Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

martes, 2 de mayo de 2017

Cómo saber si un amigo es para toda la vida, según estudios

Quien más quien menos tiene un buen puñado de conocidos. Si hablamos de amigos, la lista se reduce notablemente hasta, en muchos casos, rozar la extinción. Si bien en multitud de ocasiones la frontera que existe entre ambos es tremendamente fina, en otras, el margen de duda es ínfimo sabiéndose claramente quién estará a las duras y quién sólo a las maduras.

Esos menos que quedan dentro de nuestro círculo más íntimo son los poquísimos que consideramos amigos para toda la vida y que se distinguen por su "afecto personal, puro y desinteresado que nace y se fortalece con el trato", tal y como define la RAE en el concepto de amistad.

Un vínculo poderoso, beneficioso para nuestra salud y que mejora nuestra calidad de vida pero que, en muchas ocasiones, y a pesar de lo que creímos durante algún tiempo, no logra perdurar por muy distintos factores.

En busca de una respuesta para todos aquellos que, tras varias decepciones, se sienten ya incapaces de barruntar si ese inseparable compañero de aventuras es o no un amigo de verdad, se pusieron distintos grupos de científicos iniciando una serie de estudios que han resultado ser de lo más clarificadores.

Uno de ellos es el que llevó al sociólogo holandés Gerald Mollenhorst y a todo su equipo a examinar a fondo las redes sociales y su fortaleza en una investigación en la que fueron encuestadas 1.007 personas de ambos sexosde entre 18 y 65 años, y que se prolongó durante siete largos años antes de redactarse las conclusiones finales.

Un círculo de difícil acceso
Se descubrió que nuestro círculo de amistades está claramente condicionado por las escasas oportunidades que se nos presentan a lo largo de nuestra vida para conocer, de verdad, y sobre todo una vez encontramos la estabilidad, a nuevas personas que puedan acabar accediendo a este coto privado.

Algo que el Dr. Mollenhorst explica indicando que "habitualmente establecemos nuevas relaciones en los mismos entornos en los que conocimos a nuestros antiguos amigos", lo que estrecha notablemente el margen de ampliación de nuestros círculos, dificultando a su vez la posibilidad de acceder a nuevos escenarios vitales en los que seguir desarrollándonos.

Según se afirma en las conclusiones de este estudio, sólo el 48% de los que consideramos amigos permanecerá a nuestro lado transcurridos siete años y sólo un 30% de nuestros conocidos logrará mantener su estatus pasado este periodo de tiempo. Al parecer, si las distintas pruebas a las que se ve sometida cualquier relación durante esos siete años no logran dinamitarla, difícilmente se perderá pasado en el futuro.

¿Cuáles son las amistades que más duran?
Además del trabajo del investigador de la Universidad de Utrecht, en busca de descifrar la fórmula capaz de predecir la duración de la amistad, el físico húngaro Tamas Vicsek se lanzaba por su lado a estudiar la evolución de las relaciones sociales. Lo hacía analizando las redes de 30.000 voluntarios, además de las listas de contactos de los teléfonos móviles de otros cuatro millones de usuarios.

Después de mucho tiempo de estudio, el profesor Vicsek llegaba a la conclusión de que los grandes grupos de amigos logran perdurar más en el tiempo si algunos de los miembros se renuevan con el paso del tiempo. En éstos, la capacidad de adaptabilidad de los que permanecen actúa como pegamento social generando vínculos muy potentes entre los que se mantienen en él.

Por otro lado, el investigador exponía también que aquellos grupos de amistades formados por pocos miembros se revelan como más estables, persistiendo su cohesión durante más tiempo que los más nutridos, siempre y cuando las unidades que los integran sean capaces de mantenerse unidas frente a las distintas adversidades que encuentran.

En resumen, la ciencia parece haber demostrado que casi la mitad de los íntimos no lograrán seguir siéndolo más allá de siete años. Durante este periodo, nuestros círculos más cercanos se renovarán mayoritariamente. Así pues, aquellos que sean capaces de mantener ese vínculo durante al menos siete años, ya lo saben, casi con toda seguridad podrán afirmar que quien tienen a su lado es un amigo para toda la vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario