Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 22 de septiembre de 2016

La diferencia entre enamorar y casarse

Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos diferenciado las formas de amar a las personas que tenemos a nuestro alrededor. En cierta forma no es lo mismo querer a tu madre, que a un amigo, que a una pareja, a un familiar o a una mascota; estas situaciones nos han permitido poder abordar el amor desde diferentes puntos de vista, sin necesidad de saber aspectos teóricos sino el más práctico de todos, el vivirlo uno mismo.

Cuando nos referimos al amor de pareja, en los primeros momentos de una relación, puede ser muy intenso e incluso revolucionar la vida y la forma de sentir de alguien”, las reacciones y “efectos colaterales del amor” dependerán de las características de personalidad, estabilidad emocional y, sobre todo, de la historia amorosa previa que tenga cada persona. Por ello algunos pueden vivir de forma emocional en forma más saludable, mientras que otros, estarán entusiasmados pero también asustados, otros obsesionados, eufóricos. Esta intensidad emocional, que se daría en el enamoramiento es esperada y necesaria, porque es como la puerta de entrada a la relación.

Suele incluir muchas ilusiones y fantasías de felicidad con la otra persona. El otro pareciera que viene a llenar un vacío en nuestra vida, nos revoluciona en todo sentido y en ciertos casos obtener una estabilidad emocional. Todo eso despierta, naturalmente, mucho entusiasmo”. Sin embargo, para hablar de los “efectos secundarios del amor”, podemos referir que se activa los centros neuronales localizados en el sistema límbico, ligado con las ‘recompensas’. Produciendo un aumento en la secreción de oxitocina, hormona del amor y del apego, presente también en el orgasmo, y se produce un aumento en la liberación de dopamina, el neurotransmisor del placer, que actúa sobre la corteza prefrontal, asociada a la cognición y que aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Un enamoramiento conlleva ciertos procesos de conquista hacia su pareja según la Teoría triangular del amor, descrita por Robert Sternberg, quien plantea que los sentimientos no son las únicas emociones implicadas en conseguir que una relación funcione, sino que también es necesario que haya: Confianza, pasión y compromiso.

DIFERENCIA ENTRE NOVIAZGO Y MATRIMONIO

En el noviazgo parece que nuestra pareja es perfecta ante los ojos del enamorado, mientras que el matrimonio muestra un mayor grado de estabilidad en la relación. En esta etapa de consolidación del amor se plantean posibles pasos como formar una familia. Las personas se sienten más seguras en su relación que cuando acaban de conocerse, por ello, también realizan planes de futuro.

En esta etapa, cada uno tiene un mayor grado de implicación en la vida del otro, además de que surge la necesidad de tomar mayor número de decisiones de mutuo acuerdo puesto que, en la etapa del matrimonio, existen más espacios compartidos en común. Se experimenta la contradicción interna de sentir que aquello que habían imaginado respecto del matrimonio que en la etapa de noviazgo, no se ajusta al cien por cien a la realidad. La primera etapa de matrimonio o convivencia en pareja es una de las más complejas, porque es un periodo de adaptación a muchos cambios.

Cuando las personas tienen problemas en el matrimonio, esperan que funcione automáticamente, por el tiempo de enamoramiento que tuvieron y ya se conocieron, entonces, supuestamente, no debería haber ciertos conflictos, pero se está equivocado, el enamoramiento es un tiempo de conquista, mientras que en el matrimonio deben de esforzarse ambos en poner de su parte; lamentablemente, no es así, por lo tanto comienzan los conflictos.

El ser humano atraviesa por diferentes etapas durante su desarrollo, el matrimonio también experimenta diferentes etapas desde el día en que la pareja se une hacia adelante.

La etapa temprana de cualquier matrimonio es la luna de miel, pero ¿que pasa después? El matrimonio pasa por diferentes momentos emocionales y por períodos de malentendidos que causan reacciones en ambos. Poco a poco la pareja empieza a despertar a la realidad de que todos los matrimonios tienen altibajos y que la vida en pareja no es lo que se pensaba, en ciertas ocasiones existen ciertas desilusiones, ciertas costumbres que no agradan. Sin embargo, no todo es negativo en el matrimonio, no se trata de resignarse a vivir infelices por el resto de sus vidas, deben empezar a trabajar en la relación y buscar nuevas vías saludables de comunicación para vivir un matrimonio feliz.

QUÉ HACE QUE UN MATRIMONIO FUNCIONE

- Que ambos sean emocionalmente inteligentes. Que se respeten, se apoyen, se admiren y que tengan sentido del humor.

- Deben basarse en la amistad e involucrarse en la vida del otro. Es saludable que tengan intereses e incluso trabajos diferentes, pero es vital estar pendientes el uno del otro y saber cuándo el cónyuge necesita apoyo, ayuda, o simplemente hablar, muchas de las parejas se callan, pero cómo ser comprendidos si no manifiestan sus malestares.

- El matrimonio ha de ser un punto de apoyo y no fuente de angustia. Debe dar energía, no restarla. Un matrimonio sólido es aquel en el que ambos apoyan los sueños del otro, se animan mutuamente y juntos sienten que pueden resolver cualquier problema.

- Conocer y estar al tanto de lo que piensa el cónyuge, se interesarse por sus preocupaciones, miedos, sueños, anhelos y proyectos.

- Mostrar cariño y cultivar admiración y respeto por el otro, ambos saben las cosas que les desagradan y por ello poner ambos de su parte aprendiendo hacer tolerantes.

- Avivar la pasión. Hay que encontrar tiempo y maneras de sentirse conectado emocional, mental y físicamente con el cónyuge.

- Resolver los problemas que tienen solución y aprender a vivir con los que no lo tienen.

Hoy en día, vemos las relaciones de pareja muy poco duraderas, se casan y duran poco tiempo sin esforzarse para mantenerla, optando por una separación o divorcio, no olvidemos si existen conflictos siempre es por ambas partes, la orientación psicológica de pareja es importante, para obtener todas las posibilidades de resolución de conflictos en un matrimonio, en ciertas circunstancias puede que les cueste admitir que se encuentra en esa situación. No ser pesimista y ver muchas claves, ejemplos e incluso ejercicios para conocerse mejor a sí mismos y también como pareja, porque definitivamente todo se puede mejorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario