Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

viernes, 24 de marzo de 2017

7 gestos que los enloquecen



El lenguaje corporal es muy poderoso, de hecho se puede llegar a expresar mucho más que con las mismas palabras. La actitud, el movimiento de los ojos, la posición de las piernas, la postura del cuerpo, la forma de caminar y las manos, dicen mucho o, quizás, todo. Y si de conquistar se trata el lenguaje corporal tiene mucho que ver, así que si quieres conquistar a ese chico que tanto te atrae, deberías leer este artículo.

Estudios han demostrado que definitivamente ciertos gestos femeninos tienen un efecto en los hombres y pueden ayudar a que caigan rendidos. Por tanto ya viene siendo hora que todas las mujeres estén conscientes de que la sensualidad no depende exclusivamente del aspecto físico sino de la actitud, la seguridad y algunos movimientos o gestos.

A veces los hacemos sin pensar y otros deliberadamente, lo cierto es que sí existen gestos que puedes aprovecharlos para conquistar.

Si eres de las que sientes que no puedes o no sabes coquetear y cuando quieres hacerlo te pones nerviosa y terminas por avergonzarte, podrías practicar e incluir algunos de estos ademanes, pero procura que se vean naturales.

Entérate que gestos los enloquecen.

Poner el pelo detrás de la oreja. Este gesto no solo te hace ver dulce sino que además estás exponiendo el cuello, una de las zonas más erógenas por excelencia. Según expertos en el tema uno de los gestos que los hombres aman es cuando la mujer acomoda su cabello suavemente detrás de la oreja. Esto quizá se deba a que de esta manera dejas ver tu cuello.

Jugar con un objeto. Puedes acudir a tu copa o a los cubiertos y si estás trabajando la lapicera es una excelente opción. La idea es que toques el objeto de manera natural, aunque tengas muy presente tu propósito. Ellos aman cuanto te ven jugando con un vaso, una pluma o tus gafas de sol por ejemplo.

Inclinar la cabeza y sonreír. La movida clásica de coqueteo y que los hombres aman. Al hacerla te hace ver inocente, dulce e interesada por él. Si bien es un signo clásico y muy utilizado para coquetear, los hombres no se cansan de él.

Tocarse el cuello. Acariciarte suavemente el cuello sin querer mientras conversan, hace que sus ojos se claven en ti y su imaginación comience a volar. Como ya se mencionó el cuello es una zona erógena y una de las pocas que se puede mostrar y tocar en público, así que ya sabes que este gesto les encanta.

Cruzar las piernas. Esta acción exuda mucha feminidad. Es algo que, por lo general, hacemos inconscientemente pero también puedes pensar en qué momento cruzarlas para que él se de cuenta.

Morderse el labio. Cuando un hombre te ve jugando con la boca, es como si estuvieras cumpliendo una fantasía. Mantén tu labio inferior mordido por unos segundos con una mirada inocente con los ojos fijos en él y luego suelta tu labio lentamente. ¡Y ni hablar si después pasas tu lengua!

Tocarse las piernas. Sí acaricias tus piernas mientras estás sentada y sobre todo si lo haces de manera inconsciente puede llegar a derretirse, aunque también puede ser un gesto absolutamente pensado por ti para volverlo loco de una vez por todas, pero debe verse y sentirse como una acción natural.




No hay comentarios:

Publicar un comentario