Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

domingo, 15 de enero de 2017

¿Por qué nos enamoramos más en verano?



Que levante la mano el que nunca ha tenido un ‘amor de verano’. La explicación a porqué en esta época del año exite una mayor tendencia a enamorarse tiene que ver con el aumento de producción de tres hormonas: la serotonina, la dopamina y la oxitocina.


Investigaciones en neurociencia, sicología, sociología y endocrinología miden las emociones que despiertan los amores veraniegos y confirman que no son un mito, publica el diario Clarín.


Uno de esos estudios, avalado por el Health Sexual Programme del Reino Unido, señala que en esa época del año aumenta la venta de preservativos, y otro, publicado en Archives of Sexual Behavior, señala que nacen más bebés nueve meses después de las vacaciones de verano: entre septiembre y octubre.


Ambos estudios respaldan la idea de que el clima cálido y soleado potencia el espíritu romántico, al punto de otorgarle legitimidad a la creencia popular que vincula el verano con el amor.

Lo que dice la ciencia
Está comprobado que el sol activa la secreción de neurotransmisores como la serotonina y dopamina que resultan proclives para el encuentro amoroso: ambas reducen la ansiedad, equilibran el estado anímico y favorecen las emociones agradables.


Por otra parte, la secreción de la oxitocina, famosa por ser denominada la ‘hormona del amor’, alcanza niveles más altos cuando el cuerpo está expuesto al sol y a las temperaturas cálidas, fomentando, de esa forma, la conducta del apego, explicó Walter Ghedín, especialista en siquiatría y sexología al portal Infobae.


El especialista también asoció las condiciones climáticas agradables con un aumento de las actividades social, lo que favorece los encuentros amorosos



No hay comentarios:

Publicar un comentario