Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

sábado, 25 de marzo de 2017

La responsabilidad de la sexualidad en el adolescente

Todos tenemos una responsabilidad con los adolescentes, ya sean estos nuestros hijos o nuestros amigos. Esa sensibilidad tiene que pretender reunir a padres, madres, docentes y alumnos en relación a una buena comunicación en la familia, sobre todo cuando se hable de sexualidad, con mensajes críticos que apoyen en el desarrollo del adolescente, en la actitud sexual, en la familia y en su entorno social.

Este apoyo no solo será en el núcleo familiar, sino también en los colegios porque lo que no se encuentra en casa se aprende afuera.

Los adolescentes buscan información a veces de sus pares, que en muchas ocasiones son equivocadas. Los maestros son otra salida, especialmente cuando se les tiene confianza y saben que no serán recriminados, se busca información y se ayuda a definir su identidad tanto sexual como de género.

Los seres humanos adquieren su formación social y cultural dándoles la oportunidad de crecer seguros y confiados en todo su comportamiento.

La preocupación nuestra es porque existe mucha violencia en nuestros días. Si se dieron cuenta, somos nosotros mismos los que impulsamos ello, porque no asumimos la responsabilidad de verdaderos padres ni de maestros, es más, ni de mayores dejamos que pasen los problemas sin hacer caso o simplemente lo vemos con indiferencia.

Nosotros damos maltrato, discriminamos en la familia y en la sociedad, sin pensar que un poco de afecto o de comprensión puede prevenir la violencia, a esto se suma la etapa sexual, un proceso que tiene sus connotaciones o a lo largo de la vida en el cual se vive, donde se manifiesta la sexualidad.

Es lógico que todo cuanto se debe hacer con responsabilidad es para ayudar que durante su formación y preparación que se efectúe, es pensando que deben tener un lindo futuro y además se sientan bien, tengan la autoestima elevada y su proyecto de vida sirva para que ellos desarrollen su sexualidad con mucha madurez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario