Consejos sobre el Amor, Matrimonio, Noviazgo

martes, 6 de junio de 2017

La primera noche de sexo en una relación

Partamos de la base de que ya se conocieron, han salido algunas veces y se gustan, se sabe que hay atracción física y tal vez intelectual, emocional. Han conversado, reído, comido juntos y se han puesto alegres con más de alguna copa.

Conocer a una nueva pareja es siempre un mundo por descubrir. Cada persona tiene su estilo para amar, sus particulares formas de besar, de abrazar, de hacer el amor, de cansarse y muchas cosas más.

El tema es que a la hora de reunir dos técnicas distintas pueden pasar también dos cosas: decepcionarse o enamorarse.

SÉ HONESTA

Es normal que no tengas suficiente confianza para decirle a él cómo te gusta o qué, pero lo más aconsejable es que digas lo que te parece o no desde el primer momento. Claro, habrá qué hacerlo con delicadeza y tacto. Pero lo mejor es ante todo la honestidad para que, si esta se convierte en una relación importante, haya iniciado con bases de verdad en algo tan relevante como el sexo.

MANTENTE ALERTA

Si hay algo que dices en esa primera vez respecto a lo que no te gusta y tu nueva pareja no está contento con tanta sinceridad, entonces mira esta actitud como un foco rojo para estar alerta durante el desarrollo de la relación amorosa. Pues a la larga puede convertirse en un grave problema.

NO A LAS INSEGURIDADES

Otra cosa común a la hora de hacer el amor por primera vez con alguien, es que te hagas preguntas como: ¿Esto le gustará o le duele? ¿Lo estaré haciendo bien? ¿Le gustaré? Entre otras. Nada más que inseguridades. En el sexo lo mejor es abandonarse al placer y evitar preguntarse demasiado.

A menos, claro, que veas que efectivamente hay algo que a tu nueva

pareja no le gusta de ti y sea más

que evidente.

POCAS POSTURAS

Evita probar demasiadas posturas de fantasía la primera vez. Aunque seas todo un experto en las artes amatorias, no quieras impresionar de sobremanera en la primera ocasión, pues a veces podrías obtener el resultado contrario. Aunque tu pareja esté fascinado con tu experiencia, la primera vez cuando apenas se están conociendo íntimamente, podría ser demasiado.

SEGURIDAD ANTE TODO

Usa siempre condón. Sabemos que las Infecciones de Transmisión Sexual, algunas mortales como el VIH, se

esconden también tras rostros lindos y cuerpos esculturales. Así que, mientras no sea una pareja segura, la protección será siempre la mejor opción.

ESPACIOS NEUTROS

Si quieres conocerla más, lo ideal es que hagan el amor en alguna de las casas de ambos. Pero, si la relación todavía no avanza del todo, será siempre mejor un espacio neutro para que los dos se encuentren libres y cómodos en igualdad de circunstancias.

TRÁTALO BIEN

Aunque sepas que no lo volverás a ver, siempre trata a tu nuevo amante con respeto y amabilidad. Además, nunca sabes.

LAS COSAS CLARAS

Si luego de esa primera vez decidiste que no lo volverías a ver, no termines de manera abrupta ni tampoco le digas que lo llamarás si no planeas hacerlo. Es mejor saber que todo quedó en sexo de una noche y que ni uno ni otro esperarán nada.

NO A LA PRIMERA

No te enamores desde la primera vez. Sabemos que existen tantas soledades en el mundo que, en ocasiones, con el sexo de una noche puede pensarse que el amor de la vida ha llegado, y que el hombre que se encuentra de frente, es la media naranja que se esperó todo el tiempo. Es mejor que el amor nos sorprenda tiempo después, que ir por el mundo permitiendo que te rompan el corazón luego de una noche sexual que no fue más allá.

JUEGA CON EL MISTERIO

¡No quemes todos los cartuchos en una noche! Mejor juega un poco con el misterio, déjale probar un par de cosas de ti solamente para que él se quede pensando que lo que le espera en futuras sesiones será maravilloso. O si no, tal vez se quedará pensando en lo que hubiera pasado de haber existido una segunda oportunidad.

Más datos

ARGUMENTOS 

"El amor no nace en la cama, sino a la mañana siguiente del primer encuentro", al menos esto dice el sociólogo francés Jean-Claude Kaufmann, autor del ensayo ´La mañana siguiente.´ Si bien el autor asegura que no hay un "manual de comportamiento" y que se necesitan muchas mañanas juntos para consolidar una relación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario