Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

sábado, 10 de junio de 2017

¿Cómo lidiar con el enamoramiento de los alumnos hacia los profesores?

Enamorarse puede ser, en ocasiones, un motivo de preocupación, tristeza y ansiedad, sobre todo cuando este sentimiento no es correspondido o no es socialmente aceptado.

Muchos apuestan a que cuando hay amor, todo es posible para los enamorados. Sin embargo, debemos poner claro que hay circunstancias donde una de las personas no está disponible u ocupa una posición en el desempeño de roles en nuestras vidas que imposibilitan una relación de pareja.

A muchos les ha ocurrido en diferentes momentos de su vida enamorarse de una persona con la que, por ciertas circunstancias, no se puede concretar el amor. Un ejemplo clásico es el de la alumna que se enamora perdidamente de su profesor. Otras veces, el amor imposible no se presenta de una manera tan patente, sino que surge cuando un joven se enamora de una mujer comprometida, o cuando una mujer tiene una aventura con un hombre con el que sabe que nunca va a llegar a nada.

El caso de los alumnos que se enamoran de sus profesores suele ser más común de lo que pensamos. En los pequeños solemos ver esa admiración que podría manifestarse a través de conductas que pueden confundirse con el amor. No obstante, debido a la etapa en que se encuentra el niño o niña, esto suele disolverse y quedar como un recuerdo. Ahora bien: ¿qué pasa en la adolescencia cuando el individuo experimenta su despertar a este tipo de emociones y la sexualidad inicia su desarrollo?



FIGURA DE AUTORIDAD

A pesar de que el o la joven muchas veces sabe que no podrá concretizar nada, no puede evitar sentir atracción hacia el maestro o maestra, esa figura de autoridad que provoca su admiración, lo que, frente a posibles necesidades de un vínculo con una figura masculina o femenina, puede provocar la idealización del individuo como la pareja. Cuando el o la joven idealiza, suele otorgar rasgos, características o valores similares a los que uno siempre ha soñado en una pareja. Al fenómeno se le conoce como amor anaclítico, porque el individuo escoge un compañero con las mismas características de las personas que satisfacían sus necesidades de cuando era niño.



CONFUSIÓN

En la adolescencia suele ocurrir la confusión de algunos conceptos referentes a los sentimientos, fruto, a veces, del proceso de transición que atraviesa el individuo en esta etapa, donde puede sentir que está experimentando un amor insuperable; pero también puede darse el caso de los "amores delirantes", que tienen un componente psicopatológico profundo. En esta categoría caben los amores platónicos, en los que personas comunes y corrientes establecen fantasías con personajes del cine, figuras de autoridad con grandes diferencias de edad, artistas, etcétera.

La docencia, además de ser una profesión que exige conocimientos teóricos sobre la disciplina o asignatura que se imparte, también requiere toda nuestra capacidad para enfrentarnos a situaciones inesperadas como estos casos. El maestro debe tener dominio y control del grupo de estudiantes a través de colocar límites, reglas y claridad en el desempeño de los roles tanto en el aula como fuera de ella. Sin embargo, a pesar de esto, pueden ocurrir estos casos sobre todo cuando se trabaja con adolescentes.

ES ESENCIAL EL CONTROL

Cuando situaciones como estas se presentan en el aula, el maestro debe asumir el control mediante reuniones con el área de orientación y, de ser necesario, con los padres del alumno. Es muy importante que mantenga las reglas claras y asuma su rol como figura de autoridad evitando crear esperanzas a través de conductas o acciones que favorezcan a uno u otro alumno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario