Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

jueves, 8 de septiembre de 2016

¿Un viaje puede cambiarlo todo?

Los viajes en pareja antes del matrimonio parecen ser la alternativa perfecta para conocerse mejor y fortalecer la relación. Pero, también presentan pormenores que deberías considerar antes de lanzarte a esta aventura con tu amado.

Genera expectativa. Para la psicóloga y terapeuta, Tusnelda Flores, cuando se planea este tipo de viajes, ambos tratan de presentar una imagen impecable. Sin embargo, no se debe generar este tipo de expectativa en comparación con el matrimonio porque el matrimonio es otra etapa que va más allá de hacer un viaje en pareja, por lo tanto, no sería indicado hacerlo.

Cultivar valores. Aunque si de igual forma el viaje se realiza, hay que estar preparado espiritualmente, ya que juega un papel fundamental en este tipo de situación. “Lo mejor es cultivar el amor basado en el respeto y la compasión. Si bien es cierto que hay que tener actividades para conocerse mejor, una relación basada en el respeto, amor y comunicación es fundamental”, dice la especialista.

Se manejan apariencias. Antes de decidir si es bueno o no viajar (previo al matrimonio) se debe identificar si la pareja está conviviendo o está al inicio de la relación. De todas maneras, cualquiera que sea el caso, si se está pensando en viajar, la pareja ya tiene una expectativa de mostrar lo mejor de cada uno, lo que sería como una pequeña conquista para saber si se casan o no, explica el psicólogo Eduardo Sánchez. “En esta situación es como si se manejaran las apariencias”, dice.

Es mejor conocerse. Lo que en realidad tendría que hacerse para identificar aquellos errores y así fortalecer la relación, sería un diálogo abierto, afectivo y efectivo, apunta. El diálogo abierto afectivo tiene que ver con expresar lo que uno siente en el momento que esté con su pareja, ya sea alegre o triste. Y el diálogo efectivo, tiene que ver que con el paso del tiempo se pueden observar detalles o acudir a la familia para conocer más sobre su pareja. Hacer el viaje no está mal, pero hay que hablar sobre las expectativas que pueden ocasionar, resalta Sánchez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario