Americana de la Anemia de Células Falciforme estima que 1 de cada 4 jóvenes y 9 de cada 10 hombres adultos con esta condición, experimentarán por lo menos una vez un episodio de erección prolongada.

Para aquellos que consumen medicamentos para la disfunción eréctil el riesgo es considerablemente menor. Se presenta 1 caso en cada 1.000 personas. Sin embargo, es difícil estimar un número concreto de casos ya que muchas veces los hombres sienten vergüenza, no lo reportan y evaden los tratamientos.

Esto fue tal cual lo que le sucedió a Adrián. Ante la vergüenza de admitir que había consumido Viagra para potencializar la relación sexual, prefirió no dirigirse a una sala de urgencias. Pero aunque los casos de priapismo no son muy comunes, pueden tener graves consecuencias para el pene y el desempeño sexual si no se trata correctamente.

Medicamentos para disfunción eréctil
Pese a que los medicamentos que combaten la disfunción eréctil aumentan la probabilidad de sufrir una erección prolongada, las posibilidades son realmente bajas. Por ser más fuertes, los medicamentos que se inyectan, representan un riesgo ligeramente más alto que los que se consumen por vía oral.

Pero el verdadero problema se presenta cuando las medicinas son utilizadas de manera incorrecta. Tomando una dosis más alta que la recomendada o utilizando estos potenciadores cuando en realidad no se necesitan, según Catalina Sánchez, residente de urología del Hospital San Ignacio de la Universidad Javeriana.

Al abusar de estos medicamentos, la sangre sigue entrando a los vasos sanguíneos, toda la sangre que entra se queda atrapada y la erección no finaliza al eyacular. "A los 45 minutos tuve una eyaculación pero el pene siguió erecto. No bajaba, fue eterno", le contaba Adrián a BBC Mundo.

¿Cómo puede afectar al pene una erección prolongada?
El priapismo no solo resulta doloroso y embarazoso. También puede afectar los tejidos internos del pene haciendo que la disfunción eréctil sea aun peor en el futuro, según el urólogo y psicólogo de la Asociación Española de Sexología Eugenio López.

Cuando la sangre se queda atrapada por mucho tiempo en el pene, puede empezar a coagularse, bloqueando el flujo de sangre fresca, rica en oxígeno. Cuando el tejido fálico no recibe suficiente oxígeno de la sangre, el tejido empieza a morir.

Cuando esto ocurre, queda una especie de cicatriz interna permanente impidiendo que el pene vuelva a funcionar normalmente. "Un priapismo que no se trata a tiempo puede producir una disfunción eréctil o impotencia, desfiguración del pene y en los casos graves gangrena (muerte de los tejidos del pene). En el peor de los casos la eliminación quirúrgica del pene", le contaba López a BBC Mundo.

¿Qué se debe hacer?
4 horas es el máximo de tiempo que debería esperarse antes de acudir a un hospital. Cuanto más tiempo se espere, más riesgo se corre de afectar el tejido. Generalmente la medida que tomará el médico será la de aplicar una inyección de fenilefrina directamente en el pene.

El líquido hace que el tamaño de los vasos sanguíneos se reduzca, obligando a la sangre retenida a salir. Si ya se han formado coágulos, probablemente será necesario utilizar una aguja para drenar la sangre estancada y permitir la entrada de sangre oxigenada.

Una tercera opción es realizar una operación para remover los coágulos de sangre en caso de que no puedan ser drenados, según López. Con el tratamiento adecuado y a tiempo, no debería ser un inconveniente alcanzar una erección en el futuro.


2

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Orgullo virgen: así es el millón de españoles que renuncia al sexo

«Y ahora nos cuentas cómo fue la primera vez que lo hiciste». El equipo de rugby de la Escuela de Ingeniería de Caminos de la Universidad Complutense de Madrid -unos 40 varones de entre 18 y veintimuchos años- recibe a los novatos siempre con el mismo ritual. Se convocan unas cañas y ya animado el ambiente se invita al principiante a subir a una banqueta: «Y ahora tienes que contar tu primera vez con todo tipo de detalles».

A alguno se le debió de atragantar la cerveza cuando le tocó el turno a Manuel Flores, madrileño de 24 años, nuevo ala del equipo: «Yo no puedo contar mi primera vez porque todavía no he tenido primera vez», dijo alto y claro. «Pues te la inventas», improvisó alguien ante la inesperada respuesta del nuevo. «Ni me acuerdo de qué les conté, pero supongo que no tiene la misma gracia inventarlo que contarlo de verdad porque a los más divertidos les hacen repetir y a mí no me han hecho repetir nunca», recuerda con buen humor Manuel, católico practicante y muy orgulloso de su decisión (inquebrantable) de llegar virgen a la noche de bodas.

Un equivalente al episodio de la banqueta para el caso de Soledad Domínguezpodría ser su periódica visita al ginecólogo. «¿Mantiene relaciones sexuales regularmente?», pregunta de rutina el especialista. «No, ni regularmente ni sin regularmente, nunca», respondió Soledad sin sonrojo en la primera visita. «Llevo tres o cuatro años con él y, como ya sabe perfectamente lo que hay, ahora sólo me dice: '¿Seguimos igual?'. 'Seguimos igual'. Y ni me ve siquiera, pide que me hagan una ecografía abdomino-pélvica, pero no me explora, claro». Soledad tiene 42 años, trabaja de funcionaria en la Audiencia Provincial de Badajoz y se presenta en estas páginas con el convencimiento de que es asexual y de que se irá de este mundo con el virgo intacto.

A una vela de cumplir los 50 está Francisco Arza. Valenciano y un ávido lector, posee una biblioteca de 3.000 o 4.000 ejemplares en la que no encontrarán ningún título que sugiera ni remotamente un contenido erótico o sexual. Cimienta su virginidad en un discurso muy similar al de Soledad: no siente atracción física de ningún tipo, no le interesa el sexo ni lo más mínimo, ni siquiera curiosidad le da. «No sólo no me atrae nada sino que lo encuentro un poco animalesco, más vicio que otra cosa», dice.

El póquer de vírgenes que ha ligado PAPEL lo completa la jovencísima Rosa Amador, a la que entrevistamos en la pequeña Almedina (Ciudad Real). Rosa acaba de entrar en la mayoría de edad y es, de los cuatro, la que más alegremente puede pasear su condición de virgen por la vida. No es que Manuel, Soledad y Fran no expresen con libertad su castidad pero si lo hacen suelen recibir miradas que dicen «eres un bicho raro». Rosa no. Rosa es gitana y en su cultura es ley que la mujer llegue «moza» al matrimonio. «Es más que una tradición, es una honra para la familia, lo mismo para la de la novia que para la del novio», explica su madre, también de nombre Rosa, quien acompaña a la joven durante nuestro encuentro.

Hechas las presentaciones de los participantes en este reportaje que pretende sacar del armario a los 1.260.000 españoles de entre 18 y 49 años -más adelante se explicará el origen del dato- que nunca han tenido acceso carnal -que diría un cursi en busca de sinónimos de «virgen»- retrocedamos al inicio de esta aventura que arrancó el día del lejano febrero pasado en que el fotógrafo Luis Cobelo presentó en la redacción la propuesta. Traía una decena de imágenes que había tomado a vírgenes mexicanos. Contaba que fue relativamente fácil conseguir que posaran para su cámara. «¿Por qué no lo hacemos aquí?», lanzó. El reto era interesante. En España se había escrito mucho sobre la virginidad, evidentemente, pero ningún reportaje en que los protagonistas mostraran sus rostros y hablaran de ello con su verdadera identidad.

Pero nada más arrancar la búsqueda de protagonistas quedó en evidencia por qué no se había hecho antes. A diferencia de México o EEUU, concluimos categóricamente, ser virgen en España es un tabú. Muy pocos están dispuestos a colgarse públicamente la etiqueta, básicamente por vergüenza a qué dirá el vecino del cuarto o el quiosquero de la esquina. Lanzamos reclamos en blogs sobre sexualidad (gracias a sanatusexo.com y tusexualidad.info) y escribimos a españoles que buscaban en varios foros anillos de castidad para visibilizar su virginidad.

Nada. Tocamos las puertas de varios grupos de católicos. Nada.«Pensamos que participar en ese reportaje puede dar una visión simplificada y equivocada de la asexuallidad y es por ello que no estamos interesados en tomar parte», nos respondieron en Avenes, la asociación que agrupa a los asexuales en España. Y hasta tres chicas gitanas tuvimos que encontrar porque las dos primeras -ambas de 32 años-, con el estudio fotográfico reservado y todo en uno de los casos, cancelaron alegando un repentino problema de salud y nunca se ha vuelto a saber de ellas. ¿Se arrepintieron en el último momento? ¿Las vetaron en casa?

A Manuel, el chico universitario que juega al rugby, le preguntamos por qué ha accedido a participar en el reportaje. «Me lo he pensado mucho, no te creas, es algo muy íntimo», responde. Pero estoy aquí porque no me avergüenzo de cómo soy. No es que vaya por la vida diciendo "hola, soy Manuel y soy virgen", pero si me preguntan lo cuento sin tapujos».

¿Por qué eres virgen?
No es una respuesta fácil. En principio era por inercia, porque es lo que me habían inculcado. [Toda su familia, los padres y los cuatro hijos -él es el pequeño, los dos mayores son adoptados- pertenecen a la organización católica Comunión y Liberación]. Pero luego llega un momento en que te haces mayor, no tienes el control de tu entorno, puedes hacer lo que quieras, y entonces te planteas por qué. Y aunque ese por qué quizás no sea definitivo, puede que encuentre una razón más fuerte, creo que es porque me parece que el sexo no es algo tan imprescindible como vende todo el mundo. Si basas tu relación en algo superficial entiendo que el culmen de lo físico y el placer sean importantes, pero yo siempre me he sentido más trascendental. Quiero construir algo con otra persona y que sea verdadero, para toda la vida.

Y llegarás virgen a la noche de bodas...
Sí. Me gustaría que el día que me vaya a casar tanto ella como yo seamos vírgenes, nos entreguemos el uno al otro y sea algo especial. Si no, la boda no sería más que una fiesta en la que vas de elegante. La gente me dice: «¿Y por qué esperar hasta el matrimonio, si llevas años con una chica y parece la definitiva?». Y yo les respondo: «Si he esperado equis años por qué no voy a esperar unos más».

¿No sientes al menos curiosidad?
Curiosidad no, pero sí atracción, tentación. Hay veces que me gustaría hacerlo porque físicamente el cuerpo te lo pide, pero no me parece algo incontrolable.
Y dices que hablas abiertamente de tu virginidad con quien te pregunta...

Hablo muchísimo de ello. Desde que estoy en la Universidad sobre todo. En el equipo de rugby al principio les chocaba muchísimo, era un bicho raro, no, lo siguiente. Y cada vez que llega alguien nuevo, primero cree que es broma pero cuando ven que me mantengo en mi postura se sorprenden muchísimo. De lo que me doy cuenta es de que, aunque me respeten, no aceptan que sea diferente. Muchas veces me dicen: «Esta noche te vamos a emborrachar y a meter en un cuarto con tu novia». «Pues bueno, si te hace gracia, pero es mi libertad».

¿Y si luego no hay compatibilidad sexual?
Puede ser, pero yo no baso una relación en el sexo, para mí no es algo importante. Aunque eso fallase mi relación seguiría teniendo sentido.

No menos arduo que el rastreo de protagonistas ha sido la búsqueda de datos que cuantificaran el número de vírgenes. «Yo no conozco estadísticas al respecto», dice Antonio Fuertes, profesor de Psicología de la Sexualidad en la Universidad de Salamanca. «La virginidad no ha sido objeto de estudio y no sé si hay una explicación razonable a por qué. Lo que parece claro es que hemos estado más interesados en estudiar la actividad sexual que la no actividad porque la sociedad nos ha llevado en esa dirección».

Tenemos así que remontarnos a la Encuesta de Salud y Hábitos Sexuales, realizada por el INE en 2003 para diseñar las políticas de prevención del sida y donde se recoge el «porcentaje de personas que han tenido relaciones sexuales alguna vez en su vida». Entonces era el 94,1% de los españoles de entre 18 y 49 años. Es decir que un 5,9% -el 5,4% en el caso de los hombres y el 6,6% en el de las mujeres- nunca había tenido un contacto sexual completo. Extrapolado el porcentaje al número de españoles que en 2003 se encontraban en ese margen de edad, resultan 1.260.000 vírgenes aproximadamente: 590.000 hombres y 670.000 mujeres.

El grueso de quienes nunca habían tenido una pareja sexual se concentraba, obviamente, en el tramo de 18 a 29 años (el 12,3%, un millón de personas), seguidos de los de entre 30 y 39 años ( 2,8%, unas 200.000 personas) y de los de 40 a 49 años (1,9 %, unas 100.000).

En esta última horquilla se encuentra nuestra segunda protagonista, Soledad Domínguez, de 42 años. Aficionada a la costura creativa, colecciona dedales -tiene más de 1.000-, cultiva un huerto urbano en el arriate de su ventana, es la presidenta de su comunidad, tiene abierta una cuenta de Facebook a su pececita Silvia, su único vicio es el chocolate -«todo el mundo dice que es sustitutivo del sexo y a lo mejor es cierto, porque a mí me encanta»-, y cree que el único nombre que le hubiera venido mejor que Soledad es Blanca, por la tonalidad de su piel.

Soledad, ¿por qué eres virgen?
No me interesa el sexo. Nada. Además, la sola idea me da arcadas. Y ya pensar que sea con un hombre, ¡vamos! La gente se ríe cuando lo digo: «¿Qué una cosa tan horrorosa como esa va a entrar dentro de mí? ¡Dios no lo permita!». Y hasta ahora no lo ha permitido.
¿Ni siquiera cuando eras más joven, adolescente, te atraía el sexo?

Yo entonces ni siquiera me planteaba que me gustaban las mujeres. Salía con mis amigas y me decían: «¿A ti no te gustaría tener novio?». «Sí, me gustaría desde el punto de vista de que quieres ir al cine con alguien, de que te apetece hacer un viaje con alguien... Pero luego llegará un momento en que esa persona quiera un acercamiento sexual y yo eso no lo quiero». «Pero eso va en el lote, no se puede tener lo uno sin lo otro», me decían. «Pues entonces, para ellos».
Te defines como una persona asexual, que no siente atracción ninguna por el sexo y, dentro de la asexualidad, como 'homorromántica'.

Es una persona asexual que quiere tener una relación sentimental, exclusivamente sentimental, con alguien, y que ese alguien sea de tu mismo sexo. ¿Difícil, eh? Yo creo que entro en el pajar y me pincho antes con la aguja, porque, claro, en el hipotético caso de que yo encontrara a una mujer asexual a la que le gustaran también las mujeres, además nos tendríamos que enamorar.

¿Has besado alguna vez a alguien?
No, nunca.
Según la citada encuesta del INE, la comunidad autónoma donde vive Soledad, Extremadura, se encuentra ligeramente por encima de la media con un 6,15% de su población virgen -siempre de entre 18 y 49 años- frente al 5,9% nacional. Las regiones con el mayor porcentaje de personas que nunca han mantenido relaciones son Ceuta y Melilla (8,5%) y Murcia (8,3%); y las que menos vírgenes tienen son Baleares (el 2,5%), y Cataluña (4,5%).

En Valencia (5% de vírgenes) reside Fran Arza. Tiene 49 años, nació en el Alahuin, en el Sáhara, donde su padre, militar, estaba destinado en 1966 y se formó como diseñador de moda especializado en vestuario teatral, aunque lo que realmente le gusta y a lo que dedica las horas del día es a pintar. Vive con su madre y nunca ha trabajado. Es vegetariano desde que nació. Y no sabe a qué sabe un beso.

¿Por qué eres virgen?
Al principio, de pequeño, creía que para tener sexualidad tenías que tener novia y como nunca se me dio la ocasión... Luego, con los años, me he dado cuenta de que el sexo no me interesa.

¿No tienes necesidad?
No tengo necesidad ni física ni mental.

¿Nunca has estado enamorado?
Enamorado alguna vez sí, aunque no me hayan hecho caso. Pero no me interesaba tener sexo con ellas. No quiero casarme, ni vivir en pareja, ni tener hijos ni vida familiar. Me gustaría tener una buena amiga con la que salir y compartir cosas y a las diez cada uno a su casa.

¿Y no sientes curiosidad?
Sé cómo es pero no me interesa.

Sabes cómo es ¿por las películas?
Algún pedazo de películas X he visto y personalmente me parece una guarrería, una cosa absurda que no refleja lo que es el amor, me parece un teatrillo.

Los clubes que pregonan la virginidad abundan en los países más puritanos del continente americano, como EEUU o México, pero en España sólo se ha registrado un caso. Se llamó Club de Castidad Europa y lo abrió el jienenseMarcos Gutiérrez en 1994. Los medios hicieron cola para entrevistar a este inédito grupo de jóvenes que defendía la monogamia, la familia y la virginidad hasta el matrimonio.

En 1997 se disolvieron afirmando sentirse superados por las feroces críticas recibidas. Dos décadas después, localizamos al impulsor de la iniciativa -de 60 años, físico de profesión- y le preguntamos qué le llevó a abrir una asociación pro castidad. Parece que fue más un juego que un intento serio de fomentar la abstinencia. «No hubo una motivación trascendental. Estaba tomando unas cervezas en un bar, vi un reportaje de Bill Clinton apoyando la castidad en las escuelas y decidimos crear el club aquí para apoyar que no se frivolizara tanto sobre el sexo y se fomentara la educación sexual en los colegios. En aquella época había muchos casos de sida...

A Clinton lo nombramos socio honorario. Recibimos muchas cartas apoyándonos pero también atacándonos y, al final, por aburrimiento, lo cerramos. Fue más bien un experimento».
«¿Por qué eres virgen, Rosa», preguntamos a la benjamina, 18 años, quien acaba de suspender su primera intentona con el teórico del carné de conducir y anda sopesando si retomar los estudios que dejó en 2º de ESO y acometer su sueño de ser abogada. Ella y sus primas son las únicas chicas gitanas de Almedina, 900 habitantes en el sureste de Ciudad Real. «Porque quiero esperar al matrimonio, como es nuestra tradición, así me lo ha enseñado mi madre desde pequeñita», responde.

Te someterás a la prueba del pañuelo, claro.
Sí.

¿Y en tu entorno piensan como tú?
Salgo con mis primas, que también son gitanas y dicen igual que yo, que hasta que no se casen nada.

No es lo habitual que las chicas españolas de tu edad esperar al matrimonio...
Lo sé y lo veo normal en el caso de ellas porque no son como nosotras, que tenemos más los pies en el suelo y sabemos lo que está bien y lo que está mal.

¿Y tu decisión es inquebrantable?
Sí, llegaré virgen al matrimonio.

Curiosidades del amor en diferentes culturas y épocas

El arte de ligar lleva practicándose desde hace siglos, la única diferencia es la forma en la que se ha estado haciendo. El deseo del contacto con el otro y la curiosidad de conocer a alguien, el juego de miradas, escoger las palabras adecuadas, el contacto físico... todas las herramientas que están a disposición de los interesados son válidas para conseguir contactar con la otra persona.

En la actualidad, existen multitud de redes sociales y aplicaciones dirigidas a facilitar el arte de ligar, permitiendo que este se encuentre al alcance de un «click» y que la barrera entre ambos sea una pantalla. Pero en otras épocas e, incluso, en otros países, la cultura del flirteo no es excactamente igual a la que conocemos de primera mano. He aquí algunos ejemplos:
Al altar con un árbol

En la India la astrología se considera de gran relevancia y puede llegar a determinar las relaciones. Esta creencia es tan fuerte, que en algunas regiones si la entrella de una persona en pareja se encuentra bajo la influencia de arte, la unión de ambas acabará finalizando. Para revertir la situación, la persona bajo el influjo de este planeta tiene que prometerse primeramente con un platanero para borrar los efectos negativos. Tras divorciarse de la planta, esta persona puede volver a casarse con el otro sin temor.

Ligar en la época victoriana
En la Inglaterra Victoriana las mujeres no tenían permitido (porque no estaba bien visto socialmente) mostrar abiertamente su interés por un hombre. Pero, deuna forma ingeniosa, encontraron la manera de lograrlo gracias a losabanicos y la creación de un lenguaje. Por ejemplo, sostenerlo a la altura del corazón significaba «has ganado mi corazón», tocarlo con la yema de un dedo en la parte alta era sinónimo de «quiero conocerte más». Para decir «espérame» bastaba con abrirlo y si se colocaba cercano a la mejilla izquierda la mujer buscaba que el hobre supiese que estaba interesada en él.

Celebrar San Valentín 12 veces en un año
En Corea del Sur se toman muy en serio el cuidado de las relaciones amorosas, motivo por el cual, se celebra el Día de San Valentín hasta 12 veces dentro de un mismo año. La primera vez que se celebra coincide con la fecha oficial, es decir, el 14 de febrero, y así se continúa cada 14 de cada mes con la festividad, aunque renombrada y con otro concepto, el protagonista de la celebració continúa siendo el amor.

El día 14 de julio, por ejemplo, tiene lugar el «Día de la Plata», en el que se regala algo a la pareja o a la persona querida algo de plata. Al mes siguiente en el mismo día, se celebra el «Día Verde», cuando los enamorados hacen una escapada a algún lugar en la naturaleza. En noviembre es el «Día de Película», en diciembre el «Día del Abrazo»... Cualquier excusa mensual es buena para los coreanos del sur para celebrar el amor.

«La maldición de los Oscar»
Esta profecía es repetida en numerosas ocasiones por los medios de comunicación norteamericanos por todas las veces que se han escuchado historias de actrices que han ganado el Oscar y han acabado divorciadas. Para determinar su veracidad, la universidad de Toronto analizó los registros de matrimonio de las actrices galardonadas entre 1936 y 2010, llegando a la conclusión de que esxisten 1,68 probabilidades más de divorciarse si has ganado un Oscar que si no.

El gimnasio
Correr y hacer deporte crea endorfinas en la sangre, una de las principales causas de que aumente la felicidad y el optimismo en el ser humano. Además, en el mes de septiembre aumenta el númer de gente que se apunta al gimnasio para perder los kilos de más que han cogido durante sus vacaciones.

Para ligar en este espacio puede hacerse mano de la aplicación de ligar «Happn», ya que acercarse a una persona cuando está sudorosa y realizando un esfuerzo igual no es la mejor forma para asegurarse el éxito. Esta aplicación frece la oportunidad de volver a encontrar a una persona a la que se ha visto y contactar con ella mediante la aplicación.

martes, 13 de septiembre de 2016

Cruzada contra el sexo: así son los pastores de la virginidad

Decenas de jóvenes cierran los ojos como si estuvieran en trance. Algunos se cubren el rostro, otros alzan los brazos al cielo, e incluso unos cuantos rompen a llorar. La mayoría luce una placa plateada en el pecho que dice «puro», porque se acaban de unir a Purex. Lo que nació como algo casual se ha convertido en todo un fenómeno en Italia.

«Te estarás preguntando qué es Purex. ¿Una nueva marca de preservativos? ¿Un detergente para lavar? Seguramente preserva y sobre todo limpia», explica la italiana Stefania Spezzacatena en un vídeo en internet, en el que presenta lo que ella y su marido, Giuseppe Punto, han bautizado como «un movimiento contra corriente: el sexo en estado puro».

La joven, de 31 años, luce una melena larga teñida de color rojo, y viste una camiseta blanca ajustada y pantalones vaqueros con rotos. Su pareja, de 32, también tiene una apariencia moderna: tupé, perilla, y un cuerpo atlético. Ellos dos solos están logrando lo que una procesión de curas con alzacuellos no conseguiría: convencer a millares de jóvenes en Italia de que no se tienen que masturbar y que deben llegar vírgenes al matrimonio para así después poder disfrutar de verdad del sexo.

«Nosotros somos pastores [evangélicos]. Un día hablamos de sexualidad a los jóvenes de nuestra comunidad y colgamos el vídeo en internet», explica Giuseppe, que nunca pensó que aquello fuera a tener tanta repercusión. «Muchas iglesias contactaron con nosotros cuando vieron las imágenes, y nos pidieron que fuéramos a hablar de sexo». Y no sólo comunidades evangélicas: también católicas.

Así surgió el movimiento, al que Stefania bautizó Purex a partir de las palabras en inglés «pureza, relación y sexualidad», dice ella. Y también porque «se contrapone a Durex», la marca de condones. Uno de los logos del movimiento es el envoltorio de un preservativo, pero del que no sale un condón, sino una alianza de boda.

Purex es el primer movimiento de este tipo que existe en Europa, aseguran Giuseppe y Stefania, pero ya hay otros similares en América Latina. Cuenta con una web, otra de Facebook con casi 10.000 seguidores, y un libro que se publicó en febrero y que ya va por su segunda edición.

Desde hace más de un año, sus fundadores recorren Italia haciendo charlas en iglesias, teatros e incluso institutos. Están tan solicitados que parecen casi estrellas de rock. Tanto es así que Stefania y Giuseppe se plantean exportar su «sexo en estado puro» a otros países de Europa, entre ellos, dicen, «evidentemente España».

«Nosotros somos nutricionistas del sexo», afirma Giuseppe ante un auditorio de unos 150 jóvenes que lo escuchan con los ojos como platos, en una casa rural en medio de la nada a unos 30 kilómetros de Nápoles. Todos son cristianos y han acudido allí el fin de semana para oír a la pareja de pastores, a la que han recibido entusiasmados con aplausos y se han hecho selfies con ellos. En la sala hay un escenario adornado con corazones y globos rosas y blancos, que recuerdan a una fiesta de graduación estadounidense.

«Todos necesitamos comer. En cambio, comer mucho no es bueno, y comer poco, tampoco lo es. Pues ocurre lo mismo con el sexo», continúa Giuseppe. «Nuestra sociedad nos enseña que el sexo no tiene límites, pero no es así. Creemos que el sexo seguro es usar preservativo. Por ejemplo, nuestros colegas, Durex...», añade el pastor, que provoca una carcajada colectiva con su ocurrencia: considerar «colegas» la marca de condones.

«Como decía, Durex protege de un embarazo no deseado y de enfermedades de transmisión sexual. Pero no preserva de la vergüenza, de la infidelidad o de las heridas del corazón». Según Stefania y Giuseppe, sólo existe un sexo seguro y lo ha inventado Dios: «Se llama matrimonio», dicen completamente convencidos.

«He venido aquí para explicaros qué dice la Biblia para que después vosotros podáis decidir qué queréis hacer y no os dejéis llevar por la masa». Así, con estas palabras, Stefania se presenta ante el auditorio. «El sexo es una cosa buena», añade después sin eufemismos, ni irse por las ramas. «La propia Biblia incluye un libro, el Cantar de los Cantares, donde habla del sexo como placer. ¿Qué Dios crearía una cosa y después la prohibiría?», se pregunta la chica. Los jóvenes la escuchan boquiabiertos y asienten con la cabeza.

Según Giuseppe y Stefania, Dios creó el sexo, pero «para un momento específico de nuestra vida». «Es su regalo de bodas para las parejas que se aman y que se amarán para siempre», interpretan ellos. Una vez casados, entonces sí, es posible abrir ese presente y disfrutar de él tanto como se quiera, y no sólo para la procreación.

Defienden el uso de métodos anticonceptivos como las pastillas y el condón, pero consideran una aberración recurrir a procedimientos que impiden la implantación en el útero del óvulo ya fecundado. Por ejemplo, la espiral o la píldora del día después.

«Hay más vírgenes en el horóscopo que en la sociedad», declara Giuseppe con sorna, cuando se le pregunta si el movimiento Purex se dirige sólo a quienes nunca han mantenido relaciones. Si fuera así, sus seguidores se contarían con los dedos de una mano. «Nuestra propia vida era sexo, drogas y rock and roll», confiesa. Él y Stefania tuvieron problemas con drogas ligeras hasta acabar hospitalizados y eso les hizo ver la «luz divina».

«¡No os estoy vendiendo la moto, chicos!», asegura Stefania a los jóvenes. «Yo perdí muchos años de mi vida haciendo tonterías. Vosotros podéis hacer lo que queráis. Ahora llevo siete años casada y espero continuar estándolo muchos años más. ¡Al final me cansaré de tener sexo!».

«Vivir en pureza destruirá el sistema actual, hará modificar las cosas. Tenéis un rol fundamental en el cambio, una responsabilidad. ¡Dios os está llamando!», arenga Giuseppe. «Yo no quiero cambiar el mundo sola. ¡Lo tenéis que cambiar vosotros!», le sigue Stefania.

Tras la charla, todos los presentes parecen convencidos. «Tengo novio y le he permitido hacer lo que él quería tantas veces... Me he estado equivocando», comenta Fiorenza d'Alterio, de 19 años, visiblemente arrepentida. Michele Napolano y Pasquale Avolio, que tienen la misma edad, manifiestan que les ha quedado claro que no se deben masturbar más. Y Gina Saviano, de 18, opina que «respetar» su cuerpo hará que también «lo respete su futuro amado».

Todos se colgarán del cuello la placa plateada con la leyenda «puro», con la quese comprometen a no mantener relaciones sexuales hasta el matrimonio. Eso si es que se casan.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Video Periodista pide matrimonio a su novia durante una rueda de prensa



El amor sorprende. El periodista Dani Valero, del diario Valencia Plaza, pidió la mano de su novia, también periodista, durante una rueda de prensa de Mónica Oltra, vicepresidenta de la Generalitat Valenciana por Compromís.

Valero aprovechó su turno de pregunta para dejar claro que la pregunta no era para Oltra, sino para Rosana B. Crespo, periodista de ABC: "Hace seis años que estamos juntos y… ¿te quieres casar conmigo?”.

La joven, sorprendida y emocionada, le dijo que ‘Sí’.

Se supo que los responsables de comunicación de la Generalitat y la propia Mónica Oltra estaban al tanto de las intenciones del reportero.

Tuvo sexo con su marido 365 días del año y cuenta cómo cambió su vida


La escritora y bloguera estadounidense Brittany Gibbons decidió que iba a tener sexo con su marido todos los días durante un año. ¿La verdad detrás de esta decisión? Se sentía incómoda con su cuerpo y avergonzada. Esos 365 días la trasformaron en la mujer, madre y esposa que es hoy.

Las inseguridades con su físico comenzaron cuando dio a luz a su tercer hijo. No podía estar sin ropa frente a un espejo, se ocultaba detrás de una camisola y tenía relaciones sexuales con las luces apagadas para que su esposo, Andy, no la viera desnuda. Incluso tenía toda una táctica armada para no ser vista por él: esperaba que saliera de la habitación para vestirse.

Tras un conversación con una amiga, que le aconsejó hacer la experiencia, la mujer de Ohio decidió llevarla a cabo y se la sugirió a Andy, quien aceptó el reto con gusto y sin objeciones. "Tengo dolor de cabeza" y "esta noche no" fueron algunas de las excusas que el matrimonio no se dijo por un año.

Al principio, confiesa que no fue fácil y muchas veces lo hacía para mantenerse fiel a su palabra. Pero después todo cambió. En sólo unos meses de esa rutina sexual, comenzó a desear que sucediera todo el tiempo.

"El sexo generó más sexo", asegura Gibbons en un artículo para el sitio GoodHousekeeping. Los encuentros íntimos –relata– ya no sólo sucedían en la habitación. Con el correr del tiempo, se trasladaron a otros espacios del hogar: desde el lavadero, pasando por el vestidor, hasta el garage.

Andy y Brittany se encontraban cada vez más unidos. Eran más cariñosos y románticos el uno con el otro en situaciones ordinarias: "Nos tocábamos los brazos al pasar y nos besábamos antes de ir al trabajo. Nuestra relación se hacía cada vez más fuerte a medida que aumentaba la intimidad".

A nivel personal, su mirada hacia su cuerpo fue transformándose. Ya no le preocupaba si sus pechos eran demasiados grandes o si estaban caídos. Los rollitos ya no le molestaban. No pensaba en qué ángulo era más favorecedor para ocultar su abdomen, ella sólo quería disfrutar de su sexualidad.

Brittany aprendió a amarse a sí misma y comenzó a caminar por la casa en ropa interior sin temores ni prejuicios. A pesar de que en la actualidad Andy y ella ya no tienen sexo todos los días, todavía siente el impacto de ese lujurioso y pasional experimento al que decidió ponerle el cuerpo.

Conoce a los nombres con más éxito en el amor

Para algunos, las app de citas vienen en baja. Sin embargo, todavía son varios los que utilizan este tipo de herramientas para poder encontrar el amor. Algo que a veces resulta y a veces no.

Por eso, decidimos recopilar algunos consejos para conseguir el match perfecto, y encontramos una investigación de dos aplicaciones de citas españolas que no sólo entregaron tips para sus usuarios, sino que además recopilaron los nombres que más éxito tenían a la hora de encontrar el amor. ¿Quieres saber cuáles son? Acá te contamos lo que descubrimos.

Los nombres que llaman al amor
Según lo publicado en el sitio Glamour.es, una de las claves para triunfar en las app ligadas al romance es el nombre. "El éxito en las primeras impresiones ya no se mide con simpatía o una buena foto de perfil: el apodo que utilicemos puede ayudarnos o perjudicarnos a partes iguales en la eterna búsqueda del amor”, reseñan según un estudio realizado por Shakn, una de las dating app que analizó el tema.

¿La conclusión?
Los nombres que más éxito tienen a la hora de encontrar pareja son nada menos que los dos más comunes por excelencia, además de ser referencia bíblica pura: María y José.

Un resultado que fue corroborado además por otra aplicación: Meetic, también de origen hispano, investigó y concluyó que María y José eran los más utilizados y los que más contactos conseguían, indican en la web de Telecinco.

Pero, ¿por qué estos nombres? Según los investigadores "son nombres fáciles de recordar, comunes y lejos de los nombres raros de Hollywood”.

El ranking femenino, liderado por María, continúa con Ana, Laura, Carmen y Marta en Shakn, mientras en Meetic le siguen Luna, Laura, Morena y Sara. En tanto, el de los hombres es presidido por José, David, Juan, Carlos y Antonio en Shakn, y en Meetic por José, Juan, Carlos, David y Álex.