Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

viernes, 20 de enero de 2017

“Punto P”, descubre el placer masculino



El goce de una sexualidad plena depende mucho del desprendimiento de prejuicios y “reglas” que están un tanto establecidas. Sin embargo, en el último tiempo muchos temas han dejado de ser tabú sobre todo para las mujeres y es por ello que ahora están más receptivas en cuanto a la sexualidad y muchas han decidido explorar más allá de las prácticas convencionales. En una relación íntima heterosexual, los roles tanto de la mujer como del hombre también parecen estar establecidos desde siempre y es por ello que cuando surge alguna propuesta por parte de uno o del otro genera rechazo al menos en principio.

El asunto está en que es un hecho que hoy en día muchas personas y parejas viven más plenamente su sexualidad y por tanto les interesa informarse sobre las zonas erógenas del cuerpo, ya que ellas son las que tienen mayor sensibilidad y están destinadas a activar sexualmente a las personas.

La sexóloga Alessandra Rampollo, en su afán de orientar a las personas para que disfruten más de la sexualidad aborda muchos temas relacionados y uno de ellos por ejemplo es sobre el punto G de los hombres, pero que ha sido denominado como el punto P.

La experta sugiere que las mujeres pongan a prueba sus conocimientos y descubran algunos de los secretos sobre el punto P para volver loco de placer a su pareja.

“Nosotras, aquí en Universo Alessandra preferimos llamarlo Punto P y no Punto G masculino, porque es el equivalente a Puro Placer; y también el inicio del órgano que le brinda tanto disfrute a los hombres: la próstata”, dice la experta.



¿Dónde queda? La sexóloga explica que el Punto P es la próstata y ésta es un órgano glandular, de tamaño similar al de una nuez, que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. La función de la próstata es producir y segregar un líquido por el cual salen los espermatozoides, es por ello que una caricia en ese punto genera sensaciones eyaculatorias, pero sin eyaculación, pero el resultado, según quienes lo han probado, es no solamente el clímax sino incluso la posibilidad de llegar a los multiorgasmos. Se trata de una zona con múltiples terminaciones nerviosas y muy sensible al tacto.

“De manera externa, ubicamos este Punto entre la franja de piel que va desde los testículos hasta el ano. Si prestas atención, cuando acaricies esa zona, vas a sentir un bultito como del tamaño de una almendra: ése es el Punto P. Y provoca un placer muy intenso, porque tiene muchísimas terminaciones nerviosas”, explica Alessandra en su artículo “Punto P: Puro Placer” que publica en su portal: universoalessandra.com.



¿Cómo estimularlo? El Punto P, lamentablemente, para muchos y muchas es un punto prohibido, por los prejuicios que hay a la hora de estimularlo. Pero la sexóloga propone deshacerse de todos esos tabúes y falsas creencias, para permitir que tu pareja experimente sensaciones inéditas.

Existen muchas formas, una es que ellos mismos practiquen la autoexploración, y la otra es la estimulación interna o externa que la puedes hacer tú. Lo importante es ponerse de acuerdo y si vas intentarlo debes hacerlo con mucho cuidado porque es una zona muy sensible.

“Si eres de las chicas más “tímidas”, te sugerimos que empieces con la primera opción. Para ello, debes acariciar la zona entre los testículos y el recto, haciendo un suave masaje con tus manitos. Y si quieres que la experiencia sea explosiva, no dudes en practicarle sexo oral, mientras le acaricias el punto P”, explica la experta en el mencionado artículo donde la más arriesgadas podrán encontrar más tips.



No te asustes. Si tu pareja quiere que experimentes con él su punto P, eso no significa que sea gay ni ninguna otra tontería, así que no saques conclusiones por cierta información errónea que tienes. Lo mismo para tu pareja, si cree que es raro, intenta hacerle ver que no tiene nada que ver con sus preferencias sexuales y que más bien puede experimentar algo explosivo.

Los juguetes son bienvenidos. Si no te animas a hacerlo tú misma, hay una infinidad de juguetes dedicados a estimular el punto G masculino, por lo que si te pones de acuerdo con tu pareja podrían intentar comprar algunos de ellos y llevarlo al cielo.



¿Por qué existe tanto tabú con este punto?

Muchos hombres piensan que buscar o estimular el punto P puede afectar su hombría y por tanto ni si quieran piensan en intentarlo.

“Para muchos el punto P no solamente está en el olvido sino que es inexistente, un tabú, prohibido de tocar. Y es que este punto no es otra cosa sino la próstata, un sitio altamente sensible pero que por prejuicios se ha convertido en algo innombrable. Así lo explicó a Facetas el doctor Horacio René Sánchez Morales, sexólogo clínico y terapeuta sexual de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual A.C quien despeja dudas a los hombres sobre esta zona “prohibida”.

El sexo responsable y consensuado entre adultos no tiene por qué ser mal visto o como pecado; recuerda que cada pareja puede fijar sus propias reglas y no necesariamente deben ser las establecidas o convencionales. Los expertos en sexo aconsejan descubrir tus zonas sensibles sin miedos o culpas y tanto hombres como mujeres deben tomar conciencia de que esto no tiene nada que ver con tu preferencia sexual. Por otro lado, si tienes dudas, fobia o te agobia, no te preocupes, existen muchas otras alternativas para disfrutar del sexo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario